El “reality” de Pedro

Guridi

Continúan las purgas: en el momento en el que leéis esto, el PSOE de Pedro Sánchez, el que prometió que “contaría con todos”, “apoyasen a quien apoyasen”, ha echado de mala manera a diez personas más. Con esto, son casi una veintena de personas, entre Ferraz, Congreso y Senado, las que han sufrido en sus carnes el delito de no ser fanáticos seguidores de Sánchez.

Ahora se da la paradoja de que no hay espacio en Ferraz para las 50 personas de la Ejecutiva de Sánchez, ni dinero para pagar a aquellos que no tienen un sueldo público, ni personal suficiente para poder atender a sus áreas. Además, el sueldo no pequeño de Sánchez también ha reducido notablemente los recursos del PSOE. Pero eso no es problema para Sánchez, que ya se encargó de dejar claro que no contaba con Goyo Martínez, el gerente anterior y un ejemplo de honradez y responsabilidad con las cuentas. El nuevo gerente, Mariano Moreno, no sólo no va a decir nunca que no al líder Pedro, sino que tiene tantos rencores acumulados con el personal laboral del PSOE que tiene una lista casi inagotable de gente a la que echar.

Seguramente muchos de los puestos que se han quedado vacantes hoy no se vuelvan a cubrir. Precisamente para poder pagar los fastos de la corte de Sánchez. Y tampoco importa el que se haya prescindido de gente profesional, como Martínez o Rodolfo Irago, porque aquí lo principal es adular incondicionalmente al líder o ejecutar a los tibios en su nombre, como hace Moreno o como hizo Simancas, que fue el encargado de notificar los diez fulminantes despidos de ayer.

Tampoco es mucha casualidad que se hicieran las purgas ayer mismo. Sánchez tuvo su primer encuentro oficial con Rajoy y se esperaba que no salieran más noticias del PSOE que no fuera esa.

Y esto también merece un comentario: el que Sánchez, una vez más, desprecie a la prensa no haciendo una rueda de prensa y dando explicaciones en una entrevista (la de ayer fue la del inofensivo Pedro Piqueras), despreciando a los periodistas que sufren a diario su política de comunicación de estrella mediática.

Y sigamos con la comunicación: además del conocido bajo nivel de Marichta Ruíz Mateos, el nivel general ha descendido más aún, dado que el despido de Rodolfo Irago ha dejado un vacío que se pretende rellenar con una periodista del “20 Minutos”, que no tiene la experiencia, ni el nivel. Pero que es fan de Pedro, que es lo que importa. En el tema de las redes sociales, aparte de que el “equipo Sugus” volverá a tomar posiciones a costa del PSOE, tenemos el nombramiento de Albert Medrán como “estratega digital”. Medrán es un profesional de la comunicación que es fan de… Francisco Polo. Lo malo es que la profesionalidad de Medrán se va a ver lastrada por su elitismo y su desconocimiento de la vida orgánica del PSOE que sin duda le horrorizará, dado que no se va a parecer en nada al Camelot de Obama.

Y las purgas seguirán. En octubre será peor. Pedro y Mariano (Moreno, no Rajoy), cuentan con echar a más gente y poder recaudar fondos de las federaciones en las que triunfen los candidatos “pedristas”.

Y es que votamos para dar poderes ilimitados al líder. Enhorabuena. Bienvenidos a la segunda temporada del “reality” de Pedro.