Estamos mal

Lobisón

Me refiero a los votantes de izquierda, y no hablo de la insatisfactoria intención de voto que manifiestan las encuestas, sino a lo que éstas revelan. Incluso cuando se considera deseable una victoria del PSOE, pocos la esperan. Esto es evidentemente una paradoja, ya que bastaría con votar lo que se ve como deseable para obtenerlo. ¿Por qué se lo plantea tan poca gente?

Las explicaciones entre los electores con más información política son muy variadas pero un poco desoladoras. Desde la insatisfacción con el liderazgo (o su ausencia) hasta la crítica de los mecanismos internos de participación y decisión en el PSOE. No parece que este tipo de consideraciones afecten a los electores conservadores. Los más de centro-derecha pueden estar en desacuerdo con las medidas y la forma de gobernar de Rajoy, pero no parecen muy decididos a castigarle.

Esto es raro. Si las elecciones europeas se consideran de segundo grado, y sirven para pasar factura al gobierno de turno, lo lógico sería que hubiera un gran voto de castigo contra el PP. Pero si se consideran sustanciales, cabría esperar también un voto a las opciones que proponen cambiar el rumbo que ha seguido la UE (el austericidio) en estos años. Incluso quienes no deseen ver a Rubalcaba en La Moncloa podrían ver las ventajas de una mayoría de centro-izquierda en el Parlamento europeo, especialmente en esta ocasión en que de la relación de fuerzas en él dependerá el signo político de la Comisión.

¿Cómo explicar estas contradicciones? ¿Alguien cree de veras que una victoria del PSOE en las elecciones europeas podría provocar un repunte de la prima de riesgo o una retracción de los inversores? Mi propia explicación, que ya apunté la semana pasada, es que los electores de izquierda son más rencorosos, o tienen más dificultad para volver a votar al PSOE precisamente porque le abandonaron en 2011. Se sentirían frívolos si admitieran que el gobierno del PP ha supuesto sólo recortes y prepotencia, y que a fin de cuentas lo que ha cambiado las expectativas de los mercados ha sido el BCE, no la austeridad impuesta.

Por tanto estas elecciones pueden ser un desastre, con los electores conservadores firmes en su voto y los de centro-derecha y centro-izquierda recluidos en su casa, considerando que aún el PSOE ‘no se ha regenerado’, como decían en 2000 en los grupos de discusión. Luego puede suceder que la economía mejore lo suficiente para mantener la hegemonía del PP en las locales y autonómicas e incluso en las generales. O no. Pero parece evidente que se habrá perdido una ocasión ideal para mandar un fuerte aviso al gobierno sobre lo que puede y no puede seguir haciendo, y de hacerlo sin riesgos.

11 pensamientos en “Estamos mal

  1. Premisa 1
    “Me refiero a los votantes de izquierda”
    Premisa 2, 3
    “electores de izquierda son más rencorosos, o tienen más dificultad para volver a votar al PSOE”
    “centro-izquierda recluidos en su casa, considerando que aún el PSOE ‘no se ha regenerado”

    No me aclaro,habla de los electores del PSOE o los de izquierda en general Los primeros un subconjunto del segundo. Porque las reflexiones parecen hechas para el primer grupo.
    Respecto a la mayoría de izquierdas en el Parlemento Europeo, toda piedra hace pared y por lo tanto, tan VOTOS UTIL es Schultz, Tspiras como SKA, SKA; SKA
    http://www.google.cat/search?q=skakeller&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ei=ZddxU-6UI8im0AWkrICgCA&ved=0CAYQ_AUoAQ&biw=1280&bih=899#q=ska+keller&tbm=isch

    O Bové, o PODEMOS.
    Por otra parte el 26 de Mayo por la mañana hacemos recuento de votos Izq/dereha en Españistan. Igual gana la izquierda en votos. Y más ahora que los gasolineros de Madrid votan al politólogo y boxeador.

  2. Comparto las dudas del sr Pratxanda: no sé de quién estamos hablando.

    Conste que, desde mi punto de vista, a estas alturas de la película, más que una victoria del PSOE lo que sería deseable es una debacle y la aparición de una alternativa de izquierdas en ascenso y con posibilidades de futuro. Todo ello, evidentemente acompañado de una caida significativa del voto del PP. Una tertuliana estuvo fina ayer al calificar al PSOE de “izquierda domesticada” y es que es así, aunque también serían válidos adjetivos como “sometida”, “desdibujada”, “extraviada”…

    Isaac Rosa pone un poco de realismo al asunto: http://www.eldiario.es/zonacritica/PP_PSOE_bipartidismo_6_259384097.html

    Ya no se trata de hacer pequeñas correcciones de rumbo ni de deshacer las medidas del PP, sino de dar un giro de 180 grados en toda clase de políticas y en el sentido de la política.

  3. Por otra parte, una victoria del PSOE no alargaría més la actual dirección? No es mejor un mal resultado, que obligue a profundas reformas en can Rubalcaba?

  4. Más referencias para la reflexión:

    “…entre los partidos gobernantes que iniciaron tales políticas de austeridad (que luego fueron expandidas por los gobiernos de derechas) fueron los partidos miembros del Partido Socialista Europeo, incluido el PSOE. Fue el gobierno socialista presidido por el Sr. Zapatero el que inició tales políticas en España, con recortes sustanciales del gasto público, cambiando incluso la Constitución, con una reforma que, en la práctica, condena al Estado español a una austeridad constante (…)

    Y el Partido Socialista español (dirigido ahora por el que fuera vicepresidente del gobierno Zapatero, el Sr. Rubalcaba) no ha hecho ninguna autocrítica. Todo lo contrario, ha continuado defendiendo aquellas políticas de austeridad, presentándolas como necesarias para evitar el Rescate, que nos hubiera significado un enorme sacrificio, ignorando que sí habían alternativas (…)

    Esta ausencia de autocrítica hace perder la credibilidad de la Sr. Elena Valenciano, cuando se presenta como la gran crítica de las políticas de austeridad. Es también esta ausencia de autocrítica que está debilitando enormemente el atractivo electoral del PSOE, pues su postura antiausteridad adoptada ahora se ve como meramente oportunista, con escasa credibilidad. (…) este partido tenía que haber realizado un análisis crítico de aquellas políticas realizadas por el propio partido, con una abertura a las voces críticas. Y esto no ha ocurrido. Y tampoco ha ocurrido en muchos de los partidos socialistas gobernantes en la UE, que constituían la gran mayoría de gobiernos en la UE y ahora son una minúscula minoría.”

    Vicenç Navarro: http://blogs.publico.es/vicenc-navarro/2014/05/13/la-ausencia-de-la-necesaria-autocritica-en-la-socialdemocracia/

  5. Lobisón, hay una explicación muy sencilla: los votantes, aunque tengan poca información, entienden o intuyen que la política económica no se decide en el Parlamento Europeo. Por muy rojo que salga el PE, me temo que los centros de decisión económica seguirán estando en Bruselas y Frankfurt. Así lo quisimos casi todos, conservadores y socialdemócratas, creando un sistema de gobierno del euro que es una patata. No me imagino a Draghi cambiando de rumbo porque cambie la mayoría en el PE. Mucho votante progre no se deja camelar a estas alturas por los mensajes socialdemócratas de que van a acabar con la austeridad desde el Parlamento. No se lo creen ni ellos… El PE poco puede hacer en esta materia.

    Yo en estos momentos solo votaría por Conchita Wurst como presidente de la Comisión, pero desgraciadamente ha preferido competir en Eurovisión.

  6. 1.- Una cosa es que gane el PP y otra que los electores no lo castiguen tanto con la abstención como votando otras cosas. Cae, ahora bien parece que el PSOE también cae.
    2.- La UE es importante, pero no quizás tanto su parlamento, por una parte muchas de sus decisiones las toma ¿colegiadamente? ¿federalmente? los gobiernos estatales. Y por otra muchas decisiones las toma el BCE a su albedrío, porque se decidió como bien dice Don Cicuta con burlas a los que lo criticaban, que eso no era política. En los burladores estaba el PSOE creo recordar… y ahora hablaríamos de Maastrich y tal y tal. Y por otra parte dentro de eso diseño de la UE acorde con los tiempos los económico, lo financiero, … los mercados no son política.
    3.- Contra lo anterior hay que darles susto por lo menos, atrevanse, IU y si no los que nos dice Pratxanda. ¿Se imaginan las caras de Rajoy, Rubalcaba, etc… con un 20% de votos de IU más lo que saquen los amigos de Pratxanda?

  7. Y a veces en las críticas de los más cercanos al PSOE en estos lares, no me queda clara si los que les molesta es no ganar, no poner a alguien más joven y más guapo… ¿o estamos hablando de propuestas concretas?

  8. Hace mucho que no veo a D. Cicuta por estos lares, por lo que agradezco su post. Pero no estoy de acuerdo. No creo que en cualquier elección se deba votar especulando sobre sus consecunecias en el futuro y ámbitos más generales. La UE es algo muy importante para todos. Vivimos en un mundo globalizado donde Europa es cada vez más una potencia secundaria. Por otro lado el parlamento europeo, que empezó siendo puramento de influencia nominal, ha ido adquiriendo cada vez más capacidad de censurar e influir en la Comisión y en el Consejo europeos. Escribe D. Cicuta: ” Por muy rojo que salga el PE, me temo que los centros de decisión económica seguirán estando en Bruselas y Frankfurt. Así lo quisimos casi todos,.. “. Para pasar de una unión de estados independientes a formar un estado federal hay que proceder así, no se puede de repente elegir un parlamento que sea soberano de todos los estados que han decidido ceder poco a poco su soberanía después de muchos siglos de independencia y guerras brutales entre ellos.
    Yo si creo que la composición del PE tiene influencia en la Comisión, en Alemania y en el BCE. Pero, que le vamos a hacer, a qui votamos para debilitar o fortalecer a tal o cuál secretario general o para que desde el futuro gobierno español se exija a europa tal o cuál cosa. votamos ahora, para decidir un futuro en 2015. La política de “EMIGRANTES GO HOME” que quiere apoderarse del PE por la coalición de partidos xenófobos de varios paises europeos importantes, eso NO NOS INTERESA. solo los problemas de nuestra provincia.

  9. Pues me encantaría una debacle de los partidos del régimen aún mayor, en los que invluyo todos los que han apoyado políticas de liberalización de mercados financieros, disminución de la inversión pública, salvación de bancos a costa de la ciudadanía…
    Esto debería ser junto al surgimiento y consolidación de fuerzas a la izquierda, sean con coleta, a ritmo de ska primaveral y o con unión cuestionable, cada opción con sus pros y sus contras.
    Porque me parece que otras alternativas justicieras o marcadas con X no tienen posibilidades por ahora.
    Ya puestos a pedir, una unión de las izquierdas desde abajo y con procesos abiertos a la ciudadanía (llámalo Podemos hacer un pocés Constituent popular primaveral y verde sacando datos de cuentas secretas en Suiza).
    También es verdad que las elecciones al parlamento europeo ilusionan poquito, y con razón:
    http://www.lamarea.com/2014/05/11/se-puede-cambiar-europa-traves-del-voto/

  10. ejem …..como he leído de dos callejeros que tienen puestas sus esperanzas en la candidatura de Podemos ,tengo que decirles que me alegra mucho que los votantes que decidan hacerlo tengan el papel en estas elecciones que siempre deberían de haber ejercido,sabremos cuantos son ….nada mas y nada menos….JAJAJA….que nervios.

Deja un comentario