Exclusiva DC: la hoja de ruta equidistaní

Aitor Riveiro

Hoy se reúnen en La Moncloa el presidente del Gobierno y el líder de la oposición tras el anuncio oficial del fin del alto el fuego permanente de ETA. Llevo unos días un poco desaparecido del blog porque he estado haciendo un trabajo de investigación digno de Woodward y Bernstein: tengo en mi poder el documento maestro, la hoja de ruta, del nuevo pacto antiterrorista que deberían firmar Zapatero y Rajoy para contentar a las masas enfervorecidas, que piden sangre, dimisiones y rectificaciones; sobre todo, rectificaciones.

Dicha hoja de ruta es la siguiente:

1º Zapatero pedirá perdón en televisión y en ‘prime time’ por todos los pecados cometidos en nombre del proceso de paz, que oficialmente será conocido como El Mal Llamado Proceso de Paz de los Socialistas. Se estudia también la posibilidad de que el presidente del Gobierno pida perdón por la muerte de Manolete, el Desastre del 98 y por todas las eliminaciones de España en cuartos de final en mundiales y eurocopas, pasadas y futuras. Por si acaso.

2º El PSC y el PP firmarán un pacto de gobierno en Cataluña con la ayuda de CiU; luego extenderán los pactos a Galicia, Baleares y Navarra. El objetivo es eliminar a los secesionistas de los centro de toma de poder y evitar que continúen con su insultante táctica de chantajear a los dos grandes partidos nacionales.

3º PP y PSOE se unirán en el Congreso de los Diputados para cambiar la Ley Electoral, de tal manera que los partidos minoritarios queden finalmente expulsados del Parlamento nacional.

4º Tras las elecciones, muy legales y legítimas, PSOE y PP coparán casi todos los escaños del Congreso. Deberán aprobar una nueva Ley de Partidos, muy legal y legítima, que no sólo exigirá la condena de la violencia para que una formación sea legal, sino que será preciso presentar una declaración jurada de que nunca se dirigirá la palabra a nadie que haya tenido contacto con algún sospechoso de pertenecer a la izquierda abertzale.

5º Para evitar que la confrontación política lastre el desarrollo económico de España (esta España mía, esta España nuestra) se impondrá por ley un mecanismo de alternancia política, comúnmente conocido como “ocho años tú, ocho años yo�.

Estos cinco puntos desembocarían en un nuevo Pacto Antiterrorista abierto a todos los grupos parlamentarios; en realidad da igual, porque no habrá otros grupos parlamentarios a los que cortejar.

(Nota: Esta hoja de ruta está redactada a partir de comentarios extraídos de blogs, foros y tertulias varias, donde ‘todólogos’ profesionales, equidistantes de nuevo cuño y pirrónicos de toda índole dan su receta para salvar a España. Todo parecido con la realidad es fruto de su imaginación. ¡Si Cánovas levantara la cabeza!)