Las víctimas de la Iglesia

Aitor Riveiro

José María Setién: “Los miembros de ETA son revolucionarios”. Así se despacha el obispo emérito de San Sebastián en una entrevista que publicó un remozado El País ayer, domingo (inciso: ¿dónde anda Máximo? ¿Libra los domingos?) Definitivamente, lo de la iglesia vasca es de órdago; y lo de la Iglesia, así en general, de hacérselo mirar.

Para Setién, ETA nace del mismo manantial que el ‘Mayo del 68’ de París, Praga o México, de ahí que “[L]a autodeterminación y la territorialidad son objetivos únicamente estratégicos porque, en el fondo, son revolucionarios [refiriéndose a ETA]. Para ellos, lo fundamental es avanzar educando a la sociedad en el conflicto”. Previamente, Setién resume en una veintena de palabras el Materialismo Histórico: “Utilizan permanentemente el conflicto para ahondar las crisis con vistas a un conflicto superior que, a su vez, les prepara para nuevos escenarios”.

La respuesta del cura a la pregunta del periodista llama tanto la atención que pasan inadvertidas otras aseveraciones mucho más graves de Setién. Tanto El País como los muchos lectores que han hecho algún comentario en la edición digital del periódico yerran el tiro al centrarse precisamente en esa afirmación. Según Setién los etarras son revolucionarios. ¿Y?

Quizá haya una parte de la sociedad (mundial) que identifica revolución con unos fines loables y justos, a través de unos medios proporcionados y, en último caso, enmarcados dentro del ‘mal menor’. Sin embargo no todas las revoluciones son ‘buenas’; mucho menos lo son sus fines; mejor no hablamos de los medios empleados. Es posible que en 1917 La Rusia de Nicolás II viviera una situación tan desesperada que justificara la revolución bolchevique; dudo sin embargo que dicha situación sirva para legitimar, por ejemplo, el ‘gulag’. Los ‘jemeres rojos’ también son revolucionarios.

Para muchos, asimilar ETA a revolución es dotar a los asesinos de una cierta legitimidad. Para mí no; pero lo que sí justifica los crímenes de ETA es otra frase de Setién que parece que ha pasado inadvertida. El diálogo entre periodista y cura es el que sigue:

P. ¿Las cosas no cambian con la llegada de la democracia?
R. ¿Y al desaparecer Franco desaparecieron todas las conductas injustas procedentes del poder político?

Claro no. Clarinete. ETA nace durante el franquismo como respuesta a unas conductas injustas procedentes del poder político. Como dichas conductas injustas (que en algún momento nos tendrá que explicar Setién) no desaparecen tras la Transición, ETA sigue legitimada para actuar.

Para finalizar el (no lo olvidemos) obispo emérito de San Sebastián iguala la condición de víctima y victimario y asegura que “afortunadamente, el juicio que llegue a hacerse sobre mi persona, no lo harán las víctimas”. No, claro; a según que personas les juzga la Historia. Y pidiendo permiso previamente.

Luego se sorprende la Iglesia de que cada vez menos gente se declara católico practicante, de sus templos vacíos y sus cepillos menguados (por suerte, papá Estado y mamá Hacienda corren veloces a ayudar a los pobres siervos del señor con unos cuantos cientos de millones de euros). Pero es del todo inconcebible que a pocos días de la multitudinaria beatificación que tendrá lugar el próximo 28 de octubre (¡Vaya! Qué casualidad) en el Vaticano de cerca de 500 mártires, en la que no ha cabido ni uno solo de los curas que murieron defendiendo el gobierno legal de la República, ni una sola voz autorizada dentro de la curia española haya protestado por la ausencia de dichos curas en el acto. (El que sí va es Moratinos).

O sea. Que uno está con las víctimas y los verdugos a partes iguales según interese, apetezca o nos venga en gana. No está mal saberlo.

P.D.: Estamos de enhorabuena: ‘Los girasoles ciegos’ pasan de la celulosa al celuloide. Viene bien para recordar a Setién y compañía el papel de la Iglesia durante la larga dictadura en la que se ‘legitima’ ETA.

57 pensamientos en “Las víctimas de la Iglesia

  1. Jo! lo que acabo de ver y escuchar en VEO.
    He visto a La Sansebastian “La malcogíia” con toda su cara, darle la razon a Esperanza Aguirrre y encumbrarla como la defensora de la libertad de expresion ,a renglon seguido le ha metido una puya al Rey que poco menos ha dicho que estaba coaccionando a La Iglesia para que echaran al Santo de su devocion Lo Santos…por supuesto ha hecho referencia a Iñaki Gabilondo para decir que el Rey le habria “trataomejó”.

    ¡Sacre Bleu!! si esto es lo que opinan los patriotas de la Civica’s Revelion…..uy.

    ¡DioZ nos piye confezaos!.

  2. Juan, en 44, me doy por aludido, mas no por ofendido, faltaría más.

  3. Felicidades, Aitor, por tu fantástico artículo, esclarecedor de la actitud adoptada de la iglesia vasca con respecto al terrorismo. ¿Por qué carallo si Jesucristo era de izquierdas la iglesia es de derechas?

    Cambiando de tema, si no lo comento me muero por dentro. Soy muy aficionado al ciclismo, el deporte más duro y que más golpes recibe. Pues bien, los periodistas tenemos que cuidar en muchas casos la presunción de inocencia puesto que, en algunos casos, los presuntos culpables no son realmente culpables. Para muestra un botón:

    http://www.cadenaser.com/deportes/articulo/contraanalisis-mayo-da-negativo/csrcsrpor/20071022csrcsrdep_10/Tes

    Un saludo.

  4. Me sumo con gusto a los aplausos por el magnífico artículo del domingo de Enric González… Bravo, bravísssimo!!!

    PMQNQ: en esta página http://www.publico.es/estaticos/pdf/ puedes acceder al archivo en PDF de Público. En las páginas de opinión del día 20 está el artículo de marras. De ese día me quedo con el de Maraña.

  5. Dos perlas del gran Mariano Rajoy. La primera, la conoceréis, su frivolización sobre el problema del cambio climático, ya que su primo (que parece ser es físico) afirma que juntas a cien científicos y no son capaces de garantizar una respuesta sobre el tiempo (meteorológico) que hará al día siguiente en Sevilla, luego cómo van a saber lo que va a pasar en doscientos años. Por eso, Rajoy dixit, no es un problema prioritario. El inefable ignora, parece, que existen cientos de universidades a lo largo del mundo, gobiernos, organizaciones internacionales y miles de científicos trabajando sobre los problemas de cambio climático porque lo consideran un problema de primera magnitud para ésta y para las siguientes generaciones. Hasta el mismo admirado Bush acaba de reconocer que el problema se ha ido de las manos a las naciones industrializadas. La frivolidad de Rajoy, aspirante a Presidente del Gobierno, en temas de medio ambiente, es proverbial, así como su ignorancia. Lo de los “hilillos de plastilina” no era una anécdota. Ahora tenemos al “primo físico”.

    La segunda ocurrencia, como no, tiene igualmente precedentes. Preguntado en Mallorca por el pique entre Su Majestad el Rey y la Presidenta madrileña Peranzaguirre sobre el mandril de la CoPPe, contesta Marianico que “no opino porque no estaba presente en la conversación”. Es su tónica habitual: cuando se le cuestiona por algún asunto incomodo para los intereses o la imagen propia o del Partido, siempre sale por los cerros de Úbeda, con un “hoy no toca”, “no he tenido ocasión de leer/escuchar” sobre tal o cual hecho, “no tengo noticias de….”, “carezco de los datos necesarios para pronunciarme”, y ahora “no estaba delante”. Eso sí, no consta que estuviera delante en las conversaciones del Gobierno con ETA durante el proceso de paz y sí que concluyón con toda rotundidad que Zapatero había traicionado a los muertos, había procedido a la entrega de Navarra, a la fractura de España, a acuerdos inconcebibles en democracia y a la rendición total y absoluta ante ETA. O estaba presente viendo como se arrodillaba Zapatero ante Ternera, o tiene una capacidad de deducción ante lo que no vé o ante lo que no presencia que asombra. O, como opino yo, es un cínico de tres pares de narices.

  6. 52 Jon Salaberria

    Puedo prometer y prometo que no había leído su comentario cuando escribí el mio. Le pido disculpas si le ha ofendido, pero yo me mantengo en el canon en estas cuestiones: si Dios no existe no existe para nadie, tampoco para los *alegres* y cantarines curitas de la teología de la liberación que siempre me han parecido como una ración doble de salvación,cuando yo sólo aspiro a condenarme como Dios y la Santa Madre Iglesia mandan. El infierno siempre me ha parecido un lugar perfecto donde pasar la eternidad, mucho más teniendo en cuenta que allí no habrá ningún cantarín curita de la teología de la liberación. 🙂

Deja un comentario