La convicción

Mimo Titos

 

Lucho, mientras escribo, a brazo partido contra la tentación de ceder a la sempiterna euforia que acompaña la tradicional victoria de la “roja” en el primer partido de un campeonato internacional y que, inevitablemente, precede a la eliminación en cuartos. Y al mismo tiempo me empieza a atosigar el amargo cáliz de la frustración de tener que esperar el veredicto del electorado irlandés sobre el futuro de la antaño denominada Constitución Europea y ahora rebajado Tratado de Lisboa, de tener que soportar que, una vez más, unos pocos europeos puedan con su papeleta determinar el futuro de Europa, nuestro futuro, mi futuro.

 

Sin duda la Selección tiene todo lo necesario como para llegar mucho más lejos, incluso para ganar la Eurocopa, como sugieren los apostadores y “entendidos” futbolísticos, pero también los resultados de los últimos tiempos y la experiencia, calidad, técnica y visión de juego de nuestro “combinado estatal”, que diría el DEIA. Lo tiene todo para llegar pero no acaba de hacerlo, como tampoco la Unión Europea.

 

El electorado francés decidió por todos nosotros cuando se pronunció en contra e hirió de muerte el proyecto de Constitución Europea que, sin embargo, fue ratificado por casi una veintena de los países que forman parte de la UE. Si recuerdan, a la sazón el principal objeto de debate público era el peligro que representaba “el fontanero polaco”, que iba a comerse el mercado de la fontanería francesa ofertando sus servicios a un precio sensiblemente inferior al que lo haría un fontanero “de aquí”, de los de toda la vida, de los que se forran cobrando un potosí sólo por el desplazamiento y te dejan colgado días y días y te obligan a esperarles en casa durante horas.

 

Alto ahí, demagogo, me dirá alguno: se trataba de proteger el Estado del bienestar frente a la burocracia liberal y sin escrúpulos de Bruselas; no era sólo cuestión de fontaneros, también de médicos, arquitectos, etc. Incluso de transportistas, argüirá el más sagaz sin reparar en que la probable presión a la baja sobre las tarifas que cobran estos últimos por efecto de la llegada de transportistas “del Este”, dispuestos a trabajar por menos dinero, ¡ya está teniendo lugar! Es decir, ¡la Constitución Europea no tenía nada que ver! como argumentábamos muchos, infructuosamente.

 

Como tampoco fue necesaria su aprobación para que ayer “los 27” aprobaran extender de 48 a 60 horas (65 para algunos casos excepcionales) la jornada laboral máxima semanal. España se opuso y es todavía posible que el Parlamento Europeo enmiende la Directiva propuesta que, en todo caso, no es obligatoria, como tampoco lo eran las 48 horas máximas hasta ahora, que cada Estado puede limitar como desee, como hizo España cuando fijó el máximo de 40 horas semanales.

 

Alguno pensará que tumbar la Constitución, o ahora el Tratado de Lisboa, propiciará una revisión en profundidad de las bases del proyecto de integración europea, claramente liberales como no podía ser de otra manera al formarse en torno a la libre circulación de personas, mercancías, capitales y servicios. No son pocos los que se oponen a la integración europea per se, más por nacionalismo que por ideología.

 

Tengo malas noticias para ellos: un voto en contra en Irlanda el jueves no acabaría con el actual proyecto de Unión Europea. Todo lo más, lo retrasaría por un tiempo, cargando de dramatismo el Consejo Europeo de dentro de unos días y provocando miles de artículos de prensa y entradillas de blog proponiendo soluciones. Pero somos afortunadamente muchos más los europeos que somos conscientes de que el peso de Europa en el mundo se reduce inexorablemente, por efecto de la demografía y del dinamismo de las economías asiáticas, pero también latinoamericanas e incluso, a medio plazo, africanas. Y muchos los que estamos convencidos de que un planeta abierto es algo positivo, como lo es también un continente, en este caso Europa, o apuntando un poquito más cerca, un Estado, un país, en el que afortunadamente las fronteras interiores no tienen sentido, como tampoco deben tenerlo más allá de España.

 

No es malo sino bueno que los fontaneros polacos puedan competir con los “de aquí”. La competencia siempre resulta saludable, como demostraría en la práctica la arribada masiva de una legión de notarios estonios y registradores de la propiedad eslovacos. Pero más allá de la eficiencia del mercado, los izquierdistas que desgastan sus energías contra el Belcebú neoliberal de Bruselas deberían considerar que la apertura de las fronteras comerciales dentro de Europa, y de Europa al exterior, sirve para que la competencia con otros países dentro de Europa y fuera tenga lugar en igualdad de condiciones.

 

Yo tengo un tan escaso interés en compartir mi riqueza con el vecino como con el inmigrante, el húngaro de Budapest o el tailandés que cultiva arroz por una ínfima parte de lo que cobra el marroquí que lo recolecta en Valencia. Ahora bien, igual que quiero que el Estado del bienestar en el que vivo garantice una mínima igualdad en las condiciones de partida, e incluso una renta mínima de subsistencia, también estoy dispuesto a hacer algo para contribuir a aliviar la pobreza extrema y la miseria socio-económica en la que viven centenares de millones de personas todavía hoy.

 

Frente a los que otean el futuro y preferirían fortificarse, soy de los que piensa que no cabe sino abrirse, agruparse y aprovechar las ventajas comparativas para especializarse en los nichos de mayor valor añadido, de mayor productividad, tratando de mantener nuestro nivel de vida, pero no a costa de mantener el de los otros en niveles inaceptablemente bajos sino ensanchando el mercado, promocionando su mejora de condiciones de vida tanto por justicia como por interés propio. Si esto resulta demasiado retórico, permítanme que utilice un caso práctico muy cercano. Es evidente que España es hoy mucho más rica que cuando entró en la Comunidad Europea y esta igualmente demostrado que las transferencias netas que hemos recibido (¡un 0.8% anual del PIB desde 1986!) tienen bastante que ver con esta mejora. Díganme ahora, ¿los alemanes y otros transferidores de recursos a España son hoy más o menos ricos gracias a nuestro mayor consumo de nuestros productos? ¿Es posible crecer mientras los demás crecen también?

 

Sí lo es, como también que la “roja” se convenza de que ningún otro equipo en Europa tiene la técnica que con tanta superioridad son capaces de exhibir nuestros jugadores en sus respectivos clubes. El abultado 4-1 de ayer no debe hacer olvidar que hubo momentos, antes y después del primer gol de España, en los que pudimos haber encajado uno o más goles, como tampoco que al gol ruso la suerte podría haber sumado los dos tiros al palo que afortunadamente no entraron pero que, restando el gol que España marcó en un posible fuera de juego, nos habría dejado en un frustrante empate a 3.

 

Lo peor no sería el empate en sí sino el efecto psicológico de las miles de crónicas escritas y orales sobre la incapacidad del equipo para hacer frente a la presión, para sobreponerse a las dificultades, para explotar su potencial en la alta competición, etc. Apenas nadie se detendría en el ejercicio contrario al del párrafo anterior, es decir, en la gran incidencia que, para bien o para mal, tienen las casualidades en el devenir de los grandes proyectos.

 

Es posible que, a pesar de los pronósticos favorables (sic) y de la historia derrotista que le acompaña, la selección consiga hacer historia y ganar la Eurocopa, o por lo menos llegar muy lejos y perder dignamente. Nadie se acordará de las oportunidades perdidas ayer por los rusos cuando todavía podían recuperarse en el marcador. Como tampoco nadie se acordará, si los irlandeses votan sí en el referéndum del próximo jueves, de lo trascendental que resultó su voto para el futuro de Europa. El mundo no se acabará si España cae antes de o en cuartos, ni tampoco si Irlanda vota no. Pero sería precioso que por una vez las cosas salieran bien, que salieran como pueden salir, que los resultados estuvieran a la altura de la convicción. Amén.

75 pensamientos en “La convicción

  1. Mimo Titos….lo bueno que tienen las elecciones democraticas es que podemos ver con cifras y señales cuantos son los ciudadanos que piensan y viven como trajano….dandonos la satisfaccion de comprobar que estan mas alejados de la realidad constitucional que los peneuvistas que son menos que ellos.

    Sin embargo las previsiones que tienen de ser mas de 600.000 no se si tomarmela como una catastrofe para el pais o como una mera cura lavativa para el Partido Popular.

  2. Y un pequeño fleco de lo de ayer. Poco hemos hablado de los pescadores. A falta de lo que diga el sector callejero gallego y de lo que opine Fernando de Cadiz, la cuestión principal es que creíamos que antes del agotamiento del petróleo se agotarían las capturas.

    Quizá deberíamos mirarnos el mar con ojos neolíticos y empezar a pensar en comer pescado de piscifactoría. Y utilizar la Guardia de Asalto Marina (GAM) para erradicar las practicas furtivas de algunos de nuestros vecinos (y las nuestras si hiciere falta) Y no es por salvar las ballenas y las foquitas, sino por salvar el mar, más o menos como lo conocemos. Con peces y cosas. Yo es que soy Nazionalista y hasta creo que el territorio tiene derechos. Que este cubierto de agua salada no le afecta.

    Es que me gustaría que mis nietos sepan lo que es un atún o una anchoa.

  3. Entonces ,Pratxi ,tienes que guardar todos los post de trajano para que tus nietos sepan lo que es “un Besugo Merluzo”….jeje…hay que preservar la fauna autoctona….jiji.

  4. Frase de Juan José Güemes, Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid: “¿Cómo creen ustedes que la sanidad pública madrileña puede permitirse tener a algunos de sus mejores especialistas y de sus mejores cirujanos, tratando a los pacientes que acuden a los hospitales públicos, si no fuera porque esos mismos médicos dedican parte de su tiempo a la sanidad privada, donde son mucho mejor retribuidos?”.

    ¿De dónde saca Esperanza Aguirre a sus Consjeros de Sanidad? Pimero el inefable Lamela, con su brillante actuación en el Hospital Severo Ochoa de Leganés y ahora el no menos inefable Güemes, con esta no menos brillante frase. Yo tengo varios amigos médicos que trabajan en la Sanidad Pública de Madrid, que son muy buenos, que no trabajan en la Sanidad privada, y que están indignados.

  5. Bueno, me voy a una reunión del partido, en Madrid nos toca darle el coñazo a Gallardón. Por eso me resulta exótico este foro, con tanto sociata junto. Eso es algo muy difícil de ver en Madrid dónde el PP encadena mayorías absolutas casi desde que tengo uso de razón.

    Además, ahora voy a tener que currar de lo lindo en lo mío, que se están encendiendo las alarmas, así que poco voy a aparecer por aquí.

    El que seamos pocos (por ahora) no significa que tengamos que estar callados: los nacionalistas han conseguido mucho llorando y pataleando, el problema será que nosotros defendemos lo de todos los españoles, y no sólo lo de los de una región específica.

    Zapatero por mucha mayoría simple que tenga, debe saber que hay muchos más españoles que no le han votado que españoles que sí lo han hecho, y gobernar en consecuencia.

    No se puede gobernar a favor de 12 millones pero en contra de 25.

  6. Sobre Europa, estoy de acuerdo con que la última ampliación, la masiva, fue apresurada y a base de rebajar la exigencia de cumplimiento de los llamados criterios de Copenague. El resultado es que han entrado doce países que no eran homologables política, económica o socialmente. La cuestión es que se entendió políticamente que ello era lo necesario para acelerar su homologación, y no me parece necesariamente una mala opción. De hecho los problemas de la Constitución Europea no han venido de su lado, como tampoco las dificultades para cerrar el último paquete presupuestario, ni los obstáculos para ratificar el Tratado de Lisboa.

  7. Acabo de escuchar a un diputado del PP en el congreso hablando de la inversion en hospitales y centros asistenciales que esta haciendo la Comunidad de Madrid y pidiendole a la ministra del ramo que actue con la universidades madrileñas para que Madrid disponga de mas medicos y que no tenga que recurrir para cubrir las plazas a “medicos extranjeros”.
    Todos sabemos que la Universidades dependen de las autonomias y no del gobierno de España….eso creo…

  8. Segun el representante de la Diosa en la callejuela ,somos 12 millones de españoles privilegiados.
    ¡¡Cuanta razon tienes!!
    10 millones viven en la incertidumbre de Ser o No Ser.
    300.000 viven de los despojos.
    Menos de 300.000 se preguntan si un referendum les llevara a la independencia.
    y otros tantos mas, hasta llegar a 25 millones miran desconcertados como el Gobierno de Zapatero los ha casi borrado del mapa parlamentario .

    Si!…¡Somos 12 millones de seres privilegiados!.

  9. No, Amistad, las Universidades dependen del Ministerio, antes del de Educación y desde el 9 de marzo, del de Innovación y Tecnología. De las autonomías depende la enseñanza no universitaria.

  10. “Eso es algo muy difícil de ver en Madrid dónde el PP encadena mayorías absolutas casi desde que tengo uso de razón.” Uy, qué jovencito es trajano. ¿Será esa la explicación de sus creencias?

  11. #55 Cojonudo. Habría que repetir las elecciones hasta que alguien saque 20 minollens de votantes. Ánimo que os quedan solo 19.700.000.

    Por otra parte tienes a CiU y PNV que son partidos que han obtenido representación en 4 y 3 provinicas respectivamente. UpyD en este aspecto es un partido provincial 🙂

    Propongo que echen a la puta calle a toda la oficialidad del Ejército de Tierra Ejjpañol y en su lugar pongan a miembros del staf de Blackwater

  12. Buenas tardes, amigos y amigas.

    Gracias a Don PMQNQ por preocuparse, desde la más sincera amistad, por mi salud mental que, sí, admito puede verse desequilibrada (y eso que yo me considero persona razonablemente equlibrada, valga la redundancia) en base a algunos ejercicios dialécticos. De todas formas, otra de las ventajas de DC es el contar con los servicios de Locoide, que en un momento dado puede prepararme un buen cóctel de psicofármacos virtuales para evitar que un potencial brote de servidor tenga funestas consecuencias.

    Pues yo a lo mío: si hay algo que no acabo de comprender es la tendencia de esta nueva fuerza política y sus acólitos (cuya justa medida democrática la ha expresado Mimo Titos como los ángeles) para llevar las cosas al extremo lindante con el absurdo. Cuando hablamos de “relativismo” del ordenamiento jurídico, cosa normal en un Estado de Derecho que debe de huir de dogmas de fé cuasi teológicos e intemporales, acaban hablando de “relativismo total” y viendo nazis por todos sitios. Si hablamos de derechos fundamentales o de preocupación por el medio ambiente, acaban con el “Proyecto Simio” (que a esta hora de la tarde dudo si también salió de la factoria de ideas de Ferraz). ¿Tan difícil es situar las cosas en sus justos términos y dejar de ver catástrofes bíblicas por doquier, pudiendo así dialogar de modo sosegado, con talante? (perdón, se me escapó). La experiencia ha demostrado que electoralmente el camino de la crispación, la prédica del “se acaba el mundo, arrepentíos pecadores”, la desmesura, la descalificación global, no sirven para ganar elecciones. Todo lo más mejorar posiciones aunque lejanas del ejercicio de las responsabilidades de gobierno (PP) u obtener un solitario escaño en el Mixto de la Cámara (UPyD). No espero de Rosa Díez (y la experiencia diaria de este inicio de legislatura lo ratifica) rectificación alguna de la metodología y del discurso. Pero tengo fé democrática en que desde el PP se huya del camino que les señaló hacia la derrota el clan de los “Fedeguicos” y se camine a estrategias razonables (y muy necesarias) de oposición constructiva, y que en esta nueva UPyD algunas gentes a las que sigo teniendo por inteligentes, muy inteligentes y de sentido común a pesar de su encabronamiento (me refiero a Savater, claro está) se den cuenta que seguir en esa espiral no lleva más que a la naderia y a la insignificancia política, salvo que laqs metas de la formación sean tener 2-3 escaños en vez de uno y consolidar la carrera mediática de la diva en los “late-night shows” de alguna cadena comercial de TV.

    Dos posdatillas muy breves:

    – Una: el interés del hombre por la naturaleza, lo que yo definí como interés por el medio ambiente no es sostenible. Ni el que los animales tengan derechos. Los indígenas americanos ya respetaban a la “Pacha-Mama” miles de años antes de que llegara por allí Colón. Esopo ya nos trasladó en sus “Fábulas” las cualidades humanas de los animales. San Francisco de Asís ya predicó que el amor a Dios (que Cristo enseñó que empezaba por el amor al prójimo) se expresaba también a través del amor a la naturaleza y a sus criaturas. Hasta Roberto Carlos cantaba aquello de “yo quisiera ser civilizado como los animales”. Ocurre que el nivel de desarrollo científico de nuestros días nos permite preocuparnos de la conservación y preservación de los recursos naturales con más medios que con los que se contaba siglos ha. Y eso alcanza también a Derecho y a la doctrina de los derechos y deberes fundamentales. Después de todo, la norma jurídica no es más un instrumento para la ordenación de la convivencia y para la consecución de fines. Y este tema cocreto merece la pena.

    – Dos: leer a Pratxanda afirmar “no van a tener derechos los animales si los tiene un pedazo de tela de colorines” es una de las cosas más inteligentes que he visto aquí desde la creación de DC.

  13. PMQNQ….pues me ha dado la sensacion que las palabras de la ministra del ramo establecian cierytos planos administrativos ,en las competencias para que haya mas plazas universitarias para medicos en Madrid.
    Recurrire a las actas del congreso .para traerlas y analizarlas en su literalidad….perdoname si es que tengo una memoria “selectivamente sesgada”….jeje.

  14. Fé de erratas: donde digo “lo que yo definí como interés por el medio ambiente no es sostenible” quiero decir “lo que yo definí como interés por el medio ambiente sostenible no es nuevo”.

  15. Querido Jon:
    Siento como una espinita clavada en el corazon que piensen solo en Locoide para prepararte “un buen cóctel de psicofármacos virtuales para evitar que un potencial brote de servidor tenga funestas consecuencias.”
    Jo! pues te quedas sin una copita de hierbas Ibicencas y la Frigola ni tocarla ,ni olerla….jeje.

  16. PMQNQ….seguro que si Trajano hubiera “vivido” en Madrid el dia que Enrique Tierno Galván, llegó a gritar al pueblo: “El que no esté colocado, que se coloque”.
    Seguro que se le echa las manos al cuello….jeje.

    Que cruz llevamos a cuestas los que votamos la Constitucion española.

  17. Salaberría, para excitar todavía más tu obsesión te cuento, de muy buena tinta, que MentiRosa fue en gran medida responsable de que el Parlamento Europeo no condenara el escándalo del lino y tampoco el del Prestige. Es decir, en aquéllos tiempos en los que gozaba de mi respeto, ya estaba trabajando mano a mano con su querido amigo Jaime, con el que podía tener mucha afinidad en temas vascos pero no en áreas en las que el PP, obviamente, lo había hecho rematadamente mal y mercecía la mayor condena. Pero no, ella mano a mano con Jaime.

  18. Pues si Mimo Titos ….Es como hacerse el gallito quitando crucifijos de los juramentos en la Zarzuela despues de haber permitido en su blog que pusieran a parir a todos los que apoyabamos la Ley para la Memoria historica.

  19. Bueno me voy a la floristeria de guardia mas cercana para mandarle unas flores a Rosa Hype.
    Le direa a la dependienta que me atienda:

    “Señorita… envíe un ramo de rosas rojas y escriba “Te quiero” al dorso de la cuenta….JAJAJA…..que nervios.”

    Gracias Groucho por ser tan Marxiano.

  20. Una vez más y como pasa siempre, las consecuencias de esta huelga, la pasada y la venidera serán siempre asumidas a la fuerza por el sufrido sector de consumidores de menos potencial económico.
    Ese consumidor que se encuentra en la necesidad de hacer acopio de unos productos básicos que le son de necesidad absoluta, en muchos casos haciendo uso de unos fondos de los que desgraciadamente carece.
    También tendrá que comprar unos géneros de primera necesidad que están subiendo inexplicablemente a cada hora y que sólo repercuten en el consumidor directamente, sin que aporten nada al productor de estos alimentos que generalmente no ha percibido aumento ninguno.
    Ahora se está viendo hasta donde llega la repercusión del transporte en la cadena de alimentación. De un plumazo afecta a cada uno de los sectores que componen la compleja maquinaria de producción y distribución de los productos básicos. En Huelva ya tenemos la fresa, sector que con su producción da cobijo tanto a inmigrantes cono a foráneos de la tierra, la mayoría son pequeños productores que se sustentan económicamente de la fresa y qué culpa tienen todos ellos. El tomate, tanto en Sevilla como también en Almería, junto con los demás productos de hortalizas, da cobijo económico tanto a inmigrantes como a los cientos de pequeños agricultores que ven cómo una semana de huelga da al traste con toda una cadena de producción y distribución, así como de su precaria economía muy deteriorada por la descompensación entre productor y consumidor. Sectores como el de la leche, ya está en peligro la producción de esta semana. Pequeños productores de este sector se encuentran en la tesitura de tirar la leche mientras millones de niños se mueren de hambre en el mundo.
    Sectores como la pesca ya se ven atracadas las flotas en todos los puertos, con ellos tanto mayoristas como minoristas están en él para forzoso, hay que pensar a quien afectará en mayor medida como siempre al más débil.
    No se hasta que punto están comportándose tanto los piquetes como la policía encargada de mantener el orden, por otra parte difícil de evaluar según en que momento y caso se trate. Los excesos por ambas partes seguramente se van a producir de una manera u otra. Es un poco fuerte oír los comentarios las cadenas de televisión, tanto de una parte como de otra, pero las actuaciones de la policía en coacciones hablan poco de tacto, en estos momentos es muy necesario la moderación y las palabras del ministro son necesarias en estos momentos y con una moderación muy especial, cosa que en sus ultimas palabras no he sabido ver.
    Esto no es cuestión de dar todo lo que se pide ni negar todo lo que se demanda. Hay que tener en cuenta antes de dar nada no hacerlo pensado ya en quien vamos a pasar factura, no se trata de desnudar a nadie para vestir a otro. El consumidor mas afectado es el que ya tiene la hipoteca encima, por otra parte no se porqué no está en huelga, motivos no faltan. no vayamos a caer en la tentación y hablo dei Gobierno de maquillar la crisis subiendo tarifas a costa de las débiles economías de los consumidores mas desfavorecidos. Ha llegado la hora de aplicar remedios a todos los sectores, teniendo en cuenta que un sector cargue con las consecuencias a costa de otros. El sector productor tanto de pescado, carne o verdura, están sufriendo las consecuencias de una mala gestión publica y no mantener una política justa . Las grandes superficies campan por sus drspetos en cuestión de precios. El pequeño productor ve como sus ganancias son de risa mientras intermediarios y grandes superficies se reparten tarta, mientras la ruina se cierne sobre economías que apenas ganan para subsistir. Ha llegado la hora que esta crisis sea analizada desde todos los puntos de vista y teniendo en cuentan todos los pros y contras de esta situación.
    Nada se podrá hacer por la fuerza por ninguna de las dos partes. Es necesario tener en cuenta la situación de todos estos colectivos y que la mayoría han surgido como efecto domino, poniendo al descubierto la cadena que supone que miles de empresas, ciudadanos , trabajadores, se ven afectados directamente en función de lo que afecte, pero en resumen esto es mas grande de lo que puede suponer una huelga.
    Por tanto hurgue al Gobierno mantener las negociaciones y ahora mas que nunca saber como hace frente a esta crisis, ya son tantos los sectores afectados que seria casi imposible enumerarlos, ya no cabe asistir al sector de transporte, principal protagonista, pero ya no se trata de dar solución a este colectivo porque se ha destapado la caja de los truenos. Que no traten los demás partidos sacar valor político de este drama que afecta a la mayoría de los españoles, se trata de aportar cada uno lo que mejor pueda, teniendo en cuenta que esto se venia gestando hace mucho tiempo, y esta enfermedad no se ha tratado a tiempo, cada subida de combustible debía de haber sido corregida en su momento y no pretender hacerlo todo de una vez, hay enfermos que necesitan medicación continuada durante años, no se puede dar todo el tratamiento de una vez, hay daños colaterales.
    No es bueno el silencio administrativo y estos momentos mucho menos, este Gobierno no es el único culpable de esta situación, porque se ha ido gestando a través de bastantes años atrás, la crisis del ladrillo no ha hecho mas que dejar al descubierto los malos cimientos de una edificación, que se ha ido construyendo en terrenos a veces con poca firmeza, el sector de la construcción es quizás donde mas se han cometido errores, acompañados por el sector bancario que mientras ha ido hacia delante con ganancias fabulosas, todo han siso facilidades para que todas los españoles mas o menos estamos implicados en ellas. Quien ha sido capaz de pedir moderación a los bancos. Quien tenia que haberlo hecho se ha dedicado a subir el euribor si ruborisarze ante tamaña locura de intereses en beneficio de bancos y cajas de ahorros, las que por otra parte pregona beneficios sociales. Que mayores beneficios hacia sus clientes que la moderación de las hipotecas para que a fin de mes puedan pagar.
    Es critico el momento y las soluciones deben buscarse en todos los sectores afectados sin que la solución de uno pase por el detrimento de otro. Al consumidor le afectan todos los sectores, no queramos cargar sobre su debilidad las consecuencias, ya resiste poca carga.

  21. Uno entra a estas horas al blog, quiere hacer un repaso rápido del artículo y de los posts que ha provocado -o que ha suscitado la actualidad-, y de repente se ve forzado a una lectura a saltos, como si de una carrera de vallas se tratara, evitando los posts de un exhibicionista delirante.

    He dicho delirante porque esa es la apariencia, pero, con la simple lectura de los post 6 y 7 (luego he empezado a saltarmelos) me inclino más bien por la hipótesis de Locoide de hace unos días cuando nos recordaba aquella frase de Groucho Marx: “puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota.” No hay que darle más vueltas.

  22. Barañain, sobre la idiotez hay una cita del enorme Groucho Marx, complementaria de la que tu traes, y que es genial: “Es mejor, estando en grupo, callar mientras los demás creen que eres idiota, que abrir la boca y que lo confirmen”.

    Por lo demás, cosas de la sangre, muy bueno el artículo (70) de mi Padre. Un beso.

  23. “Es mejor estar callado y parecer tonto que hablar y despejar las dudas definitivamente.” Groucho Marx…..jeje.

  24. Amistad, con independencia de los sabios y científicos conocimientos de Locoide, no me prives de la botella de Frígola, auténtico néctar de los dioses venerados en la Isal Blanca por fenicios y cartagineses, cristianos e infieles …. Igual la comparto con Trajano (el de latinas resonancias) y cambia el panorama …..

Deja un comentario