El quiosquero no tiene quién le escriba

Senyor_G

Hablan muchos los periodistas y sus empresarios de la crisis de la prensa escrita. No sólo como crisis propia sino también colectiva, no podía ser de otra manera. Porque ellos mismos escriben de sus problemas. ¿Y por qué caída o crisis de algún potente sector económico no es una crisis social? En el caso de la información, está claro que estamos hablando de alguna cosa más, no sólo de empleo o negocios, aun así hay a quién se le escucha más los lloros.Soy de los que consideran un placer leer un periódico, además de las implicaciones políticas, culturales y de otro tipo que pueda tener. Leer un periódico desayunando, o por ahí con un café. En el móvil o por internet no es lo mismo, en papel por favor, en papel. Es una cosa que desde que soy padre desapareció y voy poco a poco recuperando en algún momento de tarde en tarde. Fiesta es leer el periódico con un café con leche y alguna pasta o un bocadillo. En un bar, o ir a comprar el periódico, ritual de lo habitual que se va perdiendo; como otros comercios, cuesta encontrar quioscos en condiciones, que luzca. En Sants queda alguno bien proviso, junto a otros que hacen llorar, que cada vez se alejan más de la prensa para ser punto casi exclusivo de gominolas y así. Y luego los locales que quedan para el alquiler, con alguna banderola o viejo parasol de algún periódico en promoción. Cuando voy por l’Hospitalet aún me parece más dramático.

La prensa se llora a sí misma, pero no se acuerda en la misma medida del último eslabón de la cadena. No es sólo el paisaje de los quioscos que cierran, es también el paisanaje, en los que intuyo dramas: junto a los negocios de reciclaje de toners, vapeadores y perfumes sin marca. Pero ellos no tienen quién les escriba, como sí tienen otros prohombres en algunos trances judiciales[1]. Aunque sea el signo de los tiempos, más para unos que para otros[2].

Me apena el aspecto de algunos quioscos y también la situación de la información. Tenemos que asumir que la democracia tiene un precio, y no sólo de dinero, que también. Pero leer en la prensa como lloran y se reivindican a sí mismos como pilares de la democracia, de la cultura y casi de la civilización, que sí, para luego detectar faltas de ortografía, dar apoyo a pseudociencias y otra rarezas, y finalmente perpetrar traducciones del inglés que no son castellano y utilizar anglicismos cuanto menos innecesarios. Errores solventables con una segunda lectura por un corrector humano.

La prensa, los proveedores de información, son necesarios, siempre lo han sido y tenemos que pagar por ello para que no sean meros soporte para la publicidad. Para hacer lo que no podemos hacer nosotros, los ciudadanos, que estamos en otros asuntos:

  • Mirada crítica y de contraste. Sobre todo en las cifras y datos.
  • Filtro de toda la marabunta de ruidos varios. Poner en orden la explicación del mundo.
  • Verificar las ruedas y notas de prensa, no meramente reproducirlas
  • Leer el BOE y ver que lo escrito pasa en la realidad.
  • Que nos expliquen quienes son los dueños de los medios y cómo se pagan.
  • …Sí, necesitamos la prensa, tiene presente y futuro, ahora hay que ver cómo nos lo pagamos, si es gratis no vale nada. Si no, no hablarán ni nos hablaremos de nosotros mismos.

[1] No sólo del procés, tanto unos para los procesados como otros para los testigos. Recordaría el caso TOUS y alguna columna de Pilar Rahola por ejemplo.

[2] Cojan la argumentación tecnológica y de modernidad de defensores de UBER y Cabify y aplíquenla a las compañías eléctricas.

8 comentarios en “El quiosquero no tiene quién le escriba

  1. Estoy de acuerdo al 100%. Una gran parte d la crisi de la prensa es la crisis e sus contenidos, poca profundidad, poco analísis, meras recolecciones y ni siquierea muy bien hechas, de lo que apsa en redes sociales. Penita pena.

    Recuerdo que con mis 20 años yo aprendia leyendo el periodico (en particular El Pais) y aquello pesaba. Ahora necesito leerme 4 para exprimir algo que no sea un refrito superficial de twitter.

  2. Este artículo me recuerda la canción «Vídeo kill the radio star».
    Luego vino.»VHS kill betamax»
    y sucesivamente «Dvd kill VHS»,»Mp3 kill CD»
    Y ya saben «El pendrive kill Dvd y CD»
    Y hoy en día «La Nube kill el disco duro y el pendrive».
    Y el más kill de todos ha sido «las redes sociales kill la palabra escita»

    Gracias a las estrellas un blog llamado Debate Callejero Killing Me Softly …jeje.

    Ante mi doy fe.
    AC/DC
    firmado…Ejem….JA JAJA….que nervios.

  3. Interesante siempre el destino de las personas empujadas por la vida a cambiar de hábitos. Cuando se describen en forma seriada provocan compasión , un sentimiento radicalmente humano que nada tiene que ver con su dimensión política.
    Los mismos medios que se lamentan de su crisis incorporaron técnicas que anularon a su vez muchos de los oficios que se habían mantenido con la dignidad asociada.
    La nostalgia es un sentimiento destructor. Parece , espontáneamente , que el pasado fue mejor , más humano , más preciso y provisto de algún tipo de dignidad. Y es verdad que la tuvo , la que correspondía con su tecnología.
    El arte , esa forma atemporal de juzgar la validez estética de su producción, refleja en sus debates la tensión del tiempo que le tocó vivir.
    Cuando surgieron los primeros televisores, los ebanistas rodeaban de su arte antiguo las pantallas para resguardar el temor de la irrupción mefistofélica de sus formas y apariencia. Los espectadores del 36 acudían al salón con trajes de etiqueta.
    Comunicar era algo puro en su origen. De hecho es lo que nos caracteriza como animales.
    Por ejemplo , las ratas topo, roedores ciegos que habitan el subsuelo. En sus hogares, compuestos de túneles estrechos, la transmisión del sonido por el aire no es buena, así que las ratas topo son mudas. Lo chocante es que se comunican mediante cabezazos, como ahora mismo lo hacen los de la Sexta.

    Algunas criaturas, como el calamar del arrecife, pueden crear dos patrones visuales distintos en ambos lados de su cuerpo para enviar dos mensajes distintos y simultáneos a sendos congéneres. Dicho de otra manera: son capaces de «hablar» con dos amigos a la vez.

    La vida es cualquier cosa excepto muda.

    Esto excede en su dimensión cotidiana del tiempo de un desayuno.

    Un drama.

  4. ¿ Un error ? El cartel de Podemos-Iglesias no ha sido un error. Si algo tiene Podemos es control sobre el ordenador central , su KGB particular. Desde ese acceso organiza los procesos internos , quiebra resistencias y lanza soflamas a su doméstica militancia espectadora. El cartel, en este caso , ha sido diseñado , enmaquetado y , por su relevancia , aprobado por alguien que tiene la llave de la máquina financiada por Chávez.
    No se ha caído de la pared , no han sufrido un ataque. En realidad carteles así los hemos visto muchas veces : en la Italia de Mussolini , en el Berlín de Hitler , en La Habana y en la Plaza de Oriente en los sesenta.
    Unidas Podemos es un bluff. Una bobada de pijos. Una máquina de propaganda que lamenta un lema que no cumple con su objetivo: aumentar las ventas. Ellos creen sobretodo en la imagen ( no es una opinión , lo dicen ) , en su capacidad de seducción , como la Coca Cola.
    No han cometido un error , ellos son el error.

  5. Ayer en Ferraz se echaban las manos a la cabeza por el castigo de Sánchez a los madrileños : Pepo, Pipo , Pepu no paraba de leer y no sabía nada de nada; superó, eso sí, la ignorancia de Pedro porque nadie le preguntó en plan malote si sabía qué cosa era una nación …En fin , las primarias son un fracaso en España y se afrontan como un mal trago. Al carecer de tradición , como en Francia , no resuelven nada y acentúan la predisposición a la venganza que anida en el corazón de todo militante.

  6. La famosa frase de Chesterton : el periodismo consiste esencialmente en decir ‘Lord Jones ha muerto’ a gente que no sabía que Lord Jones estaba vivo.
    Coincido: leer el periódico en la terraza de un bar con un buen café debería ser patrimonio de la humanidad. Pero me temo que somos una especie a extinguir.

  7. A mí no me gusta en terraza. A mi me gusta dentro. Y llevo haciéndolo desde que tengo memoria adulta. Y espero seguir haciéndolo hasta que no tenga memoria.

Deja un comentario