El Alakrana

Ricardo Parellada 

El martes pasado fue liberado el atunero Alakrana, con sus 36 tripulantes, a cambio de 2.7 millones de euros. Como es natural, el martes todo el mundo se alegró de la liberación y, en un ejercicio de ecuanimidad sin precedentes, se dejó para el día siguiente la reflexión y la petición de cuentas al gobierno por su gestión. Ahora hay abiertos varios interrogantes y debates. 

Por un lado, se discute la legitimidad y la oportunidad de capturar a los dos piratas y traerlos a España, e incluso se especula sobre cuestiones que en condiciones normales nadie disputaría a las instancias judiciales, como dónde juzgarlos, si extraditarlos a un país u otro, si firmar rápidamente un tratado con Somalia para que puedan ser juzgados o cumplir su condena allí. 

También sería interesante saber algo más sobre el papel del propietario del buque y del gobierno en la negociación del rescate, si todo el dinero saldrá del la propiedad, si en la negociación se ha convenido algo sobre los dos somalíes detenidos, etc.

 En tercer lugar, se debate acaloradamente la conveniencia y la oportunidad del pago de estos grandes rescates. Cómo no pagar, si con eso se puede liberar a los rehenes, aunque eso pueda fomentar este lucrativo negocio. A pesar de que sus barcos también sufren los ataques, el mismo día de la liberación del Alakrana la embajadora adjunta de EE.UU. ante la ONU, Rosemary DiCarlo, insistió ante el consejo de seguridad de la ONU que es muy peligroso que los estados acepten chantajes y paguen rescates.

También se discute el papel de los medios de comunicación, que durante la crisis han dedicado infinidad de horas a mostrarnos la desolación de las familias y, ante la liberación, han enviado equipos a las Seychelles para que fueran testigos de la llegada del Alakrana.

Ciertamente, a mí todo esto me parece apasionante. Sin embargo, me parece que hay otras cuestiones tan importantes como esas y como soy muy ignorante agradecería mucho un poco de ayuda. Naturalmente, cada uno puede buscarse la vida para informarse como pueda, pero sinceramente no consigo comprender por qué, en todos estos días y con tantos recursos disponibles, los medios de información general no nos cuentan algo más.

El corresponsal de la BBC para el desarrollo internacional, Mark Doyle, comenta que la mayoría de los piratas son antiguos pescadores y que afirman que quieren ahuyentar la pesca ilegal de sus costas. Un ex presidente de Veterinarios sin Fronteras decía el otro día en el periódico que, desde que están tan activos los piratas y los grandes buques-factoría se han ido alejando de las costas, se ha ido recuperando la pesca cercana para los pescadores artesanales del norte de Kenia y Somalia. Y un vecino mío contaba el otro día también en el periódico que el Alakrana y muchos buques semejantes practican lo tipificado como la Pesca Ilegal No Declarada y No Reglamentada (INDNR o IUU en inglés), que se va a regular o prohibir no sé cómo a partir de 2010.

¿Es todo esto así? Me da vergüenza no disponer de mejor información. Mi queja es simplemente que no nos ofrezcan nada de nada en los medios a los que nos asomamos todos los días la gente que tenemos que ocuparnos de otras cosas. ¿Por qué tienen que sacar un día tras otro a las familias en la radio y la tele? Su situación es dramática, pero ¿por qué hay que dedicar horas y horas a sacarlos y no decir nada? ¿Por qué tiene que ir un equipo de televisión a las Seychelles, cuando al día siguiente van a volar a España los marineros? Con el dineral que cuesta todo eso ¿no pueden hacer un poco de investigación y pedagogía?

Es verdad que de vez en cuando cuentan algo de los secuestros, como que ahora mismo hay doce o trece barcos secuestrados en las costas de Somalia y que Francia y EEUU un par de veces ha liberado a los rehenes por las bravas. Pero ¿no pueden contarnos mucho más de los secuestros? ¿De dónde son los barcos actualmente secuestrados? ¿Cuántos secuestros se resuelven pagando y cuántos con intervenciones militares? ¿Se cansan alguna vez los piratas y ponen a los rehenes en libertad si se alargan los secuestros o los matan? ¿Qué repercusión tiene el dineral de los rescates en la economía de Somalia? ¿Se queda el dinero en Somalia o viaja a sitios más afortunados? ¿Sirve parte de este dinero  para que algunas familias maten el hambre unos días o se va a bancos suizos? 

¿Qué interés informativo tiene ver una y otra vez a los familiares y las peleas absurdas del gobierno y la oposición? Mucho más interesante sería saber cuántos habitantes tiene Somalia, qué PIB, qué esperanza de vida, qué lenguas hablan, cuándo se independizaron y de quién, cómo empezó su guerra civil, qué tipo de gobierno tienen, si han participado alguna vez en un Mundial de Fútbol, qué mortalidad infantil padecen, cuántas enfermedades que aquí son leves allí causan estragos, cuánto cuesta allí una caja de antibióticos o de aspirinas, qué comen sus habitantes, qué pescan, si es cierto que hay más pesca desde que hay piratas, si los piratas son mafias dirigidas por extranjeros acomodados, si los rescates financian a Al Qaeda, si pescamos en aguas de Somalia o fuera de ellas, si la pesca fuera de ellas empobrece sus aguas de todas formas, si les pagamos algún impuesto…