Del 8,5% al 5,8%

Gopher

El gobierno se la ha jugado con el déficit publico. Su doble estrategia de, por un lado, hinchar al máximo el déficit de las AAPP de 2011, tirando al alza las estimaciones de las CCAA e incluso inventándose una desviación para la Administración Central y, por otro, presentar el cuadro macro más pesimista posible, no ha servido para ablandar el corazón de los socios europeos triple A, el núcleo duro europeo. Dicha estrategia busca conseguir el menor ajuste posible, inflando el déficit de partida de 2011, hasta el 8,5 y suponiendo para 2012 un cuadro macro con un PIB en el -1,7%. De esta forma, el ajuste del “déficit estructural” que se plantea con el nuevo objetivo del 5,8% es “tan ambicioso” como el que se pactó en el Programa de Estabilidad del anterior gobierno. Porque lo que se comporta mal es el deficit “cíclico”, consecuencia de la marcha de la economía y del papel de los estabilizadores automaticos. Ese déficit que parece que ahora ya no es responsabilidad del gobierno. Con Zapatero sí lo era. Pero el déficit estructural no solo no se reduce, sino que lo hace más de lo previsto. Todo un logro de la aritmética fiscal.
Veremos si la Comisiòn y los paises más duros del núcleo europeo compran la estrategia del gobierno del PP y todo este argumento “cíclico-estructural” Y veremos si lo compran los mercados. De entrada, el diferencial Italia-España se ha hecho negativo. En terminos futbolisticos esto es un Monti 1 – Rajoy 0, a los 3 meses de partido.