El río subterráneo que nos une

Frans van den Broek 

Tras el éxito de su primer libro sobre su experiencia marroquí, “The Caliph’s House”, Tahir Shah acaba de publicar una secuela del mismo, “In Arabian Nights: A caravan of Moroccan dreams”. Llamarlo secuela es sólo en parte cierto, pues el libro gira no tanto en su propia experiencia de inmigrante británico en el reino de Marruecos –si bien está lleno de personajes, vistas, olores y colores del Maghreb-, cuanto en un tema que ya había ocupado al padre del autor durante toda su vida, a saber, la importancia de los cuentos e historias populares en la manutención espiritual de las culturas tradicionales, y la necesidad de rescatarlas no sólo del olvido, sino de la categorización en que las hemos fosilizado y apartado.

Tahir Shah es un conocido escritor de libros de viajes, así como de documentales para la televisión británica, y lo conocí leyendo un libro suyo sobre su viaje al Perú, “Trail of Feathers”, una curiosa travesía en busca de respuestas que le lleva hasta la selva amazónica y al consumo de la conocida Ayahuasca que aún utilizan los curanderos de la zona –y los turistas desaprensivos con cierta inclinación a los estados alterados de conciencia o a la locura-. Conozco a su padre, sin embargo, desde hace muchos años, cuando entablé amistad con el ahora islamista Pablo Beneito, de la Universidad de Sevilla, quien me lo recomendó para saciar mi interés por el sufismo. Idries Shah es quizá el difusor de la filosofía sufí en occidente más conocido e importante, y ha publicado decenas de libros sobre el tema. No se trata, empero, del conocido gurú en busca de discípulos que uno pueda imaginarse al principio, con bastante razón, por cierto. El mundo está lleno de sectarios que antes que atender a las necesidades espirituales de los seres humanos atienden a las de su vanidad, y, de hecho, la primera vez que me ofrecieron en préstamo su libro “The Sufis”, lo dejé olvidado sobre la mesa de la casa del hermano de mi amigo islamista. A decir verdad, pensé que mi amigo era quizá uno de aquellos intelectuales que sucumben a la necesidad de respuestas fáciles y sentimentales, del tipo de las ofrecidas por un Lobsang Rampa o un Deepak Chopra, por nombrar a algunos. En otra ocasión que nos vimos en su casa, mi amigo me recordó que había olvidado el libro de marras, y no me quedó más remedio que llevármelo a casa y darle una oportunidad. Como este comentario no trata del padre, sino del hijo, dejo para otra ocasión la descripción del efecto que dicho libro tuvo en mi formación intelectual o existencial. Sólo puedo decir, junto a la premio Nobel y autora favorita, Doris Lessing, en quien al parecer ejerció un efecto similar, que si debiera escoger un par de libros de la larga lista de leídos que puedan signarse como definitivamente decisivos en mi vida, éste sería, sin la menor duda, uno de aquellos. Todas mis preconcepciones, prejuicios o expectativas sobre la naturaleza y función de los estudios espirituales y el papel de la mística en el desarrollo de la humanidad fueron modificados para siempre. Lo mismo ocurrió con mi concepción, bastante negativa, de la religión y su función en el orden social, cultural e histórico, y todo esto sin convertirme, en lo más mínimo, en un seguidor de secta alguna, pues este autor era cualquier cosa menos un gurú en el sentido en que conocemos dicha palabra en occidente y en buena parte de oriente. Su concepción del sufismo como una filosofía práctica allende las demandas confesionales de las religiones le ha enfrentado a casi todo el mundo, los otros grupos sufíes en primer lugar, y la ortodoxia islámica casi siempre. Y al mundo académico, por supuesto, varios de cuyos miembros más egregios en el terreno, como Annemarie Schimmel, le consideran un falseador de la verdadera imagen del sufismo que ellos propalan o creen estudiar y conocer.

Como fuera, Tahir Shah es hijo de tan ilustre escritor, pero no escribe como su padre. Idries Shah, muerto en 1996, había nacido en una familia afghana de larga historia y con conexiones con la familia real de aquel país. Sin embargo, es hijo, a su vez, de una madre escocesa, quien se había dejado seducir por la apostura oriental y la inteligencia de su propio padre, Ikbal Ali Shah, también escritor y conocedor del sufismo, filosofía que forma parte de la familia por generaciones. El abuelo de Tahir Shah había emigrado a Marruecos después de la muerte de su querida esposa, y esta es en parte la razón de que nuestro autor viajara muy a menudo a dicho país junto con su padre desde niño. Tahir Shah tenía de aquel reino una imagen mítica y, aunque nacido en Inglaterra, decidió un buen día emigrar a Marruecos para escapar de las trampas de la anodina vida burguesa de su país, junto a su esposa e hijos, aún pequeños. Quería que sus hijos crecieran en un país con un espíritu más vivaz e intenso que el suyo propio, y permitirles experimentar lo que él mismo había experimentado durante su niñez en los viajes con su padre y su familia. Un país más atrasado quizá, pero donde podría vivir con más espacio y comodidad también, más cercano a la naturaleza y a incontables posibilidades de aventura. El libro anterior al que incita estas líneas es el relato de su mudanza a Marruecos, la compra de una vieja casona llamada “La casa del Califa” y sus intentos no siempre exitosos de entender la cultura marroquí, mientras lucha contra todo tipo de personajes para conseguir que repararan su vivienda. El principal problema de dicha casa, según los entendidos locales, no era su ancianidad, o la dificultad de encontrar artesanos que aún conocieran los secretos del estucado o las mayólicas, sino la perniciosa presencia de genios o djins, de los que se sabe se apoderan de las casas abandonadas y son de difícil persuasión a la hora de decirles que se vayan. Al final, tiene que someter la casa a un exorcismo perpetrado por decenas de brujos, quienes efectúan un ritual largo y penoso que, se supone, logra su objetivo. El propio autor no cree en dichas supersticiones, pero comprende muy pronto que si quería integrarse de modo armónico en la sociedad marroquí tenía que, al menos, respetar el hecho de que todos, casi sin excepción, fueran creyentes de las mismas. El libro está escrito, como su obra entera, con entrañable empatía, pero con la distancia que le da el ser, a fin de cuentas, un habitante de occidente que desciende de un oriental, y con la no menos entrañable distancia del humor. Quizá por ello ha resultado ser un éxito de ventas. 

En su último libro el autor está ya instalado en Marruecos, y la casa del Califa está reparada y ha recuperado la hermosura de sus años gloriosos. La estructura del libro es, no obstante, mucho menos lineal que el anterior, donde la consecución de ciertos objetivos le dan una clara finalidad. En “In Arabian nights” Tahir Shah se traslada en el tiempo a menudo, y nos cuenta algunas de sus peripecias por el reino y, sobre todo, sus encuentros con todo tipo de personas que parecen salidas de alguna película exótica o de las mil y una noches sin más. Lo que estructura al libro es el tema que apunté más arriba: la importancia de los cuentos populares en la cultura del país (o de cualquier país, ulteriormente). En nuestra cultura se adscribe también importancia a los cuentos populares, sin duda, pero estos han sido relegados al terreno de la literatura de entretenimiento o de edificación infantil. Según una vieja tradición, que puede encontrarse en culturas alrededor del mundo, los cuentos contienen mucho más que entretenimiento o evasión, o sólo moralejas propias para los niños. Son, en cierta forma, el acerbo más importante del que disponen, pues se les atribuye la posibilidad de codificar, almacenar y transmitir formas de conocimiento cuya expresión en términos verbales no puede hacerse de otra manera. Para que su significado más profundo pueda ser experimentado por el auditor –se trata, no se olvide, de culturas sobre todo orales-, es necesario estar en posesión de ciertas claves simbólicas que en nuestra cultura se han olvidado, o a las que no se concede demasiada importancia. Algo de la importancia que se atribuye a los cuentos en estos países puede columbrarse en la atención que dan los psicólogos de la escuela junguiana a estos materiales, si bien su interpretación es, me parece, demasiado restrictiva, aunque valiosa. El modo de relacionarse con dichos cuentos es diferente al nuestro, no sólo porque son repositorios orales de cultura, sino porque se les considera el espíritu mismo de la cultura, el río que nutre todas sus manifestaciones vitales más importantes. 

En Marruecos existe, por ejemplo, la antigua costumbre bereber, de buscar la historia del propio corazón, aquel cuento o historia que encapsule nuestro destino de alguna manera, y cuya energía y significación nos ayudarán siempre a elevarnos por encima de toda adversidad y hacia la propia superación. Esta es otra de las líneas que hilan el libro de Tahir Shah, la búsqueda de la historia de su corazón. Huelga decir que en estos casos la palabra corazón tiene un significado bastante distinto del que le atribuimos normalmente en nuestra cultura, esto es, no se trata de un símbolo sentimental, sino diríase cognitivo. El corazón denota en estas culturas un órgano de conocimiento, no un nódulo de emociones superficiales. La historia en cuestión puede parecer irrelevante o poco atractiva, pero cierto tipo de resonancia interior le dirá al que la busca que se trata de la suya. Tahir Shah la encuentra, y como con toda búsqueda, le sucede una especie de anticlímax, pues la cosa buscada nunca se acomoda a nuestras expectativas. Pero esto es parte de su valor, pues de lo que se trata es de relacionarse con dicha historia siempre que sea necesario, reteniéndola en la memoria y esperando que su efecto se nos haga evidente según las circunstancias o los cambios interiores del que la posee. 

El libro está, por ello, lleno de historias tradicionales y de rememoraciones de su padre, quien compiló muchos libros de cuentos extraídos de culturas de todo el planeta. A la vez, Tahir Shah se embarca en algunas aventuras, como cuando va en busca de la sal de cierta parte del Sahara, que le ha pedido uno de sus amigos de Casablanca, pues es tradicional esparcirla durante los matrimonios para asegurar su felicidad, y la hermana del amigo iría a casarse pronto. Shah debe ir al sur del país, más allá de donde llegan los caminos, y llega a un lago seco cuya suelo está formado de cristales salinas. Toma la que necesita y regresa, sólo para ver que su amigo marroquí la tira por su jardín, diciéndole por toda explicación que el verdadero objetivo del viaje había sido el que lo hiciera, pues de ese modo aprendería cosas que de otro modo no entendería sobre Marruecos. No faltan las luchas contra otros supuestos genios, las consultas a una bruja para entenderlos, los desencuentros con la burocracia local, y hasta alguna remanencia del período beat perdida en Tánger, un italiano homosexual que le vende la primera edición de Las Mil Noches y Una Noche, traducida por Richard Burton, libro que Tahir Shah ha adorado desde su niñez. Pero la constante, repito, es la importancia del cuento tradicional, que le hace buscar a contadores de historias y a pensar en la fundación de una institución, similar a la que había tenido su padre, para la difusión de los cuentos, que se devolverían a una población cada vez más acosada por las telenovelas egipcias y las películas americanas. 

El estilo de Tahir Shah es simple y elegante, y transido de humor. Las secuencias que relata suelen ser breves, lo que mantiene la atención del lector. Una de las líneas narrativas del libro es dramática, aunque no ocupa muchas páginas: Tahir Shah y su equipo de trabajo de la televisión británica habían sido tomados prisioneros en Pakistán, metidos en una celda aislada, y torturados, en la suposición de que se trataba de terroristas de origen británico. El autor nos comunica el terror de su situación, semidesnudo en una celda inmunda, incapaz de saber cual sería su destino final, a la espera de los pasos de sus carceleros que le llevarían o al paredón o a la silla de tortura. Dicha experiencia, como es natural, deja sus huellas, y se amalgama con sus experiencias en Marruecos en un tapiz de historias que se influyen unas a otras y nos dejan la impresión de haber caminado, en verdad, por el reino de las mil y una noches, a la vez que por el reino de Marruecos, todavía embrollado en sus problemas y deficiencias. En un tiempo en que la imagen pública de este país está casi siempre determinada por las pateras y en que el islam lleva burkha en los ojos de la mayoría, leer el libro de Tahir Shah es una experiencia refrescante e iluminadora. Ignoro si se ha traducido ya al español, pero si esto no es así, algún editor con intenciones un tanto más amplias que su cuenta bancaria debería hacerlo. Creo que necesitamos libros como este, que nos recuerden que hay puentes entre las culturas que circunvalan los aspectos más superficiales de las mismas, unidos por el río de las palabras mágicas que quizá hemos olvidado en su justa dimensión y que, a fin de cuentas, no se ha perdido jamás: sólo falta el deseo de bañarse en él de cuando en cuando para volver al centro de nuestra historia como especie.

38 pensamientos en “El río subterráneo que nos une

  1. Siempre me ha resultado misterioso por qué tantos británicos deciden largarse de su país y establecerse en otros lejanos e incomprensibles. ¿Es cursiosidad, es hartazgo? Hay, me parece, algo embarazoso en la ingenuidad casi infantil con la que los británicos se enfrentan a nuevas culturas. Tratan desde el comienzo de adaptarse a las costumbres locales y adoptan localismos en seguida para parecer uno más. En algunos casos extremos la cosa tiene su guasa, como en el divertídisimo libreo de Barley, El antropógo inocente. El caso es que al final acaban aprendiendo la lengua, integrándose en la comunidad de acogida pero sin perder del todo algunos rasgos de carácter típicamente anglosajones. Los españoles, me parece, se comportan de forma algo distinta, pues, dejando aparte a curas y conquistadores, el mayor afán de un español en el extranjero es enseñar con orgullo algo de nuestra gastronomía (una tortilla, un gazpacho, una paella), o de nuestra lengua (nunca olvidaré a un español en Londres que se empeñaba en que su casera aprendiera la palabra “estropajo”). ¿Es un gesto de afirmación orgullosa o un cierto complejo de inferioridad?

    Ya son varios los artículos de van den Broek en los que alude tangencialmente al sufismo, insistiendo en que no se trara de una secta en absoluto, ni tampoco de una forma culta de auto-ayuda. Yo le estaría muy agradecido si se anima en alguna ocasión a contarnos más sobre este misteriosa filosofía: qué enseñanzas nos ofrece, qué tipo de vida recomienda, etc.

    PD: hoy hay un artículo excelente de Felix Monteira en Publico sobre la corrupción del PP. No entiendo que este hombre, que antes de pasar a dirigir Público, estuvo décadas en el País, no escribiera entonces columnas. Las de ahora están muy por encima del nivel medio de los columnistas del País. Por cierto, en Público sale también una columna muy, muy divertida de Escudier sobre UPD. La recomiendo. Alguién más espabilado que yo quizá pueda poner los links.

  2. Buenos dias Sr Puente,caballeros callejeros,cabelleras al viento y robots varios:

    El Sr Puente siempre es un oasis de pura literatura en un mar de sucesos inevitables.(menuda frase ¿verdad?)

    Ayer mientras hablabamos de “la levedad del ser UpeyDorro”,eta quemaba banderas y ponia un artefacto explosivo destrozando una sede socialista del Pais vasco.

    Hoy es dificil volver a lo cotidiano pero hare un esfuerzo …pero antes os pondre los versos de una cancion que me viene a la cabeza:

    El azul del mar inunda mis ojos
    El aroma de las flores me envuelve
    Contra las rocas se estrellan mis enojos
    Y nuevas sensaciones me devuelven
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Las ratas corren por la penumbra del callejon
    Tu madre baja con el cesto y saluda
    Ya casi ha terminado tu jersey de cotton
    Dedicas tu sonrisa blanca y pura
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Seguro que algun dia, cansado y aburrido
    Compartiras con alguien nuevo amanecer
    Trabajo de banquero bien retribuido
    Tu madre con anteojos volvera a tejer
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica
    Malos tiempos para la lirica

    **********************

    He estando vagando por la web ,antes de entrar en DC, al hacerlo me he encontrado con el comentario de Don Cicuta,en su PD ,hace referencia a dos articulos de Publico,como veo que PMQNQ y Pratxi se me han adelantado solo deciros que yo estuve alli en :

    Juan Carlos Escudier – Merienda de medios “Los daltonicos de UpyD”

    http://blogs.publico.es/meriendademedios/229/los-daltonicos-de-upyd

    ******************************

    No practico el surfismo ,ni la navegacion a vela,ni comparto yate con cualquiera…..jeje.

  3. Hoy es un dia de esos que estas en la playa leyendo tranquilamente un libro y viene un colega y te dice “¿sabes lo que ha pasado?…dejas el libro a un lado y mantienes una conversación….tu colega se va y vuelves a la lectura del libro….
    En un momento dado ,miras de reojo a tu alrededor y ves una rubia enseñando sus verguenzas diciendo:
    “Ayer, un frutero amigo me mandó unas picotas impresionantes. Y cuando fui a comerme la picota dije ¡Dios mió, voy a cometer cohecho impropio!”, es Esperanza Aguirre para defender al presidente de la Comunidad Valenciana y cargar contra leyes “poco serias” y “disparatadas” como las del cohecho impropio (delitó que comparó con el “asesinato impropio”).

    ¡Es que no hay manera!…dejas el libro a un lado y te levantas airado para decirle a la rubia que tiene muy poca verguenza.

    La rubia te dice “¡Usted no sabe quien soy yo,se va a enterar!.

    En fin ,acabas fuera de la playa porque dos gorilas arrastran mas que dos carretas.

    Como me han prohibido “razones mayores” volver a la playa,estoy aqui en casa intentando controlar mis nervios ,no vaya a ser que “Un poquito de porfavor” me vuelva a decir que lo jodo tó.

    Asi que me concentro y canto al cielo:
    Hare Krisna Hare Krisna .¡Ziluminatius! Krisna Krisna Hare Hare Hare Rama .¡Ziluminatius! Hare Rama Rama Rama Hare Hare.

    el Maha Mantra Hare Krishna ¡Ziluminatius! Significa:

    ¡Oh! Mi Señor supremamente atractivo, fuente de todo placer.¡Ziluminatius! ¡Oh! Energía espiritual del Señor;.¡Ziluminatius! por favor ocúpame en tu servicio con devoción.

    Posdatilla:

    Estoy en paro ,sin dar un palo al agua….nadie me quiere.

  4. Felicidades a Frans por su artículo de hoy del que poco puedo decir pues no conozco el tema.

    Me gustaría felicitar muy especialmente a Jon por su fantástico artículo de ayer, un modelo de análisis detallado y sensatez. UPyD es un partido nacido desde el odio y con una visión negativa de las cosas. Cualquier político o formación política que se basa antes en la crítica al otro que en sus propias propuestas comete un error desde un primer momento. La situación actual del partido era previsible. Las cosas eran muy bonitas en un principio pues UPyD comenzó obteniendo unos buenos resultados que poco a poco han ido mejorando. Las rencillas internas han aparecido y el narcicismo de gente como Rosa Díez o Mikel Buesa tenían que chocar. Son como un padre y un hijo que, al ser tan parecidos, siempre acaban por discutir. Como si discutiera un gemelo con el otro. De todos modos, no creo que UPyD siga a corto plazo la evolución de Ciutadans pues su cobertura mediática es significativamente mayor.

    Un abrazo, Jon.

  5. A mí lo cuenta Frans sobre Marruecos me recuerda mucho a lo que escribían los románticos sobre España: Washington Irving, Téophile Gautier… Sin embargo el Marruecos de verdad creo que se parece más a la España de Larra que a la de Mérimée.

    7
    Que no Millán , que no… precisamente ese es el caso de los autodenominados críticos de UPyD, que necesitan estar siempre contra algo o alguien. Y arremeten ahora contra los que están construyendo el partido, contra los que trabajan, contra los que creen en una serie de cosas y luchan por conseguirlas: igualdad real y efectiva entre españoles, reordenación de las competencias según criterios de eficacia, respeto a la libertad lingüística, lucha sin matices contra ETA (ahora el gobierno rectifica su deriva de la primera legislatura y vuelve a la senda que nunca debió abandonar), independencia judicial, ley electoral más justa, etc, etc, etc…

    Cualquier político o formación política que se basa antes en la crítica al otro que en sus propias propuestas comete un error desde un primer momento
    eso se lo cuentas a Pajín: http://www.youtube.com/watch?v=fW3raAjfRCY&feature=related

  6. Mi más cordial enhorabuena a Frank por su artículo. Como a Don Cicuta, siempre me ha sorprendido esa capacidad de los british para meterse en el último carajal del mundo, a pecho descubierto, vivir sobrepasando las dificultades y sorpresas que se encuentran y encima profundizar y diseccionar como nadie la cultura, la historia, el legado y la idiosincracia de sus gentes. Leyendo hoy a Frank no puedo por menos que recordar a mi amado Gerald Brenan, Don Gerardo en Yegen para la eternidad, y al mismo Orwell. Frank es desde hoy uno de los responsables que engordar el debe de mis lecturas, después de que el maldito Lobisón me tenga todo el verano pegado a la trilogía “Millenium” mientras espera Orhan Pamuk con su “Estambul. Ciudad y recuerdos”. DC merece un premio por el fomento de la lectura.

    Gracias mil a los amigos que han elogiado otra vez hoy (inmerecidamente) mi artículo de ayer.

    A Multinick, o Jergon: celebro que Irving le traiga alguna reminiscencia. Contribuyó al conocimiento universal de mi hermosa Granada y de mi Loja natal gracias a sus “Cuentos de la Alhambra”. Respecto del tema de siempre, son ganas de insistir, pero bueno. Me parece cojonudo todo eso de la igualdad efectiva entre españoles, lo de la cuestión lingüística, etc …. Claro que todas estas causas nobilísimas defendidas por una tía que defendió a muerte el Concierto Económico y las Ikastolas (¡¡ junto a la facha de Chochone Mora ¡¡) como que no me lo trago. Usted me disculpe. Por lo demás, sea usted justo. Ni tengo por qué defender ni comparto los posicionamientos políticos de los críticos, pero entre ellos Juan Espino o Gerardete Hernández han currado muchísimo por el partido de Rosetta. Más que el jefe de la Brigadilla, el Marcos. Sea usted caritativo, coño.

    Buena tarde tengan. Yo, de guardia.

  7. Salaberria, para acabar con este asunto tan interesadamente engordado por algunos de la crisis en UPyD le diré que los que nos quedamos, que somos casi todos, no tenemos ninguna intención de convertir el partido en la comidilla de los politólogos, es decir, que no queremos darle pie a que vuelva a publicar una crónica rosa (y no me haga nadie aquí ningún juego de palabras facilón) sobre nuestro partido en DC.

    Yo siempre pensé incluso desde antes de afiliarme, que el partido debe ser ante todo una estructura eficaz y engrasada, que su objetivo no es contemplarse el ombligo como otros, ni el enfrentamiento entre “corrientes” por el control del aparato. De hecho lo ideal es que no haya casi aparato. No estamos para servir de trampolín a la carrera política de nadie, ni para enquistarnos en las parcelitas de poder que vayamos alcanzando en sucesivas elecciones, nuestra razón de ser está fuera del partido, en la sociedad y en los problemas de los ciudadanos. Ojalá tuviéramos una estructura militar, espartana, porque todo el tiempo que pierden los partidos en resolver sus problemas internos lo quitan de resolver los de la gente.

    UPyD no tiene que ser el reflejo a pequeña escala de lo que queremos para la democracia española, queremos ampliar los derechos de los ciudadanos, no los de los militantes. Estar aquí exige mucho y no da nada, y la mayoría lo ha entendido perfectamente, como quien se apunta a Amnistía Internacional o se va a África con una ONG. Por eso sólo hay voluntarios.

    Por lo demás, demos la crisis por terminada y dejemos de hablar de cosas que a nadie de fuera del partido deberían interesar, ni siquiera a usted, sino fuera porque les sirve de combustible en su incesante labor de acoso y derribo a la incipiente alternativa que se perfila día a día.

  8. Jergon.
    Podemos hacer un ejercicio muy muy muy sencillo para ver el grado de coherencia de su proyecto.
    Digamos. ¿qué opinaba usted de Antonio Elorza hace dos años? ¿Qué opina hoy?
    ¿qué opinaba usted de Edurne Uriarte hace dos años? ¿qué opina hoy?
    ¿qué opinaba usted de Mikel Buesa hace dos años? ¿qué opina hoy?
    ¿qué opinaba usted de Juan Espino hace dos años? ¿qué opina hoy?

    Vale, no hay crisis, solo se han ido del partido el fundador de la plataforma pro, el principal instigador de la misma y la mano derecha de Rosa Díez y referente ideológico Mikel Buesa.
    Eso por no contar que se han ido 5 o 6 representantes autonómicos y locales. Pero imaginemos una cosa. Imaginemos que se dan de baja del PSOE Alfonso Guerra, Pepe Blanco, Odon Elorza, Manuel Chaves y Alfredo Pérez Rubalcaba. ¿lo definiría usted como “crisis inventadas”?

    En serio, intente usted no ser tan vehemente con sus defensas a unos y sus ataques a otros, porque después pasa lo que pasa, que se tienen que retractar de todo. ¿quiere que me ponga a buscar lo que decían ustedes de Antonio Elorza hace 3 años?

  9. Ay, jergón, jergón… que te vuelve la afición….

  10. Si Teoura no estuviera tan ocupado, seguro que sacaba lo de la tinta de calamar ante la última intervención de Jergón, que es ciertamente elocuente de la falta de capacidad intelectual de ciertos miembros de UPD. Me ha resultado maravillosa su afirmación de que lo que es bueno para los españoles (listas abiertas) no lo es para los militantes de UPD. ¿POr qué lo que es bueno para España es malo para UPD? Si las listas abiertas suponen organizaciones débiles, poco eficaces, ¿por qué hacerlas obligatorias en el sistema democrático español? ¿Por qué es bueno que un ciudadano pueda elegir entre los candidatos de una lista al Congreso y es malo que lo haga un militante de un partido con respecto al equipo dirigenter? Jergón dice que es la alta misión de UPD (salvar a España del PSOE y del PP) lo que justifique que, en nombre de la democracia y la pluralidad, se suprima la democracia de puertas adentro. Más o menos la misma justificación de los golpistas de toda la vida: para salvar una democracia en peligro, para que no caiga en manos de los comunistas, doy un golpe y la pongo a salvo. Lo dijo Pinochet, Franco y compañía. La incoherencia de Jergón es de tal magnitud que sólo me queda concluir que Jergón es la re-encarnación de Nerva.

  11. Jergón…que nick más lirón. Bla bla bla bla…y RosaMagenta en su pedestal.

  12. Hoy es un dia de esos que estas en la playa leyendo tranquilamente un libro y viene un colega y te dice “¿sabes lo que ha pasado?…dejas el libro a un lado y mantienes una conversación,llega otro colega y se amplian el numero de cervezas,siguen llegando colegas y no hay cervezas para todos.
    ¿Quien animara la conversación?.
    Esta claro ,el convidado de piedra al que todos conocemos por Nerva Jergón donde los haya y Rey desnudo de puertas a fuera….lo malo es que ha traido Vino tinto de tetrabrik,que sabe a rayos y centellas….pero
    Aqui estamos ,para que nos echen lo que quieran…lo siento Sr Puente,dejaremos la literatura para otro momento , con tipos con tanta jeta como el Multinik…no hay manera de seguir leyendo con el Sol cuando aprieta.

    ¡¡Señores ,al agua con el,echemosle a los tiburones pirronicos !!….JAJAJA….que nervios.

  13. Hola Frans, me gusta mucho el articulo, al leerlo me entran ganas de marchar a los países árabes para vivir lo que los ingleses buscaban en sus aventuras por aquellos lares. Es una lastima que en la vida real lo que hay no sea tan romántico. Tu articulo me ha hecho recordar el primer libro de ese estilo que leí hace años y que me dejó encantada, Leon el Africano.
    ¿Tú no escribes libros?
    Un saludo!

  14. Don Cicuta, torpe como siempre, afirma, refiriéndose a UPyD: “Más o menos la misma justificación de los golpistas de toda la vida: para salvar una democracia en peligro, para que no caiga en manos de los comunistas, doy un golpe y la pongo a salvo”.

    Como se nota que no entendió ni palabra del maravilloso artículo de Fernando Savater ayer en El País. ¿Cómo se le ocurre comparar a un grupo de elegidos por los dioses, Rosa Díez, el mismísimo autor del artículo, y el famoso Gorriarán, con una panda de golpistas? Aquí nos encontramos a un partido dispuesto a salvar la democracia española, pero de verdad. Y los que no lo entiendan así, es que no saben quien es Voltaire.

  15. Jon (10), vaya, lo siento. Si sobrevives a Millennium y te lees el libro de Pamuk, luego puedes ir a por ‘Muerte en Estambul’, de Petros Márkaris. Parece un buen retrato de la dualidad greco/turca de la ciudad. Y es de un tamaño normal.

    ¿Alguien me puede explicar la pulsión que lleva a Multinick a reaparecer en DC? ¿Qué hemos hecho para merecer esto? No me malentiendan, que no es una pregunta sobre la historia de DC, sino sobre la condición humana.

  16. La condicón humana es muy compleja, Lobisón. Es la única explicación plausible a su pregunta.

  17. Queridos amigos y amigas, yo finiquito el tema (momentáneamente, ya que nos deparará seguro episodios de risera sin igual) citando un par de cosillas. Al respecto de la democracia interna, las listas abiertas, aparato, no aparato, etc …. existe un precepto en nuestro Texto Constitucional mu potito sobre el tema. Dice el art. 6 que (pongámonos solemnes): “Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la Ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos”. Yo creo que con esto, punto pelota. A día de hoy, Unión Progreso y Dedocracia INCUMPLE esta exigencia constitucional, cosa que era comprensible, transitoriamente, a pocos meses de la fundación. Tras varios procesos electorales y casi tres años, no hay justificación para esta batasunada. El resto, cuento chino, o tinta de calamar, Multinick.

    Además, Rosa ama mucho la Constitución, ¿no?. Miren, miren, cuánto cariño:

    http://farm4.static.flickr.com/3141/2314214749_7c224f655b_m.jpg

    Finalmente, una cita del grande, genial e inimitable patriarca del socialismo democrático occidental, Willy Brandt, que, a lo que veo, ya le ha colgado un maromo en su blog esta tarde. Con ironía decía a un periodista, refiriéndose al Partido Comunista, que “observe con qué entusiasmo practica (el Partido Comunista) la democracia dentro y sabrá con qué entusiasmo está dispuesto a apoyarla fuera”.

    Buenas tardes.

  18. Me ha gustado mucho el artículo de Frans, aunque confieso que el elogio del sufismo me suscita algún recelo, como a Don Cicuta. Supongo que Frans le recomendará que se lea los libros de Idries Shah al respecto, pero lo de que haya escrito docenas resulta disuasorio.

    Hablando de británicos que se acomodan en el extranjero, nadie se ha acordado del Durrell de ‘Mi familia y otros animales’, el hermano legible. Por cierto, la familia Durrell se fue a las islas griegas por razones económicas: su renta no daba para vivir bien en Inglaterra.

  19. Uno a uno, no se amontonen. Esta nueva reencarnación no tiene tiempo ni ganas de repetir las polémicas de antaño, por mucho que los tiburones huelan la sangre y no les importe morder hueso porque luego les vuelven a crecer los dientes.

    Tampoco los ciudadanos elegimos al equipo dirigente: ¿quién votó a Mª Ángeles Sinde para minisitra de cultura? ¿ Y a Corbacho? ¿y a la Aído? Pero si ni siquiera son diputados. Los golpistas de UPyD, todos y cada uno de nosotros, votaremos las listas cerradas y bloquedas del equipo directivo, que es nuestro gobierno. Sabremos desde el principio a quienes estamos votando y no habrá sorpresas. El consejo político (el equivalente al congreso de los diputados) ese si se votará con listas abiertas.

    Preguntemos a la gente qué es más democrático, a ver qué opinan.

  20. Para Lobisón: mi imprecación era puro sarcasmo. Estoy disfrutando mucho con “Millenium”, es más, cuando vengo a una guardia, como hoy, tengo que esconderme de los compañeros de trabajo que ya van por la segunda o tercera parte de la trilogía, o que han visto la adaptación cinematográfica, para que “no me jodan la marrana”. Mi mujer lo lee también y no hablamos del tema en casa porque le llevo delantera. Además, mi conocimiento de la novela negra sueca me ha hecho volver los ojos a mi añorado Manolo Vázquez Montalbán y al cine negro. Gracias pues por el descubrimiento.

    Sobre Multinick: existe también una razón para detreminadas conductas de algunos de estos militantes de Unió, Progreso y Pan con Queso, que les lleva irreflexivamente a defender una cosa y la contraria con poco tiempo de intervalo entra ambas. Es el “Führerprinzip”.

  21. ¡¡Santa Cristina de los Remedios Cuadrados!!….Jergón 25 se ha cargado nuestro estado de derecho de un simple plumazo.

    Lobisón trae pa cá todos los libros de los que estas hablando que a este le pongo cara a la pared con los brazos en cruz aguntandolos .

    No te olvides de la Biblia en verso para ponerselo en la cabeza.

  22. Hola Lobisón! Hace unos meses los blogueros empezaron a poner nombres de libros que les habían marcado, no me acuerdo de ninguno de los que dijeron (…) pero el que yo mencioné fue Gerald Durrell, Mi familia y otros animales (y sucesivos). Es genial. Es esa infancia que me hubiera gustado tener… pero la adultez que tendré…jaja

  23. Pregunte, lirón, pregunte…pero no se responda a si mismo.

    Jon 22: Lo de la foto, malvado.

  24. Oigo voces invisibles que cantan
    mientras los ojos me cambian de color.

    La inteligencia no sirve de nada
    si la cabeza te cambia de color.

    Cinco semanas en globo
    y sin ganas de volver.

    Oigo voces invisibles que cantan
    mientras los ojos me cambian de color.

    La inteligencia no sirve de nada
    si la cabeza te cambia de color.

    Radio Futura – Cinco Semanas En Globo..

  25. Amistad, también puedes usar vinilos para poner a Multinick con los brazos en cruz. Como de los de Frank Zappa no te vas a separar, propongo los de Grateful Dead, sumando los de New Riders si te sientes realmente furioso.

  26. Lobisón 30…ya te vale.

    Jamas pondria en riego mis vinilos,¡¡JAMAS!!..en todo caso a Jergon lo meteria en una habitacion sin vistas y completamente acolchada (aun me quedan rastros de humanidad….jeje) y le haria escuchar una de las obras de arte mas polemicas de la historia de la musica…”Metal machine music” de Lou Reed.
    Claro esta que para que Jergon no se sintiera solo le pediria a Don Cicuta que lo acompañara para gozar de tal arte musical….jeje.

    Echale un vistazo:
    http://www.valladolidwebmusical.org/imprescindibles/metal_machine_music.htm

  27. En los descansos les podríamos poner algo de Laurie Anderson, o de un concierto de esos que ofrece conjuntamente con Reed. Aunque si se enteran los de derechos humanos se nos puede caer el pelo.

  28. Nada de Laurie….entre cara y cara de “Metal Machine…”,para aliviarles un poquito le pondria un tema de Frank Zappa
    “The Chrome Plated Megaphone Of Destiny”.

    te pongo la letra para que te hagas una idea de la musca….si puedes…

    A-ha-hah!
    Bwah-ha-ha!
    (Cough! Cough!)
    Ha ha ha ha!
    Nyah-ha-ha!
    Ha ha ha . . . ha ha ha ha ha ha . . .
    Nyah-ha-ha-ha!
    Oh . . . Arbitrary!
    Nyah-ha-ha-ha!
    Ha ha ha ha ha ha ha!
    AH HA HA HA HA
    AH HA HA HA
    Arbitrary!
    HA HA
    Ha ha ha ha ha ha!
    Bwah ha ha . . . (Cough!)
    Mmph ha ha ha!
    Ha ha ha!
    Ha ha ha (cough! cough!)
    AH HA HA HA HA
    AH HA HA HA
    Arbitrary!
    HA HA
    Ha ha ha ha ha ha!

  29. Llego tarde a casa, enciendo el blog (o como se diga) y me encuentro a Lobisón y Amistad Cívica borrachos como cubas. Si se enteraran sus padres. Aprovecho mi recorrido por el centro madrileño para denunciar, en los términos más enérgicos posibles, la campaña de las rebajas del Corte Inglés. No sé si conocen a Carlos Baute (o algo así), el rey de la grima. Es un tío que me produce una repulsión inmediata e insuperable, con una cara de gilipollas redomado (??) que no tiene arreglo: está en carteles, paradas de autobús, etc. Creo que lleva tanta laca que si incluso le dieran una manta de hostias, no se despeinaría. Odio a Carlos Baute más que al rock and roll, que conste.

  30. ¿Qué tiene que decir UPD sobre Carlos Baute? ¿Es Carlos Baute miembro dle partido, como Marichalar? ¿Representa Carlos Baute la igualdad de derechos de todos los españoles? ¿Cabe Carlos Baute en la España de UPD? No me conformo con la respuesta que puedan dar soldados rasos como Nerva, o cretinos incurables como Gorriarán. Exijo que responda Savater in person. ¿No tiene nada que decir Savater sobre Carlos Baute? Tanto hablar de la korrika y ¿no va a decir una palabra sobre Carlos Baute?

Deja un comentario