Los pecados de la virtud

Lobisón

Tras el reconocimiento por parte del gobierno griego de que no podrá cumplir este año los objetivos de déficit y deuda acordados con la UE y el FMI, parece que los responsables comunitarios han dejado la puerta abierta al desembolso de un nuevo tramo de ayuda, admitiendo de forma implícita que la desviación es una consecuencia del efecto recesivo de las propias medidas de ajuste exigidas a Grecia.

Esto supone que tales medidas no eran realistas, en la medida en que su efecto sobre los ingresos era superior a la reducción del gasto que era el primer objetivo. Nada nuevo para quienes recuerden la agonía de Argentina en 2001. Lo que es nuevo es que la UE debería haber estado en condiciones de fijarse metas más realistas, que mantuvieran la economía en marcha a la vez que reducían el gasto público. La UE, además, está en condiciones de prestar ayuda financiera a Grecia para abordar esta dolorosa transición.

Al no haberlo hecho así, la UE ha hundido la economía griega en una profunda recesión de la que no se va a recuperar en 2012 a menos que cambien los términos del supuesto rescate. Pero además ha dado origen a que la crisis se extienda a Portugal, España e Italia, en lo que se puede entender como un pánico de los mercados que abre grandes posibilidades a las operaciones especulativas, lo que a su vez ha llevado al rescate de Portugal y a la necesidad de que el BCE compre masivamente deuda española e italiana en el mercado secundario para evitar la especulación.

Por otro lado, la exposición a la deuda griega es uno de los factores que han llevado a buena parte de la banca europea a una nueva situación de riesgo, que ha desbordado las pruebas de tensión realizadas hace sólo unos meses. Eso sí, la canciller Merkel ha manifestado su voluntad de realizar una acción coordinada para recapitalizar nuevamente la banca y de buscar un plan para liberarla de sus ‘activos tóxicos’.

Todo esto parece un inmenso disparate si se piensa que habría bastado, cuando comenzó la crisis griega, con haber aprobado un plan realista de ajuste, más extendido en el tiempo y con la emisión de eurobonos o de compra de los bonos griegos por el BCE. ¿Por qué no se hizo así? La respuesta habitual remite a la disfuncionalidad de las actuales instituciones europeas para tomar decisiones rápidas que acepten los 17 miembros de la eurozona.

Pero, aunque suene ilusorio, es evidente que ha influido mucho una visión moral, la de que los pecadores debían pagar sangre en penitencia por sus errores, y que un ajuste ‘cómodo’, en el sentido de viable, no tendría un valor ejemplar. También ha funcionado el ‘hada de la confianza’ (en expresión de Krugman), la creencia profundamente necia en que cuanto mayores son los sacrificios que un gobierno impone a su pueblo mayor es la confianza de los inversores en el futuro de ese país.

Los mercados pueden tener movimientos irracionales, pero se basan en la racionalidad económica. Ningún hada puede convencerles de que un ajuste recesivo aumenta la viabilidad de una economía y aleja el riesgo de impago de su deuda. Desgraciadamente la creencia en las hadas y la visión luterana de la virtud están vivas en los medios políticos de muchas capitales, incluyendo Berlín, y así nos va.

19 pensamientos en “Los pecados de la virtud

  1. ¿Ha decidido hoy Zapatero alguna cosa más con su heredero Rajoy? Igual podía mejorarle a la Iglesia las condiciones del Concordato. Todavía tiene tiempo.

    (todo sea por el juicio de la Historia)

    ::

    ¿Se sabe qué opinan Zapatero y Sebastián de la nueva cacería de Pedro J, ahora contra Blanco?

  2. Después de la reforma constitucional y de lo de Rota, dale ideas.

  3. Después de la reforma constitucional y de lo de Rota, dale ideas.

  4. Gracias, Lobisón.

    Francamente, me irrita un poco la precisión con la que los analistas a la violeta (no es tu caso, aclaro) nos explican, siempre a toro pasado, los errores que han conducido a la situación actual.

    Cuando nació el euro todos estábamos encantados, y los especialistas nos convencieron con facilidad de lo útil y estupenda que era la moneda común, símbolo de la potencia del proyecto europeo, divisa de referencia frente al dólar, avance espectacular de la integración, gasolina de 100 octanos para impulsar el intercambio comercial, etc. Ahora, todos coinciden en que el euro nació con el soporte de un diseño institucional errado, en la medida en que es un disparate la coordinación de las políticas monetarias (más aún, con el estrecho mandato que se le dio al BCE) mientras que las fiscales van cada una por su lado, más aún cuando las estructuras económicas subyacentes y necesidades de los integrantes de la unión monetaria son tan dispares. Ahora nos dicen que la solución son los Eurobonos. ¿Seguro?

    Lo mismo pasó con la ampliación de la Unión. En 2004-2007 pasamos de ser 15 más o menos homogéneos a ser 27 muy diversos. Se nos dijo que la ampliación era cojonuda por expandir mercados, asentar la estabilidad política en el flanco Este, difundir la prosperidad renana, reunificar el continente… Ahora nos dicen que fue un disparate ampliar sin ANTES cambiar las reglas de funcionamiento de la Unión, que se ha convertido en una entidad (todavía más) burocratizada y de imposible gobierno. De ahí que los rescates, que deben ser aprobados por los gobiernos nacionales, lleguen siempre tarde, cuando el náufrago al que se le iba a tirar el salvavidas ya está cianótico. Ahora nos dicen que la solución es un auténtico gobierno económico europeo. ¿Seguro?

    A mí quien me parece que está interpretando mejor estos tiempos confusos que corren es Millás (me convence también Escolar, al que se elogiaba ayer; pero Nacho está más pegado a la realidad, al regate corto). Millás propugnaba recientemente que España baje a segunda división y que los españoles nos rebajemos un escalón en el escalafón, para no ir ahogados a rebufo de una locomotora alemana que, simplemente, no podemos coger. Es, en verdad, una época extraña ésta, en la que se reza a un Santo Jobs que no es el de la paciencia; la televisión pública se permite exhibir impúdicamente el baile de San Vito de una pobre octogenaria; y se da el Nobel de literatura a un Transformer (¿no eran unos robots?)…

    Abrazos para todos.

  5. Yo creo que desde que arouet dejó el blog el gobierno no ha dejado de ir marcha atrás y la cosa de mal en peor.

  6. Cuanta razón tiene Lobisón.
    No se puede coger a un pais por los güevos y pretender que silbe…yo lo he comprobado personalmente…ejem.

  7. La octogenaria es todo menos pobre…

    Teoura, no es del todo cierto lo que dices. Cuando el euro se sabía que la UEM nacía coja por la pata económica y cuando la ampliación fuimos muchos, tú seguro que también, los que señalamos la falta de convergencia política, económica y social de muchos de los “ampliados” así como los efectos negativos que tendría sobre la “profundización” europeista. Es decir, que ambos movimientos se decidieron tras sopesar los pros y los contras. Ahora parece que los contras, al menos en el primer caso, deberían haberse considerado más.

    En todo caso no me parece ni apropiado ni viable abogar por bajar a segunda división. No la hay y sería imposible crearla por las buenas, y además no es cierto que no podamos seguir el tren de Alemania: no hay más que ver los problemas que tenía Alemania hace un lustro para contener su déficit mientras nosotros no teníamos grandes problemas.

    En cuanto al artículo de hoy, estoy plenamente de acuerdo con la estupidez con la que se han venido conduciendo nuestros mandatarios respecto a la lucha contra la crisis. Y tampoco es cierto que sea una crítica sólo a toro pasado. Hemos sido legión los que hemos señalado que había que contener el déficit pero manteniendo un elevado nivel de gasto para generar recuperación, empleo e ingresos. El campeón ha sido Krugman, al que no han escuchado desde el minuto uno, y así nos va.

  8. En mis viajes por todo lo largo y ancho de estos mundos de Dios he interiorizado que las religiones basadas en el conocimiento de la Biblia como base fundamental para el desarrollo del pensamiento, tiene graves secuelas sobre el comportamiento humano.
    Repasen la historia y comprobaran que nunca se habia mentido tanto ,por eso estos dias vemos como La Santa Inquisicion en forma de palomita mensagera quiere hacernos creer que en las gasolineras de nuestro pais ,mienbros del gobierno ,mantienen reuniones clandestinas con intereses poco edificantes,sin el conocimiento de Teoura.por eso me pregunto si Teoura tiene que decir algo al respecto….o en su defecto que nos muestre las cintas grabadas por las camaras de seguridad…..o las fotos de los paparazzi.

  9. Hombre,Don Polonio I,es evidente ante los OjOs de Dios que Pedro J. ha emprendido esta caceria contra el sooro Blanco por no haber asitido al acto de presentacion de su libro y porque no estamos en Inglaterra ,donde esta completamente prohibida la caza del zorro por miembros de la alta sociedad burguesa..
    Por otro lado me pregunto si Polonio I es consciente de que eta esta en las ultimas, gracias a las decisiones politicas de Ziluminatius.

    Por cierto ,los que se rasgan las vestiduras con la participacion de España en el desarrollo de los acuerdos con la Otan,son unos indocumentados.

  10. “Hacerlo a espaldas de la opinión pública y del Parlamento, olvidarse de que hubo un referéndum e incluso dar a entender que ni siquiera es necesario cambiar el convenio bilateral con EEUU es muestra de que algunos políticos han perdido cualquier sentido de la vergüenza y, sí, del honor. No hay que guardar las formas. Se trata a los ciudadanos como súbditos y se les comunica brevemente qué nuevas responsabilidades tienen que asumir en la defensa del imperio”.

    El presidente que sólo sabía inclinarse. 

  11. Lobisón y todos los keynesianos primerizos tienen bastante razón pero no toda la razón. En efecto, como dice Lobisón: “Los mercados pueden tener movimientos irracionales, pero se basan en la racionalidad económica. Ningún hada puede convencerles de que un ajuste recesivo aumenta la viabilidad de una economía y aleja el riesgo de impago de su deuda.” y “…. habría bastado, cuando comenzó la crisis griega, con haber aprobado un plan realista de ajuste, más extendido en el tiempo y con la emisión de eurobonos o de compra de los bonos griegos por el BCE.” Pero en 2008 los paises periféricos europeos comenzaron a elevar el ratio Déficit/ PIB de forma vertiginosa para evitar la recesión, pensando que los mercados no les preocupaba “el riesgo de impago de su deuda”. Pensaban quizas que con el gasto público social garantizaban el crecimiento y por tanto su solvencia. Pero en 2008 los mercados veían que los paises estaban repletos de deudas tanto del gobierno como del sector privado y que con esa perpectiva no iban a ser capaces de crecer. En efecto, cuando los bancos y las empresas estan en números rojos en gran parte por el gran desorden del boom inmobiliario no se fian de que los posibles prestatarios devuelvan sus préstamos y dejan de dar créditos. Y al no circular el dinero no puede haber crecimiento por mucho que el Estado inunde el país de gasto social. Esta era la situación en 2008, el exceso de confianza entre prestamistas y prestatarios durante el boom inmobiliario dió paso al exceso de desconfianza posterior. El gasto social puede caer en saco roto en esas circumstancias, si antes las instituciones públicas y privadas no ponen sus cuentas en orden.
    Por tanto, no creo que “habría bastado cuando comenzó la crisis griega” con que Alemania hubiese autorizado fuertes emisiones de eurobonos para resolver el problema de la crisis soberana y la falta de crecimiento. Y ningún país hubiera iniciado “un plan realista de ajuste” si con eurobonos a tutiplen tapaba su déficit estructural

  12. Magallanes (15), la idea no es (o era) tapar el déficit estructural con eurobonos, sino fijar plazos y objetivos más realistas de reducción del déficit, y buscar la forma de mantener el diferencial de la deuda griega en límites manejables, emitiendo eurobonos o comprando deuda griega por el BCE.

    O sea, que no discuto la necesidad de consolidación fiscal, sino los ritmos. Y no ignoro los costes de alargar el proceso de ajuste, pero creo que estos costes se deberían haber asumido solidariamente por la UE.

    La alusión a los ‘keynesianos primerizos’ es un poco arrogante, por otro lado: tampoco hay por qué faltar.

  13. Lo de keynesianos primerizos reconozco que es un tanto arrogante. Lo de faltar creo que ha sido leve. Meterse con la tesis del articulista es el objeto de Debate Callejero, siempre que uno tenga argumentos. Pero uno tiende también a que el articulista se pique con estas faltas, pensando que si no, no conseguirá que le conteste.

Deja un comentario