El desasosiego moral (y 6): La auténtica claridad (in)moral

Permafrost 

Con el artículo de hoy me propongo concluir la serie que he ido produciendo con ritmo y fortuna desiguales. Apenas les haré soportar citas. Mi intención es exponer, a modo de epílogo, las ideas de base que animan mis comentarios previos. Como quizá alguno recuerde, en anteriores entregas he recogido ciertas máximas de los apóstoles de la claridad moral (“todos los terrorismos son iguales”, “los neocon no aceptan utilitarismos ni posibilismos”, etc…) y he tratado de confrontarlas con situaciones y casos concretos en los que tales formulaciones resultan penosamente inadecuadas para proporcionar una guía instructiva y veraz. La apreciación subyacente es obvia: creo que la realidad, especialmente la realidad política, es bastante más ‘sucia’ y suele imponer un curso de acción que deriva de una mezcla de principios, pragmatismo, oportunidad, compromisos y concesiones. Los pronunciamientos y ostentosas declaraciones que he venido exponiendo se expresan en un lenguaje binario (inmaculada pulcritud moral / relativismo nihilista) que no sirve para describir situaciones y comportamientos verosímiles. De este modo, se me ocurren al menos un par problemas básicos que plantea esta orgía retórico-onanista de autocomplacencia neocon.

En efecto, idealmente, caben dos supuestos fundamentales: A) que quien canta las excelencias de la moral clarividente y abjura con mucho aparato gestual del execrable relativismo rojiprogre sea en la práctica siempre y sin excepción fiel a los principios que proclama. B) que quien se conduce con tales aspavientos y alharacas para señalar las supuestas faltas ajenas incumpla, él mismo, los principios de que tanto alardea. En el primer caso nos encontramos normalmente con la figura del fanático, pues el auténtico hombre de principios sabe que en algún momento habrá de ser flexible y llegar a algún tipo de avenencia con la grisácea realidad cotidiana. En el segundo caso, tenemos simplemente al hipócrita, que persigue en cabeza ajena los males en que él mismo incurre o ha incurrido. Sin negar la ocasional existencia de fanáticos que se mortifican a sí mismos tanto como a los demás y, desde ese punto de vista, podrían al menos esgrimir cierta coherencia e integridad, en el mundo de la política, especialmente en nuestras tierras carpetovetónicas, lo que más abunda es el fariseo que súbitamente descubre que no se puede negociar con terroristas, que no se puede decir que no habrá vencedores ni vencidos, que no se pueden hacer ‘concesiones’, pero que, casualmente, olvida sus días de reuniones, acercamientos de presos, gestos de buena voluntad, ‘movimientos de liberación’, ‘ni vencedores ni vencidos’ y demás zarandajas.

[Entiéndase bien: no estoy alegando que este ‘proceso de paz’ fuera acertado o equivocado; que hubiese que negociar o no ahora con ETA… Lo que digo es que oponerse por principio (nunca se negocia) no es lo mismo que oponerse por cuestiones de oportunidad (esta es una tregua trampa, no lleva a ningún sitio). Lo que digo, por ejemplo, y sin hacer juicios de valor, es que, afirmen lo que afirmen, lo disfracen como lo disfracen, prácticamente todos los gobiernos del planeta (sí, también Estados Unidos e Israel) han hecho en algún momento eso que se llama ‘negociar’ con terroristas u ofrecerles algún tipo de concesión (sin olvidar, por ejemplo, el ‘incentivo’ que el terrorismo judío supuso para que Gran Bretaña decidiera abandonar Palestina en su día)].

Centrándome, pues, en el segundo caso, la constatación de la inmensa disparidad entre lo que los adalides de la berroqueña claridad moral proclaman (cuando se trata de empuñar valores y principios como quien rejonea al oponente) y lo que ellos mismos hacen o han hecho (cuando desempeñan o han desempeñado responsabilidades políticas), presenta a su vez, al menos, dos características reseñables.

Por un lado, el mantenimiento del discurso hipócrita suele requerir una continua contorsión del lenguaje para explicar y justificar por qué una cosa no es lo mismo que otra cosa mala, porque en realidad la primera cosa no es lo mismo que la segunda cosa, a pesar de la aparente semejanza de ambas cosas… Se trata de una variante para presuntos adultos del sencillo juego de “encuentra las n diferencias”, que todo chaval ha practicado en alguna ocasión. Por poner algún ejemplo: Los malos (ellos) torturan, los buenos (nosotros) aplicamos ‘presión física’. Los malos secuestran y asesinan vilmente; los buenos practican la “extraordinary rendition” y el “daño colateral”. Los rojos golpistas organizan guerras civiles, pero el alzamiento del 18 de julio del 36 no fue un “golpe militar fascista”, sino un “plebiscito armado de la media Nación que no se resignaba a morir” (R. de la Cierva dixit, literalmente). “El PSOE recuperó el poder cabalgando a lomos del radicalismo callejero” (Cosidó, LD, 16.4.05), en cambio, ahora, “la gente no se manifiesta porque lo ordene Mariano Rajoy, en todo caso es el PP el que en varias ocasiones se ha sentido arrastrado por la propia sociedad a salir a la calle” (Cosidó, LD, 26.11.05). Una vez que se le toma el ritmo, es facilísimo.

Por otro lado, en estrecha relación con lo anterior, la hipócrita duplicidad de principios neocon puede desembocar prontamente en el mismo mal que dice denunciar. Efectivamente, en sus peores manifestaciones, los sedicentes y más conspicuos voceros de la claridad moral incurren a su vez en un grave y desconcertante relativismo moral. Esto ocurre, en mi opinión, cuando la moralidad de un comportamiento no se refiere a la acción en sí misma, evaluable a priori, de manera generalizable y con independencia de la identidad del agente. Es decir, cuando la moralidad de un acto no puede expresarse en términos normativos en función de una serie de disposiciones vinculantes del estilo: “hacer X intencionadamente es malo��?, de modo que pueda establecerse algún tipo de juicio valorativo partiendo de una comparación entre el comportamiento y el precepto.

De hecho, lo que observamos es que (y si parece simplista es porque lo es) secuestrar, torturar y ejecutar extrajudicialmente a alguien es malo si se trata de Lasa y Zabala y quienes lo hacen son los GAL del PSOE. En cambio, si quien secuestra, tortura y ejecuta extrajudicialmente a algún musulmán en Guantánamo, Diego García, los territorios ocupados o algún otro lugar perdido de las tierras de Mordor, es el gobierno de los republicanos de Bush o de los amigos hebreos, no hay nada que objetar, es perfectamente asumible. Lo que puede deducirse es que el fariseo practicante de la claridad moral tiene un concepto personal y axiomático del bien, esto es, el bien se identifica con su persona y por referencia a sí misma. El bien es lo que hacen los buenos, sea una cosa ahora o la contraria en otro momento. Las conductas son variables, relativas, lo inmutable y permanente es la persona buena. Dada una acción, sólo podremos decir si es buena o mala tras preguntar quién la ha realizado. Así, hay dos máximas históricas que sirven de analogía a los reyes de la tragicomedia clarividente. De “el Estado soy yo��?, pasamos a “el bien soy yo��?. La otra frase no necesita arreglo alguno: “The King can do no wrong��? (“El Rey no puede hacer mal��?), fórmula medieval anglosajona que excluía dogmáticamente del mundo de las realidades jurídicas los muy materialmente reales agravios que pudieran efectuar el monarca o sus agentes. [Como inciso, si hay un momento que me parece perfectamente ilustrativo de esta actitud es el comentario de George Bush padre después de que, en 1988, el USS Vincennes, invadiendo las aguas territoriales de Irán, derribase un avión comercial de este país, matando a los 290 civiles a bordo: “I will never apologize for the United States of America, ever. I don’t care what the facts are��? (“Nunca pediré disculpas en nombre de los Estados Unidos de América, jamás. No me importan los hechos��?). Tan poco importaban los hechos que, tras su periplo persa, la tripulación del buque americano fue condecorada y los oficiales al mando recibieron medallas por su “heroico desempeño��?.] Evidentemente, un principio rector según el cual “yo soy el bien, bueno es todo lo que hago��?, resulta de una claridad desarmante e infalible y resuelve toda ambigüedad en quien lo practica. Cuál sea su moralidad, en cambio, y su legitimidad para impugnar relativismos ajenos, ya es otra cuestión.

26 pensamientos en “El desasosiego moral (y 6): La auténtica claridad (in)moral

  1. Buenos dias:

    Hoy me ha gustado mucho leerte Permafrost, precisamente porque has dado en el clavo de algo a lo que llevaba yo dando muchas vueltas en la cabeza un tiempo, solo que debo decir que lo has planteado notablemente mejor que los brochazos que hasta ahora le habia ido yo dando. Qué canónico todo, que gustazo.

    El bien es lo que hacen los buenos, efectivamente, ese parece ser la unica regla verdaderamente inmutable en la conducta de “ellos”, o en roman paladino la aplicación estricta de la “Ley del embudo”.

    En espera de contribuciones de mas fuste, me despido hasta despues.

    Saludos

  2. Muchas gracias por el artículo, Permafrost. Aunque esta serie se acabe, espero que en el futuro arrojes algo de luz sobre otras clarividencias de los neocon…

    Hoy poco puedo añadir a tu argumento.

  3. Gracias Permafrost por tu artículo. Eso sí, te recrimino por la práctica ausencia de citas que, en tu caso, hacen que uno acabe la lectura asombrado tanto de las cosas que dicen y escriben los cavernícolas como de tu capacidad de rastrearlas. He flipado con la descripción del “glorioso alzameniento de R. de la Cierva.

    Curioso que hables del derribo de un avión comercial iraní por el USS Vincennes. Hace muy pocos días vi un documental de cómo había sucedido. La tripulación del navío se equivocó en todo, de hecho había invadido las aguas territoriales de Irán sin saberlo, y aun así, no pidieron perdón. Enlazando con Bush hijo, ayer leí algo antiguo de Ron Suskind sobre él, citando la opinión de alguien que conocía bien a Bush. Decía que Bush estaba determinado a no negociar nunca con Al Qaeda, que no había forma de llegar a un acuerdo con ellos porque eran fanáticos, sólo cabía su eliminación física. Y explicaba, el que conocía bien a Bush, que Bush era el que mejor les conocía porque compartía con Al Qaeda el mismo grado de fundamentalismo: yo represento el Bien y la Verdad. Normalmente este tipo de carácter es considerado patológico y susceptible de tratamiento psicológico. Pero no es la primera vez que un enfermo mental llega a altas tareas de gobierno (pensemos en Hitler, Stalin, Castro, Pol Pot, Kim Il Sung, etc.).

  4. Barcelona a oscuras, se cae el Carmelo, polémica por el itinerario del AVE y el ayuntamiento gobernado por pactos sostenidos con alfileres, ¿hasta cuándo? La Generalitat presidida por un socialista con su capacidad de decisión hipotecada por el chantaje perpetuo de Carod y su tribu, ¿hasta cuándo aguantarán los electores?

  5. No sólo Barcelona a oscuras durante días… Además detienen a un agente doble del CNI que vendía información a los rusos, detienen también al atracador solitario en Portugal, que resulta que era un burgués de Las Rozas (ya no se puede uno fiar de nadie), Libia suelta finalmente a las enfermeras búlgaras y al médico palestino que tenía secuestrados desde hace años…

    Este último caso es particularmente sangrante. La fantasía revolucionaria de Libia y la desconfianza de sus hermanos árabes le llevaron hace 15 años a privilegiar su carácter africano por encima de todo, abriendo las fronteras a sus hermanos negros del Sur. Dada la pandemia del Sida en �frica y las malas condiciones higiénicas de la sanidad libia, un montón de niños se contagiaron con transfusiones en Bengasi. Como la gente se amotinaba no se les ocurrió otra cosa que detener a las pobres búlgaras que estaban ahí ganándose un jornal. Todos los expertos en Sida que investigaron el asunto concluyeron que los detenidos no habían tenido nada que ver. La UE empezó a ofrecer ayuda a los niños contagiados. Pero Libia les condenó a muerte, una vez, y luego otra, después de que el Tribunal Supremo ordenara repetir el juicio. Juicio por llamarle algo porque ya querría ver yo a Gorocelaya de defensora con las inexistentes garantías que imperan en Libia. Y mientras tanto, Libia empezó a pedir pasta para indemnizar a las familias de los niños infectados porque en la tradición árabo-islámica los delitos de sangre se pueden lavar con pasta. Además, así Libia se vengaba de haber tenido que pagar las indemnizaciones a las víctimas del atentado de Lockerbie, organizado o auspiciado por sus servicios secretos. En fin, que mientras tanto las búlgaras se deprimieron, un par de ellas intentaron suicidarse, Bulgaria entró en la UE y la UE y sus empresas cedieron al chantaje. Y así han sido liberad@s, incluido el médico palestino que entre tanto aprovechó para nacionalizarse búlgaro porque si no se veía que se iba a quedar en el bujero para siempre, si es que conseguía evitar ser ejecutado.
    Vamos que hay que agradecerle mucho a Gadafi su magnanimidad y clemencia…

  6. Cuando era un inverbe rapazuelo y me veia las pelis de indios por la tarde de los sabados me preguntaba porque siempre eran los malos los que usaban flechas y “tomajaucs” cortando cabelleras mientras el Septimo de caballeria llegaba les aniquilaba y todos aplaudiamos la llegada de los salvadores “pieles rojas”..
    Luego mas tarde comprendi que la sociedad americana estaba completamente idiotizada con personajes como John Wayne ,menos mal que vi “Solo ante el peligro” protagonizada por Gary Cooper y entonces comprendi que el mal es algo transitorio que se combate con la verdad.

    Otro dia os hablare de las peliculas de romanos….jeje….las primeras peliculas para Gay’s que he visto en mi vida.

  7. Gracias Permafrost. Qué fácil resulta todo así. El bien es lo que hacen los buenos y el mal es lo que hacen los malos. El único problema es definir quiénes son los buenos y quiénes son los malos. Peor si encima tienes claro eso, como les pasa a los Acebes, Zaplanas, Aznares y demás, pues miel sobre hojuelas. Ellos son los buenos y por tanto, si negociaron con eta o no negociaron, si le llamaron movimiento de liberación vasco o no se lo llamaron, si llevaron tropas a una guerra ilegal, si intentaron meter a Polanco en la cárcel y ahora van hipócritamente a decir que era un empresario estupendo, si boicotearon el País y los productos catalanes….. todo, todo lo que digan o hagan está bien porque son los buenos. Y como Zapatero y sus secuaces son malos, malísimos, bobos de solemnidad, malvados… pues todo lo que hagan está mal. Si la gente les vota, es que la gente se equivoca porque son los malos y todo lo hacen mal. Luego la gente, es decir, los ciudadanos son tontos, o malos también, vaya usted a saber.

    Qué simplezas, Dios mío.

  8. Sobre los Buenos y quien son los malos o mejor dicho, sobre los malos y quienes son los buenos.:

    ELISA SERNA
    24/07/2007
    Ley de Memoria, a una zancada de la meta

    Estamos a una zancada de colmar las aspiraciones a los derechos de los republicanos a la verdad, la justicia y reparación. Un largo y delicado camino de setenta y un años de larga marcha nos contempla. El mayor yacimiento de injusticia de nuestro país, está a punto de ser acometido por el coraje y la autodeterminación del gabinete de Maria Teresa Fernández de la Vega y la Comisión Interministerial.

    http://www.elplural.com/opinion/detail.php?id=13006

  9. Una de muy malos ..pero que malisimos …hay hasta Jueces que no leen la Constitucion y las nuevas leyes promulgadas por el parlamento democratico.:
    El CGPJ va a estudiar el auto del juez que retiraba la custodia de sus hijas a una mujer por ser lesbiana

    El conservador Requero reconoce que el lenguaje del auto es excesivo pero está de acuerdo con el fondo
    24-07-2007 MARIOLA LOURIDO / CADENA SER
    El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) va a estudiar mañana el auto del juez de Murcia en el que Fernando Ferrín Calamita retiraba la custodia de sus dos hijas a una mujer por haber reconocido que era lesbiana. En ese auto, el juez en cuestión llegaba a equiparar la homosexualidad con una secta satánica.

  10. Amistad Cívica, por supuesto que Requero está de acuerdo en cuanto al fondo. Alguna vez he dicho que este Requero es un Jiménez Losantos con toga. Sólo hay que leer las columnnas que perpetra de vez en cuando en La Razón. No es que sea preconciliar, es precámbrico.

  11. En “Nación catalana: episodio final” (La Razón, 16.1.2006), José Luis Requero, magistrado y vocal del Consejo General del Poder Judicial, escribía: “el PSOE es capaz de ceder en cualquier cosa con tal de estar un minuto en el Poder. Ha demostrado con creces que carece de escrúpulos para llegar al poder -ahí está el 14 de marzo y lo que le precedió-; para servirse de él -ahí están los escándalos del periodo 1982-1996-, y para retenerlo: aquí está el momento presente. Por estar un minuto en el poder venden lo que sea, desde el Poder Judicial a la idea de España.â€?

  12. Seguro que el Requero ese tiene en su casa una buena coleccion de peliculas Gore…es que usa el mismo lenguaje….seguro que este juez ha sido Sodomizado y Gomorrizado.

  13. Perdon ,en vez de “SEGURO” quise poner “Alomejó”…no vaya a ser que secuestren este blog por denuncias infundadas.

  14. Me cuesta mucho trabajo entender este estilo de escritos en los que se escribe de unos y otros por un tercero (el articulista) que habla por los unos, se contesta u opina por los otros y cuando usa citas de alguien, parece entenderse que la cita en cuestión es adjudicable, no solo al que la realiza, sino que sirve prueba para culpabilizar a otros, como si hablara por ellos.
    Hablar así de buenos y malos es muy fácil, pero poco riguroso.

  15. Porque lo dice Permafrost, si no no lo creería. ¿Eso que cita Permaforst lo ha escrito un vocal del Consejo General del Poder Judicial? Supongo que este es de los buenos y que, por tanto, todo lo que dice está bien.

    ¡Santo Cielo! o ¡Santa Virgen del Tremendal!, como diría el desaparecido Jelloun.

  16. A mí lo que me cuesta entender es lo que trata de decir Fernando. Dicho sin ninguna acritud. Es que me cuesta de verdad.

  17. ¿Cómo puede pasar esto en pleno siglo XXI?:

    “Giovanni Nuvoli era italiano, de 53 años, enfermo de esclerosis lateral amiotrófica, y pedía que le desconectaran el respirador que le mantenía con vida. Tras una huelga de hambre y sed, ha fallecido en su casa de Alghero, en la isla de Cerdeña. Su muerte que no sólo ha conmovido a la sociedad italiana sino que, además, ha reabierto el peliagudo debate sobre la eutanasia.

    El hombre había pedido morir en abril de este año, solicitando que alguien le administrara un sedante y le desconectara del respirador artificial. Según había revelado recientemente el cofundador del Partido Radical, Marco Pannella, todo estaba dispuesto para que un anestesista llevara a cabo la petición de Nuvoli. No obstante, a principios de julio la policía italiana intervino. Por esta razón, Nuvoli empezó a rechazar la comida y la bebida a modo de protesta. Pero la salud del enfermo se fue agravando en los últimos días.

    “Ha sufrido como un perro”, ha dicho la mujer de Nuvoli, Maddalena Soro, al contar que su marido se dejó morir tras decidir no ingerir alimentos el pasado 16 de julio”

  18. 10 Permafrost

    Gracias por el derroche de citas con que nos ilustras.

    Añado que el juez Requero, miembro del Opus, es aquél que comparó los matrimonios homosexuales con la zoofilia y la poligamia. No me costa que nadie le haya abierto un expediente por tan disparatada y peligrosa opinión.
    No le digáis que llevo calzoncillos largos, igual me quita abuela potestad sobre mi nieto nasciturus.

  19. Entiendo que no entienda, sr. Fernando, pero este es el sexto artículo de una serie. Si después de leer los otros cinco sigue sin entender, intentaré explicarlo mejor.
    Básicamente, hay un conglomerado de “cierta” derechona (encarnada por las luminarias de Libertad Digital, insignes pensadores de la FAES y el ala más aznariana del PP) que utilizan un discurso muy semejante al de los republicanos de los USA, abrazando conceptos como el de “la claridad moral”, para oponerlos al supuesto relativismo moral de la izquierda. En la serie he tratado de contrastar la literalidad de sus manifestaciones maximalistas con hechos concretos que no responden a esa suspuesta pulcritud moral. De ello extraigo una serie de reflexiones.
    Mi estilo puede no ser fácil de entender (aunque a usted le parezca “fácil” en sentido peyorativo) ni agradable, pero sinceramente no creo que sea arbitrario. Existe un hilo argumental, aunque no esté indicado con luces de neón, como la salida de emergencia.
    Lo que a mí me parece muy poco riguroso es no documentar las afirmaciones de hecho. Estoy harto de leer a excelsos columnistas que sueltan “X es un tal y cual” sin aportar el menor sustento fáctico, basándose en el argumento l’oréal: “porque yo lo valgo”. Eso sí me parece poco riguroso y muy muy facilón. Cuando alguien dice “el PSOE carece de toda moral”, lo menos que espero es que me lo demuestre con algo distinto de su opinión.
    Por lo demás, no creo que pueda convencerle a usted de nada. Tampoco lo intento, ciertamente, me limito a poner por escrito una serie de pensamientos que revolotean por mi cabeza antes de que se los lleven el viento o el Alzheimer.
    Saludos.

  20. 20 Permafrost

    Agradezco su contestación y no crea que a mí no es fácil convencerme. Simplemente, si cita a R de la Cierva, o Cossidó, solo me convence con ello sobre la opinión de R de la Cierva, o Cossidó, por poner un ejemplo.

  21. Ya, pero resulta que Cossidó es miembro del GEES, senador del PP y articulista prolífico de Libertad Digital y uno de los adalides de la imputación constante de falta de valores de la izquierda. Tenía otras 20 citas de comentaristas de LD (Maestre, Losantos, Villa…). Expuse una a título ilustrativo.
    Y resulta que de la Cierva es habitual de esos mismos mentideros. Podremos discutir si es o no representativo, pero claro, si nos ponemos muy muy extremos, habría que escribir una tesis con miles de ejemplos, uno por cada tipo de la tropa y emplear matizaciones aquí y allá. Con un par de páginas no da para tanto.
    Creo que las opiniones que recojo son generalizables a un grupo de personas. Admito que alguien pueda discrepar y considerar que no son generalizables, pero estoy bastante convencido de poder aducir docenas de referencias a mi favor.
    Saludos.

  22. Me gusta esta frase de Permafrost
    “”Existe un hilo argumental, aunque no esté indicado con luces de neón, como la salida de emergencia.””
    y esta definicion….”el argumento l’oréal: “porque yo lo valgoâ€?.
    Fernando deberias de cambiar de gafas o mas bien dejar de ir a tu “ocultista”.

  23. Yo creo que las opiniones que, a modo de ejemplos, trae aquí Permfrost sí son muy representativas del estilo argumental -por llamarlo de algun modo-, que se ha impuesto en el PP.

    Respecto al juez Requero, que semejante sujeto pueda ostentar un puesto en el gobierno de los jueces dice mucho de la “calidad democrática” de nuestra administración de Justicia. Francamente, PMQNQ, me sorprende que te sorprenda. Y debo corregirte, ya que aunque el asunto es “tremendo”, la invocación que procede en casos así es a la Virgen del Tremedal.

    Por cierto, desaparecido no estoy. Aún no tengo vacaciones así que disfruto trabajando en medio del veraneo santanderino. ¿Que hay que ver cómo se pone esta ciudad, con tanto madrileño paseante, ansioso de un sol que no llega. Hasta he tenido ocasión de disfrutar con la celebración-homenaje al caudillo el pasado día 18, con unas decenas de fascistas de variado pelaje, desde los de negro con botas de romper piernas hasta los pijos con todo el merchandising rojigualda. Uno hasta me cantó en exclusiva el cara al sol, no te vayas a creer… (ya se sabe que en esta ciudad pepera a tope, además de calles con nombres horripìlantes y guerreros, aún mantienen sin indultar al pobre caballo de piedra que soporta al asesino que lo monta desde hace décadas). Por cierto mi marido era la primera vez que veía en carne y hueso a falangistas de verdad. Fascinado estaba.

  24. Permafrost …¿seguro (alomejó) que todas las frases que has usado en tus escritos esclarecedores son verdaderas?.
    Alomejó te pasa como a USSIA :
    “””La Audiencia Provincial de Madrid confirmó ayer la condena a Alfonso Ussía por intromisión en el honor del periodista de la Cadena SER Fernando Delgado. En marzo de 2005 Ussía publicó un artículo en el diario La Razón en el que insultaba e injuriaba al entonces director del programa “A vivir que son dos días” por unas palabras de Fernando Delgado que resultaron ser falsas. “””

    jeje.

  25. Por partes. Gracias perma por satisfacer mi hambre de citas, hoy no del todo satisfecha. Por si te cupiera duda, tu club de fans las esperamos fervientemente, los que piensan que si lo dice R de la Cierva es representativo de lo que piensa la RAZA y los que piensan que es demostrativo de lo infame de R de la Cierva.
    Fernando, no se si es fácil convencerle a Vd de algo. Pero es difícil entender que no entienda de qué iba lo de hoy.
    Requero. Qué personaje. Estoy a punto de darle la razón a Cicuta y a todos los que piden la revolución de la justicia española. Pero no, hay que tener fe en las instituciones, incluso cuando incluyen garbanzos tan negros como Requero y el de Murcia.
    Lo del enfermo de Italia absolutamente increible. Una buena idea para la segunda legislatura, no os parece?
    Jelloun, me has recordado que AC/DC, después de calentar el ambiente, tiene el deber de informarnos qué pasó en Madrid el 18 de julio tras aquéllo de “si hay que volver a pasar, pasaremos”. Por cierto, vi los carteles y me pareció un lamentable desperdicio de talento publicitario.

Deja un comentario