El posible adelanto electoral

Millán Gómez

Una vez conocido que Rubalcaba será, salvo imprevisto en forma de candidato alternativo, el presidenciable socialista a las generales, el principal debate sobre la estabilidad del gobierno lo marca, por un lado, la aprobación de los presupuestos y, por otra, el posible adelanto electoral al mes de noviembre o bien gotar la legislatura hasta marzo de 2012. En cuanto a la primera tesis, no parece que el PSOE vaya a tener excesivos problemas para aprobar las cuentas pues mantiene un acuerdo con el PNV y, además de esa colaboración, uno se remite a los hechos al ejemplificar la buena relación entre socialistas y jetzales. Se ha visto tanto en las Cortes de Madrid como en el Parlamento de Gasteiz, incluso también en diferentes ayuntamientos vascos. La entente entre ambos, si bien no es tan sólida como cuando gobernaron juntos en Euskadi hasta 1998, sí es lo suficientemente importante como para no temer por un problema en ese sentido. Además del PNV, el Ejecutivo necesitaría los votos de otra formación y tampoco parece que coaliciones de izquierda impidan al Ejecutivo aprobar las últimas cuentas públicas de la legislatura. En segundo lugar, como los medios de comunicación tenemos ese punto insaciable, desde el preciso momento que hemos conseguido que Rubalcaba se haya mojado, ahora tratamos de disipar la duda del adelanto electoral. Voces dentro del PSOE y filtraciones a los medios ya no descartan de plano como antaño esa opción.

El PSOE tiene al 99 % un nuevo candidato y no es otro que Alfredo Pérez Rubalcaba. Apenas lleva unos días como oficioso jefe de filas. Ya comienza a trabajarse internamente a la militancia y hemos sabido que cesará de sus cargos una vez sea candidato oficial. Lógico, lo cual en política y en la vida pasa a ser lo excepcional. El adelanto electoral, salvo los datos económicos vayan a peor, es negativo para el PSOE de Rubalcaba (¡qué raro suena!). ¿Por qué? Pues básicamente porque necesita meses para ganarse a la militancia y, aún con mayor ahinco, al electorado en un contexto de hastío versus movilizaciones de progresistas desencantados (más algún conservador coherente, que yo lo he visto) cuyo movimiento perjudica claramente al PSOE y sus intereses. Rubalcaba necesita tiempo para hacerse ver, para ocupar minutos en prensa, radio, televisión e internet. En definitiva, él más que nadie sabe que necesita ganarse a la opinión pública y si bien eso no se consigue en dos días, en uno mucho menos. Repito, salvo que los datos económicos sean tremendamente adversos. El Gobierno, ha errado en sus predicciones continuamente. Por lo tanto, esperemos que por fin acierte y se cumplan sus pronósticos optimistas y quizás frenemos un poco, de golpe, desaceleremos (sic), etcétera. La cuestión es que salgamos p´alante como los de Alicante.

En el pasado cercano, el PSOE la pifió en cuanto a la hora de convocar unas elecciones. Concretamente pasado el Telón de Grelos o aquella tierra que Xosé Manuel Beiras la definía irónicamente como “un farrapo de gaitas”: Galicia. En vísperas de las elecciones autonómicas de 2009, José Blanco, ese político tan denostado pero que ha demostrado tener un olfato como pocos, recomendó al entonces presidente de la Xunta, Pérez Touriño, que convocase las elecciones con unos meses de antelación porque la crisis se comenzaba a notar. Desde San Caetano se negaron en rotundo. Los resultados, cinco mil votos arriba, cinco mil votos abajo (bien es cierto), los conocen ustedes perfectamente. En este caso, desde el punto de vista de consolidación del mensaje, al PSOE le interesa agotar la legislatura y, en base a datos económicos, supuestamente tampoco le interesa adelantar la cita con las urnas.

Según una encuesta de “El Mundo”, el PSOE de Rubalcaba se coloca a 12 puntos del PP frente a los 16 del PSOE de Zapatero. El partido es el mismo, no estamos hablando de partidos ni facciones diferentes. Si alguien lo interpreta de otra manera, se confunde. Un ex-Ministro de Justicia dijo una vez que “soy responsable de lo que digo, no lo que usted dice que digo”. Pues eso. En base a estos datos parece que los socialistas mejoran con Rubalcaba. La intución me dice que, salvo vuelco aún mucho mayor que en 2004, el hasta el momento candidatable socialista no conseguiría el poder salvo, y quizás ni en ese caso, resultados aún más espectaculares ante eta, desmentido empírico del “Caso Faisán” y final absoluto y completo de eta. Salvo en ese caso, y quizás ni así, Rubalcaba solo puede aspirar a una derrota digna y no a una victoria democrática. Los socialistas aficionados al Alcoyano dicen que algo es algo. El problema está en que nos encontramos ante un partido donde el rival rojo se colocó la camiseta suplente con tonos azulados mereciendo con su juego perder y el contrincante vestido siempre de azul eléctrico no merece ganar, como diría mi padre, ni a las tabas.

15 pensamientos en “El posible adelanto electoral

  1. Gracias, Millán.

    Cuál sea la mejor opción, para el país y para el PSOE, es cosa que no conoce ni doña Carmen.

    Aporto algunos comentarios:

    – De noviembre a marzo no hay nada. En realidad, la única diferencia sustancial (relativamente sustancial) entre convocar en otoño o al principio de la primavera son los presupuestos. Y digo relativamente; porque si el gobierno entrante es, como será, de signo político distinto, el sesgo social que se le pueda dar a un presupuesto (que estará de todos modos muy matizado por la crisis) puede verse corregido en el trámite de ejecución.

    – No creo que se produzca en el frente ETA ninguna novedad espectacular. Aunque se produjese, no beneficiaría a Rubalcaba. Sí, creo, podría beneficiarle una campaña de mucha exposición y debate con Rajoy, porque la diferencia de calidad entre los dos aspirantes es obvia; precisamente por eso, Rajoy hará una campaña de soliloquios, situándose por encima de la melé y sin asumir el más mínimo riesgo (algo que, de todos modos, está en su natural).

    – El otro factor que podría ayudar a Rubalcaba sería una mejora espectacular (y harto improbable) en la economía. En mayo se crearon 70.000 empleos, lo que está muy bien (y, a propósito, ha pasado casi desapercibido). Si se encadenasen seis meses con datos buenos o muy buenos y se empezase así a ver cierto resultado en las medidas adoptadas, el candidato del PSOE mejoraría sus expectativas.

    – Soy un poco de piñón fijo, por lo que, salvo catástrofe que haga imprescindible el adelanto, me manifiesto partidario de que se agoten los períodos. No estoy tan seguro como tú de que la aprobación del presupuesto vaya a ser tan fácil por el apoyo del PNV; está la cosa en Euskadi muy fluida, así que ya veremos. Pero si un gobierno saliente tiene todavía la energía, en el ejercicio de su mandato legítimo, de elaborar un presupuesto con respuestas progresistas a la actual fase de la crisis, no veo la razón por la que debería renunciar a hacerlo. Y ello independientemente del cálculo de rentabilidad electoral, que juzgo casi imposible de hacer.

    Abrazos para todos.

  2. Alcalde de San Sebastián de Bildu. Y alcalde de Lasarte también, con el PSE de lista más votada. Y otros alcaldes del País Vasco. Gracias, PNV.
    Y gracias también a IU. Gracias a esa formación se llevarán a cabo políticas de izquierdas en muchos ayuntamientos. IU no ha apoyado al PSOE para esas alcaldías por no hacer políticas de izquierdas, entregándoselas al PP, que se supone sí las hará. ¡¡¡¡Viva la coherencia!!

  3. Dado por perdido el gobierno central, salvo que ocurra un milagro, el PSOE debería intentar salvar lo único que puede, que es el gobierno andaluz. Para ello la única posibilidad que tiene es adelantar las elecciones generales, y celebrar solas en marzo las andaluzas. De esta forma, una vez aplicado el castigo contra Zapatero, probablemente mucha gente en Andalucía no querrá dar todo el poder al PP. Si se celebran juntas, perderán todo. ¿Nadie en el PSOE se da cuenta de esto?

  4. Enhorabuena a Millán por el artículo, puntual y acertado como siempre.

    En la línea del comentario 3 de Don PMQNQ, le digo lo que anoche le comentaba a Millán “vía feisbuquera”: vuelve el anguitismo. Suele ocurrir (como en 1993 y años sucesivos) que ante la debilidad electoral del PSOE, IU vé vía abierta para el pretendido sorpasso, que al final se reduce a unos escasos escaños que no pasan de un manojo, al precio de dejar gobernar al PP. En esta ocasión hay un agravante más respecto a aquella ocasión, y es la de que entonces IU se negó a formar mayorías de progreso con el PSOE, pero dejando votar a la lista más votada, que en resumidas cuentas era peperí. En esta ocasión, incluso han apoyado al PP cuando han sido la segunda lista. Caso paradigmático el de mi querido Almonte: IU eleva a la segunda fuerza política, ese PP que quiere hincar el diente a la Marisma de Doñana, a la máxima responsabilidad de gobierno.

    Queda claro, pese a quien pese, que la doctrina del voto útil está más que justificada. Un mal acuerdo con un mal PSOE es siempre mejor, para una persona de inquietudes progresistas, que el mejor acuerdo posible con el mejor PP.

    Dentro de un tiempo, cuando comprueben lo barato que han vendido sus apoyos, los escasos réditos electorales y el enorme poder de la apisonadora peperí, saldrán a la calle con cualquier excusa (justificada o no) a gritar eso de “ésto nos pasa por un gobierno facha”.

    Buen fin de semana.

  5. No tiene ningún sentido mantener hasta marzo esta situación de interinidad. Zapatero debe convocar elecciones en cuanto “llámame Alfredo” tenga sus papeles electorales en regla. Y que los españoles decidan quién gobierna este cajón de grillos que es hoy España.

    ::

    Se ha dado de todo. IU se ha abstenido favoreciendo al PP en algunos ayuntamientos. También el PSOE ha votado con el PP para excluir a IU en algunos otros. En Canarias, por lo visto, se ha dado también PSOE+PP en contra de CC en algunos sitios. Vean de la complejidad del tema intentando entender lo ocurrido en el País Vasco. Las elecciones locales tienen sus propias reglas locales: no necesariamente hay que aplicar la plantilla nacional. Las combinaciones han sido de todo tipo, como ha ocurrido siempre. Nada nuevo.

    Por cierto: ¿con el voto del PP a favor de los presupuestos “ajustadísimos” de Mas debemos entender que ya no se rompe España? De CiU ni hablo: supongo que ya le habrá pedido al notario que revoque estupideces de otros tiempos.

    ::

    ::

  6. Don Polonio: se cuentan con los dedos de la mano los casos en los que el PSOE ha pactado con el PP para desalojar a IU o impedir el accedo de IU a responsabilidades municipales. En algún caso, como en Trevélez (en mi querida Alpujarra granadina), ese pacto ha supuesto ya la apertura de expediente a los implicados. La pinza PP-IU ha triunfado en casi 40 consistorios, algunos de gran significación simbólica para la izquierda. La respuesta, como en el gravísimo caso de Almonte, de la dirección de IU, ha sido la de reprochar no sé bien que cosas al PSOE, pero dejando en la impunidad orgánica a sus cargos electos de la localidad onubense. “Por lo bien que lo hemos hecho, un cigarrito pal pecho”, deben decir.

    Por cierto, en algún caso no escarmientan, como es el de Diego Valderas. Redujo a la insignificancia a la más potente federación de IU gracias a sus pactos peperos en los 90, y vuelve por sus fueros: ¡¡ hasta el extraparlamentarismo, y más allá ¡¡

  7. Cuantas prisas tienen algunos por ver desaparecer a Ziluminatius de sus vidas.
    Anda que no os que da ná….jeje.

    Despues de ver como está actuando La IU de Cayo lara,me reafirmo en afirmar que IU es un cero a la izquierda.
    Mas que nada por pretender ser una visagra regeneracionista en la politica nacional, poniendose al mismo nivel politico de su contrincante mas cercano UPyD.
    Es decir,para que se me entienda…..¡los hay gilipollas!….JAJAJA….que nervios.

  8. ¡¡¡Dios mío!!! Se me viene a la cabeza aquello de ¡qué tres patas pa un banco!
    Podía ser peor si estuviera, además, Rita.

  9. ja, ja, ja…. no había visto el anuncio verde de abajo.

Deja un comentario