Es el crecimiento, hombre

José D. Roselló

“¡Es la economía, estúpidos!” fue el célebre exabrupto que, según cuentan las crónicas, lanzó J. Carville, asesor de Clinton en la campaña del 92 que acabaría llevándoles a la Casa Blanca.

En un estilo similar, solo que menos faltón, puede decirse que cada vez más, se percibe como único rumbo razonable de política económica -que no aplicado todavía- aquel que empiece a preocuparse, y de manera palpable, por relanzar el crecimiento económico.

Pero en fin, sucintamente, a fin de no caer en repetir lo que puede leerse todos los días en la prensa, el consenso generalizado de peces grandes y chicos en esto de la prospectiva económica, es que el mundo se encamina a un periodo de fuerte reducción del crecimiento y Europa tiene, por un lado , varios de sus miembros afrontando una crisis  basada en el coste de la deuda pública importante, y por otro se enfrenta a la muy cierta posibilidad de caer en una segunda recesión durante el año que viene.

Ya ha sido resaltada en otras ocasiones la comodidad, por no decir impunidad,  con la que los agentes relevantes en la esfera institucional y en la esfera privada emiten juicios y recomendaciones de cuya aplicación y resultados nunca ejercen la paternidad responsable. Los achuchones y malos ratos de hoy no han sido independientes de las actuaciones, rumbos recomendados y opiniones emitidas por FMI, BCE, agencias de rating, operadores del mercado financiero y otros que nunca se exponen al veredicto de absolutamente nadie. Dice la frase popular que “entre todos la mataron y ella sola se murió.”

La crisis de los sistemas financieros se contagió a la esfera real y produjo la recesión. La cortedad y descoordinación de las actuaciones políticas subsiguientes permitieron la aparición de los movimientos especulativos contra la deuda. Las actuaciones ante esta  tesitura, marcadas por el interés en el regate en corto y a corto para apagar el último fuego proveniente de los mercados financieros, o en contrarrestar los últimos ruidos de titulares periodísticos, acabaron recetando a todos los implicados planes de contracción económica para salir de una contracción económica. No es una mala copia del guión de “Una noche en la ópera” de los hermanos Marx; es lo que hay.

Es cierto que se detecta un muy creciente malestar de las ciudadanías continentales. Sea o no el movimiento de los indignados una manifestación política, emocional o un “movimiento antisistema marginal de extrema izquierda (hay gente que nace con el don de hacer frases para la concordia, una detrás de otra)” más o menos representativa, parece que la práctica totalidad de los gobiernos europeos a cargo serían mandados con gusto al banquillo por sus electorados. Sin duda va a ocurrir con el gobierno socialista en España, posiblemente seguido del conservador francés en 2012. Sin embargo, los diferentes calendarios electorales  – Grecia, Italia y Alemania  renuevan parlamentos en 2013, Reino Unido en 2014 etc.- hacen difícil pensar en un giro copernicano a corto plazo  en las políticas impulsado desde las urnas. Pero cabe, por qué no, una variación del enfoque o una instrumentación de nuevas medidas. ¿Cuáles podrían ser estas?

Es posible dar una oportunidad a políticas que impulsen el crecimiento, medicina que atajaría la raíz de todos los males que nos aquejan. De mayor a menor “realismo”, estas podrían ser algunas.

  1. Profundizando en un papel más activo del BCE en la lucha contra la recesión, sería deseable una instrumentación de una expansión cuantitativa, mediante la compra de bonos de países europeos, a la manera en la que la Reserva Federal Norteamérica ha venido poniendo en práctica a lo largo de este año. Esto podría ser acompañado de una bajada de los tipos de interés, abandonando la senda incomprensible de alzas que se anunciaban este verano.
  2. Instrumentar finalmente la comentada y oportuna unificación de la deuda de la Eurozona mediante los “eurobonos”. Bienvenida sea la disciplina que pudiera traer, siempre y cuando no sea solo para morir todos juntos en lugar de salvarnos todos juntos.
  3. Coordinación europea en materia fiscal. No obstante, esta vez en lugar de hacerlo hacia el recorte o la contención presupuestaria, hacerlo hacia el aumento de la capacidad de impulso, esto es, permitirnos a nosotros mismos ayudar a salir del pozo, y no ponernos trabas.
  4. Avanzar en la regulación de los mercados financieros. Ya sea mediante la tasas a las transacciones defendida por Alemania, como mediante otro tipo de medidas destinadas al fomento de la trasparencia y el control. En este caso sería necesaria una coordinación incluso a un nivel superior al europeo, pero no por ello menos necesaria.
  5. En el campo de las “pequeñas locuras sensatas”  por qué no, diseñar actuaciones destinadas a las quitas coordinadas de deuda o reestructuraciones de la deuda o como se las quiera llamar.  La palabra puede sonar tabú, pero el concepto no lo es. Si quiero que un prestatario me devuelva el dinero, tengo que dejarle ganarse la vida.

Suene particular o no, algo de esto vamos a verlo puesto en práctica, ya que desde luego, el escenario actual no es prolongable ni va a arreglarse solo. Tengamos pues el atrevimiento de hacer de la necesidad virtud, y de reconocer que, al final del día lo único que da rédito y permite vivir ¡es el crecimiento, hombre!

12 pensamientos en “Es el crecimiento, hombre

  1. Cuando era “un pubertido” ,en la escuela teniamos la costumbre de ,al que estaba agachado o en cuclillas ,pasarle la pierna por encima de la cabeza al mismo tiempo que cantabamos “ja no creixeras més”,con la consiguiente risotada.
    A mi me lo hicieron muchas veces…pero inexplicablemente segui creciendo.

    Antes de los dieciocho me dijeron que no comiera bocadillos por la calle ,de lo contrario no me casaria nunca.
    Me jarté de bocatas y me casé a los 20 de penalty.

    Pues que quieren que les diga,esto de la economia es una forma mas de intentar evitar lo inevitable….ejem.

  2. José D. Roselló, impulsar el crecimiento es cargarse el planeta, pero eso da igual, lo importante es hacer dinero, caiga quien caiga. Yo a mis hijos les he dado mucho cola-cao y me me han crecido muy bien, pero al llegar a la edad adulta, han dejado de hacerlo, como debe ser. Lo que si espero que sigan creciendo es en conocimientos que para algo deberían servir. La realidad es que no se puede crecer económicamente por múltiples razones que todos obviamos. Seguimos pensando en los mismos términos que nos han llevado ha esta situación de crisis generalizada y no conocemos otra manera de salir de ella que seguir destrozando el planeta. http://www.chrismartenson.com/crashcourse/espanol

    El sistema capitalista, tal y como lo conocemos, nació, creció, y ahora está envejeciendo mostrando síntomas de alzheimer. No se acuerda de lo mal que se pasó en crisis como la del 29 de la cual se salió con una guerra mundial muy lucrativa pero espantosa. Como diría John Maynard Keynes, da igual lo que pase en el futuro, entonces ya estaremos muertos. Podemos proponer medidas anticrisis dentro de los parámetros convencionales, pero esto nos llevará a seguir cayendo, crisis tras crisis. Porque no son este tipo de soluciones lo que necesita el sistema, que también, sino nuevas formas no convencionales de entender la economía: http://www.youtube.com/watch?v=DU-JpPOcpo4&feature=share

    José D. Roselló, a pesar de mis esfuerzos, no se si conoce la propuesta sistémica Patrón-vida o Patrón-básico: http://capitalvida.blogspot.com/ Es, sin saberlo, lo que todo el mundo reclama a gritos en plazas y calles.

    Mientras los economistas sigan al dedillo lo que aprendieron en las facultades, no harán más que copiar y copiar los modelos que nada tienen que ver con las necesidades que esta sociedad reclama. El sistema, tal y como lo conocemos, está llegando a su fin. Debemos empezar a pensar en como ha de ser el sistema que surja de la inoperancia de la vieja economía. http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=B3LzOnf81lg#!

    Sólo me queda agradecerle el articulo y esperar que su mente se abra a nuevos conceptos económicos.

  3. En el comunicado de ayer de la conferencia de paz bastaria con que hubieran escrito:

    Venga chicos,dejad las armas y sentaros a dialogar con los españoles y los franceses y pelillos a la mar.

  4. Roselló tiene toda la razón. Está claro, estamos descendiendo por una pendiente sin saber cuál será el punto mas bajo al que llegaremos. Mientras Alemania siga confiada en que China, Brasil, India y Rusia le seguirán comprando sus muy apreciados bienes de inversión y de consumo, no tenemos más remedio que seguir llorando por el crecimiento. Ahora bien, parece que los BRIC tienen altísimas tasas de inflación y están endureciendo su crédito interno. La historia es testigo de que las inflaciones prolongadas acaban en recesión irremiseblemente y es lo que ya está ocurriendole a estos paises. Alemania, Holanda, Austria y Finlandia más pronto que tarde van a perder sus superavit comerciales y, por ende, sus tasas de crecimiento, que pasarán a ser negativas o planas – actualmente sus tasas de crecimiento están cayendo. Sólo así, desgraciadamente, caerán en la cuenta de que hay que estimular el crecimiento del CONJUNTO de la zona euro y no seguir jugando al cuento de la cigarra y la hormiga.
    Las recomendaciones de Roselló son correctas. En cuanto a la primera, hay que advertir que el BCE lleva ya dos años comprando en el mercado secundario deuda pública de Grecia, Irlanda, Portugal, italia y España en cantidades no despreciables. Lo hace para compensar que Alemania no autorice la emisión de eurobonos por parte de un Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Pero mientras los países con superavit de la zona euro no muerdan el polvo, no se autorizará a que ese Fondo pueda cumplir con su misión.
    En cuanto a la coordinación europea en materia fiscal, no la veo factible hasta que los países miembros no deleguen en el Parlamento europeo las directices fiscales de cuasi obligado cumplimiento por los países miembros. Mientras en unos países manden los conservadores-liberales y en otros los sociodemócratas, no es posible una coordinación fiscal por la profunda divergencia sobre la misma. No hay más que ver lo que está pasando en EEUU para darse cuenta de que por este camino no se va a corregir la pendiente recesiva en que nos hallamos.

  5. Muchas gracias, José.

    El diálogo será cuando dejen las armas, antes no. Eso dice el comunicado.

  6. La SER informa que puede haber un comunicado de eta en los próximos días pero no será el último.

  7. Iba a poner el link al artículo de Diego de Ojeda en El País de hoy sobre el canje de Gilad Shalit por mil y pico cabestros (que expresa el exacto valor que da a la vida de los suyos cada una de las dos partes de ese “conflicto”), pero veo que se me han adelantado.

    ……………………………….

    A propósito del conflicto árabe israelí, hoy en El País – para compensar, siquiera infinitesimalmente, el bombardeo de propaganda judeófoba al que nos someten -, publican un excelente artículo sobre la visión que de ese conflicto se sirve al público español: “Verdades y mentiras sobre Israel”, de Adolfo García Ortega.

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Verdades/mentiras/Israel/elpepiopi/20111018elpepiopi_4/Tes

    ” (…) Me llama la atención cómo en España ese activismo mediático llega a extremos de intoxicación informativa, incluso parece que es una consigna cíclica: periódicamente, con o sin noticia, se publica algún artículo contra Israel. Y siempre, invariablemente, sobre estas premisas: 1) demonización de Israel confundiendo al Estado con su Gobierno, y al Gobierno con su pueblo; 2) normalizaciónacrítica y maniquea del victimismo palestino; y 3) oscurecimiento de aspectos inquietantes de la realidad política palestina, como son la asunción de Hamás, la benevolencia con la islamización (una islamización, por otra parte, ante la que no existe postura crítica, incluso se habla en términos elogiosos del moderado Erdogan, del sentido democrático de los Hermanos Musulmanes o de la sharia como base de futuras constituciones de los países árabes “despertados” recientemente) y la incapacidad de negociación real por parte palestina. (…)”

  8. Muchas gracias por los comentarios, especialmente el de Magallanes, que eso de que le digan a uno que tiene “toda la razón” mola un rato largo, esponjadonme estoy de vacuo orgullo.

    Aprovechando quiero agradecer tambien a Amistad Civica no tanto su comentario de hoy a este post sino el de ayer al de Van der Broek, que considero una pieza imprescindible.

    Y también, por último saludar a Barañain, hoy ha faltado Polonio o Teoura para reproducir una vez mas, las engolfadas refriegas en torno al conflicto palestino Israeli.

  9. Barañaín llama a los prisioneros palestinos liberados cabestros y se sentirá contento. A Barañaín le parece excelente el artículo de Adolfo Garcia Ortega. Este último me parece bastante sesgado por el método de omisión de hechos. Para mi los más brutos que, por supuesto, no se mencionan en este artículo, son los colonos israelíes que queman olivos de los palestinos aprovechándose de que el ejercito israelí no se atreve contra ellos. El General Nitzan Alon, que manda en las tropas israelíes en Cisjordania, en una entrevista a periodistas norteamericanos dijo que “Tenemos que impedir con mas energía la creciente violencia de los colonos israelies. Hemos enviado policias para proteger a los colonos de los palestinos y debían también impedir los ataques de los colonos contra los palestinos. En los últimos meses los colonos han incendiado varias mezquitas y destruido campos de olivos e higueras. A una patrulla israelí que se opuso a ellos les increparon su falta de patriotismo. Todo esto declaró el General Nitzan Alon y viene publicado en el International Herald Tribune de 12 de octubre de 2011 con el título “Un General Israelí pide a EEUU que no corten la ayuda a los palestinos aunque pidan ser Estado”.

Deja un comentario