El Tea Party y nosotros

Lobisón

Resulta habitual entre nosotros considerar al Tea Party como una singularidad de los EEUU, como el creacionismo y la obesidad desmesurada. El problema es que si mantienen el bloqueo de la elevación del techo de deuda podemos tener un nuevo sismo financiero global que nos efectaría también. Y claro, la clave del bloqueo en el Congreso es que Boehner y los republicanos supuestamente moderados no se atreven a dejar sólo al Tea Party en su posición kamikaze, porque sospechan que eso les pasaría tremenda factura en las primarias a los candidatos moderados.

Este secuestro del Partido Republicano por el Tea Party debería llevarnos a reflexionar sobre qué tipo de elecciones primarias queremos establecer en España. La situación actual es que si el Tea Party no toma la decisión de crar un nuevo partido, los republicanos moderados no pueden definir su propia estrategia política, aunque teman que la actual estrategia de bloqueo a la administración puede hacerlos ‘inelegibles’, en la expresión que usa la prensa allí. Pero enfrentarse al Tea Party podría hacer que los ‘moderados’ perdieran en las primarias, dejando a los inelegibles candidatos del Tea Party frente a unos electores que previsiblemente preferirían la moderación.

El asunto tiene mala solución, porque una escisión del Tea Party también dejaría al Partido Republicano muy debilitado. Por tanto las cosas tendrán que empeorar mucho más antes de que se pueda esperar la reaparición de un Partido Republicano creíble y capaz de competir con el Partido Demócrata por los electores centristas, por el famoso votante mediano. Y mientras, la política en Estados Unidos permanecerá sumida en la locura y el chantaje de los admiradores de Sarah Palin (Sarah is hot, proclamaban sus supuestamente puritanos admiradores cuando formó esa improbable pareja que condujo a la ruina de McCain).

Esta es en realidad la historia del Golem, aunque en en  un país suficientemente especial para desconfiar de Washington porque hace cincuenta años interfirió en la libertad de los Estados para discriminar, y ahora quiere recortar la libertad de los psicópatas para comprar libremente armas de asalto, u obligar a los ciudadanos a contar con un seguro sanitario (a precios subvencionados). Pero el problema es que una vez puesta en marcha esa gran minoría que nunca ha viajado fuera de Estados Unidos, que cree que las políticas sociales sólo benefician a los negros y a los hispanos, y que se sienten el pueblo elegido, a ver quién es el guapo que le borra al muñeco de arcilla el nombre de Yavé de la frente.

En fin, que es más fácil jugar a aprendiz de brujo que desmontar los resultados de la política de la ignorancia y el odio. Por lo menos tenemos el consuelo de que en España nadie apuesta ahora por esa estrategia, tras su fracaso en 2008 y la mayoría absoluta de 2011. Pero los medios necesarios para relanzarla están ahí, comenzando por el famoso TDT Party.

3 pensamientos en “El Tea Party y nosotros

  1. Negrerrimo panorama en USA, donde se ve, con toda su crudeza, los perjuicios que puede ocasionar un sistema electoral por cincunscripciones pequeñas y mayoritario. Es que no hay diseño que resista la capcidad humana para la malevolencia, la ambición, el populismo o toda esa serie de cosas fantasticas que puede tener el ser humano.
    Al analisis de Lobison sobre el secuestro del Partido Republicano tengo poco que añadir, salvo que el Partido Republicano es especialente propenso a caer en diversas manos estupendas, desde casi hace un siglo. Salvando las distancias pasa un poco como en otros partidos de derecha europeos (el nuestro por ejemplo) habrá, no lo niego, un sector moderado que asuma cosas basicas como que en democracia a veces no se gobierna y que el adversario no es forzosamente un demonio encarnado. Sin embargo el discurso oficial y los actos que se llevan a cabo son mas bien del otro jaez, y asi pasa lo que pasa.

    Por ultimo, también me encantó la forma en que dieron la noticia algunos medios nacionales. No fue “el uso torticero de su posición en la cámra hace que el partido republicano impida la ampliacion del techo de endeudamiento” sino otro juicio de valor mucho mas sugestivo “la incapcidad de acuerdo de los dos partidos politicos” siempre dispuestos nosotros a eso del “todos son iguales”.

  2. Los movimientos de los barbaros en las estepas siberianas acabaron destruyendo el imperio romano. Pues ahora son los moviminetos del Tea Party en el medio oeste norteamericano los que hacen temblar al resto del imperio, no solo a su territorio metropolitano, sino también a sus aliados allendo los mares. En el mes de junio el Gobernador de la Reserva Federal, Ben Bernanke, había anunciado terminar con las compras mensuales de deuda pública porque la economía parecía que estaba empezando a crecer por si sola. Pero, ante la perspectiva de que el secuestro de la actividad presupuestaria que empezó el 1 de octubre no se resolviese, ha vuelto ha anunciar su prórroga indefinida. Hay 800.000 empleados públicos ahora en paro, y muchos mas que pueden seguir trabajando pero sin cobrar sus sueldos. Cuando se ha señalado que hay gastos que no pueden cancelarse como la curación del cancer en los menores de edad, los republicanos se han lanzado a difundir que al Presidente Obama le importan un pepino los niños con cancer, solo quiere sacar adelante su Obamacare. La Ley de Seguridad Social se votó en 2010, se recurrió y el Constitucional la aprobó. Pero el Tea Party que domina a los aparachik del partido republicano, considera que la atención médica pública es un atentado a los principios que guiaron el crecimiento no solo económico sino espiritual de EEUU, por lo que el chantaje es un arma lícita dado el fin. De momento el chantaje es que si no pospone un año la puesta en funcionamiento de Obamacare, no aprueba elpresupuesto con su mayoría en la cámara de Representantes, pero el dia 17 toca aprobar subir el techo del endeudamineto del Gobierno Federal a lo que también se oponen. Eso supone que no podrían hacerse nuevas emisiones de deuda pública, creando el colapso del gasto público. Una nueva recesión de la economia mundial se hará realidad a partir de entonces. A los barbaros el hundimiento del imperio romano les traía sin cuidado, no entendían ese mundo regido por una sola capital.

Deja un comentario