De zambos deszambados

Frans van den Broek

La trágica muerte de Michael Jackson no pudo sino recordarme un viejo hábito asociativo que casi se me había desvanecido con el tráfago de los años. Desde que Jackson empezara su triste metamorfosis racial, cada vez que topaba con su nombre o que lo veía en televisión o escuchaba su música venía a mi memoria el corrosivo cuento del escritor peruano Julio Ramón Ribeyro, autor al que suelo volver, como ya sabe el lector de este blog, llamado “Alienación (cuento edificante seguido de breve colofón)”. A quien lo lea le resultará obvia la conexión y son muchos los que la han hecho, sin duda. No todos los cuentos de Ribeyro son fáciles de encontrar en España, sin embargo, y para beneficio de quienes aún no lo conocen voy a resumirlo y comentarlo.

 

El comienzo del cuento condensa en un párrafo la intención dramática de toda la historia, así que me limitaré a reproducirlo: ‘A pesar de ser zambo y de llamarse López, quería parecerse cada vez menos a un zaguero de Alianza Lima y cada vez más a un rubio de Filadelfia. La vida se encargó de enseñarle que si quería triunfar en una ciudad colonial más valía saltar las etapas intermediarias y ser antes que un blanquito de acá un gringo de allá. Toda su tarea en los años que lo conocí consistió en deslopizarse y deszambarse lo más pronto posible y en americanizarse antes de que le cayera el huaico y lo convirtiera para siempre, digamos, en un portero de banco o en un chofer de colectivo. Tuvo que empezar por matar al peruano que había en él y por coger algo de cada gringo que conoció. Con el botín se compuso una nueva persona, un ser hecho de retazos, que no era ni zambo ni gringo, el resultado de un cruce contranatura, algo que su vehemencia hizo derivar, para su desgracia, de sueño rosado a pesadilla infernal”.

 

En la sociedad colonial, obsesiva en su clasificación de la sangre, se instauraron una serie de categorías raciales que pretendían dar cuenta de todas las mezclas posibles y sus combinaciones, una especie de algoritmo genético avant la lettre. Como sede del Virreinato del Perú, Lima tuvo entre sus habitantes a razas venidas de todos los rincones del planeta, las cuales, como era natural e incluso aconsejado por las instancias espirituales, empezaron a multiplicarse y esparcirse por los senderos de la tierra. Pero de algo no podían escapar, y era de su estigma racial. Hubo nombres para los hijos de indio con blanco, o de blanca con indio, o de africano con blanco o de africana con indio, y más tarde hubo que designar a los ayuntamientos de chino o japonés con blancos, indios o africanos. No todas estas denominaciones sobrevivieron el advenimiento de la industrialización y los concomitantes cambios sociales, pero la de zambo sigue siendo usada, aunque con significación diluida y connotaciones cambiadas. Originalmente aplicada al hijo de un blanco con una negra, ahora se usa para cualquiera en el que sea evidente algún hálito africano en las venas. Como casi toda clasificación racial, por supuesto, tuvo en su origen y conserva aún hoy en día, una intención defenestratoria, si bien, cabe repetirlo, la palabra ha cambiado con los tiempos.

 

Los tiempos a los que se refiere el cuento de Ribeyro, no obstante, tenían poco de políticamente correctos, y ser motejado de zambo equivalía a sentencia de inferioridad y desprecio por parte de las clases dominantes (o de las otras razas oprimidas, hecho que no hay que olvidar). El cuento relata la breve y tragicómica historia de Roberto López, un zambo nacido en un callejón, hijo de una lavandera, quien solía acudir a la plaza Bolognesi para jugar con los otros chicos y sobre todo para mirar a la gente. Todos amaban entonces a la bella Queca, una adolescente de legendaria belleza, de la que también Roberto López está enamorado. Pero él no se atreve a hablarle, hasta que un día una pelota es enviada con demasiado entusiasmo en dirección equivocada, y Roberto ve su oportunidad. Se lanza a rescatarla, con riesgo propio, y cuando se la alcanza a Queca, ésta, en lugar de agradecerle y quizá hablarle un rato, le espeta una frase que decide su destino: “Yo no juego con zambos”.

 

Roberto sufre, pero empieza a observar y aprender. Descubre que los ojos de Queca filtran sin reparos los colores oscuros de las pieles y que sólo los blanquiñosos merecen su atención. Aparece un jovencito que consigue acaramelarla y hasta logra llevarla a la fiesta de promoción con que los escolares peruanos celebran el fin de su educación escolar. Pero este blanco no es todavía lo suficientemente blanquiñoso, pues de pronto aparece un gringo con coche propio que se la llevará al altar y a su país.

 

Roberto entonces sabe que la única solución a la miseria de su vida es hacerse americano cueste lo que cueste. Roberto es pobre, a diferencia de Michael Jackson, pero recurre a sus medios y se oxigena el pelo y se lo plancha. Recurre al polvo de arroz y a cuanto medio pueda obtener para ablancarse la piel, y se compra cuanta ropa pueda permitirse que lo asemeje a los héroes de las películas americanas, vaqueros (que nosotros, los peruanos, todavía llamamos blue-jeans), correas con gruesas hebillas, camisas a cuadros o floreadas. Semejante comportamiento le crea problemas en su propio medio, donde es tenido por pretencioso, pero Roberto persiste a pesar de todo. Al quedarse sin empleo por su propia tozudez americanista, busca un trabajo que lo ponga en contacto con la comunidad americana, pero no hay manera de romper el cerco de hierro de la raza. A pesar de su cabello amarillado, de su piel blanqueada, de su inglés aprendido de las películas y en el instituto Peruano-Norteamericano, no consigue lo que desea y decide emigrar. Con un amigo y compañero de destino, se van a Nueva York, pero muy pronto descubren que dicha ciudad está llena de Bobys López (así es como lo empezaron a llamar los americanos que encuentra en uno de sus trabajos) y que la sociedad es inmisericorde con el indigente. A punto de claudicar, pero empecinados en jamás volver a la detestada Lima y en hacerse americanos pase lo que pase, deciden entonces reclutarse en el ejército americano, que necesita soldados para la guerra de Corea. A quien lo haga se le promete el paraíso del sueño americano: nacionalidad, trabajo, seguros, quizá hasta una novia rubia y ciega para con la zambedad.

 

Al principio todo va sobre rosas, y viajar a tan exótico lugar lo ven como un preludio de los placeres venideros y un premio a sus sacrificios. Pero llega el momento de ponerse en acción, y en una de las escaramuzas a Bob López le arrancan la cabeza enrubietada a balazos, llegando a parar a un charco de algún arrozal coreano en el fin del mundo. Su compañero sobrevive con un brazo mutilado, pero la madre de Roberto muere del disgusto y ni siquiera hay nadie que pueda cobrar la pensión del estado americano. Aquí acaba la historia de Roberto López, pero Ribeyro nos cuenta además en un colofón el destino de Queca, quien ha emigrado a América con su gringo, un destino que, de haberlo sabido o podido prever, hubiera ablandado tal vez la tozuda determinación americanista del zambo López. Queca pasa unos años gozando de la vida americana en una casa linda y pulcra de un pueblo perdido de Kentucky, hasta que el marido empieza a perder la gracia y a emborracharse los sábados con sus amigotes del club de amigos de Kentucky, y a abusar de la pobre y melancólica Queca, llamándola chola de mierda.

 

¿Cómo no acordarse, por tanto, de esta historia cruel al contemplar los intentos fallidos de Michael Jackson por ser lo que no era? Por supuesto, hay un océano de diferencias que sitúan al pobre López en un universo distinto al de Jackson, pero en esencia sus trágicas vidas están hermanadas por la propia palabra con que Ribeyro titula su libro: alienación. Con la disminución del prestigio del marxismo en los estudios sociales y culturales, la palabra ha caído en relativo desuso, quizá no sin razón. La popularización de las filosofías trae aparejado el fenómeno de su bastardización, y cualquiera que haya frecuentado círculos intelectuales desde la segunda guerra mundial hasta los años posmodernos, recordará sin problemas el abuso cuasi infantil que se hacía de conceptos como el mencionado, o conceptos afines, como el decurso dialéctico de la historia, la infraestructura y la superestructura, y así. Se usaron tanto y tan mal, que quizá no haya sido malo abandonarlos en parte por conceptos de mejor adecuamiento a la experiencia y a la constatación empírica. Pero siempre hay que preguntarse si no se está tirando el bebé con el agua sucia, como se suele decir. Como fuera, estas cuestiones hay que dejárselas a los que sepan de ellas, pero siempre he creído que la alienación, al menos en su función metafórica, es un fenómeno real y patente que afecta a buena parte de la humanidad, sobre todo en estos tiempos de globalización. No es necesario rescatar a Hegel o a Marx para hacer operativa la palabra, cuando no fuera más que de modo laxo, en alguna explicación de nuestra condición humana. Millones de seres humanos padecen racismo o discriminación y millones anhelan insertarse en el grupo de los privilegiados que la experimentan de modo positivo. Dejo al respetable la reflexión sobre qué constituye el ser propio de un ser humano, frente al cual la alienación descentra su identidad. Pero no me cabe la menor duda de que alguna medida de alienación estuvo presente en la vida del finado Michael Jackson, aunque haya habitado el universo de los millonarios y sido miembro de la nacionalidad del imperio.

 

No es necesario acotar que todo lo anterior no afecta necesariamente la apreciación que podamos tener por su arte o su música, como puede admirarse la tenacidad transformatoria de López, que bien hubiera podido emplearse para fines más loables. Lo que importa, quizá, es lo que podamos aprender de casos como el suyo, no sólo como curiosidad mediática, sino por cuanto puedan reflejar nuestra propia situación nacional o personal. Todos queremos, en algún momento de nuestras vidas, ser lo que no somos, y este proceso natural no tiene por qué llevar a la alienación. Pero sin darnos cuenta de ello podemos estar sacrificando al zambo que llevamos dentro, y que, tal vez, representa mejor nuestra esencia que las imágenes o comportamientos que intentamos superponerle. Michael Jackson podrá descansar en paz ahora, pero nos deja no sólo su música, sino esta pregunta inquietante: ¿hasta qué punto no nos estamos blanqueando también en alguno de nuestros rasgos naturales? O dicho más a la antigua: ¿estamos alienados o no, y en qué medida? Pregunta que cuentos como los de Ribeyro, a pesar de su crudeza, también nos ayudan a plantear.

28 pensamientos en “De zambos deszambados

  1. Maravillosos los circunloquios que emplea van den Broek para concluir que el señor Jackson era un merluzo y un cretino. Porque sólo a un cretino integral se le ocurre transformarse en una sombra grotesca de sí mismo, acabando por parecerse a una señora blanca y hortera. Jackson tuvo una infancia desgraciada, pero no sufrió privaciones materiales. Se labró su fama haciendo música negra. Renegó de su color y de sus rasgos raciales, hasta conseguir tener la nariz más ridícula y odiosa de la historia de la humanidad. ¿Estaba Jackson alienado? A mi me parece que estaba como una regadera, totalmente chalado. Quien está alienado, creo, es el género humano, y muy en especial el de nacionalidad estadounidense. Qué imagenes más absurdas hemos tenido que ver este fin de semana en las televisiones, con esas colas interminables de gente que espera para rendir el último homenaje poniendo una velita roja con mensajes empalagosos.Y todos ellos, hablando del “genio”. Ha sido sin duda un acontecimiento “histórico” y “sociiológico”, los expertos decidirán si más “sociológico” que “histórico” o al revés.

    Yendo al fondo del asunto, van den Broek nos plantea un problema profundo: ¿cuándo el deseo de modificar el caracter y la personalidad es un proyecto de autoperfeccionamiento y mejora, resultado del ejercicio de nuestra autonomía personal.,y cuándo un síntoma de alienación? Creo que una pregunta tan enorme sólo Parellada puede contestarla.

    Nota menor: la información del País sobre el caso PP pone los pelos de punta. La implicación de Cascos es cada vez más clara. Desde Fomento se acordaron comisiones enormes a cuenta del AVE que luego gestionaban Correa y su gente. Otra pregunta para nuestros pensadores: ¿debería seguir el Gobierno y el PSOE sin hacer sangre del asunto o ha llegado el momento de que comiencen a atacar a fondo a Rajoy? ¿Por qué piensa el Gobierno que él también sale perjudicado si menciona la corrupción institucionalizada del PP y su trama de financiación ilegal?

    Nota ínfima: no se pierdan la columna de Ridao hoy en el País. Es un compendio definitivo de la actitud olímpica que es marca de la casa. Identifica al Gobierno con un pollo decapitado que corre sin control. Es la tesis de un pavo real con mocasines.

  2. Buenos dias Sr Puente,caballeros callejeros y cabelleras al viento:

    Todos somos como Michael Jackson o Zambo y yo,como prefieran.

    Les pongo un ejemplo grafico ,evidente,muy evidente,les ruego que no se rian ,esto es muy serio:

    http://es.video.yahoo.com/watch/1541294/5230042#MAGIA

    ¿cuándo el deseo de modificar el caracter y la personalidad es un proyecto de autoperfeccionamiento y mejora, resultado del ejercicio de nuestra autonomía personal.,y cuándo un síntoma de alienación? – se pregunta Don Cicuta 1, poniendo la pelota en el tejado de Ricardo Parellada.

    ¿Por que nos asusta tanto ,sacar el alien que llevamos dentro? – me pregunto yo,yo mismo y mi otro yo acompañado del de mas alla.

    ¿Quien es Amistad Civica,Yo o mis palabras y mis videos?.
    ¿Tiene algun sentido esconderse tras un nombre imaginario?
    ¿Tendria que salir del armario que encorseta mis seres ,en este mundo virtual?
    ¿Tengo que liberarme de mi mismo o de algo?…¿o de alguien?.

    Tengo mas preguntas,pero para que no piensen que soy un egocentrico le contestare estas dos a Don Cicuta:

    “¿debería seguir el Gobierno y el PSOE sin hacer sangre del asunto o ha llegado el momento de que comiencen a atacar a fondo a Rajoy?”

    -Si ,Si y mil veces SI, a Rajoy ya lo van a descuartizar los suyos ,para que mancharse las manos con tanta mierda ,que se lo curre e ministerio fiscal-

    ¿Por qué piensa el Gobierno que él también sale perjudicado si menciona la corrupción institucionalizada del PP y su trama de financiación ilegal?

    Esta pregunta no tienen sentido alguno,es una butade como un templo de Maradona,es una quimera de los que piensan que Ziluminatius es el Diablo en persona.

    ¡¡Abrid lOs OjOs ,cOñO,aunque Os quedeis ciegOs!!

    Vale… asi ,me gusta,ahora vuelvo…..jeje.

  3. Gracias, Frans.

    Soy decidido partidario de la alienación, que me parece algo muy meritorio. Es prodigioso el proceso a través del que uno se desprende de su propio sentimiento de identidad y transforma su conciencia hasta hacerla contradictoria con lo que podría esperarse de su condición: salirse de uno mismo, de sus condicionantes, de sus límites mentales y sociales; empatizar, escoger, imitar si es lo que a uno le place; la libertad frente al determinismo del grupo, del RH, de la nación… Alienémonos, hagámonos otros. El reproche que se le puede hacer al pederasta es que se quedase en lo superficial, en la apariencia, y que no llegase a alienarse de su vergonzosa condición íntima de cursi irredimible.

    Al zambo del cuento de Rybeiro le revientan la cabeza en Corea, lo que no es un final envidiable: pero, ¿le hubiera ido mejor de haber permanecido fiel en Lima a su zamba condición? Tal vez la alienación sea una vía individual para la revolución.

    Abrazos para todos.

  4. Cuantas veces hemos escuchado a Mariano Rajoy,viendo las pajas de Zapatero,mientras él es incapaz de ver los menages a trois ,las orgias lujuriosas que se hacen en sus narices,comiendole la Oreja,mientra Pujalte le da por el…cubamnito soy señores,cubanito y muy formal…etc,etc.
    Le tiene tan ciego su deseo de ser “Algo” en la politica española,que cualquier cosa que hace siempre es en su detrimento.
    A Mariano Rajoy le han construido un castillo de arena en el aire, a la luz de la Luna de Valencia.

    Que sera de él ,cuando salga el Sol con laaa camiiiisaaa nuuuevaaaaa….snif….¡¡que pena me da!!…será otro “maiqueljackson” caido por sobredosis de autismo empedernido.

    Los que piensen que los tontos de los cojones ,van a cambiar,¡van daos!.

  5. En su artículo de hoy Frans Van den Broek trae un personaje que se blanquea porque quiso salir de los papeles que la sociedad de le adjudicaba por ser oscuro, cabe decir que al menos se alienaba en beneficio de un futuro mejor.

    Es una versión extrema y más dramática del tanto “quiero y no puedo” que abunda, y mucho, en ciertas capas de la sociedad madrileña (digo madrileña porque es la que más conozco, pero no es descartable que se de en todas partes).

    Mientras que el zambo es cuestión se tiñe de rubio y se intenta blanquear la piel, y aprende ingles, hay otros que se compran un barbour chungo, o la marca tal, o llevan al niño a un concertado de garrafoncillo etc etc para hacerse la ilusión de que son ricos y triunfadores.

    Este fenómeno se ha hipertorfiado con los años del boom inmobiliario, viéndose ahora en San Blas, Moratalaz, Las Rosas etc infulas que, solo son criticables por la infula en si misma, sino que , para colmo de males, no se corresponden con un progreso real de la renta per cápita o de la circunstancia vital de la población autoctona. En este caso lo lamentable es que se llega a la alienación no para conseguir un futuro mejor, sino para embellecer un presente discutible, o justificar un cierto grado de cinismo.

    Lo de Jackson en cambio, me parece mas bien algo de psiquiatrico.

  6. Como nadie lo dice lo digo yo: Michael Jackson fue una bestia como artista, compositor de sus propias canciones, bailarín excepcional y con un instinto del copón para trasladar la magia del ghetto, incluido el famoso moonwalk, a Singapur y Canillejas, entre otros lares. We are the world es la canción perfecta para el propósito perseguido, MTV ya no limita a los negros, el videoclip cambió con Thriller y Billie Jean y Beat it son auténticas obras de arte.
    Él como persona era un infeliz lamentable pero lo cortés no quita lo valiente. Es más, cuando vea a Cicuta y Teoura dar dos pasos de baile medio bien empezaré a quitarme la convicción de que les mueve la envidia y frustración de que Michael hiciera moverse a todas sus oscuros objetos de deseo como ellos jamás pudieron siquiera llegar a soñar 🙂

  7. Que duro has estado ahií , pater familias….que oscura alusion contiene las dos ultimas frases…..

  8. Que conste que, a diferencia del tarado ese de los calcetines blancos, que dicen que no se los quitaba ni cuando manoseaba a los infantes, yo cuando me llevo la mano al paquete es para entrar en materia y no para hacer bailecitos ridículos.

    Como casi todos reconocen que como músico, en el fondo, Jackson no valía un pimiento, Padre de Familia se refugia en el manido tópico del bailarín genial. Pero el baile de Michael Jackson era el de un espástico. De envidia nada de nada. Yo admiro a los grandes bailarines negros, a Bojangles Robison, a Baby Laurence, pero no a mamarrachos como Jackson. Vaya eso por delante.

    La ex de Jackson confirma que los hijos no son del “rey del pop”. No hay más que verlos, blancos como la leche, fruto de una inseminación artificial con la enfermera, que se llevó un buen pellizco por el servicio prestado. Jackson también era un tarado sexual, le gustaban imberbes y pre-púberes. No sé por qué se empeñó en lo de los hijos. Lamentable, lamentabilísimo.

    En un concurso de inteligencia entre Elvis Presley, Paul McCartney y Michael Jackson, sería muy complicado identificar al más tonto de los tres.

  9. Gracias mil Frans van den Broek. Leeré a Julio Ramón Ribeyro.

    No será este pavo quien dude de la genialidad del blanqueado M Jackson, será, con toda probabilidad, porque no entiendo muy bien lo que es genial.
    Bailaba?, si, hasta der pasos mimetizando los de un epiléptico con cuatro güisquises. Cantaba?, como un jilguero, si bien mejor de jovencito. Escribía canciones?, sin duda, imposible que pasaran desapercibidas aunque cuando sonaban incensantes y los medios se sacudían el lomo por hacernos llegar sus videos un minuto sí y al sigueinte también, uno, bien apagaba el artilugio, bien se alejaba sin comprenderlas razones su descomunal éxito, Alienado, sin duda, al menos en su acepción: Trastorno intelectual, tanto temporal o accidental como permanente.

  10. Compruebo, con pesar, que Don Cicuta utiliza los mismos argumentos contra el fallecido que los usados contra el mismo personaje por parte de la extrema derecha integrista, protestante y republicana de los USA, propalada por medios como FOX News: basándose en las famosas acusaciones de abusos a menores que no fueron probadas, aún cuando nos constaba lo erráticod sus sexualidad. O sea, como en España hizo el facherío mediático (ABC de Sevilla) y judicial con motivo el escándalo “Arny” contra una serie de personas del mundo artístico (Jorge Cadaval o Javier Gurruchaga, por ejemplo) con acusaciones de las que no salió nada, salvo los daños nunca resarcidos y en algún caso irreparables para una serie de personas perseguidas sólo por su condición sexual. ¡¡ Viva la caza de brujas ¡¡

    Impresionado quedo por el nivelazo adquirido por DC. Cuánta gente lista, cuánto P.N.N. Cuánto rabí y cuanto obispo de doctrina irrefutable. Flipo. Cada día comprendo mejor a Don Polonio y a Don A Verlas.

  11. Ay, Jon, miré que yo lloré su ausencia y me lo paga así… No se esconda en las falda de mamá Verlitas y papá Polonio y explíquenos lo de los P.N.N., así, con puntos, y lo del rabí, que seguro que consigue elevar el nivel del blog y deja usted de flipar, que ya se le ve bastante flipado.

  12. Maravilloso van den Broek. Yo también trataré de leer a Ribeyro.

    Respecto a Michael Jakson, nunca me pareció genial ni cosa parecida. Ni me produjeron la menor admiración sus bailes. Y su personalidad me pareció patética y ridícula. Su relación con los niños absolutamente sospechosa. Y su aparición en la ventana con el bebé colgando propia de un cencerro de atar. No entiendo este alboroto por su muerte. Será que la gente tiene pocas cosas qué hacer.

    Me ha parecido genial la descripción que hace Sicilia del zambismo de la sociedad madrileña: “Mientras que el zambo es cuestión se tiñe de rubio y se intenta blanquear la piel, y aprende ingles, hay otros que se compran un barbour chungo, o la marca tal, o llevan al niño a un concertado de garrafoncillo etc etc para hacerse la ilusión de que son ricos y triunfadores”. El concertado de garrafoncillo es todo un hallazgo.
    Creo que en ese párrafo de Sicilia está explicado todo lo inexplicable del triunfo de doña Espe en la Comunidad Madrileña.

  13. El nivel del blog, Don Cicuta, no necesita de mi intervención para elevarse y/o mantenerse erecto. ¿Flipado? ¿Usted cree? Mis tóxicos, uno o dos cafés al día y ocasionalmente (sobre todo findes) las cervecitas de rigor, ¿pueden producir ese efecto?

  14. Nunca me gustó mucho Michael Jackson, pero estoy con Padre de Familia: fue un bailarín excepcional y su ejemplo fue copiado por todos los conjuntos de espectáculos de música/ballet del mundo entero. Siempre que he visto en TV programas de concursos de Fama, estoy viendo a imitadores del estilo que sembró M.J. Negar esto como hace D. Cicuta es de paletos. A uno no tiene por qué gustarle un determinado tipo de arte o puede considerarlo una degeneración de otro tipo de arte, pero tiene que admitir que si alguien crea escuela es que tiene algo de genio. En su dia me resultó ridículo que se cambiara de pigmentación para ser blanc@, pero todos tenemos derecho a alienarnos sobre todo si nos sobra el dinero para no caer en manos de cirujanos de segunda categoría. Con el tiempo se demostró que poco a poco su cara se fue estropeando por lo que tuvo que usar casi siempre gafas de sol. ¡Qué le vamos a hacer, ni siquiera los que no se alienan pueden resistir el paso del tiempo!

    En cuanto a lo que plantea D. Cicuta respecto a ¿cuándo el deseo de modificar el caracter y la personalidad es un proyecto de autoperfeccionamiento y mejora y cuándo un síntoma de alienación?, creo que las personas nacidas en una cultura están siempre sometidas al influjo de otras culturas. Pienso en Miguel Rios, un andalúz que en vez de hacer canciones copleras o de pop español, lo que le gustaba era el Rock and Roll. Muchos entonces le habrán tachado de persona que desprecia su propia cultura y hace música de otra cultura por sentirse inferior. Bueno, pues a mí y a miles de españoles les ha gustado mucho su rock. Claro está, cuando una cultura invade a otra como consecuencia de la dominación física, es lamentable que los auctóctonos se vayan alienando copiando modas y costumbres de los invasores. Asi muchísimos carpetovetónicos, arévacos y demás hispanos se fueron romanizando al escándalo de los más puros anti extranjerizantes. Sin embargo, los libros de historia celebran que nos romanizaran porque se supone que era una cultura más avanzada. América Latina, después de haber sido hispanizada, lusonizada y afrancesada, se vió sometida al poderoso influjo de la emergente cultura estadounidense. Los primeros puertoriqueños que iban a N.Y. se cambiaban el nombre y apellido por uno yanquizado. Es cierto que la emergente cultura yanqui también se impuso en el resto del mundo, pero chocando con culturas mucho más arraigadas por muchos siglos de gestación, por lo que la alienación ha sido mas superficial.

    En el Chile de Allende, el departamento de cultura, para luchar contra esta alienación, se propuso crear una pléyade de personajes de comics para acabar con Mickey, Donald, Bugs Bunny y Superman, que estaban alienando la cultura criolla. No creo que lo hubieran conseguido aunque no hubiese sido habido el golpe de Estado. Pero lo que quiero decir es que es ridículo oponerse a la alienación a otras culturas. La historia de la humanidad ha sido un come-come de culturas continuo.

  15. Yo, de lo que no sé no opino y busco la opinión de quien sabe. Por eso, como bailarín, Jackson, yo no sé, pero quien sabe, (que he oído en televisión estos días) dice que sus bailes, técnicamente no tenían ninguna dificultad, que eran espectaculares porque estaban apoyados (con perdón) por un buen vestuario y por una coreografía inmejorable. Por tanto, el mérito de los bailes…. del coreógrafo.
    De lo que sí entiendo algo es de música, por lo menos después de 7 años en un conservatorio algo se me ha pegado y su música me parece simplona, repetitiva y sin profundidad. Una melodía repetida ad nauseam y sin diferentes cuerdas musicales. por otra parte, todas sus canciones me parecen iguales. Uno puede poner un metrónomo y podría escuchar todo el disco sin mover el compás.

    Eso sí, sus videoclips (auténtico artífice de su éxito) eran absolutamente increibles. Yo no voy a ir al manido thriller, en el que solo destacaba el maquillaje, pero vídeos como el smooth criminal son absolutamente inmejorables. Esa y no otra fue la clave de su éxito.

    Como persona, ¿su infancia? hombre que yo sepa, nunca pasó privaciones. ¿que su padre le untaba? coño, y a mí mi madre, pero además nosotros no teníamos dinero. Sobre su ¿madurez? Pues ¡¡qué más contar!! poco que ver con el escándalo Arny, ya que Jackson tuvo que untar y muy duramente a un tierno infante para no llegar a juicio. Un tío que pagó una millonada por el esqueleto del hombre elefante, que la ha palmado “dejando a pufo” 400 millones de dólares, es decir, que mucha gente se quedará sin cobrar por trabajos realizados.
    Un politoxicómano, con cicatrices de al menos 13 operaciones de cirugía estética que lo convirtieron en un guiñapo, lo suficientemente megalómano como para llamar Michael a todos sus hijos, adicto a las compras hasta el extremo de meter a su asistente en un avion privado para ir a florencia a comprar una antiguedad y encerrarla en un guardamuebles….
    En definitiva, como “marca” como “producto” inmejorable, solo me parece superado por Coca Cola y mc donalds, como persona, un puñetero desequilibrado y como músico el mayor bluf del siglo XX.

    Que descanse en paz… y por favor, que nos dejen en paz con tanto rey del pop, que resulta extraordinariamente cansino.

  16. He mantenido la boca cerrada,mientras vosotros hablabais de lo divino y de lo humano.
    Y sabeis que os digo:
    ¡¡¡Que os den!!!.

    Jimi Hendrix era un extraterrestre,Janis Joplin su copiloto y Jim Morrison su plan alternativo,una verdadera santisima trinidad….los grandes genios no son de este mundo….por eso estan en el OtrO….lo demas son sutilezas intelecuales que niegan la realidad…ejem.

  17. La abyección tiene nombre propio:
    Alcaraz acusa a la viuda de Puelles de “caer en el lenguaje del entorno nacionalista y terrorista” .

    ¡¡¡Menudo granuja!!!

  18. Querido Pablo, la mayoría de los comportamientos extravagantes de Jackson lo eran por motivos puramente patológicos. En concreto, una clarísima hipocondría que le hacía creer que era presa de todo microorganismo viviente de los que pululan por el universo, de toda enfermedad posible, y que le hizo someterse a un tratamiento contra el vitíligo (que sí que padecía) origen de su famoso blanqueamiento. Eso por un lado, y por otro una inmadurez supina que no superó ni con cincuenta añacos. Claro que al tener “pastizal”, los efectos de estas patologías (psiquiátricas) son otros que cuando no tienes ese dineral. El hipocondríaco sin recursos suele venir a los centros de salud a poner de los nervios a su médico de familia y colapsa los servicios de urgencia, pero si tienes dineral te lo gastas en cámaras hiperbáricas, de aislamiento, tratamientos carísimos y a veces inútiles, etc …. Es como si tienes sobrepeso: te pones a régimen un tiempo, haces más ejercicio, ….. pero si cuentas con parné en abundancia vas a la Incosol de Marbella, a algún Spá requepijo, etc. El pufo de 400 millones de dólares es más responsabilidad del “staff” de asesores que de él mismo. Y por otro lado, sé que conoces bien el sistema jurisdiccional en Estado Unidos. Dinero es dinero, tanto eres si tanto tienes, y el dinero arregla cualquier asunto. De hecho, en los demás casos que se sustanciaron al final en vía judicial salió indemne. Y repito, en lo que tiene de comparación con el Arny, se desató una caza de brujas por el facherío USA contra él que no veas. Algo que pasó años atrás también, por ejemplo, con otras gentes del mundo de la frándula al otro lado del charco, como Rosco “Fatty” Arbuckle (perseguido y acusado por un suceso tenebroso con la muerte y presunta violación de una actriz y luego acusado de numerosas tropelías más sin base alguna), Charles Laughton (acusado de pederastia) o como Rod Hudson (cuando no había públicamente asumido su homosexualidad), por motivos sexuales, y no te cuento contra otros por motivos políticos. Es un campo abonado para que el facherío dé rienda suelta a sus instintos inquisitoriales.

    Dicho todo esto, reitero lo dicho hace unos días por este humilde bloguero: el espectáculo de este juguete roto en que se convirtió el Rey del Pop lleva años llevándome a la compasión. Y sí, en lo suyo, era un crack, el mejor. Te podrá gustar el género en que se movía, pero a todos los efectos era el mejor en él. Claro que como gustos hay colores. Depeche Mode y OBK (en España) son odiados por algunos de mis amigos, pero la verdad es que en Techno son lo mejor de lo mejor. E incluso hay alguno que me decía un día que Springteen le parecía un cantante country paleto que salía demasiado en la tele. No chaval, en lo suyo es el mejor.

    Pero bueno, no deja de ser terapeutico esto de hacer leña del árbol caido.

    Posdatilla: Amistad, de un cerdo sólo puedes esperar, a lo sumo, un gruñido (o “guarrío”, que dicen en mi tierra). Do u understand me???

  19. Increíble lo de Alcatraz, si es que lo ha dicho porque no atisbo a alcanzar explicarme que haya dicho semejante indignidad, además de tontería. El link?

  20. Michael Jackson era su mejor coreógrafo. Y lo que dice P Franco de su música, supuestamente repetitiva, cabe de casi toda la música comercial. Pero no toda tiene tal impacto ni marca estilos y modas. Y no, beat it, bad, black or white o man in the mirror no suenan como la misma canción, ni tienen el mismo ritmo, ni contienen el mismo mensaje, de nuevo música y letra escritas por él. Pero yo no sostengo que merezca el premio nobel, me limito a decir que era mucho más artista que por ejemplo Madonna, que no escrito un compás ni dos versos seguidos en su vida, por mucho que tenga de super estrella del espectáculo, que lo tiene.
    Y en cuanto a los caracteres personales, me gustaría ver a cualquiera de nosotros creciendo como super estrellas rodeados de pelotas y nadando en pasta, a ver qué equilibrio emocional manteníamos…
    Pero Polonio se ha vuelto a ir? Para cuando vuelve?

  21. Yo sí que atisbo a explicarme lo de Alcatrax. Y quien dice lo de este “bizcotur” obsceno, lo de otros personajes de la misma ralea que hicieron de la lucha antiterrorista instrumento preferente de lucha política, de modo que todo aquel que, aún dentro del ámbito de la víctimas, no ha seguido la estrategia, ha tenido que unir al dolor inicial del golpe criminal la impudicia de estos personajes. Que le pregunten a Pilar Manjón a a Edu Madina. Claro que este episodio del programa facha en el que el tío se desparrama no hace sino cooperar de modo impagable a reforzar la impresión primera que casi todos, al menos un servidor, tenía: pedazo de Señora con mayúsculas la esposa del Inspector Puelles. Cuando ETA sea derrotada lo será por gentes así, no por gente como el facha bisojo.

    Otrosí: Va Basagoiti (PP vasco) y expresa su opinión de que Bárcenas (Tesorero peperí presuntamente implicado en el Gürtel) debe dimitir. Y en declaraciones a Libertad Digital Tv (Fedeguico’s) un socarrón Mayor Orejón declara que “comprende a Basagoiti” (sic). ¿Insinúa lo que yo creo? ¿Alguien duda de que la salida de este perillán y de la San Gil y Gil han dado un empujón tremedo a la cohesión democrática contra ETA de la misma importancia que las vacaciones en la oposición de los nacionalistas? Bendita hora en que “jueron” …..

    Buenas noches tengan sus señorías. Mañana algún experto en geopolítica ruego nos ilumine sobre lo de Honduras.

  22. Qué fuerte! Lógicamente ha perdido la cabeza, si es que alguna vez la tuvo.
    Sobre lo de Honduras, recomiendo las explicaciones de Bastenier en la charla con los lectores que sostuvo hoy en El País. No las he leído pero es tan profundo su conocimiento que las avalo sin verlas (que conste que discrepo de muchas de sus conclusiones, especialmente sobre Oriente Medio). Pero es un crack.

Deja un comentario