Hablemos del tiempo

Marta Marcos 

Recurso universal donde los haya: hablar del tiempo. En invierno nos sorprendemos por el frío, y en verano, nos asombramos del calor. El tiempo como tema de conversación es insustituible en ascensores, la tienda de la esquina y reuniones familiares con problemas (casi todas). Cuando nadie sabe qué decir sin ofender, siempre habrá alguien que comente: pues parece que van a bajar las temperaturas. Últimamente, además del clásico tema del tiempo, se ha puesto de moda hablar del clima. Para ser más exactos, habría que concretar: se ha puesto de modo hablar del cambio climático. De unos años a esta parte, todo es culpa del cambio climático: desde que suban las temperaturas, hasta que bajen, desde que nieva, hasta que llueva. Todo nos parece anormal, todo nos parece exagerado, todo llega a destiempo (disculpen el juego de palabras). Nos parece que hace demasiado calor, demasiado frío, que hiela en exceso, que llueve menos que nunca. Pese a que la posibilidad de que pueda estar en curso un cambio climático, es decir, una variación sustancial en las temperaturas medias y en las medias de las precipitaciones, no es ninguna novedad, se ha convertido en tema recurrente en los dos, tres últimos años. Una contribución clave a la climamanía ha sido, sin duda, uno de los documentales más famosos de todos los tiempos: “Una verdad incómoda”, realizado por el exvicepresidente de los Estados Unidos Al Gore, quien ha vuelto a la primera línea de la actualidad, y ha ganado dos Óscar y el Premio Príncipe de Asturias.No pretendo minusvalorar el problema ni meterme con Al Gore. Respecto a Gore, soy de las que piensa que si no le hubieran robado las elecciones presidenciales del año 2000, el mundo sería hoy un poco mejor. En cuanto al cambio climático, seguramente, como alertan muchos científicos, estamos ante un fenómeno que puede acarrear serias consecuencias.

Sin embargo, conviene situar el panorama a su justo nivel. Por un lado, en esto del cambio climático hay muchas más dudas que certezas, sobre todo porque es mucho lo que se desconoce sobre el funcionamiento y la evolución de clima. Por otra parte, y esto es más serio, la atención se centra en exceso en un solo fenómeno, cuando lo cierto es que existen numerosos problemas medioambientales de calado y que guardan poca o ninguna relación con el clima, mientras que tienen mucho que ver con la actividad humana. Vayamos por partes.

Se estudia el clima y se conoce cada vez más cosas sobre él. Uno de los aspectos más estudiados es la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, proceso que se ha dado de manera intensa a lo largo del siglo XX, con la quema de combustibles fósiles como el petróleo. La acumulación de estos gases es lo que lleva a acentuar un fenómeno natural, el efecto invernadero, a lo que se atribuye la subida media de temperaturas de las últimas décadas.

 

No obstante, existen muchas lagunas en torno a otros elementos que influyen sobre las temperaturas y las precipitaciones, como la influencia de los ciclos solares y la de las corrientes oceánicas, por poner dos ejemplos. De ahí las imprecisiones de informes como los emitidos por el IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, en sus siglas en inglés). De ahí, las llamadas a la prudencia a la hora de exponer previsiones, pues el problema de los catastrofismos que se ven en ocasiones reside en que, si las previsiones finalmente no se cumplen, habrá todavía muchos más escépticos por el mundo de los que hay ya. Todos conocemos la fábula del pastor y el lobo.

 

No conviene minusvalorar el problema ni hacer como que no existe, como les gustaría a las compañías petrolíferas, pero tampoco se puede exagerar sin cuento, y sin una base científica fiable.

 

Por lo demás, recordemos que existen otros problemas de calado que admiten todavía menos espera que la del cambio climático. No tengo ninguna intención de deprimirles, y menos a los que estén mirando al mar en estos momentos, o vayan a mirarlo después de leer estas líneas. Tan sólo quiero trazar unas cuantas pinceladas para intentar demostrar que, aunque por una casualidad, si resulta que no va a darse el cambio climático, tenemos toda una ristra de problemas por los que preocuparnos.

 

Todos los asuntos tienen que ver con la actividad humana. Y muchos son consecuencia de la explosión demográfica. Según cálculos de la ONU, en el año 2008 seremos cerca de 6.600 millones de personas y si todo va bien, la cifra subirá hasta alcanzar los 9.000 millones de personas a mediados del siglo XXI. Si las cosas no marchan tan bien, seremos muchos más.

 

Además, entre este año y el que viene, sucederá algo novedoso en la historia de la humanidad: por primera vez, más de la mitad de la población mundial vivirá en ciudades. Sin meternos en las condiciones en las que viven muchos en las zonas urbanas, sobre todo en las monstruosas megalópolis de los países en vías de desarrollo, sí quisiera destacar el problema medioambiental que esta urbanización supone, en cuanto a ocupación del territorio, esquilmación del entorno natural y extinción de numerosos ecosistemas.

 

Relacionado con el aumento de población, se encuentra la sobreexplotación agrícola, ganadera, y eso sin hablar de recursos pesqueros. Muchas zonas boscosas se están perdiendo, y muchas tierras se quedan sin fertilidad como consecuencia de la necesidad de cultivar alimentos. Muchas especies marítimas, por lo demás, están ya en las últimas. 

 

Por último, un comentario sobre el agua: algunos aseguran, no sé si con fundamento o no, que muchas guerras del siglo XXI, tendrán su origen en la escasez de agua. Siempre ha estado muy mal repartida, como ya sabemos, pero el problema se puede ver agravado en muchas partes por la sobreexplotación (de nuevo esa palabra) de los recursos acuíferos.

 

En definitiva, incluso en el hipotético caso de que no fuera a producirse el tan anunciado cambio climático, creo que nos sobran los problemas. Si se animan a añadir alguno más a este escueto listado…

12 pensamientos en “Hablemos del tiempo

  1. Aparentemente y contrariamente a lo que se consideraba, el sol no solo no está determinando con su ifluencia térmica sobre la tierra, el que ésta siga incrementando su temperatura, sino que, según determinan los científicos, el sol está reduciendo, tanto su propia temperatura, como la trasmitida a la tierra. Ello nos lleva a entender, que es la influencia del hombre la que motiva la subida que la tierra viene experimentando y como consecuencia de ello, los negativos presagios que se hacen en el aninciado riesgo del cambio climático,
    En lo refernete al riesgo que puede tener la disminución del agua y su repercusión en la convivencia mundial, en el sentido de que las futuras guerras podrían, en muchos casos, podrían relacionarse con ese problema, no hay que perder la esperanza. Si al hombre le falta el agua, siempre le queda como alternativa, incrementar la producción del ajo.

  2. ¿Pero dónde has estado, Martita, tantos días, que a algunos se nos hicieron meses, ausente de esta tu casa? Habrá sido por el cambio climático: ha llegado el calorazo y, claro, al gentío le apetece tirarse a la bartola, o largarse a la playa (odio la playa, pero es que soy muy raro) o dormir a pierna suelta, ¿cómo a estas horas aún sólo Fernando acusó recibo a tu rentré?
    Y yendo al tiempo que no hace, al cambio climático, o sea: no se me alcanza que si los polos se derriten acabaremos derritiéndonos todos, pero de calor, como los pajaritos, aunque a lo mejor es al revés, acabamos anegándonos antes, a los científicos no los entiendo, en cambio entiendo perfectamente a mis paisanos labriegos. Sabes, Martita, lo mucho que me gusta la gente que entiendo, como tú.
    Yo sufrí el cambio climático en primera línea de playa, es decir, en mi pueblo que no tiene playa. Siendo niño a alguna mente preclara se le ocurrió desecar la laguna de Antela, a cuya vera se ubica mi pueblo. Aquello iba a ser un vergel. En los manuales de mi geografía bachiller se contaba que las inundaciones del Nilo fecundaban las orillas con un limo de gran fertilidad agrícola. Pues lo mismo pasaba en la laguna de Antela con las invernías. Ahora la tierra de la ex laguna cada temporada se vuelve más arenosa y hay que abonar mucho (con productos químicos, claro) y regar mucho con un agua, que, pasmaos, NO HAY. Dices, Martita, que “en invierno nos sorprendemos por el frío, y en verano nos asombramos del calor�. Que más quisiéramos. Ahora empezamos a NO sorprendernos de que en verano haga frío y de que en invierno haga calor y eso es lo grave. Pero no todos son/somos así: mis paisanos labriegos siguen sorprendiéndose, dicen que el tiempo se ha vuelto loco y por eso se hielan los frutales cuando están con la flor o en los meses de invierno no encuentran días con frior suficiente para hacer la matanza.
    Me alegro de que no se haga el trasvase del Ebro, y no por hacerle una putada a los murcianos. Me alegro por no trastocarle los rumbos a la Naturaleza.
    A propósito del petróleo, al que tú aludes. Hasta no hace mucho de un gancho de todas las cocinas colgaba una bolsa de tela con la palabra PAN bordada al punto de cruz. Ya no. Ahora vas a la panadería con las manos en los bolsillos y vienes con la barra y una bolsa de plástico. ¡Qué derroche de plástico! Creo que una bolsa de plástico abandonada a la intemperie tarda un mínimo de cincuenta años en descomponerse. Hace unos días vi en un telediario el reportaje de una fábrica (en Soria, ¿o en Logroño?) de bolsas eleboradas a partir de la fécula de la patata. De una sola patata sale un montón de bolsas que, una vez usadas, las amontonas en la huerta y a los cuarenta y dinco días se han convertido en compost. Pero, ¡ay!, prácticamente toda la producción va a la exportación. ¿Cómo la ministra de Medio Ambiente no se ha presentado en la fábrica acompañada de un regimiento de periodistas para comer a besos a los responsables de la imnovación, para ofrecerles el oro y el moro y expandir el ejemplo a toda España?
    Siguiendo con el petróleo: la marea negra de Ibiza está resultando más grave de lo que parecía. Hace muy poco alguien del PSOE/Gobieno (creo que José Blanco) tomaba a chunga los “hilos de plastilina” de Rajoy respecto al “Pretigeâ€?. Ahora la ministra de Fomento ha definido el caso Ibiza como un “pequeño regueroâ€?. Ya está, ya tenemos otra frase para el cachondeo. O se trata de que nadie aprende en cabeza ajena o de que ministro es cualquiera. ¿Se atraverá alguien del PSOE/Gobierno a mofarse del hilito de plastilina sin mofarse a la vez del pequeño reguero? Para mí que las autoridades no se toman en serio eso del medio ambiente, de la ecología, y pretendiendo atenuar la gravedad de lo que hay y de lo que se avecina caen en el ridículo verbal. Como en el póker, las palabras hacen juego, entérese, señora ministra.
    Otra cosa cosa, que no tiene nada que ver con el petróleo pero si con el PSOE/Gobierno, y me apetece denunciarlo. Ha saltado a los medios la noticia increíble de que ZP le ofreció a Bono la presidencia de las Cortes. Aparte de que es una frivolidad ofrecer algo que no se tiene es un desaire al presidente Marín que Marín no se merece. ¿Quién ha sido el bocazas? A bote pronto lo lógico sería pensar en Bono, por lo mucho que larga. Pues no, parece que fue José Blanco en la sobremesa de una cena nupcial, bastante concurrida de periodistas. Vamos, que no sólo el marqués de Ribera de Duero bebe lo que quiere y conduce y se conduce como no debiera. Si los hechos fueron como se cuenta, aquí mismo nombre la señor Blanco marqués de Albariño.

  3. Perdona marta marcos estoy contigo en un momanto primero le tenngo que decir algo a 2 A verlas venir :
    “¿Se atraverá alguien del PSOE/Gobierno a mofarse del hilito de plastilina sin mofarse a la vez del pequeño reguero? Para mí que las autoridades no se toman en serio eso del medio ambiente, de la ecología, y pretendiendo atenuar la gravedad de lo que hay y de lo que se avecina caen en el ridículo verbal. Como en el póker, las palabras hacen juego, entérese, señora ministra.”
    Solo decirte que lo de “pequeño regero” viene por que si fuera “enoorme” ya estaria dimitiendo y si hubiera dicho “hilillos” la habriamos ahogado…jeje.
    Una bronca a Fernando y a Averlas venir:
    Como se atreven ,el dia que Marta Marcos nos deleita con su escrito sobre el tiempo,Como se atreven a no escribir dos post como es constumbre sana en este Blog gracias a la anfitriona….ayayay…hay que seguir las reglas del buen bloguero….y lo vuestro ha sido una falta de educacion…asi que dejar todo lo que estais haciendo y escribir 100 veces “Siempre seguire los pasos de marta marcos aunque el sol apriete y no tenga agua que llevarme al gaznate”…100 veces 100 deberies escribirlo y sino de cara a la pared todo el dia…¡carajo!.

  4. Hola Marta Marcos ,perdona por haberme parado un momento a decirles unas cositas a ciertos “despistados”….
    El tiempo no deberia hacernos cambiar los planes….de lo contrario no tendremos tiempo de cambiarlo.
    ¿Estamos aun a tiempo de cambiar el tiempo?.

  5. Y para que veais que no hay dos sin tres ..estoy con Averlas: este Blanco se esta convirtiendo en un buen “marqués de Albariño”.

  6. Estoy viendo en el telediario a la ministra de Medio Ambiente en Ibiza vestida con un pijama a rayas. No es serio, ni el pijama ni que a la ministra de Fomento no se halle, aunque se le espera. Si la de Fomento había estado a pie de obra desde casi al principio, debiera mantenerse hasta el final. Hay cosas más importantes que las vacaciones.

  7. Perdona antes de meterte con la ministra (que lo unico que ha hecho es ir a por su traje de baño..como Fraga en Palomares….)
    Has hecho tuis deberes….¡¡como que aun no has empezado!!…¡¡de cara a la pared!!,carajo.

  8. Por si alguien no ha consultado bien El Tiempo…vienen borrascas y torrmentas de verano…y es que el Sol aprieta que no veas:
    “Mikel Azurmendi, antiguo militante de ETA y desde hace tiempo seguidor acérrimo de las tesis de la derecha, pronunció una conferencia en los cursos de verano de las FAES que no tiene desperdicio. Bajo el título Demografía e Inmigración: Consideraciones y consecuencias, el antiguo integrante de la banda terrorista repasó el fenómeno de la inmigración desde la óptica de la derecha y propuso una suerte de “manual del buen inmigranteâ€?, donde la integración del foráneo en el pensamiento social dominante ha de realizarse “a la fuerzaâ€?, bajo la amenaza de la repatriación o, en palabras de Azurmendi, “la puertaâ€?.
    ……………………………………

    ¿A que me suena esto…?
    ¿?…

  9. Bueno como estoy solo por aqui…y puestos a aprovechar el tiempo en vez de perderlo les dire unas cositas a todo el que se haya despertado de la siesta o venga mañana con telarañas en los ojos.
    Si eres de los que tienes la pelicula Qué bello es vivir (It’s a wonderful life), me gusta mas el titulo en ingles…WONDERFUL…es como mas bello….
    Bueno que me despisto….si teneis esa pelicula en vuestra retina de los Tiempos y os gustan peliculas mas recientes como “La escalera de Jacob” ,”Blade Runner”””Mas extraño que la ficcion”,”Deja vu””Una mirada a la oscuridad”….teneis una oportunidad mas de gozar con todo lo que se `puede hacer si el tiempo se suministra con cuidado y cariño,viendo una nueva pelicula basada en una obra de Philip K.Dick…se llama NEXT y esta protagonizada por Nicolas Cage y Jessica Biel……este Nicloas es que se come la camara y a la Jessica me la comeria tambien…
    Anda no perdais mas el tiempo…que todo esta a vuestro alcance …solo teneis que averiguar que posibilidad es la que os hara mas felices.
    Si no la encuentras en el cine …arria la bandera negra esqueletica ,ponte la pata de palo y habla con tu “pajarraco” a ver si la Mula os hace caso.

  10. Perdonar por lo de arria…queria poner “arriba con”…pero como la palabra “ARRIBA” me produce recuerdos de mi memoria historica…pue que me he cortao y se ha quedao en “arria” a secas…y es que “Izar banderas” es como muy patriotico y un buen pirata de palo no cree en patrias solo tiene la MAR SalÃ?.

  11. Coño, se me había olvidado, menos mal que acabo de verlo en la tele, me largo echabdo leches al bautizo del último parásito real. Esta mañana me llamó Rouco Varela con mucha insistencia, que no le faltara, y que os transmitiera la invitación a los habituales de DC.
    Una pregunta: ¿Por qué los personajes de la derecha saludan genuflexos o doblando espinazo? ¡Qué arcaicos! ¿Por qué la familia real se deja y se complace con tan humillante y servil protocolo? Ya, la obsolecencia y el derecho de pernada figura en los genes de las monarquías.
    Hala, me cabreé: no voy al bautizo.

  12. Joder, ¿y quién es esa tan emperifollada dama que va sin nadie delante de Rouco? Como no sea la mujer de monseñor no se me ocurre quién pueda ser.

Deja un comentario