El PSOE, sin relato propio

Barañain

Hace tres meses, planteaba en este Debate Callejero la cuestión de qué podría haber pasado aquí­ si en mayo del año pasado (Zapatero) no hubiera aceptado hacer los recortes y reformas que se le exigieron y cuestionaba la contradicción entre las crí­ticas reiteradas al Presidente de Gobierno por su supuesta pasividad contra la crisis y por su exceso de celo en la aplicación de las medidas de ajuste (http://www.debatecallejero.com/?p=3836).

A partir de esa reflexión  -que vení­a a cuento del desastre griego, que tal vez debiera habernos servido como referencia para analizar retrospectivamente la política seguida en España-, cuestionaba el cierre en falso que el PSOE habí­a hecho al no discutir esa polí­tica o sus supuestas alternativas, nunca explicitadas del todo. El PSOE había zanjado de malas maneras la cuestión del postzapaterismo,  eludiendo cualquier debate serio sobre la crisis y sus remedios, descartando las elecciones primarias y optando por la veteraní­a de Rubalcaba como garantía para evitar el desastre que se presagiaba.

Hoy  me resulta más fácil contestarme  a aquella pregunta -aunque la respuesta estuviera ya implí­cita entonces-, a la vista del abismo al que se asoma la política griega: sí­, pese a los efectos devastadores de la crisis sobre el empleo, es una suerte que al frente de España tuviéramos un gobierno como el de Zapatero y no uno como el del ocurrente Papandreu  (o como el del esperpéntico Berlusconi). Y no es difí­cil imaginar -han dado pistas en las autonomías-, cómo hubiera actuado un gobierno de Rajoy.  El de Zapatero supo hacer los deberes, incluso tomar medidas drásticas, sin marear la perdiz y a la vez preservó lo esencial de su poí­tica social. Sí, dio algunos bandazos “ pero pocos, en contra de esa leyenda urbana tan extendida, y no más que cualquier otro gobierno europeo -, porque no se navega en lí­nea recta en mitad de la tempestad, pero no apostó por las frivolidades. La situación sigue siendo muy difícil, pero nadie podrá acusar al gobierno de no haberse dejado la piel (política) en el empeeo, incluso cuando ni los propios estaban por la labor de defenderlo demasiado. Podemos suponer que tal vez otra poí­tica hubiera sido posible, incluso deseable, pero nadie parece saber en qué hubiera consistido exactamente.

Hoy tenemos, además, la evidencia de que el esperado “efecto Rubalcaba” apenas ha durado dos telediarios. Y no por limitaciones del candidato. Al renunciar a defender lo realizado -explicando el alcance real de los problemas y la razón de ser de las decisiones tomadas-, el PSOE se ha colocado, creo yo,  en una posición políticamente insustancial, difí­cil de rentabilizar y un tanto contradictoria con su acusación -fundada- al Partido Popular de que ha ayudado poco o nada a la salida de la crisis. Descalificar al candidato Rajoy por su indolencia y la actitud poco constructiva del PP o poner en evidencia su programa real denunciando los recortes que acometen sus gobiernos autonómicos tendría más sentido – sería más entendible por los electores -, si fuera acompañaada de la defensa coherente -no necesariamente acrí­tica-, de la política desarrollada en estos años cruciales por el gobierno socialista. Del que, además, ha sido elemento sustancial el candidato Rubalcaba.

Pero los “barones” y el “aparato” del PSOE decidieron que lo importante era no aparecer contaminados por la imagen, al parecer indefendible, del gobierno de la nación. Y que podían salvar los muebles si se limitaban a mostrar sus buenas intenciones para el futuro, no cuestionando ese relato facilón que, sobre la crisis españoola y su gestión polí­tica, se había impuesto en la opinión pública. Un relato absurdo en el que lo mismo da alentar el supuesto espí­ritu revitalizador del 15-M o denunciar el recorte del gasto público, que apuntarse a ese mantra, tan querido por la derecha española, de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, aunque de ello derive precisamente una exigencia de mayor recorte en ese gasto público. El relato  de un supuesto gobierno manirroto  -en su primera legislatura-, que chocó con la realidad -en la segunda-, y luego actuó mal, o tal vez actuó bien pero tarde o tal vez debiera haber renunciado a actuar así (¡recuérdese el análisis de J.C. Rodrí­guez Ibarra!). Un relato cuya versiónn canónica ya fijó la lí­nea editorial de El Paí­s: ¡fuego amigo hasta el final!- una vez anunciadas las elecciones (www.elpais.com/articulo/opinion/Rajoy/visperas/elpepuopi/20110927elpepiopi_1/Tes). Un relato sesgado, en fin, que el PSOE y su gobierno han sido incapaces de contrarrestar.

En el multitudinario mitin del PSOE en Dos Hermanas, amenizado por la rejuvenecedora presencia de un dúo dinámico (¡quince años sin subir juntos al escenario!) parece que nadie ha mencionado ni una sola vez al actual Presidente del Gbierno y Secretario General de ese partido, Rodrí­guez Zapatero. Tampoco en el que ayer celebró en Valencia; aquí, Rubalcaba se esmeró en defender la labor del gobierno… de Felipe González, que volví­a a acompañarle en el estrado. Ni una palabra sobre Zapatero.  Se empieza perdiendo las encuestas, se pierde después la buena educación y se acaba por perder el poder. Y una derrota sin relato propio augura una difícil recuperación.

15 pensamientos en “El PSOE, sin relato propio

  1. Qué buen artículo de Barañaín. Tiene razón en lo que dice sobre la crisis y también sobre el candidato Rubalcaba, que está haciendo una campaña oportunista y calamitosa. ¿Alguien se cree sus propuestas, cuando desde el Gobierno siempre intentó frenar cualquier iniciativa que se saliera de los estrechos límites de la política de la época de Felipe? El PSOE tenía que haber salido en tromba a reivindicar sus logros y reconocer sus fracasos. Como ha dicho Zapatero estos días, España es el país periférico que ha conseguido librarse del rescate (a diferencia de Grecia, Portugal e Irlanda) y hoy el máximo riesgo de rescate ya no está puesto en España, sino en Italia. Por algo será, me imagino. Pero el candidato prefiere jugar a otra cosa, como si esta noche Rajoy no le fuera a sacar los cinco millones de parados una y otra vez. Pero lo que más ilusiona, sin duda, es el equipo del candidato; y esa plataforma fantasmal que sacó el otro día como Mayor Zaragoza, Rosa María Mateo y Agustín Díaz-Yanes. Qué esperanzador todo.

    Vargas Llosa ayer era la pura frivolidad intelectual de alguien que habla de oídas y que no tiene ni puta idea de cómo se ha desarrollado la crisis en España. Lo de los escritores hablando de política (de García Montero a Prada pasando por Vargas Llosa y Elvira Lindo) es una de las plagas más dañinas que asolan España.

    Suscribo la recomendación de Pratxanda, Baños es siempre magnífico, pero ahora en campaña más.

  2. Me parece excelente el artículo de Barañaín. Todo él. Pero esta frase me parece magistral: ” Se empieza perdiendo las encuestas, se pierde después la buena educación y se acaba por perder el poder.”
    Pero ¿cómo es posible que no hablen de Zapatero en los mítines del PSOE de campaña? No es ya mala educación, es desvergüenza pura y dura. Ya estamos acostumbrado a que le insulten los medios y políticos de la derecha, y a que se abonen a la moda los chiquilicuatres varios que hablan sin ton ni son, sin saber de la misa la media, o sabiendo pero apuntándose al río que más suena. Pero que le ignoren las viejas glorias de su partido….
    Cuando Felipe y Guerra tuvieron que dejar el poder, el PSOE estaba invadido por los escándalos, por corrupción y por más cosas bastante feas. Nada de eso ha ocurrido en los gobiernos de Zapatero, que deja una herencia admirable en cuanto a cambios sociales. Lo que ha ocurrido es un tsunami económico de proporciones insospechadas por todos (ya está bien el mantra ese de lo grave que fue no reconocer la crisis a tiempo) del que, mal que bien, Zapatero ha salvado a España que podía estar ahora en la situación de Grecia o de Italia. Y lo ha hecho contra viento y marea, dejándose el pellejo en el empeño.
    Un poco de elegancia en reconocer los méritos a quien los tiene.
    Ah, por cierto, ¿se acuerda alguien de que eta ha acabado?

  3. Buenos dias Barañain, caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    Ejem… empezaré haciendo una defensa coherente con mis pensamientos de las decisiones políticas adoptadas por Ziluminatius en todos estos años de legislaturas y que demuestran a las claras el respeto que siempre ha demostrado hacia sus contrincantes politicos, cosa que refuerza mi absoluto convencimiento de que Ziluminatius es un Hombre Bueno.

    Echando la vista atrás, veo dos momentos cruciales en estas dos ultimas legislaturas:
    el día que presentó en el Parlamento la propuesta de llevar a cabo un proceso de diálogo con la banda terrorista eta, para acabar de una vez por todas con la violencia de una banda terrorista y de los que la apoyaban.
    Otro momento crucial fue el de las drásticas medidas que adoptó Ziluminatius en mayo, de las que nos ha hablado Barañain.
    Estoy plenamente convencido de que Ziluminatius, en su fuero interno, siempre ha tenido la esperanza de que el Partido Popular se comportara lealmente con el gobierno.
    Tanto una como la otra vez el partido popular les negó el voto y convirtió estos temas en una lucha encarnizada de desgaste contra el gobierno, con la única intención de recuperar el poder a toda costa.
    Eta mató y retrasó las esperanzas de los españoles creando un caldo de cultivo que supio aprovechar la cada vez mas oscura caverna político-mediática.
    Hubo elecciones legislativas y el Partido Popular no consiguió ganarlas, a pesar de decirles a los españoles que Ziluminatius había traicionado a los muertos y que escondía la grave crisis economica que se avecinaba.
    En la segunda legislatura la crisis economica pinchó la burbuja inmobiliaria, explotando de tal manera que se desmoronó el castillo de naipes que había creado y como fichas de un dominó, una detras de otra, arrastró a milllones españoles al paro.
    Parece que ya todo el mundo se olvida de que en esos momentos el gobierno de Ziluminatius luchó por mantener el empleo en sectores estratégicos de nuestra economía, mediante acuerdos con las empresas del sector del automóvil y de nuestra industria y facilitando los “eres” para no crear más incertidumbre y desempleo, fomentando también la inversión pública en todos los ayuntamientos para aliviar en alguna medida la crisis de empleo que padecíamos.
    Pero los mercados no dejaron de atacar el euro y a las finanzas que tenían mucho deficit acumulado y, a pesar de que España estaba haciendo los deberes, la crisis destapó el engaño de Grecia, con graves consecuencias para la economía europea que darían al traste con la recuperacion y salida de esta crisis.
    Ya sabemos cuales han sido las consecuencias.
    En ese marco de ataques constantes al euro y a los intereses de la deuda española por parte de los mercados y ante una amenaza real de descalabro economico, se produjo la segunda decisión crucial por parte de Ziluminatius, adoptar medidas urgentes para disminuir el deficit publico y mantener los servicios sociales y la ayuda contra el desempleo.
    Esta vez, Ziluminatius puso su cuello a disposicion del Partido Popular con la esperanza de que Rajoyibus se corresponsabilizara de las duras medidas que teníamos que adoptar…. y tengo el convencimiento absoluto que Ziluminatius quería esa implicación política de la oposición como señal de recuperación de la unidad política de los españoles…. pero las ganas de acabar con él fueron más fuertes que la responsabilidad política de los populares.

    Ziluminatius se quedó “solo ante el peligro” cual Will Kane (Gary Cooper).

    El tiempo va pasando lentamente, pero nadie en el parlamento está dispuesto a ayudar al presidente.

    Ziluminatius espera un signo de lealtad politica de responsabilidad. Y cuanto más espera mayor es la tensión. Y cuanto mayor es la tensión mayor su soledad. Y cuanto mayor es su soledad mayor es su temor. Y el nuestro. Y el del corazón de los hombres de bien. Pero es que, además, cuanto más espera y más solo está Ziluminatius más grande se hace el mito, más legendaria la figura del héroe… y mayor el amor que uno siente por este Hombre Bueno y por LA POLíTICA con mayúsculas.

    ¿Qué hubiera pasado si…..?

    Los pasados imperfectos no se pueden revertir en el tiempo, pero si analizamos lo que ha sucedido en el futuro, es decir hoy, uno puede comprender muy bien la jugada estratégica de Papandreu en Grecia, con su órdago de convocatoria de referendum, que como los hechos demuestran, ha sido el revulsivo para que la Oposicion en Grecia se responsabilizara de las consecuencias políticas de las decisiones adoptadas para la financiación de su deuda y evitar una bancarrota segura.
    Ya tendremos oportunidad alguna día de glorificar el sacrificio que ha tenido que hacer Papandreu poniendo a disposicion de la Oposicion su cuello para que la derecha griega asumiera con responsabilidad las drásticas medidas que van a tener que seguir tomando los griegos, en un pais al borde del precipicio y con la revuelta en las calles.

    Lean ustedes entre líneas y sabrán por qué veo en Ziluminatius a un Hombre Bueno comprometido con su pueblo… a pesar de estar solo.

    Dicho esto, cuando leo que Cospedal nos dice ““Estos días los socialistas están queriendo volver al rencor, a la división y a la pelea, con la intención de conseguir un puñado de votos. La división entre españoles nunca ha sido buena. Es una irresponsabilidad llamar a la confrontación, a la pelea y a la lucha, ahora que la concordia y la unidad son tan necesarias”….no me queda otro remedio de saltar exclamando…. ¡¡¡¡MANDA GÃœEVOS!!!!.

    Cuando oigo hablar a los populares, pienso lo mismo que cuando oigo hablar a los aberchalaos:

    Qué capacidad tienen de usar la inteligencia para ensuciar las palabras que salen de sus bocas.

    Ante mi doy fe.
    AC/DC.

    firmado:
    ¡A pelear, a pelear, hasta echarlos a la mar!… qué nervios.

  4. Gracias por la recomendación de leer lo de A. Baños. No lo conocía. Me parecen sugerentes algunas imágenes sobre el regreso del tándem Felipe-Guerra pero no me resulta creíble que él -Antonio Baños-, se crea eso de que la modernización (¡enorme!) de España en los ochenta fuera como una simple inyección cosmética de botox y que todo siga igual que entonces porque los ricos siguen siéndolo, los obispos no se han hecho budistas y Alaska siga dando el coñazo. No creo que este Baños sea tan simple.

  5. Bueno ….lo que hace A. Baños ….es simplemente rizar el rizo,propio del periodismo de opinion en el que estamos inmersos ,donde la critica mas simplista acaba siendo un logro literario que formara parte de su pedigree intelectual.
    Mas le valdria a este periodista haber escrito un articulo sobre si mismo y que lo hubiera comparado con lo que hicieron “El Duo Dinamico”.
    Quizas es él,el que deberia haberse referido, en lugar de Alaska….ella al menos siempre ha sido una petarda sin ocultarlo ni esconderlo ,ni nada parecido.

    Ahora resulta que Felipe Gonzalez,Guerra y el mismisimo Ziluminatius,serán culpables del resurguir del franquismo en España…..JAJAJA….que nervios.

  6. Muchas gracias, Barañain. Bastante de acuerdo con su exposición.

    Ayer respondí a Amistad Cívica pero quizás al ser muy tarde no lo leyó:

    7

    Entiendo, por supuesto, como ya dije que el lema del PSOE sea violento ni bélico ni nada por el estilo, solo considero que no es el más apropiado. Siempre me parece no solo coherente que uno defienda sus ideas sino que lo apoyo.

  7. Rubalcaba titubea en exceso, Rajoy lee demasiado. Rajoy hace bien en recordar que el Gobierno negaba la crisis.

  8. Vamos a tener un presidente de gobierno que es incapaz de debatir con su contrincante -y en el apartado dedicado a la situación económica, en la que más fácil lo tenía el candidato del PP-, sin leer sus papels casi ¡¡¡200 veces!!!

    Rubalcaba, asumiendo ya su papel de llíder de la oposición, pero puntuando a base de golpear los flancos a Rajoy.

    Comezado el seundo bloque muy buena la alusión de Rubalcaba -inapelable- a que en el programa de Rajoy no hay una sola mención a la financiación de la sanidad, problema capital, que Rajoy había asegurado que le preocupaba mucho. Rajoy vacila.

  9. Si en el primer bloque la pelea se ha solventado a los puntos, en el segundo Rublcaba ha ganado por goleada.
    Y en el tercer bloque, Rajoy empieza plumbeo y evita las alusiones que ha lanzado Rubalcaba. Veremos.

  10. Es acojonante lo de Rajoy. El tiene muchas colaboradoras que, claro que sí, que tienen que atender su casa, a sus niños,…. ¡pero qué ceporro!

    ¡Y citar aquel pueblito al que él llevó a luz cuando era presidente de la diputación!. Y va e insiste en ello,…

  11. La verdad es q no imaginaba que Rubalcaba fuera a tennr tan facil el debate. Lo de Rajoy es insuperable. Que hasta para el discurso final de apenas 3 minutos tenga que leer sus apuntes lo dice todo. La diferencia entre la intervencion final de uno y otro es de escandalo.

Deja un comentario