Extrema y Dura

Julio Embid

Hizo el mundo en siete días y a Extremadura el octavo, a ver que coño salía y ese
día no había jiñado.

Cuando oigo la palabra Extremadura siempre me acuerdo del mejor grupo de rock que ha cantado nunca en castellano, los Extremoduro. Esta banda, compuesta por el Rober y sus colegas siempre ha hecho gala de sus orígenes regionales y es que llevan más de veinte años dando caña, como demuestra, por ejemplo, que su nuevo disco es el más vendido en España durante lo que llevamos de junio de 2011.

En una de sus canciones míticas[1], dicen que al animal que más quiero, es al buitre carroñero. Precisamente estos días hemos visto como varios buitres devoran un cadáver en la Asamblea de Extremadura. Un cadáver, el PSOE, que si no estaba muerto ya está enterrado, por los presuntos compañeros de viaje de Izquierda Unida de Extremadura. Pero lo mejor son los argumentos que esgrimen desde su dirección regional: que entre los hijos y nietos de los responsables de las matanzas franquistas se cuentan algunos altos cargos del PSOE; al menos en Extremadura[2].

Tiene bemoles este argumento, pues prácticamente impide a IU pactar en ningún caso con el PSOE porque nos podemos acordar de 1936 en cualquier momento. También podríamos recordar a Pizarro y a Cortés y a todos los conquistadores ya puestos, pero lo cierto es que esta legislatura va a ser insostenible en todos los aspectos. Sin IU, el PP no va a poder aprobar los presupuestos, ni recortar empresas públicas ni servicios públicos, sino, exclusivamente, designar cargos y que salga el sol por Olivenza. Pero como dicen los Extremo, ya han concretado la fecha de su muerte con Satán[3], ya que nadie puede creerse ya las promesas vacías de Cayo Lara sobre lo activo y lo pasivo[4].

 Pero aquí surge una cosa nueva y es que un partido con representación y con la potestad de poder imponer su programa político, de gobernar y de cambiar las cosas decide voluntariamente no hacerlo. Siempre he dicho que un partido sin representación parlamentaria no es un partido sino una sociedad gastronómica. Hoy afirmo que un partido sin voluntad de mandar (DRAE mandar: 5. Encomendar o encargar algo.) es una incongruencia, pero es que donde no hay mata, no hay patata.

La otra lección que se aprende de esto es que el año que viene, los socialistas andaluces solo gobernarán si obtienen una mayoría absoluta en el Hospital de la Cinco Llagas, porque si no, por activa o por pasiva, Arenas será el presidente.

Bonus Track: En Oregón, no hay mal que por Biel no venga


[1] http://www.youtube.com/watch?v=bxO_MzLIWhc

[2] Ver el punto 4 de la Carta a la Ciudadanía Democrática http://www.iu-extremadura.es/index.php/carta_a_la_ciudadan%C3%ADa_democr%C3%A1tica._%C2%BFpor_qu%C3%A9_iu_va_a_abstenerse_en_la_sesi%C3%B3n_de_investidura_

[3] http://www.youtube.com/watch?v=SzPHgmVhdes

[4] http://www.youtube.com/watch?v=_CufVDbUFpA&feature=player_embedded