Disparar al huracán

Carlos Hidalgo

Las autoridades estadounidenses han pedido más de una vez a los habitantes de Florida que, por favor, no disparen a los huracanes y ciclones que azotan periódicamente su península. Las balas, movidas por el viento huracanado, pueden alcanzar a otras personas o, incluso, terminar volviendo contra el tirador. El caso es que parece que cuanto más se les prohíbe, más de moda se pone entre los floridenses (y entre los habitantes de otros Estados de EEUU) disparar contra los elementos.No he podido evitar acordarme de este comportamiento al ver a conspicuos tuiteros y tuiteras fervientes partidarios de Pedro Sánchez disparar contra el diario El País y las encuestas de Metroscopia que publica éste. Acusan al diario de manipular siguiendo los designios de Juan Luis Cebrián, aunque parecen ignorar que Cebrián ha sido defenestrado de la presidencia de PRISA y se ha limitado seriamente su acceso al periódico que fundó.

Si no tuviéramos los resultados del último CIS tan recientes, o si el resto de encuestas no indicasen otra tendencia, daría el beneficio de la duda a tan insignes usuarios de Twitter, pero es que me temo que las encuestas son las que son. Otra cosa serán las elecciones y hasta que lleguen éstas aún nos quedan muchos episodios de culebrón.

En cualquier caso, aunque hubiera una flamante manipulación, orquestar una algarada en las redes no es la mejor manera de invertir la tendencia que las encuestas parecen querer indicar.

Las iras digitales que hicieron ganar a Pedro Sánchez las primarias pueden hacerle perder las elecciones.

Desde que conozco en algo la política de comunicación del PSOE, es decir; desde la primera legislatura de Zapatero, ésta tenia un punto fuerte, que le diferenciaba de todos los demás partidos: nunca se insultaba a la prensa y nunca se excluía a un medio o a un periodista por su grado de amabilidad en sus piezas. Dar facilidades a los medios y tratar a los periodistas como a los trabajadores y trabajadoras que son, no te libra de líneas editoriales hostiles, pero te da más oportunidades de ser tratado con objetividad que si les tratas como al enemigo.

Podemos, que era invulnerable comunicativamente por ser el partido con el que mucho periodista (sobrecualificado, infrapagado, informado y precario) se veía identificado, ha terminado agostando su imagen por tratar a la prensa con el matonismo y los descarados favoritismos que traían puestos desde la Universidad. Así, mientras que hay periodistas a los que prácticamente se les niega el acceso a sus actos (porque “no nos ha gustado nada lo que has escrito”), se favorece a otros tan serviles de los “morados”, que llegan -literalmente- a poner y a quitar las sillas plegables en las ruedas de prensa, como si fueran trabajadores de Podemos en lugar de periodistas a pesar de todo. Obviamente esto les ha pasado factura, dado que su hostilidad a los que no les hacen la pelota llega a ser noticia y a que el servilismo informativo se ha convertido en algo tan risible, que nadie presta atención a “exclusivas” de dirigentes de Podemos, más propias de anécdotas de prensa deportiva o revistas del corazón.

Podemos tiene que repensar sus relaciones con la prensa. Y el PSOE no debería repensar las suyas. Repasando los nombres de algunos de los más beligerantes contra los datos de las encuestas he encontrado a más de una persona a la que se ha incluido en la iniciativa llamada “PSOE Lab”, que pretende ayudar a los socialistas a mejorar su implantación y su estrategia en las redes. Mal camino llevan si pretenden imitar en intimidación a los voluntarios en redes de Podemos, a los robots de la “Trama Púnica” pagados por el PP o a la vacuidad de IU, que ha quedado en las redes para hacer chistes y vivir pendiente de otros.

Y con respecto a las encuestas: la mejor manera de que te voten es hacer política, hacerla con convencimiento, contagiar tu convencimiento a los demás, sumar a gente a tu proyecto, en lugar de expulsarla y dar de qué hablar en lugar de hablar mal de los demás.

Insultar a una encuesta es como disparar a un huracán. Y puede que tus propias balas te terminen dando.

7 pensamientos en “Disparar al huracán

  1. Si, pero no.

    Que si que si, que mal está lo de disparar al huracan, desde luego, muy mal, torpe.

    Ahora, el que piense que las encuestas de Metroscopia son así sin intencionalidad, o que El Pais no tiene una clara estrategia de promoción de C´s, se está haciendo un flaco favor a la hora de interpretar el mundo. (Diría yo)

  2. Que un partido salga en tromba contra la encuesta de un medio de comunicación solo indica su debilidad. Y su torpeza.

  3. Ahora que estamos repasando los expedientes académicos de nuestros políticos, ¿ podría alguien explicarme cómo y con qué méritos entraron Iglesias y Errejón como profesores en la universidad ? Por curiosidad.

  4. Yo creo que hay cosas que se notan a la legua, una de ellas es al capacidad intelectual. Cifuentes, con todo respeto, era oirla hablar y bueno… ahí muchas piezas alemanas no habia. Evidente.
    Lo de Casado me ha sorprendido más, es que esto esta cogiendo pinta de que le han regalado HASTA LA CARRERA UNIVERSITARIA. Lo cual es otro ejemplo de algo que esta en un tris de convertirse en regla: el PP tiene una infinita capacidad de sorprender, siempre para peor.
    No obstante de este asunto a mi me gustaria que se aclarase aquello que publico lainformacion sobre que unos 200 cargos de la policía habían recibido también una suerte de titulación expres por parte de la URJC. Eso , que visto lo visto, podría haber pasado perfectamente, sería escalofriante.
    Cifuentes y Casado, posiblemente de los políticos mas petulantes que hayan visto los últimos tiempos,estan cumpliendo aquello de que el que mas resuena es porque está mas hueco.
    Por cierto, pasarle este fact check a C´s promete también ser altamente divertido, un poco a lo Churchill “nunca tantos alardearon tanto de tan poco”

  5. Contestando a Polonio: Por lo que tengo entendido, Errejón no fue profesor nunca. E Iglesias fue profesor asociado, o sustituto o algo así. No más. Lo que sí son los dos es doctores.

  6. Gracias, PMQNQ.
    ::

    Acabo de leer a Monero que una hipoteca de 540.000€ supone un recibo mensual de 500€. No me extraña que Venezuela se haya ido al carajo con este asesor.

Deja un comentario