España merece la pena

Julio Embid

Nunca me he sentido muy español. Habiendo nacido en Barcelona, crecido en Zaragoza y madurado en Madrid, simplemente soy español. Eso pone en mi deneí. Me siento maño y del Atleti. No me emociona escuchar el Himno de España. No he colgado la bandera rojigualda en la ventana como han hecho muchos de mis vecinos. No me alegro por las victorias deportivas de compatriotas, que en ocasiones residen en Suiza o Andorra. El flamenco me resulta tan extraño como la música K-Pop. Considero que los toros, y todo lo que lo rodea, son un anacronismo impropio de una nación capaz de mander satélites geostacionarios al espacio. Me produce asco tanto la corrupción política de la derecha española como el pijerío de ciertas personas de izquierda española, que predican una cosa y luego hacen la contraria.

Si el CIS me hiciese la pregunta sobre cómo me siento, creo que diría que “tan aragonés como español”. En el punto intermedio, ni frío ni calor. Si me preguntasen por mis colores diría que “mucho más del Atleti que español” basicamente porque, a mí, el Atleti me produce muchas más emociones, alegrías y tristezas que un concepto tan etéreo como el de la nación. Por el Atleti, soy capaz de cancelar una cita, madrugar, trasnochar, gritarle a la tele, viajar, recorrerme cien bares y hasta pintarme la cara de indio en las finales. Por España pues qué quieren que les diga. El día del Pilar nunca me pongo despertador. Como cantaba hace ya muchos años el gran Paco Ibáñez: “En la Fiesta Nacional, yo me quedo en la cama igual, que la música militar, nunca me supo levantar”. Vive y deja vivir. 

Ayer escuchaba la rueda de prensa del ex-presidente Carles Puigdemont en Bruselas y por primera vez me sentí cabreado. No es verdad que España sea un caos y una desolación. No es cierto que las agresiones de la Policía Nacional y la Guardia Civil provocasen cientos de heridos en la pantomima del 1 de Octubre. No es real que España sea esa Francoland, donde señores con camisa azul y sombrero de copa, que fuman puros y juegan al Monopoly, dirijan nuestros destinos desde 1939. Claro que hay fachas, y podremos encontrar en youtube un video de 20 payasos cantando en Madrid el Caralsol, pero eso no hace que todos los madrileños sean falangistas. Claro que podemos poner por las mañanas a Federico Jiménez Losantos y decir que los medios de comunicación son de ultraderecha, pero según el EGM su emisora Esradio está a años luz de lo que escucha la mayoría de los españoles (371.000 por los 4,3 millones de la SER, los 2,7 de la COPE o los 1,9 millones de Onda Cero). 

España es uno de los países de Europa Occidental con mayor número de años de gobiernos de Izquierdas. Nuestra esperanza de vida de 83 años es de las primeras del mundo junto a Japón. En 2004 fue uno de los primeros países en aprobar el matrimonio y la adopción entre parejas del mismo sexo. Somos uno de los países más tolerantes del mundo. No en vano, la fiesta del Orgullo Gay, es de largo, la principal fiesta de la capital por número de visitantes. Tenemos un clima envidiable y una diversidad cultural que hacen que cada año vengan 65 millones de extranjeros a disfrutar aquí haciento turismo. Nuestra sanidad pública es de las mejores del mundo y somos líderes mundiales indiscutibles en donaciones de órganos. Somos el país que más vino exporta y más aceite de oliva produce. Seguimos siendo líderes en tecnología eólica y en producción de este tipo de infraestructuras por todo el mundo. El segundo país del mundo con mayor densidad de km. de vías con trenes de alta velocidad. Hemos producido una excelente tecnología en materia de digitalización de libros y documentos valiosos. 

Soy de los que cree que todo está por mejorar y que, si no se pelea por los derechos y las libertades, se retrocede. Pero no voy a tolerar las mentiras y embustes de aquellos que quieren construir su microestado contra la mitad de sus ciudadanos, y ningunear lo que entre todos, tanto ha costado lograr. Merece la pena seguir juntos.  

 

12 pensamientos en “España merece la pena

  1. Y qué decir de ese abogado alegando hoy ante el juez que no existe riesgo de fuga de su defendido mientras el jefe de la banda sigue en paradero desconocido. Duro oficio, añado.

  2. En general yo me apunto a no tolerar las mentiras ni los embustes, o las manipulaciones etc. Eso está muy bien. Desde luego no puede negarse que el independentismo catalán ha tirado y mucho de eso, especialmente en materia de argumentacion economico-fiscal etc.

    En cuanto a si España merece la pena o no , yo lo voy a dejar en que “España es lo que hay”, porque habiendo cosas buenas, pues lo cierto es que también las hay malas, y unas cuantas.
    Además si hemos quedado en que España es indisoluble,inmutable y tal ¿qué mas da uanto merezca la pena o no?, ¿se puede elegir acaso? es como decir que medir 1.77 ser moreno y llamarse como me llamo “merece la pena”. Es lo que hay, la realidad puede aceptarse con alegría, escepticismo o depresión ,eso es meramente electivo.
    Yo no puedo por mas que felicitar a todos aquellos que su identidad territorial les satisfaga y sea fuente de alegría. Tambien constatar con un cierto grado de tristeza como a la exaltación de los sentimientos nacionales de un lado, se responde con la exaltación de los sentimientos nacionales del otro. Es practicamente inevitable, muy humano, ofender las identidades es algo que dispara la hostilidad, tal y cual, pero a mi no me causa ninguna sensación positiva ver balcones con banderas, o gente con ellas arrolladas a la cintura, u ondeando en los coches.

  3. Por otro lado, mencionar una vez mas que la mejor actuación , a mi juicio, en Cataluña es llevar a acabo un referendum, en concidiones legales, y que gane la opción de permanecer juntos.

  4. Felicito a Julio Embid por este artículo. Me identifico plenamente con lo que dice.

  5. Una alegría que nos trae Julio después de estas tensas jornadas. Modular los sentimientos se parece mucho a elegir el tipo de música que queremos escuchar en nuestra volubilidad existencial. Pero es verdad , yo me siento profundamente español , he viajado bastante y me comparo con las buenas cosas de otros países , pero siento una pasión racial por las “gildas” , el fino Sevillano acompañado por un jamón sublime cortado con maestría y el acento contundente de quien lo sirve como ” lo mejor del mundo “
    Me gusta la simpatía espontánea cuando preguntas una dirección , el usted como fórmula de respeto y consideración , el paisaje cambiante , y su cielo protector. Si , soy español por sentimiento, sin queja. Un gran país que ha mejorado mucho. Un país que permite todas las libertades , y también un blog para la libertad como es éste que nos convoca.

  6. Es difícil escribir en estos momentos después de ver como el ex vicepresident del Govern Juncker Ass y siete de los Consellers van a ser encarcelados por “reiteración en el delito” y riesgo de fuga.
    Todo ello gracias a la astuta palabreria de PuigDevil que ha reiterado su error político y elevado este a sus máximas consecuencias.
    Ellos lo han querido hacer de esa manera y su insistencia en mantener un gobierno paralelo y fuera de la ley ,una vez destituidos,les han llevado a ser encarcelados y considerados prófugos de la justicia..
    Por mucho que La emperatriz de la ambiguedad Ada Colau y su mamporrero oficial del Reino Pablito Churchix “El Aberchalao”,digan que ” “Creo que ostenta la legitimidad”, y “que es innanmisible que haya presos politicos”….y que pedirán Anmistia ..
    Pobres diablos esos que quieren conquistar el cielo….
    Malta Rovina llora en TV3 por ellos.

  7. Hoy Catalunya es un valle de lágrimas.
    Unas de frustración desencadenada y otras de cocodrilo.
    Ya están diciendo que las próximas elecciones del 21D son ilegitimas
    ¡¡¡ Viva Honduras !!!.
    ….JAJAJA…que nervios.

  8. Hoy Catalunya es un valle de lágrimas.
    Unas de frustración desencadenada y otras de cocodrilo.
    Ya están diciendo que las próximas elecciones del 21D son ilegitimas
    ¡¡¡ Viva Honduras !!!.
    ….JAJAJA…que nervios.

  9. Si ,en España hay presos políticos.
    Todos los delitos que van en contra de la ley y las resoluciones de los Tribunales son delitos politicos.
    No obedecer las resoluciones del Tribunal Constitucional por un órgano legislativo es delito político.
    El uso del dinero público para desafiar al estado de derecho por una mayoría parlamentaria,es delito politico.
    El delito de malversación ,es un delito propio de los que desempeñan puestos relevantes en la administración publica a través de presupuestos de La Generalitat con el voto favorable de su mayoría parlamentaria.
    Es delito político.
    Ir contra la unidad de España es delito político.
    Si ,en España se encarcela a aquellos que cometen delitos politicos que pueden ser juzgados como malversación,prevaricación,sedición, rebelión o terrorismo.
    La mesa del Parlamento pueden ser acusados por inducir a la rebelion si se demuestra que permitir la votación de un referendum ilegal y una ley de transtoriedad y de la proclamación DUI ,llevan implícitos actos sediciosos o en rebelión cometidos tanto por Omnium , ANC el Govern ,los grupos parlamentarios de ERC ,PDeCat y la CUP.

    En fin,en España hay presos políticos por delitos políticos .
    La estupidez no es un delito político pero ayuda a los jueces a determinar la entrada en la cárcel.

Deja un comentario