Demasiado tarde, demasiado poco

Magallanes 

Desde el inicio de la recesión actual y la consiguiente crisis del euro,la UE, el eurogrupo y el tandem Merkel-Sarkozy han tomado medidas tardías para hacer frente al ataque de los mercados financieros. A cada ataque seguían declaraciones de que cada país debía resolver sus problemas y que el contribuyente alemán, austriaco, finlandés o holandés no tenían que sufragar los despilfarro de otros, olvidándose de lo que implica una moneda común. Pero al atacar fuertemente los mercados a un determinado  país subiendo su prima de riesgo por las nubes, finalmente los líderes europeos decidían medidas de apoyo a ese país después de una reunión improvisada de madrugada en Bruselas o Berlín. Cuando se anunciaban al día siguiente con gran apariencia de triunfo, al poco tiempo se les quitaba su fuerza inicial al declarar los mismos que habían dado esa impresión de unión, que esto lo tenía que pagar el país atacado y que se le vigilaría estrechamente, es decir, se daba a entender que cada líder daba más importancia a su electorado nacional que a la unión. Si, además, en esa reunión improvisada no se habían decidido todos los detalles y había cabos sueltos, los mercados inmediatamente veían que no quedaba claro quien era el deudor o avalista de última instancia y volvía a subir la marea de las primas de riesgo.

Así se creó  el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera para salvar sucesivamente a Grecia, Irlanda y Portugal. Cuando los mercados arreciaron posteriormente, se decidió que el 1 de julio de 2012 se creaba un fondo mucho mayor y permanente, el Mecanismo Europeo de Estabilidad. Resulta que este segundo fondo todavía no ha sido aprobado mas que por 6 paises, por tanto, no se puede anunciar con seguridad jurídica que el rescate a los bancos españoles se financiará con cargo a él. Además, este Mecanismo se erige en acreedor preferencial frente a otros acreedores, con lo que la desconfianza de los prestamistas internacionales hace que suba la prima de riesgo del país en cuestión. Pero aunque se haga el préstamo por el primer fondo, en el caso de que algunos de los bancos españoles no devuelvan sus préstamos, es el gobierno español, disfrazado de FROB, el avalista de los mismos. Por tanto, los mercados ya le están cargando esa deuda al Gobierno de España, aumentando su deuda externa (un 10% más que el porcentaje actual sobre el PIB).  

A pesar de que ha sido un gran avance que Ángela Merkel acepte un rescate limitado a salvar bancos y no de toda la economía, no se ha avanzado casi nada. La prima de riesgo de España e Italia está por las nubes. En la aceptación de Merkel ha jugado, sin duda, un papel muy importante  el discurso de Obama con su incisiva frase: “……los paises europeos recortan, recortan y recortan pero cada vez están mas pobres, es necesario un plan financiero de crecimiento….. “. Pero siempre tarde; ahora los mercados están concentrando sus ataques en Italia. Desde el lunes las ventas de acciones y bonos italianos se han disparado. No hay que olvidar que los 100 mil millones de euros que se ponen a disposición de España tienen que ser sufragados por los restantes países de la eurozona, uno de los cuales es Italia, que al ser la tercera potencia de la zona tiene una participación grande. Esto, para los inversores internacionales, es paradójico; el porcentaje deuda pública/PIB de Italia está en un 130% mientras que el de España anda por el 70%. Además, Italia todavía no ha abordado su reforma laboral y su tasa de crecimiento prevista para este año es de -1,50%, por lo que los mercados dudan de su capacidad para reducir el elevado porcentaje de deuda pública/PIB. Si a ello se une que la mayoría del parlamento italiano se opone a más recortes del tecnócrata Monti, hay que temer que la presión de los mercados prosiga.

Y es que si la zona euro se ha revestido de un potente banco central,  tendría que tener también un único fondo de garantía para los depósitos de todos los bancos de la zona. Pero a eso se ha opuesto Alemania, a pesar de la información de que depósitos bancarios de los paises periféricos se están yendo a Suiza o Inglaterra. Habrá que esperar a la próxima emergencia. De momento hay una cumbre de líderes de paises dela UEel 28 y 29 de junio para tratar de una mayor integración fiscal y bancaria de toda la Unión. Todo lo que se apruebe en esa cumbre tendrá que ser ratificado legislativamente por los países miembros y desarrollado por una comisión.

Se supone que lo acordado entraría en vigor en Marzo de 2013. Otra vez demasiado tarde para apaciguar a los mercados.

La posibilidad de un rescate parcial sin condiciones macroeconómicas como el acordado para España ha despertado la aspiración de conseguir lo mismo por parte de Chipre y también de los políticos de centro derecha y centro izquierda griegos, que ya están ofreciendo a sus electorados la posibilidad de renegociar conla Troikael plan de austeridad. De esta manera, el próximo domingo podrían contrarrestar al partido de Tsipras  que amenaza con no cumplir el plan de austeridad.  Se puede incluso sospechar que lo concedido a España se haya hecho no solo por influencia de Obama, sino también para dar una esperanza a los electores griegos de votar a favor de los partidos moderados el próximo domingo. Así, el jefe del PASOK, Veniselos, ha declarado el lunes que “los dirigentes europeos están preparando un cortafuegos frente a un resultado adverso en las elecciones griegas”.

Finalmente, Irlanda, cuya crisis era también bancaria, está ahora reclamando conseguir términos más ventajosos en la devolución del préstamo que se le dio. Tanto a Irlanda como a Grecia y Portugal se les impusieron tipos de interés elevados como castigo por su imprudencia. Pero el agravamiento de la recesión europea  ha influido en olvidarse de imponer lo mismo a los bancos españoles a los que solo se les exigirá un 3%. A medida que la recesión se agrava y el peligro de ruptura aumenta, se van relajando las condiciones absurdas de que cada país aguante su vela cuando todos van en el mismo barco.

11 pensamientos en “Demasiado tarde, demasiado poco

  1. Angela Merkel culpa a españa por una década de gestión irresponsable.
    ¿Una década cuantos años son?

  2. Más o menos los transcurridos desde que en 2003 el BCE inundó de liquidez la zona euro para sacar de la recesión a Alemania y Francia, haciendo que para los países del sur fuera muy fuerte la tentación de endeudarse y alimentando las burbujas inmobiliarias en Irlanda y en España. (En el Reino Unido se las apañaron solos, sin colaboración del BCE.) Ay, señor, la prepotencia y el sentimiento de virtud permiten olvidar las propias culpas.

  3. Por cierto, el triunfalismo de Rajoy sobre el rescate no ha convencido en España, pero parece que ha cabreado a media Europa. Qué cruz.

  4. Por una vez y sin que sirva de precedente, voy a hacer un poco de “yalodijeyo”. ¿Se acuerdan de las broncas que hubo en el blog a propósito del ajuste de mayo de 2010? Unos pensaban que era necesario para salir de la crisis (“es lo que había que hacer”); otros creían que por lo menos permitía ganar tiempo para que no siguiera subiendo la prima de riesgo (en aquella época estaba en torno a 250 puntos); y otros creímos que aquello era una equivocación que no serviría para resolver la crisis de la deuda. La prima de riesgo continuó subiendo, con algún periodo de calma intercalado, hasta llegar a abril de 2012, cuando pegó el acelerón y nos situó en la zona del abismo. O bien Alemania tiene un último destello de lucidez y accede a cambiar las reglas del sistema, o bien el euro explota de una vez. Nada de lo que se ha hecho hasta ahora ha servido para neutralizar los incentivos que tienen los inversores para trasladar sus dineros de la zona de riesgo de los países periféricos a la zona segura de Alemania. La mala política económica no ha salido gratis: el país se ha empobrecido a pasos agigantados. El anterior Gobierno no hizo un diagnóstico adecuado del problema y el actual, formado por una banda de patosos, ha agravado las cosas.

  5. El panorama está para emigrar a Lituania, letonia o marte…telita…
    Razón tienen mucha el articulista, d Cicuta y otros…
    No se pierdan futuros episodios de “Infierno en el país de los buenos gestores”

  6. ¿Eso ha dicho Merkel, don Fernando? ¿Entonces los bancos alemanes le prestaron a unos irresponsables? Ese discursito “moral” de esta señora empieza a tocarme las narices.

  7. Ha dicho, maldito iPad

    Conviene dejar claro que del desastre en la gestión de la reforma del sistema financiero el único culpable es el gobierno con los dos decretos Guindos y la pésima actuación en Bankia. De eso no tiene culpa Merkel.

  8. Si están en Madrid, vayan a ver a Hopper. Y si no están, viajen para verlo.
    Las dos horas que pasé viendo la maravillosa exposición no noté ni un instante la bola de angustia en la boca del estómago que me acompaña de un tiempo a esta parte. Luego me volvió, pero que me quiten lo bailao.

  9. Recuerdo con mucha frecuencia la última columna de Javier Pradera en El País Domingo. Se publicó el 20 de noviembre, el día que estos sujetos (los que iban a arreglar las cosas porque eran buenos gestores, eso nos habían dicho) ganaron las elecciones con mayoría absoluta y el día que Javier murió. La había dictado, casi moribundo, la tarde antes. Se titulaba “Al borde del abismo”. Pradera era un hombre de inteligencia privilegiada.

Deja un comentario