El 20D votaré PSOE

Manuel Lobo

Estamos en plena campaña electoral de las que dice que serán las más importantes elecciones a Cortes Generales celebradas. Esta es una circunstancia que siempre ocurre y tiene su sentido, al ser el instrumento que posibilita los cambios políticos y, por tanto, lo que podrá suceder en los próximos años. Es de esperar que una gran mayoría, sean votantes de quien sean, tenga una opinión similar y su decisión de voto esté relacionada con el modelo de país que quieren para los próximos años y la tomen en función de las expectativas que puede generar cada alternativa que se presenta.

Para mí decir que votaré al PSOE es fácil; soy militante y sería incongruente por mi parte no hacerlo, pero al igual que algunas veces, en la Comunidad de Madrid, donde resido, me ha costado algún que otro debate interno hacerlo, esta vez introduciré mi voto en la urna con la papeleta del PSOE con mucho orgullo y convencido que es la mejor opción de entre las que se plantean.

Y no voy a negar que hay cosas de la propuesta que presenta el PSOE que considero que son mejorables, al igual que en los programas de otros partidos de izquierda hay cosas en sus que las considero muy buenas, e incluso podría asumir alguna propuesta económica de Ciudadanos, pero al final quien gobierna es uno y, aunque todo parece apuntar que los pactos post-electorales serán necesarios y se asumirán propuestas de los seguros socios de Gobierno, investidura, etc…  hay que apostar por un programa global que encaje con los ideales de cada uno, y en mi caso este es el de PSOE.

(… Aquí tenía una parrafada enorme resumiendo algunas de las muchas propuestas del programa electoral del PSOE…. pero seguro que sólo conseguiríía que nadie lo leyese… así que decidí tacharlo y por si algún masoca quiere, lo puse al final…)

Pero pensé, ¡Qué diablos, si los programa electorales sólo los leemos los que lo hacen por obligación laboral o los “frikis” de esto! Así que prefiero dar otras razones…

Estoy seguro de que hay una amplia mayoría de la población que quiere que el próximo Gobierno no sea del PP; según las encuestas, alrededor del 70% de los votantes quiere otro partido en el Gobierno.

Además, la encuestas, no las que hablan de porcentajes de votos exclusivamente, sino las que preguntan por líderes, preferencias de partido en el Gobierno, etc… presentan a Pedro Sánchez como el líder mejor valorado (en algunas o Rivera o Iglesias le igualan técnicamente, si….), y entre las opciones preferidas para gobernar aparece el PSOE por algún lado, bien en solitario o bien en las diferentes parejas de coaliciones que se pueden dar.

Estos deseos solo tienen un camino, y es depositar el voto con la papeleta del PSOE dentro. Y es que sólo el PSOE tiene opciones reales de disputar las elecciones al PP a pesar de que las encuestas digan otra cosa, por la polarización de los convencidos de otras opciones políticas; pero estas mismas encuestas hablan de más de un 35% de indecisos. Es a estos a los que me gustaría decirles que piensen bien lo que quieren que suceda la noche del 20 de diciembre, una vez tengamos los resultados en nuestros móviles y en las pantalla de nuestros televisores:

Dar la opción a que durante cuatro años más retrocedamos en lo que se refiere a derechos sociales, con una economía dedicada al beneficio de unos pocos, o bien, apostar por el cambio, por seguir avanzando hacia una Sociedad más justa que luche por la igualdad de oportunidades y que tienda esa cadena de solidaridad que España necesita para seguir siendo un lugar donde merezca la pena vivir.

Yo que ustedes, apostaría por el PSOE, nuestro futuro va en ello.

PS. Ahora la parrafada que tenía escrita…

Por la apuesta decidida por una educación mejor para todos, ampliando la universalización de la educación desde los primeros meses de vida hasta los 18 años. La apuesta por una Formación profesional donde se oferten las plazas necesarias para formar a los mejores profesionales de cada ámbito y, finalmente, volver a implantar un sistema de becas que impida que, por motivos económicos los y las estudiantes más capaces abandonen sus estudios. Todo ello con la premisa de alcanzar un acuerdo con todos los agentes de la educación, para de una vez por todas, acabar con las reformas educativas cada vez que un Gobierno, Estatal o Autonómico, cambia de color.  Acuerdo que Ángel Gabilondo hubiera conseguido, si no llega a ser por un PP que por la cercanía de las elecciones de 2011, lo boicoteó.

Porque en Sanidad propone preparar el sistema para que funcione otros 30 años, tal y como consiguió en los años 80 otro Gobierno Socialista, que diseñó el Sistema para que incluso pasado este tiempo, tengamos un Sistema Nacional de Salud reconocido internacionalmente como uno de los mejores del mundo y además de los más baratos.

Porque propone una amplia reforma Constitucional, mejorando nuestra Constitución para adaptarla a los nuevos tiempos que vivimos, donde entre otras cosas avance en la defensa del Estado del Bienestar que nos hemos ganado y termine de definir el estado Autonómico que decidimos, hacia un Estado Federal que nos permita cerrar los agujeros que no se pudieron cerrar en 1977.

Porque apuesta por unos servicios sociales en atención a la infancia, mayores, dependientes, etc… que mejoren las posibilidades de ascenso social y que nadie se quede atrás cuando por problemas personales no pueda salir adelante.

Porque ofrece un programa económico y de empleo que nos permita ganar productividad, y no a costa de bajos salarios y empleos precarios, y que genere la cadena de solidaridad que necesitamos para un futuro más próspero. 

Porque el marcado carácter Europeísta e Internacionalista, donde siempre ha sido referente en la construcción Europea y en la cooperación con Sudamérica, Magreb y África, conseguirán que nuestro país vuelva a ser referente internacional.

Y porque sus propuestas en materia de regeneración democrática, lucha contra la corrupción y transparencia, han sido calificadas como las mejores entre los cuatro partidos con mejores perspectivas de voto en las encuestas por “+Democracia”, organización que lucha por una democracia de más calidad en nuestro país.