El resurgir del Imperio Persa

Magallanes 

La chulería con la que se expresan públicamente Ahmadineyad y Salehí, el director de la Agencia Iraní de Energía Atómica, respecto a que no van a negociar sus derechos nucleares en su reunión del 1 de octubre con el Grupo de los 6, pone de manifiesto sus intenciones  de conseguir bombas atómicas. Simultáneamente han admitido que tienen una segunda planta de enriquecimiento de uranio cerca de Qom. Esta planta, bautizada por Ahmadineyad  como “la linterna”,  dicen que es necesaria porque ante un ataque a la otra planta hay que asegurarse de que las actividades nucleares no se paralizarían. Al mismo tiempo han lanzado misiles de largo alcance que pueden llegar hasta Israel y más allá.  Hasta el Parlamento iraní ha advertido que responderá ante más sanciones con contundencia.

 Veo una conexión de toda esta actitud belicista con el reciente fraude de las elecciones iraníes. El ala militarista de Irán, dirigida por Ahmadineyad y respaldada por el líder supremo religioso Jamenei, no podía dejar que las elecciones las ganara algún partido más conciliador con Occidente y que fuese capaz de detener la obtención de la bomba atómica. Y, una vez conquistado el poder, la mejor manera de acallar  las protestas es unir al pueblo iraní bajo el lema de “la patria está en peligro” y “han herido nuestra soberanía nacional”. Nada mejor para ello que conseguir que Occidente amenace a Irán nuevamente si prosigue su consecución de la bomba atómica.

 ¿Qué sanciones puede imponer Occidente a Irán? Aparte de su aislamiento financiero de los epicentros financieros occidentales, su principal debilidad radica en que tiene que importar el 40% de sus necesidades de gasolina y gasoil, dada su escasa capacidad de refino. Pero prohibir internacionalmente abastecer de gasolina a Irán, choca con Rusia. En efecto, Rusia no está por la labor. Y, si se intentase imponer esta sanción sin su aprobación, podría producir y abastecer por tierra toda la necesidad de gasolina que tiene Irán.

 Recientemente EE.UU. ha hecho un regalo a Rusia consistente en no conceder la  instalación del escudo anti-misiles que proyectaba en Polonia y Chequia. Pero al parecer, Rusia requiere algo más contundente: un nuevo acuerdo de Yalta, aunque sea secreto, en el que EE.UU. y la UE se comprometan a nointerferir ni fortalecer militarmente ni a Polonia ni a todos los antiguos miembros de la fenecida URSS, ahora independientes de Rusia. Eso es muy duro para EE.UU., por lo que no parece que pueda cumplirse.

 Por otro lado, Israel  amenaza con bombardear unilateralmente a Irán. Al estilo con el que hace muchos años destrozó una instalación nuclear en Irak y hace un año una instalación similar en Siria. Sin publicidad, sin molestar a nadie más. No se sabe si es una farolada de los dirigentes israelíes o si va en serio. Lo que sí se sabe es que un ataque  a las instalaciones nucleares  de Irán no es una operación similar a aquellas que podrían hacerse en uno o dos días. Requiere varias fases:

  1. destruir la aviación y marina de guerra iraní,
  2.  destruir sus bases de misiles anti-aéreos para garantizar el dominio total de su espacio aéreo,
  3. el ataque propiamente dicho a las instalaciones nucleares con bombas capaces de perforar montañas.

  Pero posteriormente ocurriría la ´”venganza persa”. Si no se han destruido sus plataformas de lanzamiento de misiles, puede lanzarlos a diestro y siniestro, pero más importante es su capacidad para bloquear el estrecho de Ormuz. Con pequeñas lanchas, puede sembrar de minas ese espacio acuático y/o amenazar con bombardear los barcos que se atrevan a pasar. Las minas son lo peor, ya que la operación posterior de limpiar de minas el estrecho es lenta y siempre pueden quedar algunas sin detectar. El precio del petróleo se dispararía y muy pocos barcos estarían dispuestos a probar fortuna.

 Desgraciadamente, una acción militar israelí, arrastraría a EE.UU. a  intervenir  no solo porque en las fases ofensivas Israel no puede hacerlo solo, sino porque también tendría que intervenir para evitar que se pudiese sembrar de minas el Golfo Pérsico y para destruir las instalaciones de cañones y misiles en sus costas.

 Las consecuencias para la política de Obama de acercamiento al mundo musulmán se irían al traste y el escenario político y económico del mundo cambiaría totalmente. Algo así, como si la crisis de los misiles de 1962 hubiese acabado mal. Resulta más fácil conceder todo la que quiera Rusia para aislar a Irán y evitar que Israel juegue a David y Goliat.

20 pensamientos en “El resurgir del Imperio Persa

  1. Ya, y China?
    Parece más sensato, y más fácil, hacer como dice Brezinsky (como se escriba), que la fuerza aérea americana se enfrente a cualquier jet que pretenda sobrevolar Irak. Porque una cosa es que Ahmadi-Nejad, usurpador de una elección fraudulenta y líder de un golpe interno de los guardianes de la revolución, pretenda mantenerse en el poder cueste lo que cueste y otra bien distinta, que Irán consiga desarrollar el complejísimo mecanismo para fabricar cabezas nucleares que puedan ponerse en misiles que realmente puedan llevarlas a los países vecinos. Hasta entonces queda algo de tiempo, algunos años. El problema es que los “ideólogos” querrían que Irán no llegara nunca a alcanzar el conocimiento del ciclo nuclear, algo a lo que tienen tanto derecho como los ingenieros nucleares españoles. Porque desde ese momento un país puede fabricar bombas en muy corto plazo. Pero dado que al Irán de hoy le quedan varios años para poder amenazar realmente con ponerte una bomba en el portal de casa, aunque vivas en Haifa, no hay ninguna justificación para atacar. Sí para las sanciones, para las negociaciones duras. Y por cierto, los persas son los reyes del bazar. Convendría ofrecerles algo más que la retirada de las sanciones a cambio del parón nuclear. Por ejemplo, que van a ser tenidos en cuenta como una potencia regional, con derecho a voz y voto sobre el futuro de Irak, de Afganistán, del Kurdistán, de los oleoductos y los gasoductos, etc, etc, algo que todavía no se ha hecho.
    Viva Irán, con otro régimen, bien sur, pero viva Irán!

  2. Me desvelo, me levanto y abro Debate Callejero a ver qué nos depara hoy. Leo el artículo de Magallanes y me entran unas ganas terribles de apagar el ordenador, apagar las luces, volver a la cama, taparme bien la cabeza con las mantas, cerrar los ojos, y no saber más del mundo. Qué miedo. Y eso que en Irán no tienen a Zapatero, que si no…

  3. Hombre si tuviesen a Zapatero en Iran la cosa se arreglaba. Con su desarrollo de I-D-i abandonaban las bombas nucleares y volvían a las lámparas de carburo …… eso sí, de bajo consumo.

  4. Ejem….En 1837, el arqueólogo inglés, sir Creswicke Rawlison, se deslizó por una pared de roca de un barranco iraní, de unos cincuenta metros de profundidad, para descifrar las inscripciones de un friso esculpido a mitad de altura. Copió las inscripciones y las figuras que lo acompañaban y, mas tarde, las descifró. Decían esto:

    “Proclama el rey Darayawaush (Darío):
    Tú que contemplas en los días futuros estas inscripciones
    que hice esculpir en la roca y esas imágenes de seres humanos,
    no quites ni destruyas nada.
    ¡Procura, mientras tengas semillas, mantenerlas intactas!”

    (¿Consejo para inversores arriesgados?)…jeje.

  5. “La Gurtelitis”

    Muchas personas que tienen Gurtelitis no presentan síntomas durante años, pero aun así enfrentan el riesgo de tener complicaciones en la fase avanzada si no se tratan la enfermedad. Las personas que están en la fase primaria o secundaria de la enfermedad transmiten la infección aunque muchas veces las úlceras Gurteliticas no se puedan reconocer. Por lo tanto, las personas que no saben que están infectadas pueden contagiar la enfermedad.

    Fase primaria: La fase primaria de la Gurtelitis suele estar marcada por la aparición de una sola úlcera (llamada Camps), pero puede que haya muchas. El tiempo que transcurre entre la infección por Gurtelitis y la aparición del primer síntoma puede variar de 10 a 90 días (con un promedio de 21 días). Por lo general, el Camps es firme, elegantemente redondo, pequeño e indoloro. Aparece en el sitio por donde la Gurtelitis entró al organismo. El Camps dura de 3 a 6 semanas y desaparece sin ser tratado. Sin embargo, si no se administra el tratamiento adecuado la infección avanza a la fase secundaria.

    Fase secundaria: La fase secundaria se caracteriza por erupciones en la piel y lesiones en las membranas mucosas. Esta fase suele comenzar con la aparición de una erupción de la piel en una o más áreas del cuerpo, que por lo general no produce picazón. Las erupciones de la piel asociadas a la Gurtelitis secundaria pueden aparecer cuando el Correa de trasmision ,Camps, se está curando o varias semanas después de que se haya curado. La erupción característica de la Gurtelitis secundaria puede tomar el aspecto de puntos rugosos, de color rojo o marrón rojizo, tanto en la palma de las manos como en la planta de los pies. Sin embargo, en otras partes del cuerpo también pueden aparecer erupciones de aspecto distinto, o que son similares a las causadas por otras enfermedades. Algunas veces, las erupciones asociadas a la Gurtelitis secundaria son tan leves que pasan desapercibidas. Además, puede que se presenten otros síntomas durante la fase secundaria de la Gurtelitis , como fiebre, inflamación de los ganglios linfáticos, dolor de garganta, caída del cabello en algunas áreas, dolor de cabeza, pérdida de peso, dolores musculares y fatiga. Los signos y síntomas de la Gurtelitis secundaria desaparecen aun si no son tratados, pero si no se administra tratamiento la infección progresará a la fase latente y posiblemente hasta la última fase de la enfermedad.

    Fases latente y terciaria: La fase latente (oculta) de la Gurtelitis comienza con la desaparición de los síntomas de las fases primaria y secundaria.
    Sin tratamiento, la persona infectada seguirá teniendo Gurtelitis aun cuando no presente signos o síntomas ya que la infección permanece en el cuerpo. Esta fase latente puede durar años. En el 15% de las personas que no reciben tratamiento para la Gurtelitis , la enfermedad puede avanzar hasta las fases latente y terciaria, que pueden aparecer de 10 a 20 años después de haberse adquirido la infección. En esta fase avanzada la Gurtelitis puede afectar posteriormente órganos internos como el cerebro, los nervios, los ojos, el corazón, los vasos sanguíneos, el hígado, los huesos y las articulaciones.
    Los signos y síntomas de la fase terciaria de la Gurtelitis incluyen dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, entumecimiento, ceguera gradual y demencia.
    El daño puede ser grave y causar la muerte politica.

    La Gurtelitis no es buena….no es buena para nadie…no es buena para nadie…pobres populares….tanto traje para nada….jeje.

    Este estudio se ha realizado gracias a los conocimintos en materia de enfermedades de trasmision sexual del Dr Bacterio Ruba Al Kaba.

  6. Se acuerdan de las famosas “batallas campales” en Valencia entre “zaplanistas” y “campistas”….se acuerdan que llegaron “hasta las manos”.
    ¿Que piensan los “zaplanistas” valencianos sobre el caso Camps-Costa?.

    Es tragico comprobar que Camps hara bueno a Zaplana….¡¡Dios mio!!.

    ¡¡Tiritas para todos!!.

  7. La chulería de Irán, como, por cierto, la de Corea del Norte, sugiere que tal vez Obama haya sido excesivamente prudente al afrontar esos desafíos. Tal vez el hecho de que demasiado pronto haya descartado –o haya dado esa impresión-, el “pasar a mayores”, ha sido un incentivo para que los belicosos tensen la cuerda.

    Sobre la posibilidad de que Israel impida, antes de que sea demasiado tarde, que prosperen las posibilidades de Irán de hacerse con el arma nuclear lleva especulándose mucho tiempo. Ya durante la ofensiva en Gaza hubo maniobras conjuntas Israel-EEUU en el Mediterráneo que incluían ejercicios que simulaban desplazamientos similares en distancia a los que tendrían que llevarse a cabo para atacar las plantas nucleares iraníes. Creo que ahora se van a celebarr otras maniobars conjuntas que serán las mayores que ha habido en esa zona.

    Israel necesitaría el visto bueno de EEUU para sobrevolar Irak y eso hoy parece difícil. Ha sido curiosa la rápida reacción de Arabia Saudí –poco habitual-, desmintiendo una noticia de la prensa inglesa según la cual Riad habría dado garantías a Israel de “cerrar un ojo” en el caso de que sus cazabombarderos surcaran cielo saudí para atacar Irán. Así no tendrían que sobrevolar las tropas estadounidenses en Iraq poniendo en un compromiso a Obama.

    Parece claro que a nadie en Oriente Medio habría extrañado que tal noticia fuese cierta. Y es que el peligro iraní no se ve igual en Washington que en aquella zona. Decía un periodista español: “No nos hagan mucho caso cuando decimos que el nuevo misil iraní alcanza Israel y “las bases estadounidenses en la zona”. Los iraníes pueden alcanzar las bases de los Estados Unidos en el Golfo y en Iraq prácticamente escupiendo, mírenlo en un mapa y luego mándelo a nuestras redacciones, que falta nos hace. Es que además ahora pueden alcanzar a 23 capitales (porque evidentemente no disparan sólo desde el centro de Irán) incluyendo Nueva Delhi o Kiev, por ejemplo. Y por supuesto Riad.”

    ¿Será eso lo que explica la parsimonia de la Unión Europea ? Una vez que Ahmadineyah se puso a lanzar cohetes la declaración de Javier Solana fue: “Es una preocupación”. ¡Qué fino Solana! Una preocupación es que tus hijos saquen malas notas en el colegio o que el coche haga un ruido extraño. Lo de Ahmanideyah es una amenaza en toda regla.

    “Las palabras de Solana dan una pista del peligroso camino que puede seguir la Unión Europea en el asunto de la amenaza nuclear iraní: emplear un lenguaje bastante alejado de la realidad para no tener que tomar decisiones”. En su discurso ante la Asamblea General de la ONU el primer ministro de Israel Netanyahu evocó en su (excelente) discurso unas palabras de Churchill lejanas en el tiempo pero de actualidad:

    ”Hace más de setenta años, Winston Churchill lamentó lo que él llamó la “confirmada imposibilidad de aprendizaje de la humanidad”, el desafortunado hábito de las sociedades civilizadas de dormir hasta que el peligro casi los supera. Churchill se lamentaba de lo que él llamaba “la falta de previsión, la falta de voluntad para actuar cuando la acción sería simple y efectiva, la falta de pensamiento claro, la confusión en aconsejar hasta que llega la emergencia, hasta que la auto preservación golpea el discordante gong”. Hoy hablo aquí con la esperanza de que la evaluación de Churchill de la “imposibilidad de aprendizaje de la humanidad” por una vez pruebe ser incorrecta. Hablo hoy aquí con la esperanza de que podemos aprender de la historia – que podemos prevenir el peligro a tiempo.” Amén.

  8. Gracias, Magallanes, por tu artículo.

    Que todos los países de Oriente Medio renuncien al arma nuclear; que todos los que ocupan tierras extranjeras ilegalmente se dignen a cumplir las resoluciones de la ONU. Con estas dos medidas “revolucionarias”, el potencial conflictivo de la zona descendería drásticamente. Mientras Israel, que se siente con derecho al monopolio de la bomba (seguramente no por chulería, sino por derecho divino), continúe oprimiendo a los palestinos a través de la violencia, los países árabes y musulmanes mantendrán, cuando menos, un lógico escepticismo sobre su vecino.

    Abrazos para todos.

  9. Pienso que la humanida toca techo ,cuando todos los dirigenes mundiales piensan que las bombas atomicas son disuasorias.
    ¿Cual es el minimo en explosiones nucleares para destruir nuestra civilizacion?.
    No existe un minimo requerido.La simple posesión de un arma nuclear es un SUICIDIO UNIVERSAL.

  10. Enhorabuena a Magallanes por su artículo, con el que estoy totalmente de acuerdo. Espero, no obstante, que Israel, Estado que se encuentra razonablemente en riesgo y cuya preocupación es justificada ante la deriva de las cosas en el régimen integrista iraní, sepa afrontar el problema en el marco del multilateralismo y que no caiga una vez más en la tentación “ansárico-bushiana” de poner unilateralmente remedio a sus tribulaciones. La referencia de Barañain a Churchill evoca indirectamente la tibieza de Chamberlain. Me preocupa ese discurso recurrente de inspiración neocón, pues ya sabemos que lleva al escenario trágico del exerminio de moscas a cañonazos que se ha revelado estéril. Espero (quizá de modo ingénuo) que la Comunidad Internacional esté a la altura de las circunstancias esta vez y (de modo más bobalicón aún) que Europa aproveche la cicunstancia para revelarse como auténtico sujeto político con sustantividad propia, manque sé que es más que difícil vistos los precendentes.

    Amistad en 10: de nuevo, el más heterodoxo y original bloguero demuestra el mayor nivel posible de sentido común. ¡¡ Olé tus güitos ¡¡

  11. Otrosí: el levantamiento del total del sumario de la trama Gürtel puede ser una bomba de relojería política para Mari-Ano, y los movimientos de las últimas horas, comida con el Curita incluída, denotan que algo se remueve en los intestinos de Génova. Ojete, ojete, que igual Rachoy se va a arrepentir de sus vueltas al ruedo con el capote de Paco Camps y Ric Costa por bandolera. We´ll see …..

  12. Amistad… para la Gurtelitis vale el Tamiflú o con productos de nuestra plantación es suficiente…? jeje

  13. Claro está que para mi San Tancredo tuvo su expresion maxima reencarnado como Don Tancredo.

    Tancredismo

    Don Tancredo fue, según parece, un novillero valenciano que -escaso en triunfos como lidiador- tuvo la original idea de mostrarse en el centro del ruedo, vestido y pintada su cara de blanco, subido en un pedestal e inmóvil. Cuando el astado emergía de toriles, emprendía una veloz carrera hacia esa figura de los medios, pero pronto se frenaba, lo contemplaba acaso con recelo y finalmente, con gran jolgorio de los espectadores, se desinteresaba de él fijando su atención en otros objetivos. No siempre sucedía así, y más de una vez resultaba arrollado por la fiera, con mayor estruendo y hasta entusiasmo por parte de un público sediento de emociones.
    El espacio vital de nuestro país ha sido atinadamente denominado ruedo ibérico. Y en este amplio ruedo se desenvuelven de modo vario los personajes del mundo político. Hay quienes lidian con habilidad situaciones difíciles, exhibiendo mano izquierda, en naturales de mérito; los hay también dominadores, al estilo de Domingo Ortega, mutando en dóciles problemas espinosos; algunos resuelven con estoconazos sin puntilla, aunque los más quedan en la categoría de pinchaúvas;…y hay, por fin, quienes practican magistralmente la suerte de Don Tancredo.
    Con todos mis respetos hacia Rajoy, estimo que propende a esta última postura. Resulta paradigmática su conducta en el caso del tesorero del PP Luis Bárcenas. Mantener su apoyo y confianza a este sujeto, cuestionado judicialmente es, cuando menos, perjudicial para su partido y sospechoso de sumisión a chantaje. Bárcenas debería haber sido cesado fulminantemente tiempo ha.
    Pero el líder popular ha venido desarrollando, en especial tras su última derrota, una política de aparente templanza, con críticas verbales que no se concretan en hechos, pensando acaso que ese posicionamiento le permitirá rentabilizar votos y adhesiones de un centro políticamente fluctuante. El 11-M ha sido olvidado definitivamente. El aborto, en su versión Aído, es para el gallego simple cortina de humo. Espera que la actual crisis arruine el prestigio de Zapatero y le ponga en bandeja el acceso a la Moncloa, sin defender con denuedo los postulados económicos propios de un partido conservador europeo. Y su recomendación de abstención “crítica” a las CC.AA. bajo su égida en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, se inscribe en la misma línea.
    Como apoyo a sus tesis de inmovilismo, aduce su éxito en Galicia y en las elecciones europeas, cuando las figuras de Núñez Feijóo y Mayor Oreja por un lado, la deficiente campaña de Leire Pajín por otro y el desastre económico como telón de fondo, han sido los verdaderos responsables y no su política de inercia. No puede ignorar por más tiempo el paulatino desencanto de no pocos de sus hasta ahora fieles votantes.
    Don Tancredo tenía éxito con su inmovilismo en bastantes envites, pero también sufría revolcones de cuidado.

    Jose Maria Sillero.

  14. ¿Tamiflú? O sea, la supercomercial presentación del Ostalmivir “made in Roche” que va a henchir los bolsillos de algunos ….. para nada, Sarah. La gürtelitis es eminentemente infecciosa, de modo que el tratamiento es antibiótico, sin duda. Claro que, de cara al problema los tejidos que la infección ha necrosado, putrefactado y corrompido, el tratamiento es obviamente el quirúrgico. ¿Quién será el cirujano? O el Tribunal Supremo o los ciudadanos y ciudadanas valencianíes …… Permítanme expresarle, en ambos casos, mi poca fé: al trancredismo político se va a unir la tradicional “jeta dura” de nuestra derechona, que le permitirá seguir viviendo sin sonrojarse. Ya ocurrió con el famoso “Naseiro Affaire”, infección que llegaba a la mismísima columna vertebral del PP pre-ansárico y temprano-ansárico. Ahí siguieron las carreras de los Zaplana and Cía., sin despeinarse. Y ahí sigue el golferas de Trillo, y ……

  15. Barañaín, te veo demasiado inclinado a la solución israelí. Es mejor convertir a Rusia en aliado, aunque para eso haya que olvidarse de la crueldad que ejerce en Chechenia. Es obvio, que la solución israelí traerá como consecuencia la ruptura total de Occidente con el mundo musulmán, incluso si Arabia Saudí deja pasar bombarderos mirando para otro lado, también se sumará a la condena posteriormente. El único que no sufrirá con este panorama será Israel ya que ya está enfrentado al mundo musulmán. Incluso podrá decir que ya os había advertido que con musulmanes no hay paz posible.

  16. Amistad… Jon… teneis razón, los Tribunales, los ciudadanos y unas lecciones de Educación para la Ciudadanía… en inglés claro…jeje

  17. El artículo de Magallanes está muy bien, pero descarta la hipótesis menos pesimista, a saber, que la escalada con la demostración de los misiles sea para tener más fuerza a la hora de negociar. El clima de enfrentamiento puede favorecer la ‘unidad nacional’ y dejar fuera de juego a la oposición, pero negarse a negociar nada en serio, con la división interna actual, tendría costes para el régimen. No sé, a estos horas me gustaría creer que las cosas pueden mejorar, aunque sólo sea para no desvelarme.

Deja un comentario