Los humeantes restos de la batalla

Guridi 

Un mes después de la caída de Pedro Sánchez el PSOE sigue revuelto. Tan revuelto que seguramente los ánimos, que habían sido excitados por los diferentes secretarios autonómicos y provinciales, se les ha ido de las manos. Tras contemplar horrorizados cómo Sánchez se desmentía a sí mismo por enésima vez, pero delante de las cámaras y suavemente espoleado por Jordi Évole, ahora no pueden dar marcha atrás y ven cómo la militancia a la que han espoleado con incendiarios ataques personales a otros compañeros, supuestas conspiraciones internas para que no se vote y promesas del paraíso si vuelve Sánchez, no se horroriza tanto como ellos al comprobar cómo Sánchez se echa en brazos de Podemos, seducido como un Alberto Garzón cualquiera.

Aunque se proteste por los meses que tarde la Gestora en convocar Congreso, el caso es que a muchos de estos Secretarios y Secretarias Generales les va a venir muy bien el tiempo para tratar de reconducir a su hiperexcitada militancia. Y puede que hasta para expedientar a algunos de los más exaltados, que hacen la guerra por su cuenta pensando que así hacen méritos ante sus líderes, cuando son moneda de cambio para cuando haya que firmar la paz. En Álava ya hay alguno que prosigue alegremente con sus labores de intoxicación, cuando Morales ya le tiene echado el ojo como gambito para las negociaciones.

Mientras, Mariano ya ha nombrado gobierno, que estará jurando ante el crucifijo mientras leéis esto. Un Gobierno más rancio aún que el anterior, donde Soraya Sáez de Santamaría pierde parte del inmenso poder que atesoraba. Puede que eso implique cosas como que El País vuelva a ser un periódico de centroizquierda, pero también que algunos personajes como Cospedal tengan más manga ancha para hacer la vista gorda ante las irregularidades, como viene siendo su costumbre.

En Bruselas y Berlín estarán horrorizados, viendo que se premia con la continuidad al ministro de Hacienda que hace presupuestos chapuceros y tramposos a posta y al ministro de Economía que pretende venderles la chapuza como si fuera una Thermomix de segunda mano.

¿Y qué pasa mientras en Podemos? Pasa que estos días se quitan la careta, mostrando ese rictus colérico de revolucionario de clase media que cree que el pueblo no les merece. Aparte de los chanchullos del muy limitado Espinar, tenemos los consabidos ataques a la libertad de prensa y el compadreo infame e inmoral con ERC y Bildu, a los que se ve como simpáticos socios en la tarea de destruir al PSOE. La verdad es que Podemos se enfrenta a un periodo bastante problemático. Precisamente como les ocurre a sus amigos de Bildu, lo que peor lleva Podemos es la normalidad institucional. No saben gobernar y no saben hacer oposición si no es inventándose alguna clase de situación de excepcionalidad.

El episodio de Espinar es sólo una pequeña parte de las guerras que están a punto de desatarse en la formación creada a la mayor gloria de Pablo Iglesias, que no quiere consentir que su ex-novia le haga parecer un macho menos alfa al ganarle un congreso regional. Sí, es una valoración terriblemente machista, pero así es el amigo Iglesias. El líder popular al que le importa un pepino lo que el pueblo piense y el feminista que sabe lo que es mejor para las mujeres sin preguntarles.  

La terrible y dolorosa situación de que el PP repita gobierno no es sólo lamentada por los socialistas (sea cual sea el bando en el que estén), sino que también se ve con cierto escozor por parte de Podemos, que se dan cuenta ahora de que el paripé de negociaciones de Pablo Iglesias alejó la posibilidad de un gobierno de izquierdas más que nunca. Y que el “sorpasso” tal vez debería de haber sido un medio, pero no un fin.  

Me pregunto si esta legislatura será larga o corta. Y me pregunto qué partido sufrirá más en las siguientes elecciones. Pero mi capacidad de predicción está agotada.  

 

6 pensamientos en “Los humeantes restos de la batalla

  1. Dolorosa Cospedal se sube al escenario politico como ministra de defensa del gobierno de Rajopiyus Reloaded.
    Si Soraya es para el predidente del gobierno ,la niña de sus OjOs, Dolorosa Cospedal es la mano derecha manu militari de esta legislatura….glups!

  2. Alarma a los Pueblos : Patxi López ataca (hoy día 5 )en EL PAÍS con un nuevo amanecer. Al heraldo de Sánchez le han escrito una pieza costumbrista propia de liantes confusos en apuros ” Nue­vo pro­yec­to pa­ra un nue­vo si­glo” …pero con caras de ayer (no todo va a ser nuevo )
    ¿ Y qué dice ?

  3. Lo malo no es que vaya otra vez de vacaciones ; lo malo es que no se quede allí pero apoyando a Trump porque, como nuevo rey Midas , todo lo que

Deja un comentario