Descargas y cultura

Lobisón

En su entrada del 3 de diciembre Aitor Rivero explicaba que la apuesta de la industria cultural por los productos superventas —que él identificaba con la ‘cultura basura’— dejaba fuera de la oferta a los consumidores minoritarios, cuya persistencia a lo largo del tiempo origina una ‘larga cola’ de consumo potencial. La teoría de Chris Anderson, editor jefe de Wired, era que esa larga cola superaba finalmente las superventas a corto plazo.

 

Lo más interesante quizá era la idea de que Internet permite satisfacer mejor la demanda de los consumidores minoritarios, que pueden localizar a en la red productos inencontrables o descatalogados y comprarlos a proveedores lejanos que han descubierto una mina potencial en ese público. Ese es el caso de Amazon, pero también en España hay ya bastantes libreros que venden rarezas —libros de ediciones agotadas— contra reembolso o mediante pago con tarjeta.

 

Nadie parece discutir las ventajas de esta nueva forma de comercio, pero sobre Internet se proyecta también inevitablemente la sombra de las descargas P2P —de música o películas— como muestra de la aparición de un nuevo tipo de ‘consumidores piratas’ que se comportan como si la cultura debiera ser gratuita. Esta posibilidad provocó una condena tajante en DC en un comentario a la colaboración de Aitor Rivero.

 

Convendría matizar en dos sentidos. El primero es que si condenamos la idea de que se pueda acceder a productos culturales sin pagar deberíamos cerrar las bibliotecas públicas, y toda radio o televisión que no fueran de pago. Una idea tan excéntrica no se le ocurriría a casi nadie, lo que revela que estamos manejando criterios incoherentes. La crítica a las descargas parte del supuesto de que son siempre —o en la mayor parte de los casos— una forma de acceso ilegítima a bienes culturales que deben obtenerse comercialmente. Pero eso supone no sólo que están disponibles en el mercado —lo que a menudo no es cierto— sino que los usuarios del P2P tienen poder adquisitivo suficiente para pagar lo que ahora descargan.

 

Así, en un segundo sentido habría que preguntarse por la racionalidad de los actuales sistemas de venta y distribución online de música y películas. Para simplificar el argumento se puede tomar el ejemplo de la música: las descargas de pago suelen conllevar ficheros que sólo se pueden reproducir en un cachivache de una marca determinada o en ordenadores que utilizan el programa de esa marca (me refiero, por supuesto, al iPod y al iTunes de Apple).

 

La obsesión por evitar la copia —y el intercambio P2P— ha llevado además  a un horror llamado DRM —gestor de derechos digitales— que impide al comprador disponer sin problemas de lo que ha comprado. Esto implica restricciones que nadie aceptaría en la compra de un CD, e inconvenientes absurdos si se quiere pasar los ficheros de música de un disco duro a otro incluso en el mismo ordenador.

 

Pero además los catálogos online se guían a menudo por la misma lógica del ‘superventas’, y no satisfacen ni mucho menos las demandas de algunos usuarios. Es bastante inevitable que éstos recurran al P2P como única alternativa, además relativamente barata: como les gusta recordar a los internautas, cualquiera diría que las conexiones de banda ancha son regaladas, lo que ciertamente no es el caso.

 

Las discográficas —las mismas que han llevado a la industria a la apoteosis del superventas efímero— parecen creer por su parte que la caída de su volumen de negocio es consecuencia de las descargas P2P, y no aceptan que es la tecnología lo que se las está llevando por delante. Dicho de otra forma: si los gobiernos consiguieran controlar y evitar las descargas P2P, no hay ninguna razón para creer que aumentaran las ventas de CDs.

 

La mayor parte de los usuarios del P2P no tienen el poder adquisitivo necesario para comprar todo lo que descargan, y mucho menos con los actuales precios. Si no existiera el eMule, aunque copiaran los CDs o los ficheros digitales de sus conocidos, previsiblemente tendrían un acceso mucho menor a los productos que ahora descargan.

 

Tenemos así una primera moraleja: la ofensiva contra el P2P puede disminuir el ‘consumo’ de música sin elevar las ventas de las discográficas ni mejorar los ingresos de los autores. Y no es evidente que la ampliación de los ingresos por derechos de autor, por muy encomiable que haya sido la labor de la SGAE en este sentido, pueda continuar de forma ilimitada, aun al precio de limitar las libertades individuales y recortar el acceso a los bienes culturales.

 

La tecnología ha cambiado la forma de acceder a la música de los más jóvenes —y de algunos maduros—, en un proceso que no tiene marcha atrás a corto plazo. Es mucho más cómodo manejar la música en el disco duro que andar cambiando de disco en un equipo de música, o incluso en el reproductor de CDs del propio ordenador. Y desde luego es más rápido buscar la música online (pagando o no) que buscarla en tiendas tradicionales, sobre todo cuando se trata de productos minoritarios.

 

Para un adolescente, por otro lado, es mucho más fácil conseguir tener un ordenador que un buen equipo de música propio. Y no hablemos de discutir con los padres, o con los hermanos —que en algunas familias los hay— sobre lo que se oye en el equipo del cuarto de estar. Hay altavoces (pantallas) para ordenador muy razonables, y el ‘loro’ ha perdido la guerra frente a los (reproductores portátiles de) MP3s, los iPods y demás.

 

El CD, en suma, se ha convertido para los más jóvenes en un soporte para un producto, y ya no es el producto en si. Por tanto, encarecerlo y ponerle envases espectaculares —donde casi nunca se incluye la información que un usuario curioso puede desear— sólo sirve para hacer más atractivo el ‘top manta’, que es el verdadero competidor de las discográficas.

 

La segunda moraleja sería que las discográficas deberían reconvertirse al menos parcialmente en productoras y vendedoras de música online. Precios bajos y mayor rapidez podrían ser su baza para competir con el P2P, dejando de lado el maldito DRM y los formatos de marca, e incluyendo la audición de prueba antes de exigir el pago: es muy interesante por ejemplo la oferta online de Deutsche Grammophon.

 

Y luego se podrían seguir vendiendo CDs, que todos somos un poco fetichistas: Amazon ya está jugando en los dos frentes. Seguir apostando por el modelo tradicional y darnos a todos la tabarra con campañas grotescas, en cambio, no salvará a las discográficas de seguir perdiendo mercado, pero puede conducirnos a todos —y no sólo a los usuarios del P2P— a una pérdida de las libertades individuales en Internet.

 

Entre los yihadistas, los pedófilos y la SGAE, nos van a hacer la vida imposible.

25 pensamientos en “Descargas y cultura

  1. Con cierto retraso, aprovecho para enviar mis felicitaciones a Amistad Cívica, que aunque ha cunplido 51 años es probablemente el más incombustibles de los blogueros de DC y probablemente de todo el Internet.

    Veo en el artículo de Lobisón ecos lejanos de un vocabulario que ya pocos se atreven a utilizar. Intentaré aclarar al bloguero despistado lo que Lobisón quiere decir en última instancia: Internet acaba con el fetichismo de la mercancía, haciendo posible una subsución real de la cultura en nuevos patrones de consumo, de tal modo que el capitalismo monopolista es re-emplazado por un comunismo de consumo, como ya se anticipó en el volumen no escrito de El Capital.

    Dicho esto, añado que la comparación con las bibliotecas me parece un poco forzada, pues las bibliotecas son sobre todo almacenes gigantescos en los que reposan los libros que casi nadie lee. De hecho, la mayor parte de los libros no literarios existen porque hay una red amplia de bibliotecas que los compran a pesar de que saben que apenas una docena de personas los leerán. En este sentido, las biblotecas no sólo no hacen daño a la producción de libros, sino que son uno de sus princiapales soportes.

    Con el internet la cosa es un poco distinta. Entiendo que lo que la gente se anda bajando todo el santo día (especialmente en nuestro país, que por lo visto tiene un ritmo de bajadas muy superior al del entorno) son peliculas de star wars y matrix, éxitos de OT, y cosas así. Que ese consumo suba más o menos no creo que sea muy relevante, la verdad. Que los mileuristas tengan dinero o no para comprarse esas chorradas a mi la verdad es que me deja bastante frío. Si quienes se gastan el dinero en producir star wars o chuminadas similares quieren que sólo puedan ver sus películas quienes las paguein, pues me parece lógico, qué quieren que les diga.

    Tampoco comparto la fascinación con los soportes digitales. No quiero pensar la cantidad de información que he ido perdiendo con los años como consecuencia del paso del video al dvd, de MS-Dos a Windows, etc., etc., Si alguien piensa que tiene a buen recaudo algo por estar en su disco duro, se equivoca gravemente. Recomiendo al género humano que haga lo que esté en su mano por seguir almacenando la información en soportes físicos (papel, discos, etc.) Todo menos ordenadores.

    En lo que sí estoy de acuerdo es en que las compañías discográficas lo tienen crudo y más les valdría pensar en formas de revitalizar sus negocios. Es ley de vida.

    PD: sobre Gaza, me parece tremendo que el Gobierno de Israel impidiera que un barco cargado con varias toneladas de medicinas pudiera hacer llegar su mercancía a los palestinos. Supongo que esto también entra en la categoría de justo y proporcionado castigo a los palestinos por los cohetes que lanzan.

  2. Buenos dias:

    Enhorabuena a Amistad por haber llegado hasta los 51 con tan elegante porte y tan buenas maneras.

    Respecto al tema del día, creo que era yo el bloguero al que se refiere Lobisón cuando se refiera a la “condena tajante” que sufrió el tema del P2P el día en que Aitro Riveiro escribía sobre la cola larga. Lo digo porque recuerdo que intercambiamos dos o tres post bastante vivos. Si no soy yo, pues nada.

    Entraré a comentar las dos moralejas:

    La primera, una menor descarga de contenidos de internet no tiene que traducirse forzosamente en un incremento en los ingresos de las discográficas.
    Matizo un poco lo que dice Lobisón.

    Efectivamente un disco no descargado no es un disco automáticamente comprado.De lo que cuesta nada tendemos a llenar la cesta, de lo que que cuesta algo demandamos bastante menos, o sea, en ejemplos tangibles,todas las descargas de la discografia completa de ACDC (grupo prolífico donde los haya) no equivalen excatamente a menores ventas de dicho producto, ya que no todos los “descragadores” estaría dispuestos a comprarla.

    No obstante parece bastante bastante lógico que en el segundo país en descraga ilegal de contenidos despues de China , que es el nuestro, un fuerte recorte de lo ilegal si tendría un efecto positivo en el negocio legal, sea este el discográfico,el de la venta minorista y el de cualquier otro elemento de la cadena de valor del producto cultural. Traducido al ejemplo anterior, si antes habia 400 melenudos que se descragaban el integral de ACDC y ahora no pueden, pues hombre, no se van a vender 400 discografias enteras, pero algun ejemplarcito mas del Higway to hell o del High Voltage, o algun recopilatorio mas, seguro que si se vende.

    Moraleja dos

    Renovarse o morir, completamente de acuerdo con Lobison en este asunto. No es solo que los DRM den mas o menos problemas, es que la forma de disfrutar de la música es completamente distinta. Los reproductores y todo este rollo hace que puedas llevar toda tu musica en el bolsillo, puedes gestionarla de otra manera… en fin que efectivamente el formato CD 12 canciones (o 14 o 10) de fulanito de tal, puede ser algo rigido y obseleto, cuando a lo mejor lo mas inteligente es vender canciones sueltas, por género , por artista, etc. Los tiempos han cambiado. No osbtante lo cortés no quita lo valiente, la producción de cualquier bien y servicio debe ser remunerada o este bien o servicio deja de producirse, asi de simple. Aquí todos a ciertas horas del dia tenemos la saludable costumbre de comer, artistas, ingenieros, periodistas, economistas, fonteros etc

    Comentarios adicionales.

    Parece razonable n cierto control del P2P y las descargas por internet. En América este tema se ha resuelto dejándolo en parte en manos de las compañias de TELECO, siguiendo la sabia máxima de “si usted se forra dando tráfico de datos, es en parte responsable de lo que este tráfico contenga”. Se ha llegado a una racionalización de este asunto, sin que nadie vea serimanet amenazados sus derechos individuales.

    Lo de la SGAE ya lo he comentaod en otra ocasión, que contraten a un asesor de imagen pero ya, porque la verdad son el enemigo público de moda, y luego resulta que tampoco están haciendo nada del otro jueves.

    De momento nada que añadir. Saludos

  3. Buenos dias “hombre Lobo”,caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    Gracias por vuestras felicitaciones…¡¡Feliç Any 9 !!….jeje.

    Sobre el tema que nos trae el “lobo de caperucita”(jeje) os dejo el enlace de lo que considero el futuro de la venta de musica:

    http://www.themusesrapt.net/themusesrapt

    esta es la pagina web de Juan Verdera (ex-Derribos Arias para los entendidos….jeje.) en el que podreis disfrutar de su musica y la podreis comprar si os place.
    Algo directo y sin intermediarios.

    Espero poderos ofrecer en exclusiva dos nuevos videos de dos de sus ultimas canciones…estoy en ello…JAJAJA….que nervios.

  4. Por dar un par de datos.
    Si un grupo de artistas deciden hacer un concierto contra el cáncer, la SGAE se llevará un % de cada entrada que se venda. Pero no solo eso. Si se habilita una “fila cero” la sgae también se lleva un porcentaje sobre ese dinero recaudado “contra el cáncer”. Así por resumir.
    Por otra parte. Fito, el de los fitipaldis, decía en una entrevista que iba a dar conciertos a pueblos donde oficialmente había vendido 20 copias y se encontraba con 2000 personas que coreaban sus canciones. El tenía claro que vivía de dar conciertos y no de los royaltis. Y el P2P le beneficiaba.
    Y si pinto un cuadro y lo expongo en un bar… ¿tengo derecho a que me den un dinero por cada persona que lo mire?
    En fin, demencial.

  5. Yo añadiría a la postdata de Don Cicuta (post 3) que sería tremendo que Israel dificultara el acceso de ayuda médica a los habitantes de Gaza, sobre todo si fuera cierto. Que me parece a mí -por lo que leo de fuentes nada sospechosas de ser partidarias, como yo, del Tsahal y el Mosad-, que no lo es.

  6. Gracias, Lobisón, por su artículo.

    Soy lego en la materia, así que no puedo proponer más que vaguedades fundadas en intuiciones, por ejemplo:

    Creo que el derecho de propiedad intelectual debería estar, por lo menos, tan protegido como el derecho de propiedad a secas. A mis ojos, el autor de una creación intelectual valiosa merece retribución. La pareja de la Benemérita patrulla las lindes del latifundio, que es objeto de compraventa o transmisión entre generaciones; mientras que muchos defienden que algo más meritorio y esforzado que la mera tenencia de tierras, como lo es el idear algo bello o útil, puede ser objeto de saqueos indiscriminados. No me encaja. Tengo cierta prevención contra la creciente afición al “gratix total”. Aspiro a que mi sociedad reconozca a sus creadores dándoles una recompensa proporcionada. Dicho esto, no sé si la SGAE es la cosa nostra rediviva, ni si el canon es la solución.

    _________

    De días pasados.

    Debo confesaros mi asombro por lo que aquí he leído sobre Gaza, particularmente a Barañain. Te tengo por uno de los comentaristas más sensatos y esclarecidos del blog, con un, por así decir, olfato moral particularmente afinado. Pero me parece, y lo digo desde mi admiración y afecto, que en el conflicto palestino-israelí opinas con el lastre de preconceptos sólidamente arraigados que enturbian tu juicio. La mera enormidad numérica de lo que está pasando, el cinismo de quienes perpetran la matanza, la lógica demente con la que operan ¿está justificada por la vesania de los dirigentes de Hamás? Que Pedrojete, Losantos o Fernando (delirante lo de “Israel es la víctima”) estén reivindicando estos días la acción de Israel me cuadra con los planteamientos de estos personajes: en absoluto con las posiciones que, en otros terrenos, has defendido con convicción. ¿Hay alguna circunstancia biográfica personal que pueda darnos claves acerca de esta, a mis ojos, incongruencia? Mezclar, como creo que haces en este asunto, guerra justa, terrorismo, daños colaterales, legítima defensa, castigos colectivos, orden público, asesinatos selectivos, detenciones ilegales, etc, etc, no lleva sino a una especie de maremágnum que desdibuja por completo, según yo lo veo, el fundamento ético de tus criterios.

    Abrazos para todos. I molts d’anys, Pep!

  7. Fuentes tan sospechosas de simpatía con el fundamentalismo yihadista como el Comité Internacional de la Cruz Roja ya han denunciado como toneladas de material de ayuda humanitaria están bloqueados y entrando con cuentagotas en los territorios palestinos. Por no hablar de los montones de inpedimentos con los que se están encontrando las gentes de la prensa para hacer su trabajo, no sea que haya por allí algún Couso que inmortalice la imagen de las actividades criminales del Estado de Israel y podamos enterarnos. No te digo. Ahora va a resultar que desde Israel entran toneladas de medicamentos, material clínicos, trigo, carne y juguetes para los niños palestinos y que lo que lanza el Ejército Israelí, aventjado alumno de la “guerra relámpago” de otros tiempos, son bengalas y fuegos artificiales.

    Por favor, Barañain, no seré yo quien te impida legitimar o defender la barbárie de estos días, pero no trates de insultar la inteligencia de nadie. Por lo menos la mía.

  8. Fé de érratas/teclado cabroncete: donde diu “inpedimentos”, lógicamente, “impedimentos”.

  9. Dice Jon Salaberría (10):
    “Ahora va a resultar que desde Israel entran toneladas de medicamentos, material clínicos,…”

    Pues sí, así es. Desde el principio de las operaciones no ha dejado de entrar material médico aGaza desde Israel. Si al segundo día fueron una cincuentena de ambulancias las que pasaron, al día siguiente fueron más de 60, al otro más de noventa, etc…

    Cuando los de Hamás lo han permitido palestinos enfermos o heridos han entrado en Israel para recibir atención médica. En realidad la única denuncia en ese sentido es la que lanzó Egipto contra Hamás por impedir en algún caso tales asistencias

    Además, a pesar del continuo disparo de cohetes, Israel continúa con la coordinacion de la asistencia humanitaria internacional junto a organizaciones internacionales, la Autoridad Palestina y varios donantes. Así, 93 camiones, con aproximadamente 2500 toneladas de asistencia humanitaria, suministros medicos, y medicamentos fueron trasladados a través de la terminal de Kerem Shalom. En cuanto a otro posible tipo de ayuda, el Programa Mundial de Alimentos anunció hace un par de días que no volverá a recibir provisiones de alimentos en Gaza debido a que los almacenes se encuentran a máxima capacidad.

    Hoy la noticia era que Israel planea abrir el cruce hacia Gaza de Kerem Shalom para permitir el ingreso de otros 72 camiones con asistencia humanitaria, procedentes de Turquía, O.M.S. y Cruz Roja. Desde la operación militar se han transferido 6500 toneladas de suministros necesarios en Gaza. Dicho de otra forma, en la última semana, Gaza ha recibido a través de Israel alrededor de 1 tonelada de suministros por cada herido en el operativo militar.
    Ya comprendo que quedaría mejor que las cosas fueran de otra forma (mas ern la línea, digamos, “genocida”) pero es que son así.

  10. Si la noticia de la que me hice eco en un comentario esta mañana es falsa (que Israel impidió que varias toneladas de material médico llegaran por barco a Gaza), siento mucho la intoxicación. No es mi estilo hacer esto, pero voy a copiar un texto largo de la Oficina para la Coordinación de la Ayuda Humanitaria de la ONU en el que se aclaran algunas de las cuestiones que menciona Barañain. Siento que esté en inglés, no lo he encontrado en español. Estaría bien, Barañain, que citaras fuentes, puesto que es evidente que en este tipo de conflictos hay mucha manipulación y desinformación.

    Unprecedented Military Operation in the Gaza Strip

    On 27 December, the IDF launched an attack of unprecedented scale on the Gaza Strip, labelled “Operation Cast Lead”. According to the Israeli government, the attack was launched in response to unyielding Palestinian rocket and mortar fire into Israel since the end of the 19 December Egyptian-negotiated “calm”. Israeli warplanes bombed more than 400 targets throughout the densely populated Gaza Strip; many during a simultaneous wave of bombings within the first few minutes of the operation.

    Hundreds of Palestinians killed and over 1500 injured—in three days

    Exact casualty figures are impossible to provide at this juncture. However, several humanitarian and human rights organizations including Al Mezan, PCHR, and UNRWA, as well as healthcare providers, have estimated as many as 310-390 fatalities and 1500-1800 Palestinians injured in the first three days. At least 32 Palestinian children were killed in the first 48 hours of airstrikes.

    Increased rockets and mortars fired towards Israel

    Since the beginning of the Israeli military escalation on 27 December, Palestinian militants fired over 247 rockets and mortars, some of which landed in large Israeli towns and cities, killing four Israelis, and injuring 34 others.

    Destruction of buildings and resultant casualties

    The Israeli attack hit all parts of the densely populated Gaza Strip. Air-strikes targeted a variety of public buildings, including mosques, civil police stations, universities and sports centres in addition to government buildings and military training bases. The IDF claims that all targeted buildings either sheltered Hamas forces or served as command and control bases, arms and ammunition depots and explosive development laboratories.

    On 27 December, an Israeli missile attack killed at least 40 people at the police headquarters in Gaza City during preparations for a graduation ceremony for regular civilian and traffic police.

    Many of the civilian casualties occurred among those living in residences within the vicinity of targeted buildings. In one such incident, on 28 December, Israeli missiles hit and destroyed a mosque in Jabalia Camp, instantly killing five children of the same family living in an adjacent home. Four other children were also injured in the bombing (Al Mezan).

    High risk of displacement

    Telephone calls from IDF personnel, or leaflets dropped by airplanes to people throughout Gaza ordering evacuation from their homes prior to bombings were widely reported. While in some cases homes were bombed immediately after the calls were made, others were not. Nevertheless, given the high population density in Gaza and the close proximity between homes, this has caused considerable panic and uncertainty among those receiving phone calls, as well as neighboring houses. People have been evacuating their homes and staying in streets for long hours exposed to further danger, or staying with relatives. In some cases, residents have reportedly gathered on rooftops to prevent the Israeli Air Force from shelling them. UNRWA schools throughout Gaza are prepared to temporary shelter displaced persons.

    Humanitarian operations severely affected by high levels of insecurity

    The widespread Israeli airstrikes have severely disrupted humanitarian and relief operations. While UN installations and personnel have not been directly targeted during the air strikes, many beneficiaries have been killed or injured, and buildings and equipment damaged. In one of the gravest incidents on 27 December, an IAF missile targeted a group of Palestinian policemen standing in front of the UNRWA Training Centre in Gaza City. Eight UNRWA students waiting for UN buses were killed and 19 others were injured. Another air strike on 30 December of the former Preventative Security building in Sheikh Zayed City caused extensive damage to a WFP flour storage warehouse. Other damaged UN installations include thirteen UNRWA schools, and the offices of UNSCO, OCHA, and FAO.

    Increased risks faced by humanitarian aid workers in Gaza conflict zones have been exacerbated by an almost complete collapse of the Gaza police force, exposing humanitarian staff to the threat of violence and looting. As a result of heightened levels of insecurity, some critical humanitarian activities, including food distribution to the poorest households by WFP, have been suspended.

    Widespread reactions in the West Bank to Gaza airstrikes

    Palestinians throughout the West Bank, including East Jerusalem, reacted to the Israeli airstrikes in Gaza with a general commercial strike and organized demonstrations, during which two Palestinians, including a 17-year-old boy, were killed (Ramallah) and more than 100 Palestinians were injured—the majority by live ammunition. Four Israeli soldiers were also injured in demonstrations. A demonstration in the Palestinian-controlled area of the city of Hebron (H1) resulted in the injury of five Palestinians when PA security forces opened fire with live ammunition and physically assaulted the demonstrators. The IDF claims that 19 Israelis have been injured in the West Bank. In two separate incidents, Palestinians stabbed five Israeli settlers either in or near Modi’in (Ramallah) and Qedumim settlements (Qalqiliya).

    Although Israeli military search operations in the West Bank declined slightly this week (74 vs. 75 of the previous reporting period), there was a sharp increase in the number of 56).

    Humanitarian aid allowed into the Gaza Strip

    The Gaza crossings have remained closed during the reporting period, except for Kerem Shalom crossing, which was partially opened for four days for the entry of humanitarian supplies. A total of 218 truckloads carrying mainly food and medical supplies, were allowed entry to the Gaza Strip. Other Gaza goods crossing including the grains conveyer belt and Nahal Oz fuel pipelines remained closed exacerbating the wheat grain and fuel shortage crisis.

    The Karni conveyer belt was open on 26 December for the entry of 25 trucks of wheat (nearly 1,000 tonnes) and 18 trucks of animal feed. As of 31 December, nearly 100 truckloads, including 45 of humanitarian supplies, had been expected to arrive into Gaza during the day through Kerem Shalom.

    Until 27 December, the number of Gaza truckloads had been severely reduced to an average of 16 truckloads per day—down from 123 truckloads per day in October and 475 trucks per day in May 2007, before the Hamas takeover.

    The lack of cash affects UNRWA programs

    The ban on the entry of cash-notes into Gaza has hampered several humanitarian programmes run by UNRWA. As a result, the agency was forced to suspend its cash distribution program to some 94,000 dependent households, as well as payment to beneficiaries in its “cash for work” program and various suppliers of goods and services within Gaza.

    Wheat shortage in Gaza

    The Gaza Ministry of National Economy has been rationing wheat flour distribution since 26 December, and has ordered wheat flour importers/wholesalers to bypass retailers and distribute or sell wheat received during the week (400Mt) directly to Gaza’s population. Large queues at bakeries continue to be reported, as bread is rationed at fifty pita loaves per extended household per day.

    During the week, the Bakery Owners’ association received 17.5 tonnes of cooking gas, thereby allowing the operation of 40 out of 47 pita bread bakeries. The distribution of the Bakery Owners’ association’s wheat flour and cooking gas is organized in a manner that allows for bakeries in almost every neighbourhood, to help minimize population travel in conflict-torn areas.

    However, due to the lack of wheat flour and other food items in Gaza, UNRWA food distribution programs to nearly half the population of Gaza (750,000 people) has been suspended since 18 December. As a result, people depending on food distribution and the emergency assistance programs have been adversely affected.

    Gaza fuel depletion and electricity outages

    After only four days of operation, Gaza’s only power plant shut down on 30 December for the sixth time since 5 November 2008 for lack of fuel and spares parts. At any given time, more than 650,000 residents of Central and Northern Gaza experience power cuts lasting 16 hours per day. (See also health section)

    Gaza healthcare in time of crisis

    World Health Organization (WHO) reports that although healthcare in Gaza had been initially overwhelmed by the large numbers of Palestinian casualties, it remains functional. Even so, the Central Drug Store reported that 105 drugs and 225 medical supplies of the essential drug and supplies list are still unavailable in Gaza and approximately 20% of ambulances are grounded due to the dearth of spare parts.

    Hospitals affected by fuel shortages and electricity failure

    The current level of generator fuel at health facilities is sufficient for one month under normal conditions. However, when electricity cuts reach eight hours per day, current fuel levels are only sufficient for 10-14 days. Moreover, as generators are not designed to operate for long hours, the increasing dependence on them is of particular concern.

    The referral of patients to Israeli hospitals suspended by the PA in Ramallah

    The PA Ministry of Health in Ramallah has recently decided to refer Palestinian patients requiring medical treatment unavailable in Gaza to Egyptian hospitals only, thus suspending the arrangement in regard to Israeli hospitals. As a result, the Palestinian Civil Affairs Committee is no longer submitting requests for that purpose to the Israeli side. Due to current conditions, evacuation of patients in critical conditions through Rafah crossing is not always possible.

    ACCESS TO WATER

    Palestinian Water Authority to sign fuel payment contract

    After nearly five months of non-payment, on 24 December, the Ramallah-based PWA agreed to sign the fuel payment contract with a local supplier, enabling the Gaza Coastal Water Utility (CMWU) to receive its monthly fuel supply. The fuel shipment is mainly used for the operation of drinking water wells and sewage treatment plants. However, CMWU is still in urgent need of other essential equipment and spare parts to provide adequate service to Gaza population. CMWU has been largely dependent on fuel donations from UNRWA, UNICEF, and other humanitarian organizations.

    Impact of military operations on water services

    IAF airstrikes in Gaza City and east of Jabalia on 27 December extensively damaged two water wells, rendering a population of 30,000 Palestinians without water. To alleviate the situation, CMWU redirected the affected areas to functioning water wells in other areas, thus increasing the burden stress on functioning wells.

    Working under fear of being targeted

    The use of water piping greatly increases the risk of CMWU employees mistakenly identified by IAF aircraft as militants transporting rockets. Despite increased risks, CMWU operations are ongoing. However, in the event of an Israeli ground operation, CMWU, lacking spare parts, will likely be unable to cope with damages.

    Water disinfection materials

    Since 5 November, there has been a shortage of chlorine for water treatment, increasing the risk of outbreak of waterborne diseases. An expected one month supply of chlorine (60 tonnes), due on 29 December, was not allowed into Gaza. According to UNICEF, the chlorine currently available in Gaza is enough for only one week.

  11. Total, Barañain, que aquello no es más que una suerte de mascletá navideña, donde los ingratos palestinos rehúsan la ayuda humanitaria israelí, cuya campaña no es más que un maratón navideño de buenas intenciones. Esto es como la invasión de los Reyes Magos de Oriente cargados de regalos, de chocolate, oro, incienso, mirra y todo eso que dicen los villancicos de estas fechas. Que los soldados israelíes están comandados por una reencarnación de la Madre Teresa de Calcuta. Y de muertos por centenares, nada. Mentira cochina de los antisemitas y nazis disfrazados de cristo-progres como el Salaberria, aliados (cómo no) con el yihadismo criminal.

    Dios mío, me parece estar leyendo las mismas justificaciones bastardas de los cientos de miles de víctimas de la guerra GENOCIDA de Bush en Irak, de cómo llevaban la democracia y la ayuda humanitaria a raudales, de como Ánsar colaboraba para convertir aquello en una zona hortofrutícola pacífica. Jolín.

    ¿Seguro que es Barañain? ¿No se nos habrá colado Fedeguico mesmo? ¿O César Vidal? Es que es lo mismo.

    Posdatilla: mi deseo de año nuevo era la paz y la justicia en Oriente Medio, como dijo Daniel Barenboim en su magistral Concierto de Año Nuevo en Viena. A él yo sumo un proceso ante el TPI para los tres criminales que rigen los destinos de Israel (Olmert, Ivni y Barak) . Y si fuera en Munich, tanto mejor (aunqu ya sé que no va a ser en ningún sitio). Maldita sea la hipocresía y la doble moral humanitaria de Israel, que sigue dejando cadáver tras cadáver por el camino.

  12. Me da un poco de vergüenza insistir en mi tema de hoy, porque en buena lógica todo el mundo está más preocupado por los hechos de Palestina, pero bueno.
    Nadie discute que los autores deban recibir un pago por su trabajo. Pero al actual modelo de cobro de derechos de autor se ha ido expandiendo de una forma probablemente insostenible. Cuando se comienza a grabar clandestinamente las bodas para saber qué música ponen en el banquete cabe pensar que se está yendo demasiado lejos.
    Por otra parte, no entiendo por qué no es un robo leer un libro en una blbioteca pública, grabar una canción de la radio o una película de la TV, y sí lo es descargar música o cine P2P. (No hablo, evidentemente, de descargas rápidas desde sitios web con ánimo de lucro y que no pagan a los autores: esos sitios sí están robando.)
    El ‘canon’ puede ser una forma de compensar a los autores por las (hipotéticas) ventas no realizadas, pero no estoy seguro de que los autores de la saga Star Wars (que a mi me gusta mucho, aunque no le guste a Don Cicuta) necesiten compensaciones adicionales. Y si hay un 10% de las descargas que responden a productos descatalogados (el Nashville de Altman, por ejemplo), no veo por qué tienen que ser objeto de la misma persecución que quienes buscan música o cine fácilmente disponible en las tiendas.
    Y aquí es donde entra mi argumento: mejores sistemas de comercialización online y menos criminalización de las descargas.

  13. Estoy totalmente de acuerdo con la tesis que sostiene Lobisón en su artículo.
    A propósito del tema, quiero contar una anécdota personal reveladora de la mentalidad de ciertos “artistas”. En una reunión a la que yo asistía y que tuvo lugar muy pocos días después de que el Ministro de Industria anunciara su intención de garantizar que los usuarios de Internet disfrutaran de la velocidad que tenían contratada y por la que pagaban, un conocido cantante mostró su indignación sobre tal propuesta del ministro alegando como argumento peregrino que así la pornografía infantil iba a tener todo tipo de facilidades. Es como si uno se mostrara indignado por la construcción de mejores autopistas alegando como argumento, por ejemplo, que así los delincuentes podrían escapar más fácilmente. Está claro que su indignación no procedía del peligro de la pornografía infantil sino de la posibilidad de vender menos discos.

    Como dice Lobisón en su artículo, “..La tecnología ha cambiado la forma de acceder a la música de los más jóvenes —y de algunos maduros—, en un proceso que no tiene marcha atrás a corto plazo.” Por lo que “… las discográficas deberían reconvertirse al menos parcialmente en productoras y vendedoras de música online.”
    Resulta disparatado indignarse porque se garantice que los usuarios de Internet disfruten de la velocidad que pagan.

  14. (9)

    Delirante, o no, para mí Israel es la víctima en el sentido de que ha sido, está siendo, y será, normalmente, la atacada. Otra cosa es como queda el agresor ante la capacidad de respuesta del agredido, y el abuso de fuerza en la respuesta que dá. En ningún momento he dado entender que considero adecuada la reacción, que, como todos, tambien la considero desproporcionada. Simplemente he separado a quien considero agredido, del agresor, identificando como víctima al primero.

  15. Tarde y mal pero…que cumplas otros 51 con el mismo ánimo Amistad.

    Expresar mi acuerdo de base con el artículo, los tiempos cambian y el desarrollo de determinadas tecnologías favorece esos cambios. la SGA, o los dirigentes de todos conocidos que viven de ella , están tratando de exprimir un limonero que no puede dar melones.

    Sobre el conflicto de Gaza comparto totalmente la reflexión de Teoura acerca de Barañaín: aunque todos los participantes me merecen mucho respeto, las opiniones de Barañain siempre me han parecidos cargadas de sentido común…sin embargo, en este conflicto razona, a mi juicio, contra la evidencia.

    Isarael siempre la agredid Fernando?. Si empezamos la historia por el principio…que es por dónde empiezan las historias…pues no.Pero, incluso si acepytamos que quienes conformaron el Estado de Israel eran “patriotas” que practicaban el terrorismo para un fin más o menos justificado, cuestión aún hoy discutible, e incluso aceptando que, tras la constitución y reconocimiento internacional del Estado de Israel, son los paises arabes quienes pretenden acabar con él, tales actos no justitican ni la política expensiva de Israel, ni el hacinamiento y miseria a que somente a centenares de miles de palestino, ni, por supuesto, la sistemática violencia ejercida contra la población civil (además de contra Hamás). Afirmar que Israel, un país con una potencia militar diez veces superior a la suma de las de los paises de su entorno, un país que, además de la militar lleva recibidos de los EEUU más de 150.000 millones de dólares, Un país que se burlado sistemáticamente de las resoluciones de Naciones Unidas… es “la víctima” es puro sarcasmo.

  16. Como les intentaba decir antes de que me entrara hipo…No les tengo ningun aprecio ni respeto a los que usan a mujeres y niños como escudos ,ni a los que consideran a las mujeres y los niños como “daños colaterales”…¡Porca miseria!.

  17. Querido Amistad, olvidábaseme felicitar a vuecencia por el cumple. Tómese una copichuela en el Petit, que luego la paso a pagar (¿sigue abierto?).

  18. Lo que son las cosas del interné, que rápido te enteras de cómo anda el mundo: Salva Petit cerró el pub.

Deja un comentario