Los más ricos del Planeta

Drodrialbert

La revista Forbes, referente del mundo de los negocios, publica cada año por estas fechas la lista de las personas más ricas del Planeta. Un Top digno de todo elogio para los amantes de la economía de mercado, una selecta relación de hombres y mujeres (sobre todo hombres) que pretenden ser un referente para el resto de los mortales. Repasemos quiénes son las preclaras mentes que encabezan este ranking en el año 2015.

En el número 1, y con una fortuna estimada en 79.2 millones de dólares, lidera la clasificación el mito de la tecnología Bill Gates. Un filántropo que destina parte de sus ingresos a ayudar al desarrollo de los más desfavorecidos. Lástima que los Tribunales de la Unión Europea no sean tan benevolentes y Microsoft haya sido multada por prácticas monopolistas, por abuso de posición dominante o por software ilegal. En total, más de 1.500 millones de sanción para la gigantesca multinacional presidida por el benefactor Gates. Y es que siempre hay jueces dispuestos a buscarle los tres pies al gato.

En el número 2, y con un patrimonio que alcanza los 77.7 millones de dólares, le sigue de cerca el ilustre mexicano Carlos Slim, propietario entre otras muchas de la empresa de telefonía Telmex. En este caso, sus detractores recuerdan como esta compañía fue privatizada con cierta polémica bajo mandato del PRI, partido democrático dónde los haya, o como Claro, otra firma del millonario, ha sido condenada por evasión fiscal en los tribunales ecuatorianos. Y es que con tamaña fortuna no todo iba a ser perfecto.

En el número 3, y con una riqueza de 72.7 millones de euros, asciende con fuerza Warren Buffet, agente de bolsa e inversor. En este caso, hay que agradecer la enorme sinceridad de este hombre, que hace unos años declaró que ‘la lucha de clases sigue existiendo, pero la mía va ganando’. Un reconocimiento que sin duda estremeció a algunos de los que saborean esa victoria pero prefieren no explicitarlo demasiado.

Y al llegar al número 4 tenemos el orgullo de presentar a un compatriota, Amancio Ortega, que acumula bienes por valor de 64.5 millones de dólares. El hombre más rico de Europa es español, y es que en algo merecemos encabezar los rankings. Una persona hecha a sí misma, que surgió de la nada y creó un imperio textil. Los rencorosos que siempre andan rebuscando se centran en las numerosas denuncias que tiene Inditex en el Tercer Mundo por utilizar trabajo esclavo, trabajo infantil o incluso una combinación de ambas. Intentan en vano manchar la imagen del gran ejemplo de los emprendedores en nuestro país. 

Pero no deberíamos quedarnos en el análisis de cómo estas personas individuales han labrado estas grandes fortunas. Más bien deberíamos preguntarnos si al sistema económico actual le queda algo de una mínima dignidad. Podemos debatir cuál debería ser el límite ético de la desigualdad, pero está fuera de toda duda que la situación actual está muy lejos de cualquier parámetro razonable. La riqueza obscena de estos sujetos tiene la otra cara de la moneda en el sufrimiento humano de cientos de miles de seres humanos que no alcanzan a cubrir sus necesidades básicas. Algunos me dirán que estos juicios de valor no son nuevos, a lo que se puede responder con la frase de Dürrenmatt: “Tristes tiempos estos en los que hay que luchar por lo que es evidente”. 

En España, las 23 personas más adineradas concentran 102.570 millones de euros, casi un 10% del PIB del país. En este escenario, resulta grotesco escuchar a ciertos políticos o presuntos expertos en economía afirmar que ‘no hay dinero para sustentar el gasto social’. Si se plantea el debate de la redistribución de la renta, tildan de demagoga cualquier propuesta que vaya en la línea de una mayor justicia social. Curiosamente, son los mismos que estos días afirman que los 6.000 millones de euros prestados por España a Grecia podrían haber servido para mejorar nuestro bienestar. Justo esos seis millones. Porque los más de 100.000 que acabo de mencionar, por supuesto, son intocables.

Un pensamiento en “Los más ricos del Planeta

  1. Buen hit parade el presentado por drodri. Pero esos vicios de acordarse del trabajo infantil en relación con el gran Ortega. No es para tanto el que hayan 85 millones de menores de edad que desempeñan trabajos peligrosos en el mundo. O que 5 millones realicen trabajo forzado, una quinta parte de los cuales estarian a
    sometidos a explotación sexual. Si hubieran mas ortegas en el mundo eso no pasaria, le dirian muchos. Y encima pensarian que es verdad.

Deja un comentario