“D’esto”… de lo de la Nebrera

Pratxanda

Finalmente se ha ido. La Montse, la Nebrera, del PP. Y lo ha hecho despidiendose del sr. Rajoy con esta bonita carta

Resumimos:  Nebrera pasó de las tertulias de televisión a la política de la mano de Josep Piqué. Ingresó en le PP como fichaje mediático y no ha decepcionado. Prometió llevar mil militantes nuevos y no lo cumplió. Eso sí, organizó una cena de lo más chula al margen del partido. Comparó el matrimonio homosexual con el matrimonio entre delfines y mujeres. Por no hablar de sus declaraciones sobre el acento cordobés.  Y, sobre todo, ha puesto a parir a la clase política en general, y a los de su grupo político en particular. Con estas alforjas Nebrera consiguó el 43% de los votos en el último congreso de su, ya, expartido.

Fuera entonces del PPenC, se comenta que creará un nuevo partido. Desde el F.R.A.B. ya lo pronosticamos. Si es que…

plataforema

<img style=”width: 512px; height: 306px;” alt=”plataforema”
src=”http://pratxanda.files.wordpress.com/2008/07/adhesiomontse2.jpg?w=512&amp;h=307″>

Diligentes como somos en el F.R.A.B.,  si Nebrera quiere crear un partido (cosa que siempre hemos defendido) le proponemos diversos nombres:

Alternativa Catalana (Alter.Cat). Con este nombre tan combativo (en castellano Alter.Cado) solo tiene el inconveniente de parecer la delegación catalana de la neopiñarista AES. Bien, excepto en la cuestión nacional, ya lo parece, ya.

PArtido Catalán de Ordren (PACO). Emulando a la gran coalición de 1936, Lliga, CEDA, y lo que haga falta.

Organización Partidaria de la Unión de los Socialcristianos (OPUS). Así, el programa político podría llamarse CAMINO… a la  Generalitat

Libertas. Por si un filántropo irlandés afloja la mosca.

Unión del Pueblo Catalán (UPC). Teniendo como referente a su homónimo navarro. Pero sin pactar nunca con los socialistas. Bueno, nunca… nunca… Vaya usted a saber donde llegará el PSC buscando el voto de centro.

Convergencia Popular Catalana (CPC). De esta manera se deja claro donde se sitúa el partido.

Unión, Regeneración i Democracia (URyD). Todo el mundo está a favor de la unión y la democracia. O casi todo el mundo.  Sólo hay que ir cambiando la segunda sigla para ir titulando partidos… Unión, Anarquismo y Democracia, Unión Bolivarianismo y Democracia, etc, etc.

Cataluña de los Valores (CdV). A  imagen y semejanza , no de Dios, sino del partido italiano anticorrupción.

Pero, esto de la Montse tendrá éxito? Imaginémonos que el 43% de los votos de los congresistas corresponden con el mismo porcentaje de apoyo entre los votantes del PP. Entre 169 mil  y 139 votos en las elecciones catalansa. Bastante más que C’s. Si además araña votos a CiU… Esto, en el mejor de los casos.En el peor de los casos, y si se olvidan de cierta xenofobia que traspua la Montse, podría contar con los 2.776 votos del partido Familia y Vida.Pero, de qué estan hechos los sueños nebreristas? Qué es el Partido Nebrerista?Una derecha autóctona que no sea un mero receptor de los faxes de Madrid, quizás uno de los princi`pales problemas del PP en Catalunya. Sería cumplir el sueño de los Millan Mestre, Senillosa i Cia. Si pueden leanse el libro de Joan B. Culla sobre la derecha española en Catalunya.Un gran partido no nacionalista, es decir que no entre en el debate “identitario”, que obvie la cuestión, aglutinando al electorado en unos valores derechistas por encima de la adscripción nacional, la engua, etc. Obviamente este partido , caso de funcionar, no podría absorver los más ultranacionalistas del PP, ni los más soberanistas de CiU. Ella misma lo ha reconocido.Un partido muy conservador en el eje moral, en aquello que hace referencia al sexo y la muerte. Piensen que el segundo de la Supermontse era Santiago Gotor, jefe del foro Arbil en Barcelona.Un cierto tufillo xenófobo, y especialmente aintislámico. La Super Montse no se corta a la hora de decir que, quizás, los inmigrantes prefieren vivir en guethos. O se queja, en un debate televisivo, de que a los inmigrantes se les hace pasar antes en las colas hospitalarias. Si no acusan al personal médico de racvista. Im-presionante.
Pero, esto de la Montse tendrá éxito? Imaginémonos que el 43% de los votos de los congresistas corresponden con el mismo porcentaje de apoyo entre los votantes del PP. Entre 169 mil  y 139 votos en las elecciones catalansa. Bastante más que C’s. Si además araña votos a CiU… Esto, en el mejor de los casos.
En el peor de los casos, y si se olvidan de cierta xenofobia que traspua la Montse, podría contar con los 2.776 votos del partido Familia y Vida.
Pero, de qué estan hechos los sueños nebreristas? Qué es el Partido Nebrerista?
Una derecha autóctona que no sea un mero receptor de los faxes de Madrid, quizás uno de los principales problemas del PP en Catalunya. Sería cumplir el sueño de los Millan Mestre, Senillosa i Cia. Si pueden leanse el libro de Joan B. Culla sobre la derecha española en Catalunya.
Un gran partido no nacionalista, es decir que no entre en el debate “identitario”, que obvie la cuestión, aglutinando al electorado en unos valores derechistas por encima de la adscripción nacional, la engua, etc. Obviamente este partido , caso de funcionar, no podría absorver los más ultranacionalistas del PP, ni los más soberanistas de CiU. Ella misma lo ha reconocido.  Sabiendo la calidad de lo que quiere falta saber la cantidad. Cuantos son unos y otros, y con cuantos se puede quedar la Montse?
Un partido muy conservador en el eje moral, en aquello que hace referencia al sexo y la muerte. Piensen que el segundo de la Supermontse era Santiago Gotor, jefe del foro Arbil en Barcelona.
Un cierto tufillo xenófobo, y especialmente aintislámico. La Supermontse no se corta a la hora de decir que, quizás, los inmigrantes prefieren vivir en guethos. O se queja, en un debate televisivo, de que a los inmigrantes se les hace pasar antes en las colas hospitalarias. Si no acusan al personal médico de racvista. Im-presionante.

Pero, ¿esto de la Montse tendrá éxito? Imaginémonos que el 43% de los votos de los congresistas se corresponden con el mismo porcentaje de apoyo entre los votantes del PP. Entre 169 mil  y 139 votos en las elecciones catalanas. Bastante más que C’s. Si además araña votos a CiU… Esto, en el mejor de los casos.

En el peor de los casos, y si se olvidan de cierta xenofobia que traspua la Montse, podría contar con los 2.776 votos del partido Familia y Vida.

Pero, ¿de qué estan hechos los sueños nebreristas? ¿Qué es el Partido Nebrerista?

Una derecha autóctona que no sea un mero receptor de los faxes de Madrid, quizás uno de los principales problemas del PP en Catalunya. Sería cumplir el sueño de los Millan Mestre, Senillosa i Cia. Si pueden, léanse el libro de Joan B. Culla sobre la derecha española en Catalunya.

Un gran partido no nacionalista, es decir que no entre en el debate “identitario”, que obvie la cuestión, aglutinando al electorado en unos valores derechistas por encima de la adscripción nacional, la engua, etc. Obviamente este partido , caso de funcionar, no podría absorber a los más ultranacionalistas del PP, ni a los más soberanistas de CiU. Ella misma lo ha reconocido.  Sabiendo la calidad de lo que quiere, falta saber la cantidad. ¿Cuántos son unos y otros, y con cuántos se puede quedar la Montse?

Un partido muy conservador en el eje moral, en aquello que hace referencia al sexo y la muerte. Piensen que el segundo de la Supermontse era Santiago Gotor, jefe del foro Arbil en Barcelona.

Un cierto tufillo xenófobo, y especialmente aintislámico. La Supermontse no se corta a la hora de decir que, quizás, los inmigrantes prefieren vivir en guethos. O se queja, en un debate televisivo, de que a los inmigrantes se les hace pasar antes en las colas hospitalarias. Eso, si no acusan al personal médico de racista. Im-presionante.

Por otra parte, hay quien compara a Nebrera con Rosa Díez, otra amante de la regeneración, cosa a la que nos opnonemos frontalemente.

Primero porque la política vasca pide la transversalidad en el eje izquierda/derecha para estructurar un partido nacionalista español. Radical-lerrouxista, pero fundamentalmente nacionalista español. Nuestra Montse pide la transversalidad en el eje nacional (olvidar la guerra de banderas y lenguas) para crear una alternativa conservadora catalana. No será la aportación política más importante del siglo XX, pero es una novedad por esa zona del espectro político.

Segundo, porque la mujer magenta empezó a criticar a su expartido depués de perder el congreso correspondiente. Supermontse empezó a rajar desde el minuto 1 en que entró en el partido. Ella tiene un proyecto, que quiso realizar dentro del PP. Pero si no puede ser dentro, Supermontse lo realizará fuera. Es su destino y su misión.

Si lo podrá completar, creando, presentándose y siendo votada es algo que veremos próximamente. De momento, nos tendremos que conformar con esta imagen:

:Nebrera a Hombros


Entrevistas

  • Público
  • Directe (catalán)