Las otras víctimas

Ignacio Sánchez-Cuenca

 

Desde la muerte de Franco hasta la victoria del PSOE en 1982, murieron en España 504 personas como consecuencia de la violencia política. De estas, la gran mayoría, 355 (un 70%), fueron víctimas de ETA o de organizaciones que procedían de ETA (los poli-milis, los Comandos Autónomos Capitalistas). El resto, 149 (un 30%), murieron a manos de grupos de extrema izquierda y de extrema derecha. Los grupos de izquierda (FRAP y GRAPO fundamentalmente) mataron a 76 personas en ese periodo, los de derecha (Triple A, Batallón Vasco-Español,  etc.) mataron a 67 personas.

 

A todas estas víctimas mortales, hay que añadir otras 152 personas que murieron a manos del Estado (policía y ejército). De estas 152 personas, 47 eran terroristas, aunque ninguno de esos terroristas pertenecía a la extrema derecha, todos eran independentistas o izquierdistas. La policía siempre tuvo un cuidado exquisito en no matar a un solo terrorista ultra. Frente a esos 47 terroristas, hay que contabilizar a 103 civiles, quienes perdieron la vida en manifestaciones, o en controles de carretera, o en altercados en los que la policía apretaba el gatillo con cierta alegría.

 

A pesar de la imagen de consenso y pacto que sigue asociándose a la transición española, lo cierto es que nuestra transición fue incomparablemente más sangrienta y convulsa que la de otros países como Portugal o Grecia. Durante aquella época, la violencia formaba parte del paisaje político cotidiano. Los periódicos no daban abasto y apenas informaban sobre las innumerables tragedias humanas que ocurrieron.

   

Jorge Caballero Sánchez salió de un cine en la Gran Vía. Llevaba una chapita anarquista. Unos ultras lo vieron y le golpearon y acuchillaron hasta matarlo el 28 de marzo de 1980. Juan Peñalver Sandoval trabajaba en la revista El Papus. La Triple A puso una bomba y acabó con su vida el 20 de septiembre de 1977. El 13 de agosto de 1976, Luis Fernando Verdejo Lucas estaba haciendo una pintada en Almería en la que podía leerse “Pan, trabajo y libertad”: llegó la Guardia Civil y lo mató de un tiro. Manuel Fuentes Mesa salía con sus amigos de una despedida de soltero en un local de Ortuella (Vizcaya) el 14 de mayo de 1977, durante la semana pro-amnistía. La Guardia Civil se encontró con ellos y les dieron el alto. Unos salieron corriendo, otros se quedaron paralizados. La Guardia Civil disparó y mató a Fuentes Mesa. El 14 de marzo de 1978, un joven anarquista, Agustín Rueda Sierra, murió como consecuencia de las torturas recibidas en la cárcel de Carabanchel. Y Arturo Ruiz, y Mari Luz Nájera, y Begoña Menchaca, y tantos y tantos otros nombres.

 

De estas víctimas nadie se acuerda. Han caído en el olvido más absoluto. Si alguien es víctima del terrorismo es porque ETA o el GRAPO le asesinó. Los demás, por alguna  extraña razón, son víctimas de segunda categoría. El Estado, gobierne quien gobierne, no va a reconocer nunca a sus propias víctimas. Y la ultraderecha es algo demasiado incómodo, un episodio sobre el que más vale no preguntar.

 

Es verdad que el principal colectivo lo forman las víctimas de ETA. ETA ha asesinado mucho más que todas las demás organizaciones terroristas juntas. Y es verdad también que durante demasiados años, las víctimas de ETA no tuvieron ningún protagonismo político, ningún reconocimiento público, y muy poco apoyo del Estado. José María Calleja ha contado mejor que nadie las circunstancias en las que morían aquellas personas, la desolación posterior, la soledad y desamparo de los familiares, el desinterés de los poderes públicos. Calleja fue el primero, y durante mucho tiempo el único, que realmente se preocupó por aquella gente y que dio testimonio de su sufrimiento. Su libro Contra la barbarie, de 1997, es todavía hoy, lectura obligada.

 

Todo eso es verdad, por lo que no puede producir sino alegría y tranquilidad que las víctimas de ETA estén hoy mejor tratadas y reciban ayuda psicológica, jurídica y económica del Estado. Pero no se entiende la exclusión y el desprecio de otras muchas víctimas como las que antes he mencionado. ¿Por qué nadie mueve un dedo por recuperar la memoria de las víctimas de la ultraderecha y del Estado? ¿Por qué han quedado en el olvido más absoluto?

 

Esta misma semana, prácticamente todas las fuerzas políticas han acordado dar un reconocimiento simbólico a personas amenazadas o coaccionadas por ETA. No quiero minimizar su sufrimiento y tengo que decir que me parece una gran noticia que el Parlamento haya aprobado esa declaración. Pero se me escapa por qué nadie menciona a las otras víctimas. La derecha parece empeñada en hablar únicamente de ETA. La izquierda, de las víctimas del franquismo. Creo que se está cometiendo una injusticia enorme con las personas que murieron durante la transición. Al fin y al cabo, no hace tanto de aquello. Y muchas de esas personas murieron defendiendo las libertades, o luchando contra los restos del franquismo.

 

Me pregunto a qué obedece ese olvido, que resulta tan chocante dada la presencia permanente que las víctimas de ETA tienen actualmente en la vida pública. Algún día, alguien tendrá que escribir la historia de la hipocresía de la España de los últimos tiempos con respecto a las víctimas de ETA. Muchos de quienes se erigen en sus representantes y defensores actúan así simplemente por conveniencia política. Si sus motivaciones fueran sinceras, no habría una memoria tan selectiva. 

 

 

 

46 pensamientos en “Las otras víctimas

  1. Buenos dias Profesor:
    Basicamente estoy de acuerdo con su reproche,aunque no este de acuerdo con el termino “terrorismo de estado” ni tan siquiera para definir el GAL ,ni los asesinatos selectivos en las incursiones israelitas contra los palestinos,ni los escesos del ejercito colombiano en su lucha contra el narcotrafico ,ni la pasividad de las autoridades ante los “batallones antiterroristas”.
    Pero no se cual debe ser el termino que defina las actuaciones de un Gobierno desde las cloacas del estado.

  2. Y las víctimas de la violencia de género y las producidas a la salida de discotecas y botellones y las de accidentes de circulación y las que han originado los ultras en los estadios de futbol y los bañistas que se ahogan. Morir muere mucha gente, incluso a partir de la victoria del PSOE en 1.982, que no se a qué viene esa distinción, salvo que no se quiera nombrar al GAL.
    El terrorismo ha sido motivo de muertes directas y de algunas tambien indirectas, si se puede entender así las producidas por “exceso de celo” u otras actuaciones, tambien desafortunadas y no por menos criminales, cuyo origen pueden asimismo vincularse a situaciones en las que se presumían, por error, que podían encontrarse ante presuntos terroristas. Cuando se vive con la tensión de que una bala te puede llegar a la nuca no debe ser fácil mantenerse en todo lugar y momento dentro de la raya, por lo que las cosas pasan cuando no debieran pasar.
    Una cosa son las actuaciones y contraactuaciiones terroristas, enclavables en una lucha en la que se puede dar de todo, incluso caer bajo el fuego amigo, y otras las salvajadas de todo tipo posibles, aunque el resultado en cuanto a que puedan haber habido asesinatos, las mismas. En lo referente a salvajadas ni hay fechas ni siglas ni derechas o izquierdas. Solo hay víctimas y sus causantes.
    Decir que la policía tuvo siempre un cuidado exquisito en no matar a un solo terrorista ultra me parece una barbaridad. No se si responde a una valoración correcta o es simplemente una frase más. Presumo que una vez identificados los presuntos ultras, o no ofrecían resistencia, o la policiía lo entendía así, por lo que las situaciones de riesgo y por las que la cosas se podían salir de madre en las detenciones, no se daban. Es como decir que han habido más errores con resultado de muerte en controles antiterrorista que en los de alcoholemia, a pesar de que éstos son mucho más frecuentes, por lo que la guardia civil tiene algo que ver con ello.
    No creo que haya otras víctimas, como establece el artículo de hoy. Hay simplemente muchas víctimas producidas en muchas situaciones y de las que, en unos casos más que en otros y por las peculiaridades propias del motivo por lo que han llegado a serlas y entre las que suelen destacar la propia movilización de las mismas y sus familiares, se originan diferencias en el tratamiento y recuerdo por parte de la sociedad.

  3. El artículo de Sánchez-Cuenca empieza diciendo: “Desde la muerte de Franco hasta la victoria del PSOE en 1982, murieron en España 504 personas como consecuencia de la violencia política….”. Yo de ahí saco la conclusión de que el autor trata de analizar:
    1. lo que ha ocurrido en España con las personas que murieron como consecuencia de la violencia política, y
    2. que el período al que se circunscribe su análisis es el comprendido entre la muerte de Franco hasta la victoria del PSOE en 1982.

    Es decir, yo creo que trata de analizar unos hechos concretos ocurridos en un período concreto.

    Recuerdo esto para aclararle a Fernando por qué, a mi modo de ver, el autor no nos habla de “de la violencia de género y las producidas a la salida de discotecas y botellones y las de accidentes de circulación y las que han originado los ultras en los estadios de futbol y los bañistas que se ahogan.” Ni siquiera de las víctimas del GAL. Para esta última omisión Fernando tiene la posible explicación de que no se quiere nombar al GAL. Seguramente. Pero yo aprecio más ausencias en el artículo. Me da la impresión de que el señor Sánchaz-Cuenca tampoco quiere nombrar a los muertos en la guerra de la independencia, ni en las guerras carlistas… Puestos a pedir, como hace Fernando, que nos hable de todos los muertos en España sin limitación de períodos ni motivos.

    Yo estoy de acuerdo con el artículo en que se nos pinta la Transición como una especie de período idílico y yo, en cambio, la recuerdo como un período convulso, y con muchas víctimas efectivamente. Y ninguna ultra, desde luego.

  4. Sr. PMQNQ, lasvíctimas que yo nombro tambien las circunscribo al mismo período del que trata el artículo, que tambien las hubo en todos los apartados que cito. Por lo mismo de no circunscribirse al período señalado no cité a los muertos de la guerra de la independencia ni a las carlistas.

  5. Excelente el artículo de Sanchez Cuenca. Como siempre, su exposición se cimenta en datos estadísticos sobre los que construye su argumentación y posición moral. Su acotación temporal es la transición desde la muerte de Franco hasta el triunfo del PSOE en 1982, es decir, transición en sentido amplio ya que la mayoría la termina con la votación de la Constitución de 1978. Pero está en su derecho de definirlo como le parezca. Frente a esta precisión, Fernando mete en el saco toda clase de crímenes sin motivación política de cualquier año. Que haga él un artículo sobre los muertos del GAL u otro periodo mas amplio, aunque dudo mucho que pudiera hacerlo con la misma precisión de Sanchez Cuenca. Es una gran verdad que las víctimas de la Transición no han sido honradas. Arturo Ruiz, Mari Luz Najera, Begoña Menchaca fueron víctimas individuales que murieron gritando Amnistía frente a la Fuerza Publica. Sanchez-Cuenca menciona además, los asesinados por grupúsculos de extrema derecha. Aquí estan tambien los 6 abogados del despacho laboralista de Atocha y no hay que olvidar a los 3 chicos de Santander atrozmente asesinados por la Guardia Civil en Almería confundidos por etarras simplemente porque iban en un coche con matrícula de SS. No se ha castigado nunca suficientemente este crimen y, por lo menos, se merecen un reconocimiento público grande.

  6. Gracias, Profesor. En efecto, la glorificación de la Santa Transición parece exigir dosis de amnesia selectiva desproporcionadas. Entre los casos que citas, uno recordaba vagamente el de El Papus, a Arturo Ruiz de enero del 77 y poco más. También mataron a la muchachita del POSI (Yolanda González, creo que se llamaba) y a tantos otros. Verdaderamente, en esa épcoa uno sí tenía la sensación de que una chapa sobre la trenca o una pegatina asomando en la carpeta podían llevarte a perder la vida a manos de cuatro niñatos.

    Dicho esto, yo creo que el período fue en sí suficientemente interesante y razonablemente exitoso, de modo que no veo incompatible experimentar cierto “orgullo” por lo logrado y, a la vez, reconocer los problemas y tragedias que generó.

    Hoy me siento didáctico, así que me dedico un minuto a elucidar lo del “cuidado exquisito” de las entonces (mal) llamadas FOP a la hora de no cargarse a ni un sólo ultraderechista. Fernando: las FOP estuvieron en la transición trufadas de fascistas, y buena parte del terrorismo ultraderechista procedía directamente de ellas. No sé si me explico, vaya.

    Abrazos para todos.

  7. Juzgar como la sociedad reacciona, o no, ante las injusticias es tarea complicada y segmentarlas para ver la respuesta que la sociedad da al segmento de injusticia que uno pueda estar interesado en valorar no modifica la situación general de atonía ante la desgracia ajena que no parece tocarnos, aunque si lo haga o pueda hacerlo. La sociedad se mueve a velocidad distinta a la que los interesados en una más solidaria respuesta a la injusticia puedan desear y, o son estos últimos los que provocan esa recacción amparados por la conmoción inicial que el hecho pueda ocasionar, como el padre de Mary Luz, o la cosa se termina diluyendo. Toda injusticia tiene una repercusión individual, familiar, de entorno cercano y finalmente de la propia sociedad, en la que, a medida que las distancias aumentan, tanto en el nivel de entorno como en el del tiempo, hacen que el ineterés se vaya diluyendo.
    El problema es que muchas veces etiquetando injusticias se trata de juzgar algo mas que el propio hecho y se choca con defensas que no lo son del hecho en sí sino que responden a otra motivación distintas y que no tienen por que estar vinculadas. Hay mucha facilidad a la hora de criminalizar a colectivos por acciones individualizadas. La primera pregunta sería ¿Cuantas acciones con víctimas realizadas durante la transición han quedado sin esclarecer? Si los culpables han sido juzgados y penaron, esa es la solución y punto final. Todo lo demás es conseguir una respuesta a algo que responde a otro alcance y que alguien tiene que poner en marcha si lo considera así. La propia sociedad no se pone en marcha sola ni va sumando hechos, salvo que haya una clara relación entre los mismos, para llegar al momento de reaccionar. Es más probable que los hechos se vayan olvidando que que vaya creciendo la indignación.
    Eso pasa en cualquier período, sea el de la transición u otro.

  8. Gracias por el artículo, Professore. Muy interesante, como siempre. Y simpatizo con una de las ideas que subyace de su artículo: la transición también tuvo puntos negros. Nunca he entendido por qué la derecha se niega a hablar del pasado. Si todos estamos de acuerdo en que matar está mal, ¿qué hay de malo en reconocer errores que cometieron otros -excepto Fraga, que sigue siendo el mismo-? ¿Únicamente por afinidad ideológica? En fin, cuántas anteojeras….

    Respecto al comentario de Fernando (2), sólo un matiz. Estamos hablando de víctimas políticas, no de cualquier víctima. Estas víctimas son “especiales” porque dieron su vida por una causa política y sus verdugos perseguían derrotar a través de la violencia a sus “rivales” políticos. Esto no significa que sean mejores o peores. Son diferentes. Y por ello el Estado les da un tratamiento distinto. Lo chocante es que el Estado sólo se acuerdan de algunos y no de todos, como muy bien señala el profesor Sánchez-Cuenca.

    Abrazos a todos.

  9. Recomendación del día: Soledad Gallego-Díaz en El País. Como siempre, certera y sin alharacas. Es casi la única comentarista política de “fuera” que me parece a la altura de DC.

  10. Existen muchas diferencias (y no sólo cuantitativas) entre los muertos de ETA y los otros muertos de la Transición.

    Dejando de lado que un muerto es un muerto, y claro, al final todos vamos a morir de una manera o de otra, existe una que es esencial: ETA sigue matando.

    ETA continúa siendo una amenaza para la vida y la seguridad de muchas personas, para la estabilidad de nuestra democracia y para la existencia misma del Estado.

    No sólo eso: desde ciertos sectores, minoritarios pero significativos tanto de los nacionalismos separatistas como de cierta izquierda antisistema, los crímenes de ETA están justificados.

    Estos sectores apoyan, disculpan, o defienden públicamente la validez de la violencia como un elemento más de la actuación política.

    Y además el gobierno de ZP consideró a estos sectores como interlocutor político válido en el reciente fiasco del proceso de negociación con ETA.

    Y además los nacionalistas vascos democráticos siempre los han considerado como una parte más del juego político y no como lo que son: una amenaza brutal para nuestra libertad y nuestra democracia.

    El periodo histórico de la Transición fue convulso (recordemos que a diferencia de Grecia y Portugal, en España tuvimos tres años de guerra civil,guerra abierta, con ejércitos, frentes, conquistas, batallas, bombardeos, etc…) y muchos extremistas querían hacerlo fracasar. Los políticos de aquella época supieron estar a la altura necesaria y reconocer su voluntad común de paz, convivencia y libertad por encima de partidismos y sectarismos cainitas: pensaron en sus hijos y nietos, y no en sus padres o abuelos, y dejaron de lado viejas rencillas enquistadas en aras de la reconciliación y la superación de la guerra y su corolario franquista.

    Gracias a ellos los muertos de la Transición no fueron un obastáculo para la democratización de España y dejaron sin argumentos a quienes mataban para provocar tensiones y enfrentamientos insalvables.

    No creo que haya un sólo español demócrata que no tenga en su memoria a aquella gente que murió para que la democracia triunfara en España, y este triunfo es el mejor homenaje que podemos hacerles y les hacemos, todos los días.

  11. Trajano singulariza la transición española porque “a diferencia de Grecia y Portugal, en España tuvimos tres años de guerra civil…”. Como bien ignora, en Grecia la guerra civil no sólo duró más (44-49) y era una década más reciente en el momento de su transición, sino que el balance de víctimas fue mayor para una población notablemente más reducida. Así que habría que buscar otro argumento. Por lo demás, el comentario poco tiene que ver con la tesis del artículo. Su última frase no me parece muy afortunada: me considero más o menos demócrata y español, pero por desgracia no tengo en mi memoria a los muertos por el triunfo de la democracia en España. Y no creo ser un bicho raro en la cuestión. De eso, precisamente, se trata.

  12. **Y además el gobierno de ZP consideró a estos sectores como interlocutor político válido en el reciente fiasco del proceso de negociación con ETA**

    Este es el argumento upedeo monotemático de siempre en relación al fallido proceso de paz durante la anterior legislatura. Claro que el amigo Trajano obvia lo siguiente: es que la consideración de tales sectores como interlocutores (políticos, dice Trajano) tenía como condiciones previas y sine qua non, por un lado la ausencia de violencia en el sentido de abandono incondicional de la actividad terrorista, y por otro lado las conversaciones posteriores tendrían como marco indiscutible la CONSTITUCION ESPAÑOLA y el ordenamiento jurídico vigente. Y punto. Justo esas condiciones inamovibles son las que han llevado al fracaso de tal proceso. Justo como también ocurrió en procesos anteriores similares: los gobiernos democráticos españoles siempre han mantenido ese marco constitucional como intocable en cualquier solución dialogada al problema terrorista.

    Lo que en otras ocasiones no ha ocurrido es que fuerzas políticas parlamentarias (y hasta poco tiempo ha, extraparlamentarias) hayan utilizado la política antiterrorista como arma electoral.

  13. Olvidábaseme: estupendo artículo de Sánchez-Cuenca, como siempre y en todos los foros. No me extraña que la claridad expositiva de Ignacio provoque odios africanos en otros lugares que Trajano igual conoce bien.

  14. De El País Digital:
    “El hombre de 41 años detenido hoy por la Ertzaintza acusado de haber agredido el pasado lunes a un edil socialista de Pasaia (Guipúzcoa) durante el pleno en el que se debatió la moción ética es Jon Ander Uribarrena Otxoa, quien cumplió 12 años de cárcel por atacar en 1987 la Casa del Pueblo de Portugalete (Vizcaya). Según ha confirmado hoy el departamento vasco de Interior, el arrestado fue condenado por la Audiencia Provincial de Vizcaya por este ataque a la sede socialista, en el que murieron dos personas (la militante socialista Maite Torrano y el sindicalista Félix Peña) y resultaron heridas otras ocho.”

    Se ve que no sólo los pederastas son irrecuperables para la sociedad, por muchos años de cárcel que cumplan. Bestias fueron y bestias siguen siendo.

  15. Fernando, 4: “las víctimas que yo nombro tambien las circunscribo al mismo período del que trata el artículo, que tambien las hubo en todos los apartados que cito. Por lo mismo de no circunscribirse al período señalado no cité a los muertos de la guerra de la independencia ni a las carlistas.”

    Hay otro punto, Fernando, en el tema al que se refiere el artículo. Se refiere no sólo a las víctimas de un determinado período, sino también a las personas que murieron como consecuencia de la violencia política.

    ¿Va entendiendo por qué en este artículo no vendría a cuento que el señor Sánchez-Cuenca hablara también de “las víctimas de la violencia de género y las producidas a la salida de discotecas y botellones y las de accidentes de circulación y las que han originado los ultras en los estadios de futbol y los bañistas que se ahogan”?
    Esfuércese un poquito, que a lo mejor lo llega a entender.

  16. En primer lugar habría que matizar, Teoura, que la transición griega se realizó desde el régimen impuesto por el golpe de estado de los coroneles de 1967, que no tenía nada que ver con la guerra civil de los años 40. También podemos remontarnos las guerras carlistas o al rey felón para hablar de la transición española, pero no creo que sea serio.

    Sin embargo en el caso de España, el régimen franquista era consecuencia directa e inmediata de la guerra del 36, y el estado estaba plenamente identificado con el bando vencedor de aquella guerra, era el llamado “estado nacional”.

    En cuanto a esa especie de malestar de Sánchez Cuenca por la excepcionalidad de ETA y su necesidad de equiparar esa violencia con otras violencias ya superadas y de lo más variopintas me parece algo bastante difícil de justificar desde un punto de vista exclusivamente racional.

    Los muertos de la transición que merecen homenaje por parte del estado serían en todo caso aquellos que murieron por defender la democratización de España, y no los muertos por accidente o los que llevaban a cabo actividades que buscaban precisamente sabotear esa democratización.

    Creo que es importante hacer esa distinción pq cuando se homenajea a las víctimas de ETA se hace en la medida de que han muerto por defender el estado de derecho democrático y la libertad de la sociedad frente a la voluntad homicida de un grupo étnicista-totalitario que busca la destrucción de ese estado para imponer en el país vasco un régimen de corte nacional-socialista.

    la Transición acabó con éxito y las fuerzas policiales se han reconvertido a estándares más democráticos y civilizados, es decir, que han triunfado las ideas que defendieron aquellos que murieron por la libertad.

    Sin embargo esto no es así con las víctimas de ETA: aún no hay paz y libertad en el País Vasco, y además desde la instituciones nacionalistas no ha habido una toma de posición clara e inequívoca a favor de los demócratas perseguidos y asesinados y en contra de los asesinos, con los que comparten ideolgía y fines políticos.

    Por eso es necesario estar con las víctimas, pq ellos somos todos , y pq ETA sigue activa y mañana podemos ser nosotros los asesinados o los amenazados.

    De ahí que no vea relación alguna entre la necesidad moral y política de homenajear ahora a las víctimas de ETA y la supuesta necesidad de hacerlo con muertes ocurridas en otros periodos históricos que respondían a lógicas y causas completamente diferentes. No son equiparables.

    También echo de menos alguna referencia al GAL, aquel grupo terrorista que creado y dirigido desde el estado asesinó ya bien avanzada la democracia, con premeditación a un buen número de personas, muchas de ellas sin relación alguna con ETA. Pero claro, de eso no se puede culpar (unque sea torticeramnete) a la derecha que representa el PP…mecáchis…

    En cuanto a los odios africanos, enfín no sé, pero la lamentable imagen dada en el congreso por esa cuadrilla de ineptos y apoltronados mantenidos que pueblan las bancadas correspondientes al partido del gobierno, abucheando a la única diputada de la oposición en el uso de su derecho a la palabra, cuando representaba el sentir de al menos 300.000 españoles, deja bien clara cual es la calaña bananera de esa secta zapaterista que maneja ahora el gobierno de lo que en su día se consideró nación.

  17. Confieso que le iba, más o menos, siguiendo: “hum -pensaba-; aunque no sea elegante reconociendo que ha metido la pata con Grecia, le da una vuelta a la cosa para aparentar que sabía algo que ignoraba”. Pero luego ha empezado a escribir tonterías, con procesos de intenciones (“esa especie de malestar de Sánchez Cuenca..”) y disparates varios, hasta el desbare del GAL (¿a santo de qué? ¿le da alguna fuerza al argumento?) llegando al descalabro final, con lenguaje y postura propios de cefalópodos. Es lo que suele pasar: si huele a calamar y parece calamar, suele tratarse de calamar.

  18. También, señor Salaberria, nos hubiera gustado ver una política antiterrorista en la anterior legislatura, por parte del gobierno, para poder apoyarla.

    A no ser que esa sucesión de rumores, mentiras, declaraciones rimbombantes y decisiones incoherentes y contradictorias que caracterizaron la chapuza de las conversaciones de apaciguamiento del gobierno de Zapatero con ETA sea la “política antiterrorista” de la que usted habla.

    Y por supuesto que el límite de aquellas conversaciones era la Constitución y la Ley, no podía ser de otra forma, a no ser que hubieramos tenido un gobierno delincuente.

    Y muchos nos preguntamos: si la legalidad y el respeto a la legitimidad constitucional eran los límites claros y definidos desde un principio ¿pq ETA declaró un alto el fuego para cierto tiempo después volver a las andadas precisamente por no aceptar ese límite?

    ¿Acaso desde el gobierno o el PSOE se hizo ver a ETA que podía conseguir más de lo que podía?

    ¿O sencillamente ETA declaró la tregua sabiendo desde el principio que la iba a romper, simplemente para rearmarse, reorganizarse, y colocar a sus segudores en los ayuntamientos una vez más?

    Sea cual sea la respuesta, la posición en la que queda el gobierno es igual de precaria.

  19. Teoura, su abucheo (19) es igual de intrascendente que el de sus compinches del congreso. No creo que llamar calamares a los que no comparten su visión del mundo se distinga mucho de los ruidos simiescos que profirieron las bancadas socialistas ante la intervención de la diputada de la oposición Rosa Díez.
    Cada vez se hace más patente la necesidad de desalojar del poder a esta panda de hooligans que nos desgobierna.

  20. Sánchez-Cuenca se pregunta y nos pregunta por qué nadie se acuerda de las otras víctimas de las que nos habla hoy. He aquí mi conjetura: porque mucha gente sabe poco y recuerda poco. Por eso es esencial presentar la queja con datos tan precisos como los del artículo. Entre la gente que sabe y recuerda poco parece que se encuentra Teoura, según acaba de confesar, y desde luego estoy yo también. Pero parece que no es el caso del Sr. Trajano. Ignoro si la mayoría de los políticos sabe o recuerda.

  21. Segunda (y última) recomendación del día: no pierdan más tiempo con Trajano, que por desgracia no aporta nada, y dediquen unos minutos a Nadal; el chaval lo está bordando ante Djokovic.

  22. Trajano, ¿no tiene que irse a comer hoy? Y luego un poquito de siesta y a trabajar algo. Ande, que hoy ya ha cumplido.

  23. Sánchez Cuenca no menciona el GAL, y salta hábilmente desde el terrorismo vivo y presente de hoy día a la etapa superada de la Transición, con una evidente voluntad política (¿como si no sale a relucir el nombre de Fraga y no los de Barrionuevo o Vera, cuando de crímenes de estado hablamos?)

    No creo que nadie se sepa de memoria los nombres de los muertos de ETA, más que algunos casos especialmente dolorosos, igual que ocurre con la Transición: recordamos a los abogados de Atocha, a los muertos de Vitoria, a los jóvenes santanderinos y alguno más especialmente sangrante, pero no todos y cada uno.

    Todo lo demás es demagogia barata.

  24. Pan y circo, Teoura, Nadal, Chikilikuatre y er furbo. pero no se preocupe, cada vez nos oirá más y en más sitios, y sus pataletas y abucheos o el boicot informativo a los que nos someten los medios de aquel que fue director de los informativos franquistas de TVE, Cebrián no lograrán callarnos.

  25. “Los muertos de la transición que merecen homenaje por parte del estado serían en todo caso aquellos que murieron por defender la democratización de España, y no los muertos por accidente o los que llevaban a cabo actividades que buscaban precisamente sabotear esa democratización”

    O sea, que los muertos por la ultraizquierda sí son dignos de recuerdo. Incluso las víctimas de ETA que “simplemente” pasaban por ahí o eran miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado haciendo su trabajo cotidiano (supongo que eso es lo que usted define como “murieron por defender la democratización”). En cambio, los tipos asesinados por la ultraderecha, no entran en esa categoría y buscaban precisamente sabotear esa democratización.

    En fin, me da la impresión de que las críticas al artículo de hoy se basan en una insuficiente y desviada comprensión de lo que realmente dice su autor. Como académico que es, empieza por dejar claro que habla de la “violencia política”, concepto acuñado y corrientemente utilizado en ciencia política. Los anglosajones hablan de “political violence”. Hagan una búsqueda en google y verán cuántos “peipers” y libros les salen. Después, el autor circunscribe sus reflexiones a un período convencional identificado con una de las definiciones aceptadas de la “transición española”. Si, después de eso, alguien empieza sus observaciones diciendo que el autor del artículo tampoco habla de la violencia de género y demás historias y que tampoco habla de otro marco temporal… Pues muy bien, el autor tampoco habla de la violencia en el Antiguo Testamento.

    A veces conviene no tener el dedo tan cerca del gatillo.

  26. Y por qué nos escamotean la violencia del Antiguo Testamentro, eh? Queremos de saber. Por cuantas lentejas de Navarra vendió Esaú su primogenitura a ETA? ein?

    El artículo de hoy es digno de enmarque, y de comenzar una serie de periodismo de investigación… del de verdad. De recordar a esos muertos y pregunta a los supervivientes sobre ellos y sobre es época.

    Desde la modestia que da la derrota, solo me gustaría añadir que no solo es importante el recuerdo, sino la justicia. Sabemos por donde han pasado los asesinos de ETA, FRAP, GRAPO, etc. Pero no sabemos o recordamos el castigo que han recibido los asesinos de la ultraderecha, o la sanción que han recibido los miembros de las FOP que mataron a alguien en esas circunstanias y en ese periodo. Tampoco se si los hijos de Santi Brouard (muerto, sí, en 1984) han cobrado algo del estado alguna vez como victimas del terrorismo.

    Dicen que dice la ley que todos somo iguales….

    ALgo parecido pasaba en Irlanda del Norte. O los católicos tienen un problema de sordera o el ejército británico era muy selectivo. La mayor parte de muertos en detenciones policiales en Irlanda del Norte fueron ciudadanos católicos en un porcentaje (no recuerdo la cifra9 escandalosamente superior al de protestantes. O sea que el ejército de su majestad, más que estar entre dos bandos, apoyaba ligeramente a uno.

  27. Amigo Trajano: la política antiterrorista de este Gobierno es, le guste o no le guste, la misma que la que han desarrollado los gobiernos democráticos españoles de todo signo. Se ha aprovechado la oportunidad de una tregua, se ha mantenido la inmutabilidad de las normas del Estado de Derecho y no se ha cedido a pretensiones políticas. Las mentiras, calumnias, exageraciones, falsedades, basura y desatinos de todo signo, si las ha vertido alguien, ha sido ese fraude de lideresa que les representa en el Congreso y la derecha política-mediática española. La eficacia judicial y policial ha seguido, con tregua y sin tregua, e incluso, a diferencia de otras épocas en las que su diputada callaba como una nécora, no ha habido excarcelaciones, terceros grados ni acercamientos de presos.

    En cuanto al abucheo recibido por la tránsfuga en el Congreso (“simiesco” lo califica usted), demuestra la mandíbula de cristal que maneja la tipa. Rosa Díez ha acudido a manifestaciones en las que existían pancartas en las que se deseaba la muerte del Presidente del Gobierno. Eso es más duro que unos “abucheos simiescos”. “Probetica” Rosa ….. Por cierto, ¿le ha explicado ya tan fariseo personaje que les lidera su conducta política cuando la ruedas de prensa en la Consejería de Turismo que ocupaba las presidía una solitaria ikurriña?. ¿Les ha contado que formaba parte de un Gobierno que desarrollaba políticas de protección y fomento del euskera?. ¿Cómo se come ésto?.

    Finalmente, a uno a veces le delata el sectarismo y la falta de sentido común que achaca a los demás. Afirma textualmente que:

    “Y muchos nos preguntamos: si la legalidad y el respeto a la legitimidad constitucional eran los límites claros y definidos desde un principio ¿pq ETA declaró un alto el fuego para cierto tiempo después volver a las andadas precisamente por no aceptar ese límite?

    ¿Acaso desde el gobierno o el PSOE se hizo ver a ETA que podía conseguir más de lo que podía?”

    La preguntica tiene una fácil respuesta, morralico: han vuelto a las andadas porque el Gobierno no ha cedido EN NADA de lo que pretendía la banda. De haber prosperado alguna petición, no habrían roto la tregua. Para su disgusto y el de su tránsfuga, así lo ha entendido la opinión pública. De lo contrario, hoy no estaría el PSOE en el Gobierno ni al borde de la mayoría absoluta.

    Posdatilla: pobrecitos upedeos, marginados, censurados, …. Si quiere usted conocer lo que es la censura, le repito como otra vez hice, pase usted por el blog de su diosa, consulte usted los llamamientos de su compañón Guzmi al Blogmaster para censurar a los cabreados de C’s que pasaban por allí, los post borrados, etc …..

    Un día, aunque sé que es un esfuerzo que no merece la pena, sacaremos a colación por aquí las declaraciones de amor de Rosa Díez a C’s con motivo de la fundación de aquella formación, las veces que uso sus atriles, como intentó hacer usufructo de su resultado electoral en las catalanas, y como ni un año después los ninguneó y humilló de forma indecente. Es su verdadera faz. Más “simiesca” que ninguna.

  28. Amigo Trajano. El problema es que aquí están acostumbrados y soportan mis chorradas, a las que, lógicamente, le dan el sitio que se merecen. En eso tampoco son diferentes a mí, que paso tambien absolutamente de lo que yo mismo escribo. Lo malo es cuando entra alguien que les lleva la contraria con argumentos, lógica y encima puede tener toda, o gran parte, de razón. Como vés, se acaba el debate y se ponen de los nervios.

  29. Haces bien en tomar lexatin, porque si el que Rosa Diez y su partido vayan tomando cada día mayor protagonismo en la política española te pone de los nervios, me parece que lo llevas crudo.

  30. Fernandicu, es normal que adquiera mayor protagonismo del esperado la tránsfuga que citas: la situación peperí se lo pone a huevo, así como la homilía diaria de Fedeguico, cuyos favores ahora disfruta la señorona. Y sí, lo llevo crudísimo. No duermo, no como, no bebo ni f … por su causa. En mi partido, además, están que se tiran de los pelos. 169 escañetes, a 7 de la mayoría abosluta. Unión Progreso y Pan con Queso 1 escañete, pisándonos los talones. Seguro en las próximas generales ganan arrolladoramente.

    ¡¡Regeneraté, regeneraté, escucha mucho a Fedeguico, si ves a Rosa arrodillaté…… Regeneraté, regeneraté, sé su rendido siervo y obedecelé, …..¡¡

  31. Amistad Civica me ha pegado un recadito en el cristal de mi espejo:

    “¡Como estimula Ignacio Sanchez-Cuenca la participacion de mentes tan afines a Rosa Hype como nuestro adorado Trajano!.
    Y es que claro,cuando se habla de victimas del terrorismo ,tienen que hacer y expandir a los medios , su “reflexion hypediana de la vida” para que quede constancia para los hijos de nuestros hijos que una vez, en el Mundo, hubo personas que pusieron todas sus neuronas al servicio de una lider que lograria que el insulto al presidente del Gobierno diera sus frutos, en votos, escaños y reconocimiento publico y mediatico.

    Dicho esto ,les felicito a el y a Rosa Hype,por conseguir que se considere victimas del terrorismo a todos los que sufren, en silencio ,la amenaza directa de eta.
    Y Punto.
    Cuando en el discurso de los Hypedianos se deje de usar al presidente del Gobierno de coartada para atacar a eta,entonces y solo entonces,sera el momento de reconocer que lo que le pedi en su momento personalmente a Rosa Diez(que fuera un puente que uniera a los dos grandes partidos) seria su verdadera fuerza en la politica de este pais.
    Aunque mucho me temo que esta “visagra” chirria mucho hacia la derecha….tienen todavia la grasa de la rebelion civica.

    Trajano sin ti no somos nada ,recuerda que eres un placentero mana caidito del cielo….hasta Fernando te hace mimitos…JAJAJA….que nervios.

    P.D.:
    ¡Oye Jon,no me vuelvas a hacer lo que me has hecho hoy!…joooOO.
    ¡Le has cantado las cuarenta a Trajano y apenas me has dejado dos frases para desahogarme por completo!

    La proxima vez piensa en mi y dejame tres o cuatro frases por lo menos….jeje.

  32. ¿Se han percatado ustedes de que este Trajano solo aparece por este blog a soltar sus filípicas cuando escribe el artículo de cabecera Ignacio Sánchez-Cuenca? Se ve que esos días recibe la orden tajante de entrar aquí. Una de dos: o los upedeos tienen una obsesión con ISC (una más, aparte de la demostrada por su líder con el señor Sebastián), o Trajano es un experto más en la teoría de los juegos.

  33. PMQNQ…mas bien creo que Trajano cree que es “el efecto mariposa”.

  34. 34. Ahí has estado fino PMQNQ. Esa debe ser la clave para entender al exhibicionista (aunque sea de encargo) que pierde su compostura en unos pocos párrafos (con toda esa verborrea idiota de la “calaña bananera” de ineptos, y no sé qué más cosas y bla,bla,bla..¡cuanta estutlticia!).

    A ver si luego puedo volver un poco sobre el artículo, que ese sí merece la pena.

  35. Es muy grave la crisis económica a la que nos enfrentamos y como siempre van a pagar las clases mas necesitadas. El euribor cada vez se acerca mas a hacer imposible que un cincuenta por ciento puedan sobrevivir económicamente. Esta política que esta llevando solo favorece a los bancos y cajas de ahorros que ya no saben que hacer con las ganancias que obtienen cada año. Si los bancos declaran cada año ganancias multimillonarias, a que viene tanta subida de las hipotecas. Que pagan los bancos cuando tienen unas pesetas nuestras. Ahora se dedican a regalar toda clase de artículos, pero regalo de que te inmovilizan tres mil euros durante seis meses para darte una mantelerías de cuatro personas y siguen subiendo el interés de todo lo que dan. Es hora de que si este Gobierno es solidario con el pueblo ponga coto a la tropelía de los bancos. No es de recibo que cada momento estén subiendo las hipotecas llevando a la desesperación a miles y miles de familias, abocadas con este ritmo a quedar en banca rota familiar si no se ven en la calle engullidos por la hipoteca que en su momento fue la ilusión de tener un hogar que por otra parte es un derecho constitucional. Lamento que este Gobierno al que vote y soy militante no tenga la sensibilidad y el coraje de poner a los bancos en su sitio creo que tienen ganancias suficientes para haber dejado las hipotecas este año sin el abuso de subida. De todos es sabido que están dando las cajas de ahorros beneficios a sus empleados para justificar las ganancias desmesuradas que están teniendo.
    Apelo como ciudadano y persona que cree en la justicia social a que el Gobierno tome medidas con los bancos obligándolos a que ayuden a paliar este momento. Después de toro pasado no hacen falta toreros hay que torear en la plaza que tenemos y con los toros que hay y si el Gobierno le tiene miedo al toro de los bancos y cajas jamás podrá aspirar a mantener el bienestar de los ciudadanos. Los ciudadanos solo piden llegar a fin de mes pagar sus compromisos y no estar sin sueños por que les cortaran el agua o el gas o no podran pagar su hipoteca. Todo o casi todo lo que está pasando se debe a la subida del dinero y de las hipotecas, por eso no se compran pisos, coches ni hay ilusión en la ciudadanía para emprender negocios. Mal se nos presenta con una huelga de transporte, metal ecct.y no hablemos de una huelga general que nadie lo remedia llegará a no tardar.
    Creo en este Gobierno y su gestión pero también que tocar a los poderosos no es fácil, es mas fácil atacar a los endebles porque nada pueden hacer, pero si pueden hacer saltar por los aires un Gobierno, una economía y lo que es más terrible la paz ciudadana. Nunca se sabe a donde puede llegar un padre que ve desapareces el pan y el techo de sus hijos y este momento hay muchos padres en este dilema.
    La sociedad como no podía ser menos en estos últimos años nos ha acostumbrado a un bienestar que por otra parte es merecido, que sepa el Gobierno que por culpa de las ganancias millonarias de los bancos se ha llegado a esta situación. Creo que un Gobierno tiene la potestad de poner las cosas en su sitio, que banco o caja declara perdidas? luego entonces a que viene este acoso económico a las familias mas desfavorecidas, el que tenia casa no se metió en la hipoteca tampoco se la han subido, el que pidió un préstamo para hacerse fontanero no tiene chalet en la playa con hipoteca. En resumen apelo al buen criterio de este Gobierno para que sepa de que parte corre el aire, sabemos que la gasolina ha subido pero los bancos gastan poca gasolina en sus fabricas de ganancias. También tengo que decir que los ciudadanos tendremos poner de nuestra parte y no coger el coche para ir por tabaco, que hagamos uso racional de los servicios y tengamos el pensamiento puesto en la economía personal de la que podemos sacar mucho partido.
    Esta es la opinión que yo tengo después de estar trabajando desde que me acuerdo y tener ya cerca de setenta años, que tenga en cuenta el Gobierno que de todos tiene y debe de aprender se lo dice quien tiene los pies en el asfalto, desde aquí se ven las cosas diferente.

  36. 34: No sé si Trajano es experto en la Teoría de los Juegos; de lo que no me cabe duda es de la obsesión en el mundo upedeo por ISC, sobre todo por la parte que respecta al “sector gorrión”, ya sabeis. De todas formas, hay algunas interrogantes que yo ya he lanzado aquí que el amigo Trajano no quiere afrontar, tal como son el pasado vasquista de R-10, su condición de consejera en un gobierno que defendió una política lingüística totalmente diferente a la que ahora pregona, su actitud respecto de C’s, su errática carrera dentro del PSOE, su personalismo, su divismo, la estructura naciente escasamente democrática de UPyD, etc …

    Y otra cosa: yo me siento totalmente orgulloso de mi militancia socialista; el PSOE es mi casa y tengo vocación de morir en ella. Pero permtidme la broma-en-serio, si algún día Jiménez Losantos empezara a cantar las alabanzas del socialismo como ahora lo hace respecto de UPyD, me cuestionaría seriamente mi militancia.

  37. Je je je resulta hasta cómico el comportamiento reactivo y unánime de los militantes sociatas de cierta edad, curtidos en aquellas algaradas antifranquistas cuando Franco ya había muerto.

    Los que por nuestra edad tenemos los primeros recuerdos políticos en el día sin cole que siguió al 23 F y apenas recordamos las elecciones del 82 como una explosión de color, carteles y musiquillas pegadizas en la radio y la tele, nos traen al pairo todos los símbolos identitarios grupales de aquellos progres que no fueron demócratas hasta el 76 (o el 77).

    El miedo atávico a la derecha, como si del coco se tratara, nos es ajeno: sólo desde ETA y los nacionalismos vemos amenazas ciertas y reales al estado de derecho que fundó la constitución de 1978.

    Por eso entendemos que honrar a las víctimas de la locura etnicista, del cancer nacionalsocialista que nos ha crecido en ciertas partes de España y que encuentra eco en algunos radicales de ultraizquierda (el infame Álvarez Solís, etc..) es una necesidad moral inexcusable porque todos podemos ser víctimas de ETA, y nos va en ello mucho.

    Por eso las políticas basadas en la resurrección de las divisiones históricas de la España guerracivilista, que precisamente fueron superadas en la Transición, a pesar de aquellos desgraciados últimos coletazos que recuerda Sánchez-Cuenca, me producen un rechazo instintivo. Aquello tan “progre” de recordar al abuelo (si eso es progresismo, qué demonios será ser reaccionario, me pregunto) desde que lo cantara el paniaguado asturiano, y ahora resucitado con el sonriente y mundano leonés, no va con nosotros.

    Miramos al futuro, y lo vemos desalentador. Pero no nos resignamos. No nos resignamos a que algún descerebrado utilice la anécdota de las pancartas callejeras de algunos exaltados en manifestaciones multitudinarias para justificar el infame comportamiento de sus señorías pagadas con los impuestos de todos los españoles, mancillando el templo de la democracia, y que en lugar de nuestros servidores se consideran nuestros guías o nuestros pastores.

    No nos resignamos a que los paletos nacionalistas que buscan lisa y llanamente la destrucción de España marquen la agenda política de la nación, día sí y día también, pq los dos grandes partidos ya son incapaces de ilusionar a una mayoría suficiente que les permita gobernar sin someterse a los caciquillos taifales y sus obsesiones identitarias medievalizantes.

    No nos resignamos a esa política oportunista, errática, interesada, manipuladora, que exhiben tanto PP como PSOE (de los demás mejor no hablar), partidos sedientos de poder y que sólo se mueven por el cortoplacismo electoralista, con una irresponsabilidad apabullante, y que intenatan mantener vivas polémicas artificiosas y bizantinas cuando se nos desmorona el espejismo de que España se había convertido en un país del primer mundo, gracias a Felipe y su corrupción institucionalizada, su terrorismo de estado chapucero, gracias a Aznar y su burbuja inmobiliaria, a sus pseudo-privatizaciones (lo de tTelefónica fue un robo a mano armada) de tinte político y sus aventuras guerreras en Oriente Medio, y gracias a Zapatero y sus gobiernos de diseño, llenos de melenas al viento y leyes completamente inútiles como la de muy dudosa inconstitucionalidad de violencia de “género”.

    Tenemos en puertas una crisis económica de proporciones bíblicas, y el inquilino de la Moncloa, con su habitual rostro de piedra, nos recomienda optimismo.

    Sí sólo nos quedara rezar y tener fe, aviados estamos.

    Por eso hay mucha gente de mi generación que hemos dicho basta, y participamos con ilusión en la última oportunidad que le queda a este país de dejar de ser de pandereta, con matrimonios gays sí, pero de pandereta, de caciques (que ya no sólo son de derechas), de sinvergüenzas y de mentirosos. De irresponsables, de cuentistas y de aprovechados.

    Si esto no funciona, nos iremos a Alemania o al Reino Unido, pero al menos hay que intentarlo.

  38. “Por eso hay mucha gente de mi generación que hemos dicho basta, y participamos con ilusión en la última oportunidad que le queda a este país de dejar de ser de pandereta, con matrimonios gays sí, pero de pandereta, de caciques (que ya no sólo son de derechas), de sinvergüenzas y de mentirosos. De irresponsables, de cuentistas y de aprovechados”.

    ¿No lo podría haber escrito José Antonio Primo de Rivera en sus momentos más entusiastas?

  39. ¡Dios mio!…que empacho de realidad….oye Trajano…¿te has vuelto a mirar en el espejo despues de escribir lo que has escrito?.

    ¡Anda atrevete!…Ven te estoy esperando ….jeje.

  40. Me parece que el artículo de ISC es excelente.

    La tesis de que el recuerdo y homenaje a las víctimas de la transición haya tenido omisiones importantes, ni me parece desacertada ni me parece ofensiva. Al margen de que la libertad de expresión deja lugar a que cada uno diga lo que le parezca, lo cierto es que me temo que las críticas recibidas son más “ad hominem” que otra cosa.

    En torno a las victimas de ETA, se han pegado como excrecencias indeseables otro tipo de elementos que solo reconocen cómo libertad la propia, cómo democracia que mande quien ellos diga y cómo valientes, a sólo los que piensen como ellos, siempre y cuando, por favor, también se aseguren de poner verde al PSOE, a la izquierda o al progresismo.

    Es una verdadera pena porque, citando a Trajano, si hay mucho “progre” que sólo fue antifranquista después de muerto este, ¡cuánto solidario doliente con las víctimas del terrorismo ha descubierto este noble camino de purificación sólo después de 2004!

    De Trajano opiné la primera vez que entró y, de momento, creo que voy a mantenerlo. Algún argumento de vez en cuando se atisba entre tanta retórica exaltada y ofendida, pero creo que no tiene caso argumentar contra posturas fanatizantes. Lo escrito ahí queda para deleite de propios y extraños. Líderes no sólo políticos sino espirituales, como parece que nos pintan a los redentores de UPD, los ha habido en la historia de la humanidad, pero ¿por qué será que desde el siglo de las luces no ha salido ninguno de calado? Posiblemente porque analizando, analizando, resulta que esqueletos en el armario los tiene todo el mundo, y Rosa “unescaño” Diez, no me encaja a mí como la portadora de la democracia revelelada. Me atrevo a decir que a nadie que piense un poco en su trayectoria, debería, pero cada cual escoge sus idolos.

    Personalmente, a una cierta edad (má de 8 años), quizás lo más prudente fuese pensar que el hombre es falible, la carne es débil y todo eso. El que quiera ver, no obstante, a Mahatma Gandhi, Montesquieu, Bismark, Jeffersson y Kennedy, todos juntos reencarnados en la durante unos veinte años fervorosa socialista… allá ellos. Siempre ha habido clientela para los vendedores de filtros de amor, de crecepelos, y gente que juega a los triles por la calle pensando que todos los demáas somos tontos por no forrarnos.

    Me hace gracia cómo el veterano Fernando se pega y aplaude cada vez que llega alguien de hablar recio y faltón. Aunque ácido, ingenioso y punzante, la autoimpuesta tarea de ser la oposición oficial a un blog del que no comparte el enfoque más o menos mayoritario, debe quemar. Máxime cuando encima le sueltan a uno Mihuras en la plaza como ISC, o Permafrost, o Sebastián, o Mimo Titos, o la Fontalvo, por citar a lo más granado. Cuando uno se ve jaleando a según que compañías… en fin, como dicen los jesuitas “que cada cual vea”.

    En economía creo que va a llover fuerte, la línea a seguir creo que es la Solbestiana, tranquilo y aguantando las inevitables tarascadas (por eso la política no admite a mandíbulas de cristal ni a egos inflamables), pero nos esperan un par de añitos de abrigo. Mejor se vive en estas circunstancias en la oposición que en el Gobierno, pero este marrón hay que comerselo sí o sí, y no hay más.

    Por último, en desagravio a ISC, se lo digo yo aunque ya se lo hayan dicho otros y él lo sepa: Es usted bueno de cojones.

  41. Impresionante post de Trajano a las 21.55. Por una parte, confirma que el discurso upedorro ha estado, está y estará basado en los topicazos de la corrupción institucionalizada, la clase política igualmente corrupta, la patria que se desmorona, el Apocalipsis de San Juan, la necesidad de regeneración, etc … O sea, un discurso de corte muy europeo, sí señor: es el discurso que se puede oir en los mítines del Front National francés, de los “misinos” italianos de dentro y fuera del movimiento berlusconiano, en los rexistas belgas, en la extrema derecha alemana (neo-nazi), …. extrema derecha pura y dura, sin complejos.

    Por otra, no puedo dejar de reirme cuando resulta que, al hablar del felipismo corrupto, recuerdo que su idolatrada tránsfuga ocupaba puestos de responsabilidad en el PSOE y en gobiernos de coalición con los malvados nacionalistas. Nadie recuerda que denunciara esa corrupción ni que, por ejemplo, se opusiera desde su cargote en el gobierno PSOE-PNV a las políticas lingüísticas en la C.A.V. Me descojona pensar que las listas del movimiento upedorro figuraban, en los últimos comicios, antiguos cargotes de diferentes partidos en diferentes Administraciones. Es un auténtico desatino, propio de alguien que es muy sectario, y además, odia mucho.

    Sí, mucho odio. Porque en este blog, en el que llevo desde su inicio aportando mi modesta e irrelevante opinión, salvo esporádicos ataques provenientes de … nunca se había utilizado la descalificación pura y dura ad hominem. Se ha hecho mucha crítica política, han habido calientes discusiones (Fernando lo sabe) y en circunstancias muy tensas y dolorosas (como cuando los asesinos de ETA se han puesto manos a la obra para traernos el dolor a todos). Pero algo así no lo recuerdo yo:

    “No nos resignamos a que algún DESCEREBRADO utilice la anécdota de las pancartas callejeras de algunos exaltados en manifestaciones multitudinarias para justificar el infame comportamiento de sus señorías pagadas con los impuestos de todos los españoles, mancillando el templo de la democracia, y que en lugar de nuestros servidores se consideran nuestros guías o nuestros pastores.” (el resalte en mayúsculas del exabrupto es mío).

    Sr. Trajano, recuerdo que sus primeras intervenciones en este sitio me alegraron. Después de conocer los parámetros de “libertad” y de “tolerancia” al discrepante en el mundillo-güeb de la antigua “Basta Ya”, movimiento social plural, histórico y de extraordinario recuerdo en la lucha cívica contra la barbarie de ETA, luego prostituido para los intereses políticos y la vanidad de muy pocos, esperaba de su intervención aquí la posibilidad civilizada de cotejar argumentos, de intercambiar puntos de vista, aunque alguna vez sea de modo más aguerrido o caluroso, otras más cordial, y siempre desde el respeto. Pero no, usted corresponde al mismo estándar sectario de alguno de sus compañones, niega la calidad de adversario leal al otro, acusa de las mayores deslealtades, crímenes, corrupciones y delitos a los demás (sin pruebas, sin presunción de inocencia), se erige en portavoz de la verdad divina revelada, y al final acaba con el exabrupto y el insulto.

    Tres cosas con las que termino:

    – Como bien sabrá, no insulta quien quiere, sino quien puede. No me doy por aludido, pues hace falta más altura moral para conseguir que yo me sienta acomplejado por sus insultos y admoniciones.

    – Me parece usted, como muchos de sus compañeros, una mala copia del que ahora es su tótem mediático, Fedeguico Jiménez Losantos.

    – Son ustedes, UPyD, una anécdota. Blas Piñar también tuvo escaño en las Cortes Generales con un discurso muy similar al de ustedes (España se rompe, nacionalistas-separatistas malos, castellano por encima de “lenguas regionales”, sistema político corrupto, democracia caca, ….). Son una muestra de ruiz-mateismo político del más malo.

    De antemano, cosa que usted no harçia, mis disculpas por si el tono de mis palabras pudiera ofender sus castos oídos. No era mi intención entrar en alusiones personales. Buenas noches y buena suerte.

    Posdatilla: como dice Sicilia, ISC es bueno de cojones. Tal vez eso es lo que más molesta en allende el blog y tal vez eso explica la casualidad de algunas intervenciones.

  42. Es curioso como para ser un foro tan educado y políticamente correcto, resulte tan ofensivo calificar a alguien de descerebrado cuando a mí me han llamado cefalópodo, calamar, ultraderechista, fascista, ignorante, iluminado, fanático y no sé cuantas lindezas más que reservan en el partido del gobierno para calificar a cualquier tipo de oposición que no sea nacionalista y separatista.

    En cuanto a la violencia desatada desde el poder contra un partido tan al parecer insignificante como el nuestro, y que va desde el boicot puro y duro en los medios de aquel ilustre hijo de falangista y director de los informativos de la TVE franquista, luego reconvertido a toda PRISA en demócrata y luchador por las libertades de toda la vida, hasta los abucheos orquestados en el congreso, y la descalificación constante y zafia, con ínfulas de ingeniosa, de todos los acríticos y sectarios admiradores del zapaterismo y de sus portavoces oficiosos, no parece sino producto de una cierta inquietud, de un cierto miedo de que habiendo dedicado todas las fuerzas para hundir y desprestigiar al PP (cosa que han logrado con bastante éxito), ahora les haya salido un grano en el culo bastante más correoso, ya que no se nos puede sencillamente identificar con Franco, Millán Astray o las matanzas de Badajoz sin caer en el ridículo más espantoso.

    Mirarse el propio ombligo y lanzarse flores entre los mismos de siempre es un ejercicio gratificante pero peligroso.

    Y resulta que la unanimidad a la búlgara con la que soñaba ZP en que se iba a convertir el futuro de España una vez marginado y arrojado el PP al vertedero de la “ultraderecha antidemocrática” no parece tan al alcance de la mano. Una mayoría simple (las mayorías absolutas son como el petróleo barato, cosa del pasado), una crisis económica que se nos viene encima a una velocidad de vértigo, y un hastío de los modos políticos que llevan desnaturalizando la democracia española desde hace más de 20 años no parecen tan halagüeños para el futuro idílico con el que soñaba ese sencillo chico de provincias que vió cumplido su sueño de verse convertido en presidente del gobierno contra toda lógica.

    Pero bueno, siempre pueden reunirse los convencidos para convencerse entre ellos de lo convencidos que están, y darse la razón mutuamente en todo para luego abuchear también entre todos si algún pedazo del mundo exterior como yo se cuela en este club privado de los que piensan igual.

    Sánchez Cuenca no molesta, es uno más de tantos apologetas del gobierno, que ahora se cuentan por miles y que están en todos los sitios que pueden para acallar cualquier tipo de disidencia, que en seguida es calificada de ultraderechista, fascista, neonazi y lo que se les ocurra. Quién molesta de verdad es Rosa Díez, ella es quien de verdad pone nerviosos a muchos. Nadie pensó que abandonaría el retiro dorado de Bruselas para liderar un proyecto nuevo y arriesgado y que llegaría por méritos propios adonde nunca había llegado: al congreso de los diputados.

    De todos modos ojalá los que nos comparan con Blas Piñar y sandeces semejantes creyeran de verdad lo que dicen: eso significaría que nos subestiman. Pero en realidad saben perfectamente quienes somos y como pensamos, entre otras cosas pq nunca lo hemos ocultado. Y todas esas comparaciones absurdas y extravagantes no son más que propaganda pura y dura para evitar que el rebaño se les desmande y empiecen a pensar por sí mismos, no sea que se quiten la venda de los ojos y dejen de votar al optimista sonriente.

  43. “V de Vendetta” es la pelicula preferida de trajano ,siempre lleva la careta de Rosa Hype para formar parte de una revolucion civica que cambiara la historia de España.
    Decir que “Sánchez Cuenca no molesta, es uno más de tantos apologetas del gobierno” es mas que un insulto,es “un pedo con ECO”…y eso huele que te cagas…..jeje.

  44. Pues sin lugar a duda el articulo de Sánchez-Cuenca se fundamenta en una busqueda de informaciones y datos numericos….

    ahora el problema no es tanto mirar al pasado, sino preguntarse que aporta una tal intervención de cara al futuro. La transición es parte del pasado, pero seguimos teniendo una organización terrorista activa que asesina y estorba (sin hablar del triste protagonismo del nacionalismo…).

    Así que aconsejaría unos estudios que puedan facilitar una solución al terrorismo de ETA, y por cierto la negociación no lo puede ser, cualquiera sea el partido que gobierne España.

    La política antiterrorista de Zapatero desde el principio ha sido un auténtico fracaso, sin hablar de la famosa resolución del 17 de Mayo de 2005. Que alguien me explique cuando ETA ha dado prueba de una manifiesta voluntad o actitudes inequivocas de dejar las armas….que se lo digan sobretodo a Eguiguren.

Deja un comentario