Eurovisión o la perplejidad del oyente

Frans van den Broek

Uno no debería dedicarle a este asunto más que un somero comentario en una tarde de copas con amigos, o tal vez una efusión de sobremesa más con el objeto de llenar el tiempo que de decir algo que sobrepase el nivel de los sonidos, pero de alguna manera el tema se impone a la conciencia como una vieja culpa o como una declaración de impuestos que no se acaba rellenar. A decir verdad, ¿qué hace uno mirando Eurovisión en primer lugar? Debo confesar que a pesar de la urticaria cerebral que me produce su contemplación y no obstante mis denodados intentos de ausentarme para el mundo en el día de gracia de su celebración, año tras año me veo inevitablemente enfrente de la televisión para regalarle a Cronos las tres horas que cuesta enterarse del ganador, tras haber soportado a los representantes de la nueva Europa perpetrar sus engendros musicales. Confieso que, además, disfruto del proceso, opinando sobre las canciones, haciendo apuestas sobre posibles ganadores y, al final, comprobando durante la fiesta democrática de la votación que los bloques culturales europeos son cualquier cosa menos papel mojado y que la estética y la democracia no son categorías siempre bien avenidas.

 

La pregunta que me hago todos los años, sin excepción, es ¿cómo es que se ha llegado a esto? Quiero decir, qué fuerzas han estado en juego para que un continente con una tradición musical tan rica y variada como Europa venga a estar representado por sonsonetes melifluos que parecen la misma canción en 42 variantes. De acuerdo, no se le puede exigir a las grandes masas que aprecien las dodecafonías de Schönberg o las agresivas trompetas de Wagner, ni creo que sería aconsejable –sobre todo en aras de la salud pública-, pero de allí a haber producido un género aparte que es el de Eurovisión, caracterizado por la banalidad más descarada, hay un trecho cuyo origen me es difícil de entender. Este camino fue tomado hace mucho, antes incluso que las votaciones de los televidentes, pues ya cuando había jueces la tendencia a la canción sosa y sentimentaloide era evidente. Peor aún: la tendencia a la canción uniforme e indistinta, con rasgos nacionales la mayor parte de las veces sólo presentes a modo de souvenir turístico.

 

Aquí debo enfatizar que tampoco creo en la sabiduría de las élites artísticas ni en la superioridad de las músicas así llamadas clásicas sobre las populares. Este es uno de aquellos mitos que le cuestan al contribuyente el mantenimiento de costosas orquestas y el montaje de insulsas piezas arqueológicas, como las óperas, cuyo valor es cuando menos dudoso y hasta deletéreo. Pero sí que creo en que es posible distinguir en la música ciertas cualidades que hacen posible la discriminación entre obras blandas e insustanciales y obras cuyo efecto es más profundo y duradero. Por supuesto, no es fácil dar cuenta conceptualmente de dichas cualidades, por lo que se tiene que recurrir a metáforas y a otros medios indirectos, pero podemos afirmarlo sin necesidad de tener que demostrarlo de manera conclusiva. Me imagino que la música produce en el oyente una reacción acorde con el ser propio del mismo, por lo que es razonable suponer que un mayor entrenamiento en el ejercicio musical tendría que darnos una mejor posibilidad de apreciación de las cualidades que hacen de la música algo valioso o no. De ello se deduce también que el estado apreciativo del oyente medio europeo –del que vota en Eurovisión, al menos- no es precisamente esperanzador, aunque tampoco lamentable, simplemente mediocre. Es probable también que ese sea el estado general de apreciación del ser humano en este momento de la historia, pues nada me hace suponer que el oyente chino o indio vaya a ser notablemente mejor que el oyente europeo.

 

Como fuera, no es fácil, repito, explicitar en qué consisten las cualidades que distinguen a una pieza musical de otra en cuanto a valor estético. Y, sin embargo, algo se mueve, parafraseando a Galileo. Esto es, la música nos conmueve de una manera u otra, y una pieza de Bach no nos produce lo mismo que una pieza de Julio Iglesias, sin que esto signifique una depreciación de la última en cuanto a su valor para el individuo que la disfrute. Ciertos medios indirectos de juicio están ya a disposición del teórico de la música, de otro lado. De acuerdo a algunos estudios neurológicos, la audición de música con cierto grado de complejidad tiene un efecto cerebral distinto a la de una música más repetitiva o simple. Esto es, involucra a más zonas neuronales en patrones más complejos de activación. El efecto es superior en músicos profesionales, por cuanto estas zonas siguen afectadas o en operación incluso cuando no se está oyendo música o practicándola, probablemente porque el músico la imagina y forma parte de su paisaje mental a todas horas. Ahora bien, complejidad no es necesariamente calidad, como lo sabe cualquier oyente de música contemporánea, y este criterio no puede dar cuenta del efecto profundo que producen músicas simples –tomemos el canto gregoriano, por ejemplo- en situaciones de audiencia musical intensificadas por otros factores. De todas formas, en general puede decirse que una pieza de canto gregoriano no produce el mismo efecto que una canción pop. A esto tiene que añadirse que la música tiene funciones distintas según el contexto, y es difícil, por tanto, comparar músicas cuyos contextos de ejecución y audiencia son diferentes. Pero volviendo al tema: ¿qué ha pasado con Eurovisión para que la música se haya convertido en lo que podemos escuchar todos los años?

 

Dentro del contexto de Eurovisión, empero, debo señalar que ayer pude apreciar canciones de cierto nivel y de evidente intención reivindicativa de las propias nacionalidades. Todas están hechas con la debida profesionalidad y, en la medida que buscan la estética eurovisionista, lo hacen con eficiencia. Tengo cierta debilidad por la música popular europea, razón por la cual mis preferencias se inclinaron hacia aquellas que intentaron, al menos de modo tangencial, incorporarlas a sus temas, cual fue el caso con Moldavia, Portugal, Armenia o Turquía. Tengo más debilidad por las caderas femeninas, por lo que me hubiera gustado ver a Turquía ganadora, algo que, además, le hubiera dado la oportunidad de organizar el evento, probando a todo el mundo que Estambul es una ciudad tan europea como cualquiera, y quizá esto hubiera añadido un grano de arena a la incorporación de Turquía en la Unión Europea. Pero al final ganó la canción más insulsa de todas, quizá por la simple razón de que la mayoría de votantes son mujeres y que el jovencito aquel de Noruega estaba de buen ver. Las votaciones, de todas formas, están sesgadas de antemano por afinidades geográficas, lingüísticas o culturales. Dado que vi el programa en Finlandia, no pude dejar de notar que Estonia fue uno de los pocos votantes que asignaron buen puntaje a Finlandia, algo que concuerda con su afinidad lingüística y cultural. Ni siquiera decenios de opresión soviética han podido borrar el hecho de que su lengua es una de las pocas, junto con la húngara, la finlandesa y la vasca, que no es indoeuropea. Su cercanía al finlandés se traduce en una natural inclinación por el próspero vecino del norte. Lo mismo ocurre con los países balcánicos, los cuales, guerras no obstante, siguen votándose unos a otros, por no otra razón, me imagino, que la afinidad cultural. Los escandinavos hacen lo propio, y hasta Portugal vota a España y viceversa. Quizá esa sea la razón de que los países fundacionales europeos, Francia y Alemania, se queden solos a menudo, aparte del hecho de que presenten canciones sin carisma.

 

Quizá, después de todo, mi perplejidad eurovisionista se trate de un asunto generacional. Mi hija, de doce años, supo quién sería el ganador al instante, y hasta envío por sms su voto a Noruega, a pesar de mis protestas, que, con buen criterio, desatendió. Hubiera sido difícil explicarle mis razones, sin embargo, incluso si habláramos la misma lengua, que no es el caso. Porque, ¿cómo explica uno la dulce sensación de melancolía que me produjo la canción portuguesa, y qué podría haber dicho, además de mi debilidad por las caderas femeninas y la danza del vientre, en favor de la canción turca? El gran pensador anarquista peruano, Manuel González Prada, hombre sin comedimientos a la hora de expresar sus afecciones y, sobre todo, sus aversiones, creo que lo dijo hace ya tiempo mucho mejor de lo que yo podría expresarlo. Para él, como para todo revolucionario, la sociedad se encontraba en perpetuo cambio, y dichos cambios los forzaban las generaciones nuevas, poco respetuosas de las fijaciones y herrumbres de los mayores. Por ello acuñó la frase: los viejos a la tumba, y los jóvenes a la obra. Cada día es un paso más cerca de la tumba, pero en días como el de ayer, y mientras veía a mi hija acertar sin problemas, me dije que tal vez hay días en que uno da dos pasos en vez de uno, y en buena hora, además. Que sean los jóvenes los que decidan qué hacer con su visión de Europa. A mí, ya me han dejado atrás, sin remedio.

32 pensamientos en “Eurovisión o la perplejidad del oyente

  1. Gracias, Frans.

    Auguro encendidos elogios a tu artículo por parte del afamado científico social Cicuta Chikilicuatre. Tu esfuerzo también merece mi aplauso, salvo por el incomprensible e inicuo olvido al que sometes al udmurto.

    (Benvingut, Pratxanda. Leeré el programa electoral: si el PACMA aboga por la prohibición también de la ópera, tiene mi voto).

    Abrazos para todos.

  2. Buenos dias Sr Puente,caballeros callejeros y cabelleras al viento:
    Hoy el Sr Puente nos habla de Eurovision y SU perplejidad como oyente.
    Para mi Eurovision ,tiene tanta importancia como el dia de la loteria de Navidad y como las uvas de la Noche Vieja .
    Escuchar el himno eurovisivo y el sonsonete de la votacion y su espera es como el disparo de salidad del comienzo de la temporada de verano.
    Al escucharlo me vienen los olores a crema solar ,salitre y sudor y las imagenes de suecas en biquini debajo de una sombrilla.
    Pero eso ,nada tiene que ver con el expectaculo televisivo.
    Y viendolo como tal,he de decir,que el realizado en Rusia me ha dejado con muy buen sabor de boca ,a pesar de que muchas de las canciones que sonaron dejaron mucho que desear,musicalmente hablando.
    Soy gran amante del Cirque du Soleil,estoy enganchado a sus expectaculos,para mi fue una grata sorpresa ver que Eurovision comenzaba con ellos.
    Al verlos supe ,que esta noche podria VER Eurovision,como es debido.
    La realizacion del expectaculo musical fue de 10,me quito el sombrero.
    Ganó el chaval de Noruega por su autentica naturalidad,la joven rusa me hizo saltar las lagrimas cantando a su máma,la hermosa portuguesa me emociono con su colorido,la negrita inglesa parecia cantarnos el proximo tema musical de Titanic II “El retorno”…la dama francesa mas francesa que nunca…hubo mucho folklore arropado por buenas coreografias y espectacular puesta en escena de imagenes y coloros.

    Ganó el chaval de Noruega por su autentica naturalidad que a todas envelesa…quisiera ser como el ,con su violin a cuestas conquistando a bellas doncellas.
    Deberian de hacer un remake de “Siete novias para siete hermanos”(a lo Noruego) donde el protagonista principal sea el chaval de Noruega…JAJAJA….que nervios.

  3. Lleva razón Teoura: me ha encantado el artículo de Frans. Pero es más: estoy de acuerdo con Teoura y con el articulista sobre la degeneración cultural que representa la ópera, género mucho más subvencionado que el del cine y que apenas despierta protestas entre los liberales. La ópera, que siempre ha sido una astracanada de muy mal gusto, con esas gordas que dan alaridos y aullan, y esos señorones que ponen cara de lerdo y pavo real para sacar las notas más graves, ha dado un paso más en la infamia al incorporar a esos directores modernos que introducen los elementos más odiosos del arte contemporáneo, como el gusto por el escándalo, la provocación a base de sexo y vísceras, etc.

    En cuanto a Eurovisión, que este año me lo perdí, sólo dos notas. La primera política: no entiendo, francamente, por qué se le da derecho de voto a Andorra. Sin los votos de Andorra, la pobre Soraya habría quedado en un dignísimo último puesto, por detrás incluso de la Finlandia adoptiva de van den Broek. España lo ha intentado de todas las maneras, con el Chikilicuatre, con los pelmazos de Mocedades, con aquella que bailaba descalza y cantaba no sé qué de una barca, con la insoportable Rosa de OT, y ahora con esta horterilla de Soraya que iba vestida como una burbuja de los anuncios navideños de Freixenet. Ya sólo nos queda mandar a Tamara, la del “No cambies, no cambies, no cambies”, con coreografía de su madre, la señora Seisdedos.

    La segunda nota es cultural: lo que se dice en el artículo sobre Eurovisión puede extenderse sin problemas hacia toda la música pop y rock más en general, que no es sino reflejo del infantilismo que produce el capitalismo de consumo y de la mediocridad a la que conduce la democratización del gusto. Me gustaría extenderme sobre este particular, pero me temo que sólo me encontraría con la incomprensión de los participantes en este blog, que me parece que son en su mayoría rockeros (diría más, abuelos rockeros como Lobisón).

  4. Esta semana sabremos a ciencia cierta si Ziluminatius y el PSOE logran ganar el debate de la nacion.
    Veremos cual es el retrato fidedigno de la labor de dialogo democratico que estan llevando a cabo.
    Veremos tambien la facultad de aglutinar propuestas del partido popular con los nacionalistas.
    Veremos cual es el estado del gobierno de Ziluminatius.

    Yo enmiendo.
    Tu enmiendas.
    El enmienda.
    Nosotros enmendamos
    Vosotros enmendais,
    Ellos enmiendan.

    ¡¡Enmendemonos todos!!….jeje.

  5. Creo que el señor F-van den-B debería aparcar ese sentimiento de culpa y ver el festival de Eurovisión más relajado. Relájate y disfruta, que decía Kieeeerkegaaaaard . Yo prefiero espectáculos escénicos más provocadores, como la ópera. Me encantan las gordas que se disfrazan de adolescentes (cada uno tenemos nuestras perversiones, qué pasa), aunque mucho más las adolescentes que se disfrazan de gordas. Por lo demás que he pensado votar en estas elecciones a quien prohíba a la conferencia episcopal (española, por supuesto) y las máquinas tragaperras en los bares, ya que estamos con exigencias electorales en estos momentos tan importantes para el imperio.

    Y sí, lo que ocurre es que aquí nadie ha estudiado música como yo.

  6. Rodolfo Ares desmiente que haya un complot y dice que no habrá “purgas”
    Las palabras de Ares vienen a desmentir la información publicada ayer por el diario El Mundo en la que se denunciaba una conspiración contra él desde detnro de la Ertzaintza para seguir manteniendo informado al PNV. Ya ayer, fuentes cercanas a su departamento habían transmitido el mensaje de tranquilidad. Por su parte el diputado nacionalista en el Congreso Emilio Olabarria tildó la información de “paranoica”. Muy diferente ha sido la reacción del PP, que reclamó que se pusiera de “patitas en la calle” a los participantes. Así, el presidente de los populares vascos, Antonio Basagoiti, instó en Onda Cero a ser “inflexibles” con este tipo de actitudes, según recoge hoy el diario de Pedro J. En la misma línea se manifestó el presidente del PP, Mariano Rajoy, que lamentó que haya cargos que “estén haciendo lo que no se debe hacer” y pidió a la Ertzaintza que defienda a los ciudadanos, “sean quienes sean y voten lo que voten”.

  7. Oh, Eurovisión ….. Hace años que dimití, que renuncié a tragarme tamaño bodrio, así como su remedo latino, el Festival de la OTI. La última vez que me puse delante de la TV para tragarme el festivalete fue con motivo de la aparición de Rosa de España en el mismo (no la de Sodupe, sino la de Armilla y el Polígono Almanjáyar granadino) y lo hice por solidaridad derivaa del paisanaje. Sí que me vienen a la memoria aquellas ediciones de mi niñez, cuando nos reuníamos todos en casa de mis abuelos, a veces hasta con bandera de España rondado el salón y saliendo a volar por la ventana, con una pasión propia de final de la Eurocopa. El momentazo era el de la votación, cómo no. Ahí llegaban los elogios desmedidos al país que nos daba más points, y los juramentos en arameo para el que nos daba pocos o no nos daba ninguno. El debate tomaba en determinados momentos dimensiones geopolíticas y de erudición histórica, y salían a relucir la “leyenda negra” contra la España Imperial, la Pérfida Albión, la Armada Invencible, Gibraltar, Bailén, Waterloo, las Guerras Mundiales, y hasta la expulsión de los judíos y los Reyes Católicos, que monta tanto …… Especialmente entrañables la edición de 1981, cuando ganaron los “Bucks Fizz” con “Making your mind up”, y el gilipó d mi primo J.C. se empeñó en decir que habían gando los ingleses éstos porque “tenían un Reino Unido”, de modo que para 1982 había que constituir un “Reino Unido de España y la Unión Soviética” para ganar el certamen. La cosa acabó a tortazo cuando servidor le dijo que menuda gilipollez (aunque Pasionaria igual hubiese echado una sonrisa con la ocurrencia del más engreido y pedant de mis primos). La otra edición memorabilísima, la de 1983, cuando Remedios Amaya se hundió con la barca mientras se preguntaba en jondo quién la manejaba, y los europedos malvados no nos dieron ni un sólo puntín. En casa, alguien interpretó que estaba más claro que el agua que España no entraría jamás de los jamases en la Comunidad Europea, que estaba más claro que el agua que no nos querían dentro. Fue otra vez, cómo no, el imbécil de J.C., aunque esta vez no hubo reparto de “guayas” entre unos y otros, que ya estábamos mudando la voz y éramos pelín más serios pa estas cosas.

    Total, que aparte de estas nostalgias infantiloides sobre el tema, abandoné mi afición por este festival años ha. Este festival se ha alambicado en normas clasificatorias dificilísimas de entender, con novedades sobre la marcha marcadas por imperativos del márketing, de los SMS’s que mandan a “módico precio” los televidentes más fieles, de los patrocinadores, etc ….. Y los contenidos, a lo que se vé, ya no satisfacen mis apetencias musicales. Por lo visto brevemente en algún corto o en algún informativo, los contenidos van desde el folk con pretensiones de afirmación nacional (cosa comprensible con las nuevas incorporaciones de Estados del Este procedentes de la voladura de la URSS o de Yugoslavia), a muestras estandarizadas del denominado “bubblegum pop”, canciones mixtura de estilos diferentes (pop-rock-techno …..) con resultado desafortundado o, mare de Dèu, frikismo puro y duro. Y eso que por este festival pasaron leyendas de la música de los sesenta y setenta que han dejado su impronta para la posteridad (¿quién no recuerda a “Abba”?), pese a que han imperado los artistas “one-hit wonder”.

    Y digo yo, mira que estar hablando de tamaña vaciedad teniendo de cuerpo presente a Benedetti. Aichss …… Vamos a “defender la alegría”, leñe.

    Posdatilla: hay cosas que no cambian. Una nota sobre mi inefable primo J.C. Si con apenas 12 años hacía tamañas valoraciones geoestratégicas a cuenta de Eurovisión, con más de treinta ya elucubraba con la autoría nazi, maoista o sandinista,incluso, de los atentados del WTC. Sobre el 11-M no llegué a preguntarle, claro que entonces ya teníamos el contacto perdido. Mejor non meneallo ….

    Buenos días a todos y todas, y felicidades al articulista.

  8. Hola!
    Sólo puedo decir una cosa: uaiominí di puá…jeje (ay que me se va lavionetaa…)

  9. No se si Jon Salaberria con su frase,”Y digo yo, mira que estar hablando de tamaña vaciedad teniendo de cuerpo presente a Benedetti. Aichss …… Vamos a “defender la alegría”, leñe.”…nos hace un reproche o mas bien esta esperando a que Verlitas nos hable de Benedetti.

    Los articulos aunque reflejen una realidad en un tiempo determinado ,son intemporales por si mismos…podria ser que en “este mundo paralelo en Debate Callejero ,creado hoy.por el Sr Puente no haya muerto Benedetti”.

  10. Amistad, yo soy de la opinión de que, por encima de las convicciones espirituales y/o teológicas de cada cual, y por encima de la posibilidad de trascendencia de esta vida física, de este “valle de lágrimas”, la muerte auténtica es el olvido. Así que, haciendo abstracción del primer momento de dolor por el fallecimiento, me queda claro que en este universo y con los dos pies en el suelo, los dos últimos creadores que se ha llevado la parca en estos días, Antonio Vega y Mario Benedetti, están vivos y requetevivos.

    Saludete.

  11. Una palabra enorme (de Mario Benedetti)

    Libertad es una palabra enorme. Por ejemplo, cuando terminan las clases, se dice que una está en libertad. Mientras dura la libertad, una pasea, una juega, una no tiene por qué estudiar. Se dice que un país es libre cuando una mujer cualquiera o un hombre cualquiera hace lo que se le antoja. Pero hasta los países libres tienen cosas muy prohibidas. Por ejemplo matar. Eso sí, se pueden matar mosquitos y cucarachas, y también vacas para hacer churrascos. Por ejemplo está prohibido robar, aunque no es grave que una se quede con algún vuelto cuando Graciela, que es mi mami, me encarga alguna compra. Por ejemplo está prohibido llegar tarde a la escuela, aunque en ese caso hay que hacer una cartilla mejor dicho la tiene que hacer Graciela, justificando por qué. Así dice la maestra; justificado.
    Libertad quiere decir muchas cosas. Por ejemplo, si una no está presa, se dice que está en libertad. Pero mi papá está preso y sin embrago está en Libertad, porque así se llama la cárcel donde está hace ya muchos años. A eso el tío Rolando lo llama qué sarcasmo. Un día le conté a mi amiga Angélica que la cárcel en que está mi papi se llama Libertad y que el tío Rolando había dicho que era un sarcasmo y a mi amiga Angélica le gustó tanto la palabra que cuando su padrino le regaló un perrito le puso de nombre Sarcasmo. Mi papá es un preso, pero no porque haya matado o robado o llegado tarde a la escuela. Graciela dice que papá está en libertad, o sea está preso, por sus ideas. Parece que mi papá era famoso por sus ideas. Yo también a veces tengo ideas, pero todavía no soy famosa. Por eso no estoy en Libertad, o sea que no estoy presa.
    Si yo estuviera presa, me gustaría que dos de mis muñecas, la Toti y la Mónica, fueran también presas políticas. Porque a mi me gusta dormirme abrazada por lo menos a la Toti. A la Mónica no tanto, porque es muy gruñona. Yo nunca le pego, sobre todo para darle ese buen ejemplo a Graciela.
    Ella me ha pegado pocas veces, pero cuando lo hace yo quisiera tener muchísima libertad. Cuando me pega o me rezonga yo le digo Ella, porque a ella no le gusta que la llame así. Es claro que tengo que estar muy alunada para llamarle Ella. Si por ejemplo viene mi abuelo y me pregunta dónde está tu madre, y yo le contesto Ella está en la cocina, ya todo el mundo sabe que estoy alunada, porque si no estoy alunada digo solamente Graciela está en la cocina. Mi abuelo siempre dice que yo salí la más alunada de la familia y eso a mí me deja muy contenta. A Graciela tampoco le gusta demasiado que yo la llame Graciela, pero yo la llamo así porque es un nombre lindo. Sólo cuando la quiero muchísimo, cuando la adoro y la beso y la estrujo y ella me dice ay chiquilina no me estrujes así, entonces sí la llamo mamá o mami, y Graciela se conmueve y se pone muy tiernita y me acaricia el pelo, y eso no sería así ni sería bueno si yo le dijera mamá o mami por cualquier pavada.
    O sea que la libertad es una palabra enorme. Graciela dice que ser un preso político como mi papá no es ninguna vergüenza. Que casi es un orgullo. ¿Por qué casi? Es orgullo o es vergüenza. ¿Le gustaría que yo dijera que es casi vergüenza? Yo estoy orgullosa, no casi orgullosa, de mi papá, porque tuvo muchísimas ideas, tantas y tantísimas que lo metieron preso por ellas. Yo creo que ahora mi papá seguirá teniendo ideas, tremendas ideas, pero es casi seguro que no se las dice a nadie, porque si las dice, cuando salga de Libertad para vivir en libertad, lo pueden meter otra vez en Libertad. ¿Ven como es enorme?

  12. Saludos Frans, y saludos a la compañía. Concuerdo en que fue un rollo, y si vi una parte solamente es porque era aburridísimo. No creo que la cosa mejorara logrando que cada país nacionalizara su estilo (si es que eso significa algo en muchos casos), simplemente el género, internacional o no, parece que no da mucho más de sí.
    De Eurovisión pueden sarlir cosas buenas, visto con paternalismo, como poner en la palestra del “orgullo colectivo” a un transexual en Israel, hace unos años, o a una mujer teñida y enseñando hasta las caderas en Turquía, este mismo año. Eso, si nos gusta la internacionalización del gusto, que yo creo que, en ciertos casos, tiene claras ventajas sobre los gustos locales.
    Otra cosa buena fue ABBA, lo confieso, de quienes me gusta todo, desde sus versiones en español hasta las versiones jazz de The Bad Plus.

    Sobre la ópera me cuesta decidirme (en el mismo saco irían muchas otras cosas que el mercado no es capaz de pagar a sus precios relativos de hoy, aunque lo hiciera hace cien años). Creo que debería ser o bien gratis total o bien subvención cero. Lo peor es pagarla con impuestos para que la vean los que más pasta tienen, que yo creo que es lo que sucede ahora (con la media docena de ejemplos de gente “humilde pero de buen gusto” que te señalan entre los aficionados, para que no se diga). Si los ayuntamientos sufragan conciertos de Yoryi Dan (o como se escriba) gratis total, me cuesta cerrarle el paso a Verdi. Por otra parte, la subvención total genera algunos monstruos, y falta de responsabilidad artística (y culos y vísceras fuera de lugar).
    Tal vez debería imprimirse unas entradas universales del estado para pagar actividades culturales: se reparten igualmente y que la gente haga con ellas lo que quiera. Hay dos versiones, con reventa (con lo que triunfarían los espectáculos de quienes más estén dispuestos a gastar) o sin ella (con lo que triunfarían los más “populares”). Como la reventa es inevitable, apuesto por ella.

  13. Querido Tareq, estamos en la de siempre, que no hay correlación necesariamente entre lo comercial y la calidad auténtica. Ocurre en todas la artes y en todos los espacios mediáticos. Ya hemos hablado mucho del éxito de determinadas fórmulas televisivas, editoriales, cinematográficas, etc …. Tenía que ocurrir (y ocurre) con la música. Manda el respetable, esto es, manda el mercado.

  14. Benedetti. Con permiso de Sarah, en Benedetti entiendo que el paso del tiempo ha sido severo conmigo. Sus poemas apenas me dicen algo, o mejor dicho, me dicen siempre que soy demasiado mayor para estar leyéndolos. Ojalá me conmovieran sus versos de amor o sus soflamas idealistas, pero en sus libros me veo tan fuera de lugar como en una acampada antiglobalización, en un cuentacuentos o en un concierto de tambores balineses. Si no me equivoco, Plá decía que leer novelas con más de 30 años es de cretinos. Sin embargo, para los menos jóvenes, en este caso, sólo puedo recomendar una novela del simpático uruguayo: La Tregua. No tiene edad.

  15. Querido Jon, el problema es que, ausente la correlación, es difícil decidir en qué se pone dinero público y en qué no. Porque el asunto no es sólo de mercado, hay mucho concierto patrocinado, mucha subvención directa, ect. ¿Debe primar el gusto demótico o debe primar el gusto educado? ¿Puede lo chabacano pagarse a sí mismo y dedicar las subvenciones a lo refinado? ¿Hay que cegar el pozo para todos los artistas y que vayan a pedir a la SGAE, que se va a hacer un nuevo palacio? Son preguntas que me hago.

  16. A Tareq… me lo han mandao y me ha hecho gracia, y como Jon estaba un poco asín pues lo he puesto…jeje

  17. Yo creo, amigo Tareq, que el dinero público debería gastarse, cuando de estos asuntos se trata, buscando cierto nivel de excelencia, tender a ella tratando de ser didácticos, o cuando menos, buscar el término medio, para no excluir ni ser más academicistas de la cuenta. Pero el que quiera “caquita”, que se la pague él/ella. Un ejemplo que salió aquí hace unos días con motivo de cierto programa del “cuore” que se emite en la principal cadena pública del país y es presentado por una guapa manque empalagosa vascurruca: cierto nivel de programación “varieté” y de contenido frívolo es aceptable, no todo van a ser documentales de La 2. Pero pagar con dinero público programas como ése, pues no me parece bien.

    Aclaración: igual me he expresado mal, pero el que yo considere más importante a Benedetti en el día de su fallecimiento que el Festival de Eurovisión no resta méritos al artículo ni lo descalifica. Pido disculpas si alguien lo ha entendido así.

  18. Siempre me han llamado la atención esos articulistas que despotrican contra el dinero público dado al cine, auténtico diablo donde algunos curan sus pecados socialdemócratas, pero se olvidan esos mismos articulistas que escriben en unos diarios que tienen el papel prensa subvencionado, la maquinaria subvencionada y comprada gracias a algún préstamo ICO con intereses subvencionados y, seguramente, una colaboración pagada gracias también a esa subvención indirecta que es la publicidad institucional. Sobre este tipo de subvenciones se ve que hay acuerdo pleno. Ahí jode menos que la pasta gansa sea de todos. Es curioso que cuando hablamos de subvenciones siempre nos acodemos de la cultura, pero nos olvidemos de otros sectores. Yo no tengo muy claro si el cine es arte, pero estoy convencido que es una industria, con empleos incluidos. Igual podríamos medir otras actividades artísticas con los mismos criterios. Tampoco me importaría que al arte se le tratara igual que al campo o la ganadería. Ojalá. Ya quisiera yo que Benedetti hubiera tenido el mismo trato que una vaca europea, la de calamidades que se hubiera ahorrado en su vida.

  19. Hombre, Don Polonio, ahora que lo dice: existe en Canal Sur TV una tertulia política de lunes a viernes, presentada por Mariló Montero (la santa de Carlos Perrera, el de Onda Cerete), “El Meridiano”, a la que para darle más pluralidad y policromía se invita a tirios y troyanos de la política y de los medios. Pues bien, precisamente hoy estaban dos inefables críticos de los que denominan, despectivamente, “Clan de la Ceja” o, más despectivamente aún, “titiriteros”. Son la simpar Mamen Gurruchaga, hagiógrafa de Ánsar Imperator y de Mayor Orejón, e Ignacio Camacho el de “ABC”. Tengo al respecto tres certezas: no acuden gratitamente, el parné es público y además no lo donan a ninguna ONG, ni siquiera a las Hermanitas de los Pobres o a las Carmelitas Descalzas. Muy atinado su number 20, amigo. Y de lo que cobran de subvenciones los propietarios de latifundios olivareros de derechona filiación, mejor no hablemos que me mosqueo.

  20. Y qué decir de la televisión, amigo Don Jon. Menudo espectáculo, y sin codificar. Ahí estamos intentando salvar la cuenta de resultados de los Polanco, Berlusconi, Lara o Roures en sus juguetitos televisivos. Así que la vaina que nos vendieron (y que algunos se creyeron) de que las televisiones privadas eran a cuenta de la libertad, mamachichometoca, resulta que eran más a cuenta del dividendo (que pagamos todos). Le retiramos el pastel publicitario a la pública para que se lo coman las privadas, que ya veremos luego cómo le cobramos el favor político a esta tropa de *milikitos*. Lo siguiente, sin duda, será finiquitar la televisión pública. Tiempo al tiempo.

    Como decía Enric González en un reciente artículo, de estas cosas se ocupaba siempre la derecha, pero resulta que ahora le hacemos el trabajo sucio a los ricachones desde la izquierda. Ya ni se manchan las manos. Claro que se empieza diciendo que bajar impuestos es progresista y se termina comprendiendo que hay que pagarle el Gran Hermano a Berlusconi. Que le vendan esa burra a otro. Yo paso.

  21. Maravillosa “La tregua”, sí señor, con aquella historia de amor preciosa entre el jubilado o casi jubilado y Laura Avellaneda . Un recuerdo para su autor y otro para Castilla del Pino, con quién tuve el honor de comer varias veces. Y es curioso, nunca olvidé muchas de las cosas serias que me dijo en cada una de las sobremesas. A pesar del tiempo que hace. Por algo será.

    Estupendo el artículo de Van den Broek para variar. No soporto Eurovisión. Me produce el mismo nivel de rechazo que la radio y la tele con la lotería de Navidad, o que la retransmisión de las dichosas campanadas con sus uvas. Y que conste que no es por purismo o intelectualidad, que yo veo algunas cosas en la tele que no confesaría ni en presencia de mi abogado. Pero esas tres me repatean. Solo vi Eurovisión entera el año pasado en una fiesta de amigos, de cachondeo con el Chiquilicuatre. Pero lo de Eurovisión es un bodrio siempre.

    El sábado vi un poquito. Llegué a ver al ganador, que me pareció un cursi relamido insoportable. Y a una señorita, no sé si de Ucrania, muy basta ella, que hacía unas contorsiones peligrosísimas. Y luego a nuestra Soraya, que efectivamente parecía una burbuja de Freixenet.

    De todo el artículo de Frans, hay una frase que me ha conmovido profundamente, cuando dice, hablando de su hija, “Hubiera sido difícil explicarle mis razones, sin embargo, incluso si habláramos la misma lengua, que no es el caso”. Si siempre es difícil la comunicación entre los padres y los hijos de esas edades, me pregunto lo que debe sufrir este hombre no hablando la misma lengua que la niña.

  22. Nadie ha señalado hasta el momento los efectos civilizadores del blog. Van den Broek ha publicado hoy un artículo de 6 párrafos, todos ellos jugosos y deliciosos, pero en cualquier caso muchos menos en cantidad que cuando empezó a escribir en el blog y en lugar de 6 párrafos, sus contribuciones tenías por lo menos 60.

    Sobre las subvenciones directas o indirectas a la tele: aunque no se lo merezcan los Cebrianes, Laras y demás, es una gran noticia para quienes ven la 1 que se retire la publicidad. Seguro que aumenta la audiencia una vez se supriman los anuncios.

    ¿Alguna se apuesta algo sobre el destino de Camps a partir de mañana? Ojalá me equivoque, pero yo creo que mañana sale sin cargos, o como se diga eso.

  23. Te acepto la apuesta ,Don Cicuta.

    Mi apuesta es la contraria : mañana no sale sin cargos, o como se diga eso…lo hara pasado mañana…..jeje.

    ¡¡Has perdido Don Cicuta!!
    ¿Por que?…te preguntas….Porque “El TSJV aplaza para el miércoles la cita de Camps con la Justicia”.

    Cicu…me debes una noche loca…JAJAJA…que nervios.

  24. Querido Don Cicuta, se confirma en el País Valencianí que la comparecencia de Camps se retrasa, por petición de la defensa del imputado, hasta el miércoles día 20, esto es, pasado mañana. Se vé que andan buscando alguna factura oficial y abonada de los trajes en cuestión. Me temo que, efectivamente, puede salir impune. Como impune política y jurisdiccionalmente va a salir mañana, eso es seguro, Fedeguico Trillo el Infame de la sentencia del Yak-42. Muy bueno, a todo esto, “El Periódico” recordando a Cosa (que hoy comparecía en Apenas 3 TV con Susana Griso) sus estándares morales de ayer y de hoy. Ayer, casos Demetrio Madrid y Pilar Miró, “le doy 24 horas para dimitir” (tras la imputación). Así de chulo es él, “le etat c’est moi”, hombre. Usted no sabe con quien están hablando. Más tarde, ambas personalidades presuntas fueron exculpados con todos los pronunciamientos favorables, y ni una disculpa (Pilar Miró ya no las recibirá nunca) por parte de Cosa ni de su inquisidor de turno entonces, el golfo Ramallo. Su puesto de inquisidor lo ocupa hoy otro más golfo aún, Trillo que te Pillo, que se nota que es necesario para ocupar el sitial.

    Off topic también, para aquellos que dudan de la existencia del “Informe Iglesias” sobre el 11-M y el Titadyne, si no se encuentra en sede colegial o en sede judicial, si hace falta se inventa. Y de paso, la “Esfera de los Libros” lo va a publicar a módico precio, para solaz y disfrute de los fieles, de esos patriotas que aún hoy quieren de sabé. “La Calva Indecente”, vulgo Pedro oJt, haciendo caja con la mentira y con la desgracia de las víctimas de la barbárie.

    Posdatilla: querido amigo Don Polonio, en vísperas del nacimiento de las privadas andaba yo ilusionado como el público general, soñando con una mayor pluralidad en contenidos, en información, en expresión, ….. le aseguro que el encanto duró poquito, poquito, vista la bazofia inaugural de Encanna Sánchez en Apenas 3 y el despiporre varieté de Vip Guays y Mama Chichos en Teta 5. Solo recuerdo de aquellas fechas con nostalgia aquella primera temporada de “Twin Peaks” (David Lynch), y los partidos codificados del domingo en el Pilús +, que nos obligaban a acudir al bareto a toda la peña de amiguetes enamorados del furgo patrio, y eso que nos costaba las perricas. Pero no veas que ambiente ….

  25. Precisión 1: dicen algunos medios que de oficio es el Tribunal el que aplaza para el desarrollo de algunas periciales sobre justificantes de gastos de la Generalitat Valenciana. El resultado práctico es el mismo.

    Precisión 2: ¡¡¡ Me la pisaste, Amistad ¡¡¡

  26. El comentario de PMQNQ 23,es la version “Lado Oscuro de la Fuerza” de mi post nº 2….jeje.

    ¡¡Que la fuerza te acompañe!!

  27. Pratxi, no fíes tan largo tu retonno, please. Necesitamos ya un especial sobre la “guerra de los gilipollans” que anime el cotarrazo preelectoral. De momento, en la güeb de Anson, se dice:

    *José Domingo y Antonio Robles, los dos diputados en el Parlament que anunciaron que dejan la militancia en C’s por discrepancias con la cúpula del partido, dieron el viernes un golpe de mano para defenestrar a Rivera como presidente del grupo mixto. Tras reunirse el comité ejecutivo de C’s, Cañas ha denunciado que Domingo “está actuando al dictado” de Díez, que es “la máxima interesada en intentar boicotear a C’s”.

    Rosa Díez, “al no tener cobertura política en Cataluña, está utilizando al diputado Domingo, que ya ha afirmado que va a colaborar con otras fuerzas políticas, para dar su voz en el Parlamento catalán”, ha protestado Cañas. Después de que este fin de semana el consejo general de C’s, máximo órgano entre congresos del partido, reprobase “enérgicamente” a los “tránsfugas” Domingo y Robles, Cañas ha explicado que se dará traslado de la reprobación al presidente del Parlament, Ernest Benach.

    Esta semana la Mesa del Parlament deberá decidir si hace caso de Rivera, que ha solicitado la expulsión de Domingo del grupo mixto y su degradación a la condición de diputado no adscrito, o bien atiende la decisión de Domingo y Robles de hacer valer su mayoría de dos a uno para destituir a Rivera como presidente del grupo mixto.

    Cañas, además, ha dicho confiar en la “palabra” de Robles, que ha anunciado que en verano entregará su acta de diputado, dejando paso a que le sustituya Carmen de Rivera, considerada próxima a Albert Rivera. El consejo general de C’s aprobó además el programa electoral de la plataforma “Libertas”, integrada por fuerzas ultranacionalistas y euroescépticas, en el que según Cañas se defiende la idea de “los Estados Unidos de Europa” para conseguir una “verdadera unión no sólo económica sino política”.*

    Pintorescos. ¿Alguien se acuerda del famoso mitin fundacional de Gilipollans de Catalunya en el Teatro Tívoli? (ríete tú del mitin del Teatro de la Comedia de Madrid con José Antonio y todos los camisas viejas). Rosetta dixit: “tras las autonómicas quiero ser vuestra aliada, vuestra cómplice, ….” jojojo …. Y servidor diciéndoles que no, que eran una pandilla de resentidos y de frustrados, que en dos días se estarían peleando por cuatro sillas y dos mesas, que Rosetta utilizaría la tribuna prestado y luego los dejaría tirados ….

    Hace ya años que abandoné los blogs tóxicos, porque si no …. qué cachondeo y qué risas, leches.

  28. Ke ya han hecho el festival de Eurovisión? Pues faya! No lo ví, porque… fuí al cine!!! Esos sitios cerrados y oscuros donde exhiben peliculas que no son de Disney. Y no me sentí culpable de dejar a las pequeñas con la tieta. Me enteré al día siguiente viendo al Follonero. Nada que decir. Excepto: Qué culpa tienen Andorra? Joder!!!! Si nunca pasan a la final… Ni votar pueden?

    Respecto a las subvenciones a la ópera, Teoura, al menos ya no castran a nadie para que cante mejor. Pero con el toro se pasan tres pueblos. Y ud y yo pagamos unos 54 euritos cada año. Sí o sí.

    Obra en manos de Alguien un infame artículo sobre los partidos que se presentan a las europeas, entre ellos C’s Libertas. Pero está enfocado en las elecciones europeas y no en los recientes sucesos que sobrepasan lo imaginable. Creo que sale este domingo

    Para abrir boca, una entrevista a Miguel Duran
    http://lacatalunyadelos100000.blogspot.com/2009/04/miguel-duran-en-el-debatcat.html

    Crisis
    De entrada, van a llamar a los catedráticos de derecho parlamentario porque la Mesa lo tiene chungo. Se ve que cuando un diputado deja el partido se va al grupo mixto como no adscrito y pierde el derecho a hacer preguntas al GOvern. Pero si se pira o lo echan del Grupo Mixto, donde va?

    LO de Libertas ha acabado de romper el partido, que ojo, segun algunas encuestas tenía posibilidades de sacar un escaño en el 2010. A debatir. En cualquier caso, todo es muy estúpido si, en setiembre Robles se va, y Doña Carmen vuelve a apoyar a Rivera como jefe de filas. Dejando la cosa en C’s con dos diputados en el grupo mixto y José Domingo como no adscrito en el grupo limbo.

    Robles se va y deja el escaño. Puede que deje la política, pero recordemos que Rosa Díez exige entra en UpyD en pelotas… sin cargos, vamos. Y lo cumple. No ha admitido ningun transfuga hasta la fecha. Robles no cuenta con las simpatías de las bases magentas en Catalunya, pero quien dijo que UPyD era una cooperativa? Veremos. De momemto ya tienen a Trias de Bes y sus tiendas con problemas fiscales. Y a la antropóloga que va 5a en las europeas (No me acuerdo de su nombre)

    En cualquier caso… sólo puede quedar uno. Si C’s saca más votos que Sosa Wagner en Catalunya tiene posibilidades al tener más suelo electoral. Si no…

    In nomine De Carreras
    Rivera et Spiritu Santo
    Ego te absolvo… etc.

Deja un comentario