Lo urgente y lo importante

Sicilia

Cuando la situación se vuelve crítica es fundamental establecer el orden de prioridades de actuación. A finales del año pasado, de poco grato recuerdo, el mundo entero se asomó al precipicio del colapso del sistema financiero internacional. Pudiendo dudarse de si fueron óptimas o no, se tomaron medidas de un impacto inconcebible tan solo unos meses antes, logrando salvar la situación, o al menos apartarnos unos metros de la caída al vacío.  

 

A renglón seguido los gobiernos e instituciones internacionales tuvieron que afrontar la posibilidad real y muy verosímil de una depresión prolongada –tesitura en la que aún nos encontramos-, a consecuencia de lo cual, se activaron medidas en una escala monumental, medidas económicas que habían estado olvidadas, incluso proscritas, durante largo tiempo. Desde noviembre de 2008 los cientos de miles de millones de euros o de dólares se han convertido en una unidad de medida casi cotidiana.

 

Entre la reunión del G-20 (y pico), la victoria de Obama y las diversas actuaciones a escala nacional llevadas a cabo en cada uno de los países, se ha instalado una cierta sensación de calma tensa, de estar a la expectativa de lo que pueda ocurrir, a la que puede haber contribuido un cierto hartazgo después de la sobreestimulación a la que, en forma de noticias y artículos divulgativos en la materia, fuimos sometidos en el último trimestre de 2008. Clímax y anticlímax, adrenalina y noradrenalina, ya se sabe.

  

Sin embargo, como en el cuento de Monterroso, el dinosaurio sigue estando ahí. Permanece en la ya citada incertidumbre en cuanto a la duración y profundidad de la recesión, y, quizás más importante, permanece también en el hecho de que los fallos estructurales que nos han llevado a la situación en la que hoy estamos no han sido corregidos.

 

 Se ha actuado contra lo urgente, veremos si en la medida precisa pero, en cambio, no se ha sido igual de activo en corregir lo importante. Muchos de los diagnósticos efectuados cuando la crisis estalló hacían determinadas recomendaciones en materia de regulación económica mundial que últimamente parecen haber sido aparentemente aplazadas, y que no sería juicioso dejar pasar en beneficio de la espectacularidad que dan las cifras de once ceros.

 

Parece como si en cuanto la posibilidad del Apocalipsis desapareciera, todo pudiera volver a ser como antes en poco tiempo. En este sentido hay que agradecer al “caso Maddof” que haya contribuido a despabilar ciertos impulsos nerviosos que, daba la impresión, estaban siendo anestesiados por las dolorosas cifras de paro a las que las principales economías del planeta se enfrentan. Un vez más, lo urgente y lo importante. Lo uno no debe suponer el olvido de lo otro.

 

No debe olvidarse que a la situación que vivimos hoy ha contribuido de manera fundamental la creencia, y es creencia porque se ha probado falso infinitas veces, de que la falta de reglas y de supervisión conduce a un estado de máxima virtud y eficiencia, auto perpetuable.

 

Los sistemas de regulación y supervisión existentes se han probado insuficientes y laxos. Aunque ha habido sugerencias en línea de modificarlos, parece que de momento no se ha llevado nada a cabo. Por ejemplo, a la vista del paisaje que hoy contemplamos, parece sensato suponer que los Bancos Centrales deben dejar de pegarse exclusivamente al IPC como única medida de evolución de los precios, y debe darse paso a contemplar otros indicadores como los precios de los activos reales, a fin de evitar que la política monetaria propicie la creación de “burbujas”, ya sean financieras, ya sean inmobiliarias, ya sean en materias primas.

 

Asimismo se sugirió, y tampoco parece que hay un deseo claro de ponerlo en marcha, que debía endurecerse la supervisión de las entidades financieras, ya sean bancos comerciales, de inversión o fondos, impidiendo que se opere fuera de balance, que se dificulte la valoración real de los activos inmobiliarios con los que se opera, y que, en general, haya una transparencia mucho mayor en la gestión y composición de los riesgos con los que se trabaja. Una vez que las entidades han sido rescatadas, de lo otro parece que nunca más se supo.

 

Otros actores del sistema también recibieron la correspondiente atención en múltiples artículos y opiniones de peso. El ridículo espantoso, cuando no negligencia culpable, que han hecho las todopoderosas agencias de rating, no debería quedar sin su correspondiente reforma. El caso Enron sirvió para que se cuestionase si una empresa auditora debía tener contratados más servicios con la empresa auditada, de forma que esta relación mercantil pudiera perturbar la necesaria independencia. Lo que sucedió después ha reducido esta cautela a una nimiedad. Lo que se plantea ahora es cómo alguien puede evaluar objetiva y justamente la situación de riesgo de aquel que le sustenta económicamente.

 

La sabiduría popular ya desde hace tiempo promulga que no se muerde la mano que da de comer. Huyendo de simplificaciones y aun siendo consciente de la dificultad que reviste aquilatar exactamente los riesgos de determinadas actividades, es hora de plantearse si el rating, o la evaluación del riesgo económico, por usar un término menos técnico, no debe recaer en agencias públicas, ya que son públicas y generalizadas las consecuencias de que esta evaluación se realice de manera incorrecta. El hecho de que sean públicas no evita per se que puedan producirse fallos futuros pero, indudablemente, rompe el juego de incentivos perversos que actúa cuando esta evaluación se realiza entre agentes privados  a cambio de un pago.

 

Este razonamiento es extensivo a la operativa de ciertos organismos internacionales que, se supone, estaban a cargo de la vigilancia de las políticas económicas de los gobiernos; hablo, como no del FMI.

 

Aunque en este caso el incentivo de no morder la mano que alimenta no se cifra exactamente en términos monetarios, cierto es que para los países poderosos el rasero es mucho menos exigente que para los menos poderosos. Se ha exigido equilibrio presupuestario a países con serias carencias en infraestructuras y servicios públicos, mientras que todo eran parabienes cuando Estados Unidos se lanzaba a déficits crecientes, recortes de ingresos públicos y desregulaciones mal medidas. Por si fuera poco, cuando empezó a llover fuerte, dicha institución desapareció del mapa, para volver a aparecer una vez más, enmendando la plana a los de siempre como siempre. Que nadie se llame a engaño, el FMI sigue teniendo un papel que jugar, pero debe hacer una profunda autocrítica de cómo debe hacerlo, y sobre todo, si debe ser más plural, abierto y equilibrado a la hora de emitir sus diagnósticos y recomendaciones.

 

En una perspectiva puramente europea dos instituciones han quedado retratadas, si no tan cruelmente, al menos de forma poco afortunada. El BCE ha estado cerca de llevarnos a morir con las botas puestas agarrados a la cesta de la compra. Ignorando las señales de severo enfriamiento de la actividad económica, se aferraba a una cifra de inflación fundamentalmente propiciada por una espiral disparatada de precios del crudo, y actuó tarde y a remolque de los demás. Cierto es que en este caso puede hablarse más de un fallo de diagnóstico que de un fallo estructural, pero también es lícito pedir una dosis de autocrítica.

 

La otra institución europea de funcionamiento mejorable es la Unión. Por lo menos hubo un conato de actuación coordinada a la hora de actuar en el sistema financiero, cuando se instauraron unas horquillas de garantía de depósitos, pero seguimos siendo unos enanos en política económica. Sin presupuesto, sin voluntad y sin posibilidad de actuar de manera ejecutiva debido al disparatado sistema de toma de decisiones, rico en unanimidades y derechos de veto, Europa se auto impone el papel de gran madero a la deriva. Por si fuera poco, con la que está cayendo ahora encabeza la Unión un país euroescéptico. Las consecuencias ilógicas de la lógica de actuación humana a veces llevan a este tipo de paradojas, y resulta que en una hora de máximo compromiso dirige el barco un patrón que subió a regañadientes y que no tiene claro no ya la singladura, sino si deberíamos salir de puerto. Es clave saber quien quiere y quien no quiere formar parte del proyecto europeo, y es clave poder librarse de pesos muertos.

 

Por último, parece recomendable otro tipo de reforma, de ámbito muy micro, pero de resultados esperanzadores si pudiese llevarse a cabo. La del funcionamiento del mercado laboral y por extensión, la recuperación de la importancia de lo político en las relaciones económicas.

 

No se trata del despido libre, no se trata de nacionalizar los sistemas de producción. Se trata de un reparto más equitativo de las rentas del trabajo y del capital, se trata de poder influir, como sociedad, en a dónde queremos llegar y en cómo queremos organizarnos.

 

Hemos llegado a una madurez social en la que nadie considera sensatamente que la actividad empresarial sea ilícita moralmente o que no deba existir  beneficio, incluso cuantioso beneficio, para aquellos que lo hacen de manera sobresaliente. Ahora queda recuperar un poco la otra parte largo tiempo olvidada, y es que debe existir una proporción razonable entre los ingresos de las empresas, de los trabajadores y de sus directivos. También en cómo y dónde queremos estar y qué recursos comunes nos hacen falta.

 

Nos hemos rasgado las vestiduras ante la existencia de contratos blindados e indemnizaciones millonarias para aquellos que han llevado a la ruina a sus compañías y que han obligado a inversiones millonarias de recursos públicos. También deberíamos rasgárnoslas ante situaciones de discriminación, explotación y abuso sistemático, en nuestros países y en aquellos países donde no vivimos, pero cuyos recursos, naturales o humanos, necesitamos.

 

Sin criminalizar, sin ahogar, con sosiego y tacto, pero siendo conscientes de que este tipo de problemas existen y deben solucionarse. No es descabellado plantearse si el descreimiento y el cierto rechazo que despierta lo político en la actualidad tiene que ver con una falta de relación con la problemática actual de la gente y, en esa línea, por supuesto caben actuaciones. Desde la economía se lleva demasiado tiempo no lanzando otro mensaje sino el “jódase, porque no queda otra salida” y resulta que eso tampoco nos exime de crisis mundiales. Es tiempo de empezar a aportar soluciones más equitativas.

 

Si algo nos enseña la crisis es que, al final del día, las empresas, los gobiernos y las instituciones son lo que sus sociedades les permiten ser. Aprendamos la lección y que lo urgente, lo de hoy, no nos haga olvidar lo importante: cómo queremos que sea nuestro mañana.

36 pensamientos en “Lo urgente y lo importante

  1. Concuerdo con casi todo lo que se dice en el artículo de hoy. Me parece evidente que hacer lo necesario para salir de esta crisis va de la mano de hacer lo necesario para evitar que se reproduzca. Lo cual es posible. Basta con instaurar una entidad central de intermediación (clearing house) de productos derivados de crédito para limitar el apalancamiento, bastaría seguramente con someter la remuneración de los directivos empresariales a la aprobación expresa de las juntas de accionistas y, por supuesto, limpiar las agencias de rating como ya se hizo con las auditoras. Todo lo cual implica más regulación de la actual y, sobre todo, mejor supervisión, porque el problema no sólo ha sido la falta de regulación sino también que la que existe no se pone en práctica suficientemente, no se vigila su cumplimiento (caso Madof por ejemplo).

    Con lo que no estoy de acuerdo es con lo de que el BCE haya obrado mal. No era previsible que el petróleo fuera a bajar de 140 a 40 dólares. Sí era previsible que bajara y yo estimaba que volvería a rondar los 80 dólares. Ello habría permitido reducir la inflación “importada” por la especulación sobre el petróleo en el semestre anterior. Pero no, el precio se ha hundido y sin tal hundimiento el riesgo de deflación sería menor y por tanto el riesgo de inflación, con crisis o sin ella, era real.

    Tampoco estoy de acuerdo con que la inacción de la UE esté relacionada con falta de espíritu europeista. Está relacionada con la desunión política de los grandes líderes actuales, Merkel especialmente. Y también con que desde hace un par de lustros, el péndulo europeo oscila de vuelta hacia la intergubernamentalidad, es decir, que vuelve a primar el concierto entre las potencias europeas sobre el impulso de las autoridades supranacionales de las que nos hemos dotado pero a las que todavía no hemos dotado de suficientes poderes, al menos en estas materias.

    Ahora bien, todo ésto palidece en relación a dos datos que acabo de escuchar en la radio. Por lo visto, el universo está compuesto por 200.000 millones de estrellas y, mucho más impresionante, si la Vía Lactea tuviera el tamaño de Europa, el sistema solar tendría el tamaño de un garbanzo… No somos nadie y en consecuencia, la crisis global es un mero grano de un garbancito…

  2. Como ayer no pude intervenir, quiero mostrar también mi apoyo a la tesis de Ceferina sobre lo impresentable de las críticas a Chacón por su atuendo. Y mira que no me gustó nada el atuendo y mucho menos su peinado. Y es que ni la veo guapa. Pero por qué cojones estas cosas sólo se comentan sobre las mujeres? Por qué narices nunca nadie comenta lo feo, mira que lo es, que es Rubalcaba y en cambio hay bula sobre los peinados y trapitos de la Vice, que a fea compite con Alfredo, por cierto? Es más, estoy seguro de que Corbacho debe llevar calcetines con tomates pero también de que si tuviera pruebas documentales de ello, no recibirían el más mínimo interés por parte de los próceres de nuestra prensa carca… En fin, país.

  3. Y más. El artículo de ISC en el País sobre la tragedia de Gaza me pareció E X C E L E N T E, bien fundado, bien razonado y bien equilibrado. Porque recuerden que equilibrio no es equidistancia. Equilibrio es no tomar las violaciones de una parte como excusa para las violaciones de la otra. Equilibrio es no caer en la sinrazón en la que cayeron los 1.000 vándalos que tras la manifestación de ayer en Madrid atacaron la Embajada de Israel a pedradas. Equilibrio es conseguir que lo que uno dice o escribe parezca independiente de los instintos, creencias y prejuicios que uno pueda tener, y el artículo de ayer lo conseguía. En cambio, cuando leo aquí a Teoura, o a Barañaín, no puedo por menos que sentir que en parte observan la realidad buscando los hechos o los indicios que les permitan afianzar sus opiniones previas, bien establecidas, coherentes e inamovibles, lo cual es bastante nefasto para el progreso racional. Equilibrio es no ser anti judío y ni siquiera anti israelí, o anti árabe o anti palestino, sino pro palestino y pro israelí, en el entendido de que no es un juego de suma cero sino que ambos pueblos tienen mucho que ganar si consiguen coexistir pacíficamente, mucho más de lo que tendrían que ganar si uno de los dos derrotara al otro. Porque Israel correría un gran riesgo de perder todo lo que lo hace atractivo y de asestar un golpe letal a la mejor tradición del judaismo, a la que tanto debe el progreso humano. Y porque un vecino pacífico israelí es para la futura Palestina la mejor garantía de que no caeran en los peores vicios políticos y sociales del resto de regímenes árabes. Y equilibrio es, en fin, denunciar la ineficiencia de Fatah, la sinrazón y fanatismo de Hamás y exigirle a Israel que respete la legalidad y mantenga el nivel moral exigible a las democracias de nuestro entorno socio-político, del que forma parte. Equilibrio es decirle al amigo palestino que por muy explicable e incluso justificable que pueda resultar, la lucha violenta hace un flaco favor a la causa de sus derechos, mientras que en el ámbito de la lucha pacífica, radical pero pacífica, tienen todo que ganar. Y también decirle al amigo israelí que atacando a sangre y fuego el enclave más superpoblado del mundo no va a conseguir su objetivo a corto plazo de acabar con el terror de Hamás ni el más amplio de ser aceptado por la comunidad internacional como un Estado más.
    Equilibrio rezumaba el artículo de ayer de ISC y equilibrio es lo que más falta hace en un tema que suscita tantas sensibilidades y derrama tanta sangre.

  4. Se me olvidaba, las referencias a un supuesto Reich de Israel son, además de erradas, absolutamente denigrantes para el que las haga. Allá cada cual pero yo sigo recomendando el equilibrio de la razón, por ejemplo, el que destilaba también ayer en El País Vargas Llosa a propósito del mismo tema.

  5. Equilibrio es también informar de que Hamás se niega a la entrada en Gaza de una fuerza militar internacional que le impida seguir acosando a Israel aún si dicha fuerza también impediría ataques de Israel a Gaza y permitiría la libre entrada de bienes básicos para la población. Pero también informar de que Israel no acepta dicha fuerza tampoco: lo único que pide es que Egipto, quizás con la ayuda de una fuerza internacional, controle la frontera entre Gaza y el Sinai para evitar la entrada de armas. Pero todavía no ha aceptado que una fuerza internacional controle la entrada de bienes por mar y aire o que se despliegue en la frontera entre Gaza e Israel. Precisamente porque tendría que renunciar a la posibildiad de atacar a Hamás cuando lo considere conveniente.

  6. Padre de Familia: servidor fue el autor de esa analogía denigrante. Yo es que soy persona bastante denigrada y degenerada.

    Buenos días.

  7. Gracias, Sicilia. Me parece que haces un reflexión sensata y útil. Me apunto a las “soluciones más equitativas” que propugnas. Supongo que de lo que se trata es, en el fondo, de un poquito (más) de socialdemocracia: que la iniciativa dinamice la economía y que sea incentivada sin generar las monstruosas desigualdades que se han venido dando por buenas. Más Estado, más control, una política fiscal más activa para reequilibrar… Pero, superadas las urgencias, ¿serán éstas las líneas por las que se avance? Ojalá.

    _______

    Yo cuando leo al Padre Putativo escribiendo acerca de Israel no puedo dejar de recordar su fina apreciación sobre si el bombardeo que mató a 40 (cuarenta) civiles en una escuela de UNWRA había sido en respuesta a un ataque de Hamás desde la escuela. Recuerdo que cuando UNWRA lo desmintió formalmente, el comentarista subrayó que la Agencia de Naciones Unidas no había dicho nada sobre si ese presunto ataque de Hamás se había producido desde “cerca de” la escuela. Esta manera de enfocar las cosas me parece incompatible con su elogio del equilibrio y su aplauso al artículo de Sánchez-Cuenca en El País de ayer.

    (5) Barañain redactó ayer largas intervenciones sobre la supuesta disposición de Israel a aceptar una fuerza de interposición que pondría fin al conflicto. Era una falsedad obvia. Me alegra que así se reconozca. Barañain nos dio datos antes sobre los ríos de ayuda humanitaria que desde Israel estaban llegando a Gaza. Sus cifras, de las que no dio fuente, eran una falsedad obvia; hoy El País refleja las verdaderas. Barañain se indignó por la acusación falsa de que Israel estaba usando bombas de racimo en Gaza, ocultando el hecho de que las bombas que sí está usando Israel (HRW) son bombas de fósforo, también rigurosamente prohibidas por la ley internacional.

    Pero no seguiré. Admito una vez más que puedo estar obcecado. Me daré (y os daré) unos días de respiro, en la esperanza de que la pesadilla concluya pronto. Me gustaría creer que, incluso después de este horror, las cosas pueden entrar en un cauce razonable.

    Abrazos para todos.

  8. Yo archivo.
    tu archivas.
    el archiva.
    nosotros archivamos.
    vosotros archivais
    ellos archivan.

    OEEE OEEE Oeee.
    Oeee Oeee Oeee Oeee…. se le acabó el circo a Ibarretxe…JAJAJA…que nervios.

  9. Dicen los cientificos que el cerebro del hombre tiene la facultad de negarse a cambiar ,es decir ,afianza sus opiniones previas, bien establecidas, coherentes e inamovibles.
    Parece ser que ese es nuestro mayor lastre como seres humanos.
    Que le vamos a hacer si yo nací en el Mediterraneo,el unico mar que esta rodeado de culturas antagonicas…algunas mas agonicas que otras…como por ejemplo ,la cultura del daño colateral necesario para la Paz.

  10. Felicito efusivamente a Sicilia por su artículo, que me parece muy bueno. Ojalá se leyeran cosas tan sensatas en los periódicos. Yo pienso, como él, que el BCE se columpìó con su tardanza en reaccionar a los síntomas obvios de inactividad, por mucho que la inflación todavía no lo reflejara.

    Respecto al tema palestino-israelí, me pasma cómo puede llegar a envenenar las relaciones personales. Cuando a mí me parece obvio que cualquiera de los participantes habituales de este blog, por mucho que discrepen en sus posturas, está horrorizado por los asesinatos de habitantes de Gaza.

  11. Por supuesto que yo estoy horrorizado por la tragedia de Gaza. En ningún momento yo he apoyado o apoyaré una decisión de bombardear ningún objetivo, por legítimo que éste sea, si ello conlleva la posibilidad, siquiera un alto riesgo, de que mueran civiles: coherencia y moral obligan: si estoy en contra de las “víctimas colaterales” en Afganistán o Irak, también lo estoy en Gaza. Ello no obsta para que señale atenuantes cuando concurran. A mí me contó un alto cargo de UNRWA que las circunstancias del bombardeo de la escuela no estaban tan claras como informaba la prensa. Y sí, Hamás había disparado cohetes desde las inmediaciones de esa escuela, como también de otras, y sí, en el bombardeo murieron dos señalados milicianos de Hamás que habían estado lanzando cohetes. A mi juicio ello sólo demuestra que no es cierto que Israel tenga un empeño genocida o exterminador de palestinos pero no excusa que sus criterios de “defensa propia” sean inaceptables.
    En ningún momento yo he defendido que Israel mantenga una actitud modélica respecto a la ayuda humanitaria. Al contrario, siempre he defendido que los castigos colectivos, incluido cerrar el paso de los alimentos y otros suministros básicos para la población, es completamente inaceptable como instrumento de presión para que cesen los lanzamientos de cohetes. Es algo tan de sentido común que no me parece necesario explicitarlo.
    El equilibrio también viene bien a la hora de interpretar lo que otros escriben para quedarse con lo que verdaderamente quieren decir y no con lo que uno entiende.

  12. He podido ya leer con mas tranquilidad el articulo de Sicilia…y como siempre su claridad expositiva me abrruma por su grado de sensatez.
    No se si los intereses personales de sicilia pasan pr la politica,pero creo que mentes tan bien amuebladas deben de tener un papel importante en cualquier Gobierno que se precie de democratico.
    Por lo tanto, me quito el sombrero y le hago una reverencia con mi sutil halago.
    Ahora vendra, Fernando,y tropezara en su conocida piedra del camino….jeje.

    P.D: Prometo que me voy a aprender de memoria ,el articulo de Sicilia,para darlo a conocer a todo aquel que busque las verdades del barquero.

  13. Una de las frases que nos humanizan si se aplican con generosidad callejera:

    “El equilibrio también viene bien a la hora de interpretar lo que otros escriben para quedarse con lo que verdaderamente quieren decir y no con lo que uno entiende.”
    Padre de familia.

  14. Y digo yo…….
    ¿Analizar las medidas que el gobierno dice que está tomando para ver como se avanza en la consecución de los objetivo, que es, urgente o importante?
    ¿Quien tiene que fiscalizar que a la economía real llegue dinero al costo lógico que la bajada del euribor ofrece? ¿Está llegando dinero en esas condiciones actuales de euribor más un diferencial lógico, digamos 1%/1,5% a las empresas, o se está en que solo pueden salir de la crisis los que se sientan con Zapatero en la Moncloa, si es que la tienen, que lo dudo? No vaya a ser que se ayude a los bancos a sanear sus cuentas y a la economía real ….. que le den.
    ¿Toca hablar del gobierno, sus medidas, lo que pretenden y lo que se consigue realmente?
    Hay medidas que no necesitan dinero sino voluntad y BOE, como por ejemplo la tan cacareada necesidad de darle un buen repaso a la ley de arrendamientos urbanos, que se presume ineficaz para conseguir que salgan a la oferta el parque de viviendas vacías. ¿Se quiere de verdad que salgan, o es solo de boquuilla? ¿Se tiene claro que hace falta una ley de financiación de Ayuntamientos, partidos políticos y fauna diversa, o solo se va a inyectar dinero para desarrollar la obra pública necesaria y sobre la que apoyar los planes de ordenaciónes urbanas venideros y seguir con la misma historia de siempre? ¿Coincidimos los ciudadanos con los políticos a la hora de saber lo que queremos saber? ¿Si no coincidimos a quienes se ponen en las distintas filas para conseguir lo: importante, lo urgente, o lo frustrante y quien dirige el tráfico? ¿El que siempre se esté cerca de elecciones, de un tipo u otro, como afecta a lo urgente o importante y sobre todo para que y para quien?

  15. Interesante artículo con el que coincido. Sólo añadiría que en esta crisis faltan responsables. Políticos, por supuesto, pero también ante un tribunal de justicia. Ha habido una enorme corrupción consentida que hubiera sido “fácil” de evitar si las autoridades responsables en EEUU hubieran actuado correctamente, con las normas y leyes en vigor. No hacía falta más. Demasiada corrupción para tan pocos responsables. Me pregunto, con los datos que ya tenemos, si esta crisis era inevitable o la ha hecho inevitable la corrupción financiera que, poco a poco, va saliendo a la luz.

    ::

    Menos mal que quien no es partidario del “diálogo” con los terroristas en este blog soy yo. Tras leer algunas intervenciones “tan personales” sobre el conflicto de Gaza aquí, sólo me queda desear que quienes tienen la responsabilidad política de “solucionar” el conflicto lo analicen con menos furor que algunos de nuestros blogueros. Ustedes perdonen, pero algunos comentarios sobre el tema han estado a la misma altura de lo que aquí tanto se ha criticado a Alcaraz o la misma Rosa Díez. Me refiero a confundir al discrepante con el terrorista.

    ::

    Aunque me meto en terrenos peligrosos, y reconociendo que no tiene ni punto de comparación, ni a nivel cuantitativo ni cualitativo, con lo que ocurre en Gaza, me sorprende que los miles de manifestante de ayer contra la intervención militar israelita no hayan tenido ni un minuto de su tiempo para levantar, aunque sólo sea una ceja discrepante, contra la responsable de Justicia del Gobierno de Cataluña, señora Tura, por defender, también con cargo al presupuesto, a unos mossos condenados por torturas. Parece que cuando le toca a los “nuestros” los silencios son obligados. El colmo del despropósito sería que la señora Tura se manifestara ayer también contra la “violencia” en Gaza. Y es que algunos principios no deberían depender de bandos ni fronteras. Creo.

  16. 19
    Yo.
    todos mis posts son pura diplomacia. Este por ejemplo:

    Plan E, lo llama, plan E…. y se queda tan ancho.

    Haga clic aquí
    Los monólogos del club de la comedia palidecen ante los recursos cómicos de este individuo. ¡Qué clown, qué capacidad de improvisar, de hacer reir con esa seriedad aparente!

    Ionesco ya tiene sucesor, el humor del absurdo alcanzando cotas insospechadas: es genial, es sublime, es…¡Plan E!

  17. ¿Alguno de los presentes es capaz de darnos alguna leccion ,orientativa,sobre diplomacia ,pero que no sea tan “pura diplomacia”como los post de Nerva”?.
    Gracias….jeje.

  18. Plan E…. ¡qué revelación!

    E de Empleo, de Economía…. ¡de España!, de Ecología, de…¡Esperanza!… E….. Plan….E……

    Aún sigo en trance, ajeno a mí, no me ubico, no me encuentro …Plan E…. Plan E… Es El Plan E….

    ¡Plan E!

    Gracias, Gobierno de España.

  19. Aunque por desgracia no tengo tiempo para extenderme, quería felicitar a Sicilia por haber escrito uno de los artículos más interesantes que recuerdo sobre la crisis. Me apunto a todas las propuestas, todas me parecen muy sensatas:
    -Que las agencias de calificación sean estatales
    -Que el BCE deje de estar obsesionado por el IPC
    -Que se vaya a tomar por saco el FMI con su fundamentalismo del equilibrio fiscal
    -Que desaparezca la UE
    Y, finalmente, también estoy de acuerdo con la propuesta final, que siendo más ambiciosa, se puede resumir en pocas palabras: ¡Todo el poder para los soviets!

    Desde mi corto entender, creo que si las condiciones políticas hubieran sido otras, con una izquierda más organizada, la crisis podría haber dado lugar a una rectificación importante del capitalismo. Pero la crisis ha llegado con una izquierda muy debilitada: la socialdemocracia tradicional muy perjudicada, sufirendo cambios en sus coaliciones de apoyo que no acaba controlar, y lo que hay a la izquierda de la socialdemocracia en pura bancarrota. Me temo que aparte del rigor fiscal, que se ha ido a dormir el sueño de los justos, no cambiará tanto esa asimetría que señala Sicilia entre capital y trabajo. Me gustaría poder dedicarle un par de párrafos más al asunto, pero no puedo, así que me quedo en este tono de panfleto.

  20. Creo que Locoide debería recetarle algo al sujeto Nerva, que se le ve completamente alterado por la vitamina E que se ha chutado.

  21. Muchas gracias por las felicitaciones recibidas. Turno de réplica.

    A Mimo Titos 1
    Puede que sea un tema un poco manierista, puede que no, pero inflación, inflación , lo que se dice inflación es cuando todos los precios suben (dicho en gramática parda), derivado de un posible exceso de generación de dinero en la economía, que, por eso se intenta controlar con un ascenso de tipo de interés.
    Cuando lo que te está produciendo lecturas elevadas en el IPC es la elevación anormal de los precios de uno de sus componentes (el petróleo) hay que entender que el problema es distinto a un exceso de dinero. A mi entender el BCE ha pecado de fetichista del IPC y no ha sabido interpretar la realidad.

    En cuanto a lo de Europa, yo voy mas lejos que en sentirme decepcionado con Merkel, Sarkozy, Berlusconi o Zapatero. Digo que fue una gran cagada la ampliación de 2010 y sucesivas, y que eso hay que admitirlo y solucionarlo.

    A Don Cicuta, que me dice que todo el poder para los soviets, le digo que la última parte , si se lee con voz algo engolada y medio dedos de gomina en el pelo, puede ser perfectamente doctrina social de la iglesia también. En ese sentido es un párrafo bastante polimorfo.

    ¿Cual es la posibilidad de desarrollar ciertas medidas? Sin ser utópico hay cosas que s e pueden realizar mañana o pasado.Ejemplos

    Llegar a un cierto pacto de rentas entre patronal y sindicatos, se ha hecho en otras ocasiones y no parece descabellado.
    Pueden llegarse también a compromisos en materia de horarios de trabajo, que proporcionen una calida de vida mejor, en otros países existen tanto horarios distintos como los mencionados pactos, y no les va mal en absoluto.
    Puede pensarse en invertir la carga de la prueba en determinadas materias de discriminación laboral, el caso mas paradigmático es el del trato a las mujeres embarazadas o con hijos, donde se presupondría trato discriminatorio a no ser que s e probase lo contrario.
    Tambien puede impulsarse un cambio en el modelo sindical. En lugar de organizaciones grandes y transversales, quizás un modelo mas eficaz en el corto y medio plazo sea el de sindicatos mas especializados. Vease lo que consiguen por ejemplo los guionistas de Hollywood cuando el asunto no les cuadra.
    Y si, tambien puede revisarse, por que no, los famosos costes de despido, siempre y cuando estemos de acuerdo en que esto no debe servir para dejar en la calle a los trabajadores de mas de 50 años para sustituirlos por menores de 30 a bajo costo.

  22. Esto decía Nerva hace una semana

    Nerva dijo:

    4 Enero, 2009 a las 18:17
    Como se nota que Zapatero no puede sacar tajada electoral del conflicto de Palestina.

    Nunca había visto a los foreros tan desatados, opinando con tanta libertad y tanta diversidad sobre un tema de cierta trascendencia.
    Al menos ahí no existe la unanimidad a la búlgara tan característica de este Fuenteovejuna cibernético.

    Porque por lo demás 2009 comienza como acabó 2008, con la sana camaradería sectaria más vigente que nunca, reactivada incluso por la proximidad de la campaña electoral. Los tiburones ya huelen la sangre.

    Cojonudo lo de nuestro upedorro privado. Suponía que cuando Zapatero se pronunciase, haríamos como en su partido y todos a uno tras la lideresa. Que lástima, lo que le cuesta entender la libertad. Antes de que Zapatero se pronunciase sobre el conflicto de palestina le echaba en cara no entrar por no poder conseguir réditos electorales, ahora acusan a Zapatero de hacer esas declaraciones por electoralismo.
    A partir de ahora ya tiene apodo. “Nervadamus”

  23. Don Cicuta 25 , pide la colaboracion de Locoide para que acabe con el sindrome del diplomado purisimo que iinvade la vida de Nerva..
    Ya que no aparece ,Locoide,espero que este estudio encontrado en la Web le tranquilize,por lo menos hasta mañana….jeje.

    “No pienso que la gente debe entrar en pánico” si han estado tomando vitamina E, afirmó la autora del estudio sobre “las Consecuencias de la mas pura diplomacia”, la Dra. Eva Long Jhon, profesora de medicina en el Instituto de Investigación de Salud Poblacional de la Universidad McMaster en Hamilton, Ontario, Canadá.

    Apuntó que la incidencia de insuficiencia neuronal era más baja en los participantes del estudio que la incidencia de ataque del Tiburon de piscina. Y también es posible que los hallazgos se debieran simplemente al azar, ya que, hasta ahora, otros estudios no han mostrado este efecto, apuntó Lonn.
    Aún así, añadió, la mayoría de los otros estudios tampoco han revisado específicamente la insuficiencia neuronal de Nerva.

    En las personas más jóvenes y sanas, apuntó Lonn, es probable que la vitamina E sea segura, “pero pienso que es un desperdicio de tiempo”.

    Dijo que numerosos estudios, el de ella incluido, no han encontrado ningún efecto protector de la vitamina E contra la enfermedad upeydorra.
    Sin embargo, por lo menos un experto del sector de los suplementos dietéticos discrepa con Lonn.

    “Este estudio no es la última palabra”, afirmó Annette Dickinson, presidenta del Consejo para la Nutrición Responsable, una asociación comercial que representa al sector de los suplementos dietéticos. “Este fue un estudio hecho en personas de caracter inclasificable con enfermedades serias preexistentes, que tomaban una serie de medicamentos, y sus hallazgos no han sido confirmados en otros estudios”.

    “Pienso que las personas sanas pueden aún tener confianza en la vitamina E”, añadió Dickinson. “Un número de estudios han mostrado beneficios en algunos tipos de locura transitoria , enfermedades oculares (falta de vista y analisis)y problemas neurológicos como el Baile de san Vito Corleonne.

    Por lo tanto ,sean conscientes de que lo de Nerva no tiene arreglo y si lo tuviera seria producto de nuestra imaginacion o de alguna pesadilla recurrente de nuestro sistema nervioso…..JAJAJA…que nervios.

    P.D. Gracias a Medicinageriatrica.com por armar el esqueleto de mi comentario….jeje.

  24. Es de agradecer a “Nervadamus” (copyrigth by Pablo) su insistencia un tanto enloquecida en llamar nuestra atención sobre el PlanE presentado por Zapatero. Al fin, me ha picado la curiosidad y he aprovechado su enlace para ver de qué se trataba. Parece una iniciativa bastante sensata, que contrasta con la tradicional dificultad de comunicación de sus polítticas tantas veces criticada al Gobierno.

    Para sucesivos avisos, no obstante, sería mejor que serenase su ánimo, no vaya a ser que terminemos por pensar que se le ha ido la olla.

  25. Gracias, Sicilia, por el artículo. Me toca leer y aprender.

    Un saludo.

  26. cierto rechazo que despierta lo político en la actualidad tiene que ver con una falta de relación con la problemática actual de la gente y, en esa línea, por supuesto caben actuaciones. Desde la economía se lleva demasiado tiempo no lanzando otro mensaje sino el “jódase, porque no queda otra salida” y resulta que eso tampoco nos exime de crisis mundiales

    Bingo! No solo es la problemática (al estilo rajoyano de lo que les inetresa alos españoles, etc) Es que aunque votes nada cambiará, porque los políticos no tienen el poder de hacerlo. Y por no meternernos en berenjenales de referendums, etc.

    Interesante la Entrevista a Todd en Público (página 16)

    http://www.publico.es/estaticos/pdf/11012009.pdf

    El equilibrio también viene bien a la hora de interpretar lo que otros escriben para quedarse con lo que verdaderamente quieren decir y no con lo que uno entiende.

    Si señor, TODOS nos lo deberiamos aplicar.

    Otra cosa quedo en el teclado. Se acuerdan del debate sobre las fotos y las políticas? que si una corona de espinas, que si una foto con un polígamo. Pues bien, hemos tenido la ración de moda ministerial con la gilipollada del esmoquing. Gilipollada hablar de alta costura, claro. ISC tiene razón, son muchos, se dan palmaditas y saturan el espacio auditivo. Hoy, por fin en intereconomía han hablado de política militar… se ve que estan desmantelando el ejército en el País Vasco. teoura quiere que lo desmantelen en Afganistan… Y el maquillaje?

    Polonio, ayer defendía a la ministra de fomento. Podía ser interesante, pero acabará siendo mediático. Que la Nebrera dijo no-se-que de MAgdalena Álverez y su acento… y se acabó. Empieza el debate lingüístico… que si el acento que si el tono…

    Aguanta Montse!!!!! … Esa gente no te merece… Me refeiero al PPC, claro!

    Mañana más.

Deja un comentario