Fin de campaña

Millán Gómez 

La campaña electoral ha terminado. El testigo pasa ahora al pueblo, quien tendrá la responsabilidad de elegir a los representantes políticos españoles en el Parlamento Europeo. Hemos asistido a una campaña con un aceptable eco mediático aunque según todos los expertos la abstención será la gran protagonista. Ha sido una campaña agria y caracterizada por el duro debate entre los candidatos del PP y los del PSOE. La distancia entre ambos es innegable y más si el PP elige como candidato a un político anclado en las catacumbas y alérgico a las libertades.

A pesar de que apenas hemos escuchado a los diferentes partidos hablar de propuestas, los electores sí saben lo que defienden cada uno. Los planteamientos de cada uno están meridianamente claros y no podemos decir que haya un sector importante de electores que vayan a votar por una iniciativa novedosa con respecto a promesas ya anunciadas con anterioridad.

 

Tanto el PP como el PSOE se juegan bastante en las elecciones europeas pero tampoco es una cita clave para ellos. La presumible alta abstención provocará que las reflexiones posteriores al escrutinio final deberán ser realizadas con cierta altura de miras y relativizando los datos. Sería un error extrapolar los resultados de unas elecciones europeas a unas generales porque lo que se vota es diferente y, sobre todo, porque la participación es mucho más alta cuando lo que se elige es el presidente del Gobierno. Si los partidos leen en clave nacional lo que dictaminen las urnas estarán cometiendo una irresponsabilidad. Cada una de las elecciones es una cita totalmente diferente a la anterior y tampoco tiene relación directa con la inmediatamente siguiente.

  

De todos modos, podremos pulsar la fuerza actual de cada uno de los partidos. Estaremos especialmente atentos a cómo le afecta al ejecutivo socialista la crisis económica y qué fuerza tiene el PP como alternativa de gobierno. El descenso del paro por vez primera después de catorce meses consecutivos de crecimiento del desempleo llega como agua de mayo para el PSOE que ya tiene fundadas esperanzas de que nos encontremos ante el principio del fin de la crisis. El PP ha reaccionado sin el mínimo atisbo de alegría porque 24.741 personas, cada uno con sus penurias e ilusiones, hayan encontrado trabajo. No hemos presenciado ningún tipo de empatía por parte de los dirigentes del PP y eso, quieran o no, la ciudadanía lo tiene en cuenta. Capítulo aparte merece el portavoz económico de los populares, Cristóbal Montoro, que siempre que puede saca de paseo el fantasma de los “cinco millones de parados”. Como agorero no tiene precio. 

 

También ha sido una campaña totalmente bipartidista donde otros partidos como Izquierda Unida (IU) apenas han tenido cobertura. Para IU son unas elecciones atractivas porque son conscientes de que la circunscripción conjunta para toda España puede incentivar a que algunos votantes que en otras citas electorales prefieren votar a otro partido por el denominado como “voto útil” sí opten en esta ocasión por su papeleta. Se ha echado en falta una mayor implicación por parte de sus dirigentes y más al ser las primeras tras el nombramiento de Cayo Lara como Coordinador General.

  

Las diferentes coaliciones nacionalistas tampoco han enseñado la patita como si la cosa no fuera con ellos. De lo poco destacado que hemos leído durante esta campaña por parte de las fuerzas minoritarias han sido unas declaraciones de Ramón Tremosa, cabeza de lista de CiU, en una entrevista en el diario “Público” donde afirmaba que a Catalunya le ha ido mejor “cuando CiU estaba en la Generalitat y el PP en la Moncloa”. Toda una declaración de intenciones de cara a las autonómicas catalanas de 2010. Es triste que lo más relevante que hayas escuchando de un político no tenga relación directa con lo que realmente debería ser importante en este momento, las elecciones europeas de este domingo.

  

Existen muchas maneras de expresar hastío con la clase política pero la mejor forma no es absteniéndose. Muchas generaciones anteriores no han podido disfrutar durante años o incluso durante toda su vida del derecho al voto. Votar es el mayor privilegio que tiene un ciudadano y el modo más importante de decidir el futuro de la sociedad que te ha tocado vivir. Si no votas, tus críticas posteriores no tendrán tanta legitimidad.  

 

España se ha modernizado y ha mejorado desde su integración en la Unión Europea. Es un proyecto común y, sobre todo, moderno que implica derribar fronteras entre nosotros y cooperar, concepto este último básico en toda buena gestión política. Cuestiones como la agricultura, la pesca y un nuevo modelo productivo común están en juego mañana domingo. Hay que mirar la botella siempre medio llena. ¿Por qué no pensar que si mañana hay una fuerte participación eso supondría una mayor implicación de los partidos políticos hacia Europa y se la tomarían de otra manera? Podemos darles una lección. Porque, visto lo visto, los políticos no se han sentido aludidos ante la falta de interés hacia estas elecciones y no lo han interiorizado, como así debería ser, como un castigo hacia ellos. Es más, se han contagiado y parece que ni les va ni les viene. 

 

17 pensamientos en “Fin de campaña

  1. Con permiso de Millán, quiero desde DC rendir un pequeño homenaje a esta heroína ecuatoriana indígena que acaba de morir. Mientras en este mundo de opulencia en el que nos ha tocado vivir, nos desgañitamos quejándonos de la crisis, nos insultamos unos a otros tirándonos a la cara los falcon o los gurtel, hay gente perdida por el mundo, de cuya existencia ni nos enteramos, que vive en la más absoluta de las miserias y que no pierde la fe ni la energía para luchar por un mundo mejor.

    http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/Transito/Amaguana/lider/indigena/ecuatoriana/elpepinec/20090606elpepinec_2/Tes/

  2. Estoy de acuerdo con Millán: para que las cosas cambiasen deberían ser los ciudadanos los que mostraran su interés en que así sea votando en masa y exigiendo a sus representantes en Bruselas y Estrasburgo que construyan Europa más rápido y sin olvidar su dimensión social y política. Pero no es así y la Unión Europea trae muchas cosas buenas – algunas perceptibles (Erasmus, Champions League) y otras menos (volar es mucho más barato gracias a la UE) pero apenas se siente, con nuestros políticos siempre listos, como admitió Zapatero hace no mucho, a apuntarse el tanto en el casillero propio cuando la UE hace algo bien y a achacárselo a Bruselas cuando no, como si ellos no constituyeran el núcleo duro de la tal Bruselas.
    En fin, mañana vamos a votar cuatro gatos al punto que temo que batamos todos los records de abstención. Después de lo del PP en Madrid en las locales de 2007 y el PP gallego en las últimas, ya no es posible aseverar que la bajísima participación será más dañiña para el PSOE. Veremos. Yo con perder por un máximo de dos escaños, y no parece probable rebasar esa diferencia, me conformo. Lo lógico sería ganar teniendo en frente a un partido tan escorado a la derecha y tan corrupto. Pero claro, lo lógico dada la profundidad de la crisis, sería que te den un serio revolcón, como les va a pasar a casi todos los que gobiernan en Europa. Veremos hacia donde se inclina la balanza pero si yo fuera mileurista en una empresa privada tendría claro que ni de suerte votaba al PP, además de todo lo anterior, por motivos particulares: cuando todo el centro derecha mundial coincide con las recetas de Zapatero para salir de la crisis, éstos de casa erre que erre con los Reaganomics y el manual del neocon aplicado a la economía.
    Por otro lado, que el PSOE gane sería un gusto pero… a ver si nos van a tumbar a Rajoy, máxima garantía de triunfo en 2012!

  3. Gracias, Millán.

    Razonamientos análogos al tuyo me han hecho caer otra vez: sí, confiesto que he votado, como el poeta. A sabiendas de que lo que metía en el sobre era mercancía averiada. No es que me enorgullezca de ello, pero tantos siglos sin poder opinar tiñen el derecho con el matiz del privilegio; y quién renuncia a un privilegio (aunque sea solo un matiz) a estas alturas… Pero no estoy de acuerdo contigo en cuanto a la abstención: a mí me parece que una abstención informada es una opción perfecamente racional y legítima, sobre todo en nuestras circunstancias. Hombre, es más elegante el voto en blanco, pero no vamos a ponernos exquisitos. El votante de izquierdas que no quiera ir a lo testimonial tiene a la gente del Cayo (he visto por ahí en la cabeza de la lista a Conchi Bilbao…) y la lista de Juanfernandolopezaguilarporconsiguiente (con, en lugar destacado, una señora llamada Carmen Romero). ¿A quién pueden ilusionar esas candidaturas?

    Lo de la Unión Europea ha sido un gran invento. Hombre; atribuirle la creación de la Champions, como hace PF, es pasarse algunos pueblos, y sería más bien un demérito (en todo caso, difícil ver la relación entre Europa y el “més que un Club”, esa extraña agrupación de franceses, argentinos, albaceteños, cameruneses y brasileños en que, según parece, reside la quintaesencia de la catalanidad). Bueno, lo dicho: que la Unión Europea ha sido un gran invento; para España, en particular. ¿Qué otra aspiración política es verdaderamente “nacional”, y aglutina a nuestros nacionalistas de toda laya y a los que no lo son? En Europa nos encontramos y reconocemos; para algunos, es la vía a través de la que se llegará a diluir la odiosa lacra española; para otros es la instancia que permite mantener lo español como marco de referencia en un proceso conducido por los Estados.

    Por eso da tanta pena que vaya tan mal.

    Abrazos para todos.
    _____

    De ayer. Me apunto a la idea de una revolución cultural doméstica, pero os veo modestos en cuanto a la población objetivo: enviemos a la zafra a nuestros concejales, periodistas, obispos y mulahs, miembros de consejos de administración y a Iñaki Anasagasti.

    Y sobre las fotos: interesante polémia Cicuta/Polonio. Berlusconi es exactamente lo que parece: un chulo putas y un mafioso. Dicho esto, a mí me chirrió la violación de su intimidad. Si hay delito, al fiscal: si no, creo que la publicación del trabajo de un paparazzo sobra. Salvo que demos la razón a Polonio y convengamos en que Italia se ha convertido ya en una dictadura sin remedio posible. Pero ahí están, en la UE…

  4. No la liemos, Teoura: a mi Carmen Romero sí me motiva a votar, por simple coherencia en su trayectoria. Y la entiendo mejor que a Juan Fernando.

    Lo que es indudable es que la política europea no interesa, pero no creo que sea por falta de información o porque todo es muy complicado. El primer problema es que la Comisión no es un gobierno elegido por el Parlamento, el segundo es que no hay un liderazgo claro que permita saber a dónde queremos ir como UE, y el tercero que en ausencia de una estrategia europea (visible) contra la crisis es más fácil castigar al gobierno nacional.

    Y lo peor es que estos males se van a agravar a consecuencia de los (previsibles) resultados de las elecciones. Sálvanos, Obama, haz un milagro!

  5. Estas elecciones seran una catarsis para los partidos politicos.
    PSOE mantendra el equilibrio y no se caera.
    PP lograra sus objetivos demagogicos ,pero su propio EGO les llevara por un camino tortuoso lleno de corruptos en cuarentena.
    IU comprobara que ni tan siquiera con el sistema de unica circuscripción,su formación politica, tiene recorrido.
    De los demas solo decir que cada uno aguantara su vela.

    Yo voto,yo no soy tonto….jeje.

  6. Me despiertan una ternura inclasificable ,esos ciudadanos de izquierda que se abstienen porque no encuentran ningun partido que les despierte de su letargo.
    Siempre buscando escusas para seguir soñando ensimismados.

  7. Hola a tod@s,

    los ataques que se han lanzado el PSOE y el PP son los de costumbre. No tienen ideas y por tanto no hay nada que aportar en ese plano.
    La economía ha dejado de ser planificada desde hace un buen puñado de años y tampoco pueden los gobiernos hacer mucho para sacarnos de la crisis. Probablemente los ciudadanos se enfrentan a unas elecciones donde las referencias tradicionales se han derrumbado: no hay un modelo concreto que nos sirva de ejemplo eficiente para salir de esta situación. Los euroescépticos y los extremismos varios tienen el terreno abonado para florecer en estas elecciones. En no pocos países se va a canalizar ese voto descontento hacia estos partidos.
    Los que en este foro apuestan por “más izquierda” como salida a la crisis lo tienen muy chungo: buena parte de los partidos socialdemócratas en Europa están con muchas dificultades y medio descompuestos: Francia, Italia, UK, Alemania, etc. La socialdemocracia en Europa ha perdido su propia identidad por practicar políticas que han favorecido el liberalismo. Muchos ciudadanos se preguntan si ¿era de izquierdas el planteamiento de Zapatero, antes de ganar las elecciones, de hacer un único tramo fiscal? o si ¿es de izquierdas regalar 400 euros tanto a pobres como a ricos? ¿es de izquierdas ayudar a la banca responsable de la crisis? ¿es de izquierdas ayudar a las empresas automovilísticas? ¿por qué se subvenciona la compra de coches y no de otros productos más básicos para la subsistencia? Es más, ¿por qué se subvenciona la compra de coches tanto para los ricos como para los pobres? Y todavía más, ¿por qué tanto de coches fabricados en España como en el extranjero? ¿es de izquierdas cuestionar la gratuidad del sistema sanitario como hizo Montilla?

  8. El futbolista Bosman ganó un caso por el que el Tribunal de la UE confirmó que pese a tener su sede en Suiza, la UEFA y la FIFA estaban vinculadas por la libre circulación trabajadores en Europa. Saltaron los límites a la contratación de comunitarios y de ahí a crear un remedo de liga europea solo había un paso.
    El himno del Barca dice vengas del norte, vengas del sur, una bandera nos hermana. Otra cosa es que traten de apropiárselo los nacionalistas catalanes. Pero no van a poder: son poquísimos frente a las hordas de latinos, africanos y árabes que viven en España y son de Barcelona, y no digo nada frente a los millones de seguidores que tiene el Barca en continentes remotos.
    Es curioso que Messi, que lleva años allí, no hable una palabra de catalán y nadie se lo eche en cara…

  9. Ayer, en una de esas sesiones de zaping masoquista a las que me someto a veces, vi en Intereconomía una entrevista que le hacía aquel personaje que yo tenía olvidado, Dávila, ¿recuerdan?, a Sánchez Dragó. No se imaginan. Era a propósito de un libro de neologismos que, por lo visto, debe haber escrito SD, no sé porque solo vi un poquito de aquello. Insultaban sin parar. A Zapatero. ¿Por qué le odian de esa forma? SD dijo que había un neologismo que tenía que haber incluído, el de “ciudadasnos”, para referirse a los millones de votantes del PSOE. Los insultó de una forma que el pobre alcalde Castro, con su “tontos de los cojones”, parecía una hermanita de la caridad. Para que se hagan una idea, entre otras cosas, SD dijo que el gobierno de Zapatero era “el peor de la historia de España”. Y decía luego, ante el entusiasmo de Dávila, “sí, sí, de la historia de España; ya sé que esto suena muy fuerte porque existió Fernando VII, pero es así”. Me pasé a otra cadena.

    ¿Cómo no va a dar miedo que la gente a la que apoyan estos señores gane elecciones’

  10. Sí, es que en vísperas de la jornada de reflexión atender a gentes ansí tiene mérito. Pero no crean, además de masoquista, someterse a sesión semejante puede mover a la participación y a la “decisión definitiva del antes indeciso”. O seea, que no deja de tener didácticos y benéficos efectos la cosa. Gracias, Interecomía.

    Por cierto, gran Amistad, ¿sabes cuál es el apodo por el que se conoce a Carlos Dávila? Y no sólo por sus detractores (que somos más de cuatro), sino incluso por algunos de sus íntimos cuando estana en RNE y TVE en pleno Ansarato ….: “Cabezapolla”.

  11. Bueno. déjenme ser un poco cursi y positifo. Hace 60 y pico años un pariente mío tuvo problemas con los soldados alemanes. Acabó en la carcel de Perpinyà. Pos suerte solo tres días. Hoy sus semidescendientes y los semidescendientes del solddo alemán votamos en unas mismas elecciones para un mismo parlamento, sea o no muy útil. O decidimos abstenermos, para las mismas elecciones. No sucede, creo, otra cosa igual en otro continente, o parte de él. Algo es algo.

    Asco de blog culé…. me hace gracia PdF Otra cosa es que traten de apropiárselo los nacionalistas catalanes Señor, a mí jamás se me ocurriría decir algo semejante de mi club. Y eso que económicamente sí es así. Y que la historia señala que en él se refugia todo el facherío catalán. Hay que joderse, pero no les puedo acusar de apropiarselo porqué no es mío. No se de quien es. Pero ahí estamos, un año más en primera. Nacidos para resistir. En fin.

    No se metan con SD, por favor. Desde la muerte de Eugenio, Tip y Pepe Rubianes no nos sobran cómicos. Y yo con SD es que me parto.

    No estoy muy de acuerdo con Millán. Más allá de lo que dice sobre PPy PSOE.

    1) Cual es la campaña que consider buena de IU?
    2) No creo que el sueño de CiU sea pactar con el PP, más bien el sentido de las palabras de Tremosa es criticar aZP. Mucho talante y pocos resultados. Y pasarselo por la cara del tripartito. En cualquier caso el sueño húmedo de MAs es que el tripartito no sume, gobernar la Generalitat y que ZP dependa de sus 10 diputados. El de Duran es ser ministro. Con quien sea.
    3) D toda la campaña sólo destaca eso de todos los partidos minoritarios? Y el corredor mediterraneo? y el sueldo mínimo a 1200? Y las veces que han coincidio los socielistas europeos con los populares? La socialdemocracia europea, es la solución o parte del problema? Bueno… todos vemos con nuestras ojeras ideológicas.

    Me despiertan una ternura inclasificable ,esos ciudadanos de izquierda que se abstienen porque no encuentran ningun partido que les despierte de su letargo. Si no encuentran partido, igual es que no son de izquierdas. Igual jamás lo fueron,. Igual les saca del letargo algún populista.

    Les confesaré que me la suda quien gane mañana. Piensen que gane o pierda será bueno para el PP según Fernando. Y gane o pierda será bueno para el PSOE. Miraré atento los otros resultados. Hay muchas minibatallas que decidir en estas elecciones. Y Barroso no me cae muy bien.

    Yo votaré, y en mi decisión final influyen vientos franceses. Qué quieren que les diga si soy un “conard des coiulles” y que las europeas importan poco y uno puede jugar a sacar sus fantasías en lugar del tradicional voto disciplinado. Hoyga… y que envidia me dan los resultados de Holanda.

    Ale pues!

  12. Y no me iré a dormir sin darles, aunque no quieran saberlo, la previsión de voto del Charneguistán por el prestigioso ZEPO (Zentro de Estudios Pratxandísticos y Oberos). Según una encuesta de media persona y según sopla el viento….

    PSC entre 700 y 750 mil votos
    CiU entre 300 y 400 mil votos
    PP entre 300 y 400 mil votos
    ERC entre 200 y 250 mil votos
    ICV entre 110 y 150 mil votos
    II entre 20 y 32 mil votos
    C’s entre 20 y 30 mil votos
    UPyD entre 20 y 28 mil votos
    IzAn cerca 20 mil
    PACMA cerca 20 mil

Deja un comentario