Fuera de juego

Aitor Riveiro

Conducido de nuevo por el método ensayo-error, decidí reunirme con los que quisieran hacerlo para explicarme su punto de vista. Y de pronto descubrí que había muchos puntos en común. Nadie estaba a favor del todo gratis, estaban de acuerdo en reconocer los derechos (y obligaciones) del autor frente a su obra, y a todos les parecía correcto buscar una manera ágil y eficaz de hacerlo. Yo, por mi parte, reconocí que el modelo de mercado necesitaba ser ampliado y corregido, que la oferta legal no era suficiente, y que compartir archivos con libertad era algo inamovible y deseado por todos.
(Alex de la Iglesia, dimisionario presidente de la Academia del Cine, ayer)

PSOE, PP y CiU acordaron el pasado lunes dar vía libre a la conocida como ‘ley Sinde’, que no es más que una modificación de la Ley de Propiedad Intelectual que el Gobierno calzó en la Ley de Economía Sostenible allá por marzo de 2010.

Pese a lo que muchos han contado en los medios de comunicación tradicionales, la enmienda pactada por los grupos en el Senado no confiere mayores garantías legales a los usuarios de Internet ni a los administradores de páginas web o blogs. En todo caso, la modificación amplía por un lado la cobertura de las actuaciones de la futura Comisión de la Propiedad Intelectual, al ser un juez el encargado de exigir a los proveedores de servicios la filiación del supuesto profanador de los sacrosantos derechos de autor, y por otro alarga la agonía de un sector que vive anclado en la linotipia y que, cuando se quiera dar cuenta, no tendrá nada ni a nadie a quien vender.

Con todo, la probable aprobación de la ‘ley Sinde’ solo dañará a quienes consideran que Internet y los nuevos dispositivos móviles son un lugar donde publicitar su producto y ofrecer pequeñas píldoras que enganchen a los consumidores para que acudan a sus tiendas físicas, sean cines, librerías o grandes almacenes. Toneladas de creadores de las más diversas vertientes culturales e informativas podrán proseguir sus andanzas sin miedo a que lo que sucede en Internet trastoque sus planes en el Mundo Real.

Un ejemplo podría ser el dramaturgo, periodista, novelista y, ahora director-dueño de revistas, Hernán Casciari, un argentino radicado en Lleida que junto con uno de sus amigos de toda la vida (el Chiri) ha fundado un proyecto que durante meses ha llenado de ilusión a miles de personas en todo el mundo hispano: Orsai.
Casciari siempre defendió en sus columnas de El País y La Nación, así como en cualquier tribuna en la que le dejaban hablar, las bondades de la libre circulación de la cultura. No solo desde un punto de vista teórico, en tanto que liberadora de las mentes oprimidas o exportadora de conocimientos a otros lugares del mundo. El argentino pensaba, y así lo decía, que aprovechar las ventajas de la Red no podía más que traer beneficios económicos para quienes pensaran desde Internet y para Internet.

Un día decidió abandonar todos sus trabajos y colaboraciones y centrarse en lanzar una revista impresa, de calidad tanto en la forma como en el fondo, sin publicidad, con un precio adecuado a cada país según su renta, distribuido puerta a puerta. Es más. Casciari y Chiri decidieron poner a la venta la revista antes incluso de que los contenidos estuvieran decididos y, por supuesto, solo cuando el lector abriera el número podría comprobar qué se contaba allá dentro.

Por último, Casciari avisó: una vez que la revista esté cerrada, impresa y distribuida, la regalaremos en Internet. Gratis a todo el mundo. Con el mismo diseño, los mismos textos e idénticos dibujos.

El número 1 de Orsai, que a servidor le llegó poco después que los Reyes Magos, ha vendido 10.080 ejemplares en todo el mundo y ya ha dado beneficios a sus dueños después de pagar sus honorarios a autores de la categoría de Juan Villoro, Nick Hornby y otros cuantos que no diré para no destripar el misterio que sus editores pensaron que funcionaría (y vaya si funcionó). El número 2 se espera para abril y será elección de cada uno si lo compra o lo disfruta gratis.

¿Cuál es el secreto de Orsai? En primer lugar, el concepto en sí. Somos muchos, amantes o no de las nuevas tecnologías, los que aún olemos los libros la primera vez que los abrimos. Somos unos cuantos también los que pensamos que se puede leer en una pantalla pero que el soporte papel es aún superior en muchos casos. Existe, en fin, un grupo irreductible de personas dispuestas a pagar por un producto bueno.

En segundo lugar, Casciari realizó durante meses un trabajo de mercadotecnia que debería estudiarse en las universidades. Desde su blog y desde su cuenta de Twitter fue enganchando, casi uno por uno, a los 10.080 compradores que son (somos), además, amantes del papel, de las buenas historias y de los precios ajustados. El productor salió a buscar a su cliente allá donde se encuentra (Internet) y le atrajo, en lugar de esperarle donde quiera que estuviera antes.

Orsai tiene, además, un subtítulo: “Nadie en el medio”. Para los que sepan de fútbol el juego de palabras es obvio; los que no pueden quedarse con la literalidad. Casciari y sus colegas renegaron de los intermediarios y legaron la distribución a particulares o libreros que se comprometían a pagar por adelantado un producto y a no encarecerlo en exceso para hacérselo llegar a un lector que, además, sabía cuánto costaba en origen.

La confianza entre el editor, el autor y el lector-distribuidor fue, sin duda, la clave de bóveda que cerró el círculo y cogió en fuera de juego a los que claman por la muerte de no se sabe muy bien qué.

Post data: Queda terminantemente prohibido memorizar los textos que se publican en esta revista. Los mismos pueden ser archivados, copiados, fotocopiados, manipulados y distribuidos por cualquiera, sin citar la fuente, en el soporte que fuere, con la única ex- cepción de la memoria. Memorizar es el nuevo delito del siglo ventiuno. La revista Orsai es un medio gráfico de Editorial Orsai SL, una empresa familiar española que algún día será de Nina. Su director es Hernán Casciari. Se imprimieron 10.080 ejemplares del nú- mero 1 (correspondiente a enero, febrero y marzo de 2011) en Arts Gràfiques Bobalà, de calle Sant Salvador 8 de Lleida, Cataluña, España; y en la imprenta Mundial, de calle Cor- tejarena 1862 de Buenos Aires, Argentina, en el mes de diciembre de 2010. Me obligan a decir, aún a riesgo de aburrir a los lectores, que nuestro ISSN es el 2014-0150 y que el depósito legal es el L-1382-2010. Mi abogada me aconseja dejar constancia de que la opinión de los autores no refleja necesariamente la mía, porque soy el editor responsable, etcétera. Pero en este caso no es así; será por una cuestión generacional, pero yo pienso lo mismo que los autores de este número, por lo tanto suscribo cada palabra. Por último, me recomiendan decir que la marca “Orsai, nadie en el medio” está registrada. Y es verdad en parte. Por cuestión de tiempo, la pudimos registrar en algunos países, pero en otros todavía no. El que quiera adelantarse por maldad para después hacernos juicio, va a tener que mover el culo y averiguar. No podemos hacer todo nosotros. Nunca sé cómo terminar estos textos, no sé si hay que saludar o no. Bueno, nos vemos. Chau. Colgá vos.
(Hernán Casciari, Orsai, número 1)

15 pensamientos en “Fuera de juego

  1. No creo que el proyecto que lleva adelante Hernán Casciari vaya a ser intervenido por la Ley Sinde porque diga con respecto a su proyecto empresarial: “Queda terminantemente prohibido memorizar los textos que se publican en esta revista. Los mismos pueden ser archivados, copiados, fotocopiados, manipulados y distribuidos por cualquiera, sin citar la fuente, en el soporte que fuere, con la única ex- cepción de la memoria. Memorizar es el nuevo delito del siglo ventiuno.”
    Ya que todos sabemos que la capacidad de almacenamiento de un cerebro es limitada y si se estima necesario ya que el anfitrion nos autoriza expresamente a memorizarlo,y como tenemos la facultad tecnica de hacerlo en un disco duro,cd,dvd,pendrive o cualuier otro soporte natural como un papel impreso,pues lo haremos.
    Otra cosa es que los que tienen la venta de “los soportes”(CD,DVD,archivo),vean como por “arte de magia” trabajan por amor al arte ya que hay individuos que se dedican a copiar sus materiales y distribuirlos a sus amigos y como todo el mundo sabe en internet le salen a uno amigos a porrillo.
    ¡¡Que bonito es tener amigetes que evitan que pages cualquier producto que pueda ser distribuido por arrchivo en internet.
    ¡¡No es no es pirateria ,eso es volver a la epoca hippy y vivir en comuna libertaria espacio virtual!!
    ¡¡¡Hacer el amor y no la guerra!!!
    ¡¡No trabajar y que te lo den todo hecho!!.

    ¡¡Que putada que uno no se pueda uno bajar de internet un bocata de calamares y sacarlo calentito por la impresora con CocA Cola porfavor!!!!!

  2. Hay artistas callejeros que se gana la vida haciendo cinco funciones diarias en los parques y las plazas: la gente se para y les paga la voluntad.

    Hubo genios que vivieron prbres y pobres murireron, en la miseria, y aún así han pasado a la historia del arte, Modigliani, Mozart, Van Gogh.

    Otros dejaron una cómoda vida familiar y burguesa y acabaron perdidos en las antípodas, amancebados en un cabaña de juncos: Rimbaud, Cézanne…

    Hay consejeros delegados de multinacionales discográficas y grandes productoras que viajan en jet privado y nos amenazan con la muerte de la cultura si la gente deja de pagar 38 euros por un CD de 8 canciones de Chenoa y la SGAE no puede clausurar webs y denunciar a ciudadanos que ponen música en su boda o comparten cine por la web.

    Hay ministras de cultura de un gobierno democrático que se atreven a sugerir quien debe ser el nuevo presidente de la academia de cine española.

    Para la ministra Sinde, Iciar Bollaín es la sucesora “natural” de Alex de la Iglesia. La titular de Cultura está segura de que la Academia de Cine tiene los mecanismos necesarios para “un relevo en la presidencia de la misma talla y el mismo prestigio”

    Que cada cual se haga su composición de lugar.

  3. No se por que Sedicente se escandaliza por tener que pagar 38 euros por un CD de 8 canciones de Chenoa ,si con tener 38 amigos a los que pasrale la copia del mismo con caratula de impresora y cobrandoles 2 €,le puede sacar hasta beneficio.

    Claro esta que si distribuyes copias del Miro que tienes colgado en la pared de tu casa,tienes que tener en cuenta que distribuir copias falsas esta penalizado por la justicia ,aunque los vendas por 2€…..en fin,yo te aviso por si se te ocurre hacerlo…jeje.

  4. No sé si esto tine relación con el artículo de hoy, pero como, aparentemente, la cosa tambien puede que termine aflorando a una cantidad importente de “artistas” en “fuera de juego”, lo traigo. A algunas personas habría que darles el Goya a los mejores artistas secundarios. Tan secundarios que ni ellos mismo lo sabían.
    http://www.elpais.com/articulo/andalucia/magistrada/caso/Mercasevilla/amplia/investigacion/ERE/2003/elpepiespand/20110125elpand_5/Tes

  5. Lógicamente “artistas” son unos y “actores secundarios” otros.

  6. Ahora se pretende que para cobrar la pensión hay que trabajar 40 años y en los ERES de Andalucía algunas se cobran sin haber trabajado ninguno.

  7. A ver que me entere
    Casciari (por cierto, cargante donde los haya, no hay mas que leerle) lo deja todo y funda una revista
    Revista de la que vende 10.000 ejemplares
    Revista que paga a sus escritores
    Y que deja beneficio de X por ejemplar, lo que suponemos que permite vivir a casciari (con que deje 1 centimo de beneficio por ejemplar, casciari ya tiene 12.000 euritos al año, eso si, habrá que ver la estructura de costes, no sea que haya que vender cada revista a 120,1 euros).

    Maravilloso y fantastico, bien por casciari, bien por los compradores de la revista y bien por la cultura libre y todo eso.

    Ahora eso si, si la tirada desciende a la mitad porque todo el mundo al tercer número decide que se la baja de internet, que sale mas barato

    a) Casciari dirá,”el mundo no estaba listo para mi generosidad, me vuelvo al pais y a la nación” -por twitter y en su pagina web-
    b) Cabrones que morro teneis.-por twitter en su pagina web, usando wave o cualquier herramienta de software, libre por supuesto-.

    Y es que e, el trabajo tenemos cafetera, que pagamos todos a escote asi como el suministro de cafe mensual, y nos lo pasamos tan estupendamente… pero a niguno se nos ocurre decir que este sea el futuro del sector hostelero y restaurador.

    Hala

  8. Hombre,Sicilia no te creia capaz de ser tan duro,pero gracias has puesto lo que en mi anterior comentario solo lo ven los que saben leer entre lineas,gracias Sicilia,tomate una tilita a mi salud con unas risas….JAJAJA…que nervios.

  9. Joer, Amistad, llevas hoy ya tres comenatrios y aún no te has metido con el PP y los tontos de los cojones.

  10. Gracias Aitor un intento de adaptarse exitoso por ahora.

    Es sorprendente ver como los dirigentes socialistas, una vez que han cometido un error, insisten empecinadamente una y otra vez hasta que lo sensato, lo racional y las fuerzas del mundo global en el que vivimos, se imponen. Alex de la Iglesia estaba fomentando un dialogo en el que los creadores, internautas y medios hallaban puntos en común; la retribución del creador de acuerdo con los nuevos medios de Distribución; no buscaba remansos de protección artificial en la SGAE ni en el canon digital como es lo que busca Sinde con su ley.

    La ley Sinde va a quedar obsoleta en un periquete cuando los servidores salgan de España y Europa legisle más de acuerdo con los nuevos medios de distribución.

    Un nuevo creador nunca estará del lado de la Ley Sinde, ni de la SGAE, ni del canon digital porque reconocen el terreno en el que se mueven. Los Alaskas, Pedros Almodovar y Antonios Vega de hoy están tocando en pequeños garitos que se conectan a internet, escribiendo en blogs especializados y creando desde este medio. ¿Como van a limitarlo si es para ellos su medio vital?

    En fin, una más de un gobierno demasiado alejado de lo que pasa en la calle. Una pena.

  11. No me digas Conjunto Abeliano que por la calle pasan archivos de peliculas ,canciones,libros,programas como si fueran vehiculos de automocion,bueno si tu lo dices,espero que en el proximo botellon no me encuentre con un archivo de alguna pelicula de Charles Bronson….uy que miedo,claro es que este Ziluminatius esta alejado de lo que pasa en la calle….no puede ni ir al cine y ahora va a ser el mas perjudicado porque no se podra bajar las peliculas desde peliculas yonkis…es que es un santo incomprendido este hombre,este hombre bueno que fuma por las noche en la puerta de la Moncloa,con el frio que hace…..jeje.

Deja un comentario