Las “alternativas del Aparato”

 Guridi 

Saludos a todos y a todas. Lamentablemente, como predije, la espuma generada por la gaseosa Conferencia Política, ha desaparecido muy pronto y sólo nos queda seguir el imparable ascenso de Susana Díaz, que ya se ha quitado de en medio a Mario Jiménez y nos ha sorprendido ayer al resucitar en su ejecutiva a gente a la que creíamos desaparecida hace ya bastante tiempo.

Este advenimiento de la Presidenta de Andalucía deja más en evidencia a los posibles candidatos de las hipotéticas primarias socialistas, que empiezan a cansar al público por su exceso de cautela y la debilidad de sus argumentos. Sin embargo, no hemos de engañarnos. En Ferraz, conscientes de su propia debilidad, cada movimiento de los “candidatables” crea angustiosas olas de histeria. Hechos que son acogidos con un mohín de desprecio por la ciudadanía, como el éxodo a Miami de Carme Chacón, son tomados en Ferraz como una jugada maestra, por lo que corren a pedir a gritos al curandero Varela, para que les ponga el termómetro de otra lectura surrealista de las encuestas.

Otro motivo para la histeria es el alejamiento de Patxi López. Desde que Rubalcaba se riese en su cara, en la Ejecutiva en la que el vasco le recordó sus promesas en el Congreso de Sevilla, el ex-lehendakari y su gente han empezado a mover ficha y a alejarse de las moquetas de Ferraz. Todas esas risas se debían al convencimiento de Rubalcaba de que puede llegar a las Primarias y ser el único candidato a éstas, como en 2011. Pero ahora todo son dudas y en Ferraz no tienen tan claro que Patxi López (y sobre todo, Rodolfo Ares) respete sus cabezas al hacerse con el poder. Sobre todo, después de haberse pasado un año entero poniéndole de tonto a sus espaldas.

Además, al candidato al que más temen es precisamente al que más reticencia ha demostrado a la hora de promocionarse y postularse como solución a los problemas de la socialdemocracia: Eduardo Madina. Rubalcaba, Valenciano y Óscar López están convencidos de que les ganaría en cualquier elección de primarias. Y los intentos por amedrentarle, como el acoso de patio de instituto en el patio de Congreso por parte de Elena Valenciano y sus amiguitas, han terminado por volverse en contra de la pandilla. Puede que Edu “no tenga huevos”, como no paran de repetir, pero parece tener más apoyo y simpatías que el aguerrido grupo dirigente.

Aún así, existe otra constante dentro de la actual dirección y de sus simpatizantes: están encantados de conocerse, así que tenemos a dos voluntarios que ya se han encargado de filtrar a la prensa sus virtudes: Pedro Sánchez y Juan Moscoso (hijo). Dos personajes que aún no son cincuentones y que, junto a David Jiménez Glück, formaban parte del grupito de jóvenes atractivos, con idiomas y trajes a la moda que encabezaba Carlos Mulas, el “alter ego” de Amy Martin.

Pedro Sánchez es un tipo guapo y ambicioso, por lo tanto, dispuesto a dejarse querer por Pepe Blanco, que siempre ha admirado cierto tipo de cualidades en las personas. En su etapa como concejal en Madrid se le recuerda por encizañar a la gente como pasatiempo. En su trabajo en Ferraz como gurú económico, se le conoce por pedir a los demás que le escriban las cosas, porque “yo no tengo ni puta idea, ni sé decirlo tan bien como tú”. Pero le encantan los piropos y los periodistas saben que sus filtraciones salen bien baratas. De hecho, aún se recuerda con mucho cachondeo cómo escaló puestos en la lista de Madrid, filtrando (de mutuo acuerdo con Elena Valenciano) a El País, que era el candidato favorito por Juventudes Socialistas. A sus 40 y pico años. Comprobó con consternación cómo no llegaba a ser elegido diputado y cómo se quedaba fuera de la Ejecutiva del PSOE en el Congreso de Sevilla. Eterno posible candidato a enfrentarse a Tomás Gómez, rehúye el enfrentamiento todo lo que puede. Primero, porque Tomás también es un tipo guapo. Y segundo, porque el de Parla ya se encargó de hacerle pupa y dejarle en ridículo, al demostrar delante de todo el mundo que es un filtrador compulsivo. Todo esto sigue sin desanimar a Pedro Sánchez, que continúa siendo un tipo guapo y, aunque tiene miedo a Tomás Gómez, sí se ve con valor para ser candidato a Presidente del Gobierno. Total, salir bien en las fotos y decir con cara seria las ideas que ha copiado a otros le ha dado buenos resultados hasta ahora. Estos días anda metido en reuniones con Antonio Hernando, César Luena y Pepe Blanco. A lo mejor, entre los cuatro, se aproximan a parir una sola idea de izquierdas.

Juan Moscoso del Prado es hijo del ex-ministro Javier Moscoso. Habla idiomas, ha ido a colegios de pago, fracasó como candidato a la alcaldía de Pamplona y le encantan las relaciones internacionales. Juan, íntimo amigo de Carlos Mulas, comparte algunos de sus rasgos; entre ellos, considerar a las cabezas dirigentes del PSOE como una panda de palurdos impresionables y a la militancia, como chusma acrítica que llena mítines. Moscoso (hijo), a diferencia de Pedro Sánchez, sí que es un tipo listo. Así que se dedica a filtrar a la prensa las opiniones de los amigos de Papá. Tal vez recordéis el siguiente titular: Almunia contra Madina: “No puede ser candidato alguien de primero de BUP”. Bueno, pues la siguiente ocasión en la que veáis un titular parecido, tened por seguro de quién viene la información. Moscoso (hijo), miembro de la Comisión Ejecutiva Federal y diputado, comparte con sus compañeros de ejecutiva su miedo histérico a Madina y una excelente opinión sobre sí mismo. Así que, una vez puesto en duda que “el obrerazo” de Patxi López sea el candidato del aparato, está empezando a mover fichas, tirando de sus contactos en el mundo de las finanzas y en la Unión Europea. O si no, se los inventa directamente, filtrando cosas como que es el favorito de viejas glorias como Javier Solana o Felipe González. Falso en ambos casos.

Así que… ¿quién será el candidato del aparato? Rubalcaba tiene un nombre en la cabeza: Alfredo Pérez Rubalcaba. Las estrategias de indefinición, aplazamientos y dilaciones sólo tienen como objetivo esperar a que las aguas se calmen y forzar todo lo posible la maquinaria del PSOE para ser candidato único a las primarias y, si no, ganar éstas dividiendo el voto de los descontentos para ser el candidato más votado. Aunque sea con un 30% de los votos. A Rubalcaba no le preocupa que las primarias sean abiertas, lo que le preocuparía es que fueran a dos vueltas. Mientras tanto, se encarga de sonreír y musitar evasivas, dejando que la alegre muchachada que le acompaña se siga apuñalando entre ellos.

9 pensamientos en “Las “alternativas del Aparato”

  1. Un partido socialista bajo mínimos se encuentra en plena actividad movilizadora interna y con el riesgo de no saber difrenciar bien el resultado de sus pasos entre el colectivo de militantes y el resto de ciudadanos. La euforia militante no sólo no se presume que vaya a contagiar al resto de votantes sino que, de no acompañarse con salida al campo de nuevas figuras con aureola de posibles gestores eficaces así como con actuaciones en el día a día consideradas acertadas por parte de los actores actuales con capacidad y poder de gestión, puede limitar esa euforia, tratándola como simple acontecimiento familiar sin repercusión a nivel general.

  2. Tremendo Guridi. A ver si nos cuenta algo sobre Susana.

    No entiendo bien la idea de que Rubalcaba aspire a que no haya contrincantes. Eso me parece imposible a estas alturas.

    Estoy de acuerdo en que es crucial la segunda vuelta. De lo contrario, la táctica consistirá en promocionar muchos candidatos para fragmentar el voto. Pero si en primarias abiertas se anima la ciudadanía, no hay forma de que gane Rubalcaba. Otra cosa es que se registren 200 simpatizantes, o bien porque resulta muy pesado registrarse, o bien porque la gente está hasta las narices. Pero con que se registren unos pocos cientos de miles, Rubalcaba está perdido.

  3. Gracias, Don Cicuta. Para entender ese planteamiento de las primarias y que Rubalcaba crea que es posible ganarlas, sólo hay que echar un vistazo al procedimiento que se planea para que la gente que no está afiliada pueda votar. Éste consistirá en dos cosas que crean un rechazo instintivo en los no afiliados: proporcionar tus datos personales al PSOE, que te inscribirá como simpatizante y pagar por votar. La intención del Aparato es que esos dos trámites quiten, en lo posible, las ganas de votar a los que no están afiliados, ni desean estarlo. Que son el grupo de posibles votantes más peligrosos para Rubalcaba.
    Con respecto a lo de ser candidato único: Rubalcaba y su equipo no cesan de extender el miedo a la inestabilidad y a los cambios, asegurando que todas alternativas que salen a la luz son aún más débiles y divisivas que la actual dirección. Pretenden crear un clima de desconfianza y rechazo que haga que muchos de los aspirantes den un paso atrás o pierdan los apoyos con los que cuentan ahora mismo.
    Por no hablar del clima de control y miedo que se vive en los grupos del Congreso y del Senado. La famosa bronca televisada a Madina no es un hecho aislado, ni ha ocurrido sólo con él.

  4. Ese vídeo que acabo de colgar es penoso. Parecen las tías de Madina, que les han avisado de que el chico anda haciendo el golfo en Madrid y vienen a echarle una reprimenda. Verdaderamente penoso.

  5. En primer lugar, gracias por el artículo, es un lujo disponer de textos tan incisivos sobre las interioridades de un partido de la dimensión del PSOE.

    En segundo lugar, gracias por el vídeo, no lo había visto, todo un lujo también ver la reprimenda de las muchachas al muchacho, que tan bien transmite la noción de que en la ejecutiva se preocupan más de lo que pasa dentro que de lo que pasa fuera. Esta gente se ha de reir mucho cuando, con todo lo que les pasa, escuchan a Alfredo hacer todos esos discursos épicos a los que nos tiene acostumbrado últimamente, como el último en Andalucía, verdadera secuela del de la Conferencia Política.

    Tanto móvil y tanto whatsapp va a acabar con los partidos… Pero hasta entonces, que les quiten lo bailao.

    Bueno, a lo que vamos… Una observación y una pregunta. La observación es que esa pretensión de partido abierto que se pretende transmitir con las primarias, casa poco con lo descrito en el artículo y lo visto en el vídeo. Cortinas de humo para que pase lo de siempre y se muera de lo mismo de siempre. ¿Es ese el espíritu de la socialdemocracia que necesita el mundo para escapar de la jaula en qué vivimos? Y si no es ese, ¿lo derribamos y nos pasamos a otra cosa? Si es eso lo que el mundo necesita, DO IT.

    Ahora la pregunta. Para Guridi: dices que unos filtran, que transmiten nociones sobre las cosas que no son, pero ¿cómo sabemos que lo que tu dices si es? Duda metódica difícil de resolver y sin ánimo de desconfiar. Mera disciplina mental….

  6. Gracias por el ilustrativo vídeo, PMQNQ. Mi torpeza con Internet, unida a a cierta pereza ha impedido que lo suba.
    Senyor_J, tienes toda la razón en tus metódicas dudas. Salvo aquellos que conocemos a los interesados en persona, es muy difícil comprobar la veracidad de lo que digo. Lo único que puedo hacer, de momento, es animarte a que te informes y a comprobar si lo que digo es cierto.

  7. Corroboro casi todo lo que dice Guridi, a partir de mi conocimiento personal directo e indirecto. Pero lo que se dice todo… Bueno, no del todo: no sabía lo de que Tomás Gómez había puesto en ridículo al guapo y que el guapo le tiene miedo. Pero me lo creo

  8. Muy bueno el post de Guridi. Pero varias puntualizaciones: 1)Decir que Moscoso es el listo solo se puede aceptar en términos comparados. Cierto, es más listo que casi todo el resto de la ejecutiva. Pero claro, el tuerto es el rey en…no sigo. Segunda puntualización: Gluck ni viste bien ni habla inglés, salvo que haya aprendido a hacer ambas cosas en el último mes. Y tercera puntualización: Moscoso y Amy se odiaban (odian??) a muerte. Por lo demás, el post es exacto. Lo de Pedro Sánchez es así, literal, lo he odio yo en varias ocasiones. Salud hijos míos, ya sabeis lo que llevo diciendo hace miles de años: sólo el arrepentimiento os salvará.

Deja un comentario