Dos maneras de ser

Sicilia

Estados Unidos está viviendo el arranque de una nueva medida destinada a estimular la actividad económica. En este caso no se trata de un programa que impulse el gobierno con cargo a los presupuestos del estado, no son recortes fiscales o un programa de inversión pública en la economía real. Lo que está a punto de ponerse en marcha se denomina “expansión cuantitativa” y consiste en la compra de Deuda Pública americana por parte de su propio Banco Central, buscando el efecto de que llegue más financiación y en mejores condiciones a la actividad real.

O sea, la autoridad monetaria independiente de una economía en crisis actúa en consecuencia con medidas que tratan de impulsar la salida de ésta.

A este lado del Atlántico, en cambio, seguimos un poco como el libro de Eduardo de Mendoza, es decir “Sin (muchas) noticias de Gurb”. ¿A qué se debe esta diferencia? Como siempre, todo es deudo de un contexto.

Lo primero que hay que decir es que la autoridad monetaria norteamericana tiene en su mandato el ejecutar la política más adecuada a las condiciones económicas del país, es decir, es un actor muy importante con responsabilidades muy grandes. Sin embargo, el Banco Central Europeo, según el mandato que recibe al crearlo, debe atender primaria y principalmente al control de la inflación, esto lo convierte en una presencia más orientada al control y a poner riendas que a algo con responsabilidad de quitarse la corbata y empujar.

Este diferente propósito bien puede originarse en las diferentes circunstancias que rodean a su creación. La Reserva Federal americana toma su actual forma fundamentalmente después de la crisis del 29 y su difícil digestión, en plena vigencia del paradigma keynesiano que otorgaba al Estado el papel de actuar contra las crisis y cuya bestia negra a batir era el paro. Por contra, el BCE tiene su germen varias décadas después. Es una institución ligada a constituir una unión monetaria, bajo un paradigma económico distinto donde los dragones principales que deben batirse son cosas como la inflación, el déficit etc.

Asimismo. no puede aislarse el diseño del BCE del peculiar espíritu que siempre ha caracterizado el proceso de unificación en Europa. Hablando a vuelapluma, aun en los momentos de mayor frenesí, ha primado por parte de los estados grandes, en particular Alemania, una cierta cautela a perder realmente todo el poder y toda la capacidad de actuar en sus economías. Aunque no lo reconozcan muchos buenos y ortodoxos alemanes-alemanes, sufrirían un síncope si viesen un día que quien está al cargo de decidir sus tipos de interés fuese un francés, no digamos ya un italiano, o, no lo permita la providencia, un español.

Esta costumbre no ha hecho más que crecer desde el gran éxito, para los que nunca estuvieron a gusto con la idea de una Europa realmente fuerte y unida, que supuso la adhesión de todo el este de tacada y sin anestesia.

En la Unión europea nos hemos empezado a aficionar en exceso a los organismos sin poder real, o a los responsables tipo Van Rompuy, cuya principal virtud consiste en no enturbiar el ambiente y no hacer ruido ninguno, vamos, como si en lugar de un presidente lo que se estuviese buscando fuera un acondicionador de aire.

Este tipo de componendas en tela de araña, de mecanismos contrapesados y de no crear entes demasiado poderosos puede funcionar a las mil maravillas cuando la situación está en calma, pero tiene un coste alto cuando son necesarias decisiones trascendentales. Este coste lo estamos pagando, y lo vamos pagar aún un poco más, los ciudadanos europeos.

La actuación de Europa como unión y de sus organismos competentes está siendo absolutamente decepcionante, cuando no contraproducente, a la hora de actuar contra la mayor crisis económica que ha vivido este continente desde la segunda guerra mundial. Es un juicio duro, pero me temo que es un juicio cierto. Revisando las actuaciones a escala continental, desde el inicio de la crisis menudean las pequeñas decepciones constantes y los acuerdos de mínimos, más que los planes decididos destinados a solucionar en vez de a parchear.

Empezó el asunto con una acertadísima subida del tipo de interés en julio de 2008, que queda en anécdota a tenor de lo que vino después, pero que marca la pauta de cómo actúa nuestro banco central. Hubo un cierto resquicio a la esperanza cuando en 2009 se unificaron las garantías depósito y, en mayor o menor medida hubo que acudir al rescate de las entidades financieras, pero aquello pasó rápido y volvieron las inveteradas hipercautelas algo ombliguistas. El último acto de doble cara ocurrió cuando se creó el fondo destinado a salvaguardar el fallido de la deuda griega. Si el acuerdo en este sentido puede considerarse bueno, también marcó el principio del “se acabó lo que se daba”.

A renglón seguido la Canciller Merkel, asustada por el coste electoral que podía tener el poner dinero para Grecia, recogió velamen y tiró de austeridad obligándonos a toda Europa a ser más papistas que el papa si no queríamos vernos en el ojo de la siguiente tormenta de deuda. Pura guerra de recortes para no quedar retratado. Puede ser buena en términos electorales, discutible en términos de economía a largo plazo, pero es absolutamente inadecuada en un contexto económico recesivo.

A día de hoy, Europa, sin meditarlo y sin acuerdo, está hundida hasta las rodillas en la política del rigor presupuestario y del control de los déficit sin otra opción. Todos los países tienen tasas de paro muy superiores a sus medias históricas, hay serios indicios de que hubiera sido necesario prolongar el estímulo al menos durante este año. La obsesión debería ser actividad-actividad-actividad.

Mientras tanto la preocupación fundamental de los países comunitarios, y los pertenecientes al área euro no puede ser otra, hoy por hoy, es , en lugar de luchar contra el paro e impulsar la inversión y el crecimiento económico, cuadrar las cuentas a costa de lo que sea.

En otros lugares se preocupan de reactivar sus economías, con todos sus peros, y aquí, alguno que otro, suspiramos con envidia.

18 pensamientos en “Dos maneras de ser

  1. Magnífico micro-análisis de la situación de la crisis, Sicilia.

    Cuelgo este interesante link de Tepper con sus gráficos ejemplificadores (en Castellano) i Niño Becerra con su predicción de la crisis hasta el 2020 (en Catalán): la pesadilla continua: http://www.tv3.cat/videos/3118750/Tepper-i-Nino-Becerra-el-malson-continua

    De las voces que afirman que vamos hacia un gobierno mundial alguien podría apuntar algún comentario.

    Saludos.

  2. Buenos dias Sicilia caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    Me permito “una licencia poetica” :

    definicion de “Supiros de España” segun Sicilia:
    En otros lugares se preocupan de reactivar sus economías, con todos sus peros, y aquí, alguno que otro, suspiramos con envidia.

  3. Pues me he visto el enlace que cuelga S.Fort. 35 minutos. La primera conclusión que obtengo es que tengo un aceptable nivel de comprensión del catalán hablado, lo cual, lo mismo pongo en el CV.

    Bromas a parte, el primer apartado creo que debe escucharse al entrevistado más que al entrevistador que se obstina en colocar su mensaje, obviando lo que le dice el entrevistado.

    A grandes rasgos dice el entrevistado que en España el problema es la falta de flexibilidad de los salarios y las elevadas indemnizaciones por despido en los contratos fijos. No es nada revolucionario tampoco eh?. Siempre queda la duda de que oiga, en Alemania, los contratos fijos tienen las indenizaciones aún más altas y eso no les supone ningún problema. El problema del paro, como he mencionado en otras ocasiones, es sumamente complejo, porque el mercado laboral lleva reformandose desde el inicio de la democracia y no ha habido respuesta alguna en ese sentido (a grandes rasgos), tiene que haber más cosas que tengan que ver con sistema productivo, relaciones laborales y otras. No obstante lo que dice el señor Tepper en este sentido no son barbaridades. Solo una observación, aqui no hay reducciones de jornada ni por tanto , bajadas de salarios, aqui trabajamos la variabe 0,1, o sea, o empleo o paro, de ahi que no bajen los salarios y si haya un aumento brutal del paro. No es cierto que esto se deba a los convenios sectoriales, ya que hay figuras que permiten esos ajustes. No obstante, reformar razonablemente siempre esta bien. Pese esto a quien pese, pero despidos libres y extincion de los convenios da l impresión de que no nos iban a llevar al pleno empleo tampoco, pese esto también a quien pese. Y, segunda parte. Sin crecimiento economico no hay nada que rascar, punto.

    la parte de Niño Becerra me parece completamente exótica, más novela de anticipación que economia real. Es reseñable la capacidad comunicadora del personaje, pero hay cosas que no encajan. Dice que sobra el 60% de la mano de obra!!!! y luego apunta a un paro estructural “solo” del 15%. ¿Donde está ese 45% restante? de verdad piensa que las ondas cíclicas van a ser de tal tamaño? teniendo en cuenta la relacion que hay entre crecimiento del empleo y del PIB, que esta cerca del 1 a 1. esto es, más o menos y muy por encima, un punto de crecimiento económico supone 1 punto de crecimiento del empleo, eso apunta a oscilaciones del PIB de un 30-40%. Es, con el debido respeto a la palabra, diría yo que imposible, es que para que pase eso casi hay que entrar en destruir fisicamente los países.

    Asimismo habla de un mundo donde ese entre 60% de la poblacion vive de subsidios de subsistencia. Si esto es para la población mundial al completo, cierto e que hay una enorme cantidad de gente que vive con nada o practicamente nada al dia, si hablamos de que en los países ricos o medios esto va a suceder…cuesta mucho hacerse una idea de quien va a consumir lo que la parte productiva haga. No se si en el fin de los días de la humanidad habremos consumido todos los recursos y nos veremos abocados a guerras por la subsistencia…pero hombre, que esto vaya a pasar en los p´roximos 10 años….no lo veo. (Opinando personalmente)

    por último, me gusta mucho los 5 últimos minutos de la entrevista. Creo que ahí el entrevstador entre tirando un poco de demagogia y revelando las contradicciones ofensivas que se dan a veces en el mundo en el que vivimos, pone al economista contra las cuerdas. Me parece muy revelador cuando la respuesta repetida es “esto sucede en otros lugares del mundo”. Ya, eso, y muchas cosas mas e incluso cosas contrarias. Vaya, que lo deja con las británicas nalgas al sol. O sea, que si, que de la crisis se saldrá aunque Tepper admita que no sabe muy bien como, ni sabe muy bien cuando. Eso si, que estudiemos. ¿Como en el reino unido o menos? Porque aqui tendremos menos educacion media, pero en licenciados damos sopas con honda a casi toda europa (con el debido respeto).

    En resumen, para mí, un buen producto apocaliptico que luego se desinfla al bajar a la tierra.

  4. Gracias Sicilia. Como siempre didáctico y fácil de entender.

    Creo que la cuestión que planteas es de máxima trascendencia para nuestra economía en la próxima década. Y creo que ahora estamos en un “impass” que no es nada bueno. Y no es bueno porque el paro retoma su senda alcista, el crecimiento 0 que hemos tenido es debido a las exportaciones y estas se ven amenazadas por una poíltica económica alemana que no nos conviene.

    Adicionalmente, la guerra de divisas es casi ya una guerra abierta, donde el euro sigue apreciándose por la política del BCE y el dolar va a la baja para luchar contra las monedas de los países emergentes. Se escenificará proximamente en la reunión del G-20. La única forma que parece que el BCE vaya a actuar es si Alemania sufre por la apreciación del euro. Y parece que no está sufriendo mucho ya que está creciendo consistentemente.

    Tal como ya has comentado algunas veces, España no crea empleo y por lo tanto absorbe paro si no crecemos a un 3%. ¿Podemos mantenernos en la situación actual? Tus últimas recomendaciones han sido “que dios reparta suerte” y “que recemos”. Es cierto que algunas de las medidas tomadas, sobre todo la del IVA, puede hacer que se mantengan las previsiones para este año. Pero ¿Podemos permitirnos una actitud pasiva unos meses más? ¿No sería mejor actuar antes de que nos pille el toro?

    Hoy ya los tipos de la deuda española son más altos que los del calentón de primavera. De nuevo, por el interés de Alemania al cuestionar la seriedad de las devoluciones de deuda de países periféricos.

    Nuestro margen de maniobra, al tener una deuda global razonable, ha caído en el último año. ¿En qué momento debemos ser un poco nosotros?¿Cuando tenemos que alzar la voz?¿Qué porcentaje de deuda es el que debe detonar el puñetazo en la mesa?

    La tormenta económica perfecta se acerca cada vez más a España. Espero que alguien se esté preocupando de ello y podamos cojer el rumbo adecuado cuanto antes.

  5. Muy bueno, Sicilia. Tan claro como siempre. Comparto contigo los suspiros de envidia.
    Off topic: ¿han leído el artículo de Savater en El País? Se lo cuelgo, por si acaso. Me pareció estar leyendo al Savater de hace 20 o 30 años. NO puedo estar más de acuerdo con él. Si yo hubiera tenido el poder para hacerlo, nadá más hacer este personaje las declaraciones que hizo a los periodistas, le hubiera mandado una pareja de la guardia cívil para llevarle directito al aeropuerto y de ahí, a Roma. Habrase visto personaje más faltón. Qué querrá que le hagan o que le dén. Mientras más se les da, más piden. No entiendo por qué se paralizó la ley de la laicidad, ni por qué se siguen subvencionando con fondos públicos colegios regentados por religiosos… no entiendo nada.
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/elpepiopi/20101109elpepiopi_4/Tes

  6. Yo nunca he recomendado ni rezar ni que dios reparta suerte, ahí está lo escrito como prueba.

    Tampoco he comentado jamas que España para crear empleo deba crecer al 3%, pero jamás, porque no es verdad. Crear empleo se crea con relativamente poco crecimiento, las reducciones muy apreciables del paro (que no es lo mismo que la creación de empleo) pueden verse con tasas ligeramente por encima del 2. Con tres, tres y pico ya es una salvajada y una maravilla como va la cosa.

    Pues andamos bien con estos interpretes…

    Por cierto, la politica economica alemana puede ser poco conveniente para muchas cosas relativas a lo que, por ejemplo, yo pienso que podría convenir, más estímulo fiscal, otros en cambio piensan que es muy positivo que Alemania obligue a contraer dicho estímulo, pero desde luego, en ningún caso la politica alemana es mala para nuestras exportaciones, en ninguno. Alemania “vive” del comercio exterior y le interesa que vaya bien.

    Aprovecho para invitarte a compartir las ideas que tu tengas o que hayas oído y te parezcan interesantes o te apetezca comentar. No te cortes, yo no lo hago.

  7. Ten cuidado PMQNQ…se empieza estando de acuerdo con Savater y acaba uno comprendiendo las veñleidades politicas de Rosa Hype.
    Bueno… yo tambien comparto el articulo de Savater…pero tengo en cuenta las posibles contraindicaciones….jeje.

  8. ¡Coná Sicilia; menos mal que estaba escrito!

    Octubre 27, tu artículo de Austeridad y reformas acababa así;

    “En resumen, el resultado de la austeridad está garantizado, el de las reformas está ligado al crecimiento económico que se perciba. Si éste se mantiene en los umbrales previstos, permitirá esbozar una media sonrisa, si los excede, mejor aún, pero si el crecimiento se mantiene bajo y el paro alto… otro gallo cantará.

    En cualquier caso, 2011 se plantea como año de transición, mejor que 2010 pero sin tirar ni un cohete. Que todos tengamos suerte.”

    Noviembre 5, tu post 15 hablando del BCE y las distintas interpretaciones de la economía;

    “Respetando parte del razonamiento, consistente con los hechos, tampoco parece haber otro plan salvo rezar.”

    Y lo del 2 y pico lo he dejado en tres para asegurar. Por unas decimillas… no me voy a cabrear.

    La política económica de Alemania en general nos perjudica puesto que su base exportadora es mucho más fuerte que la nuestra y puede seguir exportanddo todavía ya que su economía no se está ahogando como la nuestra que tiene tipos de interés altos en la deuda, con dificultades en el crédito a las empesas y con niveles tan altísimos de paro como la nuestra; Alemania está creando empleo. Nosotros seguimos destruyendo. Así que si Alemania favoreciese más las exportaciones a través de mantener un euro más bajo, nosotros podríamos aprovecharlo. Pero como la economía alemana va bien, pues no les duele tanto que el euro esté alto y aplican políticas restrictivas.

    Creo que el problema de fondo es que una guerra de divisas en ciernes se está cocinando, y nuestro instrumento todopoderoso, el BCE, es inoperativo para los intereses españoles. Podemos sufrir mucho.

    ¿Hasta cuando crees que debemos aguantar el deterioro de nuestra economía en terminos de deuda, tipos de interés de la deuda, revalorización del euro o tasa de paro antes de tomar más medidas que las que ha tomado el gobierno?

  9. El Banco Mundial plantea volver al patrón oro mientras arrecian las críticas contra el plan de estímulo de EE. UU. http://www.lavozdegalicia.es/dinero/2010/11/09/0003_8837577.htm

    “El patrón oro establece el valor de la moneda de un país en función de una cantidad fija de oro. Así, los tipos de cambio quedan determinados por la relación entre los precios oficiales del oro en cada divisa”. Y yo me pregunto porqué no además de volver al patrón oro (o no) valoramos la vida en el mismo sentido estableciendo un patrón-vida que sirva para conseguir erradicar la pobreza y cubrir todas las deficiencias que presenta el sistema entorno a la Salud, Educación, Vivienda, Justicia… y los problemas para la población derivados de las guerras, la contaminación y el cambio climático. Ésta es una propuesta utópica, pero posible si nosotros así lo queremos, que está representada por Standard-Life: http://www.facebook.com/patronvida

    Gracias Sicilia por tu comentario.

    Saludos.

  10. Cameron quiere poner a trabajar a los parados…..

    Ese tio es gilipollas,¿Por que despide a 500.000 mil empleados publicos?.¿Acaso los quiere verlos recogiendo basura en las calles?.

    Hay politicos que se merecen una buena hostia .

  11. Si tu ves una RECOMENDACIÓN en el primer apartado, me parece muy bien, pero debes ser el único.

    En cuanto al segundo es una valoración de las explicaciones de Roubini y de Niño becerra. Esta bien claro al principio de ese mismo párrrafo.

    “Si uno mira un poco entre pinto y valdemoro, encuentra variopintas opiniones como las de, por citar dos ejemplos muy distintos, Niño Becerra en la versión exotica, o Nouriel Rubini, en una versión más presentable. Todo va mal, todo va a ir peor, abramonos las venas y vamonos a China (que se vive de lujo, como todo el mundo sabe). Respetando parte del razonamiento, consistente con los hechos, tampoco parece haber otro plan salvo rezar (ver comentario 4 a fin de valorar mi opinión al respecto)”

    Y eso es lo que se dice..recortar las cosas para que le den la razon a uno no es así como muy…fino

    Y por último, un crecimiento de 2,2 2,3 no es un 3. Es un dos.Muchas veces es curioso lo estirables que son las décimas, pero fumarse 8 del tirón, no es plan.

    Me alegro, no obstante, de que no te cabrees

    En cuanto al analisis de la política alemana es traer todo un poco por los pelos. Encaje o no, y las cosas no son así.

    En cuanto a tu pregunta de hasta cuando

    Si, efectivamente, Alemania tiene una base exportadora inmensa, no mayor que la nuestra sino de la mayores del mundo.
    La economia Alemana depende en mucha mayor medida de sus exportaciones que la española de las suyas.

    No tendria ningun sentido, por tanto, que Alemania vaya a despreocuparse de su principal jardin, esto es, le de igual un euro fuerte porque esto le perjudica menos que a España cuyas exportaciones, son menos importantes (las de bienes, en las de servicios ya veriamos).
    Es un contrasentido. Sería como “yo me quedo ciego con tal de dejarte tuerto”.

    Item más, a Alemania le interesa que crezca Europa y a nosotros que crezca Alemania porque somos compradores y vendedores mutuos, todos sacamos mucho provecho del crecimiento ajeno.

    Las políticas restrictivas Alemana no tiene en absoluto nada que ver con potenciar su comercio, ni les favorecen particularmente en nada su crecimiento económico, nunca lo hacen. Toman esa decisión porque economicamente es defendible controlar el déficit (significa destinar menos recursos mañana al pago de intereses), pero no tiene ningun efecto positivo sobre su crecimeinto en general, ni sobre sobre los precios o la capacidad exportadora en particular. Alemania siempre ha sido digamos muy “ortodoxa”, es un valor político muy arraigado, y si lo toman ahora es porque han visto crecer su deficit y crecer su deuda en estos dos años de atrás.

    Por último, la financiación al consumo y las empresas en Alemania no va particularmente bien, tampoco. El crédito a escala mundial esta bastante parado, sobre todo debido a que esta crisis ha sido financiera.

    En cuanto a la consideración final sobre la política cambiaria europea, entendiendo que Alemania tiene mucho ascendiente en el BCE y mucho peso, desde luego no es el pais que la dicta . De hecho el BCE en eso es y ha sido bastante neutral, dejando que el mercado establezca la paridad euro dolar.

    El tipo de cambio euro dolar estando en niveles de euro fuerte, rozando en 1,4 es similar al que habia en el año 2007, o 2006. ESto es producto del enorme déficit comercial americano, que hace que se vendan mas dolares en el mercado para comprar mercancias de fuera, que que se compren dolares para comprar mercancias estadounidenses. No parecen valores producto de una guerra de cambiaria (aunque son lógicas las cautelas del FMI para evitar este tipo de contingencias)

    Cuando un pais o zona económica devalúa su moneda, cierto es que las exportacioens se abaratan, pero las importaciones se encarecen, el resultado suele ser un ascenso en los niveles de precios internos de bienes de consumo y un menor poder adquisitivo de los salarios, dentro y fuera. Tampoco es que sea un chollo ni en terminos económicos, ni de bienestar, ni muy “vendible” políticamente si sale regular.

    las preguntas las contesto luego

  12. Esta noche en el programa de Gabilondo, David Taguas.
    Para los viciosos de la economía.

  13. Nada, que no, que no consigo que Sicilia se moje. Con la cantidad de ciencia que tiene en la cabeza este hombre, con lo bien que analiza. Pues de cara adelante nada, ni una sola propuesta, ni una conclusión de la que pueda derivarse una crítica o un matiz al gobierno, … ¿No será que él también es miembro del gobierno y por tanto no puede ni criticarle ni atreverse a sugerir?

    Que raro…

    ¡En fin!¡Qué se le va a hacer!

Deja un comentario