Desinterés y advertencia

Barañain

Como casi nadie espera otra cosa que la lectura en clave interna –nacional- de la jornada electoral de ayer, vayamos al grano sin perder el tiempo en melancolías europeístas: el resultado que han arrojado las urnas es el que según la mayoría de las encuestas y análisis previos se consideraba más probable, esto es,  una diferencia a favor del PP de dos escaños, que descansa sobre casi cuatro puntos porcentuales de diferencia. Rajoy era el más se jugaba en el envite y ha apostado fuerte, implicándose de modo importante en la campaña y apostando por el ultra Mayor Oreja que le permitía cerrar posibles vías de agua por su lado más derechista.

 

La victoria, aunque menor de lo que el PP esperaba hace unas semanas, debería permitirle a Rajoy  afianzar un poco más su muy discutido liderazgo; al menos ha ganado tiempo y ese es un problema para quienes se lo pretenden disputar. ¿Le resultará suficiente? No está claro del todo y en cualquier caso sus críticos insistirán –ya han empezado a hacerlo esta misma noche electoral-, en qué si esto es todo lo que puede conseguir frente a Zapatero en plena crisis –con cuatro millones de parados-,  y en unas elecciones propicias a jugar a castigar al gobernante, Rajoy  tiene pocas probabilidades de éxito en una contienda en la que esté en juego el gobierno de España. En definitiva, aunque Rajoy lo planteó así, difícilmente nadie puede considerar este resultado  como una censura, siquiera simbólica, al Gobierno.

 

Dicho lo anterior y aun siendo cierto que la derrota del PSOE es razonablemente leve y que la consolidación de Rajoy, unida al poco desgaste político del gobierno, no es mala  baza para Zapatero –Rajoy como candidato, francamente, no debe inspirarle mucho temor-,   harían mal  los socialistas en no tomar como una advertencia importante la desmovilización de su electorado que las encuestas anunciaban y las urnas han confirmado.  Aunque en poco o casi nada vaya a afectar este resultado a la gobernabilidad del país en los próximos tiempos. Como ha comentado el periodista Fernando Garea, “la acumulación de dulces derrotas termina en diabetes y Zapatero ya no puede hacer cambios en el Gobierno, presentar nuevos planes o sacar conejos de la chistera”, pero, señala, “tiene tres años para reaccionar”.

 

La desmovilización del electorado socialista contrasta con la positiva respuesta del electorado conservador a la petición de “absolución” mediante el voto a sus líderes en aquellos lugares donde más escándalos por corrupción acuciaban al PP. Sus votantes han cerrado filas interiorizando como una agresión exterior ese cuestionamiento y los de izquierda se han abstenido con la convicción, quizás, de que “todos son iguales”, lo que confirmaría una vez más la tremenda regla de que políticamente la corrupción afecta más al PSOE que al PP, aunque se refiera a casos de los populares.

 

No sé si pueden sacarse muchas más conclusiones de este resultado. No creo que dé mucho más de sí. En realidad lo más llamativo de la jornada electoral, pese a estar igualmente previsto, es el nivel de abstención. En toda Europa y en España, aunque al situarse en niveles similares a los de la convocatoria  anterior, ha sido menor de la que los más pesimistas presagiaban y ha permitido a nuestros profesionales de la política aparentar un respiro de alivio.

 

Cuando los analistas se preguntan por la actual falta de interés de la idea europea para los ciudadanos pese a los indudables logros conseguidos por el proceso de construcción de la Unión (“¿Por qué Europa no tiene sex-appeal?”, se preguntaba José Martín en la edición vasca de El País de ayer mismo) es inevitable enumerar  en primer lugar las consabidas razones que tienen que ver con la complejidad de dicho proceso político y su doble plasmación institucional (representación ciudadana –devaluada- en el Parlamento y representación de los estados en el Consejo), con la falta de un presidente al que poner cara en el momento de votar, con la inexistencia de listas electorales realmente europeas y, en definitiva, con la dificultad de  compaginar un Parlamento democrático con la inexistencia de una sociedad civil y una opinión pública europeas. Todo lo cual diluiría el valor real de estas elecciones.

 

Pero, sin duda, junto a esos datos comunes a todo el espacio europeo, existen otros elementos propios de nuestro panorama político que aunque no  sean exclusivamente españoles sí destacan con fuerza entre nosotros, contribuyendo a la desmovilización política de los ciudadanos ante estas elecciones al Parlamento Europeo. Elementos como la falta de un criterio europeo en la elaboración de las listas, el carácter estrictamente nacional de la campaña electoral, su insufrible tono crispado, la ausencia en el debate (si es que ha habido algo que sea merecedor de tal nombre) de los asuntos de relevancia europea, etc. Y eso, “por no mencionar la miopía cortoplacista de nuestros líderes políticos y, sobre todo, esa irrefrenable tendencia de cualquier alcalde, presidente autonómico o ministro a apuntarse apresuradamente el mérito de inaugurar la carretera financiada por la Unión Europea, pero echarle sin rubor la culpa de cualquier decisión dolorosa que haya de tomar en casa”.

 

Así que la campaña electoral europea ha discurrido por los cauces previsibles con un resultado, en cuanto a respuesta ciudadana, no menos previsible. Las fuerzas políticas españolas parecen  haber rivalizado entre sí en alejar a los electores de las urnas. “PSOE y PP se conforman con los suyos”, resumía acertadamente El País su balance de esta campaña. El caso es que, de entrada, las intenciones declaradas eran otras. Al menos por parte del partido socialista, acaso el que debía estar más interesado en centrar en lo europeo esta contienda electoral. Se supone que se trataba de  explicar a los ciudadanos que el Parlamento europeo toma decisiones importantes, que no nos van a sacar de la crisis los que nos metieron en ella con sus políticas conservadoras y neoliberales, y que por ello era importante votar y que no hacerlo tendría consecuencias negativas. Pero bien sea por torpeza propia en los planteamientos o por incapacidad de resistir a la agenda que planteaba el PP (descaradamente ajena a los asuntos europeos), la campaña se ha despeñado entre incidentes judiciales diversos, corrupciones, trajes, aviones, exabruptos clericales –con un Mayor Oreja en estado puro, o sea, tal cual es el personaje-,  y hasta conjunciones planetarias como la que vislumbraba Leire Pajín para bochorno de propios y extraños.

 

(Por cierto, aunque cuando escribo esto apenas he echado un vistazo a los resultados en otros países europeos, parece que los mismos revelan un saldo global de derechización europea que casa mal con ese pretendido paralelismo de empuje progresista a ambos lados del atlántico que Leire Pajín querría ver reflejada  en la coincidencia temporal, breve, de la presidencia de turno de Zapatero en la UE  con la de Obama).

69 pensamientos en “Desinterés y advertencia

  1. El tema “hija de Don Manuel”, querido Fernando, me suena a mí, como sospecho que a Don Polonio, a pura estratagema electoral. Es como la historia del Audi y de los muebles de lujo de Touriño: obtenido el objetivo electoral, ya no se ha sabido más del tema. Como me temo que sucederá con éste. Pero si hay fundamento para la querella, para la investigación judicial, adelante.

    Gracias por su apreciación sobre mis cualidades para el melodrama. Debe ser una reminiscencia de cuando me dedicaba, modestamente, al teatro amateur. Qué tiempos.

  2. El adanismo político del que hacen gala algunos seguidores de UPyD es enternecedor, pero mucho más teniendo en cuenta que su líder ha militado 33 años en el PSOE, casi una democracia española. Pero ese adanismo alcanza su punto más tierno cuando se mete a salvador de almas en pena: si el ciudadano vota al PSOE y al PP es un borrego sin criterio, torpemente alimentado por la propaganda y la manipulación, pero en cuanto reconoce el camino, la verdad, y la vida en UPyD se regenera y gana la vida eterna. Grandioso. Ni el Cardenal Segura se atrevió a tanto.

  3. Supongamos que un ciudadano español es una botella llena de arenas de colores.
    Segun el resultado de las elecciones europeas en España se demuestra lo siguiente:

    Dare cifras redondeadas para facilitarme la + de los %%% asumiendo los 50 escaños como porcentaje de arenas de colores,dandole el valor del 50 % del total de la botella siendo esta ,el 100%.
    Es decir resumiendo el cuidadano es una botella que esta llena de aire y arenas de colores al 50%,es decir ni llena ni vacia.
    El aire ocupa un 50% de espacio en el cuerpo del ciudadano español,debido a la abstencion.
    Las arenas de colores ocupan el 50% de la botella segun estos resultados.
    Los colores en este caso los sustituire por siglas de partidos o agrupaciones politicas mas beneficiados.

    Vayamos al grano:

    ¡Anda! con tanta paja se me ha ido lo que tenia que deciros….jó. ¡Anda que…!

  4. No Don Polonio, no corresponde a ningún sumario. Es solo cosa de “las malas lenguas” que como usted sabe es cosa mu andaluza. Esta claro que todo es correctíssssimo, faltaría más. Además siendo gente de Canadá, que más decir, siendo, que serán, descendientes de la policía montada esa de las casacas rojas ….. gente mu de ley. Venían por una mina y han encontrado dos.

  5. [54]

    O sea, que Arenas todavía no ha presentando la querella… que estamos en fase *pedrojotesca*. Entiendo su cabreo que con el PP 🙂 , don Fernando.

  6. [56]

    Ojo, don Fernando, que fui el único en este blog que criticó en su momento cómo se denunció el tema Corulla sin pruebas, el método empleado y el momento empleado, ante el reproche casi generalizado del personal bloguero por tratarse de quien se trataba el denunciante y el objeto de mi crítica. Yo en ese punto estoy libre de pecado. Apunte usted, don Fernando, a quien corresponda, pero no a servidor.

  7. Vale, vale, Don Polonío, que no apuntaba a usted. Simplemente era un recordatorio.

  8. He vuelto acoger el hilo y estirando de el ,he dado con el grano,vayamos ,pues:

    Si el PP ha conseguido 23 escaños con persecucion policial,judicial y por parte del gobierno,ha logrado que sus “implicados en asuntos turbios” le hayan dado la victoria.
    Esto quiere decir que el 23 % del ciudadano español embotellao ,consiente toda corrupcion politica que les beneficie.

    Si el PSOE ha conseguido 21 escaños con una crisis de tres pares de cojones,con una Iglesia repartiendo Ostias como un toro encabritao,con la tortura china del gota a gota ,del dia a dia de los discursos radiofonicos y televisivos de Pedro J y Losantos,con unos intelectuales trabajando como becarios del periodismo cada vez que Mariano Rajoy interpela al Gobierno de Zapatero,ha hecho que su paciencia desmedida les haya hecho perder estas elecciones,pero sin perder las riendas de su destino.
    Esto quiere decir que el 21% del ciudadano español embotellao ,aguanta todo lo que le echen.

    Para completar el 6% de ciudadano español embotellao,solo me queda mencionar a IU , UPyD y las coaliciones nacionalistas que son la grasa superflua de la izquierda y la derecha de este Pais.
    Esto quiere decir que el 6% del ciudadano español embotellado,manifiesta sus dudas existenciales.

    Conclusiön :

    El ciudadano español ,consiente toda corrupcion politica que le beneficie,aguantado todo lo que le echen,manifestando sus dudas existenciales cuando ve que su alma esta al 50% de aire o vacio que tambien los hay derrotistas empedernidos…..jeje.

  9. Ah ,se me olvidava concluir diciendo que en las proximas elecciones sabremos si tenemos mas dudas existenciales,mas aguante y nuestro grado de consentimiento a la corrupcion que nos beneficia,con mas aire o con menos aire.
    Yasta,ahora si.

  10. Buenas noches.

    Bastante de acuerdo con la reflexión de Luis Solana que traía aquí Amistad Cívica. En cuanto a Mariano Rajoy ahora parece que no podrá ser ya discutido en su liderazgo pero habrá que ver por qué línea se inclina a partir de hoy. ¿Que imagen querrá vender? Que a la primera de cambio se lancen a la bobada esa de que el gobierno debe plantear una cuestión de confianza en el Congreso puede ser indicativo de que opte por la oposición agresiva a la vista del comportamiento de su base más conservadora.
    ……

    Muy interesante el resultado de las europeas en Euskadi: el PNV veía ayer como era incapaz de recoger en las urnas el supuesto enfado de los ciudadanos -o de los nacionalistas al menos- con el gobierno de Patxi López según la fantasía que han venido difundiendo desde que perdieron el poder. El PSE gana en Guipuzcoa y Alava y globalmente se queda a sólo seis mil y pico votos del PNV en toda la Comunidad. El PNV que deslegitimaba el gobierno de los socialistas vascos por basarse, según ellos, en la ausencia forzada de los batasunos, achaca ahora su pésimo resultado “europeo” a la presencia de esa misma izuqierda abertzale en estos comicios. Tienen un morro que se lo pisa. Decía Leire Pajín ayer que en cuanto a las elecciones no hay reválida que valga, que cada resultado se debe valorar por sí mismo; seguramente es cierto, pero en el caso vasco lo ocurrido ayer si no es una reválida para el gobierno recién constituido de Patxi López… se le parece mucho.
    ……
    Espero que hasta el más cenutrio de Ferraz se haya convencido ya de que sus problemas están en Madrid y Valencia y no en Catalunya, que sí puede convertirse en un problema si se insiste en tomar el pelo a sus ciudadanos y a los socialistas catalanes.
    ……
    Apoteósicas (por decirlo educadamente) las actuaciones ayer noche de Pajín y de Fernández de la Vega.

  11. Siento haber nacido en democracia y no ser capaz de valorar lo que cuesta poder votar en libertad, pero veo con la misma preocupación lo que cuesta abstenerse en libertad en estos tiempos, sin que vengan políticos o analistas sociales a apropiarse de la abstención de uno. Me han llamado despreocupado, antisistema, rebelde o desinformado, precisamente en la ocasión en que la que más he tenido que pensar por qué opción decantarme. Voy a releer “Ensayo sobre la lucidez”, de Saramago, para sentirme apreciado en algún mundo. Allí se tomaron a los abstencionistas en serio. Luego volveré a escuchar a Leire Pajín, algún fragmento de los debates y alguna cuña de campaña con un ladrido de un dobermann inaudible, por si me queda alguna duda sobre si he hecho bien.

    Sólo espero que nadie tenga la tentación de llamarme abstencionista socialista. No lo soy. Da igual a quien habría votado, porque decidí no hacerlo. (Tampoco he querido votar en blanco).

  12. Un ciudadano español como Antesala solo demuestra que los que votan,tienen algo de que hablar,mientras que ellos sin embargo siguen pensando lo que nunca diran.
    Animo Antesala,la proxima vez hazte el sueco…jeje.

  13. Antes de que suenen las doce campanadas y las brujas se adueñen de mi,quiero decir algo mas.
    CiU cometera un gran error politico, si aprovechando la euforia popular animando a Rajoy a que presente una mocion de censura,para meterle el dedo en el ojo a Zapatero,con la escusa de que tambien los presidentes del gobierno,tienen prostata.
    Esta en juego la financiacion catalana y saben muy bien que el beneficiario de ese logro politico es el PSC.

  14. ¿Cataluña? Son muchas promesas incumplidas como para esperar que ahora a uno le salven. Pero vamos, el problema es que hay cosas que no se podían cumplir y el PSC a veces parecía más papista que el Papa -léase aquí Puyol-.

    a) Si hay cosas que no se pueden cumplir, pese a que son votadas, queridas y exigidas desde esta lado del espejo, tenemos un problema. Nosotros, claro. Y ahora sí que nos ponemos leninistas. Qué hacer?

    b) CiU estará encantado de que Rajoy presente una moción, sñolo para hacerse los chulos y los interesantes. O que ZP plantee una de confianza por lo mismo. Aunque no se qué pasa si ZP la perdiese… Bueno, que no la presente pero ellos se haran los chulos igual.

    c) Ante Dios humilladooooooo Si se aprueba el TdL i Enestepaís pasa a 54 diputados, 2 serían para el PP, uno para el PSOE y otra para CEU. Más concretamente para el señor de Unió, que se iría igualmente al PPE. Yo, de CC, lo apuñalo. Pero a quien coño representa Unió? No se pirararan de una p.. vez. Qué hemos hecho, señor, para merecer esto? Si fueran democristianos de verdad… señor que cruz.

  15. Engañar a votantes despistados del restodespaña es el pasatiempo preferido de los rojoseparatistas, islamoprogres, maricas y masones. Yo preferiría enganar españolas, pero mi mujer no me deja. Las españolas tampoco.

    a) Hay unos cabroncetes que se llaman “Confederación de los Verdes” que se han juntado con el barullo de separatistas de ERC, BNG, Aralar y Cia. Si esto no fuera suficiente estos mismos partidos estan en contra de las nucleares. UPyD con su ecologismo regenerador, en cambio, estan a favor. A C’s creo que Endesa les paga la campaña.

    Estos “verdes” son unos cabrones, y así lo afirma el partido Verde europeo, que no entiende que no apoyen a ICV, que es el miembro español del grupo Verde.
    Todo ello les importa un carajo a “Los Verdes – Grupo Verde Europeo”, que van por libre, en especial del grupo al que hacen referencia en su nombre.

    Si, es imposible no despistarse y llevarse a engaño verde, votes a quien votes. Mire Catalunya: LV-GVE 19 mil. UPyD, 15 mil

    b) Y mire que cabrones la marca blanca de la marca blanca de Batasuna, que tambien han engañado a mil catalanes más de los que ahn visto lal uz. Hay que decirlo más fuerte. Hay que predicar el doble en tierras de infieles, alienados, verdes de todo tipo y marcas blancas del despiste.

    c) Me defina pueblo. Que en Sabadell vive más gente que en Soria ciudad.

    d) Y ya puestos, cómo explica Su Transversalidad, el hecho de que el mejor porcentaje de votos de UPyD en BCN sea el muy obrero distrito de Sarrià – Sant Gervasi.? Joder, que C’s sacaron mejores resultados, en comparación, en Nou Barris!

Deja un comentario