Fruta Barça, oé!

Senyior_G

Desde finales del mes de enero la Generalitat de Catalunya ha iniciado una campaña para fomentar el consumo de fruta en los colegios financiado por ella misma y por la Unión Europea. Una semana al mes les dan fruta en el colegio y se desarrollarán otras actividades complementarias. Hasta ahí todo bién, de hecho lo suyo sería que todos los niños desayunaran en el colegio todos los días, pero por algún sitio se empieza.

Sorpresa fruitolística.

Como otras campaña va acompañada de cartelería y folletos. Se me llevaron los demonios al ver que en la agenda de mi hijo de P-4, tenía no uno sino dos trípticos sobre la campaña “Els teus cracks preferits MENGEN FRUITA”, ojo “Per jugar partits[1], y los cracks son evidentemente jugadores de fútbol y evidentemente del Barça.  No sé si fue casualidad o que pero me llegaran dos folletos. Digo lo de casualidad porque soy perico, es el otro equipo de por aquí. Pero eso es lo de menos, me parece una campaña nefasta en cuanto a educación, para empezar por lo de meterme al Barça no ya hasta en la sopa sino hasta en la fruta.

Llevo a mi hijo a un cole puramente público entre otras cosas para que reciba una educación laica o como mínimo aconfesional y no me gusta irme encontrando por el colegio el escudo del FC Barcelona como no me gustaría encontrarme crucifijos. Estoy harto del papel del fútbol en España y sobre todo del Barça en la sociedad catalana, es enfermizo.

De todas formas los jugadores de Barça si son la imagen de algo no sería de comedores de fruta, ¿les suena a parte de lo de Alves y el plátano ver jugadores del futbol comiendo fruta? Si relaciono a los jugadores de élite con algo sería con comer en restaurantes muy caros, llevar cochazos, ir con un tipo determinado de mujer, fomentar el consumismo, vestir de forma ostentosa, … y no ir del todo finos en los temas con hacienda por lo menos 2 de la foto que eran Messi y Neymar. Esa hacienda que recauda entre otras cosas para tener políticas educativas en condiciones.

Quejándome que es gerundio.

Escribí un correo al colegio mostrando mi sorpresa si no se había quejado otro padre o miembro de la comunidad educativa por la propaganda. Entendía que era una campaña de la Generalitat. Pero que yo si que estaba disgustado y que el Senyoret_G (4 años) conoce muchas frutas pero ningún jugador del Barça, de hecho tampoco de ningún otro, y que le diría mucho más cualquier persona vestida de bombero, cocinero, barrendero o de Spiderman. Así que más que una campaña a favor de la fruta la percibía como otra campaña a favor de fútbol masculino y del Barça.

Todo esto sobre los niños de infantil, pero hay más argumentos sobre los de primaria (6 a 12 años), y más en un colegio como el de mi hijo donde tienen la norma de que no puede llevar la camiseta deportiva al colegio salvo cuando su equipo gana algún título. Contradicción. 

Tuve respuesta, que gracias por opinar y que lo pasarían a la comisión de la fruta, que no sé si lleva un tal Napoleón. Bien y correcta. 

Últimamente mi hijo dice que es de equipos de fútbol. Empezó diciendo que del Madrid. Si le pregunta que si del Atlético o del Real que del Madrid real. Decía porque se podía acordar. Y ahora ya le van metiendo lo del Barça.

A deseducar que es infinitivo.

Pero hay más temas que hacen que quizás se eduque en el consumo de fruta, cosa que dudo, pero se deseduque en otros: 

  1. En la tolerancia al otro y los gustos del otro. En Catalunya se hace como si ser catalán pasase por ser del Barça[2] y no se piensa que se pueda ser de otros equipos. Cuando yo era pequeño había chavales del Real Madrid, los sigue habiendo, pero también del Betis o el Sevilla. Y sí, algún perico pero menos. ¿Pero como se le puede a un niño normal ocurrírsele no ser del Barça si se lo dice el colegio?
  2. En que todo pase por el fútbol y sea lo único admirable. Para esto somos muy españoles. Me parece funesto tanto lo del Barça como lo del fútbol desde el espacio público: televisiones y radios públicas, campos municipales, subvenciones directas o encubiertas,… y ahora el colegio.
  3. Que no haya otros deportes ni otras profesiones que los niños admiren. Insisto a mi hijo le dice más uno cocinero, un bombero o barrendero que un futbolista a día de hoy, pero si le siguen insistiendo pues igual cambia. Pero yo es que soy de los que piensan que lo normal es que a un niño le guste la fruta.
  4. Que la mujeres también son gente importante. A mi hijo también le dirá mucho una barrendera, una bombera o una cocinera y ya no digamos su pediatra. Porque está es otra, se acaban colgando en el colegio como modelos solo a hombres, como es verdad que ya pasa en la tele que parece que sea todo un hito feminista que haya periodistas mujeres en eventos deportivos masculinos. Esto y lo de ver chicas jóvenes que tragan con el rollo y vayan con  camisetas de Barça o del Real Madrid me irrita.
  5. Por que hay que respetar unos horarios a ciertas edades como bien dijo en su momento la consellera de educación Irene Rigau con las colas para la compra para el concierto de Justin Bieber. ¿Con los horarios del fútbol a las tantas como puede ser un referente para un niño de P-4?
  6. Porque no es que no me guste el futbol, es que todo tiene su sitio y su espacio y no lo puede ocupar todo. Espero que en el colegio le den todo tipo de referentes no más de lo mismo. Educar tiene muchos sentidos y para mi el valor del colegio público es grande y creo que más Barça en la escuela va contra ello.

Puerta de entrada al mecenazgo educativo.

La semana pasada en la misma línea había otro visita de la fundación Cruyff con la del Barça a un colegio del distrito para hacerles llegar su ayuda para la reparación del patio de un colegio. Esto es imparable, son cosas típicas de países del tercer mundo o del menos impuestos y ya haremos mecenazgo. No me extrañaría que esto fuera el primer paso para que sigan no ya con el Barça si no con empresas privadas un poco como lo que hizo el Barça con su camiseta, primero la Unicef que es bonito y luego ya Qatar. Para que me entiendan.


[1] “Tus cracks preferidos COMEN FRUTA”, “PARA JUGAR PARTIDOS”.

 

[2] Hasta Arcadi Oliveras lo hacía en una conversación con Ovejero Lucas en El Viejo Topo.