La última promesa de Zapatero

Guridi

Estos días seguimos con la resaca de la presentación de “El Dilema”, el libro en el que Zapatero recuerda cómo Van Rompuy, Merkel y Trichet aprovecharon la crisis para medrar, mientras se dedicaban a propinar una serie de desdeñosos golpes a los países del sur de Europa.  Como bien sabemos, aparte de los seniles rencores de Solbes, más gente ha aprovechado para recordar todo lo que Zapatero pudo hacer y no hizo. Así, mientras los líderes de opinión se encogen de hombros ante la corrupción estructural de Rajoy y su notoria incompetencia disfrazada de inteligente silencio, no perdonan que Zapatero no fuese perfecto.

Sin embargo, hay una promesa, una última promesa que reiteradamente hizo Zapatero y que no pudo cumplir: que la candidatura del PSOE a la Presidencia del Gobierno se sometería a elecciones primarias.

En apenas una semana, esa promesa se convirtió en un proceso en el que Rubalcaba apareció como candidato único, Carme Chacón renunciaba a presentarse de manera incomprensible y algunos voluntariosos militantes se presentaban fútilmente, ya fuera con ánimo de denunciar el incumplimiento de esta promesa, ya fuera con ganas de obtener fama y un puestecito en listas o en alguna tertulia.

¿Qué es lo que paso? De aquellos días sólo se obtiene silencio por parte de los y las protagonistas. Por un lado, el inhumano sentido de la responsabilidad de Zapatero y por otro, las órdenes de callar la boca de la actual dirección socialista, que no consiente esa clase de preguntas insolentes. ¿Qué es lo que hay que callar?

Lo que uno podía oír en los pasillos de Moncloa y del Congreso en aquellos momentos es tan desconcertante que no puede, no debe ser real. Se decía que el Consejo de Ministros se había partido en dos. En un bando, un grupo de ministros “orgánicos” que pensaban que el “experimento Zapatero” se tenía que acabar y que era hora de volver al PSOE de los 90. Por otro, Zapatero y un grupo de ministros algo alicaído. Por tener que luchar contra lo más duro de la presión de la crisis, aún noqueados por la manera en la que había salido María Teresa Fernández de la Vega, unos desconectados de un PSOE al que no pertenecían, otros algo abrumados al ver cómo Elena Valenciano empezaba a purgar Ferraz y las listas, sólo frenada por un Marcelino Iglesias que se hubiera hecho experto en hacerse el sordo, ante tanta petición de cabezas.

Se rumoreaba que este bando “orgánico” del Consejo de Ministros amenazaba día sí, día también con hacer dimisiones en masa en medio de la peor crisis que atravesaba nuestro país, a menos que Zapatero accediera a todas sus demandas, ya fueran con respecto a políticas del Gobierno, ya fueran con respecto al control del PSOE.

Si bien eso pudiera explicar muchas cosas con respecto a decisiones inexplicables de aquellos días, no dejan de ser rumores. Y las teorías de la conspiración también explican también gran cantidad de cosas; a base de narrar hechos disparatados que no se pueden comprobar. O que son directamente imposibles.

El caso es que ante todo lo que estaba cayendo, ante la inexplicada -que no inexplicable- reforma constitucional, ante el fatídico conjunto de recortes iniciados en mayo de 2011, la militancia del PSOE y parte de sus votantes se aferraban a las primarias como respuesta democrática al “no nos representan” que sonaba en las plazas de toda España aquellos días. Como el último suspiro de aire fresco que Zapatero era capaz de traer, una vez cerradas puertas y ventanas por la crisis. Ese aire fresco no llegó y el PSOE se ahogó en las municipales, se ahogó en las generales y aún continúa boqueando como un pez fuera del agua.

Las primarias no se demandan como una manera fácil de sacudir la silla a nadie, sino como una respuesta necesaria a una sociedad que nos pregunta dónde está esa democracia que tanto decimos defender y a la que pretendemos representar.

Las primarias no son un concurso de popularidad, de la misma manera que tampoco lo son las elecciones a cargos públicos, sino que se ven también como una manera de romper el techo de cristal que atrapa a gran parte de la sociedad española. Mujeres, jóvenes, personas en paro, gente formada, gente humilde que en su vida diaria se ven sometidos a los designios de personas que llegaron a sus puestos de trabajo y a sus cargos a principios de los 80, y no han dejado sitio a nadie más desde entonces. Tan sólo las sobras; sobras que se han llevado la crisis.

En las empresas, en las instituciones, en los sindicatos y en los partidos mandan personas que hace tiempo que ya superaron los 40 años y cuyo mayor mérito es estar donde están desde que tenían los 20. Y estas personas, al más puro estilo de María Antonieta, no consideran que los problemas de los demás sean tan importantes, dado que ellos tienen los suyos resueltos desde hace tiempo. En su oasis de estabilidad sólo admiten a más gente como ellos o a sus hijos y parientes, mientras que los demás malviven o tienen que buscarse la vida más allá de nuestras fronteras. Hace tiempo que Zapatero pronunció la frase de que el PSOE es el partido que más se parece a España. Los socialistas deberíamos preguntarnos si también es aplicable a esta situación. Y si eso es algo que nuestras ideas y principios nos dejan pasar por alto.

La sociedad española demanda más democracia. Lo hace con diferentes voces, cantando diferentes canciones. Una es la de “no nos representan”, otra es la de “todos son iguales”, pues los partidos parecen actuar y gobernarse de espaldas a sus votantes, otra más pudiera ser la del “derecho a decidir”, dado que ahora parece que no podamos decidir acerca de nada. Pues bien, ya que el actual presidente del Gobierno es un simplón, que se precia de no tomar decisiones acerca de nada; tal vez los y las socialistas debamos tomar la iniciativa y sacrificar nuestro aprecio por la estabilidad por nuestra voluntad de servir a las personas.

Quizá la gente nos pida ahora muchas cosas que no podemos hacer, atenazados por la mayoría absoluta del PP, pero sí que podemos poner en marcha un verdadero proceso de primarias abiertas, que muestre a la gente que estamos de acuerdo en cuestionar que los todos los líderes de los partidos con representación parlamentaria sean un grupo de veteranos políticos cincuentones y sesentones que dicen saber qué es lo mejor para nosotros. 

Cuesta ser los primeros en algo. Con Zapatero lo fuimos en muchas cosas y nunca nos fue mejor, a la sociedad y al partido. ¿Por qué no nos animamos a cumplir su última promesa?

9 pensamientos en “La última promesa de Zapatero

  1. Zapatero, el peor presidente de la democracia en cuanto a la corrupción se refiere, es considerado por algunos un ejemplo de honestidad cuando ha sido todo lo contrario. Buena persona en el fondo, sucumbió, como viene siendo habitual en la izquierda cuando toca poder, e hizo la vista la gorda ante un corrompido sistema de financiación de partidos, haciendas locales, sindicatos afines, y políticos varios, manteniendo, por la vía de la extorsión consentida, deseada, y fomentada por las grandes empresas de la construcción en asuntos de grandes inversiones en obra civil, así como por operaciones de menor cuantía y protagonistas, a lo largo de toda la geografía nacional y gestionadas por los políticos locales, la alternativa a una financiación transparente. Zapatero, como otros corruptos no vocacionales sino por interés partidario, no se lucró personalmente, pero tampoco hizo valer su condición humana para poner coto y fin a un sistema, que quizás tuvo su razón de ser en los inicios de la transición, pero que ya clama al cielo ser sustituido. Zapatero se vendió al poder renunciando a sus principios. Una pena. Rajoy, a quien tambien considero un hombre honesto en un partido tan corrompido como todos y que ha abusado enormemente de ello, irá por el mismo camino y tambien lo consideraré un corrupto sobrevenido de gran nivel, si no lleva adelante la voladura controlada del indeseable sistema que padecemos. Bien es verdad que para ello se tiene que contar con el apoyo de todos los partidos, lo que no parece ser la situación actual. La ley de trnasparencia es un paso, pero si no hay colaboración de todos los partidos se quedará en agua de borrajas.
    Es mi opinión ante las tan frecuentes opniones que se leen, provenientes de uno y otro bando, sobre la honestidad de Zapatero y Rajoy. Uno ya demostró su incompetencia y para mí también gran deshonestidad al no hacer prevalecer sus principios en tan importente tema. El otro está en ello y no parece ir por el mejor camino pero todavía tiene posibilidades de jugar y colaborar en ganar el partido contra la corrupción. La opinión pública ya ha lanzado su claro veredicto sobre cuales son sus temores y la corrupción está en el primer nivel de asuntos a solucionar. Necesitamos buenos políticos y gestores, bien pagados sin que haya que sonrojarse por ello buscando opacas alternativas a sus altos ingresos. La ciudadanía entiende que quienes ayudana solucionar problemas sean bien retribuidos y es una afrenta a la inteligencia el seguir considerándonos imbéciles. No quiero dimisiones sino cambios de políticas y limpia general, lo que tiene que hacerse de la mano y no reprochándose lo que, unos y otros, no están pudiendo ocultar.

    Espero que las primarias del PSOE, si se llevan a efecto, colaboren en ofrecernos un candidato a nivel nacional que exija y apoye la lucha contra la corrupción, que nunca será verdadera si no empieza rompiendo moldes internos como camino y que altere el “y tú más” por el “yo voy por delante, sígueme si no lo estás ya haciendo”.

  2. Excelente artículo de Guridi. Me ha encantado sobre todo el último párrafo.

    Como dije la semana pasada, el mayor error de ZP fue dejar que Rubalcaba, su panda y la vieja guardia cobraran tanto poder, hasta el punto de poder lanzar un órdago, por boca de Patxi López, y cancelar las primarias cuando más falta hacían, en 2011. ZP nunca quiso reconocerlo, porque suponía admitir su debilidad frente a ese grupo de poder. Una debilidad que él mismo provocó. Ahí falló el “inhumano sentido de la responsabilidad”.

    Que en el Consejo de Ministros hubiera amenazas no es creíble y, a estas alturas, ya se habría sabido. Hace bien Guridi en rechazar esa versión. La operación palaciega fue más sutil. Alguna versión de lo sucedido ya se ha publicado, aunque sea en libros infectos de la caverna.

  3. Gracias por el artículo, Guridi, me ha parecido una interesante y sincera reflexión, y forma con el de ayer de LBNL un buen tándem de lecturas. También os digo que ambos denotan una crisis de confianza y una conflictividad en el interior del PSOE que sugiere un panorama bastante oscuro para el partido en cuestión.

  4. Si no recuerdo mal o mejor dicho “si mi memoria no me es infiel” (jeje),el otro dia cuando Ziluminatius presentaba su libro junto a Tony Blair,explico el comportamiento de Rubalcaba ante la proposición de ley de reforma de la Constitución para incluir un límite de déficit , se refirió a la aprobación de la reforma constitucional en agosto de 2011 para incluir en la Carta Magna la “regla de oro” de la estabilidad fiscal, una medida “difícil” para quien poco después afrontaba
    la “responsabilidad electoral” de las siguientes elecciones generales. Sin embargo, recalcó, Rubalcaba “primó el sentido de la responsabilidad y el sentido de país” que él le había trasladado que exigía esa reforma, que se aprobó “por encima del interés inmediato” que eran las elecciones.
    Ziluminatius compartió con el auditorio este “testimonio que define lo que es un liderazgo”, que muestra “la escuela en la que se forjan los liderazgos del PSOE”.

    No sere yo quien dude de la fidelidad de Rubalcaba hacia Ziluminatius y el PSOE……otra cosa es que las primarias sean primas hermanas de la creación de liderazgos solidos…..ejem

    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    firmado:….JAJAJA….que nervios.

  5. Excelente artículo de Guridi. Dos cosas: 1) Creo que Carmen Chacón explicó lo que pasaba en su intervención del 26/05/2011. Os paso lo que dijo: “En los últimos días hemos asistido a una escalada que pone en riesgo la unidad del Partido, la autoridad del Presidente del Gobierno y Secretario General,nuestra imagen colectiva como partido e, incluso, la estabilidad del Gobierno”. O sea que los rumores a los que apunta Guridi fueron ciertos; 2) Ya veréis como RbCb consigue que al final no haya primarias, o que las que hayan sean tan descafeinadas y limitadas que se conviertan en algo irrelevante en cuanto a la participación. En eso está en estos momentos. Me consta.

  6. Como todo es relativo, el artículo de Guridi de hoy me deja un poco decepcionado porque no nos ofrece la versión real de lo qué pasó, como si él tampoco la supiera a ciencia cierta. Y encima viene Cicuta y amaga diciendo que algunos relatos se han aproximado, de lo que se deduce que él si conoce la versión real! Pues yo no. Yo sólo tengo algo de memoria y un poco de sentido común, lo que me lleva a rechazar por poco plausible la versión rumoreada más dramática.
    Intuyo que Chacón quería presentarse pero como Zapatero no la respaldó abiertamente decidió renunciar a hacerlo al no tenerlas todas consigo, especialmente con Patxi amenazando con pedir un Congreso y demás. Pero estoy seguro de que no fue porque Zapatero, arrinconado ante los “chantajistas” se lo pidiera.

  7. Lo de la prensa española es de traca pero lo de la andaluza tiene que ser la repera en vista de que lleva a Fernando a tildar a Zapatero de peor presidente en cuanto a corrupción se refiere. Luego matiza y matiza, tanto que la frase inicial no tiene sentido. Zapatero de corrupto cero, si acaso se le puede acusar de no haberi sido capaz de conseguir que todos los miembros de su partido mantuvieran un comportamiento tan ejemplar como el suyo y de que la administración que dirigía no fuera capaz de comportarse impolutamente, como debería. Es decir, debatible si hizo o no hizo y si lo hizo bien, pero corrupto???

  8. LBLN, Zapatero consiguió llevar adelante proyectos y leyes que no contaban con el beneplácito de la totalidad de la ciudadanía, enfrentándose a una constestación importante en muchos casos. Pero en el tema de la corrupciónn y en el que hubiese obtenido un total apoyo de la población de haberse enfrentado a ella, ni lo intentó. Simplemente no le interesó, como a los presidentes anteriores a él y de los que únicamente salvo a Suarez, a pesar de la aureola de buenismo, honradez y talante que aparentaba detentar. La diferencia, y por ello lo tacho como el más corrupto, la situo en que cada día es más necesaria la erradicación de las malas prácticas, por lo que, para mí, el último en gestionar siempre será el peor si no toma medidas efectivas contra ellas. El próximo gran corrupto será Rajoy si evade la obligación de luchar de manera efectiva contra las prácticas corruptas. La situación ha llegado a tal extremo que, ante el convencimiento de que todos son iguales como se está cada día demostrando, la corrupción ni quita ni pone y son otras valoraciones las que decantan, por ahora, el voto. ……. una pena.

  9. Ell C Cleaner es un programa gratuito que usamos millones de usuarios para mantener lo más limpio posible el ordenador borrando cantidad de basura que se acumula y reparando el registro. Yo lo uso de manera habitual como millones de usuarios. La escusa utilizada para el despido es de cachondeo. Presumiblemente habrá algún motivo menos confesable que el argumentado oficialmente.
    http://www.rtve.es/noticias/20131205/ugt-despide-miembro-sevilla-borrar-presuntamente-1756-ficheros/811801.shtml.

Deja un comentario