Derrota merecida, victoria por fidelidad

Millán Gómez

Victoria contundente del PP o, lo que es lo mismo, derrota estrepitosa del PSOE. Síntesis del domingo electoral. Consecuencias de una crisis que se ha llevado por delante a gobiernos de toda ideología. Resumen de una jornada donde los españoles han castigado la nula gestión de la crisis económica del Gobierno socialista y premiado a una oposición que ha hecho del silencio, ese defecto político, una virtud en términos cuantitativos. Ha perdido quien lo merecía y ha ganado quien no lo merecía. El nuevo Congreso será menos bipartidista, fantástica noticia.

Sin entrar a valorar cambios en la Ley Electoral, todo es susceptible de mejora, Izquierda Unida (IU) ha visto traducido en una subida exponencial el lógico trasvase de votantes de izquierdas descontentos con el Ejecutivo de Zapatero. En este ámbito, la coherencia se impuso. Más sorprendentes resultan los 16 diputados obtenidos por CiU, a pesar de los recortes aplicados desde que la Plaça Sant Jaume es monocolor convergente. Han aumentado en seis escaños sus resultados de 2008. Las posibles razones se encuentran, nuevamente, en un castigo al PSC por los sucesivos tripartitos y la gestión desde Moncloa, el voto conservador para frenar al PP y por la llegada de voto soberanista desde ERC. Como comprenderán, es bastante difícil pensar que ICV haya “cedido” papeletas a CiU. UPyD, ese partido sin programa, también sube en votos y escaños haciéndose con uno en Valencia.

En Euskadi, debacle socialista. El PP se mantiene en sus números de 2008 pero, desgraciadamente, su extraordinaria actitud en la CAV no se ve traducida en una subida merecida. Amaiur, que conjuga la obtención de la paz y savia nueva, es la fuerza más votada y se coloca en la pole position para alcanzar la Lehendakaritza en 2013, visto que Patxi López ya ha repetido que no adelantará los comicios. Iñaki Anasagasti, a título personal eso sí, ha afirmado que “haría todo lo posible” para evitar que Otegi fuese Lehendakari. Interesante escenario se abre en Euskadi. En Navarra, por su parte, no se producen unos tan buenos resultados de Amaiur y la lógica coalición UPN-PP nos ha impedido poder analizar la capacidad de apoyo social de ambos partidos por separado. El PSN (22 %) ha superado en un 7 % a Amaiur y se coloca a 16,18% de la coalición de centro-derecha.

También reseñar los malos resultados de Foro (14, 75 %), el partido de Álvarez-Cascos, que solo obtiene un escaño con pocos votos más que IU en Asturias (13, 27 %). En cambio, en Madrid, a pesar de la inmensa publicidad que colocaron en la ciudad, únicamente recibieron 6624 apoyos, lo que supone un pésimo 0,19 % del total, siendo ¡la octava formación más votada en la comunidad madrileña! No hay que ser un lince para darse cuenta que en ese espectro político los votantes han preferido al PP o, en su defecto, a UPyD.

Llegado este momento, el PSOE necesita una renovación que alcance la gran mayoría de los dirigentes de primera línea actual. Rubalcaba debería haber dimitido o, cuanto menos, anunciado su intención de apartarse a partir de que se elija al nuevo secretario general. Dar un paso al costado. No puede justificarse solo en la crisis. La opinión pública ha dejado claro que quiere caras nuevas. Desde que escribo en este portal, ya hace cinco años, siempre he defendido un nombre como sucesor de Zapatero. Se llama Eduardo Madina. Que aparezca en las quinielas ya es una buena noticia. Ha declarado públicamente que no se presentará a día de hoy, pero quién sabe. La vieja guardia socialista debería dar un paso al costado. Carme Chacón también ha quedado deslegitimada tras su desastre en Catalunya. Han ganado en Barcelona, sí, pero quizás más por premio a alcaldes y dirigentes del cinturón industrial que la gestión de alguien que alcanzó el ridículo con sus “mimitos” y su victimismo siempre que fue interpelada sobre su posible candidatura. En Sevilla venció Alfonso Guerra, quien, con sus defectos, tiene algo de lo que no pueden presumir otros candidatos socialistas: carisma.

La ecuación en España es clara: la mayoría social de este país es de centro-izquierda. Si el PSOE moviliza dignamente a su electorado, vence en las urnas. Se enfrenta lo mayoritario (PSOE) con lo fiel (PP). Apenas lleva Rajoy unos días como presidente electo y nada se sabe de sus intenciones. Su discurso desde el balcón de Génova fue coherente y tranquilo. Esperemos que gobierne él y no nos dirijan desde Bruselas. El Gobierno se despide con el indulto a un banquero, a buen seguro con la aceptación del nuevo partido gubernamental.

Mención aparte es Galicia, donde el desastre de la oposición gallega es espectacular. Solo en los bastiones de una fidelidad extrema han ganado BNG o PSdeG. El líder del BNG, Guillerme Vázquez, ha puesto su cargo a disposición del partido. En el PSdeG nada se sabe. Feijóo no gobierna y la izquierda no hace oposición. Bueno, el PSdeG sí hace algo, el ridículo, después de ver las imágenes donde dos de sus máximos dirigentes, Francisco Cerviño e Ismael Rego, discuten acaloradamente en pleno Parlamento de Galicia cual dos críos sin el más mínimo sentido de la vergüenza. Golpeo a un portátil y carreras por las escalares, inclusive. Por algo, desde el PPdeG le están pidiendo a Feijóo que adelante las elecciones. Como eso significa gobernar, el Presidente de la Xunta hace oídos sordos porque eso significa hacer algo, decidir, gobernar y, claro, él no está por la labor.

17 pensamientos en “Derrota merecida, victoria por fidelidad

  1. Bueno…bueno….hoy les pongo un corta y pega:

    El Gran Wyoming:

    El hundimiento del PSOE se puede interpretar de dos maneras. Bien porque muchos de sus votantes se han visto traicionados por las reformas que inició el Gobierno, considerándolas propias de un partido de derechas (lo que explicaría el crecimiento de Izquierda Unida), o porque se quedaron cortos con los recortes.
    A pesar de que en su día calificaron esas medidas de antisociales y Dolores de Cospedal llamó a su formación, en lo que parece una broma de mal gusto, “el partido de los trabajadores”, el mensaje que emana de las urnas va en la dirección de los recortes drásticos, según lo interpretan los vencedores de las elecciones y sus fuerzas vivas coadyuvantes.
    La demagogia, la falta de transparencia y el nulo respeto a la palabra dada se han convertido en norma. De ejemplo de “honestidad” califica Jordi Pujol las medidas impopulares anunciadas en Catalunya por Artur Mas dos días después de las elecciones. No comparto en absoluto ese concepto de “honestidad” y para explicarme cito a Duran i Lleida:
    “No seré mucho más concreto, no porque no tenga ideas al respecto, sino porque si las explico perderé las
    elecciones”.
    En cualquier otro ámbito, el señor Pujol calificaría a un interlocutor que le oculta información para venderle algo que no desea de estafador.

    En política parece que todo vale. Han hurtado a los ciudadanos, deliberadamente, la posibilidad de elegir aquello que más les conviene y disfrazan de estrategia lo que no es más que una traición al sistema democrático que, con sus palabras y acciones, usurpan, pero no representan.

    ::::

    Pues eso…el unico que ha sido sincero en estas elecciones ha sido Ziluminatius,pues ha hecho lo que tenia que hacer ,con luz y taquigrafos….ejem.

  2. Estupendo análisis, querido Millán, y estupendo artículo. Con una sola discrepancia que tú conoces: no creo que sea más plural este Parlamento que otros. En el sentido estricto del término, sí (hay más formaciones representadas). A efectos prácticos, es perfectamente bipartista: PP de la mayoría absolutísima y los de enfrente (muchos, pero pequeños y cabreados). En estas dos últimas legislaturas, al no existir mayoría absoluta, pese a haber menos formaciones ha existido obligatoriedad de diálogo, con lo que la pluralidad sí que se ha plasmado. Ahora témome rodillo.

    Amistad, no le des muchas más vueltas: las medidas derivadas de las primeras tensiones de la deuda soberana (desde mayo de 2010) y la reforma constitucional ha alejado voto de izquierda de las filas del PSOE. Por otro lado, en una situación económica así, no le andes al público con sutileza en los análisis de responsabilidades y causas de la crisis. Es más fácil ponerle a todo una cara, o una cara y unas siglas. Ya le pasó a Suárez, a Calvo-Sotelo y a la UCD. De esto se sale recuperando discurso social, innovando, cambiando modos de participación y cambiando caretos.

    Discursos de esta mañana al entrar al Comité Federal: el discurso de Ruby coincide con lo que te acabo de decir, crisis + errores de gestión = paliza. Lo que me sigue exasperando es ese “asumo en primera persona la derrota” sin soltar la consecuente lógica: “No me presento”. Me recuerda a mi secretario provincial, el nefasto y catastrófico Miguel Angel Heredia: “Si buscan ustedes personalizar las responsabilidades, no busquen más: he sido yo y asumo las consecuencias”. “¿Cómo? ¿Va usted a dimitir?”. “NO, no me lo planteo …. unidad del Partido …. bla, bla, bla, bla …. elecciones andaluzas que ganaremos …..bla, bla, bla …. una sola voz al Congreso ….. bla, bla y bla”.

    A falta de ver en qué se empieza a concretar el proceso congresual, veo conformismo, veo a dirigentes solazándose en la derrota y queriendo hacer ver que no ha sido para tanto, y creo que no se han dado cuenta que la sociedad ha dicho NO a un candidato y a un programa. Esto va a ser muy difícil de remontar.

    Feliz finde.

  3. 4

    Es más plural objetivamente, diferente es que su influencia vaya a ser sustancialmente menor al tener mayoría absoluta el partido que sustentará al Gobierno.

  4. Para que queden menos cosas sin contar, espero que alguna vez vean la luz los retazos de sus Memorias sobre los que Javier Pradera trabajó incansablemente el último año de su vida.

  5. Hola a todos!! Muchas gracias por tu artículo Millán.

    Con permiso voy a poner aquí un listado de gente que parece ser que no quieren viajar en clase turista………. Yo sugiero que si no quieren viajar en clase turista pues que se queden en sus casas en España………… Saludos!

    Votación en contra de volar en clase turista:

    Francisco Sosa Wagner (UPD)

    Jaime Mayor Oreja (PP)
    Alejo Vidal-Quadras (PP)
    Luis de Grandes Pascual (PP)
    Pilar del Castillo Vera (PP)
    Carlos Iturgaiz Angulo (PP)
    Teresa Jiménez-Becerril Barrio (PP)
    Pablo Arias Echeverría (PP)
    Pilar Ayuso (PP)
    Agustín Diaz de Mera García (PP)
    Santiago Fisas Ayxela (PP)
    Carmen Fraga Estévez (PP)
    Salvador Garriga Polledo (PP)
    Cristina Gutiérrez-Cortines (PP)
    Esther Herranz García (PP)
    Gabriel Mato Adrover (PP)
    Francisco Millán Mon (PP)
    Ignacio Salafranca Sánchez-Neyra (PP)

    Josefa Andrés Barea (PSOE)
    Inés Ayala Sénder (PSOE)
    Alejandro Cercas (PSOE)
    Ricardo Cortés Lastra (PSOE)
    Iratxe García Pérez (PSOE)
    Eider Gardiazabal Rubial (PSOE)
    Enrique Guerrero Salom (PSOE)
    Segio Gutiérrez Pietro (PSOE)
    Ivan Irigoyen Pérez (PSOE)
    Juan Fernando López Aguilar (PSOE)
    Miguel Angel Martínez (PSOE)
    Antonio Masip Hidalgo (PSOE)
    Emilio Menéndez del Valle (PSOE)
    María Muñiz de Urquiza (PSOE)
    Andrés Perelló Rodríguez (PSOE)
    Teresa Riera Madurell (PSOE)
    Antolín Sánchez Presedo (PSOE)
    Luis Yáñez-Barnuevo García (PSOE)
    Raimon Obiols (PSOE)

Deja un comentario