El viento en política

Lobisón

A menudo pensamos la política como si fuera un problema de ajedrez: las fichas están en una posición y se supone que hay una estrategia ganadora que debemos descubrir, y si sabemos verla y seguirla daremos mate al adversario y se acabó. Las cosas en política son más complicadas, en primer lugar porque la partida no termina nunca: a la mañana siguiente de unas elecciones pueden comenzar ya a torcerse las cosas para el ganador.

Peor aún, en política se juegan a la vez varias partidas, y no como si fueran simultáneas, sino que las mismas piezas juegan en diferentes partidas (lo que los muy cafeteros llaman ‘nested games’), y esto puede conducir a que la victoria en una partida signifique un desastre en otra que puede tener mayores consecuencias a largo plazo.

Por eso los protagonistas de la política se afanan en ‘imponer su agenda’, es decir, en lograr que la atención pública se centre en aquella partida en la que creen que tienen las de ganar, y prescindan de aquellas otras en las que no van bien. Esta preocupación ha dado lugar a una profesión, la de los ‘spin doctors’, especialistas por instinto o por experiencia en presentar los hechos de tal forma que su percepción pública favorezca la agenda de sus jefes políticos.

En casos extremos eso significó, por ejemplo, hacer ‘sexy’ un informe de inteligencia para que la opinión pública se convenciera, a partir de hechos fragmentarios y/o dudosos, de que Sadam Husein podía atacar en 45 minutos las capitales de Europa occidental con misiles que al parecer no poseía, cargados con armas químicas que ya había destruido.

En los casos más usuales, se trata sobre todo de ofrecer claves de interpretación que hagan a (una gran parte de) los ciudadanos ver los hechos más dispares bajo un mismo prisma. Es muy evidente por ejemplo que el PP se esfuerza en que la opinión pública aplique a la actual crisis económica los mismos reflejos que en su momento le logró trasmitir José María Aznar frente a la crisis de 1993.

El problema del paro no se resolverá hasta que Zapatero pierda su empleo, la crisis es fruto del despilfarro del gobierno de Zapatero. Y luego las nuevas consignas: los problemas en el exterior son fruto del ‘buenismo’ de Zapatero, que cometió la ‘ignominia’ de retirar las tropas de Irak y tiene miedo a utilizar la fuerza frente a los piratas somalíes o frente a Al Qaeda en el Magreb. (En días alternos, para no debilitar el argumento del buenismo, se puede hablar de que Zapatero nos ha metido en una guerra en Afganistán, sobre todo si hay bajas o problemas.)

Junto con el oficio de ‘spin doctor’, otro fenómeno de la modernidad política es el político hiperactivo, cuyo mejor ejemplo actual es probablemente Nicolas Sarkozy, capaz de retransmitir su vida privada en directo, de cambiar de orientación en 24 horas o de mantener posiciones contradictorias con tal de no perder el protagonismo. Más allá de la propia psicología de los actores, es la aparición de los medios audiovisuales la que explica esta nueva concepción del liderazgo.

Si la historia fuera un cuento con final feliz la hiperactividad desgastaría a los dirigentes, y las manipulaciones acabarían llevado al descrédito a los ‘spin doctors’. Pero la historia es más bien un cuento de ruido y furia contado por un idiota —con perdón por la cita—, y a menudo los manipuladores dejan la política para organizar consultoras privadas carísimas y los líderes hiperactivos se mantienen en el recuerdo de sus fieles como grandes líderes, mientras ganan un buen dinero sin arrepentirse de nada. ¿Alguien recuerda el silencioso retiro del general De Gaulle en Colombey-les-Deux-Églises?

Sin embargo, hay dos variables que siguen pesando en política: las consecuencias fatales de las malas decisiones y el sentido del viento. George W. Bush (43) debió pagar las consecuencias de su política en Irak, y no por haber decidido la invasión, sino por haberlo hecho sin planear la ocupación y la reconstrucción, dejando estas tareas en manos de una colección de improvisadores tan ideologizados como ignorantes del mundo real.

Y el viento se llevó por delante a John McCain, que aunque no sabía una palabra de economía tampoco tenía la culpa de la crisis, en un momento en que la situación en Irak estaba en clara mejora. El viento en política son a veces acontecimientos menores que se arraciman para desacreditar a una persona o a una política, pero este desgaste puede no ser decisivo si no hay un hecho que impacta decisivamente en la percepción pública.

La crisis de 2008 acabó con la hegemonía republicana en Estados Unidos, y ahora todos los gobiernos europeos se agitan para evitar que el viento de la crisis se los pueda llevar también por delante. Pero lo que lo decidirá es no sólo la recuperación económica, sino la percepción social de que los gobiernos tienen una idea clara de la sociedad que debe venir después de la crisis.

Dicho de otra forma: el gobierno socialista, en España, se la juega a que la opinión pública comprenda lo que propone. Una economía que cree empleo en el sector de las energías limpias, que reoriente la construcción hacia viviendas ahorradoras de energía, que desarrolle el sector social para atender a las personas dependientes, y todo ello sin recortar los derechos y la protección social.

25 pensamientos en “El viento en política

  1. Carlos Floriano ” Cuando Zapatero pierda su empleo,acabara el desempleo”.

    “la historia es más bien un cuento de ruido y furia contado por un idiota”….jeje.

  2. ” ….. Dicho de otra forma: el gobierno socialista, en España, se la juega a que la opinión pública comprenda lo que propone. …… ”

    Se la juega en qué sentido. ¿En que se entere, o en que no se entere?

  3. “Comprenda”,Fernando ,”comprenda”….para enterarse hay que dejar de ser tonto de los cojones…no esta en manos de Zapatero ,si no en las de Rajoy.

  4. Diganme algun personaje politico español que haya convencido a los dirigentes del Partido Popular de que tienen que colabora con el gobierno y hacer una labor de oposicion,donde sea posible el dialogo democratico de acuerdo con los intereses del estado.

    Diganme uno ..aunque solo sea uno.

  5. Telemadrid compara la marcha por el empleo con las que organizaba Franco
    Un programa de la cadena utiliza imágenes de las concentraciones de apoyo al dictador en la plaza de Oriente para informar sobre la manifestación sindical

    http://www.elpais.com/articulo/madrid/Telemadrid/compara/marcha/empleo/organizaba/Franco/elpepiespmad/20091214elpmad_2/Tes

    Vean el video de 7 dias y comprobaran que “la historia es más bien un cuento de ruido y furia contado por un idiota”….jeje.

  6. 3

    Ya……
    Debe ser eso, que el gobierno de Zapatero es incomprendido. Que mala suerte tiene, con lo bien que lo hace.

  7. Perdona,bonita pero el uncomprendido es el partido popuar,que no logra sacar a flote ninguna de sus propuestas…y eso que ganas no le faltan,pero al no tener voluntad de acuerdo,su politica cae en saco roto…por ellos mismos.
    En fin se puede ver la botella medio llena ,medio vacia ,pero no estar ciego ante el contenido de esta.

  8. Ya …. ya ……
    Pero como dice el articuista, el problema es el viento ……. y lo que se llevó.
    Que ha dejado al gobierno al descubierto.

  9. 4.000.000 de parados x 600 € = 2400.000.000.

    Los empresarios deberian invertir 2400.000.000 al mes en contratos basura para sacar a los parados del desempleo.

  10. Me temo que a estas alturas, haga ya lo que haga el gobierno, el viento le sopla en contra. Ya lo he dicho en alguna otra ocasión: lo que en mi opinión rompió la conexión entre ZP y la gran mayoría de la sociedad fue su actitud hacia la crisis. No tanto porque la gente piense que si la actitud hubiera sido distinta, la crisis habría sido más llevadera, sino por lo que revela de falta de empatía con la gente o de falta de conexión con la realidad. Una vez roto el encanto del lider, que ni el Estatut ni el mal llamado mal llamado pudieron romper, todo ha ido cuesta abajo. Encima, ZP ha perdido la audacia con la que actuó en su primera legislatura. No ha tenido reflejos para adelantarse a Brown y meter mano a los bonuses, las SICAV y demás, lo que hubiese mostrado que de verdad quería embridar el capitalismo y no sólo gestionarlo. Ahora hasta Sarkozy apoya esas medidas. ZP ha elegido dejarse asfixiar por felipistas de solera (los tres vicepresidentes, el ministro de interior, su jefe de gabinete) y está haciendo pollítica felipista como la que se hacía entre el 93 y 96: un lider distante, que jamás baja al terreno con los ciudadanos, una política que no despierte demasiado conflicto y medidas para minimizar la derrota electoral de 2012 mientras se van tapando las chapuzas del día al día. Es decir, la antipolítica que tanto desespera a la mayoría sociológica de izquierdas y que les lleva a quedarse en sus casas el día de la votación. Todo esto se lleva a cabo bajo el supuesto irreal de que cuando la economía comience a crecer, la gente volverá a animarse y acabará votando al PSOE para evitar el horror putefracto de la derecha. Lo que podía haber sido ZP y en lo que se está quedando…

  11. Gracias por el artículo, Lobisón. Ahora entiendo porqué muchos estrategas y políticos se chupan el dedo, lo levantan mirando al cielo y tratan de ver en qué dirección va el viento. Para qué quiere uno la demoscopia o las ciencias sociales si con chuparse el dedo y ver qué ladito es más fresco, uno gana las elecciones!!!

    Sin caer en el fatalismo Cicutesco, es verdad que ZP ha perdido cierta conexión con la sociedad. Parece un líder más distante. Les voy a poner un ejemplo que puede mostrarnos el declive de ZP. Algunos amigos me han comentado varias veces lo siguiente: ¿por qué sale siempre este tipo riéndose en las fotos? Seguramente él es así: optimista. Vamos, que no lo hace queriendo. Pero en los tiempos que vivimos este tipo de liderazgo no creo que sea el adecuado. Mis amigos resaltan lo de la risa porque dicen que tienen la sensación que se ríe de ellos.

    Y su falta de conexión con la sociedad no significa que debe ser un populista a lo Rosa Díez -cogerse un avión e irse a ver a los hijos de Haidar, por ejemplo-. Conectar con la gente significa tomar medidas necesarias aunque sea impopulares. Otro ejemplo nos puede ilustrar. El debate sobre el mercado laboral muestra como no han sabido controlar la agenda. En un primer momento se practicó el negacionismo: eso ni se toca. Y ahora, en cambio, proponen reformas en el mercado laboral. El discurso actual es más coherente que el anterior. Pero el pasado es difícil de borrarlo. Muchos creemos que tocar algunos puntos del mercado laboral pueden ser impopulares en el corto plazo. Pero, en cambio, en el largo plazo pueden ser beneficioso si sirven para generar empleo, acabar con dualidades… Por ello, a pesar de ser impopulares, también se consideran innecesarios. Y algo me dice que los ciudadanos prefieren a aquellos que hacen lo necesario y no lo popular. Don Cicuta nos habla en muchas ocasiones de los males del felipismo. Pero si por algo duraron -y se recordará- los Gobiernos de Felipe González es porque reformaron la economía española enfrentándose a determinados intereses. El resultado final fue satisfactorio, aunque en el corto plazo sufrió mucha contestación. Y por ello causa admiración todavía en tantísimos socialistas.

  12. Hoy es un gran día. ZP (y su ministra Trini) me ha dado una de las mayores alegrías de los últimos años: se prohibe de una puta vez fumar en locales cerrados, de ocio o de no ocio!!! Ya era hora. Quien esto escribe comenzará a reactivar la demanda interna acudiendo a más bares y restaurantes, pues ahora procuraba minimizar el paso por estos locales porque no puedo aguantar el humo, me resulta realmente repugnante.

    Arrimo el agua a mi molino: la medida, que es la única razonable, la hace una ministra de la generación de ZP, mi admirada Trini Jiménez. Salgado, felipista de los pies a la cabeza, no se atrevió a hacerlo y aprobó aquel aborto legal en el que se permitiía fumar en locales de más de 100 metros y en los de menos se dejaba al arbitrio del dueño, que por burricie nacional nunca prohibía el humo. Isidoro, yo creo que el PSOE de Felipe duró porque el PP estaba hecho unos zorros (?) en aquella época, me refiero en los ochenta. La situación, en ese sentido, no era comparable a la de ahora. Tampoco apuntaría en el haber del PSOE de entonces el enfrentamiento cainita con la UGT; más bien lo pondría en el debe. Fue concsecuencia de dos chuletas, Redondo y Solchaga. ZP y Méndez son otra cosa, bastante más llevadera, todo sea dicho.

  13. Contesto brevemente a Don Cicuta (12)

    Bueno, el PSOE de Felipe duró tanto en el poder por varias razones, no sólo por una…. Es verdad, la derecha no era alternativa ni para una comunidad de vecinos. Pero algunas cosas hicieron bien además de tener una oposición lamentable. Al margen de mayorías electorales, en el relato de la España contemporánea todos tienen una imagen de los Gobiernos de Felipe González como gobiernos valientes que tomaron decisiones con amplia contestación social -especialmente en lo económico-, aunque necesarias.

    Espero que el enfrentamiento UGT-PSOE fuera algo más importante que dos personas. No sé si verán ustedes VEO 7 los domingos. Sobre las 10 pasan reportajes de Victoria Prego donde repasan distintos periodos de la reciente democracia. Ayer tocaba 1986-89. Recuperaron unas imágenes de Felipe González tras reunirse con Nicolás Redondo padre y Antonio Gutierrez tras la exitosa huelga general. Venía a decir que “nadie iba a jugar con el Gobierno a la gallinita ciega.” Su argumento era que cada vez que el Gobierno tomaba una decisión, los sindicatos siempre decían: por ahí no. Daba una imagen muy nítida de que tenía un proyecto sobre qué había que hacer. Quizás todo era producto de la seguridad con la que hablaba Felipe. Pero uno le escuchaba y decía: “qué razón tiene”. Ahora no me pasa eso. Pero no me pasa porque escucho cosas distintas cada cierto tiempo. Es una pena, porque ZP ha tomado medidas valientes en muchos aspectos. Pero en la economía ha sido muy errante…. ¿Qué es culpa de los ministros felipistas? Bueno, el responsable último de que eso ministros estén en el gobierno es él….

    Ojalá sea verdad lo del tabaco. Eso sí que sería una medida valiente!!!

  14. Tienen razón ,Don Cicuta e Isidoro cuando acusan a ZP de falta de empatía con la gente o de falta de conexión con la realidad y que ha perdido la audacia con la que actuó en su primera legislatura.

    Solo hay que escuchar al lider de la oposicion ,con sus propuestas para un nuevo milenio.

    Lo que tiene que hacer Zapatero es salir de la Moncloa y decirle a los parados que mañana tendran trabajo.

    Derruira El Valle de los Caidos y lo convertira en el mayor centro de energias renovables del mundo , en vez de Cruz de los caidos ,Un Molino Quijotesco.
    4.000.000 de españoles haciendo como los egipcios,construyendo una piramide universal de progreso y sonestibilidad.
    El Escorial lo pondra al servicio de la patronal para que ellos escojan su propio rey y manden en las huestes de obreros especializados en paro y que seran sus subditos hasta que Dios quiera.
    Eso si que no pidan dinero ,que esta la cosa muy chunga y hay que levantar la moral de los empresarios para que España vuelva a ser una ,grande y libre,como nunca debia haber dejado de ser y tal como la dejó el magnifico Aznar ese si que sabia lo que queria el pueblo.

    Un paraje idilico donde Esperanza Aguirre estara en su salsa y donde cobrara impuestos a tuti pleni

  15. Doña Trini ha estao mu inteligente. Ha esperao a que la gente ya no tenga ni pa tabaco, pa prohibir fumar. Así se encabronan menos.

  16. Tengo que reconocer que el artículo de Lobisón me ha hecho ponerme a pensar tres veces.
    Empezabamos hablando de spin doctors, pero no va de eso la cosa, seguíamos con liderazgos hiperactivos, pero no vamos a discutir de ello y luego terminamos con que para remontar el viento hay que convencer con la Ley de Economia Sostenible.
    A la tercera va la vencida.

    Como bien señala el articulista en la pieza de hoy tan importante puede ser la acción en un momento dado como que no te afecten tendencias negativas heredadas.
    En este caso comparto algo del punto de vista de D Cicuta, parte del viento en contra, o de la polvareda la ha provocado el propio ZP con alguna de sus decisiones.

    En contra de la opinión general nunca he sido partidario de sostener que la postura del gobierno ante la crisis fuese negacionista. Fue la de todos los gobiernos, de todas las instituciones internacionales y de todo el sistema financiero. Eso si, que Santa Lucia les conserve el oido, porque la vista, ya no la tenían muy fina. Podemos decir que ese desgaste está descontado en tanto en cuanto “se lo come” cualquiera que lleve el tiempo suficiente en cátedra cuando la cosa se pone fea.

    Sin embargo si me parece completamente atribuible al Gobierno esa sensación de improvisación y de sobresalto. Lo segundo veanse casos como Alakranas, Aminatus, descargas de Internet etc. Siempre en un estado de que todo es una crisis permanente. El otro día, con muy mala uva pero mucha gracia en “el mundo today” decían algo así como que “Una pintada hacia que Zp se replantease toda su política exterior”

    Asimismo comparto bastante la idea de que se han perdido ocasiones para liderar más cosas en polítcia económica de las que se han hecho. Muy descontento con lo de las SICAV y francamente esperaba un poquito más de la reforma laboral. Numerosas veces se ha argumentado aqu´çi que el coste de despido no es lo único importante, ni lo unico que falla ni lo unico que se debe tocar, pero parecia una buena ocasión para adoptar una reforma mas ambiciosa que hubiera incluido cambios que afectasen a este asunto.

    Lo de si ZP se rie mucho o poco o si ha ganaod o perddo empatia con la gente, sinceramente y perdonenme, me la “refanfinfla”, hay que distinguri las criticas razonables del “critiquismo”. Como ejemplo de ello me vienen a la memoria inacabables diatribas que se leen en los blogs toxicos acerca de que ZP es tonto, ZP es masón, ZP es un homosexual reprimido , ZP es el conspirador de todo, ZP no regaña a sus hijas. Pues bueno.

    A parte del inevitable proceso de desgaste que acarrean dos legislaturas y una crisis económica de caballo lo que conforma el viento en contra, a mi gusto, es la percepción de falta de temple (o de apoyos parlamentarios, vaya usted a saber). Para navegar en ceñida, o de bolina, hay que echarle cuajo, pero tambien tener suerte y buen velamen.

  17. Menos mal que Sicilia pone un poco de sensatez en mi cerebro….si no vaya dia.

    Hay dos palabras que me ponen de los nervios cuando la oigo y esa es “medidas impopulares”.

    Dicen ” El gobierno tiene que adoptar medidas ante la crisis ,aunque sean impopulares”.
    ¿Que es eso de medidas impopulares?.

    (Yo tengo una lista …pero no quiero comportarme como un elefante en una cacharreria.)

    Sicilia ¿sabrias tu explicarme que significa eso?

  18. Sobre el que no se pueda fumar en publico en lugares cerrados ,es para muchos empresarios un atentado recaudatorio para sus arcas.
    Dicen que Zapatero quiere echar en las espaldas de los empresarios una medida que les puede acarrear multas recaudatorias si permiten a sus clientes que hagan lo que les de la gana.

    Es que Zapatero es un tipo al que le falta empatía con la gente o le falta conexión con la realidad ….¡¡¡Como se atreve a cambiarla!!!

  19. Que nadie sensato se quite de la cabeza,que el Partido Popular dejara de culpar a Zapatero de todos los males,pasados,presentes y futuro.

    Si Zapatero fuera Dios,serian ateos quema Iglesias.

  20. La consigna popular es Obstruccionismo institucional para derribar el gobierno de Zapatero.
    El Partido Popular no tiene otro proyecto politico que no esa acabar con la estabilidad del estado.

    Son buitres carroñeros con pretensiones de Aguila Imperial.

  21. Muchas gracias a todos por los comentarios. Yo he tenido un día bastante pesado, y me he pasado poco por el blog. La medalla del trabajo, sin duda, para AC.

  22. Yo sí me he pasado varias veces, pero no he escrito. Me siento un poco Cicuta y no quiero abundar. Muy bueno el artículo, Lobisón. Confiemos en que cambie el viento.

Deja un comentario