Leyendo sobre ZP

Ignacio Urquizu

En muchas ocasiones, las biografías de políticos son una excelente fuerte de información. De hecho, políticos en activo suelen invertir su tiempo en leer lo que hicieron otros en el pasado. La vida de Cicerón, Augusto, Azaña o Wiston Churchill forma parte de la mesilla de noche de muchos de nuestros representantes. Pero no es necesario retroceder en el tiempo para poder leer la biografía de un político. En la actualidad, sobre todo cuando se acercan las campañas electorales, proliferan los ensayos sobre la vida y obra de nuestros líderes. Así, todos nuestros presidentes del Gobierno tienen sus libros –aunque algunos le han puesto más ganas que otros; por ejemplo José María Aznar ha decidido escribir él mismo sobre su etapa de gobierno-. Pero quizás el caso más extremo es el de José Luis Rodríguez Zapatero. Aunque él no ha escrito sobre sí mismo, varios periodistas lo han hecho por él. Lo más llamativo es que pese a su corta experiencia como líder del PSOE, ya existen 5 biografías y un libro de viajes.

Quizás, los dos libros con menor interés son los de Oscar Campillo –Zapatero- y Luis Aizpeolea –Ciudadano Zapatero-. Ambos abordan la vida de ZP desde sus orígenes y nos cuentan una historia, más o menos creíble, sobre cómo alcanzó el liderazgo del Partido Socialista. Son narraciones que se aproximan a una hagiografía. De tal forma que el conflicto no cabe en la vida de Rodríguez Zapatero. Su ascensión a Secretario General sería el camino natural, producto de una trayectoria destinada a liderar el PSOE.

En el extremo opuesto se encuentra el libro de Esther Jaén y Juan Carlos Escuder –Zapatero “el rojo”-. Si los dos libros anteriores pecaban de ‘buenismo’, este ensayo nos presenta un líder frío, calculador y maquiavélico. Así, por ejemplo, repiten constantemente que el liderazgo de Rodríguez Zapatero se fundamenta en la división y el enfrentamiento entre aquellos que le rodean, siendo ZP quien alimenta estos conflictos. No obstante, los autores tratan de hacernos creer que estos rasgos son realmente virtudes. Es un discurso que muchos de sus críticos han alimentado.

En un punto intermedio se encontrarían los libros de Suso del Toro –Madera de Zapatero- y Javier Valenzuela –Viajando con ZP-. El primero es una sucesión de extractos de entrevistas realizadas por el autor y que nos presentan las diferentes caras del líder del PSOE. Esta pluralidad hace que el libro gane en credibilidad y se aleje de cualquier ejercicio de exaltación. El segundo libro, Viajando con ZP, no es propiamente una biografía. Relata la política exterior y de comunicación de los dos primeros años de gobierno. Este ensayo combina la crítica con la alabanza. De nuevo, esta capacidad de relatar los claroscuros del personaje provoca que el libro se aleje del ‘buenismo’, pero tampoco caiga en la crítica mordaz.

La pregunta que surge a continuación es: ¿por qué un líder con tan corta experiencia ha suscitado tantos chorros de tinta?  Rodríguez Zapatero siempre ha tratado de reservar su vida personal del foco público. Al mismo tiempo, es un líder parco en palabras pero con un gran poder acumulado dentro de sus filas. Todo esto ha suscitado muchas intrigas. Lo razonable es que muchas de éstas sólo se resuelvan con el paso del tiempo y cuando sus protagonistas decidan hablar. Mientras tanto, vemos como diversos periodistas han tratado de cubrir el hueco con más o menos fortuna.

14 pensamientos en “Leyendo sobre ZP

  1. Zapatero es un mal presidente de gobierno, que aprovecha la suerte de tener una oposición de nivel similar. Su gobierno es una nave que va al pairo y disfruta, o padece, de la situación climática el momento. Ahora se navega con tiempo de bonanza. Ha sorteado borrascas con impericia, pero gozado de tremenda buena suerte, vistiendo la travesía, de tal manera, que en vez de una regata con meta final, se considere que se vive una persecución por parte del navío enemigo que pretende abordarles. Con ello se mantiene en vilo a la tripulación y expectadores, que de otra manera tenderían, a silbar y abuchear los unos, y considerar los otros el amotinamiento, como solución al desgobierno.

  2. Poético nos ha salido Fernando esta mañana.

    Y certero. Dice: “Su gobierno es una nave que va al pairo y disfruta, o padece, de la situación climática el momento”. Ir al pairo es, por ejemplo, sacar las tropas de Irak nada más ser investido Presidente; iniciar un proceso dialogado de fin de la violencia en cuanto recibió las primeras noticias de los que entonces mandaban en eta, de que querían acabar; proponer y aprobar la ley que permite casarse a los homosesuales….. por poner solo de algunos ejemplos de lo que es “ir al pairo”, de dejarse llevar por la corriente, de no arriesgar…

    “Ahora navega con tiempo de bonanza”. ¿A qué se refiere Fernando con la bonanza? A la bonanza de la permanente incitación a desacreditarle como sea, recurriendo a monstruosidades como sembrar la duda de que tuvo algo que ver con el monstruoso atentado del once m? ¿O a la bonanza de achacerle que su proyecto político es el de eta? ¿O a la de acusarle de traicionar a las víctimas? … ¿todo eso es bonanza’ ¿Qué será “malanza”, entonces?

    No sigo. El resto del comentario me paece tan ajustado a la realidad como lo que acabo  de comentar.

  3. Para nada, Fernando. Zapatero es un muy buen Presidente del Gobierno, que accedió a la Presidencia con un estilo fresco, nuevo, diferente. Un renovador de las viejas ortodoxias de la izquierda europea y de la socialdemocracia en particular. Desde su paparición siempre me pareció que reunía las virtudes del león político y hombre de Estado que fue Felipe González y la amplitud de miras y ánimo de apertura que mostraba el primer Tony Blair que ganó en 1997 con su “New Labour”. Y todo ello, sin perder de vista la tradición histórica de su partido. Además, precedido de una legislatura en la que demostró una lealtad como jefe de la oposición que no ha encontrado parangón en el partido hoy en dicha situación. No en vano, por este estilo, hay mucha gente que lo compara con JFK. El mismo Sarkozy, tan elogiado por la derecha política y mediática española, dice tenerle entre sus referentes. Y además, demostrando una valentía digna de admirar: para él hubiera sido todo mucho más fácil de haber esperado una legislatura de transición, sin mojarse mucho, aprovechando la bonanza económica y el mal momento de una ETA que, no olvidemos, mató a decenas de personas durante el aznarato y en esta legislatura ha sufrido las detenciones y el acoso policial-judicial en unas cotas nunca alcanzadas. Sin embargo, ha optado por valientes decisiones en política social (sobre todo, a mi humilde parecer, el matrimonio de personas del mismo sexo y la Ley de Dependencia) y el política antiterrorista (un proceso de paz que de haber salido bien hubiera acabado con décadas de dolor, aún a sabiendas de que el PP iba a ir a degüello en ese tema y que arriesgaba su puesto de todas, todas). Al frente no ha encontrado una mala oposición, sino una oposición de mala fé: la derecha más extrema y menos homologable a sus homólogos europeos, con unos discursos, unos métodos y una estética que nos retrotraen a los tiempos de la Plaza de Oriente. No menos importante su giro en política internacional, no menos discutido y ridiculizado, pero que nos lleva de vuelta al seno de las organizaciones internacionales y de la solución multilateral de conflictos, de donde nunca debimos salir, y nos saca de la incómoda posición en la que nos situó Ánsar, esto es, noventa grados girados hacia delante y en pompa para que llegue el César …..

    Total, que yo hago votos (el mío por descontado) por cuatro años más. Pero el pueblo soberano decidirá.

    Feliz Navidad a todos.

  4. Que le vamos a hacer. Yo lo veo como un mal presidente de un mal gobierno, otros no. La discrepancia enriquece. Algo se sacará de ella.
    Lo de que a Zapatero le cambiaron la bolita en plena negociación con ETA, mu ocurrente por parte de su defensor y muy sagaz por parte de Zapatero. Esa sagacidad tambien la ha demostrado en muchas otras situaciones. Deberán existir Chavez Bueno y Chavez malo. Maragall bueno y Maragall malo. Carod bueno y Carod malo. Ibarretxe bueno e Ibarretxe malo etc. etc. Al final la cosa será negociar con ellos enviándoles los Bono, Vazquez, Ibarra etc. en su versión buena o mala, según convenga.
    ¿Cuatro años más de gobierno de Zapatero? Puede ser. Tendrá tambien cosas buenas y cosas malas. Yo no renuncio a las buenas.

  5. Yo te juro que intento leer los mensajes de Fernando pensando que hace una profusa utilización de la ironía.
    Pero es que ni le veo ironía por ningún lado ni le veo un mensaje de fondo más elaborado que “ZP caca”. Es sarcasmo de baratillo envuelto en verborrea. En fin…..

    Pues yo no creo que ETA estuviese nunca dispuesta a dejar las armas. Más bien creo que se dirigieron al presidente haciéndole ver que sí, para luego pedir la luna y dejar entre sus bases una sensación de que todavía tenían bazas para negociar con España. Fue una enorme campaña de publicidad de la banda en la que el presidente hizo lo único que podía hacer. Acercarse a la banda a ver si era verdad y mandarlos a tomar por Detroit cuando se demostró que no.

    Como efecto secundario tiene un problemilla para ETA. Primero que entre sus propias bases cada vez tiene menos apoyo la “lucha armada” y el segundo que a los políticos de esta generación ya no les pillan en otra. Gane quien gane las próximas 3 elecciones, como no vayan todos con el DNI en la boca a entregarse a la comisaría de Abando… Lo tienen crudito.

    Zapatero ha cumplido una buena parte de su programa electoral, aunque no todo. La reculada en la ley de plazos sobre el aborto me parece simplemente miedo escénico. Como acciones positivas, ya ha dicho algunas PMQNQ, hay algunas más como la ley de dependencia, la subida de las pensiones mínimas, el tratamiento magistral que se le dio al plan Ibarretxe, sin caer en las provocaciones que desde el PP se le hacían para que no lo admitiese a trámite (os acordáis que según el PP, el PSOE le daba legitimidad al plan ibarretxe al admitirlo a trámite en el congreso?), se han mejorado las relaciones exteriores con nuestros vecinos, empezando por el eje franco-aleman y siguiendo con nuestro vecino del sur, etc etc etc.

    En fin, las urnas pondrán a cada uno en su sitio. Y lo que me voy a reír……

  6. Hola, buenos días, hoy no se publican periódicos, muchos bares permanecen cerrados, el país está casi parado, pero DC, inasequible al desaliento, publica artículo.
    No he leído ninguno de los libros comentados por Ignacio Urquizu. Lo cierto es que las biografías, salvo excepciones, me aburren un poco. Tal como se apunta en el artículo, parece difícil lograr un retrato ponderado y realista del personaje, y no caer en el peloteo, ni tampoco ensañarse con él.
    En cuanto al personaje, comparto los comentarios de PMQNQ y Jon Salaberría. Personalmente, no soy una furibunda zapaterista, lo cual no deja de ser irónico, pues defender a Zapatero me costó, en una ocasión, una incipiente amistad con una persona. Cosas que tiene la vida, qué le vamos a hacer.
    Ya desde antes que ganara las elecciones, me comentaron que su fama de bambi y blando no se correspondía con la realidad. Zapatero es ambicioso, y puede resultar muy despiadado para conseguir lo que busca.
    Por otra parte, en esta legislatura, su Gobierno ha hecho una labor realmente buena en muchos campos, en general se ha trabajado mucho y bien, lo que no deja de ser meritorio, si tenemos en cuenta la presión a la que ha estado sometido. Como en el caso de Gobiernos anteriores, la gran asignatura pendiente sigue siendo resolver el problema del terrorismo. Como otros Gobiernos, han intentado solucionarlo, como es su obligación. Por desgracia, se ha vuelto a fracasar, fracaso del que ETA es única responsable.

  7. Hola, Pablo Franco, ya veo que también has sobrevivido a la Nochebuena.
    Por cierto PMQNQ, ¿cómo fue la macrocena? Parece que también has sobrevivido. Yo tuve microcena, por el número de personas, aunque el menú fue contundente y delicioso a un mismo tiempo. Ahora toca la comida de Navidad. En fin, siempre nos quedará Almax.
    Estoy tentada de hacerme socia del club del que habla Verlitas. Casi me da un infarto de la emoción al leer un comentario de Verlitas, que últimamente se vende caro. Me ha encantado su acnédota sobre la Feria del Libro. No te preocupes, si este año firmas, iré a tu caseta a saludarte, al menos, y te prometo no pedirte que me vendas un libro de Pérez Reverte…
    Bueno, ánimo,hoy la comida, y hasta Nochevieja, tendremos un respiro. Recomiendo ensalada, pescado a la plancha, verdura hervida…
    Pasad un buen día!!!!

  8. Pues a mí ya me gustaría que el tono general de la oposición -política y mediática-, al gobierno de Zapatero fuera el que manifiesta aquí Fernando.

    Lo más curioso, hablando de los libros sobre Zapatero es lo errática la imagen que se quiso transmitir de él, desde esa oposición. De Bambi (y sosoman) a pérfido traidor y maquiavélico calculador, capaz de sacrificar a todo el que se puesira por delnate con tal de hacerse con el poder. De imporvisado líder por accidente a frío calculador de tiempos y ritmos…. Supongo que ese desconcierto ha sido bueno para él. Despues de ignorar su potencial han querido compensar cargando en excesos las tintas.

    Ya dije alguna vez que el comenbtario que en su día más me gustó de Aznar es el que hizo en referencia su ascenso diciendo que ganó porque le habían despreciado. Pero nadie escarmienta y la derecha ha repetido el mismo error.

  9. Oiga y se puede conseguir un libro firmado por D. Averlas Venir?
    Eso sí, yo ya billetes de 5000 no tengo, si nos podemos apañar en Leuros…..

  10. Barañain ha dado con unas de las claves del éxito de ZP: a sus innegables (a mi parecer nada neutral, claro) virtudes, une una circunstancia adicional, y es la de haber sido subestimado y ninguneado por la derecha, que veía en él a un pardillo que con mucha suerte se había quitado de enmedio en el Congreso a esas “vacas sagradas” del Partido que eran Bono y Matilde Fernández (Rosetta fue la anécdota bufa de ese cónclave). Y a ese exceso de confianza buen juego le ha sacado. Espero siga la racha.

  11. El merito de Zapatero reside en su facultad de dialogo que le permite claramente ponerle las cosas claras(valga la redundante redundancia) a los nacionalismos.
    Con Zapatero saben muy bien que los limites de sus logros estan dentro de nuestra Constitucion….por mucho que exijan la autodeterminacion cuando es evidente que lo que quieren es la separacion…terminos para mi completamente distintos…ya que considero las autonomias como una forma de autodeterminacion en una Europa que no busca separatismos sino union de intereses mutuos.

  12. Perdonadme por el escrito anterior…las fiestas me dan dolor de cabeza…jeje.

  13. ¿A alguien, en este apacible día de Navidad (que yo me he estoy tragando de guardia lejos de la familia), se le ha ocurrido echar un vistazo al último artículo de Elorza en “El País”?. ¿Podríasele llamar “catastrofismo” al mensaje que destila el artículo del sesudo profesor, tertuliano e intelectual cercano a la “marea magenta”?. Yo creo que sí, pero no dejo de preguntarme donde estaban estos de la “rebelión cívica” y de la “regeneración democrática” entre 1998-1999. Parece que entonces no se parecía España al Imperio Astro-Hungaro, como dice el Profesor Elorza en dicho artículo. Estamos al borde del abismo y nosotros sin saberlo, tú.

    Una maldad que me manda un amigo por mail: ¿a que no sabes que sentido tiene la coincidencia de Bono en las listas del PSOE y la de Gallardín, muy probable, en las del PP?. Quieren refundar las históricas siglas del PSP (Partido Socialista Popular). Ni que decir tiene que mi amigo es de IU, por ahí se entiende la mala gaita. Seguro que a Pratxandica la broma le pone.

    Buenas noches a todos y todas. Nos acercamos al finde, que será, sin dudas, doblemente finde.

  14. La soberbia de Aznar puso en bandeja el gobierno a un Zapatero desconocido. Una labor de oposición enfocada a aflorar, anticipar y magnificar, lo que finalmente y en muchos ámbitos se confirmará como el resultado de una mala gestión, cuando el electorado parece que aún no se ha percatado de ello, resta credibilidad a esa postura y vende poco.
    En política no se compran vacunas. Hay que esperar que el paciente se agrave para cambiar de médico.

Deja un comentario