Hoy hace 7 años que empezamos. ¡Feliz cumpleaños!

tarta 7

Arouet                                                                                                                                CON LA DOSIS JUSTA DE NOSTALGIA

Somos también lo que fuimos.

Una abraçada a tots els companys de DC.

 

Barañaín

Con siete años se presume de uno que ya tiene uso de razón. A los siete días creyó el Creador llegado el momento de descansar. Con siete mares abarcamos el mundo entero. Siete vidas tiene el gato (aunque los ingleses, sólo por joder, le concedan dos adicionales) y siete son los colores del arco iris, las notas musicales, las maravillas del mundo, los sacramentos y hasta los pecados capitales. Siete son los años del ron del que me gusta abusar. No necesita más de siete brazos la menorá. Todo parece conspirar para que siete sea sinónimo de suficiencia. A los siete años de Debate Callejero es lógico preguntarse si estamos ante un punto y seguido o un punto final. O un empezar de nuevo. La respuesta es de quienes asomándose a esta página dan sentido al esfuerzo. En cualquier caso, sea cual sea esa respuesta, ha sido – al menos para mí-, un enorme placer llegar hasta aquí. Felicidades.

 

Guridi

Hace unos 5 años empecé a buscar blogs sobre política. Como hace todo el mundo cuando elige emisora, televisión o diario, buscaba aquellos sitios que me dieran la razón en mis ideas. Un amigo me recomendó cierto blog donde, según sus palabras, “escriben las mejores cabezas progresistas del país, unas con seudónimo y otras no”. Lleno de escepticismo, tecleé “Debate Callejero” y empecé a leer una entrada de Jon Salaberría. Una vez acabada la entrada, me lancé a leer los comentarios. No contento con eso, seguí leyendo una entrada tras otra hasta caer la noche.

Desde entonces, “Debate Callejero” nunca ha abandonado mi lista de favoritos. Y he de confesar que no lo leo para que me den la razón, sino porque llevo años aprendiendo de la gente que aquí escribe.

Para mí es un inmenso honor ser hoy parte de los autores/as de este blog. Y también de sus comentaristas. Gracias a lo que escriben y a los que leen. Por otros 7 años.

 

LBNL

De un tiempo a esta parte, cada vez que me toca escribir en DC me asalta la tentación de abandonarme al catastrofismo. Razones no faltan, económicas, políticas, institucionales, sociales… Lo del PP es escandaloso, todo, y sin embargo, continúa inalterado. Lo del PSOE es mucho menos malo, pero no es mucho mejor. Por no hablar del resto. La situación es desastrosa y no hay nada ni nadie que invite a la esperanza. En semejante páramo, este espacio de debate democrático, conocimiento plural e ilustración compartida, es precisamente eso, un páramo a preservar. Gracias por la parte que me toca.

 

Lobisón

Con permiso de Eliot, noviembre es un mes bastante cruel, y el invierno induce a la melancolía. Yo recuerdo los temas que dominaban el debate en este blog cuando comencé a frecuentarlo: entonces el PP acusaba a ZP de traicionar a los muertos, y ahora se ve acosado por las propias asociaciones de víctimas a las que insufló odio. Me acuerdo de Thierry cuando decidió dar un susto al gobierno para que se rindiera —como aseguraba la prensa de la caverna que quería hacer—, y me acuerdo de los que murieron por culpa de su falta de entendimiento. Tampoco Thierry está ya entre nosotros. Pero bueno, siempre está Wert para distraernos y hacernos pasar un buen rato.

 

Magallanes

Hemos cumplido 7 años manifestando nuestras opiniones y estados de ánimo. Algunos  se han centrado en la actualidad política, bien en artículos de fondo o bien en sacarles punta a declaraciones de políticos, la mayoría fácilmente ironizables. Otros blogueros comentan libros que han leído o películas recientes o recordadas. Otra es una admirable defensora de los animales. Coincidimos con ella bastante y sobre todo en la condena de la carnicería de Tordesillas. Los artículos de economía de Roselló son fundamentales para mantener el interés en la situación económica.

Este año nos hemos visto sacudidos por el independentismo de una mayoría de catalanes  que quieren que sea ya y amenazan con incumplir la actual Constitución. Desgraciadamente hemos visto nuevos despidos y cierres de empresas, mientras siguen llegando a nuestras costas o saltando la cruelísima valla de Melilla miles de africanos. Las declaraciones de Cospedal sobre el despido en diferido de Barcenas nos han hecho carcajearnos. En cambio, es triste haber visto cómo importantes empresarios no tienen el menor pudor en mentir respecto a sus donativos al PP y las consiguientes adjudicaciones. También  hemos asistido a los graciosos desfiles de modelos de la juez Alaya tirando de su carrito y hemos visto cómo los EREs de Andalucía han permitido redistribuir parcialmente la corrupción  entre los 2 principales partidos. Bueno, se me olvidaba incluir también a CiU, con los fondos que consiguió a través de las comisiones de FCC al  Palau. Atónitos vemos que el Fiscal del Estado considera no demostrado que los donativos de empresas están ligados a adjudicaciones de obras. Muy aliviados, en cambio, vemos como la Audiencia Nacional revoca el vergonzoso indulto al kamikaze asesino.

Una buena prueba del interés en nuestro blog ha sido la aparición de nuevos articulistas deseosos de participar en el blog, del que habían sido antes solo lectores. Por fin, sería deseable que en este nuevo periodo de DC, no dejemos solos a los articulistas que todas las mañanas nos reviven el blog. Hay varios barones que son articulistas de “plantilla” y también son prolijos “postistas”,  pero en muchas ocasiones los artículos matutinos se quedan  un tanto solos, dando la impresión de falta de lectores. Ánimo, que nos espera un año caliente en sucesos políticos y económicos.

 

Ricardo Parellada

En el poder o en la oposición, Debate Callejero sigue siendo para mí, un año más, una de las pocas islas de crítica absolutamente informada del panorama desolador del periodismo patrio. Ahora leo más que escribo, por los azares y las ocupaciones, pero os mando a todos un fuerte abrazo y agradezco mucho todo lo que me enseñáis. Si valetis valeo.

 

Alberto Penadés

Muchas felicidades en el séptimo cumpleaños. Siete vidas tiene un gato, se dice en España, aunque en otras lenguas se dice que tienen nueve, así que esperemos que sean nueve o más. Una crisis económica, un cambio de partido en el gobierno y la pequeña revolución de las redes sociales han pasado, y seguimos leyendo y escribiendo aquí. Que siga siendo así. Gracias a todos los autores por brindar aquí sus textos y reflexiones, y muchas gracias a los que mantienen la antorcha de los debateros de guardia, que nunca cejan. Y gracias a Alguien, naturalmente. Abrazos.

 

Pepemart

Comencé mi vida de bloguero en DC, un lujo. Recuerdo la angustia con la que comencé a lanzarme al ciberespacio en este blog de tanta calidad, y la ilusión, mucha ilusión. Luego he pasado a otros blogs, pero DC fue el primero. Mantiene vivo un espacio de debate independiente, tranquilo y muy necesario. Larga vida a DC!

 

Pratxanda

Los debatientes siguieron sin ver su cara, pero pudieron oír su voz. En las pantallas de Youtube, tapado por las sombras y el humo, ALGUIEN anunció el cierre de Debate Callejero. Caído el Zapaterismo, y sin fondos de la Moncloa, el blog era insostenible en todos los aspectos.

El primero en reaccionar fue el informático. Aseguró que no cobraba, que no era por dinero (aunque estaba en paro), pero al menos mantener el blog e intervenir en el servidor le mantenía en forma en su oficio.

Don Cicuta le mandó un CD con los éxitos musicales del jazz de los años 60, para que los colgara en  WordPress de manera que, aunque no hubiera más posts, cada día sonase un tema nuevo al conectarse.

El cierre y el terror ante tener que escuchar la discografía completa de Thelonius Monk provocó la reacción popular.  Bueno, más que “popular”, callejera.  Manifestaciones pidiendo que no se cerrara DC delante de las sedes de Worpress. Otros debatientes anónimos invadieron el ciberespacio para enviar posts sobre cualquier tema mínimamente relacionado con la política. DC debía continuar, y a ser posible, sin música.

El hastag #NoalcierredeDC llegó a ser trending topic

Un post sobre la filosofía francesa y la necesidad de votar por Carme Chacon en las primarias delató que Arouet volvía a escribir con otro pseudónimo desde la cola del paro. La gasolinera ahora era de autoservicio.

El sector rojofederalista/separatista ocupó el servidor con pancartas y constituyó un subforo en catalán para decidir quién era más traidor a la izquierda: ERC o el PSC. No sirvió de nada, acabó convertido en un subforo de educación donde, primero los maestros baleares y luego el resto criticaban la ley Wert día sí, y al otro también. En medio, Frank Zappa resucitado enviaba enlaces a Youtube con sus actuaciones.

El propio embajador de Israel (se supo más tarde) llegó a enviar posts haciéndose pasar por  un falso obispo defendiendo la política exterior hebrea. Se le echaron al cuello. Hubo más de 1000 comentarios en un día. Solo les diré que la NSA empezó a monitorizar el website. Tardaron 6 meses en entender de qué iba el asunto.

Hubo que dividir DC en dos; el proisraelí y el propalestino. Y aquello fue el principio del fin. Pronto empezaron a surgir DCs paralelos, sectoriales, cada debatiente se creaba el suyo

Dicen que incluso hay un DC que se publica desde la calle Níscalo,  junto al Hipódromo de Madrid y que cada post empieza con las palabras “apoyaré” y suelta el tema del día.

Dicen que desde entonces ALGUIEN duerme tranquilo, sin su diaria preocupación….

 

José D. Roselló

Debido a un comprensible desencanto y a un cierto aburrimiento con la cosa de la economía he decidido cambiar de faceta. Mientras me parece estar escuchando más de un suspiro de alivio -no precisamente proveniente de los gestores de la política económica, sino de la sufrida audiencia- les anuncio que he decidido ingresar en la casta sacerdotal de alguna antigua religión mesoamericana, la que me acepte. Mi descripción de tareas será la siguiente:

  • Mis sacerdotales compañeros y yo seremos los únicos capaces de interpretar los designios divinos y nadie más, que no tienen ni idea.
  • Cuando la cosa vaya bien, pondremos a nuestro pueblo como ejemplo modélico y habrá gran regocijo.
  • Cuando la cosa vaya mal, diremos que los dioses están descontentos con nuestra díscola cultura;  por tanto,  procederá hacer unos cuantos sacrificios humanos para que las deidades vuelvan a contemplarnos favorablemente, y haya, entonces, gran regocijo.
  • Si tras sacrificar a unos cientos de agricultores, guerreros o artesanos, no vuelve el gran regocijo, diremos que los dioses no se han aplacado, y recomendaremos profundizar en la línea sacrificial con mayor intensidad, prometiendo que así llegará -a los supervivientes, claro- el regocijo deseado.
  • Continuaremos este proceso iterativo hasta que no quede nadie a quien sacrificar, nos invada otra cultura más molona o  retorne el gran regocijo, lo que llegue antes.

Aunque alguna mente malévola piense que al sustituir “casta sacerdotal” por “experto del FMI”, o “sacrificios humanos” por “recortes en todo lo recortable”, etc., se produce una curiosa similitud con algo que haya sucedido recientemente, se equivoca. No es así en absoluto ni esa era la intención de lo escrito. Ni hablar del peluquín.

Hablando ya en serio:  creo que el séptimo aniversario de DC le hace casi pertenecer a la categoría de las instituciones, más que a la de meramente blogs, y por ello hay que alegrarse. Al menos se ha llegado hasta aquí.

Impagable el esfuerzo de Alguien, que no ceja en su empeño aunque más de uno remoloneemos a veces. Fantástica la perseverancia de los articulistas más veteranos, que siempre encuentran la manera de tratar temas nuevos, o temas viejos de una manera distinta. Refrescantísima y vivificante la incorporación de publicantes y comentaristas nuevos, siempre bienvenidos.

Feliz cumpleaños a este blog, escorpio zodiacalmente hablando. Que sigamos aquí otro año más y que la cosa vaya mejor, empeño aparentemente fácil. Aquí seguiremos. Por supuesto,  NO NOS MIRES, ÚNETE.

 

Jon Salaberría

La verdad es que llegar a una cifra notable como esta, cercana ya más a la década, es motivo suficiente para hacer de la efeméride una fiesta. Nos podemos permitir unos momentos de júbilo merecido, para pasar inmediatamente a lo que interesa: el compromiso. Porque los tiempos lo hacen imperativo.

La realidad que asumimos es, lamentablemente, muy diferente de aquella en la que Debate Callejero veía la luz. De la ilusión y el optimismo vital en la consecución del final del terrorismo etarra (sin duda, leitmotiv en la génesis y primeros años del Blog, y que hemos podido contemplar por fin en primera fila), y de la alegría incontenible que los avances en derechos civiles provocaban en muchos y muchas de los/las amigos/as de DC, hemos pasado a la preocupación y a la consternación por los efectos de una crisis cuyo final no vemos cerca. Hemos pasado a un sentimiento atípico y amargo; un sentimiento que mezcla la orfandad de referentes políticos en aquellos que hemos ejercido sin complejos ese compromiso activo con la impotencia por la incapacidad de reacción de esa España heterodoxa que esperamos despierte de nuevo. Ya no para evitar la pérdida de todo lo conseguido en décadas de proceso democrático, sino para recuperar y reconstruir. La travesía del desierto va a ser larga, muy larga. Extremadamente dura en esfuerzos, además.

En esta perspectiva, necesitamos la visión lúcida. Necesitamos el análisis crítico. Necesitamos la pluralidad de puntos de vista. Es perentorio contar con la ventana abierta a horizontes de enriquecimiento, alejados del pensamiento único y de la resignación. Necesitamos contar con el sagrado ejercicio de la libertad de expresión.

Aquí es donde Debate Callejero sigue manteniendo el rol que le justificaba. En este camino estaremos, además, enriquecidos por las aportaciones de nuevos/as articulistas que dotan al Blog de frescura y de nuevo discurso. De nuevos puntos de vista que oxigenan el organismo vivo de DC. Buscando ahora un nuevo objetivo entre circunstancias, no vamos a negarlo, bien difíciles: recuperar la alegría.

 Un abrazo fraternal a todos y todas.

 

Ignacio Sánchez-Cuenca

Hace siete años, apenas había análisis y debate político en la red. Debate Callejero fue pionero. Siete años después, uno no da  abasto. Están las Piedras de Papel, las Luces Rojas, el Politikón, Nada es Gratis, Agenda Pública, etc., etc., etc. Pues bien, a pesar de la proliferación exuberante y promiscua del comentario en la red, todavía sucede que muchas veces uno se encuentra los mejores análisis sobre la situación interna del PSOE, la figura de Camus, la evolución de la crisis y otros muchos temas en Debate Callejero y no en otro sitio. Lo digo como lector compulsivo que ando todo el día curioseando aquí y allá. La calidad de los artículos se mantiene, pero ya no se producen aquellas broncas explosivas de los primeros años. Creo que eso es reflejo de la resignación y la desesperanza que reinan en estos tiempos. Vendrán otros mejores.

 

Miguel Sebastián (Universidad Complutense de Madrid)

EL DILEMA

Me sigue admirando la capacidad de supervivencia de Debate Callejero. Y no solo porque el entorno político, económico y social sea radicalmente distinto. No olvidemos que DC nace en 2006 en un país que crecía un 4%, con una tasa de paro del 8,3% y un superávit público del 2,4%, con una Monarquía querida y respetada, con un gobierno socialista de Zapatero, donde conseguía entrar Alfredo Pérez Rubalcaba en Interior y acababa de salir Pepe Montilla de Industria, para ganar y gobernar Cataluña. Un partido socialista fuerte, liderado por Zapatero y dirigido por Pepe Blanco, que se preparaba para revalidar la mayoría en las elecciones de 2008. Ni atisbo de crisis económica, ni de descomposición del PSOE, ni de secesión en Cataluña. ¡Qué diferente es todo! Pero también ha cambiado el entorno tecnológico y de las redes sociales. Vivimos en el mundo de la inmediatez de Twitter y sus 140 caracteres y, aun así, DC sobrevive con su formato original. Me imagino que a sus creadores, a los que hay que seguir agradeciendo un año más su entrega desinteresada, se les planteará “el dilema”. Un dilema, en pequeñito, pero no distinto al de la iglesia Católica: ¿mantener las “esencias” o adaptarse al nuevo entorno? Seguro que acertareis y celebraremos el octavo. ¡Enhorabuena!

 

Senyor_G

Anotar en los márgenes de la vía principal. Dejar constancia. Entre otras cosas de que aunque no siempre deje comentarios sí que voy siguiendo aunque a veces haga la goma. La goma ciclista. Y aunque discrepe de algunos de los que pasan por aquí, sí que quiero destacar el comentario de algún amigo que alababa el buen tono de los comentarios sobre todo en la discrepancia. Felicidades también por esto.

 

Senyor_J

Hace siete años, a finales de 2006, nacía Debate Callejero, fruto de esa voluntad de debatir sobre las cosas que nos afectan como sociedad, que no es más que otra manera de ejercer resistencias. 1600 años antes, a finales del 406, el caudillo romano occidental Estilicón intentaba atravesar su propio Rubicón enfrentándose al Imperio Romano de Oriente por la posesión de las diócesis de Dacia y Macedonia, para lo que buscó una alianza con el godo Alarico. La polémica decisión de enfrentarse a un aliado natural, en medio de una crisis política y militar de gran envergadura  y en un contexto de enfrentamientos militares al este del Rin, perseguía probablemente el control de zonas con un gran potencial de reclutamiento para resistir el empuje de los pueblos germánicos. Pero Estilicón no pudo cumplir sus compromisos, entre otras cosas porque al año siguiente, vándalos, alanos y suevos se dispersaban por la Galia, y pronto entrarían en la Península Ibérica, lo que derivaría en la instalación de Alarico en Italia el 408, el saqueo de Roma en 410 y en el desplazamiento de su sucesor, Ataulfo, a la Galia primero y, después, a Hispania, dando origen a la presencia visigoda en la Península Ibérica. En 406 una decisión desencadenó una serie de hechos de gran importancia para el devenir de los pueblos ibéricos. 1600 años después, otra decisión propiciaba el nacimiento de Debate Callejero. Solo la historia nos dirá si tuvo consecuencias tan trascendentales.

 

Frans van den Broek

LOS MOTIVOS DEL LOBO

En uno de sus poemas más hermosos, Rubén Darío, recordará todo aquel que haya seguido un curso de literatura en el colegio, hace a San Francisco confrontrar a un lobo que está asolando un poblado y convencerle de que asuma formas mansas y se integre a la comunidad humana, la cual lo alimentará y cuidará. El lobo acepta la petición de Francisco, pero después de un tiempo vuelve a la vida salvaje y se enajena de los hombres otra vez. Francisco lo busca y reprende y le pregunta sus motivos, a lo que el lobo responde que el haber vivido entre los seres humanos le ha persuadido de su maldad e hipocresía, de su codicia y desafuero, por lo que la vida salvaje le parece mejor, más pura y honesta. Francisco no puede decir nada y solo le queda rezar, porque comprende que el lobo tiene razón, que los humanos somos a menudo peores que el lobo, quien no hace sino seguir su naturaleza y adecuarse a un orden que los humanos, de muchas maneras, desordenamos