El caso Kundera

Lope Agirre

 

Vida y literatura acostumbran a estar unidas entre sí, pero dicha unión no es siempre explícita; no, al menos, en la manera que quisiéramos. Escribir es un acto que va más allá de la vida; y la vida no es una actividad que pueda ser condensada en y por la escritura, por sí misma. Escribir es como adentrarse en el río, dejarse llevar por la corriente de agua y marchar hacia el mar, sabiendo que el viaje no finaliza allá, porque no tiene final ni dirección alguna. Algunos viajes tienen como único objetivo hacer el  propio camino, andar y desandarse en él, como dice ese hermoso poema de Kavafis: “Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca, debes rogar que el viaje sea largo”. La literatura es más que vida, y la vida es más que literatura, muchas veces. Literatura es algo que se va deslizando entre sospechas y dudas, algo siempre cambiante, siempre al borde de la fatiga y del tedio, como la vida misma, porque sin vida no cabe hablar de literatura. También se puede plantear otra suerte de preguntas, si puede existir literatura desprovista de vida o si existe vida que no pueda ser dicha y expresada.

 

El escritor se hace en la escritura, el viviente en la vida, el hombre en la hombría y la fémina en la feminidad, pero no siempre al revés y desde el envés. La fémina no es siempre fruto de la feminidad, ni el hombre de su hombría. El hombre es algo que se está haciendo continuamente, sin cesar. Sin embargo, nunca acaba de realizarse. El hombre y la mujer siempre serán, de todos modos, imagen y reflejo de su propia hombría y feminidad, fantasmas que andan entre hileras de sombras, rayos de sol que atraviesan el grosor oscuro de la niebla. El cuento de Kafka titulado “Deseo de convertirse en indio” nos indica qué es eso que aún sin ser se está haciendo: “Si uno fuera de verdad un indio, siempre alerta, y sobre el caballo galopante, sesgado en el aire, vibrara un ay otra vez sobre el suelo vibrante, hasta dejar las espuelas, pues no había espuelas, hasta desechar las riendas, pues no había riendas, y por delante apenas veía el terreno como un brezal segado al raso, y sin cuello ni cabeza de caballo”. Al escribir la vida no se contempla como vida, sino como algo que se va haciendo y deshaciendo, nube que se infla o se deshilacha. En la vida es, generalmente, la literatura la que desaparece, llevada en su alocada carrera, y se pierde, mas no en vano. 

 

Escribir no es contar recuerdos y olvidos, amores y odios, sueños y pesadillas; no sólo contar todo eso. Escribir es hacer un viaje, pero al final del viaje no se encuentran el padre egoísta o la esposa fiel y delicada esperándonos, sino la muerte. El hecho de escribir, de alguna manera, toca la médula de la vida, cerca, muy cerca, del punto donde se encuentra el corazón gris de la muerte. Hay que recordar aquello que Blanchot afirmó sobre Kafka: “Escribir es posible, si habiéndose enfrentado a la muerte, uno no ha perdido el dominio de sí mismo”. La escritura es refugio de la vida, como el presente lo es del pasado que se fue, y vendrá o no, según.

 

A los escritores habría que juzgarlos, es un suponer, por las vidas que han traído a la escritura, y no por la literatura que han acumulado en sus vidas. El caso Kundera, por supuesto. Se pregunta si hace cincuenta años fue un confidente, colaborador voluntario de la policía en un régimen comunista. No es broma, como consecuencia de la delación un hombre pasó muchos años en un campo de concentración, condenado a trabajar en una mina de uranio, en condiciones de esclavitud. Hay escritores que se han alegrado al tener noticia de la acusación vertida contra Kundera, pues es la envidia virtud mayor y principal de ciertos escritores. Han afirmado, arrebatados alborozados, que no se puede uno fiar de Kundera. “¿Cómo podríamos, visto lo visto y oído lo oído?”. Ellos, los que se rasgan las vestiduras, que en su más reciente pasado, además de confidentes, han sido mentores de criminales, han encontrado al fin una manera de equipararse a Kundera, un modo de hermanamiento subrepticio. Son cuestiones que no se confiesan, vidas que no se dicen. Mentira oculta, verdad aparente.

 

Hay críticos que afirman que hay vivencias que no pueden decirse ni contarse, porque hace tiempo que se abrió un profundo abismo entre la palabra y lo que ella significa. Estoy de acuerdo; de la misma manera que no estoy de acuerdo. La literatura la conforman tanto lo que se dice como lo que no; la palabra y el silencio están unidos entre sí, como la vida y la muerte.  No decir es una manera de decir; el silencio es la cara oculta de la palabra. Allí adquiere otras dimensiones y cobra otras texturas. El mundo es complejo, infinito; y el ser humano, por contra, finito y limitado. El miedo de Pascal: la vida es breve, el hombre contingente y el tiempo eterno. ¿Qué hacemos aquí? ¿Para qué la poesía en tiempos de desgracia? Son preguntas que ama la poesía y aman la poesía.

 

Kundera, tomando como punto de partida su propia vida, ha querido enseñarnos el malestar y la miseria de los hombres y mujeres, así como señalar la solución a sus males. Nunca ha pretendido convertir el puro suceso en objeto de su literatura, porque el suceso se ahoga y muere en su propia trivialidad. Hay, sin embargo, quienes toman el suceso como expresión última, excelsa y pura de la literatura. Y, de pronto, un suceso ocurrido hace cincuenta años entra en su vida, sin que tenga posibilidad alguna de defensa. Puede afirmar que todo es mentira, patraña, invención absoluta, y no le creerán quienes se niegan a creerle. Puede decir que todo es cierto, y le creerán quienes están dispuestos a creerle. No hay nada en este suceso pretérito que pueda ser tomada como verdad o mentira. La memoria escrita no se aviene con la memoria vivida; la memoria de la carne tampoco coincide con la memoria del espíritu.

33 pensamientos en “El caso Kundera

  1. A comienzos de este mes, los medios se hacían eco del manifiesto firmado por un nutrido grupo de escritores (García Marquez, Rusdie, Gordimer, Semprún, Goytisolo, B. Henry-Levi, etc..) en favor de Kundera. Unos días antes, en El País del pasado 27 de octubre, uno de los firmantes, Juan Goytisolo publicaba un artículo (“Calumnia que algo queda”) denunciando la calumniosa noticia y la facilidad e irresponsabilidad con que la prensa la había divulgado. Inlcuído el mismo diario El País, ignorando la presunción de inocencia de la víctima de la difamación. Que ademas, como dice Lope Aguirre, “no tienen posibilidad alguna de defensa”.

    Del artículo de Goytisolo:

    “El morbo y sensacionalismo de la noticia avasallan en el mundo de hoy al profesionalismo de la información. Cualquier personaje público -y, pese a su encomiable deseo de ser simplemente una persona, Kundera lo es-, puede convertirse en blanco de todo tipo de acusaciones respecto a su vida profesional y privada, sus preferencias sexuales, sus remotas afinidades políticas con estalinistas o nazis, y un largo etcétera. Basta que un bloguero de mala uva o el oscuro titular de una página web lancen el infundio para que éste se divulgue en tiempo real por nuestro infeliz planeta. Como dice Yasmina Reza en un artículo de opinión publicado en Le Monde del pasado 16 de octubre, “la impotencia absoluta de una persona ante tal marejada” obliga a reflexionar sobre el código ético y la deontología profesional, pues “las palabras forman parte de nuestra percepción de lo real y pronunciadas o escritas toman caminos imprevisibles que pueden ser destructores”.

    Los sembradores de sospecha que, a partir de documentos fácilmente manipulables, de admisiones tardías de hechos reales que se remontan a la adolescencia del atacado o de simples cotilleos de aficionados a la chismografía, intentan desmontar de sus inventadas estatuas a quienes admiramos por su valor artístico e independencia de todos los poderes fácticos, se frotan las manos desde su presunta altura moral: ¡vean ustedes, son como los demás! (ellos no, dada su insignificancia, nadie les pedirá cuentas y alcanzarán al revés con sus patrañas una fama ilusoria y efímera).”

    “http://www.elpais.com/articulo/opinion/Calumnia/algo/queda/elpepiopi/20081027elpepiopi_5/Tes

  2. No he entendido apenas nada del artículo de Agirre y sobre lo poco que he entendido no estoy muy de acuerdo. Si algo me resulta cargante, es que los escritores (y en general los artistas) anden con esas mistificaciones sobre sí mismos. Me parece un ejercicio de autocomplaciencia malsano. Escribir es una actividad humana más (no está “más allá de la vida”), los escritores son seres de carne y hueso, sometidos a las mismas debilidades y virtudes que el resto de los mortales. La reacción por parte de muchos escritores ante el caso Kundera me ha parecido de un corporativismo increíble, pues muchos de ellos, antes de averiguar la verdad histórica, han cerrado filas con el escritor y han atribuido las acusaciones a una conjura. Es la misma reacción que se observa cuando el PP protege a Fabra o cuando en el PSOE hablaba de una conspiración para dar cuenta de las denuncias de corrupción en los años noventa. El artículo de Goytisolo que cita Barañaín me pareció en este sentido paradigmático. No entra en el fondo del asunto, se limita a defender a un amigo.

    Los documentos que han salido a la luz no son una tontería. Hay declaraciones policiales que arrojan una sospecha fuerte sobre la conducta de Kundera. La verdad, si todo se debe a un malentendido, o a que alguien quiso cargarle el muerto a Kundera, este podía dar alguna explicación más allá del “todo es mentira”. Por muy escritor que sea, Kundera está sometido a los mismos criterios de evaluación moral que el resto de las personas. Si Kundera es inocente, que se defienda. No sé por qué Agirre dice que Kundera no tiene posibilidad de defensa. Que cuente la historia, que explique qué sucedió. Si prefiere callar y dejar que sus amigos escritores hagan una defensa cerrada de él, allá él. No sé si las acusaciones proceden de la envidia o no. A mi, personalmente, Kundera me resulta completamente indiferente, leí la novela aquella de título ampuloso, y me resultó cargante, como me suelen resultar la mayor parte de las novelas. No tengo ni espcial simpatía ni antipatía por él. Tampoco creo que episodios de su vida vayan a hacer cambiar mi aprecio por Kundera en una dirección o en otra. Pero una vez que han salido los papeles a la luz pública, espero algo más que corportarivismo y divagaciones sobre la trascendencia de la literatura. Si Kundera realmente delató a alguien, que lo reconozca y pida disculpas. Si no lo fue, le bastaría dar algunas explicaciones para acabar con las sospechas que estos historiadores han lanzado.

    Esto que voy a decir ahora es tan sólo un prejuicio, pero me temo que si el escritor en cuestión hubiera sido un reaccionario al que 50 años después le encuentran una conexión inesperada con el régimen nazi, nuestros amigos los escritores hubieran reaccionado de una manera bastante diferente con su colega.

  3. A propósito del éxito de Zapatero al hacerse un hueco en la cumbre de Washington, escribe hoy Javier Pradera en El País-Domingo (“Cuanto peor, mejor”):

    “Los deseos de que Zapatero se viese desairado en sus pretensiones eran tan fuertes, que hasta la capacidad de predicción de los más prestigiosos astrólogos de los medios de comunicación quedó embotada.”

    http://www.elpais.com/articulo/panorama/peor/mejor/elpepusocdgm/20081116elpdmgpan_3/Tes/

    Aunque Pradera se refiere explícitamente a la derecha, su comentario bien podría aplicarse al columnista Santos Juliá que, compartiendo página de El País con Pradera ofrece en su artículo (“Siempre nos quedará París”) un buen ejemplo de esa pataleta, expresada eso sí, de manera oblicua, convirtiendo el éxito de Zapatero –por el que obviamente este historiador y comentarista político no apostaba-, en un retroceso de la diplomacia española que habría retrocedido en su relación con Francia al estilo que se llevaba antes de que Felipe González –al que ensalza sólo para empequeñecer a Zapatero-, inaugurara una nueva forma de moverse por el mundo para España. En realidad, no hace otra cosa el bueno de Juliá que llamar “pedigüeño” a Zapatero. Lo mismo que, con razón, critica Pradera.

    http://www.elpais.com/articulo/panorama/Siempre/nos/quedara/Paris/elpepusocdgm/20081116elpdmgpan_2/Tes/

  4. Querido Barañain, cada vez que un dirigente de la izquierda española en el poder ha intentado alguna gestión como la de Zapatero para estar en la cumbre requetecumbre de Guachistón, la respuesta de la derecha política y mediática ha sido acusarles de “pedigüeños”. Y mira por donde cada vez que eso así ha sido, se han conseguido notabilísimos éxitos para los intereses internacionales de España. Desde algunos medios de la derecha (recuerdo algún artículo en el ABC y alguna catilinaria en COPE o en la desaparecida Antena 3 Radio) se acusó a Felipe González y a Morán de ser como dos pobres de solemnidad tocando a la puerta de servicio, a la de atrás, para entrar en la casa del pudiente, cuando aquellos dos dirigentes apuraban las negociaciones para la adhesión de España a la Comunidad Europea. Se consiguió de modo brillante y es, sin duda, uno de los momentos históricos álgidos de nuestra democracia. Se acusó de “pedigüeño” a Felipe también cuando negociaba los Fondos de Cohesión. Y se consiguieron para beneficio de inversiones en infraestructuras, en empleo, en investigación, …. Ahora vueltas a las mismas descalificaciones hacia el Presidente y su equipo en Exteriores. Me barrunto, seguro, que de la presencia de José Luis en la cumbre y las previas, simultáneas y (seguro) posteriores descalificaciones del Fedeguico, Pedro oJt o Glez. Pons de turno sólo pueden venir consecuencias beneficiosas para los intereses de España y de su economía.

    Posdatilla: esta cumbre es la virtual despedida de Bush del primer plano político y diplomático, pues ya de aquí a enero pocas ocasiones le quedan a este prohombre de figurar o de adoptar decisiones de trascendencia. Cuando leo titulares sobre la cumbre como “El G-20 acuerda una acción pública masiva” o “La cumbre fija que los Gobiernos usen estímulos fiscales a la economía” (El País), no puedo por menos que dejar escapar una sonrisa. El fin de la era neocón en los USA termina con su máximo impulsor rendido a políticas socialdemócratas por la fuerza de las circunstancias. La foto de Bush y ZP no es una instantánea circunstancial, es la simbólica y amable despedida al fracaso (Bush) de parte de las políticas sociales y económicas que dominarán los años venideros (ZP). Ahora comprendo por qué Sarkozy afirmó varias veces, por activa y pasiva, que Zapatero era uno de sus referentes políticos. No era mera cortesía.

    Buen domingo a todos y todas. Vuelve Keynes. Se va Friedman.

  5. Luego diré algo sobre el artículo de Lope. Si se me ocurre, porque a mí con los artículos de Lope me gustan mucho siempre, pero me dejan en general sin saber qué decir.

    Pero como veo que Barañain se refiere a la columna de Elorza, no quiero dejar pasar la ocasión de mencionarla brevemente. Zapatero era tonto, provinciano, hacía el ridículo insistiendo en que quería ir a la reunión de los 20. Pero, dice Elorza, a no ser que jugara con las cartas marcadas, y supiera desde el principio que iba a ir (lo cual, por cierto, a mí me pareció obvio desde el primer día). Pero no sé qué es lo que más le disgusta a este señor. Que lo supiera ya o que creyera que no iba a ir y que insistiera en que quería. Zapatero no es como Felipe González, claro. A Zapatero no le interesa la política internacional. Por eso acude como representante de España por primera vez a esta cumbre de los 20. ¿Se imaginan los comentarios hoy si en la foto de grupo Zapatero apareciera al lado de un señor con chilaba y delante de otro señor con turbante, como le pasa a SarkozY? Pero resulta que no, que está justo detras de Bush y al lado de Merkel. Ala, a fastidiarse un poquito.

  6. Pido el primer premio de la “Flor de Otoño” para nuestro rapsoda Lope:

    “El escritor se hace en la escritura, el viviente en la vida, el hombre en la hombría y la fémina en la feminidad, pero no siempre al revés y desde el envés”.

    ¡¡¡Grandioso!!!

    ::

    En honor a Lope y a Kundera hoy iré nadando hasta Lido, como hizo en su momento otro gran bardo: Lord Byron.
    Que todo sea para bien.

  7. Gracias, Lope, por su artículo.

    La verdad, no me he aclarado mucho. Cuando se yuxtaponen sintagmas con afirmaciones contradictorias, uno se queda un tanto mosca. Mira que me escuece, pero hoy Cicuta habla como si fuera mi portavoz; sin duda estoy equivocado.

    Cultivamos cierto papanatismo respecto a la literatura. Solemos atribuir a los literatos cualidades morales singulares, como si fueran los arúspices de la tribu y tuvieran trato frecuente con las dimensiones arcanas de lo sagrado. Pero la literatura consiste en poco más que juntar palabras sobre un papel. Aunque sea de justicia apreciar el trabajo del artesano que lo hace con cierta destreza, a mí me parece que se les otorga demasiada consideración a los contadores de cuentos.

    “La literatura o la vida”, escribía Semprún. Él contraponía ambos términos por la experiencia traumática del campo de concentración, que le condujo al papel y la estilográfica como tabla de salvación, como clavo ardiente al que agarrarse para intentar reconstruir su mundo, para no perder toda referencia de humanidad tras una vivencia tan absurda y cruel . La jerarquía es evidente: está la vida, compleja, tridimensional, llena de colores, sabores, olores; y luego está la palabra escrita, garabatos sobre el folio o sobre la pantalla, una visión siempre parcial, fragmentaria, de algo mucho más grande.

    No sé muy bien adónde llego con todo esto. En todo caso, y respecto al caso Kundera, creo haber leído que sí había pruebas suficientes de la “inocencia” del novelista respecto a aquella delación. Nadie, sin embargo, podrá absolverle de lo insoportable que es ser leve.

    Abrazos para todos.

  8. Sobre el caso Kundera: dice Cicuta que los documentos que revelan un pasado delator de Kundera no son ninguna tontería y que, si se trata de una falsedad, Kundera debiera haberse esforzado un poco más en defenderse.

    El problema de la calumnia es que cuando se refiere a algo remoto (los “testigos” no existen ya) y a un episodio que me es ajeno por completo, ¿cómo puedo demostrar que nada tengo que ver, que soy inocente? ¿Como puedo demostrar que yo no estuve hace cuarenta años en ese sitio donde no sé quién me sitúa?

    En la República Checa -como en Polonia durante una temporada-, el gobierno de exaltación nacionalista se dedica a expurgar papeles del antiguo régimen que -¡oh casualidad!-, dejan en mal lugar, selectivamente, a personas que son críticas con dicho gobierno actual (en este caso, además, se trata de alguien que dejó atrás la ciudadanía checa y no muestra interés alguno en volver a ella). Sospechar de la autenticidad de esa documentación parece razonable.

    Por el escrito de Goytisolo se deduce que, como apunta Teuora, hay al menos una versión que contradice por completo la acusación. Aunque este versión alternativa -que incluye además el nombre de la persona que sí delató efectivamente a la víctima que endosan ahora a Kundera-, no ha tenido el eco mediático de la andanada inicial: esa es siempre la ventaja del difamador. Por supuesto eso tienen que ver, también, con el interés “periodístico” que necesita más una noticia que convierte a un autor de culto en un colaborador de la represión de la dictadura checa que no una noticia que desmienta tan sensacional revelación.

    A este estilo periodístico se suma el ¿morbo? que produce eso de desmitificar ídolos (sena literarios o de otro tipo). Poder demostrar que son iguales que los demás, que nada justifica su encumbramiento, que son tan ruines o tan cobardes como fueron los que sí colaboraron con el régimen. Ensuciar a los que parecían limpios es una forma de nadie repare en los que sí estamos sucios. Me parece que algo de eso puede haber en estos “ajustes de cuentas”.

  9. Buenos dias lope agirre,caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    LLevaba unos dias rumiando una idea .Hoy la he acabado de digerir y la puedo mostrar en este continuum temporalis.
    Todo gracias a las palabras de lope agirre:

    “Escribir no es contar recuerdos y olvidos, amores y odios, sueños y pesadillas; no sólo contar todo eso. Escribir es hacer un viaje, pero al final del viaje no se encuentran el padre egoísta o la esposa fiel y delicada esperándonos, sino la muerte. El hecho de escribir, de alguna manera, toca la médula de la vida, cerca, muy cerca, del punto donde se encuentra el corazón gris de la muerte. Hay que recordar aquello que Blanchot afirmó sobre Kafka: “Escribir es posible, si habiéndose enfrentado a la muerte, uno no ha perdido el dominio de sí mismo”. La escritura es refugio de la vida, como el presente lo es del pasado que se fue, y vendrá o no, según”.

    Mi peticion es que antes que estemos todos muertos por un ataque indiscriminado de algun planeta extratrerrestre,desearia que los responsables de mantener dia a dia en marcha nuestro lugar de encuentro y debate callejero,se decidieran a publicar en papel ,todos los articulos que se han publicado en Debate Callejero.
    Que tomaran forma de libro ,con o sin ilustraciones,y que estuviera prologado por Don Cicuta.
    Es un deseo que se ha tornado necesidad,casi enfermiza …como de ultimo aliento.

    Eso si el libro tiene que venir firmado por todos aquellos que han intervenido en los comentarios.
    Ya se que es una tarea ardua y quizas imposible….pero con la ayuda del buen hacer de Mr Alguien se puede conseguir…
    ¡¡Yes, we can!!

    Dicho esto,enhorabuena a todos por glorificar los domingos laicos.

    Sobre Kundera no tengo nada que decir…estoy a mitad de camino entre unos y otros …alla en lo alto…..jeje.

  10. Vuelve Verlitas,vuelve…..eres un profeta,un profeta…que anunció desventuras y que han hecho del dolor de tripas ,corazón…..jeje.

    ****************
    A verlas venir dijo:

    1 Abril, 2008 a las 22:06
    Vergonzoso Bono. Vergonzoso, pero esperado, lo de Bono. El primer fracaso de ZP, que se ponga en lo peor para la investidura. No me digáis que ZP ubicó a Bono donde nunca debiera estar para controlarlo, neutralizarlo. Imposible, ni poniéndole un bozal. Cuando habla no dice ni mu, según confesión de parte, simplemente rebuzna. Los burros rebuznan por más que le hayan puesto bozal. Digo que rebuznan aunque no me consta del todo, pero creo que a los burros se les pone el bozal no para que no rebuznen, sino para que no muerdan. Bono, un impresentable que fue presentado contra toda lógica y no le votaron los suyos, quiero decir ni el PP ni, supongo, Rosa De España. Bono ha sido pionero, ¿no se le caerá la cara de vergüenza?: es el primer presidente del Parlamento que ha necesitado segunda vuelta. Y como fue elegido en precario y con oposición de los nacionalistas arranca a andar hipotecado, acojonado, para toda la legislatura, si es que la aguanta entera, sí, hipotecado y acojonado, y chantajeado, y ninguneado, y agilipollado, pues para congratularse, por hacerse querer, se verá obligado a ser generoso con los que más rompen España, no se atreverá ni a rechistarles aunque hablen catalán en la tribuna, tendrán barra libre, me alegro, que se joda el presidente, pero quienes de verdad rompen España son los patriotas como Bono, yo pienso exiliarme en Galicia. Con Bono ZP ha hecho un pan como unas hostias, que no se le indigeste. Nos dará mucha gloria y mucho espectáculo el consuegro in pectore de Raphael. La boda de la hija del presidente del Parlamento con el nieto de Romanones puede dejar pequeña la imperial de Aznar/Agag. Permanezcan atentos a la pantalla, pero previamente vomitados. Sí, estoy cabreado, ¿se me nota? Y asqueado.

    **************************************************************************

    “Ni beatas ni placas ni honores. Pásalo”…..jeje.

  11. Rectificación: en mi comentario 5, donde dije Elorza quise decir Santos Juliá. Solo Freud sabe por qué los mezclaré en mi cabeza. Disculpas.

  12. Yo creo que la razón para este cruce de cables SUBJETIVO entre Santos Juliá y Antoñico Elorza está motivado por razones evidentemente OBJETIVAS. A mi también me suele ocurrir con éstos y con parecidos individuos.

  13. 10

    Bono debería ser purgado ya del partido de Zapatero, junto a otros indeseables como Leguina. No sé a que estáis esperando. Un buen 30 de junio es lo que os hace falta.

    Y hablando de todo un poco.
    ¿Cuando creará Bibiana Aído una policía de igualdad?
    Lo digo por esto que me ha pasado hoy, en la calle Postas.
    Hay una chica que se sienta allí y hace música pasando los dedos mojados por unas copas de cristal, la típica en estos casos: el himno de la alegría, Aída y cosas por el estilo.
    Entonces un señor de cierta edad se ha acercado y ha comentado en voz alta “¿habéis visto lo que son capaces de hacer las mujeres con los dedos?”
    A mí, que soy populista y neofascista, el comentario me ha parecido muy divertido, pero comprendo que en la España de Zapatero, groserías machistas de semejante calibre ya no tengan cabida.
    Dónde la didáctica social no llega, deberían estar los cuerpos de seguridad del estado.
    Ya quiero adelantar que si me requieren, puedo hacer el retrato robot del individuo. Siempre he querido emular a Kundera.

  14. ¿Que dice que siempre ha querido “emular a Kundera”? ¿Será por lo de “insoportable” o por su “levedad” (mental)?

    “Un buen 30 de junio es lo que os hace falta”. Nos hace falta no sólo un 30 de junio, sino los días previos y posteriores a ese, seal cual sea su importancia. Pues sólo faltaría que empezaran a desaparecer fechas del calendario. Hay crisis pero no será para tanto, ¿no?

  15. 14

    Dele un par de vueltas a lo de la fecha, Barañain, y me comprenderá. Quizá deba desprenderse de un poco de lastre, para alcanzar mayor levedad (mental). Entonces lo verá claro.

  16. Que Nerva no tenerve Barañain, y a otra cosa.
    A un insensible como el menda “La insoprtable levedad del Ser le produjo modorra”, lo que no quiere decir nada más que Kundera me adormece dulcemente.
    Naturalmente que Din M. Kundera debería hacer un esfuercillo por descalificar seriamente las acusaciones que pretenden dejarle em mal lugar, y naturalmente q

  17. (ya estamos haciendo el chocholo de nuevo)…que los escritores, cuentistas, novelistas y otros istas varios son de carne y hueso como casi todo el mundo (eximamos de tales características a los ectoplasmas que de vez en cuando nos visitan), pero muchos de ello nos hacen disfrutar al menos un rato, lo cual no es poco en los tiempos que corren.

  18. Jon Salaberria,

    perdone mi tardanza en mi respuesta sobre lo de la Memoria Histórica. Mire usted, insisto en que una cosa es lo que digan los historiadores (donde yo no me meto) y otra cosa bien distinta es que no se haya buscado un consenso en algo que afecta a la memoria histórica de todos: vencedores y vencidos.

    Otra cosa que me sorprende de lo que ha afirmado es lo siguiente: “lo que algunos bultos sospechosos han escrito sobre la guerra civil ni ha sido escrito por historiadores, ni ha sido escrito con rigor académico ni científico, ni se ha documentado”. ¿A quién se refiere? ¿a De la Cierva? ¿a Stanley Paine? ¿A Manuel Cuenca Toribio? ¿A Henry Kamen? Pero si todos ellos son historiadores de carrera. Y cuando dice que no ha sido escrito con rigor académico ni científico… ¿quien lo ha dicho? ¿La Real Academia de la Historia?
    ¿Por qué la izquierda se atribuye siempre el derecho a repartir carnets de demócratas, de historiadores, etc?

  19. Nio contigo ni sin ti tienen mis males remedio: El secretario general del PP Europeo Antonio López Istúriz, cuyas dotes de quiromante superan ampliamente las estrictamente políticas, decía en la COPE que Zapatero va a pagar ni se sabe cuantos denarios al rata de Sarkozy -en lo que coincide, por cierto- con el no menos avisionario Snatos Juliá-. Lo que no nos dice es si los pagaremos a plazos, en talón nominativo o con dinero negro. Aún no ha alcanzado la cima, pero perseverará.

  20. latinmunich 19….de la manera que lo expones…quizas ,tu pregunta se responde facilmente:

    Porque saben de lo que hablan…..lo tuyo son suposiciones intelectuales que te haces a ti mismo,empleando simples silogismos ,sacados de la ignorancia.

    No se si me habras entendido,pero…¿quien eres tu ,para entenderme?…..jeje.

  21. Lezo (20): No sé, estoy pensando y se me ocurre que Zapatero igual le pagó a Sarkozy con Navarra. Lo digo por esa perra que tiene Zapatero de entregar Navarra, y como no consiguió entregársela a eta, igual se la ha entregado ahora a Sarkozy. Ya nos iremos enterando.

  22. PMQNQ…La verdad es que no se lo que le pasa a la derecha española…¡¡Sarkosy es de los suyos!!…pero como es gabacho..a la yugular de Zapatero.

  23. Lo que le pasa al PP es precisamente que les fastidia enormemente que, siendo Sarkozy de los suyos, tenga buena química con Zapatero, que la tiene, obviamente. No lo soportan. A ellos les encantaría que Sarkozy lo ninguneara para poder decir que solo le hace caso el presidente de Indonesia y poder hacer juegos de palabras con Bang Bang, como lleva días haciendo el locutor de las mañanas de la Cope. Lo de menos es la importancia que tiene para España participar en la toma de decisiones. Eso a ellos no les importa. Lo importante es menospreciar a Zapatero. Tienen un curioso sentido del patriotismo estos señores de la derecha.

  24. “Zapatero ha acabado ofreciendo por su silla de Washington un reino que no es suyo, sino nuestro”. dice Ignacio Camacho el del abecedario. ¡¡Como lo lea Juan Carlos I…!!.

  25. Interesante artículo de Lope Agirre.

    En Antena 3 acaban de emitir imágenes de De Juana en Belfast.

  26. 25 También hay gente sensata en el ABC.Germán Yanke, por ejemplo:

    “Resulta todo tan evidente que, desde el punto de vista estratégico, resulta un tanto ridículo, para hacer ahora una oposición eficaz, la inclinación de algunos dirigentes del PP a hacer chiste de todo ello, desde la batalla diplomática para estar en la cumbre hasta la retórica de cambiar el mundo, como diría Solbes, tomándose un café con churros. Si la aportación de la Oposición quiere ser eficaz debería comenzar por reconocer que Zapatero ha logrado su objetivo, que parecía ilusorio hace bien poco tiempo, y que la presencia de España en esos foros internacionales es importante.”

  27. 29 Pues si, los hay.
    Por cierto, purgado por doña Liberalísima Esperanza de Madrid.

  28. Efectivamente, amigo Lezo, después de una entrevista en la que la lideresa, incómoda, le espetó aquello de que “compraba los argumentos del adversario” mientras Germán defendía su deontología profesional como gato panza arriba. Fue sustituido por un bufón, leal y acomodaticio, que fuma porros como estacas.

    Otrosí, me acabo de encontrar en “La Vanguardia” esta noticia. Ay, si el Tito Paco, el ferrolano, levantare la mocha …. Dice el digital: la Guardia Civil corta el paso a un grupo de falangistas en el Valle de los Caídos. Ha impedido hoy acceder al Valle de los Caídos a dos autobuses y varios coches en los que viajaban personas ataviadas con simbología falangista que pretendían realizar un homenaje al fundador de Falange Española, José Antonio Primo de Rivera. Al no poder acceder al templo, un grupo de falangistas se han concentrado en las proximidades de la sede del PSOE, en la madrileña calle de Ferraz, para denunciar que el Gobierno no les permita celebrar el homenaje a Primo de Rivera que llevan haciendo desde hace años con motivo del aniversario de su muerte, ocurrida el 20 de noviembre de 1936.

    Pues bien, nota curiosona. En la posterior concentración de Ferraz, se han coreado consignas diversas, como la de “Zapatero al paredón”, “Zapatero, vete con tu abuelo” y la de “socialistas, terroristas”. Oh, aquellas tardes sabatinas, aquellas manifas, aquellas consignas. y por otro: Diego Márquez, dirigente falangista, afirmó en Ferraz taxativamente que “sufrimos un sistema político que prima a los separatistas, que hunde a los españoles, divide al país y enfrenta a los españoles entre sí”. Me suena mogollón.

    Buenas noches, familia.

  29. Me parece una obscenidad que alguien tenga que responder de unas acusaciones cuya única base probatoria es un presunto documento sacado de los archivos de la policía política de una dictadura comunista. Una documento elaborado, hace muchos años, en un régimen político carente de las más elementales garantías jurídicas, de cuyo origen, motivación y finalidad desconocemos todo y tememos siempre lo peor. Me parece muy acertado que Kundera despache el tema con un simple: es mentira. Lo que pretenden, quienes han sacado el supuesto documento, es precisamente hacer un juicio público al gran escritor. Este tipo de prácticas inquisitoriales, donde es el acusado quien tiene que demostrar su inocencia y no el acusador quien debe probar la imputación, son muy del agrado de las dictaduras y tiene continuación en algunos países ex comunista como la actual Polonia. El artículo de Juan Goytisolo, “Calumnia, que algo queda”, publicado en El País, describe perfectamente esta práctica mafiosa contra quienes, casualmente, son críticos con el poder. Desgraciadamente no es nada nuevo. Son cientos los ejemplos.
    Mi total solidaridad con Kundera.

  30. Queridos amigos,

    Lo del turno de noche en la gasolinera tiene sus compensaciones. Soy el primero en conocer que Garaikoiz Aspiazu ha sido detenido en Francia, así que llevaré ya varias horas de alegría cuando vosotros conozcáis la noticia por la mañana.

    ¡¡¡¡Abrazos para todos!!!!

Deja un comentario