La doctrina Parot

LBNL

El Tribunal de Estrasburgo tumbó ayer la denominada doctrina Parot. Lógico. Era un sinsentido jurídico básico y evidente. Y además, la sentencia tendrá un efecto político muy positivo, mal que nos pese porque va a doler ver a tanto desalmado salir de la cárcel y más todavía cuando sean objeto de homenajes. Pero es lo que hay. Esta gentuza cometió crímenes horribles, pagó muchos años de cárcel y a algunos ya les toca salir. Les tocaba hace tiempo pero nuestro Estado de Derecho se hizo trampas en el solitario y les mantuvo en prisión. Afortunadamente nuestro caciquismo tiene límites, lamentablemente exteriores, y el error jurídico ha sido enmendado. Y muy posiblemente, las liberaciones de aquellos que ya han cumplido sus penas contribuirán a cerrar definitivamente la tragedia de la violencia terrorista emanada del País Vasco.

Uno de los principios esenciales del Derecho Penal es que a uno se le juzga, y en su caso se le sentencia, en función de la ley vigente en el momento de la comisión del crimen. Los etarras condenados, que son malos malísimos –eso nadie lo pone en duda- lo fueron a las penas que les correspondían y las fueron cumpliendo en función de lo establecido en el Código Penal vigente, en cada momento, que establecía un límite absoluto a la reclusión de 30 años y un generoso régimen de remisión de pena por trabajos y demás actividades. En la práctica, daba lo mismo matar una que varias veces porque estaba establecido que la remisión de pena se calculaba sobre la reclusión máxima de 30 años, a partir de la cual se podía descontar hasta un tercio o incluso más del total.

El sistema no tenía sentido pero era así. El fallo fue del legislador, no tanto en cuanto a la reclusión máxima de 30 años como al descuento de días a partir de ese máximo y no del total de la condena. Pero es lo que se estableció y no tiene ninguna lógica cambiar las reglas del juego a mitad del partido. Y así lo ha confirmado el Tribunal de Estrasburgo, encargado de dilucidar las quejas provenientes de los ciudadanos de los Estados que han suscrito la Convención Europea de Derechos Humanos, que son casi todos.

Cuando se concibió la doctrina Parot todavía cabía argumentar que el Estado no podía dejar salir a la calle a viles asesinos que posiblemente volverían a engrosar las filas del terrorismo. No sé si recuerdan al HdP de Parot, francés al mando del denominado “comando itinerante” que sembró de sangre y fuego la geografía española. Verle salir a la calle después de sólo (digamos) veinte años de varios cientos de condena tenía delito. Y mucho más con ETA activa. Pero la respuesta del Estado fue lamentable. El Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional, el Gobierno (socialista, por cierto), la oposición y hasta el Tribunal Constitucional, todos se conchabaron para que la remisión de penas, por arte de birlibirloque, se hiciera a partir de la condena total. Lo cual habría estado muy bien si se hubiera enmendado la legislación a principios de los ochenta, cuando ETA mataba a mansalva. Pero no, en aquel momento a nadie se le ocurrió que veinte años de reclusión de un etarra asesino podían ser pocos. Y cuando empezó a tocar que salieran los peores, ETA todavía daba coletazos.

No es el caso ahora. Según la policía francesa, ETA tiene hoy entre diez y veinte militantes activos. Por llamarles algo. Se trata de una panda de pringaos que roba coches en Francia, circula con herramientas para tratar de mantener los zulos en forma y pernocta en zonas sin cobertura de móvil para tratar de evitar ser detenidos. Hay varias decenas más de ellos diseminados por diferentes países europeos y americanos, como la que detuvieron en Bélgica hace unos días, a cuenta de su participación en varios atentados en los primeros años ochenta.

No hay mucha diferencia entre ella y la afamada Yoyes, una auténtica HdP que sólo se diferencia en que quiso volver al País Vasco tras apartarse del terror. La otra no, decidió rehacer una vida perfectamente normal en Bélgica, quizás para evitar el destino de Yoyes.

Son muchas decenas los terroristas y cómplices que andan fuera de España sin decidirse a volver no vaya a ser que sean encausados. Y muchas más los miembros de sus familias que añoran al “gudari exiliado”. Y más todavía las familias de los centenares de presos etarras en cárceles españolas y francesas.

No estoy en absoluto a favor de la impunidad. Estoy a favor de las medidas de gracia siempre cuando medie algún tipo de arrepentimiento. No de enmienda desde el momento en el que ETA ha renunciado a la violencia y sus cómplices políticos son los primeros en reclamarle que dicha renuncia se escenifique como definitiva. Ya no tiene sentido declararse opuesto a la violencia desde el momento en el que la casa madre así lo ha suscrito.

Pero, por lo mismo, al que está en la trena por haber matado a mansalva, le queda condena y no muestra ningún tipo de arrepentimiento, que se joda en chirona hasta el fin de sus días. Bueno, eso es lo que me pide el cuerpo. La cabeza me dice que debe seguir en prisión hasta cumplir su condena.

Mario Conde está en la calle, Amedo está en la calle, De la Rosa está en la calle (tendría que comprobarlo pero estoy seguro)… Mal que bien –en estos tres casos más bien mal que bien- han cumplido la condena que les adjudicó el tribunal y salieron. Si por mi fuera, estarían los tres pudriéndose en la trena de por vida. Afortunadamente no depende de mí, ni de la AVT, ni de Usted. Es lo que tiene el Estado de Derecho. Tenemos unas normas, afortunadamente garantistas, y las aplican unos profesionales bastante insensibles a los prejuicios. Y a cada cual le toca lo que le toca según la ley aplicable cuando cometió el crimen.

No solo serán etarras maléficos los que saldrán a la calle, también habrá algún violador en serie beneficiado. Es lo que hay. Es lo que nos diferencia de la ley del talión. La base del Derecho Penal es la reinserción. El HdP de Alcasser ha pasado muchos años en prisión. No tengo claro que se haya regenerado, más bien sospecho que no, porque ya venía muy mal de fábrica y la cárcel es un Master de criminalidad. Pero quizás me equivoque. Quizás el HdP de turno, etarra o no, haya asimilado que ha perdido los mejores años de su vida encerrado y haya decidido no volver a pasar por semejante trance.

En el caso de los etarras que serán liberados, da bastante igual lo que sientan en su fuero interno. Pueden salir haciendo el signo de la victoria y emocionarse abrazados a sus familiares mientras unos cuantos de sus vecinos les hacen un homenaje en el frontón de Hernani o de Pasajes. Tanto da. Lo que importa es que han pasado en prisión los muchos años que les correspondían según la ley vigente cuando cometieron sus desmanes y, muy importante, que aunque quisieran reintegrarse a filas, la posibilidad ya no existe.

Todos tenemos claro que la violencia terrorista de ETA era un sinsentido. Que por mucho conflicto político subyacente que pudiera haber, no tenía pase matar y hacer sufrir a centenares de víctimas y a la sociedad entera con su chantaje. Todo ello no es óbice para reconocer que el problema de ETA no se acabará definitivamente hasta que la gran mayoría de sus presos no esté en la calle. No hablo de una amnistía, ni de indultos personalizados pero generalizados, como en el caso de los polis-milis. Pero sí de una evidencia: la enfermedad acaba completamente cuando la pústula desaparece. Y los presos son una pústula asquerosa.

La doctrina Parot pretendió mantener en la cárcel a asesinos que llevaban un par de décadas en ella, por razones morales, políticas y de orden público (para que no volvieran a las andadas). Estas últimas ya no concurren. Políticamente es hasta conveniente que vayan saliendo de la cárcel, sobre todo cuando les corresponde. Y la moral está de nuestra parte, siempre lo estuvo y desde que les derrotamos hasta ellos mismos lo tienen cada día más claro.

La sentencia de Estrasburgo no es una mala noticia. Es buena para enterrar ETA definitivamente y es sobre todo muy positiva para que nuestro Estado de Derecho vuelva a poder ser considerado como tal.

16 pensamientos en “La doctrina Parot

  1. Podrán salir haciendo el signo de la victoria porque, de hecho, han conseguido una victoria. Es lo que tiene plantear batallas innecesarias. La responsabilidad del desaire (y de su impacto emocional en la sociedad española) es de la derecha que montó eso de la “doctrina Parot” -interpretación retroactiva absurda, a demás de injusta-, que a la postre permitiría exhibir su necesaria y esperada revocación como una victoria de los etarras y su entorno. Ahora los de la AVT -y supongo que la derecha mediática más cavernaria-, amenazan al PP con incendiar(les) la calle. Por mí, como si les dan fuego (a los Rajoy, Gallardón, Díaz, Cosidó y unos cuantos más cuyos nombres la higiene mental me desaconseja retener).

    No comparto algunas analogías que plantea LBNL (Conde, De La Rosa o Amedo), aunque entiendo lo que quiere ejemplificar con esos nombres. No comparto la analogía que establece entre la última detenida en Bélgica y Mª Dolores González Catarain (“Yoyes”), que no era una “HdP” pues eso -la hijoputez- no es una marca de Caín indeleble que acompañe a alguien durante toda su existencia y sobre todo no comparto lo de que “el problema de ETA no se acabará definitivamente hasta que la gran mayoría de sus presos no esté en la calle”.

    Pero esas son otras historias. Ahora toca digerir este efecto retardado de la hijoputez política de cierta derecha española.

  2. Otrosí digo: todavía nos queda esperar a comprobar el efecto devastador que tendrá la salida de la cárcel de Arnaldo Otegui. Cuando se produzca será un acto de justicia que, además, tendrá la consecuencia innecesaria – producto de una decisión estúpida además de injusta-, de verle convertido en un héroe político.

  3. Totalmente de acuerdo con el articulista. Ayer oí y leí (ay, Maruhenda, qué cabecita loca tienes) tales disparates a propósito de la sentencia de Estrasburgo que da gusto leer algo sensato. La consigna entre algunos es que ¡¡¡López Guerra, ilustre y competente magistrado, fue colocado en Esrasburgo como parte de un acuerdo con la banda terrorista para que pudiera luego anular la doctrina Parot, cosa que ha hecho ahora!!! Adivinen quién fue la diabólica mente que organizó semejante disparate. Pues sí, lo han adivinado, fue Zapatero, el poderoso Zapatero, capaz no solo de hundir a España (y supongo que a Portugal, Grecia y Chile, no sé cómo pudieron hundirse estos países sin él), sino también de controlar los votos del Tribunal de Estrasburgo varios años después de haber dejado de ser Presidente.
    La imaginación, la mala fe, la maldad de algunos no tiene límite.

  4. Todos los comentarios sobre lo de Paror están siendo muy jurídicos. Permitanme que hagas dos comentarios más políticos.

    La doctrina Parot fue un invento del Tribunal Supremo, dominado por el facherío judicial, para torpedear el proceso de paz. A medida que se veía más cerca el final de ETA con un gobierno socialista, los jueces fueron endureciendo sus posturas. No solo en el Supremo. Recuerden cuando detuvieron a Otegi por dar una rueda de prensa cuando ya ETA había declarado el alto el fuego. O cuando fueron contra Patxi Lopez por reunirse con Otegi durante el proceso. Los jueces españoles elevaron los niveles de exigencia cuando ETA daba las primeras muestras de querer dejarlo. La ruptura del proceso tuvo mucho que ver con ese endurecimiento de los jueces.

    Segundo: Rajoy tiene mucha suerte y le viene de perlas esta sentencia del tribunal de Estrasburgo. Por fin se produce un cambio en la política penitenciaria sin que él haya movido un dedo: el trabajo sucio se lo han hecho los jueces europeos.

  5. Buenos días LBNL,caballeros callejeros y cabelleras al viento:
    Uno de los problemas que tiene nuestra sociedad para comprender nuestro estado de derecho y entender las sentencias judiciales ,es que hemos interiorizado incoscientemente,con las series americanas de televisión y sus películas ,la forma de hacer justicia en E.E,U,U,
    Alli las penas mas graves comportan al condenado ,o la cadena perpetua o la condena a muerte.,el peso de su balanza esta en cualquiera de estas dos posibilidades.
    En España ,no tenemos ni pena de muerte ,ni cadena perpetua ,pues nuestra constitución no lo permite ,estos son nuestros principios como nación
    El Reino de España no mata a sus delincuentes mas abyectos.
    Sabiendo esto ,nos podemos preguntar si los españoles defendemos los derechos humanos con mas integridad moral o ética que los estadounidenses.
    Dicho esto,lo que mas me preocupa de la sentencia del Tribunal de los Derechos Humanos,es que ha puesto en evidencia que pese a que nos pese la sociedad española ,por intereses políticos contrapuestos ha impedido que las victimas del terrorismo puedan pasar pagina de una vez por todas.
    La crueldad de los asesinos de ETA se mimetiza con la crueldad de los que diariamente meten el dedo en la llaga de las victimas del terrorismo y no permiten que se cierren las heridas.
    Muestra de ello es que la AVT de la mano de la caverna mediatica no ceja en linchar a todo aquel que haya tenido relación con las decisones políticas de Ziluminatius.,llegando a la conclusión de que la sentencia del Tribunal de Estrasburgo ha sido una concesión a ETA propiciada por un maquiavélico Ziluminatius ,con la colaboración expresa de un magistrado español a sus servicio en el Tribunal de los derechos Humanos.
    En fin ,,hoy no estoy muy fino,pero bueno,ya me entienden :
    Es mas fácil odiar a los socialistas que admitir que todas las leyes son injustas ,si la justicia se convierte en venganza.

    “Fluyan las lagimas -dijo el policia.”

  6. Estoy de acuerdo con Don Cicuta:

    “Rajoy tiene mucha suerte y le viene de perlas esta sentencia del tribunal de Estrasburgo. Por fin se produce un cambio en la política penitenciaria sin que él haya movido un dedo: el trabajo sucio se lo han hecho los jueces europeos.” .
    y añadiría ….su política económica tambien se la hacen “Los Hombres de negro”…..jeje.
    ..

  7. PMQNQ lo ha expresado muy bien:
    “La imaginación, la mala fe, la maldad de algunos no tiene límite”
    y añadiría ,
    Marhuenda en si mismo ,es un atentado contra los derechos humanos de La Inteligencia……ejem…..jeje.

  8. He llegado a la conclusión que para cambiar las políticas sociales del gobierno de Rajopiyus Lecter “El Displicente” tendríamos que denunciar sus políticas en el Tribunal de Estrasburgo ,a ver si tenemos suerte y dicho tribunal evita “el mal trago” que le supondría al presidente del gobierno ,cambiar su política invokucionista.

  9. Noticia de ultima hora:
    La AVT convoca una manifestación en contra de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos este próximo 27 de Octubre..
    Espero que Rajopiyus Lecter “El Displicente” sienta la misma emoción que tuvo durante Las manifestación de “La Rebelión Civica”….aunque mucho me temo que el boomerang que le lanzo a Ziluminatius va a acabar dándole a el el la entrepierna.
    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    firmado JAJAJA….que nervios.

  10. Yo creo que los presos que hayan cumplido su condena deben salir a la calle y los asesinos de ETA que aún no han sido identificado, por asesinatos pendientes de aclarar, deben entrar en ella cuando se conozcan quienes son. ¿Se sabe si hay interés en descubrir quienes faltan por identificar, o el único disco duro aparentemente borrado cuyos datos interesa conocer es el de Luis Bárcenas en la calle Génova? No oigo hablar sobre los asesinos sin identificar, aunque presumo que sus víctimas y familiares tambien querrían conocer quines son. Parece que esa fosa no hay interés en localizarla.

  11. Y no culpo a las fuerzas de orden público, muy a contrario. Pero no veo a la clase política, o a gran parte de ella, muy interesada en nuevos descubrimientos.

  12. Lo de las FAES es propio de mentes que siguen sin admitir que el atentado del 11M no fue obra de ETA ,lo que no llego a comprender es por que en sus informes no los llevan al juzgado de guardia mas próximo…..quizás sea porque el presidente del partido popular y presidente del gobierno,ni el ministro del interior ,ni el ministro de justicia ni los servicios secretos del estado tienen puebas de esta presunta prevaricación en favor de los presos de eta…..
    Y cuando no hay pruebas de nada se firman novelas de ficción de escasa calidad literaria.

  13. Les reproduzco esta carta que he recibido como suscriptor de Infolibre.

    Hola……..

    Como seguramente ya sabrás, infoLibre ha sufrido en los últimos días sucesivos ataques informáticos coincidiendo con la recepción de varios mensajes amenazantes redactados en nombre de la extrema derecha. Sus promotores han logrado el objetivo de impedir durante varias horas el acceso a nuestras informaciones, lo que nos ha obligado a tomar algunas medidas extremas para proteger la web y optimizar la defensa de nuestros contenidos digitales.

    Una de las consecuencias de los ataques ha sido que, desde hace varios días, haya estado cerrado completamente el tráfico a las visitas procedentes del extranjero, incluidas las de los socios que intentan acceder a los contenidos desde otros países. Estamos trabajando contrarreloj para solucionar el problema y, sobre todo, poner los medios necesarios para impedir que vuelva a repetirse. Si eres uno de nuestros socios con domicilio fuera de España te queremos pedir disculpas por esta situación, forzada por circunstancias ajenas a nuestra voluntad. En los próximos días nos pondremos en contacto contigo.

    Los ataques han impedido también que pudiésemos ofrecer nuestros servicios con normalidad a los socios que acceden a los contenidos desde España, en algunas ocasiones durante varias horas. Si ese es tu caso, también queremos pedirte disculpas. Ya hemos tomado medidas para resolver el problema y evitar que nadie en el futuro pueda silenciarnos. Los ataques han sido denunciados y están siendo investigados por la policía.

    En nombre de toda la redacción quiero que sepas que lo único que están consiguiendo los intentos de acallarnos es reforzar nuestro deseo de seguir ofreciendo periodismo independiente al servicio de los ciudadanos.
    Como cada noche, todos nuestros socios recibiréis la portada de infoLibre.

    Muchas gracias por tu comprensión.

    Jesús Maraña

Deja un comentario