Generaciones

Lobisón 

Hablando del riesgo de irrupción del islamismo en la revolución egipcia, los optimistas creen que los Hermanos Musulmanes han girado hacia la democracia, y no aspiran a imponer un régimen islámico (la Sharia). Por otro lado se señala que, según algunas encuestas, las ideas propias del islamismo  de años pasados son minoritarias en Egipto, una mayoría del 37% frente al 27% quieren que se mantenga el tratado de paz con Israel y una proporción similar se pronuncia a favor de unas buenas relaciones con Washington (véase el artículo de Lluis Bassets en El País).

La hipótesis sería que ahora nos encontraríamos ante una generación postislamista (Olivier Roy). Prescindiendo de la afición de los analistas a inventar etiquetas ‘post’, la idea es bastante sugestiva. Han pasado más de 30 años desde la revolución iraní de 1979, que puso en la agenda política el islamismo radical, y en 2009 los nietos de esa revolución se alzaron contra el régimen teocrático en defensa de la libertad y de una vida normal. No tuvieron mucho éxito, porque en vez de enfrentarse a un ejército profesional se encontraron con un aparato armado (los pasdaran o guardianes de la revolución) no sólo muy ideologizado sino con poderosos intereses materiales en el mantenimiento del régimen.

Es curioso que hasta ahora se haya hablado poco del posible contagio a Irán de la onda expansiva del movimiento democrático de Túnez y Egipto, pero la única ventaja del régimen iraní es haber aplastado ya las movilizaciones contra el fraude electoral de 2009, y tener la guardia alta frente a los intentos de la oposición de manifestarse ‘en solidaridad con los hermanos egipcios’. Los paralelismos entre el régimen de Jamenei y el de Mubarak son mayores que las diferencias, y suena patéticamente falsa la interpretación oficial de que las rebeliones de Túnez y Egipto van a dar un nuevo impulso a la revolución islámica.

Los ayatolás han conseguido desacreditar la idea de que el islamismo es la respuesta al autoritarismo corrupto en los países musulmanes. En la medida en que la actual onda de movilizaciones prosiga en dirección a la democracia puede superar definitivamente lo que en su momento fue la mayor legitimidad de la revolución iraní y ahora es tan solo un hueco espejismo: la imagen de la insurrección popular contra el sah Pahlevi como movimiento democrático.

Los jóvenes árabes e iraníes quieren oportunidades de empleo, libertad y tener la posibilidad de sustituir a los gobernantes que les defrauden. Esto es algo que ya, a la vista de la deriva del régimen iraní, no pueden ofrecer las revoluciones islámicas. Quizá ha llegado ya por fin la hora de la democracia laica en el mundo árabe, aunque sea impulsada por partidos más o menos islamo-demócratas, como el AKP turco.

6 pensamientos en “Generaciones

  1. Naturalmente la hora de la democracia está llegando a los países árabes y debiera llegar a todo el mundo, son muchos los millones de seres humanos que todavía siguen tiranizados por el dictador de turno, sean del signo político que sean todos confluyen en el mismo proceder, esclavitud, miseria, abusos, y enriquecimiento de de todos ellos y digo todos ellos porque el dictador jamás puede hacer nada sin la ayuda de sus compinches y eso solo se produce con una cadena de corrupción que empieza desde arriba y termina en lo mas bajo de las sociedades que aupan y sostienen en beneficio propio a esos truhanes de guante blanco y manciones de lujo a costa de la miseria y la ruina del ser humano.
    Tengo que decir que las religiones son parte activa de este entramado, en el caso del Islam, mantienen marginada a la mujer y tambien contribuye a entorpecer el desarrollo de los pueblos sometidos por de la religión, prohibiendo en muchos casos el acceso de la mujer a la cultura, sin la cultura difícilmente los pueblos pueden levantar cabeza.
    Pienso que las religiones cuando entran de lleno en la política de los pueblos difícilmente se podrá llegar a una democracia plena, no solo me refiero a las creencias islámicas, sino tambien la demás Iglesias incluida la Católica, parten de la base de las prohibiciones, los miedos y en definitiva minan la voluntad de las personas.
    Hay muchas atrocidades hechas a travéz de los tiempos en nombre del Dios de cada religión y lo peor es que no tiene visos de solución que seria la laicidad absoluta de los estados y sus Gobiernos. Tiempo al Tiempo

  2. Gracias lobisón por tu esperanzador artículo.

    Creo que la democracia en los países árabes se materializará en el largo plazo. Sin embargo, a corto plazo hay dos fuerzas importantes que actúan en su contra; el alza de precios los alimentos y el fanatismo de los islamistas. Como telón de fondo del alza de los precios de los alimentos está el crecimiento de China, de la India y otros países emergentes, así como la pugna por el liderazgo mundial entre EEUU y China

    Creo que sin desarrollo económico en un plazo muy breve, la ilusión por la democracia de estos movimientos se diluirá y dará pie al fortalecimiento de movimientos radicales como ha ocurrido en la franja de Gaza. El desarrollo económico a corto plazo es muy difícil. Así pues con mucha probabilidad entramos en un quinquenio de fuerte inestabilidad política y con posible derramamiento de sangre en los países árabes.

    Hoy en el Cairo, hay muchas más mujeres paseando cubiertas con sus vestidos tradicionales que hace diez años.

  3. Gracias por el artículo. Si quieren saber lo que opina el gran estalinista lacaniano sobre la cuestión, veánlo en acción (y razonablemente aseado) http://www.youtube.com/watch?v=29NffzEh2b0 . Resumiendo, cuenta que estas revueltas son el claro ejemplo de que el multiculturalismo es una chorrada, pues, por un lado, las movilizaciones han desatado un movimiento universal de solidaridad, de todos aquellos que creen de verdad en la democracia (Aznar no, por lo visto). Por otro, porque la movilización obedece a unos principios universales: dignidad, justicia económica, libertad… Y parece que Irán se mueve algo, pero como bien plante Lobisón, el hecho de q la Guardia Republicana tenga mucho q perder, hará la lucha más dura.

    Trigo Limpio, se ha matado en nombre de las religiones sí… y del ateismo… Quitando el nazismo, no creo que haya muchas ideologías intrínsecamente malas, sino mucha gente mala haciendo uso de ideologías y religiones para dar rienda suelta a sus ansias de poder, camufluando esas ansias con nobles valores.

  4. Excelente artículo, Lobisón. En efecto, han pasado muchos años desde que Mubarak se dedicó a descabezar a los Hermanos Musulmanes con bastante éxito. Estos, fundados en 1928, querían independizarse de los ingleses y lo unían a su concepción de Estado Confesional musulmán. Son muy anteriores a Al Qaeda y no tan fanáticos. Fueron diezmados por Mubarak que así ganó la respetabilidad de Occidente, adquiriendo patente de corzo para eliminar toda clase de oposición mientras las democracias occidentales miraban para otro lado. Pero en Egipto ha surgido una joven generación de clase media, que han ido al Liceo Francés, al American School o al British Institute y después han ampliado estudios en el extranjero. No olvidemos que el máximo autor del magistral atentado del 11-S de Nueva York era un estudiante egipcio de ingeniería en Hamburgo. Pero, otros jóvenes menos iluminados, en cambio, se han colocado en empresas occidentales con sede en el Cairo o Alejandría. Uno de ellos, directivo de Google, es el máximo organizador de la revuelta callejera de El Cairo y esa revolución él y sus colegas la llevan organizando mediante Facebook y Twitter desde hace varios años. Lo genial es que supieron conectar con la gente de los suburbios más pobres y movilizarlos. El año pasado convocaron varias manifestaciones en sus propios barrios, fuera del control de la policía. Es decir, la policía llegaba cuando la manifestación se había dispersado.
    Los Hermanos Musulmanes se han visto sorprendidos y se han unido a este movimiento.
    El periodista Roger Cohen fue el primero que dictaminó que esta revolución puede moverse entre dos extremos: la revolución de 1989 de los países comunistas del Este europeo y la revolución de 1979 de Irán que destronó al Sha. La primera trajo la democracia a los países del Este europeo, mientras que la segunda trajo la teocracia chiíta. Yo creo que la revolución egipcia va a tender mas hacia una democracia occidental aunque sin dejar de tener una religión oficial a la que rinda cierta pleitesía. Como escribe Lobisón “Los ayatolás han conseguido desacreditar la idea de que el islamismo es la respuesta al autoritarismo corrupto en los países musulmanes.” El Sha cometió el inmenso error de oponerse a la religión y eso llevó al protagonismo de la misma en la revuelta. No es el caso de Mubarak que nunca se metió con la casta sacerdotal egipcia. La revolución egipcia la protagoniza una joven generación educada con aspiraciones liberales. Puede que muy posteriormente los Hermanos Musulmanes formen un partido de derechas afín a la observancia del Corán, pero tendrán que ganar las elecciones frente a un partido laicicista.

  5. Acabo de ver en las noticias que la revolución generacional egipcia ha alcanzado a Irán. Me temo lo peor, pues Amadineyah y sus Guardias revolucionarios están dispuestos a que corra un baño de sangre al estilo de Tiananmen. Tiene a Allah a su lado.

  6. España ve “muy grave” la detención del cónsul en Irán
    Exteriores convoca al embajador iraní, cancela la visita de un cargo iraní e informará a la UE.

Deja un comentario