Del 8,5% al 5,8%

Gopher

El gobierno se la ha jugado con el déficit publico. Su doble estrategia de, por un lado, hinchar al máximo el déficit de las AAPP de 2011, tirando al alza las estimaciones de las CCAA e incluso inventándose una desviación para la Administración Central y, por otro, presentar el cuadro macro más pesimista posible, no ha servido para ablandar el corazón de los socios europeos triple A, el núcleo duro europeo. Dicha estrategia busca conseguir el menor ajuste posible, inflando el déficit de partida de 2011, hasta el 8,5 y suponiendo para 2012 un cuadro macro con un PIB en el -1,7%. De esta forma, el ajuste del “déficit estructural” que se plantea con el nuevo objetivo del 5,8% es “tan ambicioso” como el que se pactó en el Programa de Estabilidad del anterior gobierno. Porque lo que se comporta mal es el deficit “cíclico”, consecuencia de la marcha de la economía y del papel de los estabilizadores automaticos. Ese déficit que parece que ahora ya no es responsabilidad del gobierno. Con Zapatero sí lo era. Pero el déficit estructural no solo no se reduce, sino que lo hace más de lo previsto. Todo un logro de la aritmética fiscal.
Veremos si la Comisiòn y los paises más duros del núcleo europeo compran la estrategia del gobierno del PP y todo este argumento “cíclico-estructural” Y veremos si lo compran los mercados. De entrada, el diferencial Italia-España se ha hecho negativo. En terminos futbolisticos esto es un Monti 1 – Rajoy 0, a los 3 meses de partido.

2 pensamientos en “Del 8,5% al 5,8%

  1. Con lo del déficit que era responsabilidad del gobierno, cuando gobernaba ZP, pero que ya no lo es, ahora que gobierna Rajoy, pasa como con el paro.
    Lo cuenta muy bien Antonio Avendaño en “Público” ( “¡Por fin la culpa del paro es de la crisis!”):

    “(…) Si hasta el 20 de noviembre de 2011 toda la culpa de los cinco millones de parados era exclusivamente de Zapatero, a partir de esa fecha el incremento del desempleo ha empezado paulatinamente a dejar de ser culpa del anterior presidente del Gobierno sin que, milagrosamente, haya empezado a serlo del presidente actual. Por fin la culpa del paro la tiene la maldita crisis económica internacional. Por fin ha desaparecido del discurso político y periodístico que el Gobierno tenga responsabilidad directa en el empeoramiento de las cifras de empleo, y no ya en las cifras de enero o incluso de febrero, sino ni siquiera en los más de 600.000 nuevos parados que este negro 2012 va a sumar a la estadística del desempleo (….)”.

    http://www.publico.es/espana/424764/por-fin-la-culpa-del-paro-es-de-la-crisis

  2. Inenarrable el editorial de hoy de El País (“El caso Urdangarín y el futuro de la monarquía”):

    “A raíz de estos sucesos, sin embargo, algunos han pretendido que la familia real se encuentra cuestionada por la opinión pública, pese a que la ovación parlamentaria así lo desmiente”. ¿Una ovación parlamentaria desmiente que los ciudadanos cuestionen la monarquía? ¿Desde cuando?

    “Otros pretenden alimentar un debate sobre la jefatura del Estado que no es más que una contorsión intelectual y mediática que la sociedad española debe rechazar con toda contundencia. El Rey y su heredero encarnan la legitimidad constitucional de la Monarquía.” ¿Sería mucho preguntar por qué la sociedad debe rechazar “con toda contundencia” abrir un debate cualquiera? ¡Qué excesivo!

    “Prácticamente nadie duda hoy —y ese nadie incluye a los más relevantes republicanos de nuestra historia reciente— que el Rey y la Corona han rendido y seguirán prestando servicios impagables a la libertad de nuestros ciudadanos, a la democracia española, a su construcción y desarrollo y a su prestigio e influencia en la escena internacional.”

    O sea que nadie duda de que además de los servicios del pasado, y aún del presente (vamos a suponerlo así) en el futuro la monarquía seguirá prestando grandes servicios. ¿Y cómo sabemos qué servicios prestará en el futuro? ¿Desde cuando está abonado El País al pensamiento mágico?

Deja un comentario