La semana pasada voté sí

Senyor_G

Supongo que en el fondo a poca gente le importa, pero en la consulta de Izquierda Unida de la semana pasada voté a favor al inicio de conversaciones entre IU y Podemos para llegar a una única candidatura común. Estuve dudando, no se crean.

Partía de un sentimiento no del todo favorable, sobretodo y para empezar porque no parecía tener muy claro Podemos la necesidad política del acuerdo. Ahí estaba Errejón y sus tuits sobre el pasar de la izquierda al arriba y abajo o a lo popular. No sé si habrá declaraciones suyas sobre si mejor mar o montaña o sobre terra alta y terra baixa, o cualquier variante menos izquierda y derecha.

No sólo por Errejón, también la memoria sobre los hobbies del recuento de estrellas rojas y mochilas que tenemos los de IU. Era cuando parecía mucho mejor para Podemos venir desde un virginal voto al PSOE que el oponerse de mil formas y en mil contextos a los que representó los acuerdos que Maastricht y de construcción europea que ahora todos reconocen que está en la fuente de muchos de los males económicos de nuestra UE realmente existente. 

Además por otra parte tenía dudas de que catalanes y gallegos tomáramos parte en la consulta cuando tenemos nuestros propios ámbitos de decisión y no sólo eso, sino ya nuestros propios acuerdos firmados. Habrá que ir puliendo este federalismo a la carta de yo voy a tu casa pero tú no a la mía.

Pero voté sí. Me acabó de decidir que la mayoría de nuestras gentes nos lo piden, que viven una necesidad política de ese acuerdo y sobretodo que soy un desagradecido. Nunca como hasta ahora se había visto gente en los medios tan interesada en la pervivencia de IU, en lo importante de su proyecto, en hablar de todos sus sectores como he visto y oído los últimos días por tanto tertuliano de centro, centro-derecha y derecha. He encontrado el amor donde no lo esperaba, !Snif!. Pero soy rojo y por tanto un amoral. No puede ser que esta gente se preocupe tanto de la autonomía de nuestro proyecto.

La pervivencia de IU es secundaria, pero sus experiencias (buenas, regulares y malas), sus militantes (atención a la palabra) y su apuestas programáticas son muy importantes, para mí sí que hay cuestiones que son básicas en la izquierda y que harán que me quede en casa o en la oposición construyendo. Pero ahora más que nunca lo colectivo pasa por lo individual, si es necesario me echo a un lado, y doy el beneficio de la duda Iglesias y Garzón. Confío y espero que seamos capaces de sumar a toda IU. 

Cuando escribo esto aún falta para acabar de concretar esos acuerdos y no descarto todavía nada: desde un no acuerdo hasta un acuerdo muy importante que nos permita realmente incidir en políticas y gobiernos del país. No será una acuerdo revolucionario en el sentido clásico y que algunos parecen esperar de nosotros en cualquier modo y situación, ya sea desde la caricatura o desde el fetichismo de las palabras pero no del de los hechos. Soy modesto: espero el control de ciertas fuerzas económicas y monopolios del país; que habiendo para todos no le falte a nadie y finalmente otra política internacional.

9 pensamientos en “La semana pasada voté sí

  1. Dice el articulista: ” los acuerdos que Maastricht y de construcción europea que ahora todos reconocen que está en la fuente de muchos de los males económicos de nuestra UE realmente existente. ”
    Hombre, todos, todos…..
    Esto va por rachas. Cuando todo eran fondos feder para el desarrollo económico del sur, la UE era fantástica. Cuando nos daban dinero para modernizar nuestra economía y con ese dinero hicimos una biblioteca, un centro cívico y una piscina en cada pueblo, entonces la UE era genial. Ahora que ya no nos sale a devolver, sino que nos sale a pagar, ahora la UE es la causante de todos los males.
    Da igual, cuando acabe esta crisis volverá el fervor europeista. Los seres humanos somos así. Cada año hay una plaga devastadora (la gripe aviar, luego el ebola, luego el virus zika….) y un culpable de nuestros males.
    Hoy es la UE aunque ya apunta maneras el TTIP. Ya tenemos villano de recambio!!!

  2. Con perdón al articulista.
    Ya que el otro día Javier corrió raudo a colgar en DC el (según mi criterio, infumable) artículo de J. A, Zarzalejos sobre el libro de Sánchez-Cuenca, La desfachatez intelectual, les cuelgo yo hoy la respuesta (según mi criterio, excelente) de Sánchez-Cuenca a dicho articulo. En CTXT:
    http://ctxt.es/es/20160504/Firmas/5881/debate-intelectuales-medios-política-José-Antonio-Zarzalejos-Ignacio-Sánchez-Cuenca-La-desfachatez-intelectual-.htm

  3. El senyor_G fue a una tienda, se probó un sueter morado y no le gustó como le quedaba: le hacía sentir raro, le parecía alejado de la estética que ha lucido toda la vida, no se acababa de reconocer en él. Al final le proposieron un bonito conjunto de pantalón morado y camisa de otro color y está mucho más feliz.

    Ahora son otros los que han de preocuparse sobre como vestirse para quedar bien en las fotos…¿De naranja quizás?

  4. Incluso a quienes teníamos claro que IU era un cadaver político mucho antes de nacer Podemos nos ha sorprendido el bajo valor residual de esta formación : un diputado por cada seis de Podemos y el líder ( más bien el liquidador) en quinto lugar por Madrid. Comprendo el cabreo de muchos de mis viejos camaradas ante este curiosa opa a la que ha sometido Podemos a IU. Espero que el PSOE no caiga en el juego de tronos del ególatra patológico y sepa estar a la altura del momento. Veremos.

  5. Totalmente de acuerdo con el articulista, que bien que todo el mundo quiera tanto a IU ahora, seguramente muchos de ellos son los mismos que también abonaban la teoría de la pinza con el PP de Aznar en otros tiempos, pero es entrañable igualmente. En cuanto a Garzón, bueno, en mi opinión es uno de los políticos más brillantes y honestos de nuestra época, más que enterrar creo que ha mantenido a IU en su peor momento. A ver si al final los enterradores van a ser el tandem Rivera-Snchz y el PSOE el difunto! Anyway, el tiempo y las urnas darán o quitarán razones. Va a estar interesante.

  6. Hace bien el articulista en mantener una cierta mirada crítica. La coalición entre Podemos e IU me parece una magnífica noticia, pero no es cuestión de lanzar las campanas al vuelo ni de olvidar ciertas contradicciones que se han dado durante los ultimos tiempos.
    Es normal que en toda coalición haya personas reticentes en una y otra formación política. Pasa siempre. Y también sucede que quiénes temen esta coalición amplifican las voces críticas para atacarla. También pasa siempre. En las consultas internas de estos días quedará de manifiesto la verdadera importancia de estas reticencias.
    Finalmente, un mensaje para aquellos que ahora se preocupan tanto de los escaños que pueda obtener IU: hubiera estado bien que mostraran semejante inquietud cuando se obtuvieron dos con un millón de votos, fruto de una ley electoral profundamente antidemocrática. Pero entonces se produjo un gran silencio, que contrasta con el gran ruido que realizan ahora.

  7. Franco, creo q ambos podemos asumir realidades complejas, tb sobre la crisis en la UE.
    Polonio, ya veo q nos valora demasiado.
    PMQNQ vamos a leer link.

Deja un comentario