Democracia sí, ¿monarquía también?

SenYor_G

2014 aunque no lo parezca, dimite el jefe de estado y le sustituye su hijo como si fuese el amo de la empresa, casi 4 años después de mi primera contribución a Debate Callejero, el título podría ser el mismo: Constitución sí, ¿monarquía también?

Me quejaba entonces de que en las primeras elecciones eran ilegales los partidos explícitamente republicanos e incluso se habían censurado videos electorales. Recordaba que el abandono de la bandera republicana y su debate fueron uno de los puntos claves que permitieron la legalización del PCE, principal fuerza antifranquista en un clima de violencia y terrorismo también de la extrema derecha sin olvidar la amenaza de ejército.

 Y concluía que ”hay monarquía, sí, pero darla como legitimada en el referéndum del 79 es estirar mucho los conceptos y olvidar la situación de aquellos años: un todo o nada con nuevos demócratas de toda la vida que controlaban el proceso, debates abortados, imposibilidad de defender la república con mínimas condiciones y recurso al miedo para no dejarnos ir más allá.”

Si hace 4 años pensaba esto sobre el 79, ahora todavía hay más motivos, porque afortunadamente todo el blindaje policial y mediático al rey se va rompiendo. ¿No les ha parecido raro en todos estos años no ver acercarse nadie con una bandera republicana o con una crítica contundente allí donde se ha acercado el rey? País Vasco a parte y tampoco demasiado. ¿A cuantas personas se les habrá recortado su derecho de manifestación para proteger a la monarquía y todo el paquete asociado?

Esto se les acaba, en beneficio de una democracia con un pueblo más maduro, que pueda decidir más cosas por sí mismos. Si en el 79 podía tener sentido un apoyo a la forma de estado en beneficio de las libertades y mejoras sociales y económicas ahora esto se ha acabado. Hace tiempo que la burbuja se ha acabado y aunque solventes periodistas insisten en recordarnos el apoyo del PCE en su momento a la monarquía la situación es otra y ya Anguita lo explicitó muy bien para sorpresa de algunos en aquella fiesta del PCE en 1996: si la vivienda y el trabajo digno del que también hablaba la constitución era olvidado nosotros también podíamos olvidar a la monarquía:

“En las horas difíciles de la Transición Española nuestro Partido, en aras del consenso para que el Estado Social y Democrático de Derecho estuviese contemplado en la Constitución priorizó los contenidos del mismo a la inclusión de los dos primeros principios en la Constitución y pasó, transitoriamente, a un segundo plano, su lucha y su esfuerzo para que el futuro Estado Español tuviese la forma Republicana.”[1]

Si en 1996 ya se ponía en duda lo de que España el carácter Social del estado Español, ahora con el volumen de parados y desahucios ya es desquiciante y la vinculación personal del rey a los negocios de los responsables de esta crisis está claro. Y como el el 1996 la corrupción vuelve a estar en la boca de todos y en los bolsillos de unos pocos.

Se hace necesario una jefatura de estado más transparente y conocer los negocios del rey actuales y pasados. No es de recibo que sea aforado y que este sea lo que haya bloqueado tanto tiempo una ley de abdicación. Creo que nuestra democracia debe confiar en un pueblo maduro para que decida por ella misma todos los cargos políticos del estado. Pero quizás haya quien piense que la familia real tiene muchas ilegalidades que ocultar o que no hay una mayoría que apoya la monarquía y que será sostenible simplemente con la minoría monárquica de bloqueo que tiene la constitución.

Aquí y ahora #ReferendumYa. 


 [1] También decía esto:  “La apuesta por un Estado Federal Español y Solidario constituye hoy una propuesta alternativa en [1]los programas y proyectos de IU. Y en cuanto al Derecho de Autodeterminación debemos hacer [1]constar que hay documentos aprobados en la IV Asamblea de IU que así lo reconoce. En el debate [1]que va a producirse dentro de unos meses en IU sobre la profundización y concreción de nuestro [1]modelo federal aparece, también, como propuesta para debate y profundización el Derecho de 1]Autodeterminación”

14 pensamientos en “Democracia sí, ¿monarquía también?

  1. La clave sobre Monarquía o república vendrá, no sólo de la mano del pueblo, que hoy no parece estar por el cambio sino, sobre todo, por la mano de Felipe VI. Si es como su padre, la monarquía irá perdiendo adeptos y sucumbirá, si es como se espera de él, la consolida.

  2. El titulo del articulo de hoy es engañoso pues si se es objetivamente concreto debería decir::
    Democracia sí, ¿monarquía PARLAMENTARIA ,también?.
    Puede que la democracia sea lo contrario de una monarquia absolutista o dictadura pura y dura,pero no considero que la democracia entre en contradicion con una constitución monárquica parlamentaria refrendada por el pueblo y desarrollada a través del tiempo con mayorías parlamentarias.fruto de la soberanía popular.
    Demo cracia a Dios….JAJAJA…..que nervios

  3. Mi discrepancia no puede ser mayor.

    Hace poco escribía Nicolás Redondo Terreros en El País (“El reto de Felipe Vi y el de los líderes políticos”), que la abdicación del rey nos obliga a un esfuerzo de claridad, porque “ha llegado el momento para la izquierda institucional de pasar del juancarlismo militante —forma chusca de establecer una cautela de conciencia de los que no quieren olvidar su republicanismo romántico— a la aceptación plena de la Monarquía”. No tiene sentido seguir eludiendo la cuestión a base de “triquiñuelas de ningún valor intelectual”.

    Que en la transición no se hubiera querido abordar esta cuestión es explicable: había otras urgencias. Pero, en realidad, es esa falta de claridad lo que explicaba la convulsión (no excesiva, de todas formas) vivida en el PCE cuando Carrillo impuso la aceptación de la monarquía. Era la falta de claridad, digo, porque esa aceptación – clave para la buena marcha del proceso democrático incipiente-, era la plasmación realista y deseable (no solo necesaria) de la política de reconciliación nacional que ese partido venía defendiendo desde hacía décadas.

    No es cierto lo que decía Anguita de que el PCE “en aras del consenso” aceptara pasar a un segundo plano, como algo transitorio, “su lucha y su esfuerzo para que el futuro Estado Español tuviese la forma Republicana”, entre otras cosas, porque no hay casi nada en la trayectoria militante comunista -sobre todo en las últimas décadas del franquismo- que apuntara especialmente hacia la consecución de una república. El objetivo era la conquista de las libertades democráticas. Incluso aunque transitoriamente se mantuviera la desconfianza en las posibilidades de legitimación de la monarquía (como “Juan Carlos I el breve”, recibieron al rey, con notable falta de lucidez) pero ni siquiera eso condicionaba ninguna de las estrategias de los comunistas. No podría citar Anguita ni una sola actuación, ni una sola campaña propagandística, ni una sola movilización importante impulsada en los años setenta por el PCE –y hubo muchas- que estuviera dirigida hacia la conquista de una república. ¿A un “segundo plano”? ¡Ya sería al décimo sótano!

    Esa falta de claridad a la que aludía Redondo Terreros es lo que implica que, al mantener un vago republicanismo sentimental como seña de identidad -que no política-, algunos en el PSOE se despisten y hagan seguidismo de otros que reivindican lo del referéndum ahora no porque vean necesaria la república –que saben que perdería cualquier referéndum-, sino por el espectáculo de desestabilización en sí mismo y porque siguen creyendo que la democracia española arrastra un pecado original.

    Hoy escribe Juan Pablo Fusi que “para la democracia, la Monarquía fue en España, en 1931, el problema; y en 1975, la solución. El historiador Hobsbawm pudo decir con razón en 2011 que la Monarquía había sido un marco solvente para el liberalismo y la democracia en lugares como Holanda, Bélgica, Gran Bretaña y, añadía, como España. Por eso que reabrir la cuestión Monarquía-República parezca, ante todo, un error. Peor aún: un error innecesario”. http://elpais.com/elpais/2014/06/10/opinion/1402390337_859561.html

    Creo, con Redondo Terreros, que para evitar recaer en este error –por otra parte revelador de la crisis de la izquierda, no de su hegemonía intelectual o política-, el PSOE debería postular ya la aceptación plena de la monarquía, sin más zarandajas. Al fin y al cabo es lo que, en caso de que se consiga la deseada reforma constitucional, se planteará a los españoles para su ratificación en referéndum (entonces, sí). ¿Con qué argumento se haría si se sigue manteniendo eso tan cursi, y tan equivocado, de la “esencia” republicana?

  4. Procesos mentales de nueva cuña,nada que ver con la Hypekiana levedad del ser nuevo líder de masas.

    Yo ,como buen extraterrestre terrestrillicado,pienso ,luego existo en esta realidad subjetiva en la que se mueven los pensamientos políticos de los ciudadanos que habitan este ente llamado España.
    Yo con plenas facultades mentales he desarrollado las etapas políticas que tiene que llevar a cabo el gobierno de España para solucionar el dilema político de Catalunya.
    El gobierno instara a las comunidades autónomas de Valencia,islas Baleares y Aragon a pedir su integración y pertenencia a la comunidad autónoma de Catalunya.
    Siendo el sueño mas húmedo de los independentistas catalanes la gran Catalunya dels pobles catalans ,no dudarían en abrir las puertas catalanas a tal propósito.
    Una vez integrados los ciudadanos de estas comunidades en una Gran Catalunya,sera el mejor momento para pedir la independencia en referéndum…..claro está que esta idea casi imposible de realizar tiene un final feliz ,machacar con el voto de los ciudadanos españoles de la Gran Catalunya a los catalanes independentistas.
    Jugada maestra donde las haya ,porque una vez logrado paralizar las veleidades de los independentistas catalanes ,los independentistas españoles del la Gran Catalunya disolverán el parlamento y los Valencianos seguiran siendo valencianos,los de las islas baleáricas serán mallorquines ,menorquines ,pitiusos , formeterenses o cabreados,y los aragoneses volverán a ser maños.

    Democracia si,faltaria mas…..JAJAJA….que nervios.

    Por cierto si algún andaluz presente considera que Andalucia tendría que integrarse en La Gran Catalunya para bajarle los humos a los independentistas catalanes,que hable ahora o no deje de reírse para siempre hasta que la risa rompa la barrera del sonido y resuene el toda la Via Lactea…..jiji.

  5. Del twitter de Dolors Boatella
    “Yo no soy demócrata, soy juancarlista.”

    Pues eso, a ver… que JCI abdica, pues hay que volverlo a repensar. Eso se nos decía en DC, que juancarlismo sí y “aluego”… ya veremos…. Ya veremos como coronamos al Pre-parado. Que si un error, que si seguidismo que si tal y pascual pero…

    Lo que hay es un clivaje político en toda regla. El tema de la república ha venido para quedarse. Que la república (o la independencia) es pensamiento mágico. Madre del amor hermoso, y el “poder moderador” del campechano qué, eh? Ríete tu de Spiderman.
    En definitiva. CDC desconecta de la Cultura de la Transición, en sintonía con la mayor parte de los catalanes. Que no? Referendum! El PNV y CC lo mismo
    IU, el resto de izquierdas plurales, Pablemos etc también, pero votando NO
    Quedan nominados a partidos dinásticos el PP, UPyD, C’s, UPN etc.
    UDC lo que quiere es una monarquía dual.
    Y el PSOE pues tiene el corazón partío y Redondo Terreros quiere que sea un partido dinástico 100%.
    Estooo, se acuerdan del PSC que está a favor del Derecho a decidir, pero poquito, pero vota en contra, pero si es legal. Como lo lleva ahora? Todavía no se ha partido? Les sonará el PASOK, que si a aceptar la deuda y tal… Y cómo está ahora? (1)
    Tiempo al tiempo, esto no ha hecho más que empezar. La línea está trazada y la grieta no hará más que aumentar. No sé… Pedro Sanchez o Madina están a tiempo de dejarse coleta?

    Y sí, en 2015 seguirá ganando el PP. A ver con quien pacta. Y lo de Catalunya sigue.

    Lo de Hobsbwan ha sido como una patada en los mismísimos. Lo que no dice es que dinastía. Yo no muevo el culo si no es por la vuelta de los Austrias, los Norodon o Estefanía Grimaldi entrando en Harley Davison en El Escorial.

    (1)Nota: GESOP de El Periódico. Datos Catalunya Intención + simpatía de Podemos y ICV superan al PSC. Carme Chacón se mete a monja para pedir la República vestida con el hábito… a ver si así…

  6. #AC monarquía refrendada por el pueblo hará ya 30 años o así y donde insisto los partidos republicanos eran ilegales y donde hasta hace poco era impensable que dejasen salir ciertas noticias sobre el rey que sí que salen en otros países. ¿Nos parece bien que nos dejen refrendar algo solo que no se podía discutir?

    #Barañain, a mi me parece evidente que para el PCE su forma de estado es la república, aunque se ha mostrado un partido accidentalista como dice FG. Es ese discurso del 96 (http://archivo.juventudes.org/textos/Julio%20Anguita/Mitin%20Fiesta%20PCE96.pdf )se expone que efectivamente para el PCE es más importante desarrollar un estado social que no la forma república o monarquía, pero si se olvidan en desarrollar y cumplir la parte social de la constitución el PCE pasa a poner en primer plano la consecución de la monarquía. La actual crisis ahonda más en este sentido, y además es más que evidente que el rey actúa de comisionista de muchos de los prohombres que se han forrado con la burbuja y con los monopolios que deberían ser del estado. El rey y los responsables de la crisis son uno, y cada vez será más fácil su vinculación por más que los principales medios tengan anulada la capacidad crítica con la monarquía.

    ¿Hubiesen legalizado el PCE sin aceptar a la monarquía? ¿Qué quiere decir ruido de sables?

    Insisto, ¿es democrático que una parte del estado no sea transparente ni responsable de su actividad privada? ¿es democrático que una parte del estado escape a la crítica?
    #Fernando, Felipe VI (de las Castilla, ¿qué numeración lleva la Aragonesa?) no tiene mucho margen y si unos cuantos marrones.

    Sorprende que muchos dudasen de la calidad democrática de los gobiernos de Chavez cuando se habían realizado varias elecciones e incluso un referéndum revocatorio y aquí todo es fetén sin discusión.

    Ha estado brillante Odón Elorza recordando la petición del PSOE de que los diputados del PP tuviesen libertad de voto para el tema del aborto y ahora se lo niegue el PSOE a sus propios diputados.

    En cualquier caso muchas gracias por sus comentarios. El tema no está cerrado.

  7. Por cierto, miren lo que decía IU y el PCE ya en el 96 sobre los efectos del camino al EURO:

    El mantenimiento en la posición de cumplir como sea y al precio social que sea los contenidos y plazos exigidos para la tercera fase de la moneda única previstos en el Tratado de la Unión Europea de Maastricht está en la raíz de una orientación totalmente contraria al Estado Social y Democrático de Derecho. Y ello plantea dos cuestiones sobre las que queremos pronunciarnos con toda claridad:

    Las condiciones macroeconómicas y los plazos de las mismas necesarios para pasar a la tercera fase de la moneda única no son, en puridad, una construcción de Europa sino de un mercado único en el que tampoco se da la condición de una política fiscal común. Las políticas de empleo que debieran ser el elemento central de una construcción europea junto con la unión política y una política de seguridad común estrictamente europeas no están ni en el proceso ni las previsiones futuras de los que están construyendo la moneda única. Estamos ante un proceso dirigido a favorecer, exclusivamente, los intereses del capital. A la imposición de un modelo económico de carácter regresivo: el neoliberalismo que intenta conseguir acabar con todas las conquistas sociales y volver a mediados del siglo XIX. Y esto es así de tal manera que si Maastricht no existiese lo habrían inventado.

  8. Felicidades al senyor G por el artículo de hoy, con el que me siento plenamente identificado.

    Más citas:

    “Para los comunistas la cuestión esencial hoy no es Monarquía o República; es democracia o dictadura, y estamos dispuestos, en este momento, a subordinar nuestras preferencias por la forma política de gobierno al logro del más amplio consenso por la consolidación de la democracia, si comprobamos que existen todas las garantías necesarias a este fin” (Santiago Carrillo, 27 de julio de 1977, Congreso de los Diputados)

    El viraje del PCE desde el republicanismo de los derrotados hacia la priorización de la conquista de las libertades democráticas, se produce en efecto durante los largos años del Franquismo, y pasa a segundo plano como tantas otras cosas del programa comunista. Seguimos citando:

    “Como todos ustedes saben, el Partido Comunista ha considerado siempre la Repúbblica democrática como la forma más idónea de democracia (…) Más tarde, a medida que la guerra del 36-39 fue pasando a la categoría de acontecimiento histórico, trágico, pero pasado ya, cuando la necesidad de rehacer el país y superar aquella tragedia nos condujo a pensar en la política de reconciliación nacional, los comunistas explicamos públicamente que las diferencias sobre la forma de gobierno no debían ser obstáculo para esa reconciliación; que lo decisivo era obtener con el consenso más amplio, un sistema de libertades democráticas; lo decisivo era la democracia. Y que una vez instaurada esta sería llegado el momento de decidir, sin dramas ni rupturas, la cuestión de la forma de gobierno (…) Después del proceso de cambio, hemos ido viendo que el jefe del Estado ha sabido hacerse eco de las aspiraciones democráticas y ha asumido la concepción de una monarquía democrática y parlamentaria. La realidad es que el jefe del Estado ha sido una pieza decisiva en el difícil equilibrio político establecido en este país y lo sigue siendo (…) Un partido político que se propone transformar la sociedad no puede prescindir de la realidad. Si en las condiciones concretas de España pusiéramos sobre el tapete la cuestión de la República, correríamos hacia una aventura catasatrófica en la que seguro no obtendríamos la república, pero perderíamos la democracia (…) (Santiago Carrillo, 5 de mayo de 1978, Congreso de los Diputados)

    Y para acabar con las citas, observo un defecto en la referencia de Fusi sobre Hobsbawm. Parece dar a entender que es el historiador marxista el que considera un error reabrir el debate Monarquía-República, cuando esa es simplemente la opinión de Fusi. La reflexión original de Hobsbawm, que no va muy allá, puede revisarse aquí: http://www.prospectmagazine.co.uk/magazine/prospect-monarchy-special/#.U5hqMnYgIng

  9. Cayo Lara (IU) ha vuelto a insistir en el Congreso en su tontería sobre el dilema entre el “derecho de sangre o la urna” aludiendo con el primer concepto a la sucesión real. Ya sé que es pedir peras al olmo, pero ¿no habrá algún alma sensata en sus filas que discretamente le diga que el “derecho de sangre” nada tiene que ver con la monarquía y sus mecanismos sucesorios? Que el derecho de sangre (ius sanguinis) es sólo un criterio para otorgar la nacionalidad al hijo de un nacional nazca donde nazca (opuesto al ius solos que la otorga a todo el que nazca en el territorio nacional). ¿Que se puede esperar de profesionales así (de la política, en este caso) que lejos de hacer pedagogía ni siquiera son capaces de manejar, sin liarse, conceptos básicos como esos?

  10. Sobre el tema del día:
    Racionalmente soy republicano: es lo más democrático. Pero entre república presidencialista (EEUU, Francia) o no (el Presidente es una figura protocolaria como en Suiza, Israel o Italia), no lo tengo tan claro. Seguramente la segunda opción sea mejor porque permite tener en el jefatura del Estado a una figura respetable y respetada que no sólo reciba y visite a los líderes extranjeros sino que, como en Italia, de vez en cuando juegue un papel mediador importante en política nacional.
    Dicho lo cual, cabe en España ponerse de acuerdo sobre un Presidente respetable y respetado? En absoluto. No hay más que ver lo complicado que resulta nombrar presidentes con tales características para los altos tribunales, RTVE, etc. Por tanto, si nos convertimos en república, tendríamos que pasar al modelo presidencialista fuerte. En el fondo, se parecería muchísimo a lo que ya tenemos: somos el único país que conozco que se refiere a su Primer Ministro como Presidente, del Gobierno, eso sí, pero Presidente con P mayúsculísima. Los poderes de un Presidente de verdad serían parecidísimos, con la diferencia de que careceríamos de una figura mediadora cuando la cosa se pone fea. Los americanos tuvieron una guerra civil: nosotros cuatro. Los franceses han tenido muchas crisis del sistema pero lo arreglan refundando la república. Me temo que nosotros podríamos volvernos a despeñar. Pero adelante, es lo más racional y el argumento de que sería parecidísimo a lo actual funciona en los dos sentidos.
    Ahora bien, la Constitución actual es la única en vigor y con todos sus defectos, la única posible hasta que se demuestre lo contrario. A reformarla? Me pongo en cabeza de la mani, pero hasta que no se consiga el suficiente consenso en el Parlamento y en la calle vía referendo, rige la actual. Y lo demás es ilegal. En el mejor de los casos, alegal.
    Incluso antes de la crisis yo no cambiaba de trabajo hasta que tenía uno mejor amarrado. Con las consituciones pasa lo mismo, con la única diferencia de que no depende de uno lo de tirarse a la piscina puesto que la ley rige para todos, te guste o no. Y si pasamos de la ley es la ley de la jungla. Y acabamos a tiros
    Así que republicano a ultranza pero no a muerte.
    Y por cierto, dado como está el país, este debate es realmente urgente? Lo único que ha pasado es que el que reina se ha cansado y pasa el turno al siguiente. Si lo hace razonablemente bien, seguirá hasta que alguien consiga suscitar suficiente consenso sobre una fórmula alternativa. Hasta entonces, Felipe VI será el jefe del estado, con la misma legitimidad con la que te multan si cruzas el semáforo en rojo o no te pueden meter en la carcel sin previa sentencia judicial condenatoria. Porque lo dice la ley, refrendada democráticamente.

  11. Totalmente de acuerdo con Senyor_G. Yo estoy encantado, como el Senyor_J, en un PSOE instalado en la cultura de la transición que sigue su camino hacia ninguna parte, cogidito de la mano de sus amigos griegos del PASOK.
    Si no entienden que la izquierda, entendida de forma actual, apuesta por la democracia más participativa, por la transparencia y por la caída de los dogmas que ya no nos sirven, incluyendo la honorabilidad del poderoso (sea empresario, consejero ex-presidente, monarca…).
    Y no olvidemos que el heredero de la corona no es precisamente impoluto, como nos quieren hacer creer en la operación de propaganda masiva de estos días. Al respecto os recomiendo leer el dossier central del número 2 de la Marea, publicado en febrero del 2013 pero absolutamente actual (http://www.lamarea.com/papel/index.php#!/~/product/category=5752985&id=25205974).
    Me parece que Podemos no es flor de un día sino la cristalización de un cambio de paradigma, como muestra la encuesta del Periodico que refiere Pratxanda. Cada vez más gente (aunque aún seamos minoría) queremos poder decidir los representantes directamente y los contenidos que dichos representantes intentarán implementar.
    Esto lo han entendido también otras organizaciones e incluso IU parece que se acaba de dar cuenta. ¡Fantástico!
    Creo que el fenomeno de Podemos, sin menospreciar el liderazgo carismático de Pablo Iglesias potenciado por la televisión, va, para mucha gente, mucho más allá de eso y supone la democratización de los partidos políticos.
    En la misma línea, ojalá que propuestas políticas como la que parece que está promoviendo en Barcelona Ada Colau se consoliden (http://www.lamarea.com/2014/06/11/ada-colau-impulsa-una-nueva-candidatura-de-izquierdas-la-alcaldia-de-barcelona/).

Deja un comentario