El gasto social como seña de identidad

Jelloun

Quiero retomar hoy un asunto apenas apuntado días atrás a propósito de la  presentación a los medios de comunicación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2008. Entonces,  me hacía eco de cómo el ministro “rechazando el supuesto carácter derrochador del proyecto presupuestario, retaba a que se identificara en las cuentas presentadas ese “despilfarro terrible” augurado por la oposición… Ni rastro de tales cosas, porque –concluía-, esa partida sigue siendo, como el año pasado, el 50,5% del presupuesto consignado”.

Más allá de consideraciones como las novedades fiscales, la  polémica boba sobre la relación de Solbes con sus compañeros de gabinete o, en fin, los intentos del PP de llevar la discusión al terreno irresponsable de los agravios comparativos, en esta ocasión quiero llamar la atención sobre el tono inadecuada o excesivamente “defensivo” con el que, en mi opinión,  sigue abordándose desde el gobierno y su partido el gasto público social a la hora de plantearlo ante la ciudadanía y en el debate político.

Me explico: la defensa de unos proyectos que suponen en sí mismos una modesta aunque cierta progresión social no va acompañada de un “discurso” decidido que legitime ante la opinión ese gasto público. De ahí que se esfuerce el ministro –con éxito, eso sí- en descartar el carácter derrochador del presupuesto y no tanto en defender la bondad intrínseca del esfuerzo en gasto público, por ejemplo. Y menos aún de mostrar la insuficiencia actual del mismo para las necesidades del país. Lo que, para entendernos,  supondría contestar al PP algo así como que “si no quieres taza, toma taza y media”, mientras que, por el contrario, el empeño parece estar en demostrar ante el PP y la ciudadanía que, efectivamente, “apenas hay una taza”, que ya es mucho y que tampoco es para  ponerse así.

Por poner un ejemplo: ha sido noticia estos días –aunque poco resaltada, me temo-, el resultado de un estudio según el cual España pierde posiciones en cuanto a calidad del servicio público sanitario comparado con otros países. Se ha contrastado esta evidencia de nuestro discreto puesto en el ranking  con la anterior creencia generalizada de que ocupábamos puestos de élite en el panorama mundial. Era esa, en realidad, un idea interesada y acríticamente  difundida –por gestores y políticos de diverso signo-, cuyo correlato obvio era que no se podía ni se debía – ¡si tan buenos éramos ya!-, hacer un mayor esfuerzo inversor en ese campo. La realidad es que la sanidad, uno de los pilares del “estado de bienestar” sigue estando necesitada de recursos económicos siendo los actuales notoriamente bajos comparados con los de países de nuestro entorno.

Escribía el otro día Vicente Navarro en El País (1-10-07): “En 1993, año en que se iniciaron los pasos más importantes para alcanzar la integración monetaria de España en la UE, nuestro país tenía el gasto público (porcentaje del PIB) mas bajo de la UE-15”. De entonces acá, en este período fructífero de convergencia política y económica de España con los países de la Unión Europea, sigue estando abierta la brecha o divergencia social con esos países. “En España hoy, el gasto público social por habitante es casi la mitad del promedio de la UE-15”.  Tal austeridad de gasto público social, a juicio de ese autor, es claramente responsable de  las deficiencias de los servicios públicos y causa de las frustraciones existentes entre sus usuarios.

Vuelvo a los presupuestos. El debate presupuestario debería ser el más importante en la agenda parlamentaria, no sólo porque fija el destino de los dineros públicos sino porque debería permitir apreciar con nitidez las divergencias –también las convergencias-, entre los distintos  proyectos políticos, en la medida en que los criterios sobre ingresos y gastos  reflejen proyectos sociales y concepciones ideológicas diferenciadas. Por ello, el debate presupuestario debería permitir a una fuerza que, como el PSOE,  aspira a seguir liderando una mayoría de progreso, ofrecer a su teórica base social, a esa  a la que necesita convencer –rescatándola de la tentación abstencionista-, motivos para seguir apostando por ella. Debería intentarlo, al menos.

Reconocía José Blanco algo así (cito de memoria) como que la mayoría electoral no se renovará en base al agradecimiento de los ciudadanos por lo ya realizado, por importante y positivo que sea el balance, sino por las expectativas futuras que se le ofrezcan. Creo que es una observación incontestable. A un proyecto político con vocación de ganador y que se enfrenta a una muy poderosa oposición (por cerriles y grotescos  que nos parezcan a menudo sus perfiles) no le bastará con reivindicar lo realizado ni, menos aún, con jugar la baza del rechazo que provoca esa alternativa conservadora. Debería ser capaz de ofrecer un modelo, una referencia sólida que lo haga reconocible,  interesante por sí mismo y creíble como apuesta de futuro.

Se ha hablado mucho a lo largo de la legislatura del “modelo de estado” entendido como definición de una política territorial, de sus ventajas e inconvenientes y de la posición reconocible –para bien o para mal, no quiero entrar en ello ahora-, de la posición central del PSOE y su idea de la España plural. Pues bien, un perfil no menos reconocible, en cuanto a “modelo social”  es el que debería ser capaz la izquierda de hacerlo reconocible por la ciudadanía.
El camino para ello no es, en mi opinión, plantear tímidamente y a la defensiva los esfuerzos por utilizar el gasto público como instrumento de cohesión social y corrección de deficiencias y desigualdades – instrumento para el progreso, en suma-, sino haciendo pedagogía activa sobre la conveniencia y la necesidad imperiosa de aumentar ese gasto social, levantando la bandera –frente a otros “abanderamientos” patrioteros-, de la convergencia social con la Europa más desarrollada. Como una de sus señas de identidad básicas.

En un contexto como el europeo de hegemonía cultural e ideológica de la derecha –y con un panorama político poco alentador-, no será fácil la tarea pero me parece  que es imprescindible si no se quiere perder el apoyo de una base social insustituible. Empezando por la  batalla en el terreno, nada irrelevante,  del lenguaje, de los discursos y adoctrinamientos conservadores que se cuelan con facilidad pasmosa sin excesivos esfuerzos de contención o contraataque desde los sectores progresistas.

Hace unas semanas, Iñaki Gabilondo,  a propósito de las duras críticas recibidas por el plan gubernamental de ayuda a la vivienda, abría su noticiario en Cuatro  llamando la atención sobre la presentación como “verdad técnica” de lo que sólo es prejuicio ideológico a la hora de deslegitimar cualquier proyecto social. Concluyo reproduciendo su comentario:
“Desde el primer minuto de vida, los planes sociales, aunque no alcancen ni para comprar chocolate al loro, ya parecen poner en peligro nuestros equilibrios; si son para dentistas, para madres, para pensiones, para niños o para salarios, los euros no son euros sino “bombas de relojería” que amenazan el presente y llenan de nubarrones el futuro. Y se miran las cifras de frente y de perfil, como sospechosas,  aunque no sumen ni para comprarse un delantero centro. Pero resulta que, al mismo tiempo y en la misma jornada, los problemas que proceden del nebuloso mundo financiero se despachan como  inexorabilidades geológicas: decimos “turbulencias”, “crisis del crédito hipotecario americano”, “subprimes”,…y ya es suficiente. Si hay que enchufar la manguera e inyectar miles de millones al sistema, se inyectan. Los que especularon con operaciones temerarias y nos llevaron al borde del precipicio, personas o bancos o lo que sean, saben que llegará el “séptimo de caballeria” -o sea, el dinero de todos-, a su rescate y bajaremos los tipos de interés o lo que haga falta, tenga los ceros que tenga. A eso lo llamamos hoy economía, pero es ideología”.

16 pensamientos en “El gasto social como seña de identidad

  1. El artículo de hoy se refiere a la necesidad de acompañar el gasto social con la “propaganda”, al objeto de que, el gobierno, pueda capitalizar los resultados de esa acción benefactora, tanto por lo realizado, como por la amplificación, como resultas de la proyección futura en ese campo, que deje la imagen de que, “lo bueno está por venir”.
    En descargo sobre esa falta de publicidad, yo comprendo que el gobierno considere inutil hacer propaganda del nivel que el articulista considera y lo baje al terreno de lo práctico, en función de las capacidades intelectuales de los receptores a los que pudiera ir destinada.
    Yo tampoco perdería el tiempo explicando mucho, si el nivel de comprensión en mi posible electorado es el que percibo. Hoy por hoy, con lo del “dóberman” y el “niño pijo” ya considero que rebaso su capacidad intelectual. ………. Para que obligarle a más esfuerzo mental.
    Todo a su tiempo.

  2. Muchas gracias, Jelloun, por tu estupendo artículo. Con las sorpresas que nos deparan ahora los jueves, es un placer volverte a encontrar aquí. Luego lo comentaré, ahora no tengo tiempo. Saludos.

  3. Bon Dia Jelloun:

    Veo que Fernando I sigue madrugando con buen pie,mientras PMQNQ sale pitando con “el croixan” en la boca y poniendose la corbata en el ascensor al lado de la Sr Benitez con el carrito de la compra..espero que no se pare el ascensor en medio de su trayecto…ejem.

    Todo lo que apuntas tiene una solucion .

    Y la Unica solucion es la RENTA BASICA DE CIUDADANIA…con las dietas pertinentes por natalidad o por deficiencias fisicas o psiquica o por edad.

    El otro dia fue rechazada a tramite esta proposicion…pero despues de siglos y sabiendo que es la primera vez que se pone sobre la mesa de nuestro parlamento…tiempo al tiempo..todo llegara .
    Algun dia la tendremos y la disfrutaremos…aunque preferiria que sucediera antes de que me quede en los huesos.

    Los vagos y maleantes tambien comemos.

  4. Gracias, Jelloun. El artículo me parece muy acertado.

    Curiosamente, coincide en planteamiento, fondo e intención con dos recientes artículos de opinión aparecidos en el denostado “Público” los pasados martes (Ignacio Ramonet, siempre controvertido) y miércoles (cierto Gastey, escritor desconocido).

    A seis meses de las elecciones y como ya he dicho, creo que es urgente que el Presidente vaya definiendo un proyecto capaz de ilusionar para la siguiente legislatura. Ese proyecto no puede ser sino la profundización en lo social. Mi impresión es que en 2004 el electorado se movilizó, en gran parte, a la contra: el clamor era “no más PP, por favor”. De cara a 2008, esa motivación persistirá en muchos, pero puede no ser suficiente. Hay que acudir a las elecciones con una oferta interesante, con un enfoque constructivo. Entiendo que se quiera mantener la circunspección gestora durante algunos meses más, pero sería bueno que la gente empezase a saber qué ofrecerá un ZP-II.

    Abrazos para todos.

    (Pep; treure Uc del fons de l’armari a aquestes altures…!).

  5. Buenos dias:

    Fernando,hay que ver que finita tenemos la piel, con lo que hemos oido los de la otra orilla, hombre hombre……

    Y nada que hoy tampoco puedo, coblogueros, debo mas de una intervencion. Lo siento.

    De la intervencion de Iñaki me quedo con la última parte. Mucho de lo que hoy se intenta ahcer pasar por economía no es sino pura ideologia, y ademas “chunga”. Licencia para que se forren los que ya estan forrados, y encima, que consideremos eso como bueno, util y la mejor solución para todos..ja ja ja. “El mejor turco del demonio consistió en hacer creer a la humanidad que no existia.”

    Saludos

  6. Buenos días. Yo tenía que estar volando ahora pero las inclemencias meteorológicas y las deficiencias del transporte aéreo en el norte de España me tienen aquí, otra vez en la oficina. En cualquier caso, espero solucionar en breve el asunto y desaparecer por espacio de semana y media. Intentaré -desde el lugar soleado al que voy-, asomarme de vez en cuando al blog.

    Y ya que lo hago ahora, de modo imprevisto, diré a FERNANDO que me debo haber explicado fatal si ha deducido que yo estoy hablando de la necesidad de “publicidad” o “propaganda” sobre el gasto público. Intentaré ser más claro la próxima vez, ahora no puedo. Un saludo a todos.

  7. Aruoet… No he tret els discos de UC de l’armari …és una melodia que tinc en el cap cada vegada que respiro per els meus pensaments al despuntar l’alba o al fer-se la nit mes profunda.

    Tambe “Anarem a San Miquel…una colla de gent bona ….larala lalaaa laalaaaa….jeje.

  8. Magnifico artículo de Jelloun, creo que da en el clavo. Por efecto de la larga dictadura, los intereses hegemónicos en España son muy desfavorables al desarrollo del Estado del Bienestar. De ahí el deficit que arrastramos. Los partidos y sindicatos de izquierdas no pudieron presionar cuando el país comenzó a crecer en los sesenta.

    Creo que es un error que el PSOE adopte la retórica ideológica de los liberales tratanto de justificar el aumento del gasto social porque hay superavit y no porque lo necesita el pais. En Estados Unidos, algunos estudiosos han concluido que la debilidad de los demócratas se debe a que han imitado demasiado a los republicanos en materia fiscal y la gente prefiere el original a la copia. Por eso, creo que hay abandonar algunas posturas a mi entender contraproducentes, como lo de que bajar impuestos es de izquierdas (ZP), o que no tiene sentido aumentar el gasto público en España (Miguel Sebastián), afirmaciones que no tienen fundamento económico y que son sólo ideología (a ver si Miguel Sebastián entra al trapo). Una economía puede ser igual o más eficiente con un gasto público del 43% del PIB que del 38%. El 40% no es más que un número redondo, sin ninguna propiedad especial.

    El Gobierno a veces es demasiado timorato en la defensa de sus proyectos, acobardado por el establishment económico del Pais. Ahí hay mucho donde combatir y ganar la batalla de las ideas.

  9. Este Bush me recuerda a el portavoz de la conferencia episcopal de la Conferencia episcopal, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, diciendo que no hay que dar unos euros a las madres solteras… “”Lo he vetado porque este proyecto de ley dirigirá el sistema de salud de este país a la dirección errónea”, dijo Bush…alguien u otro observa alguna diferencia .

    Empleare las mismas palbras que Victor Manuel uso para decirle al monseñor lo que pensaba del hombre que llevaba dentro,adaptandola al personaje espeluznante de Bush ..solo preferiria no hacerlo ….pero es que no puedo dejar de hacerlo:

    “Qué salga el presidente de los Estados Unidos, diciendo que no hay que dar unos dolares a los niños para su salud… eso es ser un hijo de puta”, afirmaran este fin de semana cualquier hijo de vecino.

    Bueno para aliviar las penas Econcon te presento al “Pijo del SuperLacoste” si hombre ese que cuando le preguntan “Empieza por la m: unión civil entre personas del mismo sexo” le pregunta el locutor y se apresura a responder: “¿Los tíos?, mariconas”.

    http://www.elplural.com/popup_video.php?id=14513&resId=7758&resType=2

    “¿Unión de personas del mismo sexo? ¡Mariconas!”…¡tremendo!

    P.D: Sr Administrador..si mis adjetivos calificativos a Bush pueden causar algun conflicto diplomatico ,ruego se tachen con asteriscos…somos suficientemente inteligentes para descifra los signos.Muchas gracias de antemano.Tiene usted mi permiso “implicito”.

  10. Me imagino a todos, amigos y amigas, a estas alturas del día, sabedores de la noticia desoladora de la muerte, en plena juventud (52 años), de Carlos Llamas, conductor de “Hora 25” en la SER. El auténtico vigía de las noches de mis años de estudio. Mi compañero de guardia. Mi amigo, siempre. Un periodista de raza, crítico desde su militancia en firmes convicciones, que no en organización alguna. Riguroso hasta desesperar. La voz inolvidable de tantos y tantos acontecimientos de la historia reciente de nuestro país. Ha marcado escuela, y nos quedará su labor en tantos que han compartido horas de micro con él y que siguen en la brecha. Se le va a echar de menos. Desde ya. Descanse en paz.

    http://www.cadenaser.com/comunes/2007/carlos-llamas/

  11. Menuda entrevista que han visto las marujas y yo en tele 5 ,al Presidente del Gobierno de España ,Jose Luis Rodriguez Zapatero a cargo de Ana Rosa Quintana.

    ¡Dios existe!.

  12. Dije por la mañana que entraría por la tarde a comentar el estupendo articulo de Jelloun. Pero no va a poder ser. Acabo de llegar y quiero ir a la presentación del nuevo libro de José María Calleja, “Para la libertad” en el Círculo de Bellas Artes a las siete y media. Lo presentan Javier Pradera y José Ramón Recalde.

    Posdata: Peptio cuatro ojos, yo no me pongo corbata para ir al trabajo.

  13. Hoy me quedo con una frase de Zapatero:

    “Si se retirase Rajoy, también me llevaría un disgusto”.

    Como dice Juan teniendo un contrincante como Rajoy para que preocuparse….esta chupao…aunque para convencer a Juan de que no se abstenga…no se no se.

    14 Por mi que no quede… espero que por lo menos nos hagas un resumen del “acto”.

    Preferiria no decirlo pero…perdoname… pero “la corbata” era un simil ..ejem..una metafora..no se si lo pillas…bueno si digo….”colocandose la corbata”…lo entiendes mejor…jeje.

    Ya te he dicho que preferiria no decirlo,vale.

  14. Estoy triste, muy triste, por la “larga y penosa enfermedad” que fuiminó a Carlos LLamas. En momentos así sólo quisiera creer en Dios. Como no tengo argumentos para creer, sólo quiero llorar.

Deja un comentario