DePRISA

Padre de familia

 

Deprisa se desliza hacia el abismo el mayor grupo de comunicación de nuestro país, lo cual no debe ser motivo de alegría por mucha que sea la antipatía que algunos de nosotros podamos tenerle a Juan Luís Cebrián, responsable de la debacle financiera en la que se encuentra sumida PRISA a fuerza de despropósitos.

 

Seguro que muchos de ustedes escuchan la SER, como la generalidad de los españoles: prácticamente todos los programas de esta emisora doblan en audiencia a la siguiente en el ranking. Por no hablar del sinfín de emisoras de gran audiencia en Latinoamérica y EEUU controladas a través de Unión Radio. Qué decir de El País, buque insignia de la prensa de la democracia y primer diario internacional en español en términos de credibilidad e influencia. Como también muchos de ustedes habrán estudiado con libros de texto Santillana – como servidora – o se los comprarán a sus hijos cada septiembre. De la misma manera que muchos serán abonados de Canal Satélite y el que más y el que menos habrá algún día consumido Cuatro, bien versión ursulina con Sor Iñaki, bien opción despelote con Pablo Motos.

 

 

 

Lo cierto es que PRISA, para mayor gloria del fallecido y vilipendiado Jesús Polanco, es un emporio empresarial basado en productos de información y comunicación muy sólidos. Y sin embargo…

 

Legión somos los que en los últimos años nos hemos ido decepcionando con la pérdida de objetividad de El País, antaño capaz de separar información y opinión en la estela de la mejor tradición del periodismo anglosajón. Qué lejos aquel inicio brillante y valeroso en el que la redacción hacía frente al golpe del 23F y tenía un papel predominante en la fijación de la línea editorial. La querella contra Polanco y Cebrián a cuenta del descodificador de Canal + marcó el inicio del fin. El País no pudo mantenerse al margen de la ofensiva del aznarato contra la empresa y empezó a tomar partido también desde las páginas de información. Los mismos periodistas te lo reconocían, admitiendo que las distancias con El Mundo se habían recortado sustancialmente, si bien aducían en su defensa que les habían puesto contra las cuerdas. Finalmente ganaron la batalla contra el juez prevaricador e incluso la empresa salió bien parada cuando Alierta llegó a Telefónica y les vendió Vía Digital a precio de saldo. Pero El País nunca recuperó el nivel de objetividad anterior.

 

La SER siempre fue otra cosa. Siempre combinó el mejor entretenimiento radiofónico con la agilidad informativa, que no con la objetividad, porque siempre fue muy parcial sin llegar nunca a ser la emisora del PSOE, o de un sector del mismo, como sí lo es la COPPE, por ejemplo.

 

Canal + también se distinguió de las demás cadenas privadas desde el principio, y no sólo por ser de pago. Rompió moldes, tanto introduciendo el porno como llenando los estadios de cámaras para retransmitir los partidos de futbol desde ángulos insospechados hasta ese momento, aderezados con los comentarios de un inglés que sabía tanto de futbol como poco de castellano.

 

Nada que ver con la muy posterior llegada de Cuatro. Hombre, no es la peor televisión de España, ni mucho menos, pero francamente, no se distingue demasiado de las otras. Sí, de vez en cuando programan series de “calidad”, como House, pero lo hacen mal (sin posibilidad de escucharla en versión original) y tarde (en Fox van varios capítulos por delante). Lo mejor, sin duda, el informativo de la noche que, sin embargo, adolece de todos los defectos de previsibilidad y parcialidad congénitos de la SER de la que salió el hermano del Ministro en una nueva manifestación del Principio de Peter: era el mejor de las mañanas pero no daba para la tele de noche, al menos no a estas edades.

 

Pero la cuestión no es la mayor o menor calidad de los vehículos de PRISA, que en todo caso siguen liderando las audiencias. No, la cuestión es cómo una empresa basada en grandes vehículos ha podido ser tan mal gestionada como para estar al borde de la quiebra.

 

Algunos dirán que no han sabido sobreponerse a la muerte del fundador, pero yo sostengo que los males comenzaron bastante antes, cuando fue incapaz de contener la ambición de Cebrián de  trocar la dirección del diario por el lucrativo cargo de Consejero Delegado del emporio. Entre novela y novela y discurso de entrada en Reales Academias, Cebrián ha ido dando tumbos empresariales que han hundido a PRISA en “los mercados” pese a la fidelidad de la audiencia.

 

El tsunami financiero no ha hecho sino poner de relieve una pésima gestión empresarial. Algún accionista de Sogecable recordará cómo después del estallido de la burbuja punto com, las acciones bajaron por debajo de 10 euros. Y sin embargo, cuando la bolsa se recuperó, PRISA lanzó una OPA parcial a 37 euros. El valor volvió a bajar, pero Cebrián se empecinó y quiso completar el control total de la empresa lanzando una OPA de exclusión a 28 euros. Se quedó con toda la empresa con la idea de desgajar la televisión en abierto – Cuatro – del negocio del cable, vendiéndoselo a un operador que estuviera dispuesto a pagar una alta suma por los contenidos contratados en exclusividad. Pero claro, no contó con que el mismo Gobierno que autorizó a PRISA a emitir en abierto, autorizó también La Sexta, que a continuación empezó a competir en la contratación de los contenidos más atractivos en este país: los deportivos.

 

De nuevo la guerra del futbol, como cuando Álvarez-Cascos y Villalonga trataron de montar un imperio rival prohibiendo decodificadores y secuestrando pasaportes. Pero en este caso no había prevaricación sino mera competencia empresarial, a la que PRISA parece que no estaba acostumbrada. Al menos no Cebrián, habituado a la complicidad de la “vieja guardia” del PSOE, que ahora ya no tenía mando en plaza.

 

Para comprar Sogecable, Cebrián endeudó a PRISA de forma bestial, cuando la crisis ya empezaba a acechar. Sacyr, Ferrovial, Acciona, Gas Natural y otras, incurrieron en riesgos excesivos similares, pero han sabido vender activos para mantener el chiringuito en márgenes tolerables. PRISA no: Cuatro aumenta su audiencia lentamente y los ingresos publicitarios se reducen, y nadie da dos duros por un Canal Satélite que este año apenas puede vender partidos de futbol en pago por visión y el año que viene no podrá vender ni uno, cuando Mediapro pase a tener los derechos en exclusividad.

 

Además, se suponía que PRISA no era una empresa cualquiera, una constructora más. Parece que no, al menos con Juan Luís al mando. Pero él como si nada, erre que erre, pregonando su vanidad allá donde quieran escucharle y sentando cátedra como si fuera un modelo de liderazgo empresarial, ayer mismo desde las páginas de El País, que no pudo sino reproducir una entrevista al “líder” en la versión española de Esquire. En ella, Cebrián demostraba vivir anclado en el pasado, atreviéndose a afirmar que “El Mundo no responde a una concepción de la convivencia ni de la vida. Responde a toda clase de oportunismos constantes y ése es uno de los problemas que tiene. EL PAÍS responde a una concepción de la profesión muy definida. Tiene unos principios editoriales e internacionales que te pueden gustar o no, pero que son muy estrictos. Eso es lo que nos ha dado coherencia todo este tiempo”.

 

Falso. Yo aún diría más, es mentira. Al menos desde que Zapatero dejó claro que no se casaba con ningún grupo de comunicación, PRISA a través de El País – y también de la SER – ha actuado en innumerables ocasiones de forma sesgada. El mejor ejemplo lo constituyen sus críticas permanentes a Carme Chacón, no por ser mala Ministra, por ser catalana o por ser mujer, no, sino por ser pareja del ex Secretario de Comunicación Miguel Barroso, amigo personal de Zapatero y responsable de autorizar la licencia a La Sexta (en el mismo acto en el que la recibió Cuatro, todo sea dicho). En realidad, no hay apenas diferencia con la campaña que viene sosteniendo El Mundo contra César Alierta por un asunto de información privilegiada de bolsa que no es sino una venganza por la decisión de aquél de dejar caer el sueño de crear un imperio rival que, ¿adivinan quién iba a dirigir? Acertaron, el ínclito Director de El Mundo.

 

Pero la mejor perla de la entrevista de ayer fue ésta: “Tanto Ignacio Polanco [presidente de PRISA] como yo debemos cambiar la cultura de esta empresa, manteniendo como referencia a la familia, pero incrementando la idea de multinacional cotizada, que es lo que verdaderamente somos.” Al meter al hijo del fundador en el bote, Cebrián nos está diciendo que todos los males de PRISA se deben a que la familia propietaria no ha sabido acometer la transformación en una multinacional cotizada. Es decir, la culpa de que estén al borde de la quiebra es de ellos, si le dejaran las manos libres los inversores se pegarían por las acciones de PRISA, especialmente ahora que están a sólo 2 euros, bien lejos de los casi 20 a los que cotizaba hace pocos años.

 

Pues no. Es posible que Cebrián tenga que engañarse a sí mismo para poder dormir tranquilo pensando que es un gran ejecutivo internacional al que, lamentablemente, no le han dejado explotar todo su potencial. Pero la realidad es bien distinta. El chico era un buen periodista y lo hizo bastante bien como Director de El País, pero no daba para mucho más y desde luego no para comandar una empresa del tamaño de PRISA. No hace falta que me crean a mí, basta con que escuchen a cualquiera de los bancos implicados forzados a renovar la deuda de la empresa para evitar su quiebra. O a los inversores internacionales que muestran interés en comprarla – a precio de saldo, eso sí, dado su negro presente – pero sólo si Cebrián deja de tener mando en plaza.

 

Es una pena porque PRISA era en verdad una empresa diferente, con fin de lucro, por supuesto, pero acompañado de una cierta vocación político-social que le ha venido muy bien a este país. Ahora, en cambio, las opciones son la quiebra o ser absorbida por empresas rivales que a buen seguro no tendrán tanta “conciencia social” como tuvo PRISA en el pasado.

36 pensamientos en “DePRISA

  1. ¿PRISA en quiebra? Humm…. difícil de creer. En un tiempo, mantuve cierta conexión con la redacción de El País. La impresión que tengo hoy es que el grupo no ha gestionado bien el relevo generacional en el diario. Puede que la fórmula ganadora de la transición, gracias a la que se construyó el periódico más influyente de España, se hubiera agotado; pero lo que la ha sustituido no es mejor. Moreno me parece un mediocre, pero no exento del exceso de soberbia y vanidad que es marca de la casa y que caracterizó siempre a Cebrián. ¡Qué mal escritor de novelas es este tipo! Más allá de las rivalidades políticas y de la tradicional envidia hispana, ¿hay alguien que hable bien de él?

    Abrazos para todos.

  2. Muy valiente el artículo de Padre de Familia. Dice las verdades del barquero (¿o son las del porquero de Agamenón? ¿quién era ese barquero del dicho?)). A mi me preocupa más la pérdida de profesionalidad del diario que sus dificultades financieras. Entiendo que las dificultades financieras explican en buena medida la deriva actual, pero hay algo más profundo, que no sé si tiene que ver con el asunto generacional que apunta Teoura. Por ejemplo, Moreno está mucho más preparado intelectualmente que Cebrián, que es un diletante, un amateur y un autodidacta.

    El editorial del sábado pasado sobre los 4 millones de parados es un buen ejemplo. Al margen de que a uno le desagrade más o menos el tono áspero de la crítica y el aire de suficiencia de la casa, el problema es la falta de análisis. Era una cascada de adjetivos, con tesis delirantes como que la causa del paro es no sé qué “negacionismo” de ZP. La opoinión del periódico huele a naftalina, es muy raro encontrar un análisis que no pontifique o que no diga lo que uno ya se espera. Además, el autismo del grupo ha aumentado: ahí están esas fotos que publican cada poco en las que unos se dan premios a otros, con esos jurados formados por los Juan Cruz, Estefanía, Savater, Ridao, Lledó… son siempre los mismos y se creen el centro del mundo.

    Yo sigo comprando y leyendo El País, pero ya no me sirve como lectura única. Necesito complementarla con la de Público, que ha mejorado notablemente en sus primeros 18 meses de vida, a pesar de las convuls¡ones que ha sufrido. La información es más agil, más interesante por lo general, no tiene esos “santones” del País, y habla de cosas que para el Pais no existen.

  3. Un factor importante en la caída de El País es sin duda la funcionarización y envejecimiento de su plantilla, pagada muy por encima de los precios del mercado y apenas renovada.
    No sólo Público es más agil. Ayer mismo La Razón publicaba una excelente entrevista a Moratinos, en la que las preguntas no deslizaban el ideario conservador del diario. Y ABC es mejor sobre las interioridades de ETA. Todo eso es bueno, lo malo es que El País no sepa reaccionar, acostumbrado a disfrutar de las fuentes de conexión privilegiadas con el Gobierno, que ahora son menos frecuentes y menos constantes.

  4. Para los que lean inglés, abundando en la tesis de que no todo es negro en Oriente Medio

    April 27, 2009, Clinton’s Mideast Pirouette
    By ROGER COHEN

    The sparring between the United States and Israel has begun, and that’s a good thing. Israel’s interests are not served by an uncritical American administration. The Jewish state emerged less secure and less loved from Washington’s post-9/11 Israel-can-do-no-wrong policy.

    The criticism of the center-right government of Prime Minister Benjamin Netanyahu has come from an unlikely source: Secretary of State Hillary Clinton. She’s transitioned with aplomb from the calculation of her interests that she made as a senator from New York to a cool assessment of U.S. interests. These do not always coincide with Israel’s.

    I hear that Clinton was shocked by what she saw on her visit last month to the West Bank. This is not surprising. The transition from Israel’s first-world hustle-bustle to the donkeys, carts and idle people beyond the separation wall is brutal. If Clinton cares about one thing, it’s human suffering.

    In fact, you don’t so much drive into the Palestinian territories these days as sink into them. Everything, except the Jewish settlers’ cars on fenced settlers-only highways, slows down. The buzz of business gives way to the clunking of hammers.

    The whole desolate West Bank scene is punctuated with garrison-like settlements on hilltops. If you’re looking for a primer on colonialism, this is not a bad place to start.

    Most Israelis never see this, unless they’re in the army. Clinton witnessed it. She was, I understand, troubled by the humiliation around her.

    Now, she has warned Netanyahu to get off “the sidelines” with respect to Palestinian peace efforts. Remember that the Israeli prime minister and his right-wing Likud party have still not accepted even the theory of a two-state solution.

    In House testimony last week, Clinton said: “For Israel to get the kind of strong support it is looking for vis-à-vis Iran, it can’t stay on the sidelines with respect to the Palestinians and the peace efforts. They go hand in hand.”

    That was a direct rebuke to comments from Netanyahu aides who told the Washington Post Israel would not move on peace talks until it sees the United States check Iran’s nuclear program and rising regional influence.

    Although I don’t agree with the forms of linkage being made by Netanyahu and Clinton between Iran and an Israeli-Palestinian peace — the issue is not how to threaten Iran but how to bring it inside the tent — I agree with both of them that a link exists. At Madrid, at Oslo and at Annapolis, over a 16-year span, attempts were made to advance peace while excluding Iran. That doesn’t work; it won’t work now.

    The trick is to usher Israel-Palestine peace efforts and the quest for a U.S.-Iran rapprochement along in parallel.

    That’s why it’s so important that Clinton told Netanyahu that he can’t slip away from working for peace — and that means stopping settlements now — by taking an Iran detour.

    Clinton also indicated an important shift on Hamas, which the State Department calls a terrorist group. While stressing that no funds would flow to Hamas “or any entity controlled by it,” she argued for keeping American options open on a possible Palestinian unity government between the moderate Fatah and Hamas.

    So long as a unity government meets three conditions — renounces violence, recognizes Israel’s right to exist and abides by past agreements — the United States would be prepared to deal with it, including on $900 million in proposed aid, Clinton indicated. Washington does business with a Lebanese government in which Hezbollah controls 11 of 30 seats, although Hezbollah is also deemed a terrorist group.

    Such a changed U.S. policy makes a lot more sense than the previous one, which insisted on Hamas itself — rather than any Palestinian unity government — meeting the three conditions. No peace can be made by pretending Hamas does not exist, which is why advancing Palestinian unity must be a U.S. priority.

    This sensible shift will anger Israel, although it deals indirectly with Hamas through Egypt. Israel’s de jure stand on Hamas — that it must recognize Israel before any talks begin — is wildly at odds with Israel’s de facto methodology since 1948.

    So it’s a week in which I cheer Clinton, although her reference to “crippling sanctions” against Iran if the proposed rapprochement fails was a mistake. Sanctions haven’t worked and won’t.

    Tehran will not come to the table if it sees Obama’s extended hand as just a deceptive prelude to “crippling” measures. My advice to Tehran: watch what Obama says. He’s driving Iran policy.

    Obama’s doing it in a way that means the Israeli-American friction evident in Clinton’s remarks will be a theme of his first year in office. As Lee Hamilton, the president of the Woodrow Wilson Center, told me: “Initiatives are underway that show the United States is going to have some major differences with Israel.”

    He also said Netanyahu is “a little more flexible than maybe he’s given credit for.”

    Netanyahu as Begin the peacemaker? It’s not impossible. Nor is Obama to Tehran. Provided the president pushes on the two fronts at once.

  5. Quédese, pues, tranquila la progresía española. Si “El País” y demás tribunas de los chicos de Juani envejecen, ahí están los modernos medios de la caverna prestos a darnos su moderna visión de las cosas. Si los columnistas del ya veterano diario de Polanco envejecen, ahí están el Ussía o el Gustavo Bueno de turno para rejuvenecer ideas e intenciones políticas. Pero por lo demás es cierto: cojonuda la entrevista a Moratinos, al que mañana comenzará a llamar “Moranquino” y a decir que es más tonto que pichote. Y el conocimiento de los entresijos etarras de ABC es inconmensurable, incluyendo, supongo, el “proceso de claudicación”, ¿no?

    Venga, que no decaiga. Y que vuelva “El Alcázar”.

  6. Hola a todos!

    Hola Padre de familia, la verdad es que sobre Prisa no puedo decir nada, no tengo ni idea. Pero me ha gustado lo que has puesto después sobre Israel y USA, que haya diferencias entre ellos no es para mal…

    Saludos!

  7. La capacidad para sobredomensionar defectos y minimizar virtudes de la que PdF hace alarde (¿es valentía?) en relación co El País parece más la pataleta del novio despechado que un análisis objetivo. Y si “La razón” tiene algo que ver con prensa que sepa diferenciar información de opinión, es que vivo en otro mundo. Respecto de lo que cuenta nuestro querido articulista de a b y c acerca de su profundo conocimiento del submundo etarra, simplemente delirante.
    Una cosa es estar defraudados, e incuso profundamente defraudados por la deriva del que fue faro de diarios, y otra poner como ejemplo de periodismo a la caspa prehistórica.

    El País sigue con un sesgo antizapatero indudable y cerril, si, Gabilondo puede que sea un pope para el púlpito…pero no me pongan en contraposición ciertos ejemplos de objetividad y buen hacer, por favor.

    Y uno compra público desde su nacimiento aunque tampoco le llene plenamente el formato ni le agraden determinadas columnas de opinión.

  8. Gracias por el artículo, Padre de Familia. Valiente y bien elaborado el artículo. Coincido con la visión del personaje Cebrián, quien es realmente mucho más siniestro. También simpatizo, en gran parte con Teoura y Don Cicuta. El grupo PRISA, quizás producto de una vanidad desmedida, ha dejado de elaborar buenos análisis y ha puesto al frente a aficionados… Un ejemplo: la sección de opinión. Casi todos los días hago el mismo ejercicio: ver la profesión de las firmas de los artículos centrales. Verán como casi todos los días hay un escritor. Y me pregunto: ¿qué sabrán los escritores de economía, sociología, relaciones internacionales o biología? Pues casi siempre saben muy poco. De hecho, en el 90% de los casos acaban concluyendo que la solución a todo es la moral y la ética. Demasiado oscuro para mi mente entienda qué significa esto….

    ¿Más defectos? Cuando hacen información son aburridos y cuando se decantan por la opinión navegan entre en antizapaterismo cerril y los análisis repetitivos -véase por ejemplo el artículo de ayer de Elorza-.

    Público es aire fresco, como dice don Cicuta, pero aún le falta. Algunas de sus firmas dejan mucho que desear -por favor, que no escriba más el hijo de Savater….-. En cambio, tienen periodistas jóvenes muy brillantes, ahora infrautilizados -léase Ignacio Escolar-.

    Yo sigo informándose a través de Prisa, aunque les leo, escucho y veo con mucho cuidado. Aunque ZP tiene defectos, me parece mejor persona que el siniestro Cebrián…..

  9. Respecto de JL Cebrián: más qjue endiosarse, le endiosaron y coincido con Teoura en que me parece un mal, muy mal, novelista (con dos de sus “obras” tuve hasta el hartazgo)

  10. No voy a hacer leña del arbol caido….pero me pregunto si “el hartazgo” sobre la obra literaria de J.L.Cebrian ,de Teoura y Lezo es debida a que pagaron “las novelas” con su bolsillo…..jeje.
    El problema del periodismo actual ,es que quieren sintetizar los argumentos a base de adjetivos calificativos….y asi no hay quien haga un silogismo en condiciones….¡¡seran cabrones!!….jeje.

  11. Respecto de la denominada “guerra del fútbol”, en la que desde sus orígenes (¿recuerdan ustedes aquella declaración de “interés general” de los tiempos de Álvarez-Casquetes?) estaba ya PRISA, decirles que la emisión en “peiperviú” es una regalía gorda que los gobiernos de cualquier signo han usado para premiar fidelidades. En el origen de la cuestión, tiempos ansáricos, compartían la tarta no sin encontronazos el Canal Satélite Digital primigenio y prisaico, y la plataforma Vía Digital, made in Villalonga, Ansar´s friend. Luego llego muy de mala gana, pero el mercado mandaba, la fusión en Digital +. ¿Y ahora? Pitoniso Salaberria advierte: Mediapro (vulgo La Sexta) se gasta un pastizal, partidazos en abierto, Digital + se va al garete, pero ya andan los de Roures pidiendo que desde la TDT, a inicial módico precio, puedan comprarse contenidos concretos (cine, partidos de fútbol, tenis, F-1, etc …..). Resultado, que en un par de años, gracias a ese permiso (si se lo conceden) los partidos de pago, otra vez peiperviú, bien desde la TDT, bien desde otro soporte, volverán a costar doce o quince leuros de vellón, y todos los que ahora rásganse las vestiduras con PRISA quedarán con las posaderas al descubierto.

    Eso si para entonces no ha vuelto el peperí espectro político al poder, en cuyo caso nos divertiremos mucho más, porque terceros acudirán al panal de rica miel, como ese egendro radiotelevisivo que comentan que andan perpetrando Pedro oJt, Fedeguico, Intereconomía, etc …..

    Posdatilla 1: Juanli Cebrián no es que me agrade mucho, ni como periodista, ni como novelista, ni como gestor empresarial. Es más, no me suscita ni la menor de las simpatías. Pero de ahí a la demonización …. por mil años que viva Juanli no bajará a los infiernos morales por donde los antes citados priostes de la caverna se han movido desde hace cinco años (y antes, y ahora mismo, y en el más corto de los futuros, y más allá) en este país y en materias delicadísimas, incluso sin pararse a reflexionar hasta que punto han puesto en peligro la convivencia entre compatriotas.

    Posdatilla 2: efectivamente, amigo Lezo, como a usted, a mí me ha llegado al corazón lo de “La Razón” y “ABC”. No sé si llorar o reir, si cortarme las venas o dejármelas largas. Luego lo del Oriente Medio, ….. Ainsch …..

  12. Venga, va, para la sobremesa. Prefería la copita de Frígola con hielo, pero ando pachuscho de los “bajos” (cistitis) y el arcoó, ni probarlo.

  13. Por cierto, y en relación a “Público”, os imagino conocedores: Javier Ortiz, escritor y columnista, en “Público” como Jefe de Opinión y ex del diario de Pedro oJt (que abandonó por motivos ideológicos), falleció anoche en Alicante, a los sesenta y un años. Es una noticia que me ha entristecido mucho, ya que le tenía en gran estima y le consideraba un hombre de principios sólidos difícilmente sobornables. Su propio obituario lo tenía preparado para cuando llegara la inevitable ocasión, como aquí enlazo …..

    http://www.publico.es/222017/javier/ortiz/periodista

    Y no me resisto a colgar este artículo suyo del pasado sábado 25 de abril, sobre una señora en torno a la cual compartíamos cierta perspectiva. Disfrútenlo:

    **Todavía están estupefactos los periodistas y políticos que acompañaron a la ministra de Defensa en su reciente visita a la fragata Numancia, en el puerto de Mombasa (Kenia). No pocos de ellos debían de tener a Rosa Díez por una mujer sobria, entregada a su misión política, poco o nada preocupada por cuestiones presuntuosas y no daban crédito a lo que veían sus ojos: una especialista en el arte de empujar con los codos para mantenerse a la vera de Carme Chacón mientras la prensa estuviera sacando fotos.

    Un punto de intriga: ¿para qué llevaba la presidenta de UPyD una bolsa de viaje de tan importantes dimensiones, cuando sólo iban a pasar un par de horas a bordo? Lo descubrieron según fueron viendo el desfile por la pasarela.

    Díez ha despertado las simpatías de una fracción del electorado, pequeña pero significativa, que no ha dudado en atribuirle virtudes muy por encima de las demostradas.

    Es gente que quería a alguien que defendiera un españolismo no necesariamente de extrema derecha y ha decidido que esa persona es Rosa Díez. Lo cual nos lleva a la conclusión de que un líder político puede ser una persona de gran valía, pero apenas recibir la atención del electorado, en tanto que otro lo mismo es un pequeño desastre con ínfulas dictatoriales y pasar por una lumbrera.

    Conozco a bastante gente que ha tenido relación laboral y política con ella y no acaba de valorarla como aquellos que simpatizan con lo que dice pero no saben cómo lo hace.

    ¿Qué es mejor: aparentar y no ser, o ser y no aparentar? Yo, al menos, lo tengo clarísimo.**

    Un abrazo.

  14. Lezo, mucho me temo que no lees La Razón nunca, lo cual está bién. Yo sí la hojeo diariamente y me sorprende que un panfleto tan facha en la portada tenga contenidos periodísticos de un nivel profesional y de independencia ideológica que yo no esperaba. Lo digo porque es lo que veo. Que a Salaberria no le gusta y pone en grito en el cielo? Qué le voy a hacer, España y yo somos así, señora, un poquito más abiertos y menos sectarios. Que JL es menos malo que Pedro Jeta lo tengo claro, como que aparenta ser mucho peor empresario. Salaberria no quiere entender o no entiende inglés? Porque si no no me explico cómo le suscita de nuevo desazón un artículo de un judío Yanki que dice que es de puta madre que EEUU presione a israel. En fin, da igual lo que nos indignemos mutuamente: Cebrián ha hundido PRISA como empresa y yo sé lo echo en cara porque no tenemos muchas como lo que solía hacer.
    PD: salaberria, me parece que tienes blancos sustanciales en tu memoria, o conocimiento, sobre la primera guerra del fútbol. Asensio pactó con Polanco a espaldas de MAR, que amenazó con llevar a la carcel a aquel. De aquel pacto nació la colaboración entre las dos empresas, que el aznarato no quería.

  15. Sólo una puntualización para el estimado Padre de Familia de DC: el artículo en pitinglis colgado no me produce desazón. Me produce escepticismo. Respecto del tema de Israel ya está todo o casi todo dicho por mi parte. Pasé por antisemita, por estúpido, por filo-islamista y algunos incluso me premiaron con la indiferencia o el desprecio. Resultado de aquellas fechas infamantes de la intervención de paz de Israel en Gaza, centenares y miles de afectados aparte, tenemos un xenófobo en la cancillería de Israel y en la presidencia de su gobierno al más correcto neocón del país (de mis ex-compañeros laboristas no hablo, que me da risa). Después de ésto, que yo pronosticaba entre grandes risotadas de alguno, cualquier “ventolerilla de paz” que venga de allí me deja templaillo, ni frío ni calor.

    Además, mi inglés, como mi cultura general, cortilla, le confirmo. Más grande, también aserto con usted, es mi sectarismo. Todo el que me conoce sabe cuán cerril soy y cuanta es mi intransigencia.

    Posdatilla: no tengo muchas lagunas sobre el tema futbolístico. De hecho, si lee mi intervención, verá que confirmo que el pacto entre plataformas se produjo por imperativos comerciales, gústele o no a la prelatura política. Como por otra parte ocurrirá en fechas venideras con las teles. Telecinco se parece a Cuatro o a La Sexta como un pollo a una castaña, a pesar de lo cual ahí andan negociando futuras fusiones de las que resultarán curiosos híbridos. Y Antena 3 también en el ajo. Y me reafirmo en cuál va a ser el futuro del fúmbol patrio, que ya lo ha confirmado Roures hoy. En el futuro más próximo, habrá fútbol en abierto el sábado y en modalidad de pago el domingo. O sea, como hasta hace pocos días. Los maratones de partidos de La Sexta “de válvula” (gratix) son un espejismo preparatorio de lo que tienen que venir, que es lo que había, pero con Mediapro como usufructuaria de los rendimientos del productivo negocio de la pelota. Y en esto tanta culpa tiene Juanli Cebrián como mal gestor, cosa que también he reconocido, como la cercanía a las amistades amistosas de Roures, entiéndaseme.

    Un saludo.

  16. Error PdF, ojeo regularmente La Razón digital , (pagar por eso sería delito) y no deja de parecerme puritita caspa.

    Supongo, es sólo un suponer, que no habrá sido el engreido de JL Cebrián solito quien ha hundido PRISA…Sería demasiado para su ego.

  17. Pues yo no leo La Razón nunca. Ni en digital. Me basta con ver a su director, ese señor Marulanda a veces en la tele, en 59 segndos, para no tener la menor intención de leerlo. Es un personaje tan corto, pero tan corto tan corto, que no me explico cómo puede sobrevivir un periódico dirigido por él. Y luego ese otro periodista, Vera, que es parecido en cortedad. Y otra señorita rubia que va a veces a 59 segundos también y que no recuerdo cómo se llama, que tampoco me parece una lumbrera. Y todos ellos sectarios, pero sectarios de verdad, de los de consigna. Así que ni lo he leído ni pienso leerlo nunca. Pero supongo que eso no es incompatible con que un día haya una entrevista buena con Moratinos o con quien sea.

    El ABC lo miro a veces, porque lo tengo a mano en una casa que frecuento. Miro las esquelas, sobre todo, por curiosidad. Y a veces algo de la tercera página.

    El Mundo no lo he comprado ni lo compraré jamás, por una cuestión de principios. Por su director.

    Leo Público desde que empezó, lo recibo todas las mañanas. Me parece ágil, fácil de leer, y a veces tiene artículos que me parecen buenos, pero lo leo deprisa.

    Y, por fin, El País, del que soy suscriptor desde el día que nació. Que he leído religiosamente día a día durante años. Que me ha servido casi de guía espiritual (es broma) durante la transición, con aquellos editoriales valientes y brillantes de Pradera, que me ha hecho disfrutar durante años con articulistas como Savater, del que he aprendido mucho sobre eta y el país vasco con sus editoriales o con las columnas quincenales de Patxo Unzueta, o con los reportajes de Barbería y otros…. en fin, Mi periódico, sin lugar a dudas, el periódico que compré en la madrugada del 24 de febrero de 1981 y que me hizo llorar. Y sigue siendo mi periódico, aunque hoy me aburre y me cabrea cada día a partes iguales, y me indigna muchas veces, me indigna la utilización de sus páginas para saldar cuentas empresariales, o qué yo sé de qué tipo, de su consejero delegado, o de quién sea, con el poder. Me aburren los artículos de tantos que se han convertido en “santones”, y que se repiten, y que también vierten en el periódico sus frustraciones personales, o sus enfados, o qué se yo qué, con el Gobierno. Me aburre a morir encontrarme a Juan Cruz hasta en la sopa. O a Elvira Lindo, que en su día me divirtió mucho y con cuya lectura disfrutaba, y que ahora, cada vez que empieza con su yo, mi, me, conmigo, me impide seguir leyéndola. ¿Qué le pasó a ese periódico? Yo no le sé bien, pero nada bueno. Y bien que lo siento.

  18. Al releer mi comentario, tengo la impresión de que he implicado a Tirofijo en la dirección de la Razón. En fin, el subconsciente..

  19. Una anécdota personal: una vez, en 1991 o 1992, no recuerdo bien, asistí a una charla de Juan Luis Cebrián, con un auditorio reducido. A mi lado estaba una persona conocida y ponderada, cuyo nombre no voy a dar por razones obvias. Yo le pregunté inocentemente: “¿sabes de qué va a hablar?”. Y él, que conocía bien a Cebrián, me contestó muy convencido: “no lo sé, pero seguro que habla de lo que habla siempre: de él mismo”.
    Acertó.

  20. PMQNQ 23….Supongo que “las razones obvias”,seran porque aun es “una persona conocida y ponderada”en estos momentos …,o ¿es que tambien ha perdido los papeles?….seguroi…..jeje.

  21. Telita marinera Pater fmilias como atiza hoy a la dirección de Prisa.

    No se si Cebrian es tan malísimo empresario como dice Pater, pero el caso es que el tema no parece estarle saliendo muy bien, sobre todo en lo que se refiera a la gestión de lo digital y la tele.

    Lo de El Pais y 4 me parece que tiene más que ver con la crisis. También me gusta Iñaki en el informativo de 4, aunque quizás estuviese mejor en las mañanas de radio, yo es que no soy de oir mucho la radio.

    Mi crítica principal es contra el periódico, que se ha vuelto una especie de pontífice de lo correcto, coincido en muchas de las valoraciones con PMQNQ, ademas con juicios a veces claramente parciales y muy errados, y no solo, pero si muy palpablemnte en materia económica.

    Creo que el Pais deberia tener a gente que cuando habla de un tema como este, supiese algo mas que cuatro generalidades sobre lo que escribe (me consta que esto deja mucho que desear), o que al menos si editorializan, alguien revise lo que escriben para que no contenga errores técnicos -la opinion es libre, el rigor no -.

    A todo esto no ha ayudado las ediciones digitales, inmediatez, sin tiempo para comprobar…eso no ayuda.

    Con todo sigue gustandome

    Saludos

  22. El artículo de Roger Cohen reproducido por PdeF es muy importante. Básicamente nos muestra una Hillary Clinton que ha dejado de lado al electorado judio de Nueva York y le dice a Netanyahu “Tú dices que tu gobierno no va a hacer ningún intento de paz ni a dejar de construir asentamientos si EEUU no frena enérgicamente a Irán y su fabricación de la bomba atómica. Pues yo te digo lo contrario, o tú aceptas primero hacer un estado palestino y dejas de hacer asentamientos en su territorio o no vamos a frenar a Irán y vamos a intentar disuadirles amistosamente.”
    Ella se ha paseado por los pueblos palestinos y ha quedado desolada de ver la miseria y atraso en comparación con los asentamientos y sus carreteras -solo para israelies- que atraviesan el territorio palestino.
    Sin duda es un cambio muy importante despues de dos décadas de ignorancia total del gobierno de EEUU respecto a los palestinos. Pero Obama tiene muchos retos internos y externos. Todo ello le va a dejar pocas fuerzas para dedicar a Israel y Palestina. El gobierno israelí lo sabe, su poderoso ejército no teme a los palestinos, da la impresión de que los israelíes y sus poderosos lobbies en Washington van a esperar tranquilamente. El problema internacional de EEUU es ahora Afganistán y Pakistán. En ambos paises hay que hacer frente a los talibanes que dominan toda la zona fronteriza entre ambos paises. Hay que convencer y, por tanto, financiar al ejercito pakistaní para que pueda expulsar a los talibanes.
    Tampoco en Irak la cosa está mejorando; el gobierno dominado por los chiies no quiere admitir a los sunies, que s su vez tiran bombas a los peregrinos chiies. ¿Podrá Obama cumplir su promesa de retirarse de Irak? La derecha israelí sabe esperar construyendo más asentamientos y carreteras amuralladas mientras tanto.

  23. ¿es licito dar una opinion periodistica sin rigor alguno,cuando se le acusa al gobierno de no tenerlo?

    Supongo que debe estar penalizado con “trabajos sociales forzados” a la comunidad ,como portero de discoteca…..jeje.

  24. Hola
    En este artículo pueden encontrar más datos sobre los desastres del gran gurú Cebrián http://www.rebelion.org/noticia.php?id=82437 . Lo mejor es que según cuentan, El País censuró el anunció de Le Monde Diplomatique en el que este artículo aparecía en portada. Yo perdí la fe en El País cuando fue la I Guerra del Fútbol, pues, como se dice aquí, no supieron contenerse, aunque es cierto que les estaban pegando muy duro. Tengo un recuerdo, igual me engaña la memoria, que la guerra acabó con la intermediación de Jesús Gil, con foto y todo, ¿alguien más lo recuerda? Y lo que ya me remató del todo fue la cobertura que hicieron de Chavez y del golpe de estado que le dieron, recuerdo con mucho asco cómo intentaron vender en un primer momento todo aquello. A partir de aquel día, Chavez empezó a caerme mejor, y dejé de creerme mucho de lo que se cuenta en España sobre él.
    Sigo siendo de los que lee el País todos los días, pero hace más de una década que dejó de ser para mi un periódico serio. Lo veo como un medio más al servicio del grupo PRISA, no como un periódico independiente. Y sí, también me aburren muchísmo la mayoría de sus articulistas, no todos (me siguen gustando Gil Calvo o Vicente Verdú), y demasiadas de sus noticias me parecen largas y con poca chica, nada que ver con los reportajes de The Economist.

  25. Muy interesante el artículo de PdF. Estoy de acuerdo en lo que plantea y comparto en buena medida varios de los comentarios que se han hecho (Teuora -¿problema de relevo generacional?- Cicuta, Isidoro, PMQNQ,…).

    Tiendo a pensar que es excesiva la contraposición -en términos elogiosos-, al trabajo periodistico de Público, La Razón, ABC,… pero tal vez, en lo que se refiere a los medios de la caverna, mi duda se deba a lo poco que los sigo (en el caso de ABC mi perversión se agota con los columnistas habituales). Público ya apenas lo leo (de hecho, me acabo de enterar -por la nota de Jon Salaberría- del fallecimiento de Javier Ortiz) especialmente tras el despliegue de judeofobia de que ha hecho gala en los últimos meses (compitiendo en eso, desde luego, con El País).

    En general me parece que lo de la falta de profesionalidad y de rigor es generalizada en el periodismo español. Aunque fastidie más ver que la degradación alcanza igualmente a El País.

    Me ha sorprendido la referencia a la preparación intelectual del actual director de El País, Javier Moreno, a la que alude Cicuta. Tal vez sea así. A mí, que sólo conozco del tipo su trabajo al frente del periódico me parece que es un auténtico ceporro. Sus grandes entrevistas (las dos o tres al menos que le he leido) deben estar entre las peores que han producido los directores que ese diario ha tenido y su reciente deposición en el espacio del defensor del lector (en realidad de autobombo) que ya comenté de pasada dias atrás me pareció una de las páginas más bochornosas que he leido en ese periódico que yo, como otros muchos, he considerado casi una institución de la democracia. En fin, Javier Moreno me parece una auténtica desgracia para El País. Pero él es sólo un síntoma no el origen del mal, sobre cuyos rasgos nos ilustra bien Padre de Familia.

  26. A Chuchango: ¿Es posible que te haya gustado el artículo de Gil Calvo de ayer? A mi me pareció espantoso. Un modelo de falta de rigor. Daba la impresión de hablar de cosas de las que sabe muy poquito.

    Me acaban de decir que hoy han cerrado todas las librerías Crisol de Madrid. ¿Tendrá alguna relación con DePrisa?

  27. Amistad Cívica (24): No, sigue siendo una persona ponderada y prudente. No ha perdido los papeles en absoluto.

  28. Si Enrique Gil Calvo es un buen columnista…¡¡cuidado con el edificio!!. Es difícil encontrar a un personaje con tan poco bagaje y tan pagado de si mismo…pero gustando…

  29. Pues menuda suerte tienes, Fernando, porque en PRISA hoy no ha quedado títere con cabeza. Creo que no se han librado ni la buena gente del servicio de limpieza ni los de mantenimiento …..

  30. Gracias por los comentarios, críticos incluidos. Parece que el tema al menos interesaba. Lo que a mí no me interesa en absoluto es el victimismo de los que van de vilipendiados. Oiga usted, si no se le puede criticar, no opine, que a mí me critican usted y muchos y no voy por ahí lloriqueando y mucho menos abandonando blogs. Opine, razone, critique y dejese de monsergas. A mí no me puede acusar nadie de pro israelí en el sentido de apoyar a la carcundia y a los fanáticos de ese país. Pero se puede diverger de lo que opino, faltaría más, de la misma manera que se puede diverger de lo que usted opina y no por ello merecer su victimismo.

  31. Ah, y Cebrián para mí sigue siendo un desastre como gestor, un escritor mediocre y un egocéntrico como persona, le moleste a quien le moleste, responsable del hundimiento de algo muy valioso que contribuyó a crear.

Deja un comentario