El ganador es el PSOE

Manuel Lobo

Lo reconozco, estos días estoy pletórico… Mi apoyo a Pedro Sánchez ha sido público y notorio y de hecho, trabajé en mi agrupación para arañar los votos que, a priori podíamos necesitar para ganar a Susana.

Viví el domingo con intensidad, viendo a lo largo del día cómo un goteo incesante de compañeros se acercaba a votar. Las horas se hacían eternas, sobre todo a última hora de la tarde, esperando con ansía a que dieran las 8 y empezara el recuento…

Los resultados ya se conocen…

Pero el ganador de este proceso, a día de hoy no es solamente Sánchez… el ganador el el PSOE.

Casi el 80% de los militantes han acudido a una de sus sedes a votar. Esto supone casi 150.000 personas. Nadie pondrá en duda la gran movilización que ha supuesto y que debe ser la envidia del resto de formaciones políticas.

Pero además, ha supuesto recuperar a los militantes dormidos y activarlos. Esos militantes que llevan mucho tiempo en el PSOE, pero que apenas participan, no suelen ir a las casas del pueblo, van a alguna asamblea y se les ve completamente perdidos, no entendiendo casi nada de lo que allí sucede.

Son esos militantes que en los últimos años han decidido darse de baja del partido, pero que muchas veces por pereza no lo habían hecho y estas primarias les han devuelto el gusanillo por participar en la política de nuevo.

Si conseguimos que esos militantes no se duerman, que no se vuelva a su casa, aburridos de lo que muchas veces ven dentro del partido, el PSOE habrá recuperado un gran activo, seguramente el más importante.

Aún quedan unos meses de alta actividad interna dentro del PSOE. Tras el Congreso de junio, tocará renovar las estructuras regionales y municipales. Nuevos proyectos y seguro muchas nuevas caras…

De cómo seamos capaces de finalizar este proceso y de qué proyectos consigamos poner en marcha, dependerá el conseguir que la militancia siga activa.

El proceso de primarias y su resultado contra aquellos que, propiciando la abstención, previo golpe de mano contra Pedro Sánchez, ha conseguido relanzar el partido. Sólo con esto, ya podemos considerar que el vencedor absoluto es el PSOE.

Pero es necesario que esto no sea una victoria efímera y que pueda ser duradera y es ahí donde Pedro Sánchez, tiene su principal reto; sabe que cuenta con muchos para ayudarle. Pero también debe ser consciente que no tendrá más oportunidades.