El voto (in)útil

Aitor Riveiro

Siempre me ha costado mucho creer en las encuestas, sobre todo cuando uno se pone a analizarlas a fondo y descubre que la gran mayoría quiere que gane el PSOE y, a la vez, que tras las elecciones gobierne un partido distinto del que actualmente forma gobierno. Un despropósito. Pero a falta de otros instrumentos, dando por bueno el trabajo de tanto estadístico y sociólogo y plenamente convencido de que sí ofrecen cierta veracidad, al menos para conocer tendencias, habrá que tomarlas en consideración.

Y si lo hacemos así, pinta en bastos. No tengo claro que la diferencia que marcan las últimas encuestas (CIS y Público) sea la real, pero lo que sí está claro es la tendencia que vive el electorado. El ejemplo más claro es la comparativa que ofrece el diario Público de sus últimos sondeos: “La diferencia entre las intenciones de voto a PSOE y PP en estas submuestas fue de 3,5 puntos en la primera oleada; subió a 8,2 puntos, en la segunda; se mantuvo en 8,5, en la tercera, y 8,3, en la cuarta; bajó a 6,7, en la quinta; y a continuación bajó más aún, hasta 2,0, en la sexta. Se ve claramente que el PSOE parte de una posición relativamente débil el 7 de enero, se coloca en posición fuerte entre el 14 y el 31 de enero; y baja fuertemente desde esa fecha hasta el 12 de febrero”. Ese 12 de febrero, las diferencias son de 2,5 puntos y apenas dos escaños. Según el CIS, el PSOE aventaja al PP en un punto y medio, aunque la horquilla de diputados que ofrece la encuesta oficial es demasiado amplia como para considerarla fiable.

¿Y qué es eso que oigo de fondo? ¿No lo oyen ustedes? Son los gritos de los de siempre, los del voto útil, los de más vale malo conocido, los que pretenden que sólo hay una izquierda en España. Muchos no lo dicen abiertamente, pero en sus análisis y opiniones dejan clara su posición. Y, permítanme que les diga, se equivocan.

Ya hemos discutido en innumerables ocasiones lo pernicioso del sistema electoral español (que sí, que los hay peores); ya hemos dicho que en su momento quizá tuvo razón de ser para asegurar mayorías parlamentarias que otorgaran estabilidad al sistema. Pero, decididamente, la Ley D’Hont está robando representación parlamentaria a un par de millones de personas que no optan por PP ni PSOE, sino por IU o la reciente UPyD (a la que, ojo al dato, el CIS otorga el 0,6% de los votos y la posibilidad de entrar en el Parlamento, aunque la encuesta de Público no lo ve así).

Como, según parece, las elecciones del próximo 9 de marzo se van a decidir por un puñado de votos y unos pocos escaños, la consigna es clara y pareciera obvia: el que no quiera ver al PP en el próximo ejecutivo y tenga claro que va a votar, debe hacerlo al PSOE.

Pues no es tan claro; o no lo parece. El PP, según la encuesta que sacó ayer a la luz Público (el CIS no aporta tal información), gana en determinadas circunscripciones el último escaño por unos cuantos votos de diferencia… a partidos minoritarios.

Así, IU podría perder un par de diputados… en favor del PP. Pasa en circunscripciones como Sevilla y Valencia, en los que IU podría hundirse dejando en bandeja dos escaños más al partido de Rajoy.

¿Es eso lo que pretenden los valedores del voto útil? Estos tres escaños (y son un ejemplo) podrían ser determinantes no sólo para saber quién ha ganado o no las elecciones sino, lo que es más preocupante para cualquier votante de izquierda, para la formación del futuro gobierno.

Porque, siempre que las previsiones se cumplan, al PSOE sólo le quedaría la opción de aliarse con CiU y el PNV (con quienes alcanzaría de forma cómoda la mayoría absoluta); los escaños de socialistas, ERC, IU y BNG, por ejemplo, no serían suficientes para alcanzar los 176 ansiados diputados.

Así que nos encontramos con la paradoja de que el voto útil en Sevilla, Cádiz, Valencia, Zaragoza y Asturias sirva, en el peor de los casos, para dar el gobierno al PP. Y en el menos peor, a una paupérrima victoria del PSOE que le obligue a aliarse con CiU y PNV: clericales, contrarios a algunas de las leyes que ha aprobado el ejecutivo de Zapatero durante la legislatura (Dependencia, matrimonios homosexuales, Igualdad y alguna más). Por no hablar del ‘precio’ que van a poner Durán i Lleida y Erkoreka a su apoyo. Ríete tú de ERC y su Estatut.

Así que, antes de dejarse arrastrar por el voto útil y de hacer proselitismo de él, piensen si en realidad no está siendo un voto inútil que otorgue la mayoría a la derecha. Dijo Carme Chacón el otro día en el mitin en Barcelona: “El voto es triplemente útil: ganar en España, tener un gobierno amigo y cambiar el PP”. Pues a lo mejor es triplemente inútil, porque el voto útil de izquierdas no tiene porqué ser al PSOE.

62 pensamientos en “El voto (in)útil

  1. No sé si recuerdan el artículo en El País de este sábado a propósito del voto útil, los sistemas electorales y la madre que los parió. Al margen del ejemplo de los militares (que feíto), el artículo terminaba con una reflexión muy interesante con la cual coincido plenamente…

    …”Cuando uno lee a los viejos defensores del ideal de la proporcionalidad descubre los valores que la nutren: a los electores les garantiza libertad; a los resultados, justicia. Y cuando uno vuelve a los clásicos de la democracia, recuerda que hay un valor que bajo ningún concepto puede claudicarse: la igualdad del voto. Son las élites de los grandes partidos las que han impedido que esos tres valores sean hoy y ahora una realidad entre nosotros. Llevar los principios al centro del debate y recordar lo que significa “inalienable” es el primer paso para evitar que puedan seguir haciéndolo.”

    Por tanto, o los que aquí piden el “voto responsable” son de la élites o es que les importa un rábano que mi voto cuente como los de ellos… Viva la UPyD!… Viva la IU! Desde Teruel con cariño MeTroncho.

  2. Interesante intervención de Abotepronto. Dice que no sabe qué significa votar responsablemente. No hace falta que lo jure. Yo creo que decidir el voto echando una moneda al aire, o en función de para qué lado se peina el candidato, o cómo trata el candidato a su mamá, es una forma irresponsable de votar. No digo que votar a Iu sea tan irresponsable, pero casi. Repito: considerar que es más importante que siga existiendo un partido marginal de izquierdas y arrastre en no sé qué cosa un poquito al PSOE por primera vez en treinta años de democracia (nunca IU influyó con F.González, salvo a favor de Aznar) que evitar que gobierne la derecha me parece una irresponsabilidad y un ejercicio de mala fe (en el sentido “sartreano”, por favor, que nadie me malinterprete).

    Por eso mismo, me parece que Tareq no plantea bien el asunto. Ni siquiera está claro que sea cierto que la gente vota a IU para tirar del PSOE hacia la izquierda. Pero es que aun cuando así fuera, que es muy dudoso, el beneficio que pueden obtener los votantes de IU es muy inferior, claramente, al coste de que vuelvan los cafres del PP a gobernar si por culpa de IU gana el PP. No entiendo cómo alguien no puede ver esto.

    Por otro lado, Tareq dice que IU es necesario para mantener al PSOE en las esencias de la izquierda pero también para que sea creíble la moderación del PSOE. Las dos cosas a la vez parecen claramente incompatibles. Hay que echarle mucha imaginación para pensar que el PSOE, con o sin IU, pueda ser una amenaza para los capitalistas o la clase media hoy día en España.

    Tareq, me has dejado desconcertado con lo de las obsesiones étnicas. ¿Cuáles son esas?

  3. Vale. gracias por la aclaración, don cicuta. lamentablemente, no puedo saber hacia qué lado se peina gaspar llamazares, puesto que PP y PSOE se las han ingeniado para que en los debates sólo salgan sus dos candidatos a la presidencia del gobierno. flaco favor a la democracia, cuando si de una cosa podemos estar segurss es que a partir del 9 de emarzo ningún partido obtendrá mayoría absoluta y se necesitarán de los oprotunos pactos para la investidura del nuevo presidente.
    me parece obvio que la ausencia de IU del arco parlamentario sería aprovechada por el PSOE para moderar más aún si cabe su discurso. Centripetismo o centrocuentismo? no recuerdo cuál era la terminología correcta

  4. Abotepronto, acabaremos entendiéndonos. Supongamos que es cierto que en ausencia de IU el PSOE modera más su discurso (algo de lo que no estoy seguro, porque el PP no tiene a nadie a su derecha y no se modera precisamente). Lo concedo. Lo que digo es: a la hora de votar, ¿qué debería pesar más en la decisión de una persona de izquierda, hacer que el PSOE suene un poco más a izquierdas aunque no gobierne, o impedir que gobierne la derecha? Yo lo que digo es quien no acepte el dilema no realiza una decisión responsable desde el punto de vista de la ´razón práctica’ (ahí queda eso).

  5. se hace tarde
    pero releyendo a don cicuta, me doy cuenta que se refiere a la la ley de matrimonios homosexuales o a la de la memoria histórica como “arrastrar un poquito al PSOE en no sé que cosas”. Si es tan poquito, por qué no lo hicieron en los 11 años que gobernaron con mayoría absoluta? No sé que pensarán los colectivos de gays y lesbianas o los de represaliados por el franquismo, pero creo que eso no es arrastrar un poquito.
    tras 4 años de gobierno socialista, bueno sería que el PSOE se dedicara a recordar parte de su obra legislativa (que la ha habido y buena) en lugar de volver a sacar el discurso del miedo y “dramatizar un poquito”. Esto me recuerda a cuando los estadounidenses se pasaron media guerra fría con el discurso de que vienen los rusos para justificar su inacción en políticas redistributivas o sus aventuras en el sudeste asiático.
    Y acabo ya. Yo no leo a Kant, pero sí a veces a uno de los más brillantes columnistas de DC (ISC). Plumeros a parte, aquí os paso lo que escribía sobre voto estratégico en el ya muy lejano. cómo pasa el tiempo:
    “Estoy de acuerdo con aquellos que sostienen que la idea del voto estratégico es internamente inconsistente. si los votantes son suficientemente sofisticados para votar por una segunda preferencia para evitar malgastar sus votos, deberían comprender que sus votos tiene una influencia irrelevante en el resultado final, pero si los votantes comprenden este argumento, la única acción racional es la abstención”.
    Pura razón pura

  6. Ayayayay, se da la circunstancia de que yo también he leído ese trabajo que Abotepronto cita y, aunque lo recuerdo tan sólo vagamente, creo que también decía que el voto util es una idea absurda, salvo que se entienda en términos de responsabilidad. Y eso es lo que planteo aquí: soy muy partidario de que la gente ande abriendo fosas para sacar huesos de antepasados, pero soy todavía más partidario de que no gobierne la derecha y, mientras la derecha está unida y es compacta, la izquierda, por ser dominante y mayoritaria, se permite el lujo de estar dividida en dos partidos, lujo que en algunos momentos nos podemos permitir, pero que en otros, como el presente, no tanto.

  7. Tal como yo lo veo, el problema es que EL MEJOR GOBIERNO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA, que presenta al electorado un balance de legislatura espectacular, ha padecido una gran pájara al final del período, lo que legitima el escepticismo de los votantes verdaderamente de izquierdas. El cálculo racional del votante más o menos progresista lleva casi irremisiblemente el PSOE; pero ni los votantes decidimos en función de cálculos estrictamente racionales ni el “mal menor” de evitar el triunfo del PP es un incentivo suficiente para muchos a los que Trujillo, Sansegundo (¿recordáis?), Calvo, Moraleda, Pepiño, o tantos otros nos parecen, sencillamente, personajes lamentables.

    Creo que es de Borges aquello de “nos une no el amor, sino el espanto”; y es un clásico también lo de “votar tapándose la nariz”. Me temo que seré de esos.

  8. Cito a Don Cicuta:

    “considerar que es más importante que siga existiendo un partido marginal de izquierdas (…) que evitar que gobierne la derecha me parece una irresponsabilidad y un ejercicio de mala fe (en el sentido “sartreano”, por favor, que nadie me malinterprete).”

    Lo de “mala fe” en sentido sartreano no es precisamente algo neutro, sino también muy negativo, casi tanto como la “mala fe” tal y como la entendemos todos. Pero más allá de eso, resulta que su concepto de “responsabilidad” implica que IU tiene que desaparecer para integrarse en el PSOE y así parar al PP. Y este tremendo sacrificio lo tiene que hacer para ser “responsable”. Pero el PSOE no sería “responsable” de mantener una ley electoral torticera y tramposa que presiona a unos votantes sí y a otros no, que da a unos más poder de voto que a otros, etc… ¿Responsabilidad? Mientras el PSOE se comporte así, mi concepto de la responsabilidad me dice que mejor sin escaños, pero con votos. ¿Qué así llega el PP al poder? Mi concepto de la responsabilidad me dice que el responsable es la ley electoral y por tanto el PSOE.

    Entiendo perfectamente las llamadas al voto util para parar al PP cuando se hacen por utilidad, por estrategia, por sacrificio…pero que se llame al voto útil alegando “responsabilidad” y encima achacando “mala fe” (en sentido sartreano, vale) cuando la gente de IU es objetivamente la que está machacada y ha de sacrificarse, pues me parece un poco excesivo, la verdad. Responsabilidad para con los principios democráticos básicos es lo que tenía que haber demostrado el PSOE, y no estaríamos aquí.

    El artículo de EL PAÍS decía algo de eso, creo, de hablar de principios y dejarnos de tácticismos, porque si no vamos a la raíz del problema, no hay nada que hacer.

  9. Muy interesantes las reflexiones que hace lonely mountain sobre la ley electoral española y las suscribo casi al 100%.
    por lo que se refiere a la responsabilidad, suerte de Olson (no confundir con el genial Orson): yo seguiré votando irresponsablemente y dejaré que otros acaerren con los costes de procurarme un gobierno “responsable”.

  10. Yo digo, lo mismo que esta mañana, que frente a todos los sesudos analistas que pululan por aquí, yo lo veo mucho más simple: soy de izquierdas y no quiero que gobierne esta derecha rancia que pretende gobernarnos. Y para conseguir eso, voto al PSOE, que es el único partido de izquierdas con capacidad de gobernar. Cualquier voto que vaya a IU es una oportunidad más para que gobierne el PP y retrocedamos en lugar de seguir avanzando.

    Teorura ¿de qué me suena eso de EL MEJOR GOBIERNO DE LA HISTORIA DE ESPAÑA?

  11. Buenas noches, amigos y amigas, para dejar unas notas a vuelapluma sobre la actualidad del día:

    En primer lugar, respecto de la cuestión del “voto útil”, coincido al cien por cien con PMQNQ: la polarización del voto entre derecha (PP) e izquierda (PSOE) con esas formaciones como principales titulares de esos espectros políticos hace que el voto a formaciones minoritarias en ciertas circunscripciones perjudique a una de las grandes formaciones frente a la otra. Si tenemos en cuenta que el PP consiguió, con la refundación y con la “epopeya aznarí” unificar todo el voto desde el centro-derecha más tibio hasta la extrema derecha más radicalizada, y sabiendo que ese cuerpo electoral es tremendamente disciplinado y actua a la voz de “Arrr…”, enterrando divergencias y disputas internas, está clara que la presencia de IU perjudica las aspiraciones del PSOE. Podríamos entrar en el viejo debate de la “casa común de la izquierda”, de la creación de un gran Partido del Progreso (al que habría que cambiar las siglas para que no sean PP también) o Partido Demócrata a la usanza yankee-italiana, pero sería largo. Sin embargo, sólo en una circunscripción la existencia de una candidatura de derechas alternativa puede fastidiar las esperanzas peperíes: la presentación del P de Al (Partido de Almería) en la circunscripción del mismo nombre.

    En segundo lugar, parece increíble que llegados al punto en que la eficacia policial pone a ETA contra las cuerdas desarticulando casi al 90% sus estructruras logísticas y operativa (falta la caída definitiva de Txeroki, que posiblemente dejaría vía libre al sector de la “Vieja Guardia” de Ternera y a parte del colectivo de presos hastiados ya de esta situación para entrerrar el hacha de guerra), siga el PP con el mismo discurso. Ni una palabra de júbilo ante las detenciones de estos días. Pero que vergüenza me dan estas gentes.

    En tercer lugar, una nota final en torno a la independencia de la provincia de Kosovo: me han producido igual sonrojo las palabras de la portavoz del Gobierno Vasco, Miren Azcárate, declarando ayer que la independencia de Kosovo (nuevo espejo en el que los soberanistas vascos pretenden mirarse) es un ejemplo de “ejercicio pacífico y democrático del derecho de autodeterminación”. Después de casi década y media con miles de muertos, limpiezas étnicas como no se recordaban desde los campos de la muerte nazis, y violaciones flagrantes de los derechos humanos, estas declaraciones de la portavoz vasca me parecen un derroche de cinismo y, sobre todo, de esa insensibilidad que demuestran los nacionalistas para con el dolor de los que no lo son. Y encima, sin aún saber qué nos va a deparar esta declaración unilateral que ha dividido a la comunidad internacional, y sin saber que suerte le depara el futuro más inmediato a la minoría serbia en ese territorio.

    Buenas noches.

  12. Antes de nada, juro por el dedo gordo de Jordi Arquer que sólo utilizo este nick desde que escribo en DC. Porque lo estoy flipando ultimamente….

    Estooo, cómo votante de una circunscripción (BCN) donde mi voto sí se traducirá en escaños (en el Congreso) no me encuentro ante la disyuntiva de la responsabilidad que plantea Don Cicuta. Voto, me quedo a gusto y mi voto no irá a hacer un ngobierno del PP, ni con CiU, ni, espero, un Congreso presidido por el peronista de la Mancha, Bono.

    Además, como representante del Majaderismo-Leninismo veo la responsabilidad como un valor “burgués” :-). Para qué hablar de los que dejaron de votar IC, se pasaron a ERC y han jurado no votar jamás. Son más responsables que yo?

    Piense de otra manera, DC, piense en la mentalidad del Jugador. Es cierto, puedo apostar sobre seguro votando al PSOE, pero.. si veo que ya gana… puedo ganar más votando a IC para que le decante para la izquierda. Ya se, ya se, puedo perderlo todo si gana el PP, pero siento que los dados me seran propicios… ahora viene el doble 9….ES una manera de verlo, no cree? Y si no siempre nos queda el comodín trotskista: Cuanto peor mejor! (a la cara no que llevo gafaaaas)

    Respecto a o progre y la cosa étnica decir que es más de izquierdas el gobierno galésde laboristas y nacionalistas que el solo laborista de Londres. En cuestiones como sanidad y educancia. Gracias a Dios tambien hay centristas y liberales con espíritu étnico y localista, gracias a los cuales no todo el conservadurismo patrio va al PP. Mire el PRC sin ir más lejos. Con Revilla pidiendo el voto para el PSOE.

    Otro día hablamos de los progres (si tal son) y los demócratas (si tal son) que a la que les hablas de soberanía o federalismo te sacan el universalismo…. Como destino.

    Jon; Yo me felicitaría porque en Kosovo no hay guerra y, esperemos, la mayor parte de los kosovares creen que la situación irá para mejor. Punto. O hay que volver a hablar del TEMA. Insensibilidad es la que demuestran ( o demostramos) para con nuestros enemigos: nacionalistas, unionistas, curas, anticlericales, católicos, protestantes, etc. Unos y otros. Que había gente que justificaba a Milosevic en los noventa en tanto que él defendía a la constitución y la unidad Ciudadanos, no nacionalistas, eh?. Y muy sensible no parecía con la mayoría kososvar que estaba puteada, y que, en un principio, contestó con la noviolencia.

    Si, siempre pagan justos por pecadores, pero la minoría serbia, así, en conjunto, que se lo haga mirar. En su momento no les importaba lo que estaba pasando a sus convecinos. A mí si me importa lo que les pase ahora, y sí, si que quiero que se respeten sus derechos. Pero apostaron por Milosevic y perdieron. Al final ganó la independencia. Punto. Se siente. Dolor hay para dar, vender y repartir. Pero, Jon, han ganado los kosovares independentistas.

    Y hablo solo de Kosovo, como estoy a favor de la independencia de Timor. Y ya está.

    Hijos, que parece que os duela Yugoslavia como si fuera vuestra. Porque hablamos de otro país cuando hablamos de Kosovo, no?

Deja un comentario